Roma

El estandarte ‘SPQR’ usado en la Antigua Roma: ¿Qué Significado tiene?

Por P.A. David Nesher

Muchas veces hemos visto estas siglas ‘SPQR‘, cuyas siglas vienen de la frase en latín ‘Senatus Populus Que Romanus’, que hace referencia al origen republicano de Roma (aunque se creó como una monarquía), y se traduce algo así como “Senado y pueblo romano“, una seña de identidad.

SQRL se comenzaron a usar en la última parte de la república hasta finales del siglo I a.C., pese a que el imperio se había establecido hacía siglos y el papel real del senado era mucho menor. Estas siglas eran la identidad de Roma, y se usaba en monedas, era estandarte de las legiones y también se estampaba en monumentos y otras obras, como la columna de Trajano o el arco de Tito.

El “pueblo romano” o “el pueblo de Roma” hace referencia al gobierno del pueblo. Los romanos consideraban que la monarquía era un estado inferior en la civilización y organización política desde que expulsaron al último rey de Roma, Tarquinio “El Soberbio”. A partir de entonces fue el Senado el que asumió el poder del Estado.

En sus comienzos, la soberanía de la República residía en el Senado aristocrático y sus resoluciones eran ejecutadas por el cónsul y el pretor, junto a los comitia centuriāta (asambleas romanas organizadas en función de las diferentes tribus de la Roma primigenia) que representaban al pueblo (la plebe en realidad) para la elección de las magistraturas menores, como el tribunado.

Cuando el rey exiliado volvió para recuperar su lugar, con apoyo del rey etrusco Porsena, el término “SPQR“, fue un símbolo de unidad frente a esa amenaza. Un símbolo con una dualidad clara, por un lado es una forma de llamamiento al sentimiento patrio de los romanos, en todo su espectro, tanto hombres como mujeres, patricios y plebeyos, y así acabar con la amenaza que se cernía en ese momento contra la recién “liberada” ciudad y sus instituciones.

Actualmente estas SPQR siguen estando en el escudo de la ciudad de Roma y se pueden ver en muchas partes de la capital italiana.


Bitácoras Relacionadas:

“¡NO SOMOS MÁQUINAS!”, dijo Francisco… Luego, ¿Recomendó Guardar el Shabat?

Por P.A. David Nesher

El papa Francisco pidió a los creyentes que guarden el Shabat (sábado) como “los judíos siguieron y aún observan”.

Vivimos con el acelerador de la mañana a la noche”, dijo Francisco en una entrevista que estuvo circulando en la web durante los últimos días. “Esto arruina la salud mental, la salud espiritual y la salud física. Más aún: afecta y destruye a la familia y, por lo tanto, a la sociedad. ‘En el séptimo día, descansó’. Lo que los judíos siguieron y aún observan fue considerar el sábado como santo. El sábado descansas. ¡Un día de la semana, eso es lo mínimo! Por gratitud, para adorar a Dios, para pasar tiempo con la familia, para jugar, para hacer todas estas cosas. ¡No somos máquinas!

Ahora bien, sabemos que los católicos romanos creen que el Papa disfruta del privilegio divino de la infalibilidad papal.

La infalibilidad papal es un dogma de la Iglesia Católica que establece que, en virtud de la promesa de Jesús a Pedro, el Papa se preserva de la posibilidad de error “cuando, en el ejercicio de su oficio como pastor y maestro de todos los cristianos, en virtud de su suprema autoridad apostólica, define una doctrina sobre la fe o la moral que debe tener toda la Iglesia”.

Sin embargo, muchos católicos acusan que el papa Francisco se ha apartado de la doctrina de la Iglesia, incluso acusándolo de marxismo. “Al igual que Bernie Sanders, el papa es socialista”, escribió el filósofo norteamericano William Kilpatrick en Crisis Magazine. “Ha tenido muchas palabras desagradables sobre el capitalismo (‘el estiércol del diablo’), pero ninguna crítica correspondiente al socialismo. Al igual que Sanders, sus ideas sobre la economía fueron formadas por pensadores y activistas marxistas. Y al igual que Sanders y otros demócratas socialistas, que movieron al Partido Demócrata hacia la izquierda, también el Papa Francisco está tratando de mover a la Iglesia en la misma dirección”.

La infalibilidad es, según la Nueva Enciclopedia Católica, “más que una simple ausencia de error de facto. Es una perfección positiva, descartando la posibilidad de error”.

Entonces, cuando el Papa dijo lo que aquí escuchaste… ¿Recomendó volver al verdadero Decálogo?

Rabino Levi Sudri asegura: “Sí el Vaticano no regresa los tesoros del Templo el ‘Coronavirus’ será agresivo en Roma.”

A medida que la crisis de COVID-19 empeora en todo el mundo, la nación de Israel solicita que el Vaticano devuelva inmediatamente a Jerusalén los recipientes del Templo que han estado almacenados en Roma durante casi 2000 años, señaló Breaking Israel News.

