Nueva

Fuerte sismo en Nueva Zelanda

Un fuerte sismo de 6,3 grados sacudió la ciudad de Christchurch en el sur de Nueva Zelanda. La policía local informó que pasajeros de dos autobuses quedaron bajo los escombros.


La segunda ciudad en importancia del país se vio sacudida a las 12H51 del martes (23H51 GMT del lunes) a 5 km de la ciudad y a solo 4 km de profundidad, según el Instituto de Geofísica de Estados Unidos
“Varios decesos fueron señalados en diferentes puntos del centro de la ciudad, donde dos autobuses fueron aplastados por cascotes caídos de las alturas. Un médico y servicios de emergencia se encuentran en el lugar”, declaró la policía.
Christchurch, con 340.000 habitantes, ahora en estado de emergencia, fue golpeada el 4 de septiembre de 2010 por un sismo de magnitud 7 que no causó muertos aunque sí destrozos considerables.
El terremoto de este martes, ocurrido a media jornada, “fue mucho peor, no tanto en intensidad como en materia de daños, y mucha gente está atrapada en los edificios”, declaró un portavoz de los bomberos a Radio New Zealand.
Personas heridas y a menudo manchadas de sangre salían de los inmuebles y caminaban renqueantes por las calles, apoyándose unas en otras, según imágenes de la televisión, que había mostrado escenas de pánico poco después del temblor.
En la plaza principal de la ciudad se oían gritos y la aguja de la catedral de Christchurch se desgajó.
“Varios decesos fueron señalados en diferentes puntos del centro de la ciudad, donde dos autobuses fueron aplastados por cascotes caídos de las alturas. Un médico y los servicios de emergencia se encuentran en el lugar”, indicó la policía.
Según la televisión local TV3, de los escombros de un hotel fueron retirados varios cuerpos.
El terremoto se produjo en un momento del día en que “la ciudad está llena, con gente en el trabajo, los niños en el colegio”, declaró el primer ministro neozelandés.
El aeropuerto de la ciudad fue cerrado y la policía indicó que estaba evacuando el centro de la ciudad. Situada en el cinturón de fuego, Nueva Zelanda registra hasta 15.000 temblores al año.
El terremoto más mortífero desde que existen las estadísticas se cobró 256 muertos el 3 de febrero de 1931 en la bahía de Hawke, sur de la isla del Norte.

Vean estas imágenes del momento del terremoto: