Vida con Estilo

La Sonrisa del Millón de Dólares.

Un famoso productor de películas de Hollywood estaba ocupado en la selección del protagonista de su próximo film. Se encontraba al borde de la frustración porque ninguno de los actores que se habían presentado hasta entonces parecía satisfacerlo completamente. De repente entró al foro un joven mensajero, entregó su mensaje y se despidió con una sonrisa.

El productor registró toda la escena desde la distancia, en silencio. Llamó a su asistente y le ordenó que alcanzaran al joven mensajero y lo hicieran regresar.

_ “Ya tengo al próximo protagonista” – aseguró.

Sus compañeros lo miraron incrédulos. Al casting se habían presentado actores de renombre, algunos ya consagrados, y sin embargo, éste productor se veía entusiasmado por un joven mensajero al que ni siquiera le habían tomado una prueba de actuación.

_ “¿Estás seguro?“- le preguntaron, incrédulos.

¡Señores, esa sonrisa que acabo de ver vale un millón de dólares! ¡Y no estoy dispuesto a perderla!” – les dijo, como dando por finalizada la discusión.

Mientras tanto su asistente había dado alcance al joven mensajero. Sin embargo, tuvo que esforzarse en convencerlo de que no estaba bromeando cuando le dijo que un productor de películas lo había hecho buscar.

Aquel joven había tomado el puesto de mensajero porque era lo único que pudo conseguir para estar cerca de su íntimo sueño: ser actor de cine.

Un par de años atrás había atravesado todo su país de costa a costa, desde New Jersey en el extremo este, hasta California en el oeste, persiguiendo su ilusión de dedicarse a la actuación.

Hasta ese día solo había conseguido pequeños papeles secundarios en películas de muy bajo presupuesto, y apenas había logrado juntar el dinero necesario para cubrir las lecciones de actuación que estaba tomando.

Ahora, el productor y el mensajero estaban frente a frente. El primero le explicaba al segundo cuál era su convicción y el segundo no podía creer lo que oía. Se estaba reponiendo del shock justo cuando llegaron a la parte donde debían acordar el salario.

-_”Te pagaremos U$ 11.000 dólares“- dijo el productor. No estaba mal por un par de semanas de trabajo, pero el joven mensajero estaba recién divorciado y tenía una pequeña hija a quien pasarle su pensión de alimentos, por lo que tomó coraje, abrazó al productor y, para que nadie más notara que estaba rogando un aumento le dijo al oído:

_ “¿Podrían ser U$ 11.500? Por favor, tengo un hija pequeña a quien alimentar

_ “¡Hijo, entonces serán U$ 12.500!”

_ “¡Gracias! Muchas gracias! ¡Jamás me olvidaré de esto!” – le prometió el mensajero al oído.

Con las vueltas de la vida, se convirtieron en amigos entrañables.

Aquel productor arriesgado más tarde cayó en desgracia, mientras que el mensajero dueño de la sonrisa del millón de dólares se convirtió en un gran actor, muy afamado.

Estando en ése punto bajo de su vida, el productor recibió un llamado del ahora consagrado actor invitándolo a que lo acompañe a la próxima entrega de los premios de la Academia, los Óscares, al que había sido nuevamente nominado.

El productor no quería ir. La última vez que había asistido a esa gala, una de sus películas competía en varias categorías, ésta vez sin embargo, casi nadie recordaba su nombre. Casi nadie.

Su amigo, el mensajero que había prometido NO OLVIDARSE JAMÁS, estaba cumpliendo su palabra.

– “¡Quiero que camines esa alfombra roja a mi lado!” – le había dicho por teléfono.

Esa noche después de la ceremonia, en el baile que ofrece la Academia para homenajear a todos los nominados y los ganadores, el actor camino mesa por mesa con su mano apoyada en el hombro del desafortunado productor como para devolverle la confianza en sí mismo, diciendo a quién quisiera escucharlo:

– “¡Éste es el mejor productor que hay en la industria, y lo mejor de todo: él es mi amigo!”

El productor recuerda esa noche como uno de los mejores momentos de su vida. Sólo uno de los mejores, porque hubo otros. En otra ocasión, el productor sufrió un derrame que lo llevó directo al hospital.

Una noche, mientras aún permanecía en la Unidad de Cuidados Intensivos, ve a su amigo, al afamado actor parado en la puerta con su sonrisa del millón de dólares instalada en su rostro.

_ “¡Vas a estar muy bien, muy pronto!” – le dijo.

Dos enfermeras y un encargado de seguridad llegaron hasta ahí y le ordenaron que abandone el lugar.

_ “¡Ud. puede ser muy famoso afuera, pero aquí dentro hay reglas que TODOS deben respetar, y en éste lugar NO se puede estar!” – le gritaron.

El actor, lejos de intimidarse, miró a su amigo convaleciente y guiñándole un ojo le dijo:

_ “¡Regreso en veinte minutos!”

Exactamente en ese tiempo regresó su amigo con veinte pizzas, se sentó con las enfermeras, los que hacían la limpieza y los encargados de seguridad y las compartió con todos ellos.

Aquel consagrado actor, famoso mundialmente, en lugar de estar en un lugar glamoroso, disfrutando de las regalías de su vida privilegiada, estaba allí, una noche, compartiendo una pizza con trabajadores anónimos para poder ganarse el derecho de estar al lado de su amigo,… simplemente cumpliendo su palabra. Al rato, naturalmente, lo dejaron ingresar.

_ “¡Vas a estar muy bien, muy pronto!” – repitió – “¡Aún te queda mucho por hacer!”

Ese es otro de los momentos más imborrables de la vida de éste productor de Hollywood. El otro momento inolvidable que a éste productor le fascina mencionar es el siguiente:

Cuando la vida lo golpeó fuerte, éste productor tuvo que tomar una de las decisiones más tristes de su vida: Vender su hermosa mansión, donde había vivido por casi veinte años.

Sin embargo, cuando la rueda de la vida completó el giro, la fortuna comenzó a sonreírle nuevamente y sus producciones comenzaron a figurar entre las más exitosas sintió que una excelente manera de completar el ciclo era recuperar su añorada mansión.

Se comunicó con el nuevo dueño varias veces, pero éste, un acaudalado francés, presidente de una gran compañía, que residía en Montecarlo, se negaba sistemáticamente. Un día, compartió esa frustración con su amigo, el dueño de la sonrisa del millón de dólares. Al tiempo, el millonario francés, el nuevo dueño de la mansión finalmente accedió a venderle la propiedad al productor. Cuando éste reingresó por primera vez a su mansión, se encontró con un dibujo de su amigo actor que decía:

“¡De vuelta en casa. Hermoso!”

El ahora nuevamente afamado productor, cuando encontró la ocasión, le preguntó si tenía algo que ver con el cambio de opinión del francés y el actor le confesó que sí, que había volado a Montecarlo y pidió hablar con el multimillonario. Éste accedió a atenderlo solo por quince minutos… ¡mientras se afeitaba!

Allí estaba éste actor, igualmente multimillonario, mundialmente reconocido, en el baño con un desconocido rogándole que le regresara su mansión a la persona que le había dado su primer trabajo importante como actor.

En determinado momento se arrodilló y le pidió por favor que accediera a su pedido.

El francés no terminaba de entender la situación por lo que le preguntó:

_ “¿Ud. me está diciendo que voló desde su casa hasta aquí SOLO para pedirme que le venda mi casa a su amigo?”

_ “¡Eso es exactamente lo que estoy haciendo!” – contestó el actor.

-“Prometo pensarlo“- dijo el francés rico.

