Ataques a la Salud

El Riesgo de Muerte por Dengue es Mayor al del Coronavirus y no se le da la Importancia Necesaria

Las alertas persisten en el mundo con la expansión descontrolada del coronavirus, sin embargo la psicosis y el pánico también se han agudizado, olvidando inclusive que América Latina sufre por la mayor epidemia de dengue, una enfermedad que genera mayores muertes.

La letalidad por esta enfermedad (coronavirus) ha variado entre dos y tres. Actualmente está en 3.4 %. Eso quiere decir que de 100 personas (enfermas) fallecen tres. La mayoría de estas muertes se da en personas mayores de 60 años“, informó recientemente el representante en el país de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carlos Garzón.

Sin embargo los expertos y autoridades internacionales piden no dejar de lado y poner atención en el brote de dengue en más de 19 países. Latinoamérica está en emergencia porque las muertes de esta enfermedad son superiores a las del coronavirus.

Entre los países de mayores casos se encuentran Bolivia, Panamá, Brasil, Paraguay y Uruguay, y en Argentina se han registrado aumentos alarmantes esta semana.

Según cifras de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), los países con las tasas de incidencia más altas de casos por población en el continente son centroamericanos: Nicaragua (2.271 casos por cada 100.000 habitantes), Belice (1.021), Honduras (995,5), y El Salvador (375).

En Latinoamérica, este virus causó 1.530 muertes y ante 1.346.991 casos confirmados en los últimos trece meses, de acuerdo con datos de la OPS.

En Panamá se han reportado dos muertes y 1.012 casos confirmados de dengue. 894 casos no son alarmantes, 112 sí lo son y hay seis casos graves. En Argentina una semana subieron un 66% los pacientes afectados y ya son 364 confirmados.

Hubo ya hasta el fin de semana 8 muertos por dengue hemorrágico durante 2020 en Honduras y, al menos, 8.737 contagios. De estos, el 75 por ciento han sido menores de edad.

En el caso de Bolivia se han confirmado más de 7.700 casos en siete departamentos. Hay un total de 47.754 sospechosos de dengue. De acuerdo a las autoridades de Gobierno, el 75% están en Santa Cruz.

Esta es la peor epidemia de los últimos años en este país, situación similar a otros de la región de Centro y Sud América.

Tomado de: Opinión

Las Emociones y los Sentimientos se Expresan a través de Dolores Corporales.

Todo lo que no se expresa, se expresa”. ¿Qué quiere decir esto? Que cuando no decimos qué es lo que no angustia o nos aqueja, el cuerpo se encarga de expresarlo por medio de dolores y malestares.

Muchos escépticos podrán dudar de estas teorías, pero nadie ha escapado a dolores de estómago en momento de angustias o a dolores de cabeza por no poder resolver un conflicto familiar o laboral.

Desde ya que tenemos claro que muchos dolores pueden deberse a malos movimientos, a haber comido en exceso o a múltiples factores, pero hoy vamos a detenernos en esos dolores que se han vuelto crónicos y que tienen que ver con sentimientos en nuestro fuero interno que no hemos logrado elaborar y “dejar ir”.

Un dolor es un mensaje del cuerpo que te está pidiendo tiempo para procesar emociones que fueron postergadas y que si persistes en evitar, el dolor se transforma en enfermedad e incluso, en enfermedad crónica.

Y a menudo también, detrás de cada dolor, se esconde una parte de uno mismo más joven que quedó fijada en la situación vivida como traumatizante, y es esta parte de uno mismo que simplemente tiene miedo e intenta protegernos en cuanto algunos de sus elementos o acontecimientos reaparecen nuestra vida.

Tal vez un simple detalle, o un aroma puede desencadenar una reacción de miedo de parte de nuestro “yo más joven” que desea protegernos.

Debemos saber que cuando se presenta una situación que nos perturba, el inconsciente registra todos los detalles de este acontecimiento incluso los más insignificantes en los que no prestamos atención, como un aroma suave, un sonido, una sensación en la piel o una imagen. Y son estos detalles los que serán los activadores más adelante, si las emociones que sentimos son escondidas o reprimidas.

Todos debemos tener presente que una situación traumatizante para una persona puede parecer sólo algo estresante para otra, la única diferencia será la experiencia vivida por cada uno en su vida.

Es entonces cuando entendemos que el dolor físico siempre está ligado a un dolor emocional reprimido que no siempre tiene que ver con una cuestión psicosomática.

Desde el punto de vista energético, la energía contenida en la emoción reprimida quedará bloqueada en nuestra mente afectando una parte de nuestro cuerpo dependiendo del tipo de emoción. Esto lo que provocará el dolor e incluso posteriormente, la enfermedad.

¿Dónde se concentran los dolores emocionales?

Los dolores emocionales pueden ubicarse en las zonas del cuerpo en la que la expresión emocional debió manifestarse, pero no pudo hacerlo. Por ejemplo, si tienes muchas ganas de gritarle a alguien que te hizo enojar mucho, podrías desarrollar dolores en la nuca, en la garganta, en las mandíbulas, es decir; las zonas del cuerpo en las cuales retuviste esos gritos de enojo.

Recordemos que lo llamamos “sentimientos”, porque los sentimos en nuestro cuerpo y mientras que nuestra mente piensa que hace bien disimulando las emociones, al cuerpo no podemos engañarlo simplemente porque el cuerpo no tiene acceso a la negación.

Y como no hay una sola manera de que las emociones impacten en nuestro cuerpo, veremos algunos ejemplos de cómo ciertas emociones podrían ser sentidas y localizadas en cada uno de nosotros.

La ansiedad: la ansiedad puede volverse crónica. Incluso puedes no sentir los signos agudos de miedo, ya que creciste con ellos y tu cuerpo se adaptó. Aunque el cuerpo se adapte por completo, es posible que el miedo pueda manifestarse por entumecimiento muscular, irritabilidad, insomnio y cierto desinterés de tu parte al momento de generar nuevos emprendimientos. El cuerpo también puede sentirse agitado.

La cólera: se manifiesta a menudo en el cuerpo a través de sofocones, ataques de calor o irritación en la piel. También puede manifestarse a través de tensión muscular, aceleración del ritmo cardíaco, mandíbulas y puños cerrados, respiración irregular o rápida, y una sensación de martilleo en los oídos.

La cólera puede sentirse en la espalda, entre los omoplatos y desplazándose hacia arriba en la parte baja del cuello. También en la parte externa de las mandíbulas.

La depresión: provoca escalofríos y sensación de pesadez. Sentimos el cuerpo letárgico y con falta de energía. El cuerpo puede también tener tendencia a moverse de manera lenta, rígida o errática.

El miedo: el miedo puede expresarse con un nudo en el estómago o en el pecho, calambres, sensación de frío, temblores, debilidad o vértigo.

El síndrome del intestino irritable, las úlceras de estómago, indigestiones y náuseas o también signos de que el cuerpo tiene un miedo contenido que no ha logrado elaborar y del que no ha podido desprenderse.

La frustración: es similar al miedo pero mucho más contenida. Nos hace pensar que nuestro cuerpo quiere dar puñetazos pero sin tener claro exactamente hacia donde o hacia quién. Los movimientos y la postura pueden volverse rígidos. Algunas veces, la frustración es una combinación de enojo y negación. En estos casos, podemos experimentar signos típicos de la negación como un discurso acelerado, alzamiento de hombros, mirada esquiva, músculos de las mandíbulas tensas y respiración superficial.

La culpa: esto genera un sentimiento de agitación. Se manifiesta con una sensación de agobio que sofoca, con una irreprensible necesidad de huir. Pueden experimentarse dificultades para respirar y un peso en el pecho similar a una opresión.

Hostilidad: es similar a la cólera y el enojo, pero no necesariamente necesita un detonante para explotar. En lugar de eso, el cuerpo está en ebullición permanente, y pone en alerta al sujeto hasta en el menor detalle para poder desencadenar un enojo generalizado.

El cuerpo se siente rígido, tenso y bloqueado por acción de la hostilidad.

La humillación: las sensaciones son similares a las del miedo en el sentido en el que el cuerpo parece volverse de débil e inseguro, pero en lugar de tener frío, sentimos una ligera sensación de calor. Podemos ruborizarnos e incluso sentimos el aumento de temperatura en la piel.

Incluso se puede sentir una necesidad de retroceder como si uno quisiera desaparecer.

Los celos: los celos son una emoción compleja que pueden contener elementos como el miedo, la humillación y cólera.

Las sensaciones que experimenta el cuerpo al momento de sentir celos pueden variar de una persona a otra. Podemos sentir frío, un nudo en el estómago y una opresión en el pecho que se puede asociar con miedo o también una sensación de calor como cuando nos enojamos o nos sentimos humillados.

