chile

Cuando la TV tiembla… (Las reacciones de periodistas ante el Terremoto de Chile)

Hubo una serie de numerosos programas de televisión que se vieron afectados por el terremoto de Chile, en el día de ayer, mientras estaban al aire en vivo. Lo que más se destacó, como denominador común en todos ellos, es que en esos momentos las formas televisivas tradicionales y los protocolos aprendido en el entrenamiento de la profesión, chocan con el propio instinto que muchas veces pide a gritos salir corriendo.

Algo así es lo que sucedió en el programa, de mi tierra mendocina, Tardes compartidas, de Canal 7, donde la conductora Gisela Campos cortó en seco a una invitada que estaba haciendo una rutina de stand up y tuvieron que salir dejar el estudio por temor a que se cayeran las luces.

En la provincia de San Juan (vecina del norte de Mendoza), los periodistas Daniela Pinardi y Marcelo Yacante estaban conduciendo el noticiero vespertino de Canal 5 a la hora del terremoto. Ellos acababan de volver del corte. Sin embargo, y ante el evidente flujo de adrenalina en sus cuerpos, mantuvieron la calma a pesar del severo movimiento que se sintió en San Juan. Pese al fuerte movimiento, los periodistas accionaron correctamente y no sembraron pánico en los televidentes. En un momento, Pinardi se levanta de su lugar y quien queda frente a las cámaras es el periodista Marcelo Yacante.

Algo similar sucedió en Chile, aun cuando el epicentro del movimiento telúrico se vivió allí. El conductor de CNN Chile, Gonzalo Ramírez, que estaba al aire en ese momento demostró un absoluto profesionalidad y mantuvo la calma, relatando lo sucedido sin titubear ni un segundo e incluso dando consejos sobre cómo reaccionar ante la situación. El periodista chileno no perdió la calma e informó con mucha tranquilidad la alerta de tsunami que provocó el terremoto de 7.9 grados y provocó réplicas de hasta 8.3 grados.

El terremoto también tomó por sorpresa a un reconocido periodista chileno conducía su programa de radio. Sin embargo, el presentador continuó la transmisión con una extraordinaria calma que intentó contagiar a la audiencia. El informador es Ramón Ulloa, de Tele13 Radio, que dialogaba en directo con una oyente cuando el sismo de magnitud 8,3 comenzó a sacudir todo a su alrededor. El periodista se mostró sereno y siguió brindando información con un humor y tono amable. Obsérvenlo:

Chile comenzará a sufrir la desaceleración económica de China

Chile es la nación latinoamericana que más ha sentido las consecuencias de la desaceleración económica de China por el gran volumen de sus exportaciones al país asiático, afirman los economistas.

Este es un momento muy, muy difícil para los países que habían apostado por las exportaciones de productos básicos a China“, cita el periódico ‘International Business Times‘ a la directora del Programa Latinoamericano del Centro Internacional de Estudios Woodrow Wilson con sede en Washington, Cynthia Arnson.

De acuerdo con los datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el 25,4 por ciento de todas las exportaciones de Chile se destinan a China, de las cuales el 77 por ciento está representado por el cobre. Perú y Brasil le siguen con el 20,1 por ciento y el 19,6 por ciento de sus exportaciones destinadas al país asiático respectivamente.

El portal informativo Economía y Negocios señala que al final del primer trimestre del 2015 las exportaciones latinoamericanas a China cayeron en total en un 23,5 por ciento en comparación con el mismo periodo del año pasado. Según los datos de la Cepal, Honduras encabezó la lista de la caída de envíos con un 84,3 por ciento, seguida de Colombia con un 72,6 por ciento y Venezuela con un 49,6 por ciento.

Las exportaciones de Chile, por su parte, han disminuido solo un 1,6 por ciento, lo que significa que, a diferencia del resto de la región, el país sigue manteniendo unas relaciones comerciales muy estrechas con China. Esta condición, de acuerdo con los expertos, explica que el mayor impacto de la crisis bursátil del mercado chino del pasado ‘lunes negro’ lo haya sufrido la economía chilena.

FuenteActualidad RT

¿A quién beneficia la Caída de la Bolsa China?

El lunes, la bolsa de China ha registrado una caída récord de un 8,5 por ciento, siendo la peor jornada bursátil desde 2007. El descenso, denominado ‘lunes negro’ ha provocado una reacción en cadena en la economía de otros países.

La desaceleración del crecimiento económico de China ha estado afectando al resto del mundo a lo largo de los últimos años, provocando, por ejemplo, la caída de los precios de las materias primas. Una de las regiones más afectadas por esta tendencia ha sido América Latina. Entre los más perjudicados están el sector petrolero de Venezuela y el sector del cobre de Chile, publica BBC Mundo.

No obstante, los cambios en la economía china han afectado no solo los precios de las materias primas sino también las monedas de la región. Por ejemplo, el real brasileño ha bajado 1 por ciento, mientras que el peso chileno ha caído a un nivel mínimo de los últimos 12 años.

Será fundamental ver la capacidad de reacción de cada economía y cómo sustituyen la caída en las materias primas. Hay países como México que pueden sustituir el mercado chino por el estadounidense y por lo tanto tienen más capacidad de reacción“, señala Kamel Mellahi, especialista en mercados emergentes de la Warwick Business School del Reino Unido. “Estos países pueden beneficiarse porque la devaluación de sus monedas los hará más competitivos“, ha añadido Mellahi.

FuenteActualidad RT

Ya se inventó la Bicicleta Anti-Robo

Más de 106.000 bicicletas son robadas en Santiago de Chile al año, por ello tres jóvenes chilenos llamados Cristobal Cabello, Andres Roi Eggers y Juan Jose Monsalve lograron diseñar una bicicleta cuyo candado o cerradura forma parte de la estructura de la misma y, a no ser que los ladrones decidan partirla a la mitad, no van a poder llevársela de ninguna manera.

La bicicleta es en sí misma una herramienta de seguridad, solo se necesita una base segura y fija, por ejemplo, un poste poder armarla.

La bicicleta es en sí misma una herramienta de seguridad, solo se necesita una base segura y fija, por ejemplo, un poste o farola para poder armarla. Los creadores de dicho diseño afirman que solo tarda 10 segundos en armar la medida de seguridad, donde explican que parte del eje central de la bicicleta se divide en dos, y queda nuevamente unido por el sillín, extrayéndose del sitio habitual para dar forma a un circuito cerrado que funciona como candado y de esta manera, poder aparcarla.

Bicicleta_Chile2

 

El Eterno Padre anhela un Chile en retorno a Su Palabra. Reflexiones proféticas tras el desastre aluvional del Norte

Las intensas lluvias que la semana pasada azotaron a tres regiones desérticas del norte de Chile provocaron al menos 23 muertos, desde la versión oficial, 57 desaparecidos, 22.381 damnificados, 3.490 albergados y más 14.000 viviendas afectadas solamente en la región de Atacama.
La reconstrucción costará más de 1.500 millones de dólares, anunció la presidenta Michelle Bachelet.
Todo estos hechos demandan ser interpretados desde una óptica espiritual. Es necesario que los varones y las mujeres que caminan esa nación se humillen delante del Creador y lo reconozcan como el Soberano que tiene el control de todas las cosas, y que providencialmente permite que los tiempos y sus circunstancias escriban mensajes invisibles que permitan entender Su perfecta y agradable Voluntad.
Observando estas imágenes podemos discernir que este fenómeno inusual era el azote usado por el Soberano Dios a fin de llamar a esta nación a las sendas antiguas que alguna vez le marcar a por medio de sus enviados. 

Los escogidos de Chile, y aún todo hombre que pueda entender los códigos sobrenaturales de estos fenómenos, deberán aceptar que las catástrofes naturales que están viviendo son consecuencias del ambiente moral que cada habitante de este país ha permitido.