Ya era un avance.

Durante todo ese verano el multimillonario francés se congració con sus amistades que había tenido de rodillas en su baño a éste consagradísimo actor.

“¡Él cumplió su palabra. Jamás se olvidó. Él es mucho más que un amigo… él es parte de mi alma!” – dice hoy el productor.

Si hasta aquí te has estado preguntado quién es ese productor, pues se trata de Robert Evans.

Claro, seguramente también quieres saber quién es ese actor….

Pues se trata de actor que más veces ha sido nominado al Oscar en la historia (12 en total)… Ganador en tres ocasiones. Tiene el salario más alto de Hollywood. Posee una de las colecciones privadas de arte más valiosas del mundo (incluyendo varios Renoir, Van Gogh y ¡hasta un Picasso colgado en el baño!).

Su fortuna está valuada en más de mil doscientos millones de dólares… Sin embargo, sus amigos coinciden en que su posesión de más valor es su palabra.

Su nombre: JACK NICOLSON

Para despedirme quiero simplemente decirte que la amistad es un legado de Dios para hacer nuestra carga más ligera.

Las Mentes que buscan Venganza destruyen los Estados…

Después de convertirme en presidente, le pedí a algunos miembros de mi escolta que fuésemos a pasear por la ciudad. Tras el paseo, fuimos a almorzar a un restaurante.

Nos sentamos en uno de los más céntricos, y cada uno de nosotros pedimos lo que quiso.

Después de un tiempo de espera apareció el camarero trayendo nuestros menús. Fue justo entonces cuando me di cuenta de que en la mesa que estaba justo frente a la nuestra, había un hombre solo, esperando ser atendido.

Cuando fue servido, le dije a uno de mis soldados: ve a pedirle a ese señor que se una a nosotros.

El soldado fue y le transmitió mi invitación. El hombre se levantó, cogió su plato y se sentó justo a mi lado.

Mientras comía sus manos temblaban constantemente y no levantaba la cabeza de su comida. Cuando terminamos, se despidió de mí sin apenas mirarme, le di la mano y se marchó.

El soldado me comentó:

Madiva, ese hombre debía estar muy enfermo, ya que sus manos no paraban de temblar mientras comía.

¡No, en absoluto! la razón de su temblor es otra.

Me miraron extrañados y les conté:

Ese hombre era el guardián de la cárcel donde yo estuve encerrado. A menudo, después de las torturas a las que me sometían, yo gritaba y lloraba pidiendo un poco de agua y él venía me humillaba, se reía de mí y en vez de darme agua, se orinaba en mi cabeza.

Él no estaba enfermo, lo que estaba era asustado y temblaba quizás esperando que yo, ahora que soy presidente de Sudáfrica, lo mandase a encarcelar y le hiciese lo mismo que él me hizo, torturarlo y humillarlo. Pero yo no soy así, esa conducta no forma parte de mi carácter, ni de mi ética. Las mentes que buscan venganza destruyen los estados, mientras que las que buscan la reconciliación construyen naciones.”

Nelson Mandela

Multimillonario judío revela su secreto: ¡Mientras más cuido Shabat, mejor funciona mi compañía!

Al principio pareció una carga, pero Shabat me da tiempo para estar con mi esposa, con mis hijos y mis amigos“, dice Adam Neumann, de 38 años, quien es considerado uno de los más prometedores hombres de negocios de Israel.

Adam le dijo a Iediot Ajaronot que ya hace dos años que él, su esposa y sus 5 hijos cuidan Shabat. “Me desconecto completamente. No hablo con nadie y eso es algo que no estoy dispuesto a ceder”, dijo en la entrevista. “Al principio pareció una carga, pero me da tiempo para estar con mi esposa, con mis hijos y mis amigos”.

Adam es el propietario de WeWork con base en Nueva York empresa con un total de 3.000 empleados en 238 localidades a lo largo de 56 ciudades en 18 países. Su valor es de 20 mil millones de dólares y se trata de una red comercial de espacios de trabajo que provee espacio de oficinas con tecnologías avanzadas que atraen a muchos talentosos expertos en tecnologías y empresarios de start-up.

Podemos imaginar fácilmente que el cronograma de trabajo de Adam incluye muchos vuelos entre Tel Aviv y Nueva York. “La semana pasada tuve una semana muy loca, con muchos vuelos y trabajo”, afirma Adam.

Sin embargo, ¡mientras más cuido Shabat, mejor funciona mi compañía! ¡Imagina eso!

Pero el viernes a la mañana, Adam y su esposa se levantan y dicen: “Estamos listos para el Shabat” y cuando llega el Shabat su esposa enciende las velas y la tranquilidad desciende sobre su hogar. “Todos nuestros amigos vienen a compartir una cena que fue preparada antes de Shabat. En ese momento nos desconectamos, pero en verdad estamos realmente conectados. Paso más tiempo que nunca con mi familia. Incluso veo más a mi madre y también la llamo durante la semana. Mientras más cuido Shabat, mejor funciona mi compañía, ¡Imagina eso!

Neumann creció en el Kibutz Nir-Am y se trasladó a Nueva York apenas terminó su servicio militar obligatorio, con la esperanza de volverse rico rápidamente. Pero las cosas no funcionaron muy bien en un principio. “Siempre estaba enojado con la gente y sentía que tenía derecho recibir todo lo que deseaba”, admite Adam.

Adam y su esposa Rebeca

Las cosas comenzaron a cambiar cuando conoció a su esposa. “Ella logró que dejara de fumar y de quejarme por el pasado y me enseñó cómo ser feliz y hacer algo que tuviera significado para mí”. Antes estaba en una búsqueda constante de riqueza.

En ese momento Adam pensaba que no había nada que pudiera ser más importante que el dinero. Pero entonces, hace 10 años, Adam tampoco tenía la menor idea de cómo se vería su vida. “Si hace 10 años me hubieras preguntado cómo se iba a ver mi vida, nunca hubiera creído que lograría mejorar tanto respecto a la forma en que me relaciono con la gente. Tengo un mejor enfoque de las cosas y para mí ahora lo más satisfactorio es ayudar a todos los que me ayudaron en el pasado, como por ejemplo a mis padres, mi abuela y mis amigos”.

Este artículo apareció originalmente en el Jewish Breaking News

La Ética de un Padre y la Corrupción de una Nación

Un padre decidió llevar a sus hijos al cine. Al llegar a la taquilla, le pregunta al empleado:
_ “Hola, ¿cuánto cuesta la entrada?

El vendedor responde:
_ “Treinta euros para los adultos, veinte para los niños de 7 a 14 años. Los niños hasta 6 años no pagan. ¿Cuántos años tienen?

Y el padre responde:
_ “El menor tiene 3 años y el mayor 7 años

Con una sonrisa, el joven de la taquilla le dice:

_ “Señor, si usted hubiese dicho que el mayor tiene 6 años, yo no me hubiese dado cuenta, y usted se ahorraría veinte euros”.

Entonces el padre respondió:

_ “Es verdad, puede que usted no se hubiese dado cuenta, pero mis hijos sabrían que mentí para obtener una ventaja y el recuerdo de esta tarde no sería especial, en realidad sería terrible para su aprendizaje e insertaría en sus mentes el error de que hay que mentir y robar para tener la abundancia que ya tenemos.” Y entonces finaliza su discurso agregando:

_ “La verdad no tiene precio. Hoy dejo de ahorrar veinte euros, que no me pertenecían por derecho, pero he ganado mucho más: gano la gracia de que mis hijos sepan la importancia de decir la verdad, pues yo soy su ejemplo a cada instante.”

