Contaminación

Una Amenaza Silenciosa: La Contaminación Química del Plástico

Autora: Ethel Eljarrat

¿Sabías que cada año se producen un total de 300 millones de toneladas de plástico? Lo más triste de este dato es que de ellas, se estima que ocho millones acaban directamente en los mares y océanos de nuestro planeta.

La inundación de plásticos de mares y océanos es uno de los principales problemas ambientales del planeta, según el informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) publicado este 2019. De no tomarse medidas, existe un elevado riesgo de deterioro de los ecosistemas marinos y, por consiguiente, de la biodiversidad marina.

El impacto físico de las basuras plásticas en la fauna es evidente. Es frecuente encontrar animales, como las tortugas, que han quedado enganchados con redes o cuerdas, quedando estrangulados en sus extremidades y sufriendo falta de riego sanguíneo.

Además, muchas especies marinas han incorporado plásticos en su organismo, incluyendo cetáceos, aves, tortugas, peces y plancton. Muchos mueren por la ingestión de plástico que les ha bloqueado el sistema digestivo. Se calcula que más del 60 % de todas las especies de aves marinas tienen rastros de plásticos en sus intestinos y se han encontrado plásticos en los estómagos de casi 700 especies de vertebrados marinos. Sin embargo, el impacto químico de los plásticos es menos evidente.

Los aditivos de los plásticos

Los plásticos están formados por polímeros, normalmente derivados del petróleo, a los que se añaden diversos compuestos químicos, que pueden constituir más del 50 % del peso del plástico. Cada compuesto químico que se añade tiene su función:

  • Los plastificantes proporcionan la flexibilidad, dureza o rigidez, dependiendo de las diferentes aplicaciones del producto.
  • Los estabilizantes se añaden para inhibir o retardar el mecanismo de oxidación y degradación de los polímeros durante su fabricación.
  • Los retardantes de llama se añaden a todo tipo de material para evitar su flamabilidad. Así, si se produce un incendio, la propagación de las llamas es más lenta.
  • Los filtros solares se añaden para absorber la luz UV y así aumentar la vida útil de los plásticos expuestos al sol.
  • Los antibacteriales se añaden para evitar que bacterias crezcan en el plástico. Esto es muy importante para el destinado a usos alimenticios.

Existen más de 3.000 sustancias químicas diferentes asociadas a los plásticos y más de 60 caracterizadas como sustancias de alto riesgo para la salud, siendo algunas de ellas persistentes, bioacumulables y tóxicas. Existen cientos de estudios científicos que demuestran que aditivos comunes del plástico, como los bisfenoles, los ftalatos, los retardantes de llama y los metales pesados, son muy peligrosos para la salud.

Los microplásticos

Los microplásticos son pequeños pedazos de plástico que miden menos de medio centímetro, como el tamaño de un grano de arroz. Llegan al mar por dos vías diferentes:

  • Por un lado, proceden de los microplásticos fabricados específicamente para ser usados en artículos como cosméticos, pasta de dientes, jabón de manos y productos de limpieza. Cada año, los fabricantes europeos utilizan 3.125 toneladas de microplásticos. Las aguas residuales y las escorrentías los llevan a las vías fluviales y de aquí van a parar a los mares.
  • Por otro lado, cuando los plásticos llegan al mar, se van fragmentando en pedazos mucho más pequeños por la acción de la luz solar y el oleaje.

Además, los microplásticos tienen la capacidad de atraer y acumular las sustancias tóxicas presentes en el medio marino, de manera que funcionan como un medio de transporte de contaminantes. Así, estos fragmentos de plástico, con todas las sustancias químicas asociadas a ellos, así como con todos los contaminantes del medio atraídos sobre ellas, son ingeridos por la fauna marina, desde los peces más pequeños hasta los mamíferos.

La amenaza de la contaminación química

Una vez ingeridos los microplásticos, el animal acumula los compuestos químicos asociados en sus tejidos. Estos compuestos químicos no se metabolizan, por lo que se van acumulando en el animal a lo largo de toda su vida.

Además, se produce el efecto de la biomagnificación: los niveles de estos compuestos van aumentando a medida que se asciende en la cadena trófica, de forma que las presas tienen menor concentración de sustancias tóxicas que el predador. De esta manera, los mayores niveles de contaminación los vamos a encontrar en las especies de nivel trófico superior, como los delfines.

Los compuestos químicos asociados a los plásticos, como los mencionados anteriormente, no provocan toxicidades agudas, o sea, no producen efectos adversos inmediatos. Sin embargo, sí que producen una toxicidad crónica, es decir, provocan los efectos adversos como resultado de pequeñas dosis diarias de una sustancia química.

Algunos son disruptores endocrinos: imitan el comportamiento de las hormonas e incluso concentraciones pequeñísimas pueden producir mutaciones graves a nivel celular. Algunas de las alteraciones que se han relacionado con los aditivos tóxicos del plástico son diversos tipos de cáncer, infertilidad, problemas de desarrollo, enfermedades neurodegenerativas, enfermedades cardiovasculares, obesidad y diabetes.

Repercusión en la salud humana

Los humanos, al estar en la cúspide de la pirámide trófica, no estamos exentos de peligro. Las vías de exposición humana a los aditivos químicos de los plásticos son básicamente dos: la ingesta y la inhalación.

El mayor aporte corresponde a la dieta. Cuando ingerimos un pescado, estamos incorporando a nuestro organismo todos los contaminantes que ha acumulado a lo largo de su vida. Es importante destacar que el problema no viene por el plástico que el animal tenga en el tracto gastrointestinal, ya que esta parte no es comestible. El problema viene de los aditivos químicos del plástico, que sí se acumulan en los tejidos grasos, como el músculo, una parte que sí es comestible.

También hay que tener en cuenta que los alimentos pueden contaminarse durante la producción, el procesamiento industrial (empaquetado, enlatado y secado) y el almacenamiento, debido a la presencia de contaminantes en algunos materiales utilizados en el procesamiento, así como a la transferencia de contaminantes desde los materiales de envasado.

La otra vía de exposición humana es a través del aire. Estos químicos se hallan en las partículas del aire que respiramos, sobre todo en interiores (casas, oficinas, …), ya que dichos ambientes están llenos de materiales plásticos. Normalmente, esta exposición es inferior a la de la dieta, ya que solemos comer hasta 2 kg de alimentos por día, mientras que la inhalación de partículas a través de la respiración suele ser de 20 mg por día.

Así pues, la contaminación por plástico supone un grave problema ambiental y una potencial amenaza para la salud humana, por lo que son necesarias medidas para intentar reducir el uso de material plástico en la sociedad.


Ethel Eljarrat, Científica titular del Departamento de Química Ambiental, Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA – CSIC).


Fuente: Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.

Las Abejas Mueren y el Caballo Negro avanza

Por P.A. David Nesher

“…y he aquí que en el cuerpo del león había un enjambre de abejas, y un panal de miel. Y tomándolo en sus manos, se fue comiéndoselo por el camino” 

(Jueces 14:8-9)
 
 

Puede que no nos demos cuenta y ciertamente somos indiferentes, pero las abejas están desapareciendo a un ritmo alarmante; su población se está reduciendo en todo el mundo y nadie sabe con certeza por qué sucede ni cómo detenerlo. Esto puede no parecer un gran problema ni algo que debería preocuparnos, pues hay innumerables especies cuya población se está reduciendo y algunas están al borde de la extinción, entonces, ¿Qué tienen de especial las abejas?

