Solidaridad planetaria

Una Amenaza Silenciosa: La Contaminación Química del Plástico

Autora: Ethel Eljarrat

¿Sabías que cada año se producen un total de 300 millones de toneladas de plástico? Lo más triste de este dato es que de ellas, se estima que ocho millones acaban directamente en los mares y océanos de nuestro planeta.

La inundación de plásticos de mares y océanos es uno de los principales problemas ambientales del planeta, según el informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) publicado este 2019. De no tomarse medidas, existe un elevado riesgo de deterioro de los ecosistemas marinos y, por consiguiente, de la biodiversidad marina.

El impacto físico de las basuras plásticas en la fauna es evidente. Es frecuente encontrar animales, como las tortugas, que han quedado enganchados con redes o cuerdas, quedando estrangulados en sus extremidades y sufriendo falta de riego sanguíneo.

Además, muchas especies marinas han incorporado plásticos en su organismo, incluyendo cetáceos, aves, tortugas, peces y plancton. Muchos mueren por la ingestión de plástico que les ha bloqueado el sistema digestivo. Se calcula que más del 60 % de todas las especies de aves marinas tienen rastros de plásticos en sus intestinos y se han encontrado plásticos en los estómagos de casi 700 especies de vertebrados marinos. Sin embargo, el impacto químico de los plásticos es menos evidente.

Los aditivos de los plásticos

Los plásticos están formados por polímeros, normalmente derivados del petróleo, a los que se añaden diversos compuestos químicos, que pueden constituir más del 50 % del peso del plástico. Cada compuesto químico que se añade tiene su función:

  • Los plastificantes proporcionan la flexibilidad, dureza o rigidez, dependiendo de las diferentes aplicaciones del producto.
  • Los estabilizantes se añaden para inhibir o retardar el mecanismo de oxidación y degradación de los polímeros durante su fabricación.
  • Los retardantes de llama se añaden a todo tipo de material para evitar su flamabilidad. Así, si se produce un incendio, la propagación de las llamas es más lenta.
  • Los filtros solares se añaden para absorber la luz UV y así aumentar la vida útil de los plásticos expuestos al sol.
  • Los antibacteriales se añaden para evitar que bacterias crezcan en el plástico. Esto es muy importante para el destinado a usos alimenticios.

Existen más de 3.000 sustancias químicas diferentes asociadas a los plásticos y más de 60 caracterizadas como sustancias de alto riesgo para la salud, siendo algunas de ellas persistentes, bioacumulables y tóxicas. Existen cientos de estudios científicos que demuestran que aditivos comunes del plástico, como los bisfenoles, los ftalatos, los retardantes de llama y los metales pesados, son muy peligrosos para la salud.

Los microplásticos

Los microplásticos son pequeños pedazos de plástico que miden menos de medio centímetro, como el tamaño de un grano de arroz. Llegan al mar por dos vías diferentes:

  • Por un lado, proceden de los microplásticos fabricados específicamente para ser usados en artículos como cosméticos, pasta de dientes, jabón de manos y productos de limpieza. Cada año, los fabricantes europeos utilizan 3.125 toneladas de microplásticos. Las aguas residuales y las escorrentías los llevan a las vías fluviales y de aquí van a parar a los mares.
  • Por otro lado, cuando los plásticos llegan al mar, se van fragmentando en pedazos mucho más pequeños por la acción de la luz solar y el oleaje.

Además, los microplásticos tienen la capacidad de atraer y acumular las sustancias tóxicas presentes en el medio marino, de manera que funcionan como un medio de transporte de contaminantes. Así, estos fragmentos de plástico, con todas las sustancias químicas asociadas a ellos, así como con todos los contaminantes del medio atraídos sobre ellas, son ingeridos por la fauna marina, desde los peces más pequeños hasta los mamíferos.

La amenaza de la contaminación química

Una vez ingeridos los microplásticos, el animal acumula los compuestos químicos asociados en sus tejidos. Estos compuestos químicos no se metabolizan, por lo que se van acumulando en el animal a lo largo de toda su vida.