El empleado de la boletería permaneció mudo. También él tendría una tarde especial para recordar.

  • Las palabras convencen, pero el ejemplo enseña. El ejemplo lo es todo.
  • La corrupción comienza en los pequeños gestos de una familia

Si queremos un cambio en el mundo que vemos y en nuestras vidas, debemos comenzar en casa con el ejemplo y guiar a nuestros hijos con la Instrucción de la Luz Infinita.

Autor Anónimo

Un anciano de 96 años acusado de exceso de velocidad conmueve al Juez.

Su nombre es Víctor Coella, y tiene 96 años. El pasado 31 de julio tuvo que sentarse, con movimientos lentos, un bastón en la mano y mirada preocupada, frente al juez Frank Caprio, en un tribunal de la ciudad estadounidense de Providence. Pesaba sobre el anciano la acusación de haber manejado con exceso de velocidad en una zona próxima a una escuela.

El particular juicio se grabó para el programa televisivo Caught in Providence,y el diálogo entre el acusado y quien debía sentenciarlo se convirtió en un video que rebotó y se multiplicó por las redes sociales. Las razones esgrimidas por el anciano y la humanidad del juez conmovieron a los usuarios de las redes, en algunos casos, hasta llegar a las lágrimas.

La escena comienza con el anciano que llega y se sienta en el banquillo de los acusados. El juez, que ronda los 60 años, lo saluda cortésmente y le lee los cargos: “Señor Coella, se lo acusa de exceder el límite de velocidad en una zona escolar”.

El resto del relato te invito a mirarlo en el siguiente video:



Tres Formas Para Vencer al Faraón Hoy.

por Rav Shraga Simmons

Imagina trabajar durante muchas horas, día tras día, durante décadas. Eres bueno en tu trabajo y encima te pagan bien. Cada noche, cuando terminas de luchar contra el tráfico y llegas a casa, estás demasiado exhausto para hacer algo fuera de relajarte e ir a dormir.

En cierto sentido eso te carcome. Sin duda la vida es algo más que hacer compras y trámites. En algunos momentos tranquilos, una pequeña voz se retuerce en tu cabeza. Es la voz de la grandeza, que te impulsa a buscar un logro todavía no concretado.

Motivado por el dolor de la mediocridad, valientemente fijas una cita para hablar con tu jefe. Le pides una breve licencia, un par de días de vacaciones, para aclarar tu mente, analizar tu interior y reenfocarte en las prioridades de tu vida.

Tu jefe asiente con la cabeza y puede sentir que tu seguridad comienza a debilitarse. Él razona que tienes demasiado tiempo libre. Su respuesta retumba dura y clara: “El pedido de vacaciones es rechazado. Además, voy a incrementar tu trabajo diario. Muchas gracias, eso es todo”.

Sin Tiempo para Pensar.

Así fue la experiencia de la esclavitud judía hace 3.300 años en Egipto. En un primer momento, los hebreos se ofrecieron voluntariamente para trabajar en las campañas públicas de construcción de las ciudades de Pitom y Raamsés. Luego el Faraón decretó que el trabajo era obligatorio y esclavizó a los israelitas.

A los hebreos, a veces les parecía que toda la empresa sólo tenía el objetivo de mantenerlos ocupados. En un juego de palabras, el Talmud define a “Raamsés” como el lugar en el que los edificios colapsaban una y otra vez (mitmotet), y “Pitom” como el abismo (pi-tehom) que se tragaba cada nuevo edificio como si fuera arena movediza. Pese al trabajo difícil e insoportablemente prolongado, la tarea nunca se completaba. La vida era mundana, sin significado, vacía de propósito.

Sin embargo, las señales de revuelta del destino nacional no podían contenerse. Eventualmente los Benei Israel llegaron a un punto en que el dolor de “seguir igual” era mayor que el dolor del cambio. Cuando finalmente lloraron desesperados, Dios le dijo a Moshé que pidiera que los dejaran salir tres días al desierto.

Pero el faraón se opuso. El faraón era el ser humano más poderoso que vivía en el mundo. Lo adoraban como si fuera una deidad, y él tomaba decisiones egoístas que dañaban a los demás y beneficiaban su propia riqueza y estatus. Sólo Dios se interponía entre el faraón y su gobierno narcisista. Para proteger su ego de tamaño divino, el faraón no podía permitir ese movimiento de desarrollo judío.

La respuesta del faraón fue rápida y furiosa: que los hebreos mantengan la cuota diaria de producción de ladrillos a pesar de que se les deje de suplir la materia prima. La táctica del faraón era “trabajar sin interrupción”, mantener a los israelitas ocupados y distraídos, evitar que les quedara tiempo libre para contemplar otra cosa fuera de la supervivencia. “¡Manténganse ocupados!”

Aunque Moshé les aseguró a los benei Israel que la esclavitud pronto terminaría, ellos no pudieron escucharlo debido a la falta de respiro y el duro trabajo (Éxodo 6:9). Estaban tan sobrecargados y oprimidos que no podían encontrar un instante de equilibrio para conectarse con su sentido de un propósito más elevado.

La esclavitud en la actualidad

Lo mismo nos ocurre hoy en día. “La esclavitud egipcia” es una metáfora de la condición humana. Como decimos en el Séder de Pésaj: “Cada persona está obligada a verse a sí misma como si ella personalmente saliera de Egipto”. Esto es especialmente cierto en nuestro tiempo y lugar, con distracciones por todos lados. La implacable maquinaria de los medios de comunicación nos bombardea cada día con decenas de miles de mensajes, provocando un cambio de foco de atención decenas de veces a cada hora. Instagram, Snapchat, Facebook, Gmail, WhatsApp. Cada vez que el teléfono sueña o vibra con una notificación, la atención cambia de dirección, una y otra vez. Desde el año 2000 la capacidad de atención cayó de 12 a 8 segundos.

En la educación, las distracciones son epidémicas. El 97% de los estudiantes universitarios están distraídos con sus teléfonos durante las clases. En promedio, sacan el teléfono de sus bolsillos y lo revisan rápidamente debajo del escritorio por lo menos 11,43 veces por propósitos no educativos.

La mera presencia de teléfonos inteligentes reduce la capacidad de concentración. Un estudio pidió a los participantes apagar sus celulares y los dividieron en tres grupos. La única variable fue la proximidad con el teléfono. A un grupo se le permitió dejar el teléfono sobre la mesa, a su lado. El segundo grupo debió dejarlo guardado en sus mochilas y al tercer grupo le pidieron dejar los teléfonos en otra habitación.

Les dieron a los participantes una prueba de comprensión de lectura. Los resultados demostraron que la proximidad de un celular (¡completamente apagado!) se correlaciona directamente con una tasa baja de concentración en la tarea propuesta.

Sí, la vida está repleta de ocupaciones. Tenemos fechas límites en el trabajo y debemos mantener actualizados los medios sociales. Pasamos cientos de horas cada día en tráfico y esperando en línea. Además de la batalla constante de estar actualizados con las compras, el ejercicio y las noticias.

Hoy, el mayor impedimento contra la claridad es el ciclo constante de distracción de las noticias, entretenimientos, consumismo y culto a las celebridades. Con pantallas de video por todas partes, y una siempre en nuestras manos, sufrimos del “síndrome de no tener tiempo para pensar”; un siniestro estado de distracción que nos deja poco tiempo para analizar la mayor pregunta de la vida: ¿Por qué estoy aquí?