Cuando nos descubrimos envidiando la vida de otros, sus logros, sus éxitos, sus relaciones o sus posesiones, presta atención a lo que sientes en el cuerpo y tendrás una base para saber a qué se parecen los celos cuando los sientes de manera sutil.

La rabia y el odio: estos son instintos supremos. Esta clase de instintos son intrínsecos de la propia existencia y se activan cuando nuestra parte primitiva cree que estamos en peligro. Estos sentimientos se manifiestan a menudo a nivel intestinal y estomacal. ¿Ya te pasó de sentir ardor estomacal? Además de controlar los alimentos que la provocan, si el ardor aparece de la nada, es probable que se trate de rabia no expresada.

La medicina china considera al estómago y a los intestinos como “el cerebro de las emociones” y los malestares en estos órganos aparecen cuando no logramos “digerir” las emociones negativas.

La tristeza: se siente por lo general a nivel del pecho, y se desplaza hacia arriba a través de la garganta y de los ojos para luego manifestarse a través de las lágrimas. De ahí la famosa expresión “tener la garganta cerrada”, al momento de necesitar un desahogo a través del llanto. También se suma a esto los resfríos a repetición.

La vergüenza: Este es otro sentimiento “caliente”, que a menudo se acompaña con rubor en las mejillas y sensación de calor. Sin embargo, es posible también sentir entumecimiento interno que te puede provocar escalofríos o un sentimiento de vacío. Al igual que la humillación, la vergüenza puede generarte la sensación de querer desaparecer.

¿Sabías que el Dr. Freud, además de ser el padre del Psicoanálisis, era neurólogo? Después de atender a innumerable cantidad de pacientes, descubrió que muchos de sus males físicos provenían de situaciones de angustia, tristeza, rabia, humillación y todas las que ya hemos visto.

Por ese motivo, se dedicó a estudiar en profundidad, cómo la palabra y la expresión de lo que nos pasa se convierten en un elemento sanador.

Las emociones que no se verbalizan se cristalizan en diferentes partes de nuestro cuerpo.

¿Ya te pasó con algunas de las que vimos? ¿Con cuáles?

Alguien dijo que nuestro cuerpo es como “la película de nuestra” vida, en donde quedan registrados todos los acontecimientos de vamos viviendo.

Si estamos mal y nos dominan sentimientos negativos, nos sentimos enfermos y cuando estamos bien y somos felices, tenemos la sensación de poder enfrentarlo todo.

¿Y qué pasa con estas otras emociones?

– El pánico, puede provocar diarreas.

– La dificultad en no poder encontrar un lugar en dónde ubicarnos, puede provocar infecciones urinarias a repetición.

– Cuando no queremos escuchar cosas que sabemos nos harán daño, pueden surgir las otitis o dolores de oídos.

– Cuando no nos atrevemos a decir algo, aparecen las anginas o los dolores de garganta.

– El miedo a los cambios o a la falta de dinero, provoca dolores lumbares.

– El orgullo desmedido, la negativa a ceder o a someterse, puede generar dolores de rodillas.

– La intransigencia y la dureza, provoca dolores cervicales y rigidez en la nuca.

– Los conflictos con la autoridad o asumir demasiadas responsabilidades, provoca dolores de hombros, sensación de peso en la espalda.

– Apretar los dientes frente a personas o situaciones que no podemos cambiar, provoca dolores de dentales, aftas y abscesos en la boca.

– Miedo al futuro o dificultades para seguir avanzando, están relacionados con dolores en las piernas, los pies y los tobillos.

– Las dudas y la incertidumbre, generan dolores de cabeza.

– La insatisfacción y la sensación de no ser comprendido, además de “acumular” tristezas, genera aumento de peso porque intentamos buscar la satisfacción a partir de la comida.

Ahora puedes identificar mejor el tipo de trastorno que te está afectando.

Si sufres de una enfermedad crónica o no, intenta rastrear qué eventos se dieron en tu vida cuando aparecieron tus dolores por primera vez.

Recuérdalos y exprésalos de manera de que vuelvan a la superficie y puedas sacarlos de tu cuerpo. ¡Créelo, vale la pena!

Muchas veces hay que recorrer un camino escarpado para llegar a un lugar mejor, que es el del bienestar físico y emocional.

¿A quién conoces en esta situación? Comparte, posiblemente seas de mucha ayuda.

Tomado de: Saludable Gurú

Enfermarse es Cerrarse a la Luz (la Tzaraat o Lepra)

Por P.A. David Nesher

“Cuando una persona tuviese en su piel una seet [mancha blanca], una sapajat [decoloración] o una baheret [erupción] y se transforma en tzaraat, será llevada ante Aharón, el Sacerdote [principal], o ante uno de sus hijos, los Sacerdotes.”

(Vayikráh/Levítico 13:2)

Seguramente tendré que decirlo una y mil veces; y es que necesito considerar, una vez más, el famoso adagio italiano que dice “traduttoretraditore”. Esta expresión se traduce a nuestro idioma: “Toda traducción contiene una traición”. Me remito una vez a esa frase ya que necesito que entendamos el juego de palabras que radica en ella. Dicho juego está basado en el hecho de que traición y traducción tienen una raíz latina similar; forman parte de un conglomerado de ideas que incluye también la palabra tradición. Y es justamente esta última (la tradición) la que estamos obligados a juzgar, y hasta desechar si es necesario, de nuestra tarea interpretativa del texto sagrado.

Esto que acabo de decir debemos tenerlo en nuestra mente a la hora de investigar los códigos de sabiduría que la Instrucción (Torah) divina revela a la hora de hablar del “leproso” y su mal: la lepra.

Tzara’at” es el vocablo que normalmente se traduce como “lepra”. Sin embargo, por diversas razones, la traducción no es la más apropiada. Esto último se debe principalmente al hecho de que la lepra es una dolencia cutánea generada por el bacilo de Hansen. En cambio, el tzara’at que aparece en las Sagradas Escrituras era la manifestación física de una conducta espiritual grave causada principalmente por la difamación, la altanería, la maledicencia y/o la envidia. Esta es la razón por lo que dicha afección debía ser diagnosticada por un Kohen (Sacerdote).

El sabio Moshéh Alshej señala que el kohen en modo alguno ejercía funciones de médico, ni usaba prácticas médicas. La Torah legislaba que él solo se limitara a declarar impuro al afectado y hacerlo recluir, o declararlo puro y devolverlo a u sociedad y a su familia.

Esta plaga se describe en detalle en la Torah, aunque bajo diferentes variables que afectan la vida del israelita. El cáncer, o el SIDA, por ejemplo, que son las “plagas” de nuestra generación, podría decirse que son los equivalentes a la tzara’at de aquella época.

De acuerdo a las descripciones que nos ofrecen las palabras hebreas que leemos en el versículo que encabeza este estudio, notamos que la tzara’at era una especie de llagas semejantes a una de las plagas que azotara a Egipto. La diferencia con estas últimas radica en el detalle, no menor, de que la tzara’at era una afección que el Eterno enviaba sobre sus escogidos con el objetivo de disciplinarlos y guiarlos a realizar teshuváh y tikún.

Citaré a modo de ejemplo una fuente que nos ayudará a entender esta concepción. En Shemot leemos:

“…Dijo:
Si obedeces a Dios tu Señor y haces lo que es recto a Sus ojos, prestando cuidadosa atención a todos Sus mandamientos y cumpliendo todos Sus decretos, entonces no te golpearé con ninguna de las enfermedades que traje sobre Egipto. Yo Soy Dios quien te cura…”
(Shemot/Ex 15:26) [Torah Viviente].

Leyendo el Zohar, encontré la explicación sabia de que la frase “plaga de lepra”, hace referencia a los juicios severos que penden sobre el mundo como resultado de la negatividad colectiva de la humanidad. Allí mismo, en el Zohar, el vocablo “lepra” o tzsara’at, se define como “cierre”. ¿Qué quiere decir esto?

Pues bien, el Zohar explica que la palabra tzsara’at al ser traducida al arameo es llamada seguirú, lo que significa “cerrado”.

El Zohar en su explicación enseña que la Torah utiliza la palabra nega (conformada por las letras nun, guimel, ayin) para denotar oscuridad, lepra, o seguirú, todas expresiones que señalan a la condición espiritual de estar cerrados a la Luz del Creador. Por ende, no es coincidencia que estas tres letras (nun, guimel, ayin) al transmurtarse formen otra palabra: oneg (ayin, nun, guimel) que significa “placer”. Pues bien, estas dos palabras: nega (desconexión de la Luz del Creador) y oneg (placer) están interconectadas. Todos tenemos cierta cantidad de Luz que está destinada a venir a nosotros, y es a través de nuestras acciones que colocamos una coraza de Luz positiva o de Luz negativa alrededor de nuestra alma.

Esto nos indica que las porciones de Tazría y Metsorá no se tratan acerca de enfermedad física, sino más bien conciernen a la enfermedad espiritual que todos sufrimos en algún grado: estar cerrados a la Luz.

De este modo, los comentarios de El Zohar refieren que el “cierre” de las puertas que protegen el reino del 99 % de la luz espiritual, es la fuente de toda enfermedad psíquico-física que obstaculiza toda dicha, bienestar y realización duradera. Cuando estas puertas están cerradas, la luz no puede ingresar en nuestro mundo y la oscuridad y el juicio reinan. El concepto de “cierre”, se refiere asimismo a la manera en que nuestro «ego» nos cierra ante nuestra alma. De aquí que el salmista exhorta a los redimidos que llegan a Jerusalén para cada festividad a elevar conciencia a los niveles celestiales de la Torah a fin de que el Rey de la Gloria pueda entrar en la historia humana (por favor leer Salmo 24: 7-10).

Cuando hablamos lashón hará, (“mal hablar” o “lengua perversa“) tomamos de nuestro banco de Luz y la guardamos en una coraza de nega, (desconexión de la Luz del Creador). Sigue siendo Luz pero ahora está cubierta por una coraza de oscuridad y esto nos causa dolor porque pudimos haber utilizado esta Luz en el sentido contrario, asistiendo a otra persona, por ejemplo. Pudimos haber tomado esta misma Luz y colocar una coraza de Luz a nuestro alrededor la cual nos sustentaría con placer.

Oneg y nega, placer y dolor, no son dos realidades separadas, sino un resultado de nuestras acciones. La Luz que atraemos proviene del mismo banco, independientemente de si será utilizada para hablar mal o para una acción de compartir. Todo necesita ser sostenido por nuestra Luz, y cuando retiramos de nuestro banco de Luz y cubrimos esta Luz en oscuridad, ahora esta oscuridad se sostendrá y manifestará en nuestra vida en diferentes formas. Lo opuesto es también verdad, cuando realizamos acciones de compartir o actuamos y hablamos de manera positiva, exactamente la misma Luz del banco alimentará el placer y lo positivo en nuestra vida.

Los códigos de sabiduría de parashá Tazría revelan que el dolor físico y emocional proviene de una fuente, nega, la cual es la Luz que nosotros hemos cubierto en una coraza de negatividad a través de nuestras palabras y acciones. Ahora entendemos que la tremenda oscuridad que atraemos a partir de lashón hará proviene de la misma Luz que sostiene la negatividad o el placer positivo en nuestras vidas. El tipo de Luz que nos sustentará depende de nosotros. Podemos tomar un oneg potencial, un placer positivo en potencia, y cubrirlo con una coraza de oscuridad a través de nuestras acciones y palabras negativas.

Comprendiendo todo esto, discernimos entonces que la “oscuridad” espiritual es la “plaga de las plagas”, es decir, la madre de todas las plagas. Ella es el suelo fértil que produce todos los demás tipos de plagas, sea el cáncer, o enfermedades cardíacas, virus, pobreza, terrorismo, depresión o cualquier otra clase de aflicción individual o social. [Torah Kabbalística Vayikrá, pág 116].

Por ello, y de acuerdo con los sabios, toda enfermedad es una especie de purificación. Cuando alguien se enferma, es una señal de alerta que inicia el proceso de “limpieza” de la persona. Una forma de alcanzar el bienestar es a través de la purificación, y una de sus vertientes es el dolor y el sufrimiento. La Torah revela que el cuerpo es el reflejo físico del alma; cuando un cuerpo se enferma es porque parte del alma necesita atención y trabajo espiritual. Una vez que comenzamos la auto-transformación, la enfermedad deja de ser una herramienta para despertar el cambio, de modo que es eliminada.

En la obra que cité anteriormente (Torah Kabalística) también se puede leer:
«…Tzaráat era un tipo de “limpieza espiritual” que creaba una protección a la persona afectada. Pero sin duda, es mejor limpiarnos a nosotros mismos de forma proactiva en lugar de ser purificados por un proceso que no está en nuestro control. Estudiar estos pasajes y pasar por una transformación espiritual es un tipo de limpieza que podemos escoger proactivamente, pero no es un proceso que ocurrirá de la noche a la mañana. El potencial para muchas enfermedades existe dentro de nosotros y existen muchas formas de limpiarlas. Los problemas cutáneos, indicarían un problema que necesita limpiarse a través de nuestras acciones. Por ejemplo, una inflamación en la piel, bien pudiera estar asociada con un “ego inflado”. Problemas asociados con la cabeza pudieran estar conectados con problemas de conciencia; si estamos en un espacio negativo, mental o emocionalmente, esto puede expresarse mediante enfermedades en la cabeza. Enfermedades de la boca, pueden igualmente, estar en conexión con el habla maliciosa, calumnia, chisme o difamación. Cada clase de aflicción física tiene su raíz en un defecto espiritual que gobierna nuestro comportamiento y acciones con las demás personas. Luego pues, la limpieza y transformación espiritual no solo curan la enfermedad sino que pueden evitar que las enfermedades ocurran en primer lugar, prevenir su reaparición…».
[Definición de “proactivo”: Que tiene iniciativa y capacidad para anticiparse a problemas o necesidades futuras produciendo respuesta y soluciones al mismo].

A lo largo de mi trabajo ministerial he encontrado que las personas nos convertimos en transmisores de plagas. Así también la obra del Zohar lo afirma y sostiene al decir:

«…Así como el castigo es aplicado al hombre por hablar maliciosamente, así es castigado debido a que pudo haber pronunciado buenas palabras pero no lo hizo. Porque él manchó a ese espíritu parlante que está compuesto como para “hablar arriba y hablar abajo”, y todo está en santidad. Esto es aún más cierto, si la nación camina por el camino equivocado y él pude hablarles y reprobarlos, pero si se queda callado y no habla, está dicho de él: enmudecí con silencio, contuve mi paz y no tuve reposo, y mi pena se agitó, agitada por plagas de impureza, (Tehilim/Salmos 39:3)…»,
[Zohar Tazría 18:87].

Estudiando en la versión Torah Emet, me pareció muy importante compartirles el siguiente comentario:

«…En una oportunidad, un gran maestro de la Torah recibió la visita de uno de sus discípulos que se acercó a consultarle acerca de su deprimente estado espiritual, y se explayó contándole por qué se consideraba a sí mismo un hombre tan vil e indigno. El maestro le interrumpió diciéndole: “¡Basta ya. No se debe hablar mal de nadie, ni siquiera de uno mismo! …».

Notamos que de acuerdo al mandato de la Torah, la enfermedad de tzsara’at debía ser tratada exclusivamente por los kohanim (sacerdotes), y no por doctores, ya que en ningún caso debía interpretarse como un simple problema médico, sino más bien como una patología netamente espiritual. ¡El alma de ese integrante de Israel estaba gritando a través del cuerpo!

En los códigos de la sabiduría de la Torah encontramos que, el sacerdote, al ser “luz de lo Alto”, está ordenado de encender diariamente las lámparas del Candelero (Menoráh), a fin de hacer llover sobre nosotros las bendiciones para sanar la aflicción, y este secreto, es una semejanza de lo de “arriba”, ya que la luz Celestial es el aceite de ungir que primero escurre sobre la cabeza del “Gran Sacerdote Celestial”, el Mesías. Él enciende entonces las lámparas del MalKut (Reino físico), y las hace iluminar. Como está escrito:

“…Es como el buen aceite sobre la cabeza, que baja sobre la barba, la barba de Aharón; que baja sobre el cuello de sus vestimentas (…)
El aceite de ungir de YHVH está sobre él
…”,
(Tehilim/Salmos 133:2; Lv 21:12).

Amados discípulos de Yeshúa, aceptemos que en estos días, debemos abrirnos ante la sabiduría de la Torah; esta luz divina es libre para fluir y satisfacernos, ella abre las puertas de nuestra alma hacia el “Mundo de Arriba” de par en par lo que hace que elimine la oscuridad y el juicio, y erradica todo tipo de plagas.

Por eso, en el próximo Shabat tenemos el gran obsequio de poder tomar todas estas corazas de oscuridad alrededor de nuestra Luz, abrirlas y no sólo remover la oscuridad, sino también traer incluso más Luz de su interior para conducir nuestro Mundo a nuevas temporadas de bendiciones celestiales.

Te RECOMIENDO también LEER estas BITÁCORAS:

¿Por qué no tomar Omeprazol, el Protector Gástrico que acaba con la Vida?

“Este medicamento no es ningún protector gástrico, el omeprazol más bien es un potente inhibidor del tan necesario ácido gástrico para la centralización de microbios y la digestión. Este antiácido puede pasar de héroe a villano en cuestión de algunos años”

El contratiempo está en que la gente con tal de evitar un cuadro como la gastritis, lo vuelven parte de su vida, sin tener en cuenta que después de dos años de consumirlo a diario, se afecta la absorción de la vitamina B12, provocando un déficit que puede terminar en padecimientos como la anemia, depresión, daño neurológico o demencia.

El individuo notará los cambios cuando la debilidad y el cansancio en su cuerpo se vuelva habitual. La vitamina B12 está relacionada con la producción de glóbulos rojos y trabaja en procesos a nivel del sistema nervioso central.

Vinculado con el omeprazol también se ha visto científicamente una disminución en la absorción del calcio y debido a esto, un aumento en fracturas.

También se ha asociado con un aumento en infecciones respiratorias en adultos mayores, aunque esto ya no es por la falta de vitamina, si no porque el ácido del estómago da cierta protección contra bacterias y al ser el omeprazol una barrera contra el ácido, quedamos más expuestos a estas… dijo Mónica Hidalgo, doctora en farmacia del Centro Nacional de Información de Medicamentos (Cimed) de la Universidad de Costa Rica.

Una investigación reciente del Instituto Kaiser Permanent, en EE.UU asoció la ingesta de este medicamento y otros semejantes con la deficiencia de B12, al evaluar cerca de 26 mil pacientes que tenían un diagnostico de insuficiencia de dicha vitamina. Descubrieron que las personas que tomaron un tratamiento de una píldora al día por dos años, tuvieron un riesgo de 65% mayor de presentar deficiencia de B12, mientras que en quienes tomaron 1.5 píldoras diarias, el riesgo aumentó a el 95%.

Tomado de:
Libertad Y Pensamiento


¡Cuidado con tu Espalda Mujer!… ¡Podrías estar Cargando Más de Seis Kilos en tu Bolso!

El exceso de peso puede causar o reforzar los desequilibrios musculares en los hombros y la columna vertebral.

Cosmetiqueras, toppers, llaves, cartera, paraguas, lámpara de emergencia, computadora, termo, desodorante, perfume, crema para manos y hasta lo que no imaginamos, forman parte de la larga lista de artículos que una mujer puede llevar en su bolsa.

Todos los días, durante su traslado de la casa a la oficina, a la escuela o cualquier otro sitio, llegan a cargar hasta 6.3 kilogramos en sus bolsas, advirtió Alexander West, cirujano de la columna vertebral del Departamento de Neurocirugía del Hospital Metodista de Houston.

Sin embargo, el exceso de peso puede desequilibrar la columna vertebral y pone tensión en los músculos, por lo que es recomendable cargar una bolsa con menos del 10 por ciento del peso corporal.

Hay muchas recomendaciones sobre cuánto debe pesar una bolsa de mujer para preservar una espalda y columna vertebral sanas; una guía reciente publicada por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) estableció que una bolsa de mujer no debería pesar más 0.9 kilogramos”, apuntó.

Puede aligerar la carga en su bolsa al no llevar lo que no tiene que llevar, muchas mujeres meten sus computadoras portátiles, que pueden pesar un promedio de 2.2 kilogramos en sus bolsas”, señaló.

Alertó que usar una bolsa en un lado puede causar o reforzar los desequilibrios musculares en los hombros y la columna vertebral; esos desequilibrios pueden afectar los músculos del cuello y el hombro, e incluso el músculo central de la columna vertebral.

Los desequilibrios musculares pueden causar otros problemas, como cambios en la marcha, aumento de la postura de la cabeza hacia adelante y hombros redondeados. Llevar una bolsa con sobrepeso también se relaciona a la enfermedad preexistente de la columna lumbar”, apuntó.

Por ello, Alexander West recomienda hacer la bolsa lo más liviana posible; elegir la más pequeña que se pueda; moverla de hombro a hombro; mantener una buena postura; concentrarse en estirar y fortalecer la parte superior del cuerpo y el cuello; y usar correas gruesas.

 

Tomado de MSN Noticias

Hábitos que necesitas Hoy para Evitar la Demencia o el Mal de Alzheimer

La demencia es un término general que se aplica ante la pérdida de memoria y otras capacidades mentales suficientemente graves como para interferir con la vida diaria de una persona.

La demencia puede aparecer en muchas formas, incluyendo la enfermedad de Parkinson, enfermedad de Huntington y la demencia vascular. Pero el tipo más común es la enfermedad de Alzheimer, que representa aproximadamente el 60-80% de los casos.

Si la causa no es tratable, la demencia puede ser progresiva. Los síntomas pueden empeorar con el tiempo y incluyen depresión, apatía y dificultad para recordar las conversaciones recientes, nombres y acontecimientos. Algunos factores de riesgo para la demencia se pueden prevenir, mientras que otros no.

Los factores de riesgo que se pueden controlar incluyen:
  • Mala alimentación y falta de vitaminas
  • Uso de medicación que contribuye a la demencia
  • Deterioro de la función tiroidea
  • Riesgos cardiovasculares como colesterol alto, presión arterial alta y diabetes
  • Fumar
  • Baja actividad física
  • Consumo de alcohol
  • Heridas en la cabeza

Nueve Maneras de Ayudar a Reducir el Riesgo de Demencia

Tomar vitamina D

Los estudios han demostrado una correlación entre los niveles bajos de vitamina D y el deterioro cognitivo, lo que lleva a los síntomas de la demencia. La suplementación con vitamina D puede ayudar a proteger el cuerpo contra los procesos que conducen a la demencia y la enfermedad de Alzheimer. La mejor manera de obtener la vitamina D es a través del sol, pero tomar un suplemento también podría ayudar si usted no es capaz de salir a la calle tanto como desea. ¡También podría ser útil durante los meses de invierno!

 Rete a su cerebro

¡Desafiar a su cerebro de forma regular tiene algunos beneficios sorprendentes! Los estudios han demostrado que los bilingües retrasan el inicio de los síntomas de la demencia en casi cinco años, en comparación con los adultos de edad avanzada que solo hablan un idioma. Otro estudio encontró que hacer crucigramas de forma regular puede retrasar la aparición de la pérdida de memoria entre 2 y 5 años.

 Manténgase activo físicamente

Para que su sangre esté en movimiento y el bombeo del corazón sea regular, una de las maneras más eficaces es fortalecer su sistema vascular. El ejercicio es la mejor medicina preventiva para muchos problemas de salud crónicos. Alrededor de 30 minutos diarios de actividad física moderada son suficientes para ver beneficios para la salud.

 Control de la ingesta de alcohol

Los estudios han demostrado que las personas que beben alcohol en exceso tienen un mayor riesgo de desarrollar demencia, en comparación con los que no beben alcohol o consumen cantidades moderadas de alcohol. El control de la ingesta de alcohol puede ayudar a prevenir numerosos problemas de salud, incluyendo la demencia.

 Protegerse contra lesiones en la cabeza

¡Use un casco cuando esté en una bicicleta! Es una manera sencilla pero muy importante que usted puede hacer para proteger su cerebro de posibles daños. Si está haciendo cualquier cosa que pueda ser peligrosa, como la participación en deportes acuáticos o está en una pista de esquí, considere también un casco.

 Sea social

Interactuar regularmente con otras personas puede ayudar a proteger contra los efectos negativos del aislamiento. Incluso si es sólo con un amigo o con unos pocos miembros de la familia, hablar con otros de forma regular puede protegerle contra varias afecciones de salud diferentes. Incluso mejor – ¡de un paseo por la naturaleza con su amigo!

 Tomar vitamina B

Las vitaminas del complejo B puede ser útiles en la reducción de los niveles de una molécula llamada homocisteína o HC. Esta molécula se la conoce por dañar el sistema vascular. Tener un nivel alto puede contribuir al riesgo de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y a otros problemas vasculares. Tomar un complejo de vitamina B puede ayudar a proteger el cuerpo del deterioro cognitivo relacionado con la edad.

 Dejar de fumar

Fumar puede dañar casi todas las partes de su cuerpo, incluyendo el cerebro. Los estudios han demostrado que los fumadores diarios actuales tienen un riesgo un 45% mayor de desarrollar la enfermedad de Alzheimer en comparación con los no fumadores e incluso los ex fumadores. Incluso si usted ha sido un fumador durante toda la vida, dejar de fumar puede marcar la diferencia.

 Seguimiento de sus números

Realizar un seguimiento de su presión arterial, niveles de colesterol y peso. Conocer sus números puede ayudar a encontrar un problema desde el principio. ¡El sistema cardiovascular y la salud metabólica son algunos de los indicadores más importantes de la demencia!