Este desastre natural no es más que la manifestación física del aluvión inmoral y corrupto que viene socavando los fundamentos de cada hogar chileno.

La Masonería de Chile avanza más rápido y más furiosa

La Presidente de Chile, la Sra. Michelle Bachelet surgida del partido socialista, visitó la Gran Logia de Chile. Esta es la primera vez en la historia de este país cuando se lleva a cabo una visita oficial del Presidente y cuando ella misma habla delante de la Gran Logia de los Masones. En el momento de su entrada en el Gran Templo, Bachelet fue ovacionada por más de 650 masones (de los más influyentes en Chile) y otros invitados presentes. 

Encontré un video de la Asamblea Anual de la Gran Logia de Chile, en el que se testimonia cómo la Presidenta de la República entregó su reconocimiento a la masonería nacional por su aporte al país en materias de libertad, educación, Estado y políticas públicas. El discurso esbozado deja testimonio del nuevo orden que se pretende imponer en Chile a partir de los paradigmas reptilianos que estas logias secretas conservan y sirven. 

Principios como el laicismo, el valor de la educación, el cuidado de las instituciones de la República, la tolerancia y la diversidad, han estado desde siempre entre los masones, y han sido un permanente aporte en la construcción de nuestra democracia”, señaló la Mandataria.
La máxima autoridad de Chile aseguró que dicha organización, liderada por su Gran Maestro, Luis Riveros, históricamente se ha puesto al frente de las transformaciones de Chile en sus más de 200 años.
Han sido los grandes aliados de los proyectos de avanzada para nuestro país, como nos recordaba el Gran Maestro, como el perfeccionamiento de las Constituciones, de las instituciones republicanas, sin duda que el avance de la educación pública y la separación entre los poderes del Estado y la Iglesia”, afirmó.
Asimismo, la Gran Logia, agregó la Jefa de Estado, tendrá un fuerte protagonismo en los cambios que está impulsado su Gobierno para reducir las brechas de desigualdad.
Chile se plantea el enorme desafío de hacer transformaciones que nuestras instituciones y nuestra sociedad requieren para engrandecer a la patria y al ser humano. Transformaciones que buscan que amplios sectores de nuestra población logren participar de las ventajas del desarrollo y el crecimiento del país en las últimas décadas”, explicó.
En esta línea, sostuvo que la educación y la democracia serán pilares fundamentales en los cuales la masonería tiene mucho que aportar.
Tenemos un plan integral de trabajo, una hoja de ruta, porque una educación gratuita y de calidad no se consigue con cambios cosméticos. Adicionalmente, debemos dar pasos decisivos que nos permitan ampliar y perfeccionar nuestra democracia y hacer de ésta una sociedad crecientemente libre, dialogante y a la vez justa”, señaló.
Finalmente, la Presidenta destacó la trascendencia de la Gran Logia para el futuro de Chile.
Éste es hoy, una vez más, el gran anhelo, la gran determinación de nuestro pueblo, de esta Presidenta y, estoy segura, de quienes hoy visten orgullosos el mandil masónico. Y en esta construcción que nos es común, los cinceles, niveles, compases y escuadras masónicas, serán esenciales para dar forma y destino al futuro de nuestra patria”, sentenció. Es justamente la última oración (con la que cierra su discurso la presidenta) la que hay que tener en cuenta en este análisis profético acerca de las pautas nuevas que se han trazado desde el poder central del gobierno chileno con el objeto de que dicha nación se convierta prontamente en un bastión de la masonería mundial.

Debemos llevar nuestra oración de intercesión a los niveles proféticos que permiten tomar los aires regionales de esta nación y declarar la caída de todo principado, toda potestad, y todo gobernador de tinieblas que se encuentre establecido por las contrataciones masónicas. 

¡Es urgente conducir a las familias chilenas al diseño original del Eterno Dios!

A continuación comparto el video a fin de que cada uno de Uds. puedan cotejar las palabras expresadas por esta mandataria y, por medio del don de discernimiento de espíritus, puedan descubrir lineamientos que el enemigo ha expresado en esta discurso:

¡Chile no ha perdido la Memoria! Por eso derogará la Ley de Anmistia

En el 41 aniversario del golpe de Estado de 1973, la presidenta chilena, Michelle Bachelet , dio una señal inédita en materia de derechos humanos: su Gobierno anunció que pretende anular “con urgencia” la Ley de Amnistía, promulgada por la dictadura de Augusto Pinochet, que permitió que los crímenes cometidos entre 1973 y 1978 quedaran impunes.
La derogación de esta ley fue una de las promesas de campaña de la mandataria socialista. “Hoy, nuevamente en democracia, Chile no ha perdido la memoria, Chile no ha olvidado a sus hijos perseguidos, ejecutados y detenidos desaparecidos. Chile no ha olvidado a quienes mantuvieron viva la esperanza de un país libre“, sostuvo Bachelet en un acto en el Palacio de La Moneda.
Si se aprueba la derogación -que requiere de mayoría simple en el Congreso-, quienes participaron en crímenes entre 1973 y 1978 podrían ser juzgados, aunque el propio Gobierno admitió que no tendría gran impacto y que sólo sería una medida “simbólica”.
No hace un cambio muy de fondo a lo que han hecho los tribunales chilenos hasta la fecha, que ha sido no aplicar la ley de amnistía“, dijo el ministro de Justicia, José Antonio Gómez.
También se impulsará la creación de una subsecretaría de Derechos Humanos y se tramitará la eliminación de algunos beneficios penales para quienes hayan cometido violaciones a los derechos humanos.
La medida fue anunciada ayer por Gómez y por la ministra de la Secretaría General de la Presidencia, Ximena Rincón, en una ceremonia en el Palacio de La Moneda.
La iniciativa deberá ser debatida en el Congreso, pero es probable que se apruebe: el oficialismo tiene mayoría en ambas cámaras.
Bajo la dictadura de Augusto Pinochet, entre 1973 y 1990, unas 3000 personas murieron o fueron desaparecidas y otras 28.000 sufrieron torturas, incluida la presidenta Bachelet.
Fuente: La Nacion

¿Quién gana con la bomba a la salida de una estación de metro?

¿Quién puso la bomba?
Esperemos que la respuesta, sea una reflexión crítica de la realidad y releve tanto la historia, como las relaciones de poder existentes y las consecuencias que desde diversos ámbitos, pueda tener esta temática. 
Hoy los que hacen gárgaras con el terrorismo que plantea una bomba casera en un lugar público de alta concurrencia, son los mismos que aplaudieron con vasos de champagna, el terrorismo de Estado y el Bombardeo a La Moneda para así resguardar sus intereses y privilegios. Los mismos que les afianzó la Dictadura Cívico-Militar, los mismos privilegios que con tímidas reformas, son resguardados por los gobiernos neoliberales de la centroizquierda Chilena.
El Ciudadano

Los 41 años del golpe y asesinato del presidente Allende en Chile…

Autor: Santiago Aguilar Morán 


La madrugada del 11 de septiembre de 1973, las tropas dirigidas por el general Augusto Pinochet comenzaron el desembarco en Valparaíso y avanzaron hasta Santiago de Chile, donde hacia el mediodía rodearon el Palacio de La Moneda para presionar la salida del socialista presidente democráticamente elegido, Salvador Allende, al que asesinaron hacia las 11:00.

En noviembre de 1970, el pueblo de Chile vivía uno de los procesos políticos más esperanzadores del continente. Salvador Allende llegaba a la presidencia del país suramericano con la certeza de transformar el Estado hacia un modelo socialista por una vía antes no experimentada: la vía pacífica.
Los cambios profundos impulsados por Allende y celebrados sobre todo por los sectores más populares, no fueron del agrado de las políticas norteamericanas, quienes desde el primer momento emprendieron una campaña de desestabilización, sedición y sabotaje que terminó, al cabo de tres años, con el bombardeo del palacio presidencial y la muerte del hombre de la paz.