Esta es precisamente la táctica del faraón: mantenerte ocupado en batallas de baja prioridad sobre las minucias de la vida. Él apuesta a que al mantenerte distraído, ya no confrontarás la batalla real de agregar más significado y propósito a la vida. Para que la máquina de dinero del faraón produzca mejor, tus “ansias de grandeza” deben caer en el olvido.

¿Cómo logramos salir de este pantano mundano y ganar perspectiva respecto a nuestras prioridades? ¿Cuál es la clave para liberarnos?

Herramienta #1: Aislarse en el desierto

En Egipto, la solución incluía tres días en el desierto para experimentar la compasión de Dios, la libertad y la autorrealización. El desierto es un sitio solitario, desconectado de las redes, vacío de distracciones. También en la actualidad necesitamos “salir al desierto”, a un lugar calmo en el que nos podamos concentrar por completo, sin distracciones; por ejemplo un bosque, la sinagoga, un dormitorio.

Cierra los ojos., relájate y aleja los pensamientos extraños. ¿Cuál es el primer pensamiento que aparece en tu mente? Si aparece la marcha de la locura, Coca Cola o la investigación Mueller, gentilmente deja esos pensamientos a un costado.

En cambio presta atención a la voz pequeña.

Piensa en los momentos de tu vida en que te sentiste más conectado. Recuerda experiencias trascendentes como admirarte de la naturaleza y enamorarte. Recuerda también aquellos momentos de conexión con tu misión única en la vida, cuando todo fluía y te sentiste completamente vivo y comprometido.

Recuérdate a ti mismo a los siete años. ¿Qué te hacía resplandecer? Conéctate con ese eje, el punto del cual emana la pasión por la vida. ¿Cuál es el propósito único de tu vida? Considera si tuvieras sólo un año de vida: ¿Qué es lo que afectaría positivamente todo lo demás?

Para alentar tus pensamientos, formúlate estas preguntas esenciales:

  • ¿Para qué vivo?
  • ¿Qué hace que la vida sea significativa?
  • ¿En qué situaciones me siento más presente y vivo?
  • Si las circunstancias lo permitieran, ¿qué haría cada día con pasión y gratuitamente?
  • ¿Cuál es mi combinación singular de habilidades y experiencia?
  • En mis momentos de calma, ¿qué es lo que anhelo?
  • ¿Cuál espero que sea la suma total de mis actividades en la vida?
  • ¿Acaso mis actos me conducen por el camino correcto para lograr mi propósito singular en la vida?

Esta es una perspectiva amplia y expansiva de tu mundo. Precisamente esta es la clase de pensamientos que el faraón quería mantener alejados.

En hebreo, Egipto se llama Mitzraim, de la raíz mi-tzar que significa estrecho y confinado. El secreto para salir de esa estrechez es irse a un lugar sin distracciones, un lugar vacío donde el espacio está ocupado por algo más auténtico. Focalízate en tu “misión de vida”. ¿Te sientes conectado? De lo contrario, debes efectuar un reajuste.

Herramienta #2: Desconexión semanal

El Midrash (Éxodo Rabá 5:18) nos dice que el faraón rechazó el pedido de los hebreos de salir tres días al desierto. Como represalia, no sólo dejó de suministrarles paja sino que también eliminó su único tiempo de descanso: el Shabat.

Shabat, el momento semanal para detenerse y reflexionar, era un gran peligro para el faraón. Como dice Arianna Huffington (experta en estilo de vida): “La sabiduría del Shabat es muy importante. Es algo muy profundo pedirle a la gente que se desconecte de todo el trabajo y se reconecte con algo más profundo… Nuestro proceso de toma de decisión se ve afectado cuando no nos damos suficiente tiempo para desconectarnos y recargarnos”.

Herramienta #3: Servicio de despertador

Además del respiro semanal, ¿cómo contrarrestamos nuestra constante agitación en el frenesí de la vida?

Es crucial examinar cuidadosamente nuestros caminos, tal como cualquier empresario, político o atleta exitoso examina con frecuencia y a intervalos fijos su desarrollo. Sin una evaluación constante, lo más probable es que permanezcamos en un estado defectuoso, a la deriva, con nuestro valioso tiempo y atención desviado hacia cualquier parte.

Dicen que el Barón Rothschild le pagaba a un sirviente para que le recordara a cada hora que se encontraba una hora más cerca de la muerte. Trata de fijar la alarma de tu teléfono para que suene a cada hora, de la mañana a la noche. Sin importar lo que estés haciendo en ese momento (manejando, socializando, trabajando, etc.), detente y pregúntate: ¿Estoy en el camino correcto?

Presta atención a dónde colocas tu atención, y deja de subir al tren equivocado antes de que parta. Antes de revisar Facebook, pregúntate: ¿Cuánto vale esta experiencia? Atrápate antes de hacer clic demasiado lejos en la zona de pérdida de tiempo del “espacio exterior de internet”.

Toma conciencia de tus propios pensamientos al activar tu “función observador”. Focalízate en lo que tu mente está haciendo.

No se espera que seamos perfectos. La clave es moverse en la dirección correcta, focalizarnos hacia arriba y subir la escalera.

Esta es la oportunidad de Pésaj. Es el momento de los brotes primaverales, cuando la renovación se siente en el aire. Es el momento para vencer esas fuerzas que nos distraen de nuestros valores más profundos.

En Pésaj, respira profundo y saborea la verdadera libertad.

Tomado de: AishLatino


Datos del Autor:

Rav Shraga Simmons pasó su infancia haciendo ‘trekking’ en la nieve de Buffalo, Nueva York. Ha trabajado en las áreas de periodismo y relaciones públicas, y actualmente es el Co-Editor de Aish.com en Jerusalem.

Una Vida Sin “Excrementos”

Por P.A. David Nesher

 

“Cuando salieres a campaña contra tus enemigos, te guardarás de toda cosa mala. Si hubiere en medio de ti alguno que no fuere limpio, por razón de alguna impureza acontecida de noche, saldrá fuera del campamento, y no entrará en él. Pero al caer la noche se lavará con agua, y cuando se hubiere puesto el sol, podrá entrar en el campamento. Tendrás un lugar fuera del campamento adonde salgas; tendrás también entre tus armas una estaca; y cuando estuvieres allí fuera, cavarás con ella, y luego al volverte cubrirás tu excremento; porque Yahvéh tu Dios anda en medio de tu campamento, para librarte y para entregar a tus enemigos delante de ti; por tanto, tu campamento ha de ser santo, para que él no vea en ti cosa inmunda, y se vuelva de en pos de ti.”

(Devarim/Deuteronomio 23: 9 – 14)

 

Estudiando la parashá de la semana pasada (Shoftim), vimos como el Eterno ordenó que el ejército hebreo estuviera integrado por varones justos (tzadikim) que amaran la Torah (Instrucción) y se mantuvieran en kedushá (santidad). Solamente así, podrían ver el cumplimiento de sus promesas en lo referente a la victoria para cada batalla. El Eterno mora entres sus soldados solamente si estos son santos.

Este texto trata con una situación específica en tiempos de guerra: la conciencia de la Shekiná o Presencia del Eterno en lo cotidiano de la lucha. Los hebreos debían entender que, de acuerdo a las promesas divinas, la Shekiná tiene que estar presente en el ejército de Israel para que este pueda vencer sobre sus enemigos. El paradigma del Reino de Dios que aquí se establece es fuerte: las guerras de Israel dependen de la presencia Divina.

Por eso, para que esta Shekiná pueda manifestarse, el ejército tiene que vivir en un nivel alto de santidad (kedushá). Esta idea incluye la pureza ritual y también física. Por ello, en este caso es mencionado como cosa mala, la impureza ritual causada por el derramamiento seminal y los excrementos dentro del campamento.

