Terremotos

Terremotos: Instrumentos Divinos para Dejar de Hacer el Mal.

Por P.A. David Nesher

El martes, y mientras Latinoamérica se encuentra en el pico de la ola de esta pandemia, fuimos sorprendidos por un fuerte sismo que alertó a todo México.

Entonces, y como es natural, me llegaron mensajes de lectores mexicanos que reflexionando acerca de por qué este tiempo tan lleno de circunstancias negativas, preguntan: ¿fueron los temblores del martes una mera “coincidencia” o un mensaje del Alto y Sublime con respecto a la prevalencia de la rebeldía humana contra la Torah?

La gran mayoría de los seres humanos, programados por la ciencia atea reptiliana, cree que Dios nada tiene que ver con los terremotos y los últimos desastres que están sucediendo en el mundo. Pero, entendiendo y aceptando que el Eterno es el Creador del Cielo y la Tierra, nos damos cuenta que las Sagradas Escrituras tienen mucho que decir al respecto, revelando que los terremotos juegan papel importante en los tratos amorosos de Dios para con Su Pueblo y las naciones.

La Historia de la Salvación llena de Terremotos.

Primeramente diré que a lo largo de toda la historia bíblica ocurrieron sacudidas o temblores de tierra como resultado de fuerzas geológicas naturales (Zacarías 14:5), o como resultado de la intervención directa de Dios bien con fines judiciales o para cumplir algún propósito relacionado con sus siervos en las naciones.

Cuando entregó la Torah en el Monte Sinaí, se produjo un formidable terremoto, inclusive con alguna actividad volcánica, lo que constituyó un marco impresionante para aquel acto (Éxodo 19:18; Salmo 68:8.) El Eterno tuvo una intervención directa en aquella demostración de poder, pues habló desde la montaña por medio de un ángel (Éxodo 19:19; Gál. 3:19; Heb. 12:18-21).

La aterradora potencia destructiva de los terremotos en ocasiones ha sido prueba del juicio de Yahvéh contra los que quebrantan su Torah (Nahum 1:3-6.)

Esta semana hemos visto como YHVH se sirvió de un terremoto para ejecutar a los rebeldes Datán y Abiram, así como a la casa de Koraj. El registro dice que la tierra abrió su boca y los tragó, haciéndolos descender vivos al Sheol. (Números 16:27, 32, 33.)

También ocurrió un temblor de tierra antes de que Yahvéh corrigiese a Elías y volviera a encomendarle nuevas asignaciones de servicio (1Reyes 19:11-18).

Otros terremotos han ocurrido milagrosamente para ayudar al pueblo de Israel, como cuando Jonatán y su escudero atacaron con audacia una avanzadilla filistea. En respuesta a su fe, YHVH originó un terremoto que puso en confusión a todo el campamento filisteo, de modo que se mataron entre ellos y los sobrevivientes se dieron a la fuga. (1Sam. 14:6, 10, 12, 15, 16, 20, 23).

Al leer los Evangelios encontramos que hacia las tres de la tarde del día en que murió Yeshúa, un terremoto hendió las masas rocosas, con lo que las tumbas conmemorativas se abrieron y arrojaron los cadáveres que había en ellas. Además, la cortina del santuario del Templo de Jerusalén se rasgó de arriba abajo (Mt. 27:45, 51-54; Luc. 23:44, 45).

Otro terremoto ocurrió el día de la resurrección de Yeshúa, cuando un ángel descendió del cielo e hizo rodar la piedra que impedía la entrada a la tumba. (Mt. 28:1, 2).

El apóstol Pablo y su compañero Silas recibieron respuesta a sus oraciones y canciones de alabanza cuando un gran terremoto abrió las puertas de la prisión y soltó las cadenas de los prisioneros. Este incidente llevó a la conversión del carcelero y su casa (Hch. 16:25-34).

Yeshúa mismo predijo que los terremotos en gran cantidad y magnitud serían una de las características de la señal de su presencia. (Mt. 24:3, 7, 8; Luc. 21:11).

El Terremoto como Producto Final del Trato a mi Prójimo.

Resulta ser que en el hebreo, la palabra Ra’ash [רעש] con tres letras: resh, ayin, shin, se traduce como temblor, sismo o terremoto, y proviene de la raíz de tanto de mal [רע] (Ra’a) así también como de [רע] (Re’a) que se traduce como prójimo.

En el lado “malo” del término, podemos ver que (Ra’a) tiene una letra Shin [ש] ‘añadida’. Si ponemos atención en la forma de esa letra, notaremos que es como los shináim (dientes), es decir, que está relacionada con la Lashón Hará (traducida como “Lengua Mala” o “Mal Hablar“). Es decir que en la cosmovisión celestial el lashón hará se encuentra implícito en el concepto del temblor y/o terremoto.

Ahora bien, entendemos y aceptamos que de quien se suele hablar mayormente mal es del Re’a, es decir, del prójimo.

Es interesante también saber que hoy día, en el hebreo moderno , a los temblores se les dice también רעידת אדמה (Reídat Adamá) o רעש אדמה (Rash Adamá) podemos ver que es la misma raíz.

En verdad, no cuento con toda la capacidad para responder la pregunta de mis lectores mexicanos con certeza de qué fue lo que originó el terremoto del martes, pero sí puedo aportar lo que en el Talmud Yerushalmi se explica acerca del tema de los sismos. En la sección Berajot (9: 2), los sabios afirman que los terremotos son causados por varias formas de conducta negativa que enojan al Ribono Shel Olam (Soberano Oculto del Mundo).

Entre esas varias razones para el inicio de un terremoto, el Talmud Yerushalmi, a través de Eliyahu Hanabí, dice:

“Se le preguntó a Rav Nehorai:
“¿Por qué ocurren los terremotos?”
Rav Nehorai dijo: “Debido a los pecados de aquellos que no separan Ma’aser (diezmo) de sus productos“.

Allí continúa dándose la explicación de como el Ma’aser está asociado a liberarse del egoísmo, desde donde la tierra es elevada a la armonía celestial.

Después de un análisis de por qué no tomar ma’aser conlleva tanta severidad, el Talmud Yerushalmi declara otra razón para que se produzcan sismos:

Dijo Rav Ajá:
La tierra tiembla debido al pecado de toevah (homosexulidad). El Eterno dijo: ‘Usted participó en un acto antinatural. Por tu vida, sacudiré la tierra a causa del acto de esta persona.”

El Talmud Yerushalmi luego relata que los Jajamim también dijeron que “la tierra tiembla a causa de disputas“, y Rav Shmuel dijo: “Un terremoto es una señal del cese o fin del reinado de una era“.

La declaración de Rav Ajá que correlaciona el comportamiento desviado con los terremotos es la que la gente meditará. Que nos merezcamos ver la gueuláh (redención) pronto, con el reinado del Ribonó Shel Olam y la verdad eterna de su Torah reconocida en todo su mundo.

¡La Era de la Estructura Babilónica está llegando a su Fin!