Un último consejo: ¡Algunos médicos creen que aprender cosas nuevas ayuda a mantener la salud del cerebro!

 

Fuente: SaludNatura

Tzaraat: ¡Un Problema Espiritual que Afecta a la Piel, la Ropa y la Casa de un Impuro!

Por P.A. David Nesher

 

“Y habló el Eterno a Moisés, diciendo: Esta será la ley tocante al leproso (metzorá), en el día de su purificación, cuando será llevado al sacerdote…”

(Levítico 14:1-2)

En la porción que nos toca investigar esta semana, encontramos los consejos que Yahvéh dio a Israel para afrontar el momento en el cual la “lepra” (en hebreo tzaraat) entra a una casa, a un hogar, a una familia, a una relación. Al leer los capítulos 13 y 14 de Vayikrá encontramos que el Eterno transmitió a Moshé, las leyes referidas al leproso para su purificación.

En primer lugar, debo decir que estamos ante dos pasajes bíblicos que, desde la cosmovisión cristiana, son muy complicados de comprender, por lo que la mayoría de los teólogos y hermeneutas (intérpretes) del cristianismo aseguran que es un texto oscuro. Otros, más rápidos para despegarse de la responsabilidad de investigar, salen al paso, asegurando que estamos simplemente ante unas normas higiénicas que el Eterno dio a Israel para procesar una dolencia física en la piel que en aquellos días no sabían tratar medicamente.

Sin embargo, al sumergirnos en las raíces hebreas del texto nos encontramos con que el mismo ha sufrido la consecuencia típica de una traducción: la traición a la etimología original de una palabra. Esto lo digo porque estamos aquí ante  una supuesta “lepra“, que en verdad no es precisamente la lepra conocida por la ciencia médica de hoy. La palabra misma mal traducida como lepra, describe en realidad a una enfermedad cutánea la cual tenía un origen exclusivamente divino, y que estaba relacionada con un castigo del Eterno para el varón o la mujer que fueran dado a hablar Lashon Hará (mala lengua o lengua perversa), es decir, hablando calumnias, y aun verdades del actuar de una, o varias personas, pero que detrás de ello, provoca que la fama de una persona se vea dañada.

“Cuando entréis en la tierra de Canaán, que os doy en posesión, y ponga yo una marca de lepra (tzaraat)  sobre una casa en la tierra de vuestra posesión,…”

(Levítico 14:34)

Por favor, abra su mente, y note que interesante la idea aquí revelada. Es  Yahvéh quien dice: “Yo ponga” la enfermedad de tzaraat en una casa. En las líneas del cristianismo siempre se insiste en enseñar que es HaSatán quien pone las enfermedades en los cuerpos de los redimidos, pero en estas líneas sagradas vemos que es el Eterno quien lo hace.

Por lo visto hasta aquí, nos damos cuenta que la afección de tzaraat, cuyas leyes se detallan en estos capítulos de Levítico (13 y 14), era en realidad un fenómeno enteramente espiritual, y de origen divino. No era una enfermedad natural, ya que vemos que, de hecho, esta “lepra” vemos que también atacaba vestimentas y casas. Por lo tanto, era la señal de un síntoma de grave degradación moral.

Particularmente, la persona afectada (el “metzorá”) era uno cuyas acciones habían provocado el disenso y la división dentro de la comunidad. Su castigo (midá keneguev midá -“medida por medida“-) era una lepra sobrenatural que lo marcaba como un paria. Era desterrada a una vida de máxima soledad, hasta que su arrepentimiento lo curara de su lepra y fuera readmitido en la sociedad.

Esa correcta consideración hace de tzaraat la enfermedad arquetípica, que comprende a todas las enfermedades enviadas por Yahvéh sobre aquellos que practican Lasho Hará (lengua perversa).

 

La persona enferma de tzaraat, era declarada metzorá y enviada fuera del campamento de la congregación, para vivir y con sus ropas rasgadas.

Estaba obligada a gritar “impuro, impuro”, como señal para que nadie se acercara a tocarlo (Lev. 13: 45-46).

Cuando la enfermedad se reducía, la persona era nuevamente examinada por un Kohén (sacerdote), fuera del campamento, y así asegurarse de que la recuperación era total.

Las ceremonias de purificación se extendían durante ocho días, y se observaban ciertos ritos especiales durante el primero y el último día. El Kohén ofrecía sacrificios y en el proceso de purificación se usaba madera de cedro e hisopo. El ex-metzorá era declarado miembro pleno de la comunidad.

Las leyes de tzaraat se aplicaban tanto a una vestimenta como a una casa. Si las ropas mostraban signos de tzaraat, podían llegar a ser quemadas. Si una casa aparecía repentinamente marcada con rayas verdes o rojas, era cerrada por siete días. Si las rayas se extendían, las piedras afectadas eran reemplazadas por otras nuevas. La casa era revocada y las viejas piedras y el polvo eran arrojados en un área contaminada, fuera del campamento. Si aún quedaban signos de tzaraat en las paredes, toda la casa era destruida y los materiales arrojados en el área contaminada fuera del campamento. El Eterno también indicó sobre ciertas impurezas físicas, como ser pérdida de semen, flujo, que afectaban a las personas y por ello tenían prohibido entrar al Santuario o tocar objetos sagrados. Esta situación terminaba luego de un proceso de ceremonias específicas para su purificación.

Les ruego que nos detengamos aquí un momento e imaginémonos que de la noche a la mañana a cualquiera de nosotros fuéramos desprendidos de nuestro lugar de trabajo, de nuestra casa, de nuestra esposa o esposo o tal vez padres e hijo; no hay duda que debió haber sido desastroso para aquellos. Se trataba de una pena social que dejaba una profunda huella, y sobro todo porque la gente con la que convivía la persona, era imposible que no se enterara.

Esta repercusión social, dejo como un ejemplo a Miriam la hermana de Moshé, que a pesar de haber sido una gran mujer, sierva de Yahvéh, se le recordará por el mal paso dado en la murmuración que profirió contra su hermano Moshé.

 

En cuanto a la plaga de la lepra, ten cuidado de observar diligentemente y hacer según todo lo que os enseñaren los sacerdotes levitas; según yo les he mandado, así cuidaréis de hacer. Acuérdate de lo que hizo Yahvéh tu Dios a María en el camino, después que salisteis de Egipto.”

(Deuteronomio 24:8-9)

 

En esta experiencia espiritual, Yahvéh tenía una excelente metodología de aprendizaje para Su Pueblo. El mensaje era claro, y fácil de aprender. El Creador perdona todas las transgresiones en el mundo con el arrepentimiento (teshuvá), todas, excepto la difamación, cuando la persona habla mal de su prójimo, especialmente de su alma amiga. Así fue determinado, “Esta es la ley que habrá de aplicarse al leproso (en hebreo metzorá)”, es decir, la ley que se aplica a la persona que desacredita, pues la palabra metzorá, se forma de un anagrama o acrónimo hebreo: la expresión Motzi Ra, que significa “esparcir el mal como un ave” o “hablar mal de alguien”.  Por esto, vemos que una de las principales causas de “metzorá” en la persona es por sus habladurías. Si alguien esparce un mal nombre o fama, todos sus órganos quedan impurificados y debe ser aislado, puesto que al hablar mal se eleva y evoca el espíritu de impureza sobre él. Quien intenta impurificar se impurifica; por la obra de abajo, otra se despierta.

Motzi Ra también se traduce como “el que emana maldad” o “el que es fuente de maldad”, mejor comprendido como aquel que es charlatán y difamador. Con la expresión metzorá y su permutación acrónima, la Torah deja revelado que la enfermedad se origina de las malas palabras que decimos de los demás (aunque sean ciertas). Era claro así que si una persona habla negativamente, especialmente si habla negativamente sobre otra persona, crea todo tipo de oscuridad. Teniendo la conciencia despierta en este espíritu hebreo las primeras comunidades de talmidim (discípulos) se animaran unos a otros a fin de aprender a controlar la lengua con la sabiduría que viene de lo alto o jojma (leer Santiago cap. 3).

Profundizando en nuestra investigación notaremos que el Lashón Hará estaba directamente relacionado con el pecado de orgullo o soberbia (Ex 4:1, 6; Núm. 12:1-10; Deut 24:8-9; 2 Cron 26:16-19).

En este proceso pedagógico, nuestro Abba, anhela que se entienda que cuando una persona habla lashón hará (mala lengua), demuestra que no tiene idea del poder del habla.  Demuestra que para él las palabras son insignificantes en comparación con los actos, y por ende se manifiesta necio en los lugares celestiales donde las palabras son poderosas y formadoras de destino.  De este modo, al hablar con lengua perversa (lashon hará), se despierta a un acusador en el Cielo, no solamente contra el objetivo de su lashón hará, sino también contra sí mismo.