”Tendrás también entre tus armas una estaca.”

Yahvéh, con este mandamiento, se aseguraba primeramente la limpieza sanitaria entre el ejército de Israel, necesaria para impedir la contaminación de las aguas y la propagación de enfermedades parasitarias. Con esta profilaxis, nuestro Dios estaba asegurando la fortaleza física en sus filas; cada soldado debía de cargar con un tipo de pala, con la cual pudiera cubrir su excremento.

Lo primero que vemos en este mandamiento es como la Torah se encarga de dar cobertura a todas las áreas de la vida humana, incluso el momento de ir al baño. A nuestro Padre no se le escapa nada. Hay mandamiento incluso para ese momento. Él nos instruye en los detalles más íntimos de nuestra vida para que actuemos siempre de manera correcta y nos da la oportunidad de servirlo por medio de nuestra vida práctica diaria.

Pero, además, debemos saber que este mandato fue dado con un sentido pedagógico totalmente espiritual, para que los soldados hebreos se aseguraran siempre de meditar su conducta en medio del campamento de guerra.

El Eterno compara el excremento (desecho orgánico de los seres vivos) con las cosas inmundas que Él desaprueba y que se mantienen en nuestro interior. Por esto, cada integrante del ejército debía asegurarse de llevar una personalidad limpia, libre de todo pensamiento inmundo, que produzca una intención repudiable. De este modo, con este mandamiento, Yahvéh se aseguraba que cada soldado de Israel ejerciera el dominio propio sobre el yeser hará (inclinación al mal).

Por medio de estos ritos se lograba:

✔ Prevenir irritación los unos con los otros;
✔ Preservar y ejercer la modestia y honestidad natural;
✔ Evitar toda inmundicia moral y física;
✔ y principalmente, habituar a cada soldado a ejercitarse en la mayor reverencia a la Majestad Divina presente en medio de ellos.

Entonces, la enseñanza de ese versículo para nosotros es que debemos meditar en nuestro carácter y temperamento para evitar lo desagradable, aprendiendo a sepultar todo lo que es detestable para Yahvéh. Así determinarnos a no seguir eso malo que abandonamos al circuncidarnos en nuestro corazón.

Este mandato nos recalca de no salir a pelear nuestras batallas con pecado oculto en nuestro interior, aún no eliminado y enterrado. El Eterno quiere que nos aseguremos que el enemigo no tenga argumento para derrotarnos, es decir, que no exista en nosotros pecado que no haya sido declarado, perdonado y enterrado en el fondo del mar (Miqueas 7: 19). Es necesario que estemos limpios de toda acusación, de todo lo que el enemigo pueda usar en nuestra contra. Es muy importante que llevemos todo aquello que hemos hecho mal, al Eterno pidiéndole que nos libre de todo pecado escondido en nuestra interioridad.

Entendamos que para que Yahvéh pueda liberarnos de los peligros, tenemos que vivir vidas intachables, no alcanzables para Satanás.

La santidad es la mejor defensa que tenemos tal y como lo expresa el salmista: “…la santidad conviene a tu casa…” (Salmo 93: 5). Por lo tanto, conviene usarla como energía divina que purifica y promociona.

La maldad abre brecha en la defensa espiritual que rodea a los justos. Por lo tanto, cuando hay luchas en nuestras vidas, tenemos que cuidarnos de una manera especial para que el enemigo no tenga motivos para acusarnos y dañarnos. Si permitimos el mal entre nosotros no vamos a poder vencer en los enfrentamientos con nuestros enemigos, ni los visibles ni los invisibles. Por ello, las comunidades primigenias de discípulos mantenían viva en sus mentes la idea de estar participando de una guerra espiritual cotidiana:

“Porque nuestra lucha no es contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los poderes de este mundo de tinieblas, contra las huestes espirituales de maldad en las regiones celestiales.”

(Efesios 6:12)

Amados discípulos de Yeshúa, los exhorto a que vivamos de manera limpia y pura ante el Eterno siempre para así ganar todas las batallas.

Shavuá Tov!

Objetivo Divino: Hijos de Caminar Erguido

Por P.A. David Nesher

 

“Yo soy YHVH vuestro Dios, que os saqué de la tierra de Egipto para que no fuerais esclavos de ellos; rompí las varas de vuestro yugo y os hice andar erguidos.”

(Vayikrá /Levítico 6:13)

Esta bendición final que el Eterno da a Su Pueblo a través de Moshé, habla de libertad y dignidad como obsequios de la Intención que Él siempre tuvo para sus escogidos. En este pasaje se siente la vibración de la obra mesiánica que se completaría en el Pacto Renovado con Yeshúa, el Eterno proclama la libertad de Su pueblo y les invita a caminar en Él como Camino para transformar a las demás naciones con Sus bendiciones celestiales. Solamente los hijos primogénitos partícipes de su asamblea gozosa en el Monte Santo pueden entender completamente este obrar divino en las dimensiones interiores.

 

Entendemos, por lo que hemos visto hasta ahora, especialmente en los rollos de Shemot y Vayikrá, que Yahvéh, nuestro Dios, sacó a los hijos de Israel de la esclavitud de Mitzraim (Egipto) para darles un nuevo estatus. En lugar de andar con la cabeza inclinada bajo el yugo de esclavitud los liberó para poder andar con la cabeza en alto, tal y como lo hacen los reyes y sacerdotes. Ellos pasaron del autodesprecio a la autoestima.

En ambos libros descubrimos que la condición social de esclavitud no es lo más grave que puede sucederle a un ser humano sino la mentalidad de esclavo. La Torah nos enseña que es lo que piensa de sí mismo lo que determina una vida regia o de sometimiento a las circunstancias. Una persona con baja autoestima siempre será esclava de los demás por muy libre que físicamente sea. El trato del Eterno con los hijos de Israel les ayudó a ser liberados de su mentalidad de esclavos para pensar de sí mismos de otra manera. Ellos debían verse como descendientes de Abraham. Escogidos para regir mesiánicamente las naciones.

 

En el desierto, nuestros ancestros fueron entrenados por el Espíritu de Yahvéh en el paradigma de que lo que pensamos de nosotros mismos define nuestra conducta y nuestra relación con el prójimo. El que puede andar erguido es porque tiene una identidad segura. La falta de identidad o la identidad falsa, generada por el sistema reptiliano (Mitzraim) es una de las causas mayores de conductas irregulares e ilegales. Lo que uno piensa de sí mismo, así es, tal como el sabio lo expresa: “como piensa dentro de sí, así es” (Proverbios 23:7ª).

 

Debemos entender que lo que fortaleció la identidad y la autoestima del pueblo fue en primer lugar la revelación impresionante del poder de su Dios en Pesaj. Al ver su mano poderosa al hacer los milagros en Egipto, en el cruce del Mar de Cañas y en el desierto hasta llegar al Sinaí (Shavuot) fueron sumamente animados. Podían decir: ¡Mirad qué Dios tenemos! ¡No hay nadie como nuestro Dios!

 

También la entrega de la Torah y la entrada en el pacto matrimonial de Sinaí fortaleció la identidad de Israel como pueblo del Todopoderoso. Desde ese instante se sabían conocidos en todas las dimensiones celestiales como el pueblo del Pacto, escogido para ser la cabeza de los demás pueblos. El pueblo del Pacto o de la Alianza es una nación sacerdotal que tiene el primer acceso a la revelación divina y la responsabilidad de transmitirla a todas las naciones. ¡Qué tarea y qué responsabilidad! Esto produjo una identidad importante dentro del pueblo. La autoestima fue sumamente fortalecida en el desierto para que pudieran andar erguidos.