Aún después de que la fuerza aérea chilena bombardeó las instalaciones de Radio Corporación y Radio Portales, Allende dio un último discurso -en Radio Magallanes- en el que aseguró que sus palabras no tienen amargura sino decepción. “Pagaré con mi vida la lealtad del pueblo (…) Tienen la fuerza, podrán avasallarnos, pero no se detienen los procesos sociales ni con el crimen ni con la fuerza. La historia es nuestra y la hacen los pueblos”, dijo en su última aparición por radio.
En aquella ocasión, Salvador Allende vaticinó aquello que veía venir: la fuerza avasalladora de los militares chilenos. Los muertos se cuentan por miles en esa época y aún hoy quedan rastros de las familias destruidas, de las voces apagadas.
La historia se ha encargado de juzgar a los traidores, a los que prefirieron servir al interés de EE.UU. en lugar de jugarse –como lo hizo Allende- por su pueblo. Augusto Pinochet se hizo del poder a la fuerza y creó un régimen de terror que duró cerca de 19 años.
Las palabras finales del presidente, a través de Radio Magallanes, fueron proféticas ese 11 de septiembre, cuando los militares chilenos, comandados por el genocida Augusto Pinochet, iniciaron  el brutal ataque aéreo y el posterior asalto al Palacio de la Moneda.
Entre los miles de asesinados y desaparecidos se cuenta al cantautor Víctor Jara, quien retrató la realidad chilena en sus canciones. Cuando estaba detenido en el estadio nacional junto a miles de activistas y jóvenes progresistas de Chile; los militares descubrieron quién era, le destrozaron las manos con la culata del fusil y lanzándole una guitarra le gritaron “Ahora sí, canta”.
Ese es un fiel retrato de lo que significó la entrada de los militares en el poder, abrigados por la protección gubernamental estadounidense contra la democracia chilena, hace ya 41 años. Ese fue el 11 de septiembre que aún hoy lamenta Suramérica.
Allende profetizó que un día, más temprano que tarde, la democracia avanzaría en América Latina, y  que se  “abrirían las amplias alamedas”, para un ser humano nuevo, constructor de un orden distinto.
Allende y el proceso chileno constituyen un legado democrático, para América Latina. El pensamiento del presidente Allende y la experiencia chilena, deben ser leídos y analizados, en el escenario del siglo XXI. Su testimonio constituye una fuente inagotable que puede iluminar nuestra actual realidad nacional, regional y latinoamericana.
El Secretario de Estado de EE.UU., Henry Kissinger, actuó directamente en el golpe de Estado contra Salvador Allende
Henry Kissinger, el secretario de Estado de EE.UU., persuadió al presidente Richard Nixon de la necesidad de intervenir militarmente en Chile por considerar que ese modelo socialista podía tener un “efecto insidioso” en la región. Así lo revelan una serie de documentos recientemente desclasificados por el Archivo de Seguridad Nacional del propio Estados Unidos.
El golpe de Estado contra Allende se produjo hace 41 años. Los documentos publicados ubican a Kissinger como el principal arquitecto de la política de los Estados Unidos para derrocar al mandatario chileno, y ayudar en la consolidación de la dictadura de Augusto Pinochet en Chile.
Los documentos, que incluyen transcripciones de las “conferencias telefónicas” de Kissinger, proporcionan información clave sobre los argumentos, decisiones y operaciones que Kissinger realizó y supervisó durante su mandato como consejero y secretario de estado de seguridad nacional.
Ocho días después de la elección de Allende, Kissinger comenzó a tratar el tema de Chile con la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y afirmó, en un encuentro con el entonces director de la dependencia, Richard Helm, que “no dejaremos que Chile se vaya por el caño”.
El funcionario estaba convencido también de que “El ejemplo de que un gobierno marxista haya sido electo exitosamente en Chile tendrá un impacto seguro y sin precedentes en otras partes del mundo”, que según él, participaría de un “fenómeno de imitación” que acabaría por afectar el “equilibrio” entre naciones.
Días después del golpe contra Allende, Kissinger envió secretamente a Pinochet el mensaje de que “nuestro mayor deseo es cooperar cercanamente con usted y establecer una relación cordial y constructiva”.
Militares chilenos de hoy añoran los años del golpe
Asociaciones de militares activos y en retiro reivindicaron el golpe del 11 de septiembre de 1973 que instauró la dictadura de Augusto Pinochet, calificándola de la “fecha fundacional de Chile del siglo XXI”, en un inserto difundido este miércoles en el periódico La Tercera.
Saludamos a todos los chilenos en el día que señala la fecha fundacional del Chile del siglo XXI“, indicó el inserto pagado que está firmado por 20 organizaciones de oficiales de las Fuerzas Armadas y de la Policía, activos y en retiro, además de asociaciones de “viudas de mártires” de las Fuerzas Armadas.

Evelyn Matthei ¿aceptó a Cristo o está buscando más votos para su segunda vuelta?

He visto hoy un video publicado en YouTube, en el que muestra a Evelyn Matthei, candidata presidencial de la Alianza, rezando la oración del pecador y por medio del que nos hacen creere que ella está reconociendo a Jesús como su Salvador. 
Según información del video publicado por el usuario “juan316diosesamor”, la candidata aceptó a Cristo este sábado en su propia casa tras una reunión con unos pastores  que apoyan su candidatura advirtiendo que no voten por la candidata presidencial Michelle Bachelet porque ella aprueba el matrimonio homosexual y el aborto.
Cabe destacar que Matthei, se comprometió ante el mundo evangélico a no hacer nada que contradiga a la Biblia si el próximo 15 de diciembre es electa como nueva Mandataria.
A Uds., los chilenos redimidos que saben discernir los tiempos les corresponde comentar si esto pertenece al fruto del evangelio del Reino de Dios en el corazón de los hombres o es otra artimaña más de una de las hijas de la Gran Babilonia. 
Los invito a observar el video, sacar sus conclusiones y expresarlas libremente en la sección comentarios de este blog. 

Entre cosas y piñericosas… se cumplieron 40 años del golpe de estado en Chile

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, junto a su mujer fue invitado a un programa de televisión en Chile. Sentado a la mesa con la primera dama, Cecilia Morel, y los dos conductores del ciclo llegó el momento de compartir con los presentes anécdotas de la historia conyugal.

La situación derivó en que el presidente chileno rememorara el momento en el que le propuso matrimonio a su esposa. Con una sonrisa en su rostro, contó que en una jornada trágica para su país, él, desde Harvard, le propuso matrimonio a Cecilia por teléfono.
Durante el relato Piñera tuvo algunos traspiés. Confundió el mes en el que se llevó a cabo el golpe que Pinochet encabezó contra el entonces presidente constitucional Salvador Allende.
Además, dijo Piñera textualmente: “Vamos a celebrar 40 años del Golpe de Estado” (sic) y cerró el comentario con la frase: “Es decir que yo le debo el matrimonio, que han sido 39 años y que yo estoy muy contento, al Golpe de Estado”.