Una cosa queda por decir al finalizar esta bitácora, y es que el Eterno puede usar los terremotos en juicio simplemente porque Él es soberano y anhela que todos los hombres procedan a teshuváh (arrepentimiento – 2 Pedro 3:9). Todos los fenómenos naturales —terremotos, vientos, tormentas, lluvias, granizos y demás— están bajo el control divino soberano y son parte de su arsenal para gobernar al mundo con justicia.

Todos debemos entender y aceptar que los caminos de YHVH son mucho más altos que los nuestros (Isaías 55:9). Debemos creer que lo que Él creó es “bueno” (Génesis 1:31), y por lo tanto, Él lo usa para comunicarse con la humanidad. El temblor de la tierra recuerda al ser humano que aunque puede tener dominio sobre la Tierra, es mortal (“como hierba son sus días” – Salmo 103:15). 

Cualquiera sean los logros de la humanidad, el Nombre del Eterno debe ser reverenciado y honrado. Sin embargo, la hostilidad de la humanidad siempre ha sido construir cada vez mejor, pero sin Dios y Su Instrucción. Así, lo que Dios puede destruir, el hombre, en su rebeldía, se esforzará por reparar. Aún más, la humanidad se comprometerá en desafiar,  superar y construir mejor y más alto. Ese es el espíritu rebelde del hombre que se encuentra revelado en la Torah, desde que Nimrod creara el sistema babilónico, lo que hoy conocemos como Nuevo Orden Mundial.

“[…] Efraín y los habitantes de Samaria, dicen con orgullo y arrogancia de corazón, los ladrillos han caído, pero reconstruiremos con piedra vestida; las higueras han sido taladas, pero las reemplazaremos con cedros
(Isaías 9:9-10). 

Los seres humanos se unen para desafiar los juicios divinos. No sólo eso, ellos dicen que reconstruirán “mejor”. El espíritu de Edom (Roma) puede decir: “Aunque hemos sido aplastados, reconstruiremos las ruinas”.  Pero esto es lo que dice YHVH de los ejércitos: “Pueden edificar, pero destruiré. Ellos serán llamados la Tierra Malvada, un pueblo siempre bajo la ira de YHVH ’”(Malaquías 1:4).

El Eterno, por supuesto, puede demoler todos los logros y las estructuras de la humanidad… incluyendo los de esta edad postmoderna.

Megaterremoto en el Caribe: ¿Un Instrumento Celestial a Manifestarse?

Por P.A. David Nesher

Hoy desperté con una sensación profética en mi espíritu: “El Caribe está en mi Rigor”, fue la frase que vibró en mi interior. Entonces, decidí investigar para conseguir evidencias que sustentaran esto. Así fue que me enteré que de un tiempo a esta parte muchos organismos muchos organismos multilaterales están preocupados por lo que pueda ocurrir en el Caribe, no sólo porque es la ruta favorita de los huracanes, que cada vez son más fuertes y destructores, sino por evidencias sísmicas que asustan.

Sucede que en esta región puede ocurrir un terremoto de grandes dimensiones que en la historia jamás se ha registrado. Las evidencias científicas lo vienen demostrando así desde hace dos años.

Por esto, se han dispuesto de cuantiosos recursos para asistir a las islas caribeñas, especialmente la República Dominicana y Puerto Rico.

De igual modo se están haciendo distintos tipos de simulacros para prevenir tsunamis que podrías afectar simultáneamente a cientos de países. Se asegura que si esto llegara a concretarse las aguas del Océano Atlántico inundarían las costas de varios países, entre ellos Venezuela, Colombia, Guyana, Estados Unidos, Nicaragua, Costa Rica, República Dominicana, las Antillas y otros.

El geólogo Edgar Joaquín Carrillo Lombana, master en Geomorfología, de la Universidad de Ledin, Holanda, quien ha trabajado por 25 años para el Servicio Geológico de Colombia, ha advertido sobre un posible tsunami en las costas del caribe colombiano.

El geólogo advierte que hay evidencias de que el triángulo de las tres fallas que forma el sistema de la Sierra Nevada de Santa Marta tiene actividad tectónica reciente. “La falla de Bucaramanga-Santa Marta está acumulando energía. No la libera para acomodar las fuerzas. Es una falla que, cuando se active, el daño que hará será mucho más grande, porque liberará más energía”, dijo el experto.

Ahora bien, siempre se ha dicho que la falla geológica conocida como ´la falla de Bucaramanga-Santa Marta´, es como un león dormido. En cualquier momento puede despertarse y ese sacudón es impredecible y de insospechables consecuencias.

Sucede que la zona del Caribe, incluyendo Puerto Rico, la Española, Jamaica, las Antillas Menores, un pedazo de Cuba y varios países de Centroamérica al sur de México, flotan en la placa tectónica, llamada la Placa del Caribe. Esta placa tiene un área de más de 3 millones de kilómetros cuadrados.

Es decir, el peligro de un tsunami o de un sismo que lo provoque no solo es en el Pacífico, sino también en el Caribe, por lo cual las naciones de sus islas deben también prepararse.

Sobre las eventualidades geológicas, el geólogo dice que “hay registros de evidencias de que en el Caribe sí se han producido tsunamis que han dejado huellas geológicas y aunque solo miramos el Pacifico. Esto no quiere decir que en este litoral no se pueda producir un fenómeno de ese tipo”.

Así mismo, la responsable del Centro de Investigación Sísmica de la Universidad de las Indias Occidentales (UWI) en Trinidad, Joan Lutchman, viene realizando, desde 2018, un llamado para que el Caribe se prepare para un “gran terremoto“, ya que se han registrado en los últimos años varios movimientos telúricos que permiten predecirlo.

Ante estos anuncios, y con el fin de generar prevención, se creó el Observatorio del Caribe Colombiano, que busca definir la situación geológica actual de la región y diseñar un mapa con las alertas que encabeza el propio Carrillo Lombana.

Un evento que se recuerda en estos días es el terremoto en Haití ocurrido el 12 de enero de 2010, que pone en evidencia que algo peor puede ocurrir en el Caribe.

Este fenómeno que provocó la muerte de cientos de personas se produjo en la zona que limita dos placas tectónicas, la placa del Caribe y la placa Norteamericana.

Los expertos han explicado que la placa del Caribe se está moviendo 20 mm aproximadamente cada año hacia la placa Norteamericana, “movimiento que produce la deformación de la corteza y la generación de grandes fallas sísmicas de desgarre orientadas principalmente este-oeste”.

La isla de la Española, que acoge a República Dominicana y Haití, es atravesada por dos grandes fallas de desgarre: la Falla Septentrional al norte, y la Falla de Enriquillo al sur.

Se consigna que entre los años 1943 y 1953 se han producido hasta cuatro terremotos destructivos de magnitud mayor de 7 asociados a la Falla Septentrional. Los resultados preliminares de la localización del epicentro en Haití, su profundidad y su modelo de ruptura, indican que el evento registrado en enero del 2012 está asociado con un movimiento de la Falla de Enriquillo.