Albert Einstein, el genio de la física moderna, llegó a decir en cierta ocasión: Si las abejas se extinguen, las personas se extinguirán en cuatro años. Yo no sé si ser científico garantiza a la vez dones proféticos, pero lo cierto es que la intuición de este varón estaba perfectamente conectada a lo que últimamente se vienen observando en el mundo: la muerte masiva de abejas. Una señal más que podría suponer un peligro para el ser humano.

Así lo afirmó en una publicación del 2007 la National Geographic News: “Sin dejar rastro alguno, algo está causando que las abejas desaparezcan por millares.”

No sólo desaparecen, sino que lo hacen a un ritmo demasiado acelerado, tal como lo comentó la BBC en una de sus publicaciones científicas: “Las abejas están desapareciendo a un ritmo alarmante.” Esto sin duda tendrá repercusiones para el hombre a través de la agricultura, como lo publicó en Febrero de 2011 el Telegraph: “El colapso de las abejas amenaza la seguridad alimenticia mundial.

Los dirigentes rusos declaran estar más que preocupados por la desaparición manifiesta de abejas. Se estima que en EE.UU. han desaparecido masivamente. Y lo mismo se reconoce en diversos mapeos europeos. Suponemos que los rusos han registrado algo similar. En efecto, Putin acaba de ponerle un ultimatum a EE.UU. conminando a su gobierno a que disponga medidas contra los gigantes de la ingeniería genética que se han ido adueñando de la agro-industria sobre la base de semillas transgénicas. La muerte de abejas en grandes cantidades a causa de enfermedades que en otros tiempos no las afectaban es un fenómeno que se viene registrando en muchos países. Según advierten los especialistas, esta tendencia amenaza los ecosistemas del planeta y puede generar una crisis alimentaria en el futuro, ya que las abejas mueren dejando las flores sin polinizar y, en consecuencia, cae la productividad de los cultivos hortícolas.

El valor fundamental de las abejas es sin duda la polinización. Desde hace mas de 50 millones de años, las abejas vienen realizando esta labor y gracias a ello se ha podido preservar una gran variedad de especies y se ha mantenido la muy saludable y necesaria diversidad para el desarrollo armónico de la vida de las especies. Las almendras californianas, principal productor mundial, requieren de al menos 2 millones de colmenas para garantizar la producción. Frutas, hortalizas y plantas silvestres necesita de este proceso, si este no funciona, las frutas secas, las verduras, las paltas, los kiwis y las almendras no llegarían al supermercado ni a la mesa familiar.

Para entender el trabajo de una abeja, podemos decir que para llevar a la colmena una carga de néctar en su buche, debe visitar más de 1000 flores en un promedio de 10 viajes por día lo que, la coloca a la cabeza representando cerca del 85% de la fauna polinizadora de plantas cultivables. Las abejas juegan un papel vital en la polinización, vale decir, en la fecundación de las flores de plantas y árboles para que luego se transformen en frutos. Sin polinización, no hay fecundación y por ende no hay frutos en la flor que se marchita sin dejar descendencia o semilla. La consecuencia de esta ausencia de fecundidad, se traduce en pérdidas fundamentalmente alimenticias por la falta de frutos a cosechar y en pérdidas económicas para los productores.

Las abejas, son aliados irreemplazables de la producción frutícola, porque al momento de ir en busca del néctar para alimentar las larvas hambrientas de la colmena, transportan en sus cuerpos las substancias que hacen posible la procreación de las especies silvestres y la biodiversidad vegetal. Uno de los males de las abejas reside en los llamados escarabajos de la colmena, que devoran a estas obreras de la naturaleza junto a todo su hábitat: la miel, las celdillas, la cera, etc. Lo más peligroso es que estos escarabajos se difunden no solo por medio de los productos de la apicultura y por las propias abejas, sino por los muebles y otras cosas de madera.  

Otro problema se deriva de las garrapatas y moscas-parásito que penetran en el cuerpo de la abeja y las consumen desde el interior. Lo triste de esto es que las propias abejas ya no son capaces de hacer frente a los parásitos y a los virus como antes lo hacían, debido a que la vecindad del ser humano con industrias de transgénicos, como Montsanto, ha empeorado sus habilidades para sobrevivir.

Son justamente los pesticidas que produce la industria mundial de transgénicos y los pesticidas que comercializan las multinacionales, como Bayer, la causa principal de la muerte masiva de las abejas. Por ende es urgente que nos conscienticemos que destruir los cultivos autóctonos dejando la agricultura sometida al pago de regalías y persiguiendo a quienes almacenen semillas naturales, significa resignar la soberanía alimentaria de los pueblos y es la destrucción de la diversidad de flora y fauna que nos entregó la naturaleza como nuestras ventajas absolutas.

Expertos norteamericanos, han llegado a la conclusión que con gran seguridad, el responsable de este drama sufrido por las abejas es un insecticida muy popular distribuido por la empresa biotecnológica alemana Bayer, de nombre Imidacloprid. Este compuesto fue puesto en el mercado en 1994 para combatir los parásitos de las hojas, de las flores y de los frutos de un total de casi 140 especies vegetales. El Imidacloprid era también efectivo contra las termitas, las moscas, las garrapatas pasando a ser el insecticida mas utilizado a nivel mundial. El detalle no estimado por los distribuidores de este producto milagroso y por quienes lo utilizan es que, se olvidaron que las abejas también son insectos. Los fabricantes, se evitaron también la molestia de informar a los consumidores del Imidacloprid, sobre los riesgos del mismo sobre la población de insectos benéficos.

El componente activo del Imidaclopid es una sustancia soluble en agua, similar a la nicotina que ataca el sistema nervioso de los insectos que, empiezan a enviar señales descontroladamente, con la consiguiente paralización muscular y la muerte. Dosis no letales pueden también influir en el sistema de aprendizaje de las señales de las abejas debilitando su memorización. Sin la capacidad de orientación intacta y la función motora disminuida las abejas vuelan sin dirección o caen fulminadas a tierra fuera de la colmena o lejos de ella; su comportamiento es similar a si estuvieran ebrias. Cuando Francia, dejo de usar Imidacloprid la población de abejas empezó su recuperación.  

A todos esto se suma que las abejas domésticas enfermas infectan a las abejas salvajes creando así una epidemia. Los científicos declaran que las muertes masivas entre los himenópteros conducirán a cambios en la Tierra, ya que un 80% de todas las flores que son polinizadas por insectos.  

En algunos países existen actualmente granjas donde la gente poliniza las flores con cepillos y una sustancia especial. Sin embargo, el hombre no puede polinizar cada flor por sí mismo, por lo que la muerte masiva de abejas y las posibles consecuencias que pueda conllevar para la humanidad no dejan de ser amenazantes. Por favor, disfrutando del aquí y ahora que el Eterno te ha regalado al estar leyendo esta bitácora, te pido que tomes unos minutos más y te dediques a prestar atención a todo este documental:  

https://fb.watch/3KLPLZmeEF/

La agricultura europea depende en un 84% de la polinización de los pequeños insectos, y la agricultura mundial en un 70%. La extinción de las abejas conllevaría una catástrofe alimenticia a nivel global, con una carestía apreciable y una consiguiente subida de precios de los alimentos. Y eso que solo estamos tomando en cuenta la agricultura, si añadiéramos además la vida silvestre (los bosques, los campos, las selvas, etc.) tendríamos en una sola palabra, el caos total.  