Pese a que muchos estudiosos han asegurado que El Vaticano no tiene los tesoros del Templo de Herodes; el rabino Levi Sudri, un galardonado experto bíblico, señaló que un mensaje divino seguramente debe estar contenido dentro del Coronavirus.

Está claro para todos que estamos viviendo en tiempos poderosos“, dijo el rabino Sudri. “Es nuestra responsabilidad entender lo que Dios quiere de nosotros. Hoy no tenemos profetas, por lo que debemos hacer todo lo posible para comprenderlo”.

El rabino Sudri señaló que el coronavirus comenzó en China y rápidamente se apoderó de Italia de una manera contraintuitiva.

¿Cuál es la conexión entre China e Italia?” Preguntó el rabino Sudri. “Están geográficamente distantes el uno del otro. Eso es cierto, pero tienen una conexión espiritual en que ambos son centros de dos tipos diferentes de idolatría“.

Italia es, de hecho, el país con el segundo mayor brote de coronavirus fuera de China con más de 21,000 casos reportados y más de 1.400 muertes. El sistema de salud del país se ha visto abrumado por el repentino aumento de los casos de COVID-19, a pesar de un cierre de una semana de toda la nación en un intento por frenar la propagación del virus.

En la visión de Daniel, habló de los pies del ídolo que es Roma“, explicó el rabino Sudri, señalando que la forma distintiva de la bota de Italia alude a esta referencia bíblica y se conoce en hebreo como ארץ המגף (eretz hamagaf; tierra del brote). El rabino Sudri señaló que la palabra מגף (magaf; boot) comparte la misma raíz que la palabra מגיפה (magefa; epidemia)… “La palabra ‘corona’ significa corona y ese es precisamente el problema“, dijo el rabino Sudri. “Roma robó la corona de Israel, los utensilios del Templo, por lo que están siendo golpeados por el virus de la corona“.

El judío-romano Flavio Josefo, un erudito historiador del primer siglo de ascendencia sacerdotal, informó que los artefactos del Templo fueron llevados a Roma y colocados en el Templo de la Paz de Vespasiano, completado en el 75 e. C.

Desde entonces, ha habido varios avistamientos no verificados de la Menorah en el Vaticano, pero la mayoría son afirmaciones de segunda mano o anecdóticas que señalan con el dedo sin proporcionar pruebas reales. En la segunda mitad del siglo XII, un judío español conocido como Benjamín de Tudela realizó una gira por el mundo conocido, viajando tan al este como Mesopotamia. Afirma en su diario que los judíos de Roma sabían que las vasijas del Templo estaban escondidas en una cueva en el Vaticano.

Esta es una oportunidad histórica para llevar al mundo a su estado legítimo y evitar que el Coronavirus asole a la humanidad. La respuesta de las comunidades políticas, médicas y científicas mundiales frente a la pandemia actual es noble y necesaria. Pedimos al Vaticano que permita a la nación de Israel hacer su verdadera parte, más allá del desarrollo de vacunas y la realización de cuarentenas en las que Israel ya está involucrado. La restauración de los servicios del Templo coronará la Roca y el Redentor de Israel, completando así los esfuerzos necesarios para lograr el cambio histórico que la humanidad ahora busca“.

El rabino Sudri señaló que la peste se está centrando en los centros religiosos.

Italia es, por supuesto, la corona del catolicismo, y ha sido muy afectada por el coronavirus“, señaló el rabino Sudri. “Pero también Irán, el jefe del Islam chiíta, ha sido golpeado igualmente fuerte. Y en Israel, el enfoque parece ser Belén, el enfoque del cristianismo.”

El rabino Sudri notó una razón interna para que el coronavirus ataque a Israel.

En la Biblia se nos advierte que no contemos a los judíos para que no traigamos una plaga“, dijo el rabino Sudri. “Debido a las elecciones excesivas, hemos contado a Israel, no una, sino tres veces. Además, los judíos tienen que devolver la corona a Jerusalén“, dijo el rabino Sudri, señalando que Netanyahu tomó la decisión política de negar el derecho de los judíos a rezar en el Monte del Templo. “En lugar de la corona adecuada, un Templo judío, está la Cúpula de la roca, una réplica moderna del Becerro de Oro“.

Cabe señalar que el domingo, la Waqf (autoridad musulmana) ordenó el cierre de la Mezquita Al Aqsa con cúpula plateada y la Cúpula de la Roca con cúpula dorada hasta nuevo aviso. Los judíos todavía están visitando su sitio más sagrado; el Monte del Templo.

Tomado de: Profecía al Día

El Coliseo se hizo con el saqueo del Templo de Jerusalén

Autor: Cristiano Del Riccio

El Coliseo fue construido con el botín del saqueo del Templo de Jerusalén de parte de legiones romanas, sostiene un investigador norteamericano en un artículo publicado ayer en la revista Biblical Archaeology Review.