El mentor del nuevo orden mundial Henry Kissinger ensayó sus políticas con y desde Chile…

Investigando el tema de los cuarenta años del golpe militar contra la democracia chilena en 1973, me enteré que el malaventurado illuminati Henry Kissinger, asesor de Seguridad Nacional del presidente de los Estados Unidos Richard Nixon, comentó al ser electo Salvador Allende como presidente de Chile: “no veo por qué quedarnos quietos y observar a un país volverse comunista por la irresponsabilidad de su propio pueblo. Los asuntos son demasiado importantes como para dejar que los votantes chilenos decidan por sí mismos“.
Desde el momento que fuera pronunciado ese dicho Washington se puso manos a la obra. De ese modo, fomentó, apoyó y colaboró en los eventos sangrientos –asesinatos, tortura, desapariciones– que marcaron el régimen de la junta militar de Augusto Pinochet a lo largo de sus diecisiete años en el poder. 
Según documentos oficiales desclasificados por la organización de investigaciones National Security Archive, se comprueba el papel de Washington durante el gobierno de Nixon. Por ejemplo, en 1970, el subdirector de la CIA para planeación escribió: “es política firme y continua que Allende sea derrocado por un golpe… Es imperativo que estas acciones sean implementadas de manera clandestina y segura para que la mano del gobierno de Estados Unidos… quede bien oculta”. (Los documentos desclasificados sobre Chile).
El gobierno de Estados Unidos, dirigido por el presidente Richard Nixon y su secretario de Estado Henry Kissinger, influyeron decisivamente en grupos opositores a Allende, financiando y apoyando activamente la realización de un golpe de Estado. Dentro de estas acciones se encuentran el asesinato del general René Schneider y el Tanquetazo, una sublevación militar en julio de 1973.
El golpe de Estado marcó el fin del gobierno de la Unidad Popular, que sería seguida por el establecimiento de una junta militar liderada por Pinochet. Chile, que hasta ese entonces se mantenía como una de las democracias más estables en América Latina, entró en una dictadura cívico-militar que se extendió hasta 1990. Durante este período, fueron cometidas sistemáticas violaciones a los derechos humanos,5 6 se limitó la libertad de expresión, se suprimieron los partidos políticos y el Congreso Nacional fue disuelto.
Pinochet y su aliado illuminati Henry Kissinger
Peter Kornbluh, director del proyecto de documentación sobre Chile del National Security Archive, y autor de “Pinochet: Los Archivos Secretos“, dijo al diario La Jornada que a 40 años del golpe aún falta que Estados Unidos, como país, repare plenamente su papel en el golpe, que el gobierno ofrezca algún reconocimiento de que ayudó a orquestar un golpe y apoyar una dictadura. Agregó que en particular hay una persona que ante todo tiene que responsabilizarse de todo esto: Henry Kissinger.
Indicó que aquí se tienen que resolver ciertos casos pendientes como parte del rendimiento de cuentas de Estados Unidos. Entre estos, indicó que el ex oficial militar chileno Pedro Barrientos, uno de los hombres formalmente acusados en Chile de asesinar a Víctor Jara, reside desde hace 20 años, en Estados Unidos y ahora es ciudadano, y que el gobierno de Estados Unidos debería entregarlo a las autoridades chilenas, ya que cada vez hay más pruebas de que Estados Unidos está albergando a un asesino.
Joan Jara, la viuda de Víctor  interpuso una demanda civil a finales de 2012 contra Barrientos en un tribunal en Florida de acuerdo con leyes que permiten que jueces aquí escuchen pruebas sobre abusos contra los derechos humanos cometidos en otros países.
Otro caso es el de la ejecución de los estadounidenses Charles Horman y Frank Teruggi por agentes de la dictadura poco después del golpe, según documentos desclasificados, con el apoyo de algunos oficiales de Estados Unidos. El caso –tema de la película Missing, de Costa Gavras– tomó un giro sorpresivo en noviembre de 2011 cuando un juez chileno acusó formalmente, entre otros, al ex jefe del grupo militar de Estados Unidos en Chile, capitán Ray Davis, por estos asesinatos, y en 2012 la Suprema Corte de Chile emitió una solicitud de extradición a las autoridades estadounidenses.

En base a todo esto, y ante la indiferencia de la justicia humana, el Eterno me ha revelado que ese varón illuminati, hereje a la fe de sus padres (Kissinger tiene genética de Abraham por línea de Judá) será conducido rápidamente desde este próximo Yom Kippur a la zona del Tribunal de Cristo. Las noticias de su fallecimiento serán señal de los inicios de juicios celestiales que se verán sobre todo el territorio de Estados Unidos trayendo grandes pérdidas materiales y humanas que presionarán a los habitantes de dicho territorio a volver sus rostros a Yahvéh y su perfecta justicia. Los distintos elementos naturales se están alineando a los códigos de gobierno del Señor. En el sonar de la última trompeta (Yom Kipur) cada uno de dichos elementos se manifestarán en cataclismos que se manifestarán como látigo en las manos del Eterno.

Chile: el trabajo infantil ha aumentado en su territorio

Una encuesta especializada realizada por los Ministerios de Trabajo y Desarrollo Social, junto con la OIT, reveló que en Chile hay 229 mil niños y adolescentes menores de 18 años realizan alguna actividad económica.
De ese total, 94 mil tienen entre 5 a 14 años y 135 mil entre 15 y 17 años. El 81% se desempeña en zonas urbanas y el resto en áreas rurales. En promedio trabajan 16 horas a la semana, aunque en el área urbana la carga horaria es mayor. La mayoría se desempeña en el comercio minorista (86 mil), producción agropecuaria (40 mil) y en la construcción (19 mil).
De ellos, 219 mil realizan trabajo prohibido, ya sea porque se desempeñan bajo la edad legal mínima de admisión al empleo (15 años) o lo hacen en condiciones peligrosas o de riesgos que la ley no permite para quienes tienen entre 15 y 17 años. En este grupo la motivación económica está muy presente ya que el 46% de ellos vive en hogares del primer quintil de ingreso autónomo per cápita y casi el 37% pertenece a familias que se encuentran en situación de pobreza.
Aunque no son metodológicamente comparables, debido a cambios en la identificación de los menores y sus formas de trabajo, además de ajustes en la metodología de la OIT para medir trabajo infantil, si se enfrentan estos datos con los de la encuesta realizada en 2003 por el ministerio del Trabajo y la OIT, se registra un aumento de 14% en el total de menores que trabajan y de 24% en el tramo de edad entre 15 y 17 años.
50% viene de sectores vulnerables
El Director de la Oficina de la OIT para el Cono Sur de América Latina, Guillermo Miranda, destacó que la encuesta “entrega una línea de base para Chile y una nueva metodología que permite hacer comparables estos datos con los de otros países en todo el mundo”.
El ministro de Desarrollo Social, Bruno Baranda, agregó que a partir de esta información se podrán diseñar políticas públicas para erradicar el trabajo infantil. “Debemos tener políticas que permitan que haya más personas empleadas en esos sectores vulnerables de manera que sea innecesario exponer a los niños a un trabajo, debido a un estado de necesidad”, comentó.
Añadió que la acción fiscalizadora del Estado con los distintos servicios que combaten el trabajo infantil estará dirigida en mayor proporción hacia a sectores vulnerables, de donde proviene el 50% de quienes realizan trabajo prohibido.