En esta otra falla, relativamente más tranquila desde el punto de vista sísmico, no se habían producido terremotos importantes en las últimas décadas, aunque podría haber sido la causante de varios de los grandes terremotos históricos.

Hace ya un tiempo que José Luis Granja Bruña, especializado en geología del Caribe, planteó que “el terremoto de Haití cuestiona los mapas previos de peligrosidad sísmica de la región, que no la señalaban como extremadamente peligrosa, debido a que no ha producido terremotos destructivos durante los dos últimos siglos“.

La Falla de Enriquillo acomoda un desplazamiento de 7 mm/año, de los 20 mm totales del movimiento entre la placa del Caribe y la Norteamericana. Hacia el este de Haití, esta falla desaparece en la República Dominicana, mientras que hacia el oeste continua en el mar.

También se establece que el análisis de la prolongación de esta falla en el mar es uno de los objetivos del grupo de investigadores liderado por Andrés Carbó Gorosabel, de la Universidad Complutense de Madrid, quien dirige un equipo de de geólogos y físicos, que desde hace una más de una década está estudiando la geología del noreste del Caribe y trabajando activamente con varias instituciones de la República Dominicana y con el Servicio Geológico de Estados Unidos.

Científicos han establecido que al norte la Falla de La Hispaniola dentro del mar que es el borde de placa antiguo donde está ubicada la Trinchera de Puerto Rico (Fosa de Milwaukee) y la Falla Septentrional, borde de placa activo en el norte, que penetra a la isla por la Bahía de Manzanillo y continua en la parte sur de la Cordillera Septentrional, saliendo por la Bahía de Samaná, con una longitud superior a los 300kms. Esta falla es similar a la de San Francisco en California Estados Unidos de América.

El otro sistema está situado al Sur de la Isla, el cual penetra por el sur de Haití continuando por San Juan y Ocoa, llegando al Mar Caribe hasta la Fosa de los Muertos, al Sur de Santo Domingo, San Pedro de Macorís y La Romana.

Carbó ha explicado que: “la tectónica de esta zona del Caribe es extremadamente compleja, pero gracias a los resultados de las investigaciones realizadas en los últimos años, ahora entendemos mucho mejor su geología“.

En cuanto a la llamada Trinchera de Puerto Rico, al norte de la Isla, esta define uno de los bordes entre la Placa del Caribe y la Placa de Norteamérica. Estas se mueven en dirección opuesta en este punto, lo que crea terremotos frecuentes, incluyendo el devastador terremoto de Haití.

Al este de Puerto Rico, en la zona de las Antillas Menores, se halla una zona de convergencia entre placas litosféricas. Esta convergencia es responsable de los volcanes en Guadalupe, Monserrate, Dominica, Martinica y otras islas cercanas.

Hasta no hace mucho, los geólogos no habían observado divergencia tectónica cerca de Puerto Rico. En años recientes, sin embargo, con el desarrollo de mediciones geográficas de posición con satélites (GPS, Global Positioning Systems, por sus siglas en inglés), se ha descubierto que la placa del Caribe podría estar dividida en placas más pequeñas, llamadas microplacas.

Daniel A. Laó Dávila en un trabajo titulado Placas tectónicas, terremotos y maremotos, publicado en (http://www.cienciapr.orgestablece) asegura que Puerto Rico, junto a La Española y Jamaica, se encuentra en el borde entre las placas del Caribe y de Norteamérica. En este borde de placa las rocas chocan entre sí, en vez de moverse de lado a lado. Por consecuencia, Puerto Rico se encuentra en una zona donde más rompimientos de rocas ocurren debido a estos movimientos de placas.

Y en el mismo escrito, Laó Dávila anota: “No hay que tener miedo a los terremotos y a los maremotos. Sólo hay que estar listos y preparados, en caso que ocurra. Cada vez que sintamos las vibraciones ocasionadas por un terremoto y ver que estamos sanos y salvos, podemos entonces apreciar que estamos sintiendo el continuo movimiento de las placas tectónicas en la Tierra”.

Lo verdadero de todo esto es que hay Alguien que soberanamente tiene el control de todo, y Él se encarga que toda circunstancia ayude al bien de su propósito eterno cumpliéndose en las naciones por medio de la manifestación de sus hijos. Por lo tanto, debemos sencillamente estar alertas y velando en oración a fin de que cuando esto acontezca podamos proclamar a todos los seres humanos que el Eterno está llamándolos a palpar el maravilloso uso de la herramienta pre-existencial llamada teshuvá (arrepentimiento). Así serán muchas las almas humanas que regresaran al diseño original mesiánico que el Boré Olam (Creador del Mundo) colocara en cada criatura humana para representarlo aquí en la Tierra.

¡El Señor Viene Pronto!

¿Estás listo para recibirlo?

Cuando la TV tiembla… (Las reacciones de periodistas ante el Terremoto de Chile)

Hubo una serie de numerosos programas de televisión que se vieron afectados por el terremoto de Chile, en el día de ayer, mientras estaban al aire en vivo. Lo que más se destacó, como denominador común en todos ellos, es que en esos momentos las formas televisivas tradicionales y los protocolos aprendido en el entrenamiento de la profesión, chocan con el propio instinto que muchas veces pide a gritos salir corriendo.

Algo así es lo que sucedió en el programa, de mi tierra mendocina, Tardes compartidas, de Canal 7, donde la conductora Gisela Campos cortó en seco a una invitada que estaba haciendo una rutina de stand up y tuvieron que salir dejar el estudio por temor a que se cayeran las luces.

En la provincia de San Juan (vecina del norte de Mendoza), los periodistas Daniela Pinardi y Marcelo Yacante estaban conduciendo el noticiero vespertino de Canal 5 a la hora del terremoto. Ellos acababan de volver del corte. Sin embargo, y ante el evidente flujo de adrenalina en sus cuerpos, mantuvieron la calma a pesar del severo movimiento que se sintió en San Juan. Pese al fuerte movimiento, los periodistas accionaron correctamente y no sembraron pánico en los televidentes. En un momento, Pinardi se levanta de su lugar y quien queda frente a las cámaras es el periodista Marcelo Yacante.

Algo similar sucedió en Chile, aun cuando el epicentro del movimiento telúrico se vivió allí. El conductor de CNN Chile, Gonzalo Ramírez, que estaba al aire en ese momento demostró un absoluto profesionalidad y mantuvo la calma, relatando lo sucedido sin titubear ni un segundo e incluso dando consejos sobre cómo reaccionar ante la situación. El periodista chileno no perdió la calma e informó con mucha tranquilidad la alerta de tsunami que provocó el terremoto de 7.9 grados y provocó réplicas de hasta 8.3 grados.

El terremoto también tomó por sorpresa a un reconocido periodista chileno conducía su programa de radio. Sin embargo, el presentador continuó la transmisión con una extraordinaria calma que intentó contagiar a la audiencia. El informador es Ramón Ulloa, de Tele13 Radio, que dialogaba en directo con una oyente cuando el sismo de magnitud 8,3 comenzó a sacudir todo a su alrededor. El periodista se mostró sereno y siguió brindando información con un humor y tono amable. Obsérvenlo:

¿Qué pasaría si un Asteroide impactara sobre la Tierra?