Además, se produce el efecto de la biomagnificación: los niveles de estos compuestos van aumentando a medida que se asciende en la cadena trófica, de forma que las presas tienen menor concentración de sustancias tóxicas que el predador. De esta manera, los mayores niveles de contaminación los vamos a encontrar en las especies de nivel trófico superior, como los delfines.

Los compuestos químicos asociados a los plásticos, como los mencionados anteriormente, no provocan toxicidades agudas, o sea, no producen efectos adversos inmediatos. Sin embargo, sí que producen una toxicidad crónica, es decir, provocan los efectos adversos como resultado de pequeñas dosis diarias de una sustancia química.

Algunos son disruptores endocrinos: imitan el comportamiento de las hormonas e incluso concentraciones pequeñísimas pueden producir mutaciones graves a nivel celular. Algunas de las alteraciones que se han relacionado con los aditivos tóxicos del plástico son diversos tipos de cáncer, infertilidad, problemas de desarrollo, enfermedades neurodegenerativas, enfermedades cardiovasculares, obesidad y diabetes.

Repercusión en la salud humana

Los humanos, al estar en la cúspide de la pirámide trófica, no estamos exentos de peligro. Las vías de exposición humana a los aditivos químicos de los plásticos son básicamente dos: la ingesta y la inhalación.

El mayor aporte corresponde a la dieta. Cuando ingerimos un pescado, estamos incorporando a nuestro organismo todos los contaminantes que ha acumulado a lo largo de su vida. Es importante destacar que el problema no viene por el plástico que el animal tenga en el tracto gastrointestinal, ya que esta parte no es comestible. El problema viene de los aditivos químicos del plástico, que sí se acumulan en los tejidos grasos, como el músculo, una parte que sí es comestible.

También hay que tener en cuenta que los alimentos pueden contaminarse durante la producción, el procesamiento industrial (empaquetado, enlatado y secado) y el almacenamiento, debido a la presencia de contaminantes en algunos materiales utilizados en el procesamiento, así como a la transferencia de contaminantes desde los materiales de envasado.

La otra vía de exposición humana es a través del aire. Estos químicos se hallan en las partículas del aire que respiramos, sobre todo en interiores (casas, oficinas, …), ya que dichos ambientes están llenos de materiales plásticos. Normalmente, esta exposición es inferior a la de la dieta, ya que solemos comer hasta 2 kg de alimentos por día, mientras que la inhalación de partículas a través de la respiración suele ser de 20 mg por día.

Así pues, la contaminación por plástico supone un grave problema ambiental y una potencial amenaza para la salud humana, por lo que son necesarias medidas para intentar reducir el uso de material plástico en la sociedad.


Ethel Eljarrat, Científica titular del Departamento de Química Ambiental, Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA – CSIC).


Fuente: Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.

En el Año 2017 Israel Ayudó a Más de 2 Millones de Personas.

Más de dos millones de personas en 20 países diferentes fueron ayudadas por israelíes. ¡Buen trabajo Israel!

El estado judío ha sido reconocido como el líder mundial en ayuda humanitaria en 2017, ayudando a más de dos millones de personas en 20 países diferentes.

Israel ha continuado con su excelente trayectoria en 2018 y ha enviado a algunos de sus expertos en salvamento a Guatemala y Japón.

Israel tiene una maravillosa historia de asistencia humanitaria, médica y logística a lugares en peligro en todo el mundo, incluyendo víctimas de tornados en Oklahoma, refugiados por los tifones en Filipinas o las víctimas del terremoto en Haití.

¡Gran trabajo, Israel! ¡Estamos muy dichosos de ti!

 

 

Los primates del mundo, al borde de la extinción

Más de la mitad de los primates en el mundo, entre ellos monos, lémures y orangutanes, están al borde de la extinción, indicaron el martes expertos reunidos en Singapur.

En la lista de los primates más amenazados establecida por los expertos, figuran el orangután de Sumatra (Indonesia), el mono araña (Colombia) y el mayor de la familia de los lémures, el vareci rubra de Madagascar.