La teoría habría sido probada a partir del texto de una piedra esculpida colocada justamente en el Coliseo, afirma el estudioso Louis Feldman, de la Yeshiva University de Nueva York.

El espléndido Templo de Jerusalén, construido por Herodes, fue saqueado por los romanos en el 70 después de Cristo, en la campaña para aplacar una revuelta judía –afirma Feldman–. Documentos de la época atestiguan que el Templo estaba cubierto de placas de oro macizo”.

Al regresar a Roma, Tito recibió honores triunfales por el éxito de la empresa, con un desfile del botín logrado y de los prisioneros capturados.

Era costumbre usar parte del botín de guerra para obras públicas” –afirma Feldman–, “el rico botín llevado desde Jerusalén sirvió para financiar la construcción del Coliseo”.

El estudioso subraya que uno de los bajorrelieves del Arco de Tito, adyacente al Coliseo, muestra a los soldados romanos mientras llevan el botín: y allí se notan algunos símbolos judíos, como el candelabro de siete brazos.

Feldman sostiene que según algunos testimonios los romanos habrían llevado desde Jerusalén a más de 97.000 prisioneros, usados luego como esclavos (muchos probablemente trabajaron en la construcción del Coliseo).

La confirmación de la teoría parece surgir de una lápida hallada por Feldman en el Coliseo, que describe los trabajos de reparación hechos en la estructura años después de la terminación de la construcción.

Los agujeros de la lápida muestran la existencia de una inscripción precedente, que el investigador pudo descifrar. La leyenda –hallada y traducida por el profesor Geza Alfoedly, de la Universidad de Heidelberg (Alemania)– incluye las palabras latinas “ex manubiis” (del botín).

A menudo los edificios romanos contenían la descripción de cómo habían sido financiados” –afirma Feldman–, “hay que considerar que en la época de la construcción del Coliseo la única campaña romana que había reportado un sustancioso botín era aquella contra Jerusalén”.

Otros estudiosos norteamericanos definieron como “débiles” las bases de la teoría de Feldman, pero no hallaron ningún elemento que las contradiga.

Fuente y agradecimiento:

¿Dos Naciones?… ¿Qué Naciones?… (Edom (Roma), Yaakov (Israel)

Por P.A. David Nesher

“Cuando le llegó el momento de dar a luz, resultó que en su seno había mellizos.
El primero en nacer era pelirrojo y tenía todo el cuerpo cubierto de vello.
A este lo llamaron Esaú.
Luego nació su hermano, agarrado con una mano del talón de Esaú. A este le llamaron Jacob.”

(Bereshit/Génesis 25: 24-26)

Al ir al libro de Hoshea (Oseas), el profeta, nos encontramos que en su oráculo él recuerda este nacimiento al decir:

“…Tomó por el talón a su hermano en el vientre…”

(Hoshea cap 12:4. Por favor, leer hasta el vers. 13).

En otras bitácoras he enseñado que Jacob (hebr Yaakov) la palabra hebrea para “talón” es akev. Por otro lado, la palabra hebrea para “mano” es yad y es representada por la letra hebrea yod y que está simbolizada en el paleo-hebreo por una “mano.” Es decir que el nombre Yaakov no significa ni “suplantador”, ni “engañador”, sino simplemente “mano en el talón.” De hecho su nombre en el hebreo Yaakov se deriva de la raiz hebrea que significa “proteger” por lo que su nombre también significa “que Dios proteja por medio de su mano” o “Dios ha protegido con su mano

Los sabios intérpretes del hebreo bíblico explican por qué Yaakov cogió el talón (ekev) de su hermano. Ahora bien, el talón “akev” (‘עקב ‘), representa el fin de algo o su conclusión, así como “Rosh” (“cabeza”) significa el principio de algo.

Sin embargo, el talón, hay que señalar, es la característica anatómica que permite a un ser humano a ponerse de pie con la espalda recta. Al final, Yaakov (pueblo de Israel), resultará vencedor absoluto. Yaakov estaba frenando el avance de su hermano aferrándose de su pie; este es un signo profético de que Esav (o sus sanguinarios descendientes), no logrará completar su malvada misión en el mundo porque Yaakov lo tendrá sujetado del talón restándole dominio.

Al ser frenado por Yaakov, Esav es arrastrado hacia abajo hacia los niveles inferiores donde no podrá hacer más daño. Yaakov, es Israel. En el idioma hebreo, Israel (יִשְׂרָ אֵ֑ל ) se lee intercambiando el orden de las letras como “RoshLi”, que significa “tengo cabeza”. Israel sería cabeza y no cola (Deut. 28:13).