La revista científica rusa Vokrug sveta ha publicado un trabajo que explica los efectos que tendría la caída de distintos tipos de asteroides sobre la Tierra. Si bien aclara que actualmente no se han detectado objetos peligrosos que amenacen a nuestro planeta, esto no significa que no los haya, por lo que la creación de tecnologías para desviar asteroides es una tarea muy importante.

Si un asteroide de 300 metros de diámetro cayera en la Tierra a una velocidad de 30 kilómetros por segundo desataría una explosión de 5.000 megatones, formando un cráter de 5 kilómetros, lleno de roca fundida, sobre el cual se generaría una bola de fuego que causaría incendios en un radio de 50-70 kilómetros. Siete segundos más tarde, un terremoto destruiría todos los edificios en un radio de 30 a 40 kilómetros, y 30 segundos después caerían todas las instalaciones ubicadas a una distancia de 150-200 kilómetros.

Un asteroide de 100 metros, que cae a una velocidad de 40 km/s, con un ángulo de 80° respecto a la superficie de la Tierra, generaría un cráter de 3 kilómetros de diámetro y una explosión de 300 megatones; destrucción total en un radio de 20 kilómetros, destrucción severa en un radio de 40 a 50 kilómetros y terremotos en un radio de 60 kilómetros. La probabilidad de que esto suceda es de 1 cada 9.000 años.

Un asteroide de 1.000 metros provocaría un cráter de 25 kilómetros de diámetro y una explosión de 300 gigatones, causando la destrucción total en un radio de 200-250 kilómetros, y un terremoto de 7 grados en un radio de 400-450 kilómetros. Su probabilidad: una cada 2 millones de años

Un asteroide de 10 kilómetros produciría un cráter 190 kilómetros de diámetro y una explosión de 300.000 gigatones. Destrucción total en un radio de 1.000-1.500 kilómetros. Destrucción severa en un radio de 3.000 kilómetros.

Nasa desmiente rumor sobre destrucción de la Tierra por un asteroide.

asteroide tierra

Desde el año pasado ha ido aumentando una serie de rumores que circulan por internel que afirman que un objeto celeste amenaza con chocar con la Tierra en el próximo mes.

El mundo puede dormir tranquilo: ningún asteroide gigante amenaza con chocar con el planeta azul y destruir Estados Unidos en septiembre“, asegura un experto de la Nasa, echando por tierra un sinfín de dichos rumores catastróficos.

No tiene ninguna base científica, ni siquiera la sombra de una prueba, que un asteroide o cualquier objeto celeste amenace con entrar en colisión con la Tierra en ese momento“, declaró Paul Chodas, uno de los responsables de la NASA, en un blog del prestigioso programa de la agencia encargada de detectar cometas y asteroides.

Todos los asteroides conocidos por el momento tienen menos del 0,01% de posibilidades de entrar en colisión con la Tierra en el curso de los próximos 100 años, explicaron los responsables del programa en un mensaje publicado el miércoles.

Si hubiera algún objeto así de grande para causar ese tipo de destrucción en septiembre, hubiéramos ya visto algo“, agregó Chodas.

La Nasa intenta así contrarrestar los rumores que circulan en Internet, que afirmaban que un asteroide iba a entrar en colisión con la Tierra entre mediados y fin de septiembre cerca de Puerto Rico, en el Caribe.

La Nasa detecta, sigue el rastro y graba las descripciones de asteroides y de cometas que pasan a 48 millones de kilómetros de la Tierra utilizando telescopios instaladas en el Sol o en el espacio“, precisó la Nasa en el mensaje.

Aún una vez más, no existe ninguna prueba de que un asteroide o cualquier objeto celeste circule en una trayectoria que vaya a chocar contra la Tierra“, sentenció Chodas.

No es la primera vez que hay este tipo de rumores. En 2011 se dijo que el cometa Elenin provocaría una hecatombe aunque nunca representó peligro alguno para la Tierra. Luego, se habló del fin del mundo al final del calendario maya, el 21 de diciembre de 2012, y este año, dos asteroides –el 2004 BL86 y el 2014 YB35—se dijo representaban un peligro de colisión, pero su paso por nuestro planeta se realizó sin incidentes, tal como lo predijo la NASA.

Indonesia: 20 años de terremotos que llamaron al arrepentimiento… ¡más no quisieron oír la Voz del Eterno!

El sismo de 8,7 grados de magnitud en la escala abierta de Richter que ha sacudido hoy la región norte de la isla de Sumatra, en Indonesia, y que ha generado una alerta de tsunami, se suma a la lista de los 14 grandes sismos registrados en los últimos 20 años ese país.
El archipiélago indonesio, situado en el llamado “anillo de fuego” del Pacífico, es una zona de gran actividad sísmica y volcánica que sufre unos 7.000 temblores al año, en su mayoría de escasa magnitud.
No obstante, en los 14 grandes sismos registrados en los últimos cuatro lustros en Indonesia perecieron más de 310.000 personas, el más grave de ellos el de 2004, que estuvo acompañado de un gran tsunami que causó unos 220.000 muertos y desaparecidos no sólo en ese país, sino también en otros once de Asia y África.
Estas es la lista de terremotos de mayor magnitud en la escala abierta de Ritcher registrados en Indonesia desde 1992:
13 diciembre 1992 (Isla de Flores). Un seísmo de 7,5 grados causó 2.500 muertos.
16 febrero 1994 (Sumatra). Un seísmo de 6,5 grados dejó 207 muertos.
3 junio 1994 (Java): Un seísmo de 5,9 grados provocó 214 muertos por un maremoto que siguió al temblor.
4 de junio 2000 (Sumatra). Un terremoto de 7,3 grados originó 103 muertos y 500 heridos.
26 diciembre 2004 (Aceh). Un seísmo de 8,9 grados causó 300.000 muertos en doce países de Asia y África.
El consiguiente tsunami barrió extensas zonas costeras en Indonesia, Tailandia y Sri Lanka. Indonesia fue el país con mayor número de víctimas, al menos 220.000 entre muertos y desaparecidos.
28 marzo 2005 (Sumatra). Un seísmo de 8,7 grados causó 547 muertos, un millar de desaparecidos y un millar de heridos.
27 mayo 2006 (Java). Un seísmo de 6,2 grados originó 6.234 muertos, 20.000 heridos y 340.000 desplazados.
17 julio 2006 (Java). Un terremoto de 7,7 grados causó 596 muertos y 70 desaparecidos por un maremoto causado por el movimiento telúrico.
12 septiembre 2007 (Costa occidental de Sumatra). Una cadena de seísmos de hasta 8,2 grados dejó 23 muertos y daños en más de 30.000 edificios.
30 septiembre 2009 (Sumatra Occidental). Un sismo de 7,6 grados causa al menos 3.000 muertos y deja sin hogar a unas 450.000 personas.
25 junio 2010.- (Islas Mentawai). Un terremoto de 7,5 grados y tsunami originaron 154 muertos y 400 desaparecidos.
26 octubre 2010.– (Sumatra Occidental). Un seísmo de 7,5 grados y el posterior tsunami causó 454 muertos y 88 desaparecidos.
6 septiembre 2011.– (Sumatra). Un terremoto de 6,6 grados ocasionó tres muertos en el pueblo de Singkil.
11 de abril de 2012.– (Sumatra). Un seísmo de 8,7 grados de magnitud sacudió hoy la región norte de la isla de Sumatra, con alerta de tsunami.