Ello se debe a la destrucción de su hábitat, especialmente por incendios y la deforestación en los bosques tropicales, así como por la caza para el consumo o el comercio ilegal, según los expertos.

En total están censadas en el mundo 703 especies y subespecies de primates.

Esta investigación refleja la gravedad del peligro que amenaza a numerosos primates en el mundo“, declaró el primatólogo Christoph Schweitzer, director del programa de la Sociedad Zoológica de Bristol, en Gran Bretaña.

El informe de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza fue difundido durante la Convención de las Naciones Unidas sobre Diversidad Biológica, que se realiza en la ciudad meridional india de Hiderabad.

Los primates, los animales más próximos al ser humano, contribuyen al ecosistema mediante la dispersión de semillas y manteniendo la diversidad forestal.

Las tareas de conservación han ayudado a varias especies de primates que no figuran ya en la lista de animales en peligro de extinción, dijo el informe, preparado cada dos años por algunas de las personalidades mundiales más destacadas en el campo de los primates.

El informe, que cuenta especies y subespecies de primates en todo el mundo, destacó que los lémures de Madagascar están muy amenazados por la destrucción de su hábitat y la caza ilegal, que se ha acelerado de forma espectacular desde el cambio de poder en el país en el 2009.

Entre los animales más castigados figura el lémur norteño, del que quedan solamente 19 individuos conocidos en vida silvestre en Madagascar.

“Los lémures son ahora uno de los grupos de mamíferos más amenazados del mundo, tras más de tres años de crisis política y la ausencia de una vigilancia efectiva en su país de origen, Madagascar”, dijo Christoph Schwitzer, de la Fundación para la Conservación y la Ciencia, de Bristol, uno de los grupos que participó en el estudio.

Especies de América central y Sudamérica.

Endémico a las áreas limitadas en Colombia, los tití cabeza blanca (Saguinus oedipus) se encuentra en peligro de extinción debido a la deforestación cada vez mayor durante las últimas décadas. El mono araña o choibo y el choro de cola amarilla son especies que han perdido sus hábitat en América Central y Sudamérica. Los números del tití leoncito se están recuperando en Brasil, pero aún se encuentra en estado de peligro de extinción.

Especies asiáticas.

Únicamente 7000 orangutanes de Sumatra (Pongo abelii) viven en la naturaleza. La agricultura y las plantaciones de palma aceitera han provocado deforestación y amenazan a estas especies en la isla de Sumatra, en Indonesia. Otras especies en peligro de extinción nativas de Asia incluyen el gibón hoolock occidental; el langur de nariz chata de Tonkin, endémico del norte de Vietnam, que fue considerado extinto hasta 1989; el langur de cola de cochino, nativo de Indonesia; el douc de patas grises, con únicamente de 600 a 700 individuos en la actualidad; el pequeño loris esbelto rojo, de Sri Lanka; y el langur de Delacour y el langur o lutung de cabeza blanca, con 250 y 65 individuos, respectivamente.
Especies africanas.

El hábito de consumir carne de animales silvestres en muchas comunidades rurales de África ayudó a poner al gorila occidental del río Cross (Gorilla gorilla diehli) en la lista de primates en peligro de extinción de la IUCN. Las especies en peligro africanas también incluyen el gálago de Rondo, nativo de Tanzania, que pesa únicamente 60 g; el cercopiteco, que habita los bosques de Ghana y Costa de Marfil; el colobo rojo de Zanzíbar y el colobo rojo del rio Tana, nativo de Kenia, con menos de 1000 animales viviendo en la naturaleza.

Especie de Madagascar.

Localizado en la costa sureste de África, Madagascar es el hogar de los lémures y muchas otras especies de primates, algunas en peligro de extinción. El gran lémur bambú se encuentra entre las especies más críticamente amenazadas en Madagascar, con menos de 160 individuos restantes. Otras especies en peligro incluyen al lémur de cabeza gris, al lémur negro de ojos azules, el lémur juguetón norteño (Lepilemur septentrionalis) y el sifaca sedoso (Propithecus candidus).