Megan Eckles, investigadora del Departamento de Biología de la Universidad de California en San Diego, estimó que, sin las abejas, el mundo, tal como lo conocemos, se acabaría en 40 (cuarenta) años.   Y es que el equilibrio ecológico es claro: las abejas son las responsables directas de la polinización, y sin ella, las plantas no podrán reproducirse, y sin plantas, la fauna que se alimenta de ellas morirá. En pocas palabras, la cadena trófica o cadena alimenticia se rompe, y aunque mucha gente piense lo contrario, nosotros somos parte de esa cadena.   Seguramente usted recién se entera de esto, sin embargo, los inversores han sido avisados de los posibles riesgos, y se les ha aconsejado que pongan su dinero en oro y maíz para beneficiarse ante la recesión que podría resultar de la ruptura de la cadena alimenticia causada por la alta mortandad de abejas.  

Ahora, hay una conexión de este asunto y las profecías bíblicas más interesante: las uvas y olivas no se verán afectados por este despoblamiento, debido a que las uvas se polinizan a sí mismas, mientras que las olivas son polinizadas por el viento. Y sabemos que el libro del Apocalipsis ya lo tiene a esto en oráculo: una hambruna vendrá justo antes del fin del mundo, hambruna que hará perecer todo tipo de plantas, con excepción de las uvas y olivares.  

“Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía:
Ven y mira.
Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano.Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía:
Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino”.
  (Apocalipsis 6:5-6)    

¿Será ésta la señal de que el fin del mundo esta vez no es fábula? ¿Qué cree usted?

HOY hemos hecho el Día del “exceso terrestre”: ¡Hemos agotado las reservas naturales de la Tierra!

El grupo ambientalista Global Footprint Network aseguró que los humanos han consumido todas las reservas naturales que la Tierra podía proveer para este año y están ahora “a descubierto”.
En un informe la entidad da cuenta de la enorme “huella ecológica” en el planeta y advirtió que el mundo alcanzó hoy el “día de exceso terrestre“, el punto en el año en que los humanos agotan los recursos naturales como la tierra, los bosques y la pesca, sobrepasando la capacidad anual del planeta para absorber productos de desecho como el dióxido de carbono.
Para el resto del año, el mundo “está en deuda ecológica“, ya que ha sobreexplotado los bosques y bancos de peces, degradó los recursos terrestres y provocó un aumento del dióxido de carbono en la atmósfera, agregó.
Conforme la entidad ambientalista, el “día de exceso terrestre” es calculado al compararse las demandas de los humanos en materia de recursos naturales con la habilidad del planeta de proveer recursos y absorber desechos.
Este año, en menos de nueve meses, los humanos han utilizado todo lo que la Tierra puede generar en doce meses. El “día de exceso terrestre” se adelanta varias jornadas año tras año, de acuerdo al estudio. 
El Global Footprint Network indicó que en 1961 la humanidad solo utilizó dos tercios de los recursos naturales, pero en la actualidad se necesitan el equivalente a un planeta y medio para lograr que la Tierra sea sustentable, y para mediados del siglo esa proporción habrá crecido a dos planetas.

La llamada “deuda ecológica” se incrementa cada año, advirtió la organización y recordó que en la década de 1980 el “Día Mundial del Sobregiro” quedaba marcado en el mes de noviembre, para los años de 1990 en octubre y en los 2000 en septiembre.

En 2012, la fecha cayó el 23 de agosto y este año tres días antes, refirió y destacó que dadas las tendencias actuales de consumo, “comenzaremos a vivir más allá de nuestro medios en un futuro no muy lejano“.

A lo largo de casi toda la historia, la humanidad ha utilizado los recursos de la naturaleza para construir ciudades y carreteras, para alimentarse y crear productos, incluso para absorber las emisiones de dióxido de carbono.

Empero, desde mediados de la década de 1970 los seres humanos cruzaron el umbral crítico pues su consumo comenzó a superar lo que el planeta puede reproducir.

En el informe, China cuenta con la mayor huella ecológica, principalmente debido a su enorme población y altos niveles de consumo y desechos, pero otros países cuentan con demandas mayores por persona en materia de recursos naturales. “Si todos vivieran como en EE.UU., se necesitarían cuatro planetas para abastecer la demanda global”, afirma el informe.

Fuente: Actualidad RT

NOTA PROFÉTICA:

Debemos de cuidar cada recurso que Dios nos ha provisto.
Esto está ilustrado en el Antiguo Pacto cuando el Eterno puso a Israel en la tierra prometida, una tierra fértil y abundante de leche y miel. YHVH les bendijo con una tierra productiva, y les mandó que dejaran descansar la tierra cada siete años.

“Seis años sembrarás tu tierra, y recogerás su cosecha; mas el séptimo año la dejarás libre, para que coman los pobres de tu pueblo; y de lo que quedare comerán las bestias del campo; así harás con tu viña y con tu olivar”

(Éxodo 23:10-11; Cf. Levítico 25:1-7).

Dios ordenó esto porque a fin de que no explotaran y extrajeran toda la vida de la tierra. Si dejaban descansar la tierra cada siete años, esto aseguraría que la tierra se rejuveneciera y volviera a ser productiva en el futuro.
Cuando YHVH le dio la ley a Moisés, Él les advirtió que si desobedecían, los quitaría de esa tierra (Deuteronomio 28). Tristemente, los hijos de Israel hicieron justamente eso y terminaron bajo justicia—las tribus del Norte cayeron a Asiría en 722 a.C.., y Judá a Babilonia en 605 a.C. En realidad, Dios designó el cautiverio de Babilonia por más de 70 años para dejar descansar la tierra por todos los años que Israel violó la ley Sabática (Levítico 26:33-35; 2 Crónicas 36:17-21).
Por todo esto, y muchos textos más, estoy convencido que hemos sido encomendados a tratar todo lo que Dios nos ha dado responsablemente. Pero esto, en realidad tiene poco que ver con el movimiento del medio ambiente. 

Día del Medio ambiente: El planeta Tierra en cifras

Existen daños en nuestro planeta pero también buenas acciones que preservan no sólo nuestra salud sino la supervivencia del ecosistema.
Este 5 de junio se conmemora el Día Mundial del Medioambiente. La Organización de Naciones Unidas (ONU) reveló el informe GEO 5, un diagnóstico sobre la salud del planeta que indica que aunque se encuentra delicado, no están en su fase terminal.
Para el 2015, al menos unas 800 millones de personas no tendrán acceso al abastecimiento de agua. Además, habrá un aumento de la temperatura global, lo cual generará más casos de malaria, fenómenos climáticos extremos y crecimiento del nivel del mar.
Sin embargo, no todo es malo. El Protocolo de Montreal ha protegido la capa de ozono y el uso de sustancias que dañan esta capa. La ONU también ha informado que el planeta Tierra podría alcanzar el Objetivo de Desarrollo del Milenio sobre el acceso del agua, pero no el del saneamiento.(2.600 millones de personas no lo poseen)
Por otro lado, al menos 19% de la energía se produce con recursos renovables y el 13% de las áreas protegidas ya cubren la superficie del planeta.
 FuenteLa República

Situación muy seria que los gobiernos no tienen en cuenta….