Por ello, entendemos que tzaraat no es una enfermedad, tal y como las distintas versiones lo han dado a entender al traducirla como “lepra”. Sino que es un caso de impureza (timé). Así es como nuestro Mesías lo comprendía. De hecho vemos que cuando Él sano a un leproso, no le dijo “se sano” sino “sé limpio” por lo que claramente vemos que se trata de una impureza (Mateo  8:2-4; 26:6).

Buscando un final a este estudio, nuestro corazón no podrá escapar a la conclusión de que la lengua es la máquina más poderosa del mundo entero.

Las Sagradas Escrituras aseguran en su revelación que una palabra puede matar a distancias que ni siquiera el más poderoso cohete tele-dirigido puede alcanzar. Una palabra puede causar una plaga más nociva que el ántrax. Y aun así, una palabra puede curar con más poder que una cirugía a corazón abierto. Una palabra puede decir más que el más brillante y colorido ramo de flores.

Sabemos que el universo fue creado con palabras: “En el principio Dios (Elohim) creó los Cielos y la Tierra…”. Él creó toda la existencia con las dos veintidós letras del alfabeto hebreo. Y le dio al hombre esa máquina tan increíblemente poderosa: la lengua. No hay ningún animal en el mundo que pueda hablar. Podrán hacer ruidos, si. Pero hasta la fecha, ninguna ballena o delfín publicó un libro de poemas, o un tratado de filosofía.

Es el Hombre el único Hablador de toda la existencia. A él se le confió una máquina muchísimo más poderosa que el átomo, y además, mucho más peligrosa. Porque con una sola palabra se pueden destruir mundos y con una sola palabra se los puede crear.

Podemos decir palabras que sanen o palabras que hieran; podemos edificar y construir o desalentar y derribar. Las palabras son estuches de poder y acarrean poder sea positivo o negativo. ¡La decisión es nuestra! Las palabras son semillas que sembramos y con seguridad darán una cosecha en nuestra vida. Aquellos que usan su lengua, deben comer el fruto de sus palabras, sea para vida o para muerte (Proverbios 18:21).

Pidámosle al Señor Yeshúa que, con su Santo Espíritu, purifique nuestros corazones de tal manera y a tal grado que vivamos cotidianamente para sanar, libertar, edificar y traer gozo con cada una de nuestras palabras y, a la misma vez, ser nosotros mismos saciados de bien por el fruto de nuestros labios.

 

Bitácora Relacionada:

La Curación del “Mal Hablado” (Leproso)

Leishmaniasis: La Enfermedad que preocupa hoy a los Gobiernos del Mundo

La OMS está nuevamente preocupada por al expansión incontrolable de una epidemia que pondría a la humanidad a la orilla del abismo mismo. Dicha enfermedad, de clase tropical, se denomina leishmaniasis (o leishmaniosis) y se viene expandiendo desde Siria por los países de Oriente Medio, Jordania, Líbano, Yemen y Turquía. Este avance rápido lo está logrando con el flujo de refugiados.

La leishmaniasis es menos famosa que la malaria y, desde luego, muchísimo menos que el sida. Pero es, en cierto modo, prima hermana de ambas. Es, después de la malaria, la segunda enfermedad parasitaria que más mata. Y cuando ataca a la vez que el sida, la esperanza de vida de un enfermo sin tratamiento se reduce a un tercio. Algunos informes estiman que su carga equivale a 2,3 millones de años de vida saludable productivos perdidos al año en todo el planeta. Y los expertos aseguran que su incidencia va en aumento.

La leishmaniasis tiene una forma cutánea, con lesiones y úlceras deformantes que sin tratamiento pueden tardar más de un año en cicatrizar, y otra visceral -sistémica, afecta a todo el organismo-, que resulta letal si no se administran los fármacos adecuados.

La enfermedad se limitaba mayormente a las regiones bajo el control del Estado Islámico (EI): Raqa, Deir ez-Zor y Hasaka. Pero por el conflicto armado que vive el país, el sector de salud público resultó devastado y los hospitales fueron destruidos por bombardeos y centenares de médicos fallecieron en la guerra contra el Estado Islámico.

Además, el hecho de que los terroristas del EI no se preocupen por las condiciones sanitarias en los territorios bajo su dominio, provocó el brote de leishmaniosis.

Los efectos de la enfermedad varían desde úlceras cutáneas que cicatrizan espontáneamente, hasta formas fatales, provocadas por inflamación grave del hígado y del bazo. La leishmaniosis se transmite a los humano a través de la picadura mosquitos pertenecientes a los géneros Phlebotomus.

Leishmaniasis-enferm-niña

Entre los años 2000 y 2012 se reportaron solo seis casos de la enfermedad en el Líbano. Pero solo en 2013 se registraron 1.033 casos, un 96% de los cuales afectaron a los desplazados sirios, informa Ministerio de Salud del Líbano.

Waleed Al-Salem, uno de los autores del estudio correspondiente, realizado por la Escuela para las Enfermedades Tropicales de Liverpool, comentó en la entrevista para ‘Daily Mail’ que “la situación es muy grave. La enfermedad se extendió por Siria rápidamente, pero también alcanzó Irak, Líbano, Turquía y el sur de Europa”.

A fin de que nosotros, los primogénitos del Eterno, llenemos nuestros corazones de confianza, conviene recordar que cuando sus discípulos le pidieron a Yeshúa una señal de “la conclusión del sistema de cosas imperante”, él les respondió: “Se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá grandes terremotos, y en un lugar tras otro pestes” (Mateo 24:3; Lucas 21:7, 10, 11). Años más tarde, el apóstol Juan predijo que, durante el tiempo del fin, habría “plaga mortífera” (Revelación 6:8).

Entiendo por lo que las Sagradas Escrituras revelan que debemos estar atentos a las profecías que están cobrando vida, ¡entre ellas la representada por un ominoso jinete en un caballo amarillo! Pero, por  sobre todo esto, debo decirles que el futuro no tiene que ser sombrío para ustedes, mis queridos lectores. Por el contrario, si cada uno de ustedes se esfuerza por conocer al Eterno Dios y aprende a confiar plenamente en él, según lo que revela Su Instrucción (Torah) le espera un futuro prometedor.

Leishmaniasis

Tu Boca Clave para la Salud de Tu Cuerpo

Las afecciones bucales y, en especial, en las encías, tienen incidencia en otras partes de nuestro cuerpo. La boca no está comunicada con el resto del cuerpo, con otros órganos como el aparato digestivo, pulmones, etc. ya través del riego sanguíneo. Por ello, es fundamental prevenir y atajar a tiempo los problemas e infecciones de la boca.

Ilustramos en la siguiente infografía facilitada por el Dr. Senderowicz de Centros Dentales Unidos (dentista en Getafe y Villarejo de Salvanés) algunos de los problemas que pueden surgir en todo el cuerpo en relación con enfermedades en la boca (todos ellos basados en estudios científicos, como se puede comprobar visitando las fuentes recogidas al final de la infografía). Además incluimos pequeños consejos para cuidar la salud dental y prevenir este tipo de afecciones.

Recuerda: sólo tenemos que dedicar 10 minutos diarios (menos de un 1% de nuestro tiempo) a cuidar de nuestra boca con una buena higiene bucodental para mejorar nuestra salud y calidad de vida.

Fuente: Más que Médicos

¿Cómo debemos comer la carne después de la alerta que dio la OMS?

El informe de la OMS ha clasificado la carne procesada como alimento carcirógeno para los humanos: comer sólo 100 gramos al día aumenta el riesgo de cáncer en un 17 por ciento. Con todo, no solo la cantidad de carne consumida es importante. También es indispensable saber cómo cocinarla de manera más saludable.

La carne procesada ya forma parte del grupo de sustancias más peligrosas para la salud junto con el humo del tabaco, el alcohol, el plutonio o el aire contaminado. La carne roja (vacuno, cerdo, caballo, cordero, cabra) también es “probablemente carcinógena” y se encuentra en la misma categoría de los glifosatos que se utilizan para eliminar hierbas, informa el periódico ‘The Australian’.

Sin embargo, la Agencia Internacional para la investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) también admite que comer carne roja puede ser beneficioso ya que es rica en nutrientes esenciales como la vitamina B12, zinc y proteínas.