 

Ahora bien, el entrenamiento de la Instrucción (Torah) dejaba bien claro que si el pueblo del Pacto se cierra en exclusividad y levanta un muro con desprecio y rechazo contra las demás naciones, no va a cumplir su papel de revelar al único Mediador entre el Eterno y las naciones (los seres humanos). Todo lo contrario, va a causar odio, envidias y rechazo por parte de los pueblos paganos.

 

Pero si el pueblo escogido entiende su rol de canal de bendición para que todas las familias de la tierra puedan ser bendecidas, entonces las naciones podrán llegar a ser lo que el Eterno los ha creado para ser.

 

La clave para que esto ocurra es que cada hijo primogénito del Eterno tenga una revelación de lo que es en el cielo en el Mesías. Ser sacerdote en el cielo, ser conciudadano en la Yerushalayim celestial y ser miembro de la familia de Dios es más que pertenecer a un pueblo escogido en la Tierra. El que logra ver la identidad que tiene en el cielo gracias al Mesías Yeshúa será totalmente libre de todo sentimiento de rechazo. El que entiende que ser hijo de Yahvéh es más que cualquier cosa en este mundo, puede andar con la cabeza en alto, sin envidia y sin rechazo sabiéndose parte del Proyecto Mesiánico del Eterno para la redención del mundo.

Historia Cortas llenas de Actitud Positiva

Amado lector:

 

Espero que te gusten estas seis historias. Son tan pequeñas que sólo te tomará un minuto leerlas, pero estoy seguro marcarán todos tus días.

1.- Un día, los hombres del pueblo decidieron orar para pedir que lloviera. El día de la oración, toda la gente se reunió, pero solo un niño llegó con paraguas.
Eso es FE.

2.- Cuando avientas a un bebé en el aire y se ríe es porqe sabe que lo atraparás de nuevo.
Eso es CONFIANZA.

3.- Cada noche nos vamos a dormir, sin la seguridad de que estaremos vivos a la mañana siguiente y, sin embargo, ponemos la alarma para levantarnos.
Eso es ESPERANZA.

4.- Hacemos grandes planes para mañana a pesar de que no conocemos el futuro en lo absoluto.
Eso es SEGURIDAD.

5.- Vemos el sufriiento en el mundo y, a pesar de ello, nos casamos y tenemos hijos.
Eso es AMOR.

6.- Había un señor con la siguiente leyenda escrita en su camiseta: “No tengo 70 años, Tengo 16 con 54 años de experiencia”.
Eso es ACTITUD.

 

¡Vive tu vida diariamente con con Fe, Confianza, Esperanza, Seguridad, Amor y Actitud!

¡Esto Sí que es Saber Entresacar lo Precioso de lo Vil!

Cateura es el nombre de una pequeña ciudad de Paraguay construida en torno a un gran vertedero que recibe la basura de la capital de esa nación. En este lugar los residuos son el sustento de los habitantes, que dedican gran parte de sus vidas a hurgar entre los escombros para rescatar los objetos que puedan ser reutilizados, reciclados y vendidos.

Sin embargo, y muy asombrosamente, este lugar alberga hoy a una orquesta conformada por instrumentos fabricados a partir de materiales de desecho. La orquesta es la creación de Fabio Chávez, un trabajador de estos vertederos y músico paraguayo. La misma está conformada por 20 jóvenes que viven en este espacio, uno de los vertederos más grandes del país, donde sus familias recolectan basura.

Con objetos como latas, platos de aluminio y utensilios rescatados entre montones de chatarra estos ingeniosos individuos han logrado transformar su realidad en música.

Los instrumentos que ejecutan los miembros de esta orquesta imitan a violines, violas, cellos, contrabajos, guitarras, flautas, saxofones e instrumentos de percusión, pero construidos con basura. Entre su repertorio ejecutan música clásica, música folklórica, música paraguaya, música latinoamericana, música de los Beatles, de Frank Sinatra, entre otros.

Mientras miraba este video reflexionaba en cuántas las veces que los seres humanos están con la mano extendida esperando un subsidio pudiendo producir nuevos niveles de realización permitiendo que la belleza sembrada por el Eterno Dios en nosotros germine a través de ideas creativas que produzcan transformación en toda la Creación.

¡Te alabo porque soy una creación admirable! ¡Tus obras son maravillosas, y esto lo sé muy bien!

(Salmos 139:14)

 

Saber Entresacar lo Precioso de lo VilCuántas veces estamos con la mano extendida esperando que nos den un subsidio pudiendo producir nuevos niveles de realización permitiendo que la belleza sembrada por el Eterno Dios en nosotros germine a través de ideas creativas que produzcan transformación en toda la Creación.”¡Te alabo porque soy una creación admirable! ¡Tus obras son maravillosas, y esto lo sé muy bien!” (Salmos 139:14)

Posted by Mcms Web on Domingo, 30 de noviembre de 2014

Poema: “Al Día de Hoy”… por el abuso y la belleza

Conocí, por medio de You Tube, a Shane Koyczan, un joven poeta que describe de manera perfecta lo que es el bullying o matonismo. En carne propia lo vivió y lo cuenta de una manera única, en su poema “To this Day”.

¿Tienes hijos?
Entonces esto te interesa.

A diario nuestros niños son humillados, verbal y físicamente por sus compañeros de clases e incluso por sus profesores, simplemente por ser diferentes. Y es que, ¿deben ser todos iguales?

Miles de jóvenes, están cansados de maltrato psicológico han entrado en depresión y muchos están diariamente luchando con pensamientos de suicido.

No podemos seguir dejando pasar las cosas, miles de niños, adolescentes, jóvenes están siendo agredidos a diario y sus vidas no son felices.

¿Y qué estamos haciendo los adultos?

¿Qué hacemos los padres, cuando nuestros hijos vienen frustrados y cuentan sus experiencias?

¿Qué vas a hacer? Te quedarás observando o harás algo por ellos.

¡No esperes más!

Esta es una realidad, muy cruel que muchos de nuestros chicos viven cada día en escuelas y colegios. Y, estoy convencido, que aunque no lo recuerdes, hace un tiempo también tú lo viviste.

Panda, una perra fruto del amor solidario

 

Aquí les presento a Panda. Ella es una simpática y extrovertida perrita que fue rescatada por Eliana Jaramillo y su familia en Barcelona, Venezuela. Este animalito nació sin sus dos patas delanteras. Por tal motivo, fue abandonada en la calle, hasta que esta mujer la encontró.
panda3
Panda llego a mí por simples cosas del destino, pues un día de trabajo salí un momentito de la oficina por unas compras de medicinas veterinarias para otro de mis perros y fue allí cuando la conocí“, relata Eliana,  “fue amor a primera vista”, remarcó. 

Panda luchando con su discapacidad

Panda luchando con su discapacidad

Panda, hoy, con su silla de ruedas

Panda, hoy, con su silla de ruedas

Contra todo pronóstico sobrevivió ya que además de no tener sus patas delanteras, también tenía muchísimos parásitos. Se recuperó totalmente de los problemas de salud y se obtuvo su silla de ruedas mediante colaboración de los fans de su página y rifas pro-fondos“, cuenta Eliana.