Esav puede compararse con la serpiente del Paraíso que el Eterno había maldecido en los siguientes términos:

“… El té apuntará a la cabeza y tú le herirás el talón (veatá teshupenú akev)…” (Gén. 3:15)

La expresión alude a la serpiente; al igual que ella, Esav actúa con malicia y doblez, y sus caminos son tortuosos, [llamado por los sabios “Proyecto Jai“]. Es Yaakov el “hijo primogénito” de Dios (Ex. 4:22), el bendito de Yahvéh; un alma elevada, que había sido predestinada para alejar del mundo las maldiciones que la “serpiente”, bajo engaños, introdujo a la humanidad.

A nivel geográfico, la mejor ilustración de la sentencia bíblica es la situación de la tierra de Israel que, desde los confines del Mediterráneo, pareciera estar extendiendo su mano en dirección al tacón de la “bota italiana” (Península itálica), feudo de Esaú (Gen 27: 39, Rashí) [Consultar un mapa].

En la parashah de esta semana (Toldot) hemos visto que la Torah registra a Esav con el apodo de Edom:

“…Y estos son los descendientes de Esav, él es Edom”

(Gén 36:1)

Es muy importante destacar que la identidad de Esav como Edom es repetida hasta cuatro veces en este mismo capítulo, (36:1, 8, 9, 19, 43).

El color rojo (Edom), significa que Esav y su descendencia serían derramadores de sangre. No es frecuente que el TaNaK (mal llamado Antiguo Testamento) describa los rasgos específicos de las personas, y menos aún, los de un niño que acaba de nacer; es por ello que estos detalles acerca de este niño nacido… “rojizo, todo él cual manto de vello…”; han servido de base para una amplia exégesis descriptiva de Esav. En los nombres de este niño nacido, los exégetas encuentran rasgos de su carácter, áspero y rudo.

Mucho más tarde en la historia, durante la ocupación romana de la tierra de Israel, los sabios del Talmud descubrirán en esta sección de la Torah (Toldot) a los sanguinarios romanos asociados con los códigos del nombre de Esav/Edom. Así encontraremos numerosas alusiones despectivas para Esav/Edom en el Midrash, que por supuesto, no pueden hacer alusión a la persona de Esav, individuo, sino a la salvaje Roma imperial.

La Torah registra que Esav es sinónimo de Edom:

“…Y estos son los descendientes de Esav, él es Edom

(Gén 36:1)

Yaakov dará origen al pueblo de Israel, en tanto que Esav/Edom da origen a Roma (la Roma imperial y la “Roma religiosa”), como enseguida les explicaré.

Fue un israelita, el rey Shelomó, quien construyó el Gran Templo de Elokim, y fue un romano (Tito) el que lo destruyó en el año 70 d. E. C. Según explican los sabios de la Torah, la destrucción del Segundo Templo coincidirá con el nacimiento, la sistematización dogmática y la ascensión del cristianismo, que vendrá a ser la piedra angular de la moralidad y pensamiento filosófico occidental. Los ejércitos de Roma asesinaron millones de judíos entre los años 67 y 135 d. E. C, durante las guerras entre Roma y el Reino judío.

De acuerdo a la tradición judía, nos encontramos actualmente en el denominado “exilio de Edom”, el último de los cuatro exilios, el cual viene inmediatamente antes de la llegada del Mesías.
En el tiempo de Asuero, rey de Persia, Hamán, su primer ministro, descendiente de Esav, hizo decretar el exterminio de todos los judíos de su imperio. Ellos profirieron la misma grande amenaza dicha por Esav contra su hermano Yaakov.

Esav/Edom tiene, en los tiempos modernos, “hijos espirituales” que también han teñido de sangre inocente el mundo. Son las naciones cristianas que han causado el asesinato de millones de judíos a lo largo de la historia. Sólo hay que recordar, por ejemplo, aquello que se llamó la “Santa Inquisición”. El resto de las denominaciones cristianas existentes están igualmente asociadas con Roma, en su sentido teológico, ya que mantienen vínculos con su idolatría porque han surgido de ahí, por lo que comparten conceptos, vocabulario, ideario y no se interesan en las Leyes de la Torah.

REGISTROS HISTÓRICOS

Los sabios judíos nos enseñan que cuando la Roma imperial adoptó el cristianismo, Edom pasó a ser la denominación del mundo cristiano.

El historiador judío Flavio Josefo cuenta que Tsefo, nieto de Esav (Génesis 36: 11), fue el fundador de Roma, ciudad que más adelante se convertiría en la sede de la cristiandad (Véase Najmánides XLIX, 31). Desde entonces, la tradición judía considera a los cristianos en general, como descendientes de Esav y a los judíos como descendientes de Yaakov.

El antagonismo entre Yaakov y Esav simboliza, hoy, la lucha entre Roma (cristianismo) y Jerusalén (judaísmo). La rivalidad secular entre Roma y Jerusalén se manifestó pues desde antes del nacimiento de los niños gemelos.