Tim Key, epidemiólogo de Cancer Research UK, afirma que “la decisión de la OMS no supone que haya que dejar de comer todo tipo de la carne roja y procesada“, pero añade: “Si come mucha carne de este tipo podría pensar en reducir su consumo“.

carne-y-cancer

Como cocinar

En procesamiento de la carne puede implicar que se añadan productos químicos (como en el caso del salami, por ejemplo), pero freír demasiado también puede aumentar la cantidad de sustancias cancerígenas como las aminas heterocíclicas y los hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP). Asar la carne roja en la parrilla o barbacoa también produce niveles significativos de HAPs.

El Instituto Nacional del Cáncer de EE.UU. aconseja evitar la exposición de la carne a las llamas abiertas y recomienda cocinarla en microondas antes de freírla en una sartén o en una parrilla.

Los ingredientes que hay que evitar

Nitrito de sodio (E250) y  nitrato de sodio (E251)

Estos son sales utilizadas en el proceso de curado de la carne, las cuales están relacionados con un riesgo elevado de padecer leucemia. La carne procesada puede contener hasta un 400 por ciento más sal que la carne fresca. El alto consumo de sal se ha asociado con el cáncer de estómago y otras enfermedades.

Aroma de humo

De acuerdo con el informe de la revista Nutrition and Cancer, el humo de leña puede contener HAPs.

El jarabe de maíz

Nuestro cuerpo es incapaz de metabolizar el jarabe de maíz de la misma forma en que se metaboliza el azúcar, lo que puede tener vínculos con una de las causas de la obesidad. También es alto en fructosa, y los estudios de la Universidad de California en Los Ángeles la han vinculado con el cáncer de páncreas.

carne-asada

Tipos de carnes procesadas.

  • Procesados crudos. Consisten en carne cruda y tejido adiposo a los que se añaden especias, sal común y, a veces, aglutinantes. Si las mezclas de carne fresca se embuten en tripas, el producto se conoce como salchicha. Si es habitual otra distribución, los productos se conocen como hamburguesa o como kebab.
  • Productos cárnicos curados. En estos productos se usan las partes del músculo. Pueden subdividirse en carnes curadas crudas y carnes curadas cocidas. Productos típicos de este grupo son el jamón serrano o de York.
  • Productos cárnicos crudos-cocidos. La carne del músculo, la grasa y otros ingredientes no cárnicos se elaboran primero mediante triturado, picado y mezclado. Productos típicos de este grupo son la mortadela, las salchichas o las albóndigas.
  • Productos cárnicos precocinados-cocinados. Estos productos pueden contener mezclas de recortes de músculo de calidad inferior, tejidos adiposos, carne de la cabeza y piel del animal, hígado y otras partes comestibles. Productos típicos de este grupo son los patés y las morcillas.
  • Embutidos crudos-fermentados. Los embutidos crudos?fermentados consisten en una masa de carnes magras y tejidos adiposos mezclada con sal de curado, azúcares, especias y otros ingredientes no cárnicos, que suele embutirse en tripas. Productos típicos de este grupo son el chorizo y las salchichas de verano tipo salami.
  • Productos cárnicos secos. Son el resultado de la simple deshidratación de carne magra. Productos típicos de este grupo son la cecina o la pastirma (carne de vaca secada al aire).

Para una mejor comprension leer Bitácora: La OMS asegura que comer carne procesada produce cáncer

La OMS asegura que comer carne procesada produce cáncer

Consumir carne procesada como salchichas y jamón puede causar cáncer, y la carne roja también puede ser un factor que contribuya, según un estudio reciente publicado por el grupo de cáncer de la Organización Mundial de la Salud.

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) está clasificando la carne procesada como “cancerígena para los humanos basado en evidencia suficiente que consumir estos alimentos causa cáncer del colon y el recto”. La carne roja ahora se clasifica como “probablemente cancerígena“.

Las dos están relacionadas principalmente al cáncer colorectal pero también podrían estar asociadas con cáncer de páncreas y de próstata. 22 expertos de 10 países participaron en el estudio que está publicado en The Lancet Oncology.

Estos hallazgos confirman las recomendaciones actuales que hay de reducir el consumo de carne“, afirma el doctor Christopher Wild, director de la IARC. “Al mismo tiempo, la carne roja tiene un valor nutricional importante. Así que estos resultados son importantes para permitirles a los gobiernos y a las agencias internacionales reguladoras que hagan análisis de riesgo para balancear los riesgos y beneficios de la carne roja y la carne procesada para así dar los mejores consejos nutricionales“.

Para un individuo, le riesgo de desarrollar cáncer colorectal por consumir carnes procesadas sigue siendo baja, pero el riesgo se incrementa con la cantidad de carne que se consume“, dice el doctor Kurt Straif, jefe del Programa de Monografías de la IARC. “A la luz de un gran número de personas que consumen carne procesada, el impacto en la incidencia global del cáncer es materia de interés de la salud pública“.

De acuerdo con estimados citados por la OMS, cerca de 34.000 muertes por cáncer al año pueden atribuirse a dietas que son altas en carnes procesadas. Esa es una pequeña fracción de las 8,2 millones de muertes que causó en 2012 el cáncer, según los últimos datos de la OMS.

La industria de la carne dice que el informe es parcial. “Torturaron los datos para asegurar que tuvieran un resultado específico“, afirma Betsy Booren, vicepresidente de los Asuntos Científicos del Instituto Norteamericano de la Carne.

La Asociación Nacional de Ganaderos dijo que los científicos que hicieron el reporte estaban indecisos sobre hacer un vínculo directo entre la carne roja y el cáncer.

Como una nutricionista y madre, mi consejo no ha cambiado“, dijo Shalene McNeill, directora ejecutiva de la Asociación Nacional de Ganaderos. “Para mejorar los aspectos de tu salud, come balanceadamente, lo que incluye carnes como la res, mantener un peso saludable, ser físicamente activo y, por favor no fume“.

Fuente: CNN-Español

A esta noticia yo tengo una sola cosa que agregar a fin de reflexionar. Todos los estudios demuestran, una vez más, lo importante de una de las grandes virtudes cristianas: la templanza. Es decir, moderar la atracción de los placeres y procurar el equilibrio en el uso de los bienes creados.

El gran consumo de carne procesada tiene problemas para nuestra salud y también para nuestro planeta. Un problema que también es moral, puesto que el perder el dominio de nuestra voluntad sobre los instintos y primar lo económico ha hecho saltar por los aires una mínima honestidad. ¿Por qué no vamos a la raíz del problema? Moderación y templanza, una solución que nunca pasa de moda para los nuevos problemas de la humanidad.

Para más información LEER: ¿Cómo debemos comer la carne después de la alerta que dio la OMS?

En el 2020 podrás comer Hamburguesa cultivada en el laboratorio

Sé que a muchos de los lectores de mis bitácoras les gusta el sabor de una hamburguesa, pero se preocupamos por todos los impactos negativos que conlleva la producción de carne, y también la matanza de animales. A ellos les digo que ya no se angustien. Es que científicos de la universidad de Maastrich en Holanda, se dieron a la tarea de cultivar carne en el laboratorio y piensan que estará lista para el consumo público en los próximos cinco años.

Se trata de la primera carne cultivada en el laboratorio a partir de células madre de carne real producida en el año 2013. Sin embargo, a un precio de US $ 325.000, no lograba ser una opción práctica para McDonalds. Por eso, en los dos años que siguieron, el proceso se ha perfeccionado mucho: una hamburguesa desarrollada en un laboratorio ahora cuesta sólo US $ 11.36, y 10.000 kilos de carne se pueden producir a partir de una pequeña pieza de músculo de la vaca. McDonalds, y sus competidores, satisfechos con el resultado, y ansiosos por llevarlo pronto a su mercado.

carne-cultivada

Peter Verstrate, el jefe de la nueva empresa creada para desarrollar la carne comenta: “Me siento muy emocionado por la perspectiva de llevar este producto a la venta, Y estoy seguro de que cuando se ofrece como una alternativa a la carne cada vez a más personas le resultará difícil no comprar nuestro producto por razones éticas”.

Para hacer las hamburguesas, se extraen células madres de una vaca utilizando un procedimiento que es rápido e inofensivo. Entonces se le dan nutrientes y productos químicos para estimular el crecimiento y multiplicación a estas células. Después de varias semanas, las células – ahora más de un millón en número – se mueven a platos más pequeños, donde pueden ser desarrolladas en pequeñas tiras de músculo. Esas tiras se colocan en capas juntas, coloreado, y se mezcla con grasa para hacer la hamburguesa final.

Como informa la BBC, un estudio independiente muestra que la carne cultivada en el laboratorio utiliza 55 por ciento de la energía y el 1 por ciento de la tierra en comparación con los métodos tradicionales. Lo que es más, las emisiones de gases de efecto invernadero se reducen en un 96 por ciento a lo largo del camino.