Informe científico asegura que el cambio climático devora las costas del Ártico

El texto fue elaborado por treinta profesionales de diez países que ha analizado la situación de 100.000 kilómetros de costa.

 

BERLÍN.- Berlín, 17 abr (EFE).- El calentamiento global está devorando las costas del Ártico, donde erosiones de hasta diez metros al año están afectando a poblaciones humanas y amenazando la supervivencia de especies locales de plantas y animales. 
Ésta es la principal conclusión de un doble estudio hecho público hoy por un consorcio de treinta científicos de diez países que ha analizado la situación de 100.000 kilómetros de costa o cerca del 25 % de las fronteras terrestres de los ocho países que lindan al norte con el océano Ártico. 
Parece que la erosión de las costas del Ártico se está acelerando de forma dramática. El recorte medio es de medio metro al año, pero en algunas zonas llega a ser de diez metros al año“, dice Volker Rachold, investigador del Instituto Alfred Wegener de Potsdam (este de Alemania).
Las áreas más afectadas son, según este novedoso informe científico, el mar de Laptev y el este de Siberia, ambos en Rusia, y el mar de Beaufort, que limita con las costas de Canadá y Alaska (Estados Unidos). 
El estudio alerta de que, como las costas del Ártico suponen un tercio del total de las costas del planeta, “la erosión puede llegar a afectar a áreas enormes en el futuro”.  
Este retroceso de las costas es consecuencia, sin duda, del calentamiento global, un problema que se agrava en el Círculo Polar Ártico, donde los incrementos doblan el aumento térmico medio global, explica el investigador alemán. 
Este proceso climatológico está descongelando parte del “permafrost” costero, la capa de hielo permanente de los niveles superficiales del suelo propia de regiones muy frías, lo que desbarata el de por sí fragmentario terreno sobre el que se asienta y lo deja totalmente expuesto al fuerte oleaje del océano Ártico.
   “Vemos rápidos cambios en una situación que ha permanecido estable durante milenios“, denuncia el estudio, el primero de carácter comprensivo que analiza las consecuencias físicas (geológicas y químicas), ecológicas y humanas de la erosión de las costas árticas. 
Su impacto es “substancial” para los ecosistemas árticos costeros y para la población humana asentada en esas regiones, apunta el documento “Estado de la Costa Ártica 2010”, de 170 páginas y disponible en internet.  
Los más afectados por estos cambios son los animales salvajes que habitan en esas regiones, especialmente los extensos rebaños de renos y caribús, y los frágiles ecosistemas de los lagos de agua dulce próximos a la costa. 
El hombre también se ve afectado por este grave proceso erosivo, pero dada la escasa población en las costas más septentrionales del planeta, el estudio le retrata más como acicate que como víctima en este problema medioambiental.
Rachold reconoce que hay “grandes intereses” económicos y comerciales para que no se tomen medidas para frenar este proceso: la región ártica es una fuente de recursos naturales como petróleo aún virgen y su deshielo podría abrir codiciadas rutas marítimas de transporte de mercancías. 
Además, las tímidas legislaciones que ya se han aprobado para frenar la erosión costera son de carácter nacional y no está siquiera prevista la negociación de una normativa internacional de protección. 
El trabajo científico, que precisará de estudios subsiguientes para confirmar la tendencia y evolución de este proceso, ha estado liderado por el Comité Científico Internacional del Ártico (IASC) y alentado por otros programas e instituciones científicas internacionales. 
Tenemos que seguir investigando en los próximos años. Aún nos faltan datos y no podemos hacer comparaciones con la situación de las costas del Ártico en el pasado“, indica Rachold.

 

Para entender lo situación de Japón

La escala INES 
de accidentes e incidentes nucleares
La escala INES, en vigor desde el año 1990, contempla siete niveles para clasificar los incidentes y accidentes y un nivel 0 para referirse a sucesos sin consecuencias para la seguridad que se denominan “desviaciones”.

Los niveles 1 a 3 corresponden a incidentes y los niveles 4 a 7 a accidentes.

Nivel 1 Anomalía: Problemas de seguridad menores sin impacto en la población o el medio ambiente.

Nivel 2 Incidente: Exposición de una persona del público por encima de 10 milisieverts (mSv) o de un trabajador por encima de los límites anuales reglamentarios. Niveles de radiación superiores a 50 mSv/h en una zona de operación no prevista.

Nivel 3 – Incidente importante: exposición diez veces superior al límite anual establecido para la exposición de los trabajadores con efectos sanitarios no letales (quemaduras). Contaminación grave en una zona no prevista.

Nivel 4 – Accidente con consecuencias locales: liberación menor de materiales radiactivos. Al menos una muerte por radiación. Fusión de combustible o daño que provoca una liberación superior al 0,1% del inventario del núcleo. Liberación de cantidades considerables de materiales radiactivos dentro de una instalación.

Nivel 5 – Accidente con consecuencias de mayor alcance: liberación limitada de materiales radiactivos. Varios fallecimientos por radiación. Daños graves en el núcleo del reactor. Liberación de grandes cantidades de materiales radiactivos dentro de una instalación, con alta probabilidad de exposición del público, provocada posiblemente por un incendio o un accidente de criticidad grave.

Nivel 6 – Accidente importante: liberación importante de materiales radiactivos, que probablemente requiere la aplicación de las contramedidas previstas.

Nivel 7 – Accidente grave: liberación grave de materiales radiactivos con amplios efectos en la salud y el medio ambiente, que requiere la aplicación y prolongación de las contramedidas previstas.

Fuente:  Muy Interesante

El caso Fukushima está siendo tapado con mentiras

Fukushima es un Chernobyl en cámara lenta

La planta asume la gravedad. Admite que la radiación puede superar la de 1986. Y no garantiza que pueda controlarla. 

TOKIO, Japón.- Tarde, según algunos, pero seguro. Japón admitió al fin la gravedad de Fukushima, cuya fuga radiactiva, a la que hasta ahora no saben cómo controlar, puede terminar superando la de Chernobyl. El sector crítico con la energía nuclear lo resumió en una frase: “Fukushima es un Chernobyl a cámara lenta“. 
Poco más después de un mes del terremoto y el tsunami, el Gobierno japonés calificó al accidente como un siete (el máximo de los niveles) en la escala internacional INES. Sólo Chernobyl, en 1986, había alcanzado ese grado, que es el obligado cuando hay “liberación grave de materiales radiactivos con amplios efectos en la salud y el medio ambiente”, reprodujo el diario español “El País”. 
Pese a los intentos de las autoridades niponas por diferenciar a Fukushima de la central soviética, la compañía Tepco -que administra la planta nuclear- admitió: “la fuga radiactiva no ha terminado y nuestra preocupación es que vaya a superar la de Chernobyl”. Para peor, nadie garantiza que Japón pueda controlar pronto lo que ocurre en los reactores.
Por su parte, el primer ministro japonés, Naoto Kan, negó que haya ocultado información al respecto. En cambio, pidió que los habitantes no afectados mantengan su vida diaria, compren productos de las zonas castigadas por el tsunami y que persista la unidad para superar la peor crisis que atraviesan desde la Segunda Guerra Mundial.