Los profetas de la antigüedad sentencian la ruina total de Edom. Esto marca el fin de la idolatría, de la lengua falaz de las religiones ajenas a Israel y de los perseguidores del pueblo santo, su verdugo será el Mashiaj:

“… ¿Quién es éste que viene desde Edom teñido [de sangre] las ropas desde Bosra.
Este viene con espléndido vestido moviendo con su mucha fuerza?
Yo soy, quien habla con rectitud aumentando la salvación.
¿Por qué causa está roja tu vestimenta y tus vestidos como el que pisa el lagar?
Un lagar he hollado Yo solo, y de los pueblos no hay nadie conmigo.
Los pisaré con Mi furia y los hollaré con Mi ira, entonces salpicará su sangre sobre mis vestimentas, y todos mis vestidos ensuciaré…”

(Yeshayahu/Isaías 63:1-4)

La pelea entre estas dos naciones continuará hasta los días del Mashiaj. En los últimos tiempos Israel quitará el dominio de Edom/Roma/Cristianismo, que tiene en toda la Tierra. Sobre esta lectura, comenta la Tanaj Katz:

«…La metáfora del espléndido vestido se refiere a la grandeza del Creador que de pronto se mancha con sangre, queriendo decir que, no obstante la cualidad de la misericordia, Hashem castiga a los malvados. Edom fue un pueblo sanguinario con Benei Israel, y no se refiere únicamente a los descendientes de Esav, sino a todo aquel gentil que repite su proceder…», Pág 154.

EL PROFETA EDOMITA, OBADYAH (Abdías)

Ovadiah era un converso a la fe de Avraham; era un edomita (descendiente de Esaú). El libro del profeta Obadyah, que es el libro más corto del Tanak, dicta durísimos juicios contra Edom, contra las naciones que surgieron de él y contra sus “hijos ideológicos –religiosos”.

Obadyah, era un descendiente de Esaú y a la vez, un oficial de los ejércitos del rey israelita Ajab.

No obstante que todo el libro de Obadyah condena a Esaú, seleccionaremos aquí solo algunos pasukim (versículos):

“…Todos los hombres de tu pacto te incitaron y luego prevalecieron contra ti, los que comen tu alimento pusieron para dolencia debajo de ti. No tienes entendimiento (…)

¿Acaso no será aquel día que haré perecer los sabios [enseñadores] de Edom (…)

Para que sea cortado todo el monte de Esav… por el despojo tu hermano Yaakov te cubrirás de vergüenza y serás y serás cortado para siempre (…)

Pero en el monte de Tziyón habrá salvación y será sagrado; y tomará posesión la Casa de Yaakov de sus heredades. Será la Casa de Yaakov como un fuego y la Casa de Yosef como una llama, y la Casa de Esav como paja, que la encenderán y la consumirán. No quedará sobreviviente de la Casa de Esav, porque la boca del Eterno ha hablado…”,

Obadyah 1:7-10; 17-18. [Tanaj Katz].

Para la época mesiánica dice nuevamente Obadyah:

“…Y subirán al monte de Tziyón para juzgar al monte de Esav, y será reconocido el reinado del Eterno…”, (vers 21).

Numerosos pasajes proféticos de juicio contra Esaú/Edom contemplados para un futuro no muy lejano se hallan en Yeshayah 34, Irmiyah/Jeremías 49:7-22, Yejezkel/Ezequiel 25:12-14; 35:1-15, 36:5; Yoel 3:19; Amós 1:11; y Lam 4:21-22, entre otros pasukim.

El profeta Yejezkel/Ezequiel profetiza también contra Esaú:

“…Tus ciudades en ruinas dejaré y tú desolado estarás. Entonces sabrás que Yo Soy el Eterno, por cuanto has tenido un odio continuo sin motivo y arrojaste a los hijos de Israel a manos de la espada, en el momento de su tragedia, en el momento que la iniquidad se completó…”,

Yejezkel/Ezequiel 35:4-5 [Tanaj Katz]

Entonces, y conectándonos con lo expresado al inicio de este estudio, como la cabeza simboliza el principio de algo, el talón significa su final. El hecho de que Yaakov estaba agarrando el talón de Esav significa que finalmente él tomará el dominio en el mundo. Cuando el dominio del imperio romano sea destruido con la venida del Mesías, el Imperio Hebreo dominará el mundo entero:

Estuviste mirando hasta que una piedra fue cortada sin ayuda de manos, y golpeó la estatua en sus pies de hierro y de barro, y los desmenuzó. Entonces fueron desmenuzados, todos a la vez, el hierro, el barro, el bronce, la plata y el oro; quedaron como el tamo de las eras en verano, y el viento se los llevó sin que quedara rastro alguno de ellos. Y lapiedra que había golpeado la estatua se convirtió en un gran monte que llenó toda la tierra.

(Daniel 2:34-35)

Las piernas y los pies de la estatua simbolizan el Imperio Romano. Ese imperio será golpeado en los pies, el mismo lugar que Yaakov agarró de su hermano, y así se establecerá el Imperio judeomesiánico en toda la tierra:

En los días de estos reyes, el Dios del cielo levantará un reino que jamás será destruido, y este reino no será entregado a otro pueblo; desmenuzará y pondrá fin a todos aquellos reinos, y él permanecerá para siempre, tal como viste que una piedra fue cortada del monte sin ayuda de manos y que desmenuzó el hierro, el bronce, el barro, la plata y el oro. El gran Dios ha hecho saber al rey lo que sucederá en el futuro. Así, pues, el sueño es verdadero y la interpretación fiel.”

(Daniel 2:44-45)

Más adelante en el mismo libro de Daniel se presenta la influencia romana como una bestia terrible. El final de su influencia será cuando venga el hijo del Hombre con las nubes del cielo, como está escrito en :

“Seguí mirando en las visiones nocturnas, y he aquí, con las nubes del cielo venía uno como un Hijo de Hombre, que se dirigió al Anciano de Días y fue presentado ante Él. Y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran. Su dominio es un dominio eterno que nunca pasará, y su reino uno que no será destruido…

“Pero los santos del Altísimo recibirán el reino y poseerán el reino para siempre, por los siglos de los siglos.”…

“Pero el tribunal se sentará para juzgar, y su dominio le será quitado, aniquilado y destruido para siempre.

“Y la soberanía, el dominio y la grandeza de todos los reinos debajo de todo el cielo serán entregados al pueblo de los santos del Altísimo. Su reino será un reino eterno, y todos los dominios le servirán y le obedecerán.”

(Daniel 7:13-14, 18, 26-27)

En el rollo del profeta Abdías versículo 21 leemos lo siguiente:

Y subirán libertadores al monte Tzión para juzgar al monte de Esav, y el reino será del Eterno.” 

Así que el nombre de Yaakov también puede ser entendido como “el que vencerá al final” y “el que suplantará al final”. No existe ninguna profecía que hable de la restauración de Edom después de su destrucción en la historia y en los últimos tiempos.

Por el Espíritu de la profecía que es el testimonio de Yeshúa (Rev.  19:10) sabemos que el Eterno escogió a Yaakov, pues a través de uno de sus hijos (Yeudah), vendría el Mesías. Por ello, el enemigo desde el principio de todo ha tratado de evitar y destruir a los hijos de Israel (Yaakov), con el objetivo que no se manifieste el Mesías y el Proyecto Emanuel. Esto fue revelado por el mismo Yahvéh cuando de Su Espíritu dejó el oráculo conocido como Proto-Evangelio, cuando se produjo la caída de Adam HaRishón en el Edén:

Pondré enemistad entre ti (la serpiente) y la mujer, y entre tu simiente y la de ella;

ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar (talón).”

Bereshit (Génesis) 3:15

Es decir que Israel, por medio de su simiente (un hijo primogénito) aplastaría la cabeza de la serpiente, pero ésta le perseguiría los talones a la simiente de Israel.  Por eso no es ninguna casualidad que el rey Herodes el Grande, quien mandó matar a los niños de Belén para matar al Mesías, era un Idumeo (expresión griega para decir Edomita), es decir un descendiente de Esav.

Sabiendo esto, la serpiente desde el principio, quiso revertir el oráculo divino. Entonces, surge un cuestionamiento trascendental: ¿Por qué Yaakov (Israel) le estaba sujetando el talón a Esav en el momento de nacer? ¿Sería porque Esav estaba tratando de aplastar la cabeza de Yaakov en el vientre de su madre? ¡Con todo lo dicho hasta aquí dejo que cada uno de ustedes exprese la respuesta!

Las Llamas que Consumieron al Segundo Templo

(Selección extraída del libro “Jerusalem de Oro”, © Ed. Jerusalem de México)


El diecisiete de Tamuz, los muros del Monte del Templo fueron abiertos. Ese fue un día trágico para los habitantes de Jerusalén. Ahora los crueles romanos tenían el camino abierto para atacar el corazón mismo de la nación: el Beit Hamikdash.

Ese día aciago, se suspendió el sacrificio diario. Hasta el momento, el servicio sagrado del Templo habla continuado sin interrupción a pesar del hambre creciente. Todos los días se encontraba algún cordero u oveja para dar como ofrenda. Los sacerdotes seguían cumpliendo su función a pesar de las flechas y las piedras que les llovían encima. Cuando moría un sacerdote, venía otro y tomaba su lugar. De esa manera, el servicio se siguió realizando durante las semanas finales del sitio.

Cuando llegó el diecisiete de Tamuz, no se pudo encontrar ni siquiera una oveja en toda la ciudad. Los ciudadanos de Jerusalén comprendieron que el Eterno ya no deseaba sus sacrificios. Los romanos ya estaban en el Monte del Templo. Los defensores de Jerusalén entraron en pánico. Se escondieron en las habitaciones y los corredores que conducían de la fortaleza de Antonia hasta el Beit Hamikdash, con la esperanza de resistir el ataque de los soldados romanos. Durante el lapso de diez días entre el diecisiete y el veintiocho de Tamuz, los defensores libraron una feroz batalla contra los romanos. Eran treinta mil de los mejores soldados de Titus luchando contra los pobres hambrientos judíos. Pero éstos no se rendían. Por el contrario, mataron a miles de enemigos, y finalmente los romanos se vieron forzados a emprender la retirada.

Yojanán y sus hombres disfrutaron de la victoria, pero comprendieron que en realidad estaban perdiendo. “Mis hombres jamás soportarán otro ataque,” pensó Yojanán. “Debo idear otro plan.”

Observó el corredor donde estaban recluidos sus hombres. Qué hermoso era, con sus columnas de piedra. Recordó cómo en los días de fiesta los judíos iban allí a descansar bajo sus enormes columnas. De pronto, Yojanán tuvo una idea. Dio unos pasos y constató el estado de las columnas, y una sonrisa apareció en el rostro fatigado. Entonces reunió a los soldados que le quedaban y les explicó su plan. Sus hombres reunieron todas las tablas que pudieron encontrar y las cubrieron de azufre. Luego colocaron las tablas más largas contra las columnas y las amarraron firmemente. Cuando finalizó el trabajo, Yojanán dio una orden y todos sus hombres retrocedieron hasta el fin del corredor. Sólo dos hombres permanecieron en su lugar, porque su tarea era cerrar las enormes puertas en el momento indicado.

La noche era silenciosa. Había tanta paz, que la guerra parecía ser tan sólo un mal sueño. Sin embargo, cubierto en la oscuridad, el ejército de Titus se acercó a la guardia de los judíos. Pretendían sorprenderlos y sumarlos en la confusión. Despacio, y con gran cuidado, los soldados romanos penetraron en el escondrijo. No llevaban luces, para no advertir a los judíos de su presencia. En muy poco tiempo, el amplio salón estaba lleno de miles de soldados. De pronto, se oyó un ruido fortísimo. Las puertas de hierro se cerraron a un mismo tiempo. Antes de que los romanos pudieran ver quién habla cerrado las puertas, había estallado un incendio en el corredor, que se extendió rápidamente. Las altas columnas, a las que los judíos hablan atado las tablas cubiertas de azufre, comenzaron a estallar y prenderse fuego, explotando en las caras de los aterrorizados romanos. Pronto, el corredor era una infierno que devoraba a miles de soldados enemigos con sus llamas. Los gritos de los soldados llegaron a; los oídos de Titus. El no podía hacer nada para salvarlos, por lo que su ira aumentó hasta estallar. ¿Cómo podía ser que le ocurriera una cosa así justo ahora, cuando estaba tan cerca del muro del Templo?

El pasillo ardió hasta el día veintisiete de Tamuz, diez días después de que se abrieran las murallas del Monte del Templo. Titus estaba decidido a llegar al Beit Hamikdash a toda costa; incluso si significaba la muerte del último de sus soldados; incluso si significaba su propia muerte. No iba a presentarse ante su padre, el emperador Vespasiano, derrotado.

El dos de Av, Titus recomenzó la guerra. Ordenó que sus tropas construyeran nuevas plataformas y torres alrededor del muro del Beit Hamikdash. Día y noche las armas golpearon el muro, pero las piedras no se movían de su lugar. Los romanos colocaron altas escaleras alrededor del muro, con la esperanza de ingresar trepando el muro por arriba. Pero los soldados judíos estaban listos para resistirlos y arrojaron las escaleras con los soldados encima. Titus no podía contener su ira. ¿Acaso la audacia de estos judíos no tenla fin? Sus soldados otra vez estaban inquietos y hablaban de revueltas, mientras que los judíos permanecían fuertes y decididos a pesar del hambre. ¿Cuál era la fuente de su fuerza?. Titus estaba convencido de que los judíos obtenían fuerza de su Templo. El sabia que mientras hubiera Beit Harnikdash, los judíos lucharían como fieras.

Debo hacer cenizas este Templo”, pensó. “Pero, ¿cómo? ¿Cómo puedo destruirlo?”

Titus se paseaba de aquí para allá, tratando de maquinar un plan. Parado frente a la puerta de oro del lado occidental del Templo, Titus admiraba esa obra de arte. Iluminada por los rayos del sol poniente, parecía que la puerta era de fuego.

Qué imagen espectacular”, pensó Titus. Luego vio algo que lo hizo temblar. “¡Pero claro! ¿Cómo no lo pensé antes? ¡Fuego! Tan sólo con fuego podré conquistar el Templo. ¡Si el Primer Templo también fue incendiado!”. Inmediatamente Titus ordenó que se le trajera una antorcha. Titus tomó la antorcha, se acercó a la puerta dorada, y colocó sobre ella la antorcha. En un instante, el oro comenzó a derretirse como cera. Titus entendió que era una señal del cielo de que el Beit Hamikdash sería destruido. Ahora el camino al Kodesh ha Kodashim estaba abierto ante él.

Entre gritos de victoria, las tropas romanas atravesaron el patio del Templo. Los defensores judíos vieron cómo los romanos penetraban. Ya no tenían más fuerzas. Pero Yojanán dijo a sus hombres: “Hermanos, no escapen. ¡Debemos evitar que el enemigo entre a nuestro Templo sagrado!”. Los judíos encontraron nuevas fuerzas en las palabras de Yojanán y enfrentaron a los soldados una vez más.

El nueve de Av, comenzó el ataque final romano. Quemaron los pasillos y el muro que rodeaban el Beit Hamikdash, pero el Kodesh ha Kodashim no sufrió ningún daño. Las tropas enemigas cubrían el terreno como hormigas. Las puertas se abrieron ante ellos y entonces penetraron al Templo. Los sacerdotes todavía estaban en medio de su servicio cuando llegaron los soldados. Los levitas todavía estaban cantando el salmo del día. Estos hombres santos no cesaron su sagrada tarea hasta que fueron asesinados por los paganos.

Los romanos entraron el patio del Templo. Pronto estuvieron parados frente al salón sagrado. Ante ellos estaba la vifia de oro que había hecho el Rey Salomón. Los soldados jamás hablan visto algo semejante. La contemplaron un momento y luego comenzaron a tirar de los racimos de oro y guardárselos en los bolsillos.

¡Todos quietos!”, bramó una voz detrás de ellos. Era su general, Titus, que corría a impedir que sus soldados viciosos saquearan el Templo. Estaba furioso porque sus soldados hablan penetrado en el salón sagrado antes que él.

Titus llamó a un alto a sus tropas para poder moverse a la linea de frente. “¡Al que dé un paso más, lo mataré!” gritó. “Cuando lleguemos al salón sagrado, yo lideraré el camino”.

Los soldados dieron un paso al costado y dejaron pasar al general. Con la cabeza en alto, Titus atravesó las puertas sagradas. Lo que vieron sus ojos fue algo imponente. Allí estaba la menorah de oro con sus siete brazos. Allí estaba la mesa de oro para el pan y el altar de oro para el incienso. La santidad del lugar podía ser percibido incluso por los paganos romanos. Titus, sin embargo, estaba ebrio por la victoria. No prestó atención a lo que habla frente a sus ojos. Se acercó a la cortina del Kodesh ha Kodashim, tomó su espada, y la partió en dos.

De pronto ocurrió algo muy raro. En el lugar donde la espada hacía un tajo, emanaba sangre. Titus arrojó su espada al suelo. Reunió todas las vasijas del Templo y las colocó sobre la cortina. Sus soldados enrollaron la cortina, transformándola en una bolsa y se llevaron todas las vasijas sagradas.

Los judíos que hablan presenciado esa visión horrible no pudieron hacer nada. Entonces uno de los soldados romanos entró corriendo con una antorcha en la mano y la dejó caer en el suelo. De pronto, las cuatro puntas del Kodesh ha Kodashim ardían en llamas. Estas alcanzaron todo el Beit Hamikdash. Los mismos soldados romanos apenas lograron escapar con vida. Los gritos de los judíos se oían por todas partes. “¡Se incendia el Templo! ¡Se incendia el Templo!”

Yojanán y sus hombres trataron de extinguir el fuego, pero éste era demasiado fuerte. Los soldados judíos que hablan luchado tan valientemente ahora agachaban la cabeza y lloraban. La batalla estaba perdida.

El nueve de Av, cerca del anochecer, el Beit Hamikdash fue destruido. Toda esa noche y el díaa siguiente el fuego siguió arrasándolo. Parecía un altar cuyas llamas se dirigían al cielo. Esa noche no hubo oscuridad en Jerusalén. Las llamas del Templo ardiente iluminaban la ciudad como si fuese de día. Los soldados romanos continuaron avanzando por la ciudad, matando sin piedad a los judíos indefensos.

El Beit Hamikdash se quemó hasta los mismos cimientos, pero uno solo de sus muros permaneció en pie. Titus no logró destruir las enormes piedras del muro occidental. Eso fue todo lo que quedó de ese hermoso edificio. Y la Presencia Divina no se ha ido de allí hasta nuestros días.

 

Bitácora Relacionada:

Tisha b’Av: el Ayuno del Quinto Mes y nuestra Victoria sobre toda angustia

Cuando Jerusalén fue Arada (9 de Av, año 130 E.C.)

Seguramente muchos de ustedes ya han leído la bitácora en la que destaco los eventos trágicos que recordamos en el 9 de Ab, día de duelo nacional del pueblo judío. Ahora bien, este terrible acontecimiento que describiré aquí, quizás el menos conocido, se llama en hebreo: “el arado de la ciudad” de Jerusalem (חרישת העיר).
Luego de que el emperador romano Adriano volviera sobre sus pasos y se arrepintiera de su decisión de reconstruir el Bet haMiqdash, las relaciones entre los judíos y el