Regresa el terror a Japón: fuerte terremoto y alerta de tsunami

El sismo ocurrió a las 06:51 horas (21:51 GMT del miércoles) y su epicentro se localizó frente a la costa este de la prefectura de Iwate, a una profundidad de 20 kilómetros.

 

Para la costa de Iwate fue emitida un alerta de tsunami, que fue levantada a las 7:45 horas (22:45 GMT del miércoles).
La emisora local NHK aseguró que es posible que llegue una ola de gran altura pero que hasta el momento no hay reportes de daños o víctimas del terremoto.
 

Datos de la NASA que hacen sospechar del proyecto HAARP

Detectan fenómeno atmosférico tres días antes del terremoto de Japón

El Centro de Vuelos Goddard de la NASA detectó que la capa atmosférica ubicada arriba del epicentro del terremoto de Japón sufrió una alteración térmica tres días antes del desastre natural.
Antes del movimiento sísmico del 11 de marzo, el contenido de electrones en la ionósfera se incrementó de manera dramática encima de la zona donde se originó el terremoto, según informó Daily Mail.
Se cree que los días previos a un terremoto, la energía liberada por las fallas geográficas de las placas terrestres causa una gran fuga de gas radón, sustancia que ioniza el aire y le proporciona una carga eléctrica. El agua, al contener también una carga, es atraída por las partículas de aire.
Las moléculas de agua en el aire se condensan, se convierten en líquido y emiten calor, el cual fue detectado por la estación de la NASA.
“Nuestros primeros resultados nos demuestran que el 8 de marzo incrementó la cantidad de radiación infrarroja, variación que fue captada por un satélite”, comentó Dimitar Ouzounov, uno de los científicos detrás del descubrimiento.
Se espera que estos hallazgos permitan, en algún momento, detectar variaciones similares como una manera de predecir terremotos.
Fuente: El Comercio
Haarp la nueva arma para modificar el clima
Explicación del sistema HAARP

¡Día de sismos… día de avisos celestiales!

Sismo de 5 grados sacude Centroamérica

Un sismo de 5 grados de magnitud en la escala de Richter sacudió hoy parte del territorio Pacífico centroamericano, sin causar víctimas ni daños materiales, informaron fuentes oficiales. 

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) indicó que el temblor se registró hoy a las 02:34 hora local (08:34 GMT) y que su epicentro se localizó a 214 kilómetros al oeste de Managua, en el Océano Pacífico, en la región del Golfo de Fonseca, que comparten El Salvador, Honduras y Nicaragua. 

Un sismólogo del Ineter, Greyving Argüello, precisó que el movimiento telúrico tuvo lugar a una profundidad de 30 kilómetros y explicó que fue causado por el choque entre las placas Cocos y Caribe. 

Una fuente de la Defensa Civil dijo a Efe que en Nicaragua no se reportaron víctimas ni daños materiales como consecuencia del sismo.
Fuente: eca 

Sismo de 4,4 grados se registró en Ecuador 

Este domingo 15 de mayo se registró un sismo de 4,4 grados de magnitud en la escala de Richter en la provincia costera de Manabí (oeste de Ecuador). Hasta el momento no se han reportado víctimas ni daños materiales.
El Instituto Geofísico ecuatoriano, informó que el movimiento telúrico ocurrió a las 07.15 hora local (12.15 GMT) a 0,98 grados de latitud sur, a 80,09 grados de longitud oeste y a una profundidad de 29,95 kilómetros y, presuntamente  se sintió “levemente” en la ciudad de Guayaquil, la más poblada de Ecuador.

Fuente: Agencia Carabobeña de Noticias

Sismo de 6 grados en el Atlántico frente a costa

Un sismo de 6,0 grados de magnitud en la escala de Richter se registró frente a costas brasileras del océano Atántico, dijo el servicio geológico estadounidense (USGS).

Por el momento las autoridades no han reportado víctimas ni daños de consideración.

El sismo se registró en el Atlántico, a 1.277 km de Natal, noreste de Brasil, dijo el USGS.

Este terremoto ocurrió además a una profundidad de 9 km y no hay indicaciones inmediatas de tsunami.

Texto copiado de RCN Radio

Sismo de 5 grados Richter golpea El Salvador

Esta mañana un movimiento telúrico de 5 grados en la escala de Richter sacudió El Salvador, Centroamérica, informó la cadena CNN en Español.

  El epicentro del temblor se ubicó a 60 kilómetros al sur de la playa El Espino, en el departamento sureño de Usulután. De momento no se han registrado daños materiales o personales.

Fuente: La República (Perú)

Y todavía falta el más fuerte….!

Más de mil temblores han sacudido Japón desde el 11 de marzo

La magnitud de 405 de ellos ha sido superior a los 5 grados, según portavoz de la Agencia Meteorológica nipona
Tokio (EFE). Más de mil sismos superiores a una magnitud 4,5 Richter han sacudido Japón desde el terremoto y un devastador tsunami del 11 de marzo pasado, que dejó más de 28.000 víctimas entre muertos y desaparecidos.
Según datos del Instituto Geológico de EE.UU. (USGS), hasta hoy, jueves, a las 17.00 hora de Japón (08.00 GMT) se habían registrado en este país al menos 1.001 temblores de más de 4,5 en la escala de Richter.
Un portavoz de la Agencia Meteorológica nipona detalló que 408 movimientos telúricos han tenido una magnitud de 5 o más grados en la escala Richter y que, de tener en cuenta aquellos de al menos 4 grados, la cifra podría multiplicarse por diez.
De los temblores registrados desde el 11 de marzo, un total de 68 han sido de 6 o más grados Richter y otros cinco han registrado al menos 7 grados, la misma magnitud del terremoto que dejó unos 300.000 muertos en Haití en enero de 2010.
El terremoto de magnitud 9 Richter que hace poco más de un mes sacudió el noreste nipón fue el más fuerte en este país desde que se iniciaron las mediciones, hace 140 años, y estuvo seguido de un gran tsunami con olas de hasta quince metros.
A más de un mes de la catástrofe, la cifra de muertos se sitúa en 13.456 y todavía hay 14.851 desaparecidos, según el último recuento policial.
La tragedia provocó además una grave crisis nuclear en la planta de Fukushima, donde los operarios continúan trabajando día y noche para tratar de refrigerar los reactores de la central y contener la radioactividad.
Japón se asienta sobre el llamado Anillo de Fuego del Pacífico, por lo que está relativamente acostumbrado a temblores que, en su mayoría, no tienen consecuencias graves por las estrictas normas de construcción en vigor.
Hasta el del 11 de marzo, el terremoto más grave en la historia reciente de Japón era el de 7,2 Richter que sacudió la ciudad de Kobe en 1995, que causó la muerte de unas 6.400 personas.