¿Hasta dónde llegará la nube de amargura?

La evolución de la nube nuclear
El Instituto de Aeronomía Espacial de Bélgica realizó una simulación que muestra cómo se diluye la nube radiactiva generada por la explosión del reactor 3 de la central de Fukushima el pasado lunes 14. Según este modelo, que se extiende hasta el sábado e incluye el efecto de las lluvias en el Oceano Pacífico, la nube se disolvería antes de llegar a las costas de América. 
La proyección se basa en la hipótesis de una nube ubicada entre 0 y 1.500 metros de altitud, es decir en la homosfera. El IASB dijo haber realizado otra prueba con una nube ubicada entre 0 y 3.000 metros de altitud sin que se noten mayores diferencias en la disolución de la nube. 
Esta hipotesis concuerda con los analisis de varios expertos que estiman que en el peor caso, el impacto de una nube radiactiva procedente de la planta de Fukushima estaría limitada sólo a Japón, al contrario de lo sucedido en el desastre de Chernobil.
“En el peor de los casos, la nube radiactiva no subiría tanto en la atmósfera”, dijo Jan Beranek, responsable de la Campaña Nuclear Internacional del grupo ecologista Greenpeace. “Es una buena noticia para el mundo, pero mala para Japón”, agregó. Tal es también la opinión de Sebastian Pflugbeil, presidente de la Sociedad para la Protección de la Radiación, con sede en Alemania, en caso de que el viento solplara hacia el este, al Océano Pacífico. 

Divergencias

Pero no todos piensan lo mismo. Según consignan investigadores citados por el diario Los Angeles Times, partículas radiactivas o isótopos de baja concentración podrían llegar este viernes a California, Estados Unidos. Sensores estadounidenses están desplegados para detectar cualquier señal de aumento de la radiactividad. Los expertos indican que de producirse sería dentro de los límites de seguridad establecidos.
En cambio, el director de investigación del gubernamental Instituto de Investigación de Defensa de Suecia, Lars-Erik De Greer, estima que los niveles de radiactividad no eran peligrosos para la gente, pero que las partículas, eventualmente continuarían hacia el Atlántico y también llegarían a Europa.
Por su parte, el director de investigación del gubernamental Instituto de Investigación de Defensa de Suecia, Lars-Erik De Greer dijo a El País de España que los niveles de radiactividad no son peligrosos para la gente, pero que las partículas, eventualmente continuarían hacia el Atlántico y también llegarían a Europa. 
El recuerdo de los globos bomba
En Estados Unidos, la situación recuerda en cierta medida al episodio de los “globos bomba”. Durante la Segunda Guerra mundial, Japón aprovechó una corriente de aire que sopla hacia el este para soltar 9.000 globos transportadores de bombas, los Fusen bakudan, para atacar a Estados Unidos y provocar incendios forestales y pánico general. Según Japón, se trataba de una represealia por la “incursión Doolittle” que Estados Unidos realizó en 1942, en la que pilotos norteamericanos bombardearon lugares claves en Tokio, durante la noche, desde aviones en el Pacífico.  Se estimó que unos 1.000 globos llegaron a territorio estadounidense, aunque sólo se tiene registro de 285.

El caso de Chernobil
Un estudio de la ONU estimó que podría haber entre 4.000 y 9.000 muertes más por cáncer a causa de Chernobil, pero Greenpeace dijo que el desastre podría haber causado más de 250.000 casos de cáncer y 100.000 muertos.
“En Chernobil todo el núcleo de la planta explotó“. dijo Malcolm Crick, secretario del Comité Científico sobre los Efectos de la Radiación Atómica (UNSCEAR). “Pero también hubo mucho calor que subió a gran altura en la atmósfera”, agregó. Crick dijo que Fukushima es “una situación grave, pero es muy pronto para decir” cuál sería el peor resultado.
Beranek, de Greenpeace, dijo que una contaminación grave de cesio podría conllevar que algunas zonas de Japón cercanas a la planta sean inhabitables, al menos durante décadas, como sucedió en los alrededores de Chernobil.  



Comenzó la carrera contra el reloj

La población se muestra muy preocupada por la presencia de emisiones radiactivas.

Japón luchaba el jueves por todos los medios para tratar de enfriar los reactores de la central nuclear de Fukushima, pero el pesimismo aumentaba en todo el mundo, desencadenando una fuga masiva de extranjeros de Tokio. El balance oficial del sismo y del tsunami era, seis días después de la catástrofe, de 5.700 muertos confirmados y 9.500 desaparecidos. Sin embargo, sólo en la ciudad de Ishinomaki, la cantidad de desaparecidos se elevaría a 10.000 personas, según un responsable local.

El número de heridos es de 2.285, según este balance. Más de 88.000 viviendas y edificios fueron destruidos, total o parcialmente. Las autoridades niponas tenían que hacer frente también a la creciente impaciencia de unos 500.000 damnificados, ante la escasez de agua potable y de víveres a pesar de una movilización sin precedentes de unos 80.000 soldados, policías y socorristas en el devastado noreste.
La mayor preocupación es la crisis nuclear, la más grave en el mundo desde la de Chernobyl, en 1986. Por primera vez, cuatro helicópteros del ejército japonés lanzaron el jueves de mañana varias toneladas de agua sobre los reactores más dañados, sobre todo el 3. Cinco camiones cisternas entraron igualmente en acción al caer la noche. Su objetivo era fundamentalmente llenar la piscina de combustible usado que fue dañada por una explosión e incendios.
El operador Tokyo Electric Power (TEPCO) indicó que no podía determinar la cantidad de agua que entró en la piscina porque sus responsables no podían verla. No obstante, la Agencia de Seguridad Nuclear indicó en la noche que estaba saliendo vapor de los edificios que habían sido regados, lo que significa que el agua cayó sobre puntos calientes, en las zonas problemáticas, como se deseaba. La misma operación se llevará a cabo el viernes.

Derrame del Golfo: Aparecen “buenas noticias”… pero sólo nos están distrayendo: ¡las consecuencias serán muy notorias en meses más!