 

Panda, una perra fruto del amor solidario

 

Aquí les presento a Panda. Ella es una simpática y extrovertida perrita que fue rescatada por Eliana Jaramillo y su familia en Barcelona, Venezuela. Este animalito nació sin sus dos patas delanteras. Por tal motivo, fue abandonada en la calle, hasta que esta mujer la encontró.
panda3
Panda llego a mí por simples cosas del destino, pues un día de trabajo salí un momentito de la oficina por unas compras de medicinas veterinarias para otro de mis perros y fue allí cuando la conocí“, relata Eliana,  “fue amor a primera vista”, remarcó. 

Panda luchando con su discapacidad

Panda luchando con su discapacidad

Panda, hoy, con su silla de ruedas

Panda, hoy, con su silla de ruedas

Contra todo pronóstico sobrevivió ya que además de no tener sus patas delanteras, también tenía muchísimos parásitos. Se recuperó totalmente de los problemas de salud y se obtuvo su silla de ruedas mediante colaboración de los fans de su página y rifas pro-fondos“, cuenta Eliana.

Esta joven mujer se dedica a ayudar a perros abandonados en la calle a causa de alguna discapacidad. Aquí les dejo su foto con los datos necesarios para conectarse con ella a fin de sumarse a su causa.

pandajaramillo

Mujer de 99 años y confecciona un vestido nuevo por día para niñas del África.

¿A quién están agradeciendo con tanta alegría estas niñas tan bien vestidas? ¿Quién se esconde como motivo detrás de ese cartel de agradecimiento?
Es una gran mujer. Su nombre es Lillian Weber y ha tomado una gran misión sobre sus hombros. Su tarea consiste en realizar un vestido a partir de cero cada día para que una niña necesitada del África tenga algo hermoso con que vestirse.
A lo largo de los últimos años, Weber ha hecho más de 840 vestidos trabajando junto con la organización “Little dresses para África”. Una fundación que distribuye vestidos para las niñas pobres de África y otros lugares del mundo.
Todo esto ya es lo suficientemente extraordinario, pero hay algo más particularmente sorprendente: ella tiene 99 años.

A pesar que es bastante rápida (dice que podría hacer dos incluso), Lillian se toma el tiempo necesario para hacer cada vestido una pieza muy especial.El siguiente video les presentará a esta mujer digna de ser imitada por las generaciones más jóvenes.

HOY hemos hecho el Día del “exceso terrestre”: ¡Hemos agotado las reservas naturales de la Tierra!

El grupo ambientalista Global Footprint Network aseguró que los humanos han consumido todas las reservas naturales que la Tierra podía proveer para este año y están ahora “a descubierto”.
En un informe la entidad da cuenta de la enorme “huella ecológica” en el planeta y advirtió que el mundo alcanzó hoy el “día de exceso terrestre“, el punto en el año en que los humanos agotan los recursos naturales como la tierra, los bosques y la pesca, sobrepasando la capacidad anual del planeta para absorber productos de desecho como el dióxido de carbono.
Para el resto del año, el mundo “está en deuda ecológica“, ya que ha sobreexplotado los bosques y bancos de peces, degradó los recursos terrestres y provocó un aumento del dióxido de carbono en la atmósfera, agregó.
Conforme la entidad ambientalista, el “día de exceso terrestre” es calculado al compararse las demandas de los humanos en materia de recursos naturales con la habilidad del planeta de proveer recursos y absorber desechos.
Este año, en menos de nueve meses, los humanos han utilizado todo lo que la Tierra puede generar en doce meses. El “día de exceso terrestre” se adelanta varias jornadas año tras año, de acuerdo al estudio. 
El Global Footprint Network indicó que en 1961 la humanidad solo utilizó dos tercios de los recursos naturales, pero en la actualidad se necesitan el equivalente a un planeta y medio para lograr que la Tierra sea sustentable, y para mediados del siglo esa proporción habrá crecido a dos planetas.

La llamada “deuda ecológica” se incrementa cada año, advirtió la organización y recordó que en la década de 1980 el “Día Mundial del Sobregiro” quedaba marcado en el mes de noviembre, para los años de 1990 en octubre y en los 2000 en septiembre.