Esta joven mujer se dedica a ayudar a perros abandonados en la calle a causa de alguna discapacidad. Aquí les dejo su foto con los datos necesarios para conectarse con ella a fin de sumarse a su causa.

pandajaramillo

Oprah Winfrey y sus 10 lecciones para los negocios

La estrella y productora del talk show estadounidense El show de Oprah Winfrey, es un ejemplo de emprendimiento que ha conseguido convertirse en la CEO de su propia empresa, con un valor aproximado de u$2,7 millones.
Oprah en los negocios está considerada como una de las mujeres más influyentes del mundo.
Forbes hace un recuento de las 10 lecciones de Oprah en los negocios.
  1. Sé fiel a ti mismo.“No sabía que podía hacerme rica tan solo por ser tal y como soy, si no lo hubiera hecho mucho antes”.
  2. Responde a los prejuicios demostrando tu grandiosidad. Muchos productores no quisieron contratar a Oprah para sus programas. En un mundo de hombres blancos ella intentaba hacerse camino como mujer negra pero, como demostró su propia excelencia venció cualquier racismo o sexismo.
  3. Si nunca te has caído es que nunca lo has intentado. “Inténtalo, falla y cáete. Todo se ve diferente desde el suelo”.
  4. Eres responsable de ti mismo. “Somos los únicos responsables de lo que ocurre en nuestras vidas”.
  5. Si haces lo que te apasiona es fácil triunfar. Si haces lo que amas harás un trabajo mejor, “el camino del éxito se consigue cuando te das cuenta de que harías tu trabajo aunque no te pagaran”.
  6. Rodéate de personas que te hagan ser mejor. Escoge sabiamente a tus amistades, cuanto más éxito y dinero tienes se vuelve todavía más importante tener verdaderos amigos cerca.
  7. Haz tuyo este momento. Oprah tomó las riendas de su propio show y fundó su propia productora, Harpo Productions. Es imprescindible que intentes hacer las cosas por y para ti mismo.
  8. No hay grandes secretos de la vida. “El mayor secreto de la vida es que no hay mayor secreto. Si estás dispuesto a trabajar conseguirás todo aquello que te propongas”. 
  9. Crea tu propia suerte. “La suerte llega cuando la preparación y la oportunidad se encuentran”.
  10. Ayúdate a ti mismo ayudando a los demás. “La mejor manera de ayudarse a uno mismo es haciendo cosas buenas por el resto de personas”.

William Colgate: el Diezmo y Fidelidad a Dios lo llevó a crear una Empresa de Éxito

” Bendito el varón que confía en Yahvéh, y cuya confianza es Yahvéh
Porque será como el árbol plantado junto a las aguas, que junto a la corriente echará sus raíces, y no verá cuando viene el calor, sino que su hoja estará verde; y en el año de sequía no se fatigará, ni dejará de dar fruto”.
 
(Jeremías 17:7-8)
 
 
Todos deben saber a esta altura que William Colgate fue un empresario inglés que nació el 25 de enero de 1783 en la localidad de Hollingbourn, en Kent, Reino Unido. Hijo de Robert Colgate y Sarah Bowles.
 
 
En 1806 emigró a Nueva York, pues se vio obligado a abandonar su hogar, ya que sus padres no podían sostenerlo, debido a la gran escasez económica en la que vivían.
 
 
Con tan sólo 16 años de edad, se ganaba la vida recorriendo las calles vendiendo jabones con una caja de madera colgada al cuello. Con sus ventas, ayudaba a su mamá quien ya había enviudado, además de colaborar para la educación de su hermanita.
 
 
Siendo él un joven de campo, se encontró con lo duro de conseguir trabajo en la gran ciudad, sin embargo, su fe en Dios lo ayudó a continuar en la búsqueda por superarse y prosperar.
 
Un día para protegerse de la lluvia, se refugió en una iglesia y escuchó cuando el predicador narraba la historia de Jacob:
 
“E hizo Jacob voto, diciendo:
Si fuere Dios conmigo, y me guardare en este viaje en que voy, y me diere pan para comer y vestido para vestir, y si volviere en paz a casa de mi padre, Yahvéh será mi Dios. Y esta piedra que he puesto por señal, será casa de Dios; y de todo lo que me dieres, el diezmo apartaré
para ti”.
(Génesis 19:20-22)
 
William, al escuchar esto, al salir se arrodilló con su cajita de jabón y oró diciendo:
 
“¡Oh Dios!, Si me sacas de esta pobreza en que me encuentro, te prometo que durante toda mi vida daré para ti la décima parte de todo lo que gane”.
 
Durante la noche tuvo un sueño, en el cual escuchó una voz que le decía:
 
“Aprende a fabricar jabones”. 
 
 
Tuvo fe y obedeció, ya que al día siguiente consiguió un empleo en una fábrica de almidón, jabones y velas. Llegó como mensajero, pero por su buena conducta fue ascendiendo hasta que aprendió a fabricar jabones.
 
 
Pronto, llegó a ser socio en el negocio del jabón; pero pocos años más tarde, se convirtió en el único propietario debido al fallecimiento de su socio. El negocio creció prósperamente, gracias a su esfuerzo y por supuesto, porque él continuó honrando a Dios con sus diezmos.
 
 
Para 1896 William Colgate descubrió la fórmula de la crema dental e introdujo los tubos de pasta de dientes, que hasta esa fecha, se comercializaban en polvo o en tarro. En 1906 por la calidad de sus productos, ya se encontraba produciendo una línea de jabones para el lavado de ropa.
 
 
Su fidelidad y dedicación a Dios le hizo prosperar y triunfar como empresario, ya que después de comenzar con el 10% de su diezmo, continuó con el 20%, el 30%, el 40%, el 50%, así, hasta llegar a dar el 90% de todas sus ganancias. Sus ventas aumentaron rápidamente con el paso del tiempo, por lo que su jabón comenzó a ser una marca reconocida en muchos hogares a través del mundo.
 
 
Colgate fue considerado el hombre más rico, sobreviviendo con apenas el 10% de sus ganancias. Fue alguien que apoyó a hombres de Dios para que se pudiera llevar el mensaje de salvación a muchas naciones.
 

La Universidad Colgate lleva su apellido en reconocimiento a su labor como benefactor de la institución.

 

Además ayudó a organizar varias sociedades Bíblicas, inclusive la American Bible Society (1816).
 
 
Después de su muerte el 25 de marzo de 1857, sus hijos continuaron siendo fieles a Dios y en 1928 y, debido a su creciente internacionalización, la compañía decide fusionarse con Palmolive-Peet, para luego terminar siendo Colgate-Palmolive.
 
 
Sin duda, esto me ha dejado una tremenda enseñanza sobre lo importante que es honrar al Eterno con nuestros diezmos, la fidelidad de Él hacia nosotros, y por consiguiente, poner en práctica nuestra fe, disciplina y esfuerzo.
 
 
¡William Colgate le creyó a Dios y a sus promesas, y fue prosperado!
 

¿Tú que harás?

¡Lucha por tus Sueños!…

Sabes muy bien que siempre habrá personas que querrán aplastarte con la intención de minimizar tus sueños, esperanzas y de ese modo no permitirte alcanzar un futuro lleno de plenitud en el propósito para el que el Eterno te hizo nacer. A menudo se manifestarán contra ti poniéndote en ridículo y dejándote en vergüenza. 

Sin embargo, es muy importante que no te afanes frente a sus requerimientos perversos. Más bien, mantente positivo, con buena actitud mental y verás como lo que otros desearon para mal nuestro Eterno Dios lo transformará para el bien del cumplimiento de Su propósito eterno en ti.

Watoto: Niños que alaban más allá de toda circunstancia

Les presento al coro infantil Watoto, de Uganda (África). Tiene la misión de ayudar y apoyar a los casi 50 millones de huérfanos en África. Estos niños dicen que cantar es solo parte de su propósito ya que actúan como embajadores del Eterno Dios para crear conciencia sobre la difícil situación de los niños vulnerables de África.

El videoclip que les comparto ahora con la canción: “Oh What Love – Be Exalted” ha causado sensación en las redes sociales.

 

 

Debo destacar que cada uno de los pequeños del coro ha sufrido la pérdida de uno o ambos padres. Ellos hoy viven en las Aldeas Infantiles Watoto (que significa “niño” en un dialecto africano). Con casas, una nueva familia y educación gratuita, reciben el cuidado y la crianza que necesitan para crecer como ciudadanos productivos de su propio país. Pero lo más importante es que todos aprenden el amor de Cristo presente en sus vidas. Con la música vibrante y original africana, las rutinas de baile y las historias de vida, sus cantos y danzas se convierten en un signo de esperanza para un pueblo marcado por  las dificultades y  los sufrimientos.

 

 

Este coro inició en 1994. Desde entonces ha viajado por todo el mundo para crear conciencia sobre la lucha de los huérfanos africanos. “Todos los niños han sufrido el dolor de una pérdida, un rechazo, un abandono o de perder a las únicas personas importantes en su vida: mamá y papá”, dice Edwin Smith, líder del equipo.
watoto dance

Quiénes mejor que ellos nos pueden enseñar que nuestro Eterno Abba (Dios) nunca deja solo a nadie y que Él tiene un perfecto diseño para nuestras vidas, a fin de que manifestemos Su propósito eterno. Por eso hay esperanza y alegría en este mundo…  algo que estos niños  desean compartir con todos alrededor del planeta.Mira el impresionante video donde estos niños alaban al Eterno Dios con tanto gozo sin importar su condición o situación:

El Vino Tinto y sus efectos en el Humor y la Memoria

El vino tinto ayuda a suprimir las alteraciones en el hipocampo, las cuales provocan problemas de memoria, aprendizaje y alteraciones en el estado de ánimo relacionados con la edad.

El vino tinto mejora la memoria y el humor en la segunda madurez y en la tercera edad, afirma un nuevo estudio de científicos de varias instituciones estadounidenses y publicado en la revista ‘Nature’. El trabajo revela que la razón de esa propiedad estriba en un componente presente en la piel de las uvas rojas, el resveratrol. Se trata de una fitoalexina o compuesto antimicrobiano natural que tiene propiedades antiinflamatorias y angiogénicas, es decir, que ayudan a formar los vasos sanguíneos.

El estudio realizado en ratones en edad avanzada muestra que el tratamiento con resveratrol mejoró las funciones de aprendizaje, memoria y humor. Además, los ratones presentaron mayor desarrollo neurogenético y microvascular. El resveratrol puede modular la plasticidad del hipocampo y suprimir la inflamación crónica de bajo nivel en el mismo, que son las causas principales de las alteraciones perjudiciales de dichas funciones.

FuenteActualidad.RT

CINCO CONSEJOS PARA QUE EL AMOR MATRIMONIAL NUNCA MUERA

Mientras disertaba en Conferencias Matrimoniales junto a mi esposa Laura en Chicago, Illinois, se acercaron a muchos matrimonios a consultarme acerca de cuál era la clave que conducía a nuestra pareja a mostrarse en público tan llena de amor. 
Analizando mi experiencia matrimonial me animé a responderle con cinco consejos que a continuación les comparto y que anhelo puedan llevar a lo cotidiano de sus parejas.
1. Protege a tu Mujer / Respeta a tu Marido.

Todo esposo debe mantenerse consciente del hecho que la principal necesidad emocional de la mujer es sentirse protegida. Esa es
la responsabilidad numero uno del marido. Eso
significa hacerla sentir amada y apreciada en todo momento. En el diseño divino, ella es tu
prioridad numero uno (1 Pedro 3:7; Efesios 5:25-28,Colosenses 3:19).

Por otro lado, diré que la principal necesidad emocional del hombre es
sentirse respetado por su mujer (Efesios 5:22-24). Cuando él llega a casa, quiere sentir que por
lo menos hay una persona en el mundo que lo considera importante. Eso significa
colgar el teléfono apenas él entre por la puerta principal.
¿Significa eso que la esposa debe hacer todo lo que el marido quiera? ¡No! El matrimonio requiere sumisión por parte de los dos. Está en la Biblia, Efesios 5:21, “Someteos unos a otros en el temor de Dios“.

2. Relacionarse como buenos amigos.
En nuestro ministerio, una de las siete bendiciones que reciben el novio y la novia debajo del
palio nupcial es que se conviertan en “amados amigos” (o también en “hermanos gemelos“).

La clave de la amistad es que cada persona valora y respeta las necesidades y
los sentimientos del otro. Valorar significa: lo que es importante para ti, es
importante para mí. Esta es la clave para que tu pareja se sienta amada toda la vida.

3. Recuerden las 4 palabras poderosas: Escuchar, Comprometerse, Reparar y
Agradecer.
 “Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo”.
(Efesios 4:26)

Teniendo en cuenta este lineamiento del Eterno, junto a Laura, mi esposa, hemos acordado una regla básica al comienzo del matrimonio: No importa cuan enojados estemos, nunca nos atacamos verbalmente

Pelear con insultos sólo agrava la situación y deteriora la relación. En vez de
pelear, implementen las cuatro palabras poderosas:
-Escuchar: Es esencial para trabajar juntos y resolver los problemas. Deja
que tu pareja hable sin interrupción y luego repite lo que acaba de decir. De
esta manera tu pareja se sentirá escuchada.

-Comprometerse: Esfuércense por resolver los problemas de manera que los dos
estén felices con la solución. Ninguno de los dos debe sentirse presionado a
aceptar el punto de vista del otro. En una pareja ninguno debe procurar tener la razón, sino más bien, los dos deben dialogar a fin de terminar sujetos a la Verdad.
-Reparar: Cuando se lastimen emocionalmente, reparen la brecha y remuevan
todos los sentimientos de enojo y resentimiento. Busquen el 100% de la
reconciliación. Un pequeño resentimiento que se repite varias veces puede crear
un muro de rencor.
-Agradecer: Decirle gracias a tu pareja nunca está de más. Date cuenta todas
las cosas que tu pareja hace por ti y agradéceselo con sinceridad.
4. Establecer límites fuertes.

Recuerda siempre que tu pareja es tu prioridad numero uno, no tus padres, amigos, familiares,
hijos, trabajos o pasatiempos. Establece límites fuertes que demuestren que
valoras tu matrimonio, y no permitas que nadie ni nada debilite tu relación con
tu pareja.
Eso significa satisfacer las necesidades de tu pareja antes que las de tus
padres (Mateo 19:5-6), llegar temprano a casa para pasar un buen momento juntos, y dejar libre
una o dos noches por semana para tener citas románticas.

5. Darse placer uno al otro diariamente.
El matrimonio se trata de hacer sentir bien a tu pareja y de esforzarte por
darle placer diariamente – de acuerdo a sus términos. Si ella dice que le
gustan las lilas, no le traigas rosas por que tú crees que son más románticas.

Descubre que cosas necesita tu pareja – afecto físico, palabras de aliento,
regalos, ayuda (ayuda en las tareas del hogar, haciendo diligencias), pasar
buenos momentos juntos, etcétera – y acostúmbrate a darle esto diariamente.
Te aseguro que si practicas estos consejos, vas a disfrutar dando, más que recibiendo (Hechos 20:35).