Investigadores asegura que derrame petrolero parece no haber afectado a corales en el Golfo

A unos 32 kilómetros (20 millas) al sur de donde se produjo el devastador derrame petrolero de BP la vida silvestre parece abundante pese a los temores iniciales de que el crudo pudiera haber destruido estos delicados hábitat.
El plankton, diminutas partículas en suspenso que forman la base de la alimentación en el lecho oceánico, flota masivamente a 425 metros (1.400 pies) debajo de la superficie de las aguas en el Golfo de México. Cangrejos, estrellas de mar y otras criaturas de las profundidades nadan sobre arrecifes de coral, y pequeñas anémonas marinas surgen entre la arena como bosques en miniatura en un paisaje de apariencia lunar.
Los científicos empiezan a estudiar los efectos que puede haber causado el derrame del 20 de abril frente a las costas de Louisiana sobre los arrecifes de coral en el norte del Golfo. Hasta ahora el área parece haberse salvado del desastre, aunque hacen falta más investigaciones. Algunos de los corales a profundidad cerca del lugar del derrame sólo fueron descubiertos el año pasado.
Originalmente, cuando vimos la trayectoria del derrame petrolero y el rumbo que llevaba, estábamos muy preocupados de que impactara esos hábitat”, dijo el investigador Steve Ross, del Centro de Ciencias Marinas en la Universidad de Carolina del Norte en Wilmington.
Ross y otros efectúan su investigación desde un barco de Greenpeace en el Golfo, con el auxilio del pequeño submarino, para determinar si los corales sufrieron daño o si están sujetos a un deterioro a largo plazo, como por ejemplo su tasa de reproducción, 

MÁS SOBRE LA ISLA GIGANTE DE BASURA

Tras 22 años de juntar restos de plástico acumulados en medio del océano, un grupo de investigadores estadounidenses descubrió cómo y por qué se formó una isla de basura en el Atlántico . Lo que aún no pudo explicar ningún científico, son las consecuencias que tendrá en los seres vivos semejante contaminación.
Ya se sabía de la existencia de la gigantesca isla de plásticos flotantes del Pacífico Norte. Ahora, investigadores de Woods Hole Oceanographic Institution y de la Universidad de Hawaii en Honolulú dieron a conocer –en la revista Science – los resultados de la recolección de muestras tomadas entre 1986 y 2008 por más de 7.000 estudiantes universitarios en 6.136 localizaciones del mar Caribe y del Atlántico Norte. En este último se da la mayor concentración, que llega a 580.000 piezas por kilómetro cuadrado, en su mayoría milimétricas; la superficie de esa zona supera a la de Cuba.
Si bien los investigadores determinaron que los residuos flotantes tardan menos de 60 días en llegar desde las costas norteamericanas hasta la zona de acumulación, la gigantesca isla de plástico se formó con desechos arrojados desde las tres Américas. No obstante, el mayor caudal proviene del norte. Fueron arrastrados por corrientes superficiales y, por una circulación ciclónica de vientos, se aglutinaron en una zona de convergencia, en el mar de los Sargazos. Se trata de “una especie de embudo, donde el agua se concentra y termina yéndose hacia el fondo”, explica José Luis Esteves, a cargo del Laboratorio de Oceanografía Química y Contaminación de Aguas del CENPAT-Conicet, en Puerto Madryn. Allí, la velocidad de la corriente es tan lenta, que un velero podría estar 100 años sin moverse.
Los científicos se sorprendieron al comprobar que, pese a que la producción de plástico aumentó mucho en estos años, no pasó lo mismo con la concentración de restos en la zona de mayor acumulación. Descubrieron que en los trozos más pequeños ya se habían establecido microorganismos, y concluyeron que, después de haberse degradado por el clima y la radiación solar, terminan depositándose en el fondo del mar.
“El impacto global, muchas veces no se ve –señala Esteves–. Esos procesos de degradación tienen importancia en el ecosistema, por la disminución de oxígeno.
Hay plásticos más peligrosos que otros, según su composición.


Originalmente tenían un contenido de mercurio muy elevado, que hoy se ha reducido. Pero en el fondo del mar hay bacterias que transforman el mercurio en metilmercurio, que causa malformaciones fetales” cuando es ingerido a través del pescado contaminado.
Es la pesquería la que produce buena parte de la contaminación. Antes de terminar en una isla de basura, los sunchos de plástico ahorcan a los lobos marinos, cortan el pie de gaviotas y se enriedan en los delfines. Las bolsas matan a las tortugas marinas, que las tragan al confundirlas con medusas.
“Cada uno de estos barcos es un pequeño barrio flotante, con los defectos que tiene cualquier vecino con el manejo de sus residuos –observa el investigador argentino–. Pese a que la Organización Marítima Internacional prohíbe el vertido de todo tipo de plástico, no les importa tirar lo que sea, incluidas baterías de la ecosonda”.
Los plásticos son sólo lo visible. “ El problema es lo que incluyen: hay residuos plásticos que contienen pilas o sustancias metálicas –subraya Esteves–. Si son botellas de aceite de vehículos, o de combustible, o sustancias tóxicas, terminan dispersándose en el mar en el lugar donde caigan”.
Además de formar islas de basura, las corrientes marinas y el viento también la amontonan en determinados lugares de las costas. “En la Patagonia hemos detectado zonas de hasta 10 kilómetros.
Cualquier sitio donde haya convergencia oceánica es un lugar potencial de acumulación de basura.
La hay en la isla de los Estados, donde viven sólo cuatro personas, que no son generadoras de basura. Y lo que no quedó ‘colgado’ allí o en las Malvinas, seguirá hasta el centro del Atlántico”.

Esteves ve “extremadamente difìcil” eliminar estas islas, “a menos que haya una campaña de Naciones Unidas. Es una decisión de política internacional”. Entretanto insiste en la necesidad de reemplazar el plástico por otras sustancias, para reducir su uso y para incrementar su reciclado.
Fuente: El Clarín-Argentina

Una isla de basura más grande que Cuba

Se trata de un bloque gigantesco de residuos plásticos que flota en el Atlántico. Se desconocen las consecuencias a futuro. Científicos analizan su impacto en el medio ambiente.

Una gran isla de basura, ocasionada por los vientos y por la acción natural de las corrientes, fue descubierta recientemente en medio del océano Atlántico. Este preocupante archipiélago al que existe en el Pacífico Norte.

El descubrimiento fue realizado por investigadores de la Universidad de Hawaii y del Wood Hole Oceanographic Institution y publicado por la revista Science de los Estados Unidos. Según cuenta el diario Clarín, la isla de basura tiene una superficie mayor que la ocupada por Cuba.
Los científicos aseguran que la isla de basura se formó con restos de plástico acumulado en el mar durante 22 años y aún no se sabe qué consecuencias traerá en el ecosistema a futuro.

Los investigadores señalaron que la gigantesca isla de plástico se formó con deshechos arrojados desde las tres Américas, no obstante, el mayor caudal proviene del norte.

Para José Luis Estéves, encargado del Laboratorio de Oceanografía Química y Contaminación de Aguas del CENPAT-Conicet, en Puerto Madryn, es “extremadamente difícil eliminar estas islas”, a menos que “haya una campaña de Naciones Unidas”.

En este sentido agregó que es necesario reemplazar el plástico por otras sustancias, para reducir el uso y para incrementar su reciclado.

Fuente: infobae.com

¿Otro accidente en las costas de Lousiana?

Alarma por un nuevo derrame de crudo en el golfo

 

 

Una plataforma petrolera explotó ayer en el Golfo de México, donde en abril último se produjo el mayor derrame de crudo de la historia a raíz del incendio y hundimiento de una plataforma de BP.

Anoche, las llamas habían sido sofocadas y los 13 operarios de la plataforma, rescatados. Sin embargo, al cierre de esta edición, una mancha de petróleo de 1.600 metros de largo y 30 de ancho yacía en el mar, según informaban voceros de la Guardia Costera.