Fuentes:

A continuación un video que explica este degenerado proceso productivo: 

¿Y tú? ¿Qué opinas? Por favor, déjame un comentario al respecto…

Ropa Interior diseñada en Israel para prevenir ataques cardíacos (Video)

En Israel un novedoso instrumento se acaba de inventar, se trata de una novedosa ropa interior llena de cables con el que te puede ayudar a evitar un posible paro cardíaco.

La empresa israelí Health Watch Technology saco al mercado una T shirt que detecta paros cardíacos 50 minutos antes que estos ocurran. Por medio de una señal transmitida directamente al celular de la persona, de sus hijos o sus médicos, se pueden prevenir complicaciones.

Esta camiseta es capaz de leer la presión arterial, ritmo cardíaco e irregularidades cardíacas.

Seguramente alguien ya estará preguntándose: “¿Se podrá lavar?” Así es, puede lavarse a mano y meterse a una lavadora.

gadget-ropa-interior

Según sus inventores, la prenda posee wearable que generan datos a tiempo real, permitiendo a los especialistas en salud recibir la información de inmediato. Inclusive, les permite realizar el seguimiento de una enfermedad al corazón de forma remota, sin estar cerca al paciente.

La prenda está formada por electrodos tejidos que incluyen sensores para electrocardiogramas.

Las señales de ECG son recogidas de forma pasiva por los sensores textiles se analizan constantemente de eventos cardiacos tales como arritmias e isquemia, a través de dispositivos médicos tales como un monitor Holter o una unidad Bluetooth encajable en el lado de la camisa. Otra función es que emite un alerta automática al teléfono inteligente del médico del paciente al detectar cualquiera de estos síntomas o si el usuario se desmaya.

Además, permite enviar la información vía Wifi o Bluetooth a una plataforma en la nube o simplemente tener el diagnóstico en tu celular.

Sin duda la tecnología sigue creando maravillas y ayudan al cuidado de la salud. Y lo mejor de todo es que una vez más es Israel la nación que aporta a la vida.

Anorexia: una cadena directa de Satanás… (Mira el Video completo aquí)

Conozcamos la historia de Valeria, la triste historia de una bella niña que termino en las garras de la anorexia, esa maldita enfermedad que hace estragos en todo el mundo, principalmente en los mas desarrollados como Estados Unidos, Noruega, Bélgica y la mayoría de países europeos la padecen. Casualmente dejó de ser una enfermedad de pobres.

Valeria llegó a ser modelo a los 23 años. Participó y gano concursos de los mas importantes tanto amateurs como profesionales medio. 20 años después, su enfermedad casi la destruye por completo. Ella es víctima de la anorexia, uno de los trastornos alimenticios junto con la bulimia, mas temibles de la historia.

 

 

La plaga comienza a expandirse por Europa de manera imprevista…

Se extiende la alarma por la superbacteria
Muchos indicios y ninguna solución: ésta es la situación en Alemania cuando pasó más de una semana y se produjeron 17 muertes después del brote infeccioso de Escherichia Coli, que ha puesto de rodillas al motor económico de Europa y provocado pánico en todo el continente. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la variante letal de la bacteria intestinal E.coli, que con una muerte ocurrida en Suecia mató ya a 18 personas, es de un tipo completamente nuevo, fruto de la mutación de dos bacterias conocidas, lo que no ha ayudado, por el momento, a detectar su origen.
Según los científicos, se trata de una bacteria ‘supertóxica’ que ya ha provocado la peor ola de intoxicaciones en Europa, donde son más de 1600 los casos, y comienza a expandirse por el mundo. Ayer fueron detectados tres casos sospechosos en Estados Unidos, en personas que empezaron a manifestar los síntomas de intoxicación después de volver de Alemania. Debido a la falta de información clara desde la Unión Europea, Rusia suspendió sus importaciones de hortalizas.
En estos días, médicos y científicos alemanes interrogan a los pacientes durante horas acerca de sus costumbres alimentarias, toman sin descanso pruebas de pepinos y de todo lo que se consume crudo, porque es precisamente ahí donde podría encontrarse la solución de este rompecabezas.
Hasta ahora son pocas las certezas: la bacteria contagió en particular a mujeres; la mayoría de los casos se centran en la ciudad de Hamburgo (668 de los 1500 alemanes) y todas las víctimas solían comer alimentos que consideraban ‘ligeros’ y ‘sanos’, como ensaladas.
 Es decir, todo lo contrario de lo que se conocía hasta ahora del tipo de bacterias EHEC, cuya causa se había encontrado en otras ocasiones en carnes crudas y hamburguesas.
La Escherichia coli puede ser letal si se desarrolla el síndrome urémico hemolítico (HUS), una complicación de la infección que afecta la sangre y los riñones y puede provocar la muerte. Ese fue el caso de 17 pacientes alemanes que murieron en la última semana y también del paciente sueco. Unos 470 casos en Alemania están dando síntomas de esta complicación.
Frente a la emergencia, los médicos alemanes están llamando a la población a donar sangre, ya que, aunque actualmente las reservas son abundantes, existe la preocupación de que en la temporada de vacaciones podría no ser suficiente.
‘Esta cepa no se había detectado nunca en una situación de brote infeccioso. Es altamente tóxica y resistente a algunos antibióticos’, afirmó el vocero de la agencia de la ONU Aphaluck Bhatiasevi, que ha precisado que actualmente la OMS está a la espera de la información que puedan aportar los laboratorios que la analizan.
La directora del programa de sanidad alimentaria para Europa de la OMS, Hilde Kruse, explicó que ‘esta cepa parece ser única’.
En todo caso, las informaciones de la OMS no han logrado calmar la situación, y menos si se tiene en cuenta que contradicen otra teoría del Centro Europeo para el Control y la Prevención de las Enfermedades (ECDC), que había dicho con anterioridad que la variante hallada en las heces de los pacientes sería la 0104:H4, es decir, una variante rara, pero no desconocida, que ya había causado una muerte en Corea en 2005.
La infección, que comenzó en Alemania, afecta ya a por lo menos 1600 ciudadanos de 10 países de Europa. Se han informado casos en Austria, Dinamarca, Francia, Holanda, Noruega, España, Suecia, Suiza y Gran Bretaña, además de Estados Unidos.
 Todos los casos, según la OMS, son de personas que habían viajado recientemente a Alemania. La enfermedad, cuyo período de incubación es de 10 días, se manifiesta por fuertes hemorragias en el aparato digestivo y, en los casos más graves, por disfunciones renales.
Sin embargo, Reinhard Burger, jefe del Instituto Robert Koch (RKI), la agencia alemana de control de enfermedades, admitió que aún no hay indicios de la fuente concreta del brote y que quizá nunca se llegue a hallarlos. ‘Creo que las cifras [de casos] bajarán, pero no estoy seguro de cuánto se tardará -dijo-. No estoy seguro de si realmente encontraremos la fuente.’
Paralelamente a la emergencia sanitaria, aumentan las tensiones dentro y fuera de Europa como consecuencia del brote. La crisis entró ayer en una nueva etapa con la intervención del presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, que criticó la forma en que Alemania reaccionó, al culpar sin fundamento los pepinos procedentes de cultivos españoles.
‘Quedó claro con los análisis que realizó la agencia española de seguridad alimentaria que no hay ni un mínimo atisbo de que el origen de esta infección tan grave venga de ningún producto español’, afirmó.
‘El daño producido es fuerte; es un daño grave, pero vamos a poner todos los medios para restaurarlo’, advirtió Zapatero, al anunciar que pedirá un resarcimiento.
Según los agricultores españoles, la situación les está costando 200 millones de euros por semana y 70.000 personas podrían perder su trabajo.
Además, ayer por la mañana Rusia, un importante socio comercial, suspendió todas las importaciones de hortalizas desde varios países de la UE. El Servicio Federal para la Supervisión y Protección de los Consumidores (Rospotrebnadzor) de Rusia anunció que se mantendrá vigente la prohibición ‘hasta nuevo aviso’, ya que ‘todavía no se han recibido datos sobre el origen de la infección, los productos peligrosos y las respuestas para localizar y acabar con el brote’.
‘¿Cuántas vidas de europeos son necesarias para que los países de la UE decidan solucionar el problema?’, se preguntó el presidente de la agencia, Gennadi Onischtschenko, en una entrevista con medios rusos.
La decisión rusa, calificada como ‘desproporcionada’ por Bruselas, desencandenó un efecto dominó y otros países se sumaron al bloqueo de las importaciones europeas. Los Emiratos Arabes Unidos suspendieron la importación de pepinos desde Alemania, España, Dinamarca y Holanda. Dubai extendió la prohibición también a la lechuga y los tomates.