El caso Fukushima está siendo tapado con mentiras

Fukushima es un Chernobyl en cámara lenta

La planta asume la gravedad. Admite que la radiación puede superar la de 1986. Y no garantiza que pueda controlarla. 

TOKIO, Japón.- Tarde, según algunos, pero seguro. Japón admitió al fin la gravedad de Fukushima, cuya fuga radiactiva, a la que hasta ahora no saben cómo controlar, puede terminar superando la de Chernobyl. El sector crítico con la energía nuclear lo resumió en una frase: “Fukushima es un Chernobyl a cámara lenta“. 
Poco más después de un mes del terremoto y el tsunami, el Gobierno japonés calificó al accidente como un siete (el máximo de los niveles) en la escala internacional INES. Sólo Chernobyl, en 1986, había alcanzado ese grado, que es el obligado cuando hay “liberación grave de materiales radiactivos con amplios efectos en la salud y el medio ambiente”, reprodujo el diario español “El País”. 
Pese a los intentos de las autoridades niponas por diferenciar a Fukushima de la central soviética, la compañía Tepco -que administra la planta nuclear- admitió: “la fuga radiactiva no ha terminado y nuestra preocupación es que vaya a superar la de Chernobyl”. Para peor, nadie garantiza que Japón pueda controlar pronto lo que ocurre en los reactores.
Por su parte, el primer ministro japonés, Naoto Kan, negó que haya ocultado información al respecto. En cambio, pidió que los habitantes no afectados mantengan su vida diaria, compren productos de las zonas castigadas por el tsunami y que persista la unidad para superar la peor crisis que atraviesan desde la Segunda Guerra Mundial.

¿Hasta dónde llegará la nube de amargura?

La evolución de la nube nuclear
El Instituto de Aeronomía Espacial de Bélgica realizó una simulación que muestra cómo se diluye la nube radiactiva generada por la explosión del reactor 3 de la central de Fukushima el pasado lunes 14. Según este modelo, que se extiende hasta el sábado e incluye el efecto de las lluvias en el Oceano Pacífico, la nube se disolvería antes de llegar a las costas de América. 
La proyección se basa en la hipótesis de una nube ubicada entre 0 y 1.500 metros de altitud, es decir en la homosfera. El IASB dijo haber realizado otra prueba con una nube ubicada entre 0 y 3.000 metros de altitud sin que se noten mayores diferencias en la disolución de la nube. 
Esta hipotesis concuerda con los analisis de varios expertos que estiman que en el peor caso, el impacto de una nube radiactiva procedente de la planta de Fukushima estaría limitada sólo a Japón, al contrario de lo sucedido en el desastre de Chernobil.
“En el peor de los casos, la nube radiactiva no subiría tanto en la atmósfera”, dijo Jan Beranek, responsable de la Campaña Nuclear Internacional del grupo ecologista Greenpeace. “Es una buena noticia para el mundo, pero mala para Japón”, agregó. Tal es también la opinión de Sebastian Pflugbeil, presidente de la Sociedad para la Protección de la Radiación, con sede en Alemania, en caso de que el viento solplara hacia el este, al Océano Pacífico. 

Divergencias

Pero no todos piensan lo mismo. Según consignan investigadores citados por el diario Los Angeles Times, partículas radiactivas o isótopos de baja concentración podrían llegar este viernes a California, Estados Unidos. Sensores estadounidenses están desplegados para detectar cualquier señal de aumento de la radiactividad. Los expertos indican que de producirse sería dentro de los límites de seguridad establecidos.
En cambio, el director de investigación del gubernamental Instituto de Investigación de Defensa de Suecia, Lars-Erik De Greer, estima que los niveles de radiactividad no eran peligrosos para la gente, pero que las partículas, eventualmente continuarían hacia el Atlántico y también llegarían a Europa.
Por su parte, el director de investigación del gubernamental Instituto de Investigación de Defensa de Suecia, Lars-Erik De Greer dijo a El País de España que los niveles de radiactividad no son peligrosos para la gente, pero que las partículas, eventualmente continuarían hacia el Atlántico y también llegarían a Europa. 
El recuerdo de los globos bomba
En Estados Unidos, la situación recuerda en cierta medida al episodio de los “globos bomba”. Durante la Segunda Guerra mundial, Japón aprovechó una corriente de aire que sopla hacia el este para soltar 9.000 globos transportadores de bombas, los Fusen bakudan, para atacar a Estados Unidos y provocar incendios forestales y pánico general. Según Japón, se trataba de una represealia por la “incursión Doolittle” que Estados Unidos realizó en 1942, en la que pilotos norteamericanos bombardearon lugares claves en Tokio, durante la noche, desde aviones en el Pacífico.  Se estimó que unos 1.000 globos llegaron a territorio estadounidense, aunque sólo se tiene registro de 285.

El caso de Chernobil
Un estudio de la ONU estimó que podría haber entre 4.000 y 9.000 muertes más por cáncer a causa de Chernobil, pero Greenpeace dijo que el desastre podría haber causado más de 250.000 casos de cáncer y 100.000 muertos.
“En Chernobil todo el núcleo de la planta explotó“. dijo Malcolm Crick, secretario del Comité Científico sobre los Efectos de la Radiación Atómica (UNSCEAR). “Pero también hubo mucho calor que subió a gran altura en la atmósfera”, agregó. Crick dijo que Fukushima es “una situación grave, pero es muy pronto para decir” cuál sería el peor resultado.
Beranek, de Greenpeace, dijo que una contaminación grave de cesio podría conllevar que algunas zonas de Japón cercanas a la planta sean inhabitables, al menos durante décadas, como sucedió en los alrededores de Chernobil.  



Comenzó la carrera contra el reloj

La población se muestra muy preocupada por la presencia de emisiones radiactivas.

Japón luchaba el jueves por todos los medios para tratar de enfriar los reactores de la central nuclear de Fukushima, pero el pesimismo aumentaba en todo el mundo, desencadenando una fuga masiva de extranjeros de Tokio. El balance oficial del sismo y del tsunami era, seis días después de la catástrofe, de 5.700 muertos confirmados y 9.500 desaparecidos. Sin embargo, sólo en la ciudad de Ishinomaki, la cantidad de desaparecidos se elevaría a 10.000 personas, según un responsable local.