En 2012, la fecha cayó el 23 de agosto y este año tres días antes, refirió y destacó que dadas las tendencias actuales de consumo, “comenzaremos a vivir más allá de nuestro medios en un futuro no muy lejano“.

A lo largo de casi toda la historia, la humanidad ha utilizado los recursos de la naturaleza para construir ciudades y carreteras, para alimentarse y crear productos, incluso para absorber las emisiones de dióxido de carbono.

Empero, desde mediados de la década de 1970 los seres humanos cruzaron el umbral crítico pues su consumo comenzó a superar lo que el planeta puede reproducir.

En el informe, China cuenta con la mayor huella ecológica, principalmente debido a su enorme población y altos niveles de consumo y desechos, pero otros países cuentan con demandas mayores por persona en materia de recursos naturales. “Si todos vivieran como en EE.UU., se necesitarían cuatro planetas para abastecer la demanda global”, afirma el informe.

Fuente: Actualidad RT

NOTA PROFÉTICA:

Debemos de cuidar cada recurso que Dios nos ha provisto.
Esto está ilustrado en el Antiguo Pacto cuando el Eterno puso a Israel en la tierra prometida, una tierra fértil y abundante de leche y miel. YHVH les bendijo con una tierra productiva, y les mandó que dejaran descansar la tierra cada siete años.

“Seis años sembrarás tu tierra, y recogerás su cosecha; mas el séptimo año la dejarás libre, para que coman los pobres de tu pueblo; y de lo que quedare comerán las bestias del campo; así harás con tu viña y con tu olivar”

(Éxodo 23:10-11; Cf. Levítico 25:1-7).

Dios ordenó esto porque a fin de que no explotaran y extrajeran toda la vida de la tierra. Si dejaban descansar la tierra cada siete años, esto aseguraría que la tierra se rejuveneciera y volviera a ser productiva en el futuro.
Cuando YHVH le dio la ley a Moisés, Él les advirtió que si desobedecían, los quitaría de esa tierra (Deuteronomio 28). Tristemente, los hijos de Israel hicieron justamente eso y terminaron bajo justicia—las tribus del Norte cayeron a Asiría en 722 a.C.., y Judá a Babilonia en 605 a.C. En realidad, Dios designó el cautiverio de Babilonia por más de 70 años para dejar descansar la tierra por todos los años que Israel violó la ley Sabática (Levítico 26:33-35; 2 Crónicas 36:17-21).
Por todo esto, y muchos textos más, estoy convencido que hemos sido encomendados a tratar todo lo que Dios nos ha dado responsablemente. Pero esto, en realidad tiene poco que ver con el movimiento del medio ambiente. 

Nuestros residuos cotidianos, un arma letal para las generaciones planetarias

Somos casi 7.000 millones de habitantes en este planeta, y el número  sigue creciendo, ya que hay un aumento poblacional de 210.000 personas por día

Lo difícil de todo esto es que producimos 1 kg de basura diaria por habitante, por lo que en un día se generan alrededor del mundo 6.500 toneladas de desechos. De éstos un amplio número de residuos no son biodegradables y el tiempo que transcurre hasta que podemos hablar de una descomposición al menos parcial puede ser muy prolongado, además de que muchas veces los residuos son altamente contaminantes.

¿Sabes cuanto tardan en degradarse nuestros residuos cotidianos?
Aquí algunos ejemplos. 

No agredamos el ambiente con desechos que contaminan y alteran el ritmo normal de la naturaleza que cada día el Creador renueva para darnos un medio ambiente sano y agradable. Colaboremos practicando adecuadas normas de higiene y eliminación de desechos.

Por favor, el planeta entero te lo pide: ¡reduce tu consumo de cosas innecesarias!

Si alguno de los lectores es hijo del Altísimo, lo invito a compartir esta información a fin de ser una respuesta a ese gemido invisible que está día a día aumentando frente al Trono del Eterno Creador.

” Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios. Porque la creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza; porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios.
Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora; y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo”.
(Romanos 8: 19-23)

Vean este video que grafica el proceso de degradación de una lata de aluminio