La plataforma accidentada, llamada Vermilion Oil 380 –de Mariner Energy Inc., con sede en Houston–, estalló frente a las costas de Lousiana. Si bien no hubo que lamentar víctimas mortales, ya que los trabajadores lograron saltar a las aguas con sus chalecos salvavidas, voceros de la Guardia Costera, confirmaron que un importante volumen de crudo se derramó en las aguas, extendiéndose por casi dos kilómetros. Mariner Energy, sin embargo, desmintió la información.
El gobierno estadounidense está preparado para responder contra una posible contaminación de las aguas, con los recursos “listos” para actuar, subrayó el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, en rueda de prensa.
En un primer momento se había informado que la plataforma no se encontraba en actividad, pero voceros de la Guardia Costera indicaron que sí estaba produciendo gas y petróleo.

No se dieron a conocer los motivos de la explosión .
De la plataforma dependen siete pozos petrolíferos. Según el gobernador de Louisiana, Bobby Jindal, todos los pozos fueron cerrados apenas se desató el incendio en la plataforma.
Desde la empresa Mariner explicaron que el crudo incendiado provenía de los 100 barriles de petróleo que estaban almacenados en la plataforma y no de los pozos, por eso descartó se haya producido una fuga de crudo.
El lugar del accidente se encuentra a unos 320 kilómetros del sitio donde se encontraba la plataforma Deepwater Horizon, de BP, que explotó el 20 de abril. Expertos petroleros citados por los medios estadounidenses descartaron que el accidente de ayer pueda tener consecuencias comparables al desastre de la Deepwater Horizon .
Apenas conocida la noticia de la explosión, la Guardia Costera envió al lugar siete helicópteros para iniciar las tareas de socorro. Los 13 ocupantes de la plataforma fueron rescatados por una nave de aprovisionamiento de suministros, la Crystal Clear, dijo la comandante de la Guardia Costera Cheri Ben-Iesau. Y agregó que todos fueron llevadas en helicóptero a centro Médico General de Terrebonne, en Houma. Al lugar también llegaron tres buques especializados en la contención de incendios.
La plataforma está sobre aguas a una profundidad de 100 metros, a unos 160 kilómetros al sur de Vermilion Bay, en la costa central de Luisiana.
Su ubicación es en aguas poco profundas, mucho menos que los cerca de 1.500 metros de profundidad del sitio donde ocurrió el derrame de BP.

  Fuente: Clarín

¡UNA MUY BUENA SUGERENCIA!

Brad Pitt sugiere pena de muerte para quienes derramen petróleo en los océanos

El actor aparece en el documental de Spike Lee, “If God is Willing and Da Creek Don’t Rise”, que será estrenado esta noche en la TV estadounidense.
 
Brad Pitt, uno de los actores más cotizados de Hollywood, ahora participa en la controversia generada alrededor del derrame de petróleo de la trasnacional British Petroleum en el Golfo de México.
El actor dijo que no sería descabellado pensar en la pena de muerte para los culpables del vertido que ocasionó un deterioro en el ecosistema del océano, según recoge el Daily Mail.
Brad Pitt expresa su opinión en el documental “If God is Willing and Da Creek Don’t Rise” de Spike Lee, que será transmitido esta noche por la cadena HBO.
Consultado sobre los responsables de esta crisis del medio ambiente, el actor de “Bastardos sin Gloria” sentenció: “Nunca antes estuve de acuerdo con la pena de muerte, pero en este caso estoy empezando a considerarla”.
KATRINA
Pitt, de 46 años, ha encabezado el proyecto “Make it right”, que impulsa la construcción de 150 casas ecológicas en una de las áreas más afectadas de Nueva Orleans por el huracá Katrina el año 2005.
Sus esfuerzos en esta región se muestran en parte en el filme de Lee, con motivo del quinto aniversario del desastre que ocasionó el Huracán.
El documental debía terminar en una simpática nota apoyando al equipo de New Orleans por su participación en el Super Bowl, pero el director cambió de parecer al ocurrir el peor atentado ambiental en toda la historia de los Estados Unidos.
“Será mucho más que un documental”, dijo el realizador, que también confiesa que tuvo que “pensar y reconfigurar” la trama de su historia.

 

DEBERÁN PAGAR LO QUE DIOS DIGA NO LO QUE ELLOS QUIEREN!

BP ya pagó 400 M de dólares por los daños del derrame

La petrolera anunció hoy que ha pagado 399 millones de dólares en demandas por el vertido de petróleo en el Golfo de México. Además, una entidad indemnizará al resto de los damnificados con 20 mil millones otorgados por la empresa

BP dejó el miércoles de admitir nuevas denuncias por el derrame y pasó hoy el relevo a una entidad independiente creada específicamente para la tarea, el Centro de Reclamaciones del Golfo de México (GCCF, en inglés).
La petrolera aprovechó la ocasión para publicar, en un comunicado, el recuento de las demandas que ha subsanado a lo largo de 16 semanas que han pasado desde que el 3 de mayo se hizo cargo de la compensación a los afectados.
En concreto, indicó que ha tramitado 154.000 reclamaciones y ha recibido 166.000 llamadas, tras las cuales ha emitido 127.000 cheques por valor de 399 millones de dólares. 
A partir de ahora, será el GCCF quien pagará las multas a través de un fondo de 20.000 millones de dólares que BP ha establecido en una cuenta, gestionada por terceros y supervisada por el abogado Kenneth Feinberg. 
El fondo, que nació de un acuerdo entre BP y el presidente de EE.UU., Barack Obama, pagará 5 millones al año a lo largo de 4 años y cuenta, de momento, con un depósito inicial de 3.000 dólares que la petrolera dispuso hace dos semanas.
Feinberg precisó hoy en una conferencia de prensa que el GCCF compensará tanto los salarios y beneficios perdidos por la interrupción de negocios como las lesiones de particulares, algunos de ellos a través de “cheques de emergencia” que se pagarán en 6 meses. 


Fuente: EFE

Evaluación que será enmascarada con mentiras

México y EEUU evaluarán impacto ambiental de derrame de petróleo de BP
Los gobiernos mexicano y estadounidense realizarán de manera conjunta una evaluación del impacto ambiental del derrame del pozo petrolero de la firma British Petroleum (BP) en el Golfo de México, informó este jueves el ministerio mexicano de Medio Ambiente.

“Tenemos un acuerdo político con el gobierno de Estados Unidos (…) sobre cómo integrar históricamente la primera evaluación de impacto ambiental en el Golfo de México” tras el derrame de la BP, dijo a la prensa el ministro de Medio Ambiente Juan Rafael Elvira.

Explicó que a finales de septiembre autoridades mexicanas se reunirán con representantes del gobierno de Estados Unidos para determinar cómo se realizará esa evaluación de impacto ambiental.

Elvira dijo que si bien la mancha de crudo “quizá nunca llegue a aguas territoriales (de México)”, ello no descarta que puedan presentarse “daños a los ecosistemas mexicanos, en este caso marinos”.

El ministro reiteró que México cobrará a BP todos los gastos que se puedan generar por el monitoreo y eventual daño por el derrame de petróleo en aguas mexicanas.