FuenteLa Segunda

La familia Piñera y su conexión secreta con el Nuevo Orden Mundial

Los documentos que el periódico “El Siglo” pone en conocimiento de la ciudadanía, muestran no sólo la pertenencia de Sebastián Piñera Echenique al entorno más inmediato y cercano a Augusto Pinochet, sino confirman la relación directa entre esa condición de afinidad y el origen de su fortuna.
Los documentos de la CIA muestran no sólo el nivel de influencias, incluyendo una gestión de lobby del Embajador de Estados Unidos James Theberge con el Presidente de la Corte Suprema, sino también la operación de inteligencias que lo sacó del país mientras tenía orden de detención, sin perjuicio de que la investigación judicial concluyó con la condena de dos de los implicados en la estafa al Banco de Talca, mencionados también en los documentos, quienes pasaron una respetable temporada tras las rejas.
El primero de los documentos es una recopilación de antecedentes y un análisis sobre Miguel Juan Sebastián Piñera Echeñique, ordenada por el Departamento de Comunicaciones de la Embajada de Estados Unidos en Santiago, que lleva el número WSA/Was/3215B, registra entrada de datos los años 1975, 1984 y 1990, y dice relación con el lavado de activos, constitución de empresas ficticias, cohecho y asociación ilícita, actos todos relacionados con la intervención y liquidación del Banco de Talca, en 1982.
El documento informa que el padre de Piñera, José Piñera Carvallo, era colaborador de la CIA desde 1965, y que José Piñera Echeñique, hermano de Sebastián, quien se desempeñó como Ministro del Trabajo y de Minería era colaborador directo y analista financiero de la familia Pinochet.
A continuación viene un listado de empresas ficticias constituidas para recibir créditos del Banco de Talca y “comprar acciones del propio banco”. El documento atribuye la autoría intelectual de esa asociación ilícita a José Piñera Echeñique, Carlos Massad y Sebastián Piñera Echeñique.
Agrega que en virtud de ella, se crearon cerca de ochenta empresas ficticias que “utilizaban beneficios que otorgaba el Banco central de Chile para sus exportadores”. Entre las empresas, menciona a Infinco, Inversiones Río Claro, Indac, Inversiones Sevilla, Los Montes, Tamarugal, Laguna Verde, Forestal Los Lirios y Financiera Condell, entre otras. En conexión con el lavado de activos, aparecen mencionadas Calaf S.A.C.I., Lan Chile, Bancard, Fincard y Aerolíneas Escandinavas, SAS.
Miguel Calaf y Alberto Danioni, piezas claves junto con Sebastián Piñera, de la asociación ilícita para defraudar al Banco de Talca, estuvieron varios meses detenidos en Capuchinos y finalmente fueron condenados a tres años de cárcel por el magistrado Correa Bulo, sentencia ratificada en todas las instancias por las cortes superiores, incluido el recurso de casación.
De acuerdo con el número 1 del documento, el Jefe de la CIA en Santiago informa de la reunión que sostuvo el Ministro Consejero para Asuntos Latinoamericanos, George Jones, con José Piñera Carvallo, padre de Sebastián y su primo hermano, Herman Chadwick Piñera.
El número 2 informa que en dicha reunión se estableció una “acción de contrainteligencia”, eufemísticamente denominada “neutralización”, consistente en sacar del país a Sebastián Piñera y su trasladado vía Argentina y México.
El documento agrega que esa “colaboración” fue ordenada por Aguila 1, denominación en clave que designa al Embajador de Estados Unidos en Santiago, cargo que en ese entonces desempeñaba el conservador James Theberge, y que para ella se recurrió a Fernando Quijano. 
Quijano, de nacionalidad mexicana, aparece vinculado no sólo a organizaciones de ultraderecha, sino también a redes neofascitas, tales como la Junta Internacional de Comités Laborales, el Movimiento de Solidaridad Iberoamericana, MSIA, y la Unión Nacional Sinarquista.
Los números de rol 428-82 y 430-82, corresponden a los recursos de amparo presentados por Sebastián Piñera, Carlos Massad y Emiliano Figueroa en contra de la resolución del juez Luis Correa Bulo, que los encargó reos como autores del delito de Defraudación al Banco de Talca y otros ilícitos.
El 8 de septiembre de 1982, la Séptima Sala de la Corte de Apelaciones rechazó el recurso de amparo, por dos votos, de los ministros Osvaldo Faúndez y Servando Jordán, contra uno, del Ministro Enrique Zurita.
El voto de mayoría estableció que “el mérito de los autos que se tienen a la vista, resulta que el mandamiento de prisión para los querellantes Sebastián Piñera Echenique, Emiliano Figueroa Sandoval y Carlos Massad Abud, ha sido expedido en caso previsto por la ley y con méritos de antecedentes que lo justifican y de conformidad, también, con lo dispuesto en el artículo 306 del Código de Procedimiento Penal”.
El origen de la trama remonta al 2 de noviembre de 1981, fecha en que el Banco de Talca fue intervenido por la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, debido a que se encontraba en estado cesación de pagos, con una deuda con el Banco Central cercana a los 40 millones de dólares. La causa rol Nº 99.971-6, del 20 de mayo de 1982, fue iniciada por una querella presentada por el liquidador del banco, Eugenio Silva Risopatrón, contra los socios controladores y quienes resultaran responsables de los ilícitos que precipitaron la intervención y posterior liquidación del banco.
Detalles pormenorizados del proceso, que dicho sea de paso, se encuentra desaparecido desde el Archivo Judicial, fueron suministrados por el diario La Nación el 19 de abril pasado.
Nota: El Siglo tiene en su poder los facsímiles de los documentos desclasificados de la CIA que pueden ser solicitados si les interesa.
Recordamos que, a raíz de estas denuncias, el periodista Francisco Herreros fue amenazado de muerte el 24 de junio pasado por un “Comando Vengadores 11 de Septiembre”.

FuenteEl chileno

El Nuevo Orden Mundial en complot contra Latinoamérica

Patricio Mery Bell, es un periodista independiente chileno que está realizando una campaña sensibilizadora que da a conocer las pautas de un complot diseñado por la CIA (Central de Inteligencia Americana) que pretende acabar con el proceso democrático del bloque de naciones progresistas de América del Sur.
Él asevera que hoy existe una meta satanista perversa: la desestabilizaban de Ecuador, Bolivia y Argentina. Estos países resultan incómodos para la agencia norteamericana ya que la CIA funciona como un gobierno paralelo al gobierno de Estados Unidos que busca tener el control del mapa geopolítico de América Latina.

La estrategia se fundamenta desde pactos políticos con el presidente  Sebastián Piñera que colocan a Chile como “base militar” de estrategias y control del resto de las naciones de América del Sur.  Para esto, el presidente de Chile está siendo usado como un gerente RRPP por medio del cual se ofrece una sonrisa llena de propuestas de alianzas comerciales, mientras que a la vez, con él mismo, se van aplicando fuertes golpes desestabilizantes por medio de redes del narcotráfico y otras de igual calaña y corrupción.


Los invito a escuchar a este varón en una interesante entrevista que ofreció a una radio de Buenos Aires.