El número de heridos es de 2.285, según este balance. Más de 88.000 viviendas y edificios fueron destruidos, total o parcialmente. Las autoridades niponas tenían que hacer frente también a la creciente impaciencia de unos 500.000 damnificados, ante la escasez de agua potable y de víveres a pesar de una movilización sin precedentes de unos 80.000 soldados, policías y socorristas en el devastado noreste.
La mayor preocupación es la crisis nuclear, la más grave en el mundo desde la de Chernobyl, en 1986. Por primera vez, cuatro helicópteros del ejército japonés lanzaron el jueves de mañana varias toneladas de agua sobre los reactores más dañados, sobre todo el 3. Cinco camiones cisternas entraron igualmente en acción al caer la noche. Su objetivo era fundamentalmente llenar la piscina de combustible usado que fue dañada por una explosión e incendios.
El operador Tokyo Electric Power (TEPCO) indicó que no podía determinar la cantidad de agua que entró en la piscina porque sus responsables no podían verla. No obstante, la Agencia de Seguridad Nuclear indicó en la noche que estaba saliendo vapor de los edificios que habían sido regados, lo que significa que el agua cayó sobre puntos calientes, en las zonas problemáticas, como se deseaba. La misma operación se llevará a cabo el viernes.

El mar sigue agitándose en juicios

Alerta por inundación marítima en Fukushima

La Agencia Japonesa de Meteorología señaló que el sismo hundió las costas del norte, donde se encuentra la central nuclear. Desde el viernes, el riesgo de anegamientos es “mucho más grande que antes del terremoto”

En un comunicado emitido este jueves en su página web, el organismo afirma que el suelo de la zona directamente afectada por la tragedia está “mucho más hundido” que antes del hecho.
“A partir de ahora, será necesario poner especial atención en el nivel de las mareas y prepararse para inundaciones en estas regiones, especialmente durante las mareas de primavera, cuando el nivel de las aguas se eleva por encima de lo normal“, previene el documento.
La Agencia  alertará a la región cuyo nivel sea más profundo utilizando un sistema de avisos de tormenta en Internet, y las primeras fechas en las que aconseja tener especial cuidado van desde el 18 al 26 de marzo -esto es, a partir del viernes y por ocho días-, del 1º al 11 de abril y entre el 16 y el 24 de ese mismo mes.

Japón: Humo subió de su nariz.

Un volcán comenzó a erupcionar

El Shimoedake está activo desde enero, pero desde inicios de marzo no se había registrado actividad. Autoridades recomendaron evacuar la zona.
El volcán Shimoedake, en el sur de Japón, expulsa fuego y cenizas hasta una distancia de cuatro kilómetros, informó la Agencia Meteorológica de Japón. Las autoridades japonesas restringieron el acceso al lugar.
El volcán de 1,421 metros está activo desde enero tras una pausa de más de 50 años. En febrero, las autoridades recomendaron evacuar a los habitantes más cercanos al volcán, pero desde comienzos de marzo no había registrado más actividad.
El evento se registra tres días después del devastador terremoto de 9 grados de magnitud en la escala de Richter y del tsunami que azotó el noreste del país. Por el momento, no se sabe si el suceso tiene relación con el fuerte movimiento del viernes.

Eje Terrestre: ¡A un año de correrse… se inclina nuevamente!

El terremoto en Japón ha traido muchas consecuencias, no sólo para este país asiático sino para el resto del mundo. Una de ellas es la siguiente: los expertos coinciden en que el terremoto debe haber desplazado el eje de la Tierra entre unos 10 y 15 centímetros.
 
No es primera vez que esto ocurre. El 27 de febrero de 2010 un terremoto de una magnitud de 8.8 en la escala de Richter tuvo lugar en Chile y provocó el desplazamiento del eje de rotación de la Tierra en unos 8 centímetros. En forma similar, el atroz movimiento que sacudió la costa este de la isla japonesa de Honshu ocasionó el imperceptible acortamiento del día terrestre como resultado de la redistribución de la masa planetaria.
El sismo del día viernes llegó a 8.9, pero los expertos del Servicio Geológico de Estados Unidos especulan que la magnitud real llegó a marcar una cifra de 9 en la escala o incluso mayor. Por su feroz intensidad, este episodio geológico ha llegado a convertirse en el más salvaje de todos los fenómenos físicos que sacudieron a Japón históricamente y en uno de los cinco más potentes de los que se tiene registro.
Versados sismólogos italianos estiman que la energía liberada durante la convulsión fue 100 veces mayor que la liberada por el terremoto de Haití que tuvo lugar el 12 de enero del pasado 2010. Este último habría desplazado unos 10 centímetros el eje de rotación del planeta Tierra. Las estimaciones no provienen de mediciones directas, sino más bien de cálculos teóricos. Lo cierto es que la duración del día terrestre parece haberse reducido en unos pocos microsegundos. Por su parte, la NASA precisó que no deberían ocasionarse cambios significativos en la vida diaria.
Si bien las mediciones de la rotación terrestre no han sido evaluadas en su totalidad, en esta ocasión se cree que el eje de la Tierra se haya desplazado unos 15 centímetros y la duración del día se haya acortado unos 1.6 microsegundos a causa del aumento en la velocidad de rotación de la masa planetaria.
¿Cuáles son las consecuencias de estos movimientos para el planeta? Afortunadamente, estos cambios en la posición del eje rotacional no impactan el eje espacial del planeta pues únicamente las fuerzas externas gravitacionales del Sol, de la Luna y de los planetas podrían impulsar una situación de este tipo.
Sin embargo, esta vez el preaviso del impacto brilló por su ausencia. El temblor más intenso de la historia de Japón fue precedido por varios movimientos de menor envergadura que se sucedieron en el transcurso de los dos días anteriores.
Fuente: impre.com

JAPÓN: EL DESASTRE ES MAYOR DE LO QUE SE NOS CUENTA

TOKIO, Japón.— Las dimensiones de la destrucción causada por el terremoto de 8.9 grados en Japón comenzaron a conocerse con el paso de las horas, y hasta anoche eran al menos 1.700 los muertos o desaparecidos y más de 300.000 los japoneses evacuados.
Por otra parte, el nivel de radiación que desprende la central nuclear de Fukushima, en el noreste de Japón, superó el límite legal permitido, según anunció la empresa operadora, Tokyo Electric Power (TEPCO).
El ministro portavoz de Japón, Yukio Edano, admitió que, al parecer, hubo una fuga radiactiva en el reactor de la planta número 1 de Fukushima, de cuyas inmediaciones han sido evacuadas unas 100.000 personas.
El viernes se había producido una explosión en esta misma planta, aunque el gobierno nipón insiste en que no ocurrió en un reactor.
TEPCO explicó que la cantidad de radiación que emitía ayer la planta ha llegado a 882 microsievert por la hora, por encima del límite recomendado de 500.
Edano dijo incluso que en un momento se alcanzaron los 1.204 microsievert, unidad de medida de exposición a radiaciones ionizantes.
El reactor 3 de la misma central sufre problemas en su sistema de refrigeración y los responsables seguían tratando de enfriarlo liberando vapor de forma controlada, así como llenando de agua marina y ácido bórico el recipiente primario de contención.
Por otra parte, el gobierno nipón decidió ayer mismo desplegar a 100.000 militares para atender las tareas de rescate en una amplia franja de su costa oriental, golpeada por el fuerte terremoto y el también devastador tsunami del viernes, que arrastró todo a su paso.