La fuga del pozo, a 1.500 metros de profundidad, se presentó en abril pasado y fue contenida a mediados de julio luego de que 4,9 millones de barriles de crudo, equivalentes a unos 780 millones de litros, se vertieran en el Golfo.

Este jueves se dio a conocer que oceanógrafos descubrieron en las profundidades del mar una enorme estela de hidrocarburos procedente del pozo averiado y que hasta ahora era imperceptible.

Fuente: Globovision

Nuevo accidente causa derrame de petróleo en EE.UU

Cerca de cuatro millones de litros de  petróleo se derramaron en un río del estado de Michigan (norte de Estados  Unidos), tras la ruptura de un oleoducto, informaron autoridades.

La agencia de protección del medioambiente de Estados Unidos (EPA) indicó  el miércoles en un comunicado que la fuga había comenzado el lunes cuando un  oleoducto de 76 centímetros de diámetro, perteneciente a la empresa canadiense  Enbridge Inc, se quebró derramando el crudo en el arroyo Talmadge.

Según la empresa, el oleoducto fue cerrado al igual que las válvulas de  aislamiento, deteniendo así el vertido de petróleo. Una investigación está en  curso para determinar las causas de la fuga.
Fuente: teleSUR – Afp / FC

¡AHORA RESULTA QUE EL DERRAME SE PODRÍA HABER EVITADO!

BP DICE QUE YA HA GASTADO 20 MIL MILLONES DE DÓLARES EN EL GOLFO

El golfo de México está ávido de soluciones y la población necesita ser compensada por los daños provocados por el accidente en la plataforma petrolífera propiedad de BP. El dinero prometido por la compañía británica para un fondo de compensación será repartido de forma “rápida y legítima”, según ha declarado el hombre designado para controlar los 20.000 millones de dólares prometidos, el administrador independiente Kenneth Feinberg.
Para acceder al dinero del fondo no se necesitan abogados, ha explicado Feinberg -que coordinó las indemnizaciones a las víctimas del 11-S-. De momento, los afectados deben presentar una reclamación, lo que no impedirá que más adelante puedan abrir procesos legales, “pero estos llevarán mucho tiempo”, ha informado. “La gente está en una situación económica desesperada”, acaba de anunciar Feinberg. Mucho dinero hay en juego en el mayor desastre medioambiental de la historia de Estados Unidos.
Esta mañana, BP anunciaba que hasta la fecha y dos meses después de la explosión y posterior hundimiento de su plataforma por causas aún por esclarecer se han gastado 2.000 millones de dólares en tareas de limpieza y compensaciones a las víctimas (32.000 afectados han recibido 105 millones, según BP). Esa cantidad no está incluida en los 20.000 millones del fondo de compensación.
Fuente: EL PAÍS

BRITISH PETROLEUM FUE ALERTADA DE LA FALLA ANTES DEL DESASTRE

Un empleado de la plataforma Deepwater Horizon, cuya explosión causó el vertido de crudo en el golfo de México, le dijo a la BBC que localizó el derrame semanas antes de que se produjera el accidente.
El inhibidor de fugas, que está diseñado para evitar derrames en caso de emergencias, falló el día del desastre. Tyrone Benton aseguró que alertó sobre este defecto a BP y Transocean, la compañía propietaria de la plataforma.

Las compañías no repararon la avería porque esa decisión habría supuesto el cese temporal de las operaciones de extracción, causando una pérdida de US$500.000 al día, según Benton.

Fuente: BBC MUNDO

¡No tienen agua potable: población afectada por derrame de petróleo1

Reportes desde la zona señalan que dos niños se enfermaron por tomar agua contaminada. También se ha reportado presencia de peces con petróleo en las aletas.

Pobladores de veintiocho comunidades nativas del distrito de Parinari y Urarinas, en la provincia de Loreto, están sin agua para poder subsistir debido al derrame de petróleo registrado el sábado último en las aguas del río Marañón, que es la única fuente de agua en la zona.
Según reportó Radio La Voz de la Selva desde la zona del desastre, a estas horas del día no existe agua para satisfacer la necesidad de los pobladores.
“El Gobierno Regional de Loreto solo trajo unos botellones pequeños de agua que se agotaron rápidamente. Todos están desesperados porque no saben qué va a pasar en las próximas horas ante la falta de compromiso de Pluspetrol y de las autoridades. Hay dos niños que ya sufrieron problemas estomacales porque tomaron agua del río. Hemos podido tomar fotos de peces contaminados, con las aletas impregnadas por petróleo”, señala el reporte de la emisora.

Nota Profética:
¡Esto sólo es el comienzo de dolores a causa de las consecuencias de este daño!
A partir de ahora preparémonos a ver cosas nunca pensadas: ¡Un “genocidio potencial” de características increíbles se ha activado desde este “supuesto accidente”!

Al derrame de petróleo se suma el peligro del gas metano

El alto porcentaje de gas inflamable produce más problemas sobre el ecosistema del Golfo de México.

El petróleo que escapa del pozo situado en el lecho del Golfo de México contiene enormes cantidades de gas metano que podrían plantear una grave amenaza para el delicado ecosistema de la zona.
El crudo que emana contiene un 40% de metano, en comparación al 5% que en general acompaña al combustible en otras explotaciones, dijo el profesor de oceanografía John Kessler, de la Universidad Texas A&M, que estudia el impacto del metano en este caso.
Grandes cantidades de metano han entrado en el golfo, según los científicos, sofocando potencialmente la flora y fauna marina y creando “zonas muertas” en las que la carencia de oxígeno impide la presencia de vida.
“Se trata de la fuga de metano más grave en la historia moderna de la humanidad”, dijo Kessler.
El metano es un gas incoloro e inodoro e inflamable, el principal componente del gas natural usado en los hogares y la industria. Los ingenieros de la industria petrolera suelen quemar el exceso de gas que conlleva el crudo antes de que sea enviado a las refinerías. Eso es lo que ha hecho BP tras la recuperación de más de 7,5 millones de galones (28,5 millones de litros) del pozo averiado.
Un vocero de BP dijo que la empresa quema unos 30 millones de pies cúbicos de gas diarios en la boca de la fuga, lo que suma unos 450 millones de pies cúbicos desde que comenzaron las tareas de recuperación hace 15 días. Esa cantidad es suficiente para calentar 450.000 hogares por cuatro días. Esa cifra no contiene el metano escapado y diluido en el agua.
BP PLC dijo que la campana de contención colocada en el pozo averiado recuperó unos 619.500 galones de crudo que fueron transferidos a cisternas de superficie. 

Represalia

Tony Hayward, directivo de la empresa BP que ayer fue vapuleado en el Congreso de Estados Unidos, dejará la conducción de las operaciones contra el derrame en el Golfo de México, anunció el director de la petrolera, Carl-Henric Svanberg.
En declaraciones a la cadena británica Sky News, habló de un “momento difícil” para Hayward, quien “quiso conducir personalmente los esfuerzos” para frenar el derrame de crudo.
“Estados Unidos está frustrado pero nosotros nunca pusimos la ganancia delante de la seguridad. Nunca buscamos huir de nuestras responsabilidades”, declaró Svanberg. “Todavía hoy no sabemos cuánto será el costo total del incidente”, dijo Svanberg, quien admitió que “Tony hizo declaraciones que turbaron a las personas”.