Los generales civiles del golpe de Estado chileno

Por 
Roberto Ortiz
No parece haberse explorado a fondo el papel que jugaron los civiles en la conspiración que a lo largo de más de tres años culminó con el golpe militar de septiembre de 1973, cuando se abrió la puerta a una dictadura que cambió profundamente a Chile. Los “generales civiles” no trepidaron en producir el caos y, luego, respaldar sin mayores escrúpulos las atrocidades salvajes que se prolongaron diecisiete años. Muchos de ellos se enriquecieron y hasta hoy eluden responsabilidades y vergüenzas. Se las ingeniaron para empujar a los militares y para ejecutar la política que más convenía a los intereses de la oligarquía.
A la cabeza de la conspiración estuvo Agustín Edwards Eastman, ya entonces director propietario de la cadena El Mercurio y cabeza de un grupo económico. Edwards sufrió una verdadera conmoción por el triunfo de Salvador Allende y la derrota del candidato derechista, Jorge Alessandri. Había creído en las encuestas y en las opiniones de Edward Korry, embajador de Estados Unidos. Las peores pesadillas parecían materializarse. El Mercurio había planteado que la decisión del pueblo se daba entre democracia y comunismo. Había triunfado el comunismo. Y eso era lo que temía Edwards. Dos años antes, cuando el general Roberto Viaux se había acuartelado en el Regimiento Tacna tratando de derribar al presidente Eduardo Frei Montalva, el dueño de El Mercurio -según se dice- conspiró en las sombras. Y para asegurarse, había viajado a Estados Unidos.
CONSPIRADORES Y GOLPISTAS
En septiembre de 1970, el propietario de El Mercurio -que había vivido en Estados Unidos- decidió viajar a Washington. Lo invitaba su amigo, el principal ejecutivo de Pepsi Cola, cercano al presidente Richard Nixon. Su objetivo era hablar con el presidente de Estados Unidos. Y lo consiguió. La entrevista fue breve pero específica. Edwards pidió a Nixon que interviniera para que Allende no pudiera ser presidente de la República, haciendo que el Congreso chileno, que debía decidir entre las dos primeras mayorías relativas, o sea entre Allende y Alessandri, eligiera al segundo. Nixon estuvo de acuerdo. Y no era para menos, porque prácticamente desde el mismo 4 de septiembre -como lo reveló el Informe Church-, Nixon y su secretario de Estado, Henry Kissinger, estaban diseñando con la CIA medidas de urgencia, con fondos ilimitados para cerrar el paso a Allende por cualquier medio. Incluyendo, implícitamente, el asesinato.
Edwards, entretanto, decidió quedarse en Estados Unidos, trabajando en una subsidiaria de Pepsi Cola. Sólo volvió a Chile en 1975. Dejó en todo caso a dos peso pesado a cargo del negocio periodístico: Arturo Fontaine Aldunate, un ideólogo de la derecha, y como director a René Silva Espejo, experimentado redactor político con relaciones con oficiales del ejército y la Fach. Una práctica que el propio Edwards cultivaba esmeradamente como miembro de una cofradía náutica. El Mercurio libró una lucha sin cuartel contra el gobierno del presidente Allende y la Unidad Popular. Sin cuartel y sin escrúpulos. Desde junio de 1973 llamó abiertamente al golpe de Estado.
La desestabilización inicial se centraba en la presión sobre la Democracia Cristiana para que votara a favor de Alessandri en el Congreso Pleno; el candidato derechista renunciaría enseguida a la Presidencia de la República y debería llamarse a nuevas elecciones en las que la DC y la derecha unidas podrían reelegir a Eduardo Frei. Al mismo tiempo, se desencadenó una ofensiva terrorista para amedrentar a la población. Simultáneamente y en el mayor secreto, con la colaboración de agentes norteamericanos se planeaba el secuestro del comandante en jefe del ejército, general René Schneider, en una operación que contaba con el apoyo de los máximos jefes de las FF.AA. y Carabineros. El secuestro sería la provocación necesaria que obligaría a los militares a intervenir.
Las conversaciones políticas fracasaron cuando la DC negoció con la Unidad Popular un Estatuto de Garantías para votar a favor de Allende en el Congreso. A los pocos días, el general Schneider fue herido de muerte en el atentado realizado por la ultraderecha, lo que provocó una reacción corporativa en el ejército que cerró filas junto al general Carlos Prats, y fue necesario cambiar de estrategia por una que sería de largo plazo. Era necesario esperar que la economía sometida a tensiones internas y externas impulsadas por Estados Unidos actuara. La presión sobre la Democracia Cristiana debería acentuarse para que se aliara con la derecha. Sería necesario un movimiento de masas que incluyera a sectores medios y bajos, y una creciente agitación que llevara en definitiva a las Fuerzas Armadas, y especialmente al ejército, a dar un golpe de Estado. Pasados los primeros sesenta días, la tranquilidad empezó a imponerse. Pero no entre los grandes empresarios que preparaban las espadas.
Eugenio Heiremans, importante dirigente empresarial, propuso al ingeniero Orlando Sáez que jugara un papel de primera línea. Necesitamos, le dijo, dirigentes jóvenes, menos conocidos, que sean capaces de articular un movimiento gremial muy amplio que abarque a todos desde los empresarios grandes a los chicos y también a los comerciantes y transportistas. Eso para empezar. Orlando Saéz comenzó a moverse. Salió al extranjero. En Argentina, México, Perú y Brasil se reunió con empresarios amigos, no solo chilenos, para que financiaran la oposición antiallendista. En octubre de 1974, en el New York Times , un periodista norteamericano, Jonathan Kendall, reveló que dirigentes de la Sofofa habían contado que desde México, Perú y Venezuela se habían enviado 200 mil dólares a Chile para sostener la huelga de los camioneros. Kendall precisó que los dirigentes empresariales chilenos “no dijeron cuánto dinero recibieron de la CIA”. También los empresarios agrícolas fueron implacables. Se distinguió Benjamín Matte, dirigente de Patria y Libertad, movimiento sedicioso que empezó a preparar acciones armadas y sabotajes. Patria y Libertad fue dirigida por el abogado y profesor de derecho civil, Pablo Rodríguez Grez. Tuvo grupos de choque y saboteadores, vinculaciones secretas con grupos subversivos de las Fuerzas Armadas y participó en el “tanquetazo” del 28 de junio de 1973, antesala del golpe del 11 de septiembre. Después del golpe, muchos de sus militantes se incorporaron a los organismos represivos. Los terratenientes resistían la reforma agraria comenzada en tiempos de Frei Montalva, que sabían que se profundizaría en el gobierno de Allende. Muchos empresarios querían hacer un escarmiento con los campesinos que tomaban tierras. La Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones, del grupo Matte, se transformó, con apoyo de la CIA, en un baluarte de la oposición. Su máximo ejecutivo, Ernesto Ayala, mano derecha de Jorge Alessandri, se convirtió en dirigente opositor entre los empresarios.
Ricardo Claro Vial actuaba por su lado. Sus empresas -Elecmetal y Cristalerías Chile- fueron intervenidas, así como la naviera Sudamericana de Vapores. Claro hacía gala de su anticomunismo. Siendo estudiante universitario había denunciado a compañeros de curso como militantes comunistas pidiendo su expulsión de la Universidad. Conservador integrista, Claro tenía buenos contactos con la Marina y prestigio entre los empresarios por su manejo de información, especialmente de mercados internacionales. Después del golpe, Claro -que fue nombrado asesor de la Cancillería que manejaba el contralmirante Ismael Huerta- recuperó sus empresas, puso barcos a disposición de los golpistas para que sirvieran de cárceles y no se preocupó mayormente por la suerte de dirigentes sindicales de sus empresas que se convirtieron en detenidos desaparecidos. Se ha sostenido que Ricardo Claro fue uno de los financistas de la Dina, lo que no se ha investigado suficientemente.
JAIME GUZMAN, EL IDEOLOGO
El sociólogo francés Alain Touraine, que estaba entonces en Chile, y vio a Jaime Guzmán en televisión, poco antes del golpe dejó un retrato exacto en su libro Vida y muerte de Chile popular : “Me impresiona ver y escuchar a un tal Guzmán, periodista que es además profesor de derecho constitucional en la Universidad Católica: jamás había visto un hombre así en este país. Me ha asustado: en los períodos de tensión extrema se ven salir las cabezas más horribles. La suya está habitada por una pasión fría armada de una lógica falsa: es un inquisidor, su palidez es la de los jóvenes fascistas de antes de la guerra. Cada una de sus palabras lanza una maniobra sinuosa. No sé si forma parte de un grupo extremista clandestino. En todo caso merece ser uno de sus jefes, pues pertenece al mundo del fanatismo fascista”.
Esa es la verdad. Jaime Guzmán fue siempre fascista. Nunca fue un demócrata como se ha querido mostrar. De adolescente fue franquista. Era seguidor del sacerdote Osvaldo Lira, mentor del Movimiento Revolucionario Nacional Sindicalista, que sería capellán de la Dina. Jaime Guzmán fue dirigente de Patria y Libertad. Después del golpe se acercó al general Gustavo Leigh, porque éste prometía extirpar “el cáncer marxista”; sólo después se acercó a Pinochet. Entretanto guardaba silencio sobre las atrocidades en materia de derechos humanos, aunque diría que lo hacía para poder seguir ayudando, en silencio, a algunas víctimas de la represión.  
Renato Cristi, académico, experto en el pensamiento de Jaime Guzmán, señaló: “Me parece que Guzmán es el autor intelectual del pronunciamiento militar. A Pinochet no se le habría ocurrido jamás destruir la Constitución, precisamente el golpe fue dado para protegerla”. Guzmán sentía, como escribió a su madre, que con Pinochet “Chile había reencontrado su verdadero destino”.
El año 1975 escribía: “La creencia de que la democracia debe aceptar la coexistencia de marxistas leninistas y demócratas en la vida cívica, en medio de un Estado ideológicamente neutral es un grave error porque la democracia debe protegerse. Sin caer en excesos de fanatismo macartista, creo que los Estados libres deben ser militantemente antimarxistas y anticomunistas”. En la discusión constitucional Guzmán propuso e hizo aprobar las normas para la vigencia de una “democracia protegida”: binominal, leyes orgánicas constitucionales y virtual imposibilidad de reformar la Constitución debido al previsible empate que se produciría entre mayoría y minoría configuradas en dos bloques enfrentados. Se aprobaron otras normas altamente reaccionarias -como el artículo 8° para proscribir a la Izquierda, la creación del Consejo de Seguridad Nacional y de los senadores designados-, que fueron derogadas a medida que se consolidaba la transición.
Jaime Guzmán fue un político hábil y con clara visión de futuro para sus intereses. Tuvo notables condiciones de liderazgo. El “gremialismo”- origen de la UDI- por inspiración suya, prestó especial atención a estudiantes, jóvenes, mujeres y pobladores.
COLONIA DIGNIDAD
Hay antecedentes serios, todavía sujetos a investigación judicial, de que la Colonia Dignidad, cerca de Parral, dirigida por Paul Schaeffer, condenado por pedofilia que murió preso, fue un centro de torturas, de eliminación de presos políticos y ocultamiento de restos de prisioneros. Está demostrado que antes del golpe, Schaeffer y sus secuaces colaboraron con Patria y Libertad y con oficiales navales y militares que preparaban acciones de sabotaje. Cerradamente anticomunista, Dignidad saludó como triunfo propio el golpe militar. El hallazgo de arsenales, de automóviles pertenecientes a detenidos políticos cuyo paradero no se conoce aún, la desaparición del físico norteamericano Boris Weisfeiler y los testimonios de ex presos políticos torturados en el que fuera un enclave de colonos alemanes sometidos a la voluntad y a la corrupción de sus líderes, hace verosímiles las denuncias que se investigan.
Dignidad no solamente fue un modelo admirado por Pinochet, Lucía Hiriart y altos mandos como el almirante Patricio Carvajal, o por funcionarios y hombres de negocios de la derecha alemana, como el canciller de Baviera, Franz Josef Strauss, sino también fue apoyada por dirigentes de la derecha chilena. En democracia, diputados y senadores de la UDI y Renovación Nacional fueron celosos defensores de la Colonia frente a las acusaciones que en definitiva se han demostrado ciertas. Salvo Sebastián Piñera, se pronunciaron en contra de la revocación de la personalidad jurídica de la Colonia. La cercanía Dignidad-UDI es un hecho. La ex ministra de Justicia Mónica Madariaga recordó en una entrevista la presencia de Jaime Guzmán, Pablo Longueira y otros dirigentes disfrutando de la hospitalidad de la Colonia. Mónica Madariaga fue desmentida, pero insistió aclarando que era explicable que la paz que rodeaba a la Colonia haya llevado a los entonces jóvenes líderes a utilizar la Colonia como eventual sitio de descanso. No habría sido extraño. Pinochet fue más de una vez a la Colonia, Manuel Contreras fue también un visitante asiduo, incluso acompañado de su hijo, Manuel Contreras Valdebenito, que también ha recordado haber visto entonces a dirigentes de la UDI. Lucía Hiriart elogió con entusiasmo a “los alemanes” de la Colonia por sus obras de apoyo a la comunidad vecina.
EL MODELO ECONÓMICO
El mismo 11 de septiembre de 1973 el Alto Mando de la Armada recibió un voluminoso estudio económico que había encargado a un grupo de economistas de derecha. Indicaba las medidas indispensables para empezar la construcción de una economía al servicio de los triunfadores que eran las clases acomodadas. Había sido preparado básicamente por economistas de la Universidad Católica que desde hacía casi diez años mantenían un convenio con la Universidad de Chicago, donde imperaba el pensamiento neoliberal de Milton Friedman. Año a año viajaban a esa universidad norteamericana alumnos becados que volvían pertrechados de instrumentos teóricos para establecer un capitalismo desregulado, con una drástica disminución de las funciones del Estado y cero aranceles, abierto al mundo y basado en el aprovechamiento de las ventajas comparativas. Obviamente el documento consideraba eliminar por completo la obra de la Unidad Popular. El trabajo hecho a petición de la Armada, que preparaba el golpe, fue llamado “El ladrillo” por su extensión y espesor y sus autores, conocidos luego como Chicago boys, aunque no todos provenían de esa universidad.
Respaldados por la Armada (a través de Roberto Kelly) pronto asumieron funciones de gobierno. Una avanzada fue el empresario Fernando Léniz, ex gerente de El Mercurio . Luego vino Jorge Cauas, que había actuado en el gobierno de Frei Montalva, hasta que llegó Sergio de Castro, quien junto a Pablo Baraona y Miguel Kast eran los líderes del grupo que controlaba la Facultad de Economía de la Universidad Católica y también su Instituto de Economía.
Las medidas económicas que impulsaron fueron drásticas. Tan brutales, según sus críticos, que solamente pudieron imponerse por la feroz represión de la Dina, el Comando Conjunto y los servicios de inteligencia y seguridad de las Fuerzas Armadas y Carabineros, como lo denunció en Washington el exiliado ex ministro Orlando Letelier pocos días antes de ser asesinado por agentes de la dictadura.
Publicado en “Punto Final”, edición Nº 765, 31 de agosto, 2012

El mínimo de popularidad para el presidente Piñera

El apoyo de la población de Chile al presidente Sebastián Piñera retrocedió a un 26 por ciento, la menor tasa desde que asumió el poder en 2010, reveló una encuesta de una empresa ligada al oficialismo.
Estamos haciendo un buen trabajo (…) con el mayor esfuerzo, con la mayor seriedad. Si cometemos errores, queremos rectificarlos“, dijo en una primera reacción el portavoz del gobierno, el ministro Andrés Chadwick, primo del mandatario.
La caída en el apoyo a Piñera, cuyo trasfondo son los comicios municipales de octubre y presidenciales de 2013, está influida por la baja evaluación ciudadana en materia de empleo, seguridad y salud.
La empresa de opinión Adimark, propiedad del asesor electoral del mandatario Roberto Méndez, advirtió sin embargo que la crisis de credibilidad afecta a todo el sistema político.
De hecho, la Cámara de Diputados y el Senado, involucrados hace un mes en una polémica por el alza de sus gastos, tienen una aprobación del 16 y 17 por ciento respectivamente, según Adimark.
Para el gobierno, que en 2011 enfrentó 6.000 protestas sociales según sus datos, el retroceso en su popularidad es incluso mayor al registrado en 2011 durante el apogeo de las protestas estudiantiles.
Un 66 por ciento de los chilenos desaprueba la forma en que Piñera conduce su gobierno, cifra que asciende a un 73 por ciento en los jóvenes.
El retroceso en el apoyo al gobierno y a todos los referentes políticos, fenómeno que cobró fuerza desde 2010, coincide con el inicio de las protestas sociales, como la marcha de 50.000 estudiantes días atrás en reclamo de educación gratuita y de calidad.
La desafección con los líderes e instituciones políticas, en especial de los menores de 30 años, crea un cuadro de incertidumbre política a poco de que se apruebe una reforma que facilitará el ingreso de cuatro millones de jóvenes al padrón electoral.
Hasta ahora ningún partido político capitalizó el descontento con el gobierno de centroderecha y sólo permanece fuerte la figura de la popular ex presidenta socialista Michelle Bachelet.
Fuente: Diario UNO

Chile es uno de los principales compradores de armamento israelí de Latinoamérica


SANTIAGO.- El subdirector de la SIBAT, Itamar Graff, organismo del Ministerio de Defensa israelí que se encarga de las exportaciones de material bélico, señaló que Chile es uno de los principales mercados latinoamericanos.
El funcionario afirmó que los principales clientes en la región son Brasil, México, Colombia y Chile. Estos países, explica Graff, compran todo tipo de equipamiento militar, principalmente material para la fuerza aérea, como armas, y otros equipos para el ejército.
Con Chile tenemos proyectos de modernización, sistemas nuevos de defensa. En México es lo mismo, aunque hay necesidades diferentes, mientras que en Brasil, por ejemplo, se venden equipos para proteger el Amazonas“, explicó.
El funcionario israelí, que se encuentra en Chile en el marco de la Feria Internacional del Aire y del Espacio (Fidae), apuntó que SIBAT mantiene relaciones comerciales con todos los países latinoamericanos a excepción de Venezuela.
En el pasado también trabajábamos con Venezuela, pero dada la política de Hugo Chávez hoy no existe ninguna cooperación“, sostuvo Graff, quien precisó que Israel sólo vende equipamiento de defensa a “países amigos“.
Además, destacó el potencial de crecimiento de la industria en América Latina, donde las empresas israelíes trabajan en la actualidad con compañías locales en la fabricación sus propios productos con los avanzados sistemas tecnológicos de Israel.
El subdirector del SIBAT comentó que los países latinoamericanos adquieren equipos para renovar o modernizar los existentes y no para prepararse para guerras.
La industria de defensa y seguridad israelí exporta productos por cerca de 500 millones de dólares anuales a Latinoamérica, una región considerada de gran valor estratégico para Israel. 

Alarmante aumento del delito en Chile

Los robos “no violentos” crecieron un 8,3%, mientras que las acusaciones por lesiones se incrementaron en un 9 por ciento. La Fiscalía Nacional elaboró el informe anual de 2011, que revela un alza del 10,6% en las denuncias.
El diario La Tercera
adelató los resultados del estudio que será presentado formalmente
durante la tarde chilena de este lunes 23 de enero. Según la Fiscalía
Nacional, los llamados “robos no violentos” experimentaron un incremento de 8,3% en comparación con igual período de 2010. Otro de los delitos que registró un aumento fueron las lesiones, que el año pasado tuvieron un alza de 9,1 por ciento.
Con un total de 1.378.873 ingresos en la fiscalía, el estudio
ratifica el aumento de la delincuencia constatado por otros dos
informes: el Índice de Delincuencia de Paz Ciudadana y Adimark, que
reveló un aumento de la victimización en 6,3 puntos porcentuales, y el
reporte del Ministerio del Interior, que dio a conocer un alza de 10,1%
en las denuncias de delitos de mayor connotación social en el tercer
trimestre de 2011.
De las categorías de delitos, hay algunos que han aumentado más notoriamente: dentro del alza del 9,1% en las lesiones, un 39% corresponden a violencia intrafamiliar. El diario detalla que, de acuerdo con el Índice de Victimización elaborado por la Fundación Paz Ciudadana y Adimark, la
cantidad de personas víctimas de la delincuencia -en igual período de
2010- pasó de 33% a 39,3%, es decir, que hubo un aumento de 6,3 puntos
porcentuales
. Una cifra que, según el estudio, es la más alta desde 2006, cuando el nivel de victimización llegó a 41,7 por ciento.
Homicidios en aumento con menores de edad protagonistas
 
Otro informe de casos de delitos

Chile: Promoviendo cada vez más el clasismo

Una medida que prohíbe a “nanas” y trabajadores caminar en un
exclusivo condominio desató un gran debate respecto de cuán inclusivo es
el país.

 BBC Mundo

Un exclusivo barrio ubicado en la zona norte de Santiago de Chile se
convirtió en ícono del debate sobre la discriminación en el país, luego
de conocerse algunas medidas contra las “nanas” o asesoras del hogar que
según muchos analistas rayan en lo anacrónico.
Chicureo es el sector que ha estado en el centro de las críticas.
Primero por el reglamento de un club de golf que instaba a los socios a
preocuparse de que sus empleadas domésticas no circularan sin un
uniforme que las identificara como tales.
Y luego porque las normas internas de un condominio impedían el
ingreso y salida a pie de “nanas”, jardineros y obreros, para evitar que
hablaran entre sí y entregaran datos sobre los hogares que pudieran ser
usados por delincuentes para perpetrar robos en el lugar.
A juicio del sociólogo Carlos Livacic, académico de la Universidad
Central, estas medidas dan cuenta de una característica del país, que en
su interna mantiene prácticas “propias de los períodos de esclavitud,
donde se promueven los ciudadanos de primera y segunda categoría
“.
Es el fiel reflejo de la sociedad chilena hasta el día de hoy. Si
bien tiene un discurso abierto, inclusivo y participativo, en lo más
interno de la genética nuestra no ha cambiado mucho la dinámica
clasista, sectaria y segregadora de la población
“, dijo a BBC Mundo.
El debate sobre la discriminación se instaló en Chile, que según la
Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) es
uno de los países más desiguales del grupo en cuanto a distribución de
la riqueza, con una proporción de 25 a 1 entre los que ganan más y los
que ganan menos.
El video de la polémica
Las medidas contra las “nanas” generaron reacciones a todo nivel,
incluido el gobierno de centro derecha de Sebastián Piñera, pero fue un
video de una habitante del exclusivo condominio defendiendo estas normas
el que hizo arder las redes sociales, con un “linchamiento virtual” de
la aludida.
¿Te imaginai acá en el condominio todas las nanas caminando para
afuera, todos los obreros caminando por la calle, y tus hijos ahí en
bicicleta?
“, fue la frase de Inés Pérez que encendió la polémica.
Y aunque luego se supo que el canal televisivo había editado el
testimonio, y éste ya no suena tan duro si se analiza en su totalidad,
hay una actitud de fondo que habla de un problema en la sociedad
chilena.
Así lo planteó a BBC Mundo Benito Baranda, director de la fundación
América Solidaria, señalando que “la discriminación desgraciadamente no
ha salido todavía en Chile y eso es fruto de un clasismo social que es
transversal a la sociedad”.
A juicio del psicólogo, hay una forma de actuar propia de las enormes
distancias entre los sectores ricos y los más pobres, pero también una
característica que va más allá de las diferencias económicas.

En medio de la pobreza también ocurre esta situación. Muchas veces
si una nana chilena tiene al lado a una peruana y ella es la encargada
de dirigir el trabajo, también maltrata a la otra persona, no es algo
privativo solamente de la clase alta. Es muy transversal
“, expresó.
Siempre lo mismo
Ruth Olate es la presidenta del Sindicato de Trabajadoras de Casa
Particular
(Sintracap), donde no sorprendió que surgieran a la luz
pública estos casos de discriminación. Ella denuncia que llevan años
soportando una situación que no ha cambiado con los años.
Ha sido siempre lo mismo. Espero que con todo esto tomemos
conciencia todos y podamos tener un Chile mejor, que no haya dos Chiles,
uno de gente pobre y otro de gente con dinero, sino uno en que todos
somos seres humanos y tenemos que tener el mismo respeto
“, declaró a BBC
Mundo.
A su juicio, los chilenos son “demasiado clasistas, racistas y
discriminadores
“, relatando que medidas como las de Chicureo se dan a
diario en otros lugares, como la existencia de ascensores especiales
para el servicio doméstico en edificios de la zona más acomodada de
Santiago.

Benito Baranda remarcó que la fuerte segmentación educacional y la
segregación residencial hacen que este problema se mantenga a lo largo
de los años. Para combatirlo, plantea que el Estado debe mejorar la
calidad de la enseñanza e impulsar una política habitacional que no siga
creando ghettos para los más pobres.

Las movilizaciones estudiantiles y manifestaciones sociales que
marcaron 2011 dan una luz de esperanza para Baranda, ya que buscan una
mayor igualdad educacional y generan un espacio para un trato más
igualitario.
Menos optimista es el sociólogo Carlos Livacic, quien subrayó que
hoy día la pregunta es dónde se producen los espacios de participación,
de socialización, y de lo que es más importante, de tolerancia e
inclusión
“.

Fuente: Diario Uno