Asimismo, la Agencia Meteorológica nipona mantiene dos alertas de tsunami después del devastador terremoto, mientras en las últimas 11 horas se han registrado 14 nuevas réplicas, tres de al menos seis grados.
Desde que sucedió el fuerte sismo a las 2:46 p.m. del viernes 11 se han producido unas 190 réplicas que se han sentido en gran parte del territorio japonés, también en Tokio.
El primer ministro, Naoto Kan, calificó lo ocurrido como un desastre “sin precedentes” para su país y reconoció que el tsunami posterior fue mucho mayor de lo esperado, con olas de hasta diez metros de altura.
Unas 9.500 personas, más de la mitad de la población de Minami Sanriku, en la provincia de Miyagi, estaban todavía sin localizar tras el tsunami.
Miyagi, Iwate y Fukushima son las provincias más afectadas por el temblor de mar y tierra, que ha llegado a borrar del mapa a pueblos enteros.
A las imágenes de olas adentrándose en el territorio nipón, incendios en multitud de edificios e incontables destrozos se sumó el temor a una amenaza nuclear con la explosión de la planta en Fukushima (centro de Japón), que desató la alarma.
Cuatro trabajadores resultaron heridos y más de 46.000 residentes fueron evacuados, pero el gobierno aseguró que la explosión no se produjo en el reactor nuclear de la planta y no causó fugas radiactivas de importancia, si bien se detectó cesio en la zona.
El último cómputo oficial hablaba de 620 muertos y 650 desaparecidos, pero los medios japoneses los incrementan hasta 1.700 víctimas confirmadas y desde que se produjo el terremoto el balance no ha dejado de aumentar.
En cinco provincias de la costa oriental del archipiélago nipón, más de 300.000 personas han sido evacuadas mientras se calcula que 3.400 edificios quedaron destruidos y se produjeron 200 incendios, y son 5.5 millones los japoneses que se han quedado sin electricidad.
En Iwate, ciudades como Rikuzen Taka, de 24.709 habitantes, desaparecieron.
“Más del 90% de las casas de tres localidades costeras han sido arrasadas por el tsunami. Si miro desde el cuarto piso del Ayuntamiento, no veo casas en pie”, comentó a la agencia Kyodo un funcionario municipal de Futaba, en la provincia de Fukushima.
La cadena de televisión NHK emite constantemente las impactantes imágenes de cómo el tsunami se llevó por delante con su fuerza mayúscula edificios y coches en algunas localidades, mientras, de cuando en cuando, una alerta en un mapa de Japón avisa que otro temblor está a punto de suceder.
En tanto, la primera parte de la ayuda militar y civil prometida por Estados Unidos comenzó a llegar ayer a Japón, y más asistencia, en forma de buques, soldados, expertos, equipamientos y personal de búsqueda y de rescate llegará a partir de hoy.
La Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID), que depende del Departamento de Estado, informó ayer que, a petición del gobierno nipón, ha desplegado dos equipos de búsqueda y rescate de Fairfax, Virginia, y Los Ángeles para ayudar a Japón en sus tareas de emergencia.
A las 10:15 p.m. se producía un nuevo sismo de 6 grados en la escala de Richter en la costa de Fukushima, cuyo epicentro se situó a 40 kilómetros de profundidad y que, una vez más, pudo sentirse con bastante fuerza en Tokio.
El sismo ha provocado además la paralización temporal de numerosas actividades económicas, políticas, deportivas y sociales en Japón.
La Dieta (Parlamento) no retomará su actividad el lunes, mientras los tres principales fabricantes de automóviles nipones, entre ellos el líder mundial Toyota, han decidido paralizar la producción ese día en todas sus fábricas en Japón.
Además, hoy no se correrá el Maratón Femenino de Nagoya (centro de Japón) mientras la Liga Japonesa de Futbol fue suspendida este fin de semana, al igual que las competiciones de beisbol.

Fuente: La Opinión Noticias

Japón: el terremoto vivido en primera persona

VIDEOS CASEROS DEL TERREMOTO
TERREMOTO DE 8,9 GRADOS RICHTER Y DEVASTADOR TSUNAMI SACUDEN A LA COSTA DE JAPÓN 
 
Un fuerte terremoto, de magnitud 8,9 en la escala de Richter, según el Servicio Geológico de Estados Unidos, sacudió hoy el noreste de Japón y generó un tsunami, con olas de hasta diez metros de altura, que golpeó la ciudad portuaria de Sendai, informó la agencia de noticias Kyodo.

La Agencia Meteorológica de Japón, que previamente había situado la magnitud del sismo en 7,9, advirtió de que más tsunamis golpearán la costa este del país.

Aquí podemos vivir junto a muchos de los protagonistas el momento del mismo por esta serie de videos caseros:

Fuerte sismo en Nueva Zelanda

Un fuerte sismo de 6,3 grados sacudió la ciudad de Christchurch en el sur de Nueva Zelanda. La policía local informó que pasajeros de dos autobuses quedaron bajo los escombros.


La segunda ciudad en importancia del país se vio sacudida a las 12H51 del martes (23H51 GMT del lunes) a 5 km de la ciudad y a solo 4 km de profundidad, según el Instituto de Geofísica de Estados Unidos
“Varios decesos fueron señalados en diferentes puntos del centro de la ciudad, donde dos autobuses fueron aplastados por cascotes caídos de las alturas. Un médico y servicios de emergencia se encuentran en el lugar”, declaró la policía.
Christchurch, con 340.000 habitantes, ahora en estado de emergencia, fue golpeada el 4 de septiembre de 2010 por un sismo de magnitud 7 que no causó muertos aunque sí destrozos considerables.
El terremoto de este martes, ocurrido a media jornada, “fue mucho peor, no tanto en intensidad como en materia de daños, y mucha gente está atrapada en los edificios”, declaró un portavoz de los bomberos a Radio New Zealand.
Personas heridas y a menudo manchadas de sangre salían de los inmuebles y caminaban renqueantes por las calles, apoyándose unas en otras, según imágenes de la televisión, que había mostrado escenas de pánico poco después del temblor.
En la plaza principal de la ciudad se oían gritos y la aguja de la catedral de Christchurch se desgajó.
“Varios decesos fueron señalados en diferentes puntos del centro de la ciudad, donde dos autobuses fueron aplastados por cascotes caídos de las alturas. Un médico y los servicios de emergencia se encuentran en el lugar”, indicó la policía.
Según la televisión local TV3, de los escombros de un hotel fueron retirados varios cuerpos.
El terremoto se produjo en un momento del día en que “la ciudad está llena, con gente en el trabajo, los niños en el colegio”, declaró el primer ministro neozelandés.
El aeropuerto de la ciudad fue cerrado y la policía indicó que estaba evacuando el centro de la ciudad. Situada en el cinturón de fuego, Nueva Zelanda registra hasta 15.000 temblores al año.
El terremoto más mortífero desde que existen las estadísticas se cobró 256 muertos el 3 de febrero de 1931 en la bahía de Hawke, sur de la isla del Norte.

Vean estas imágenes del momento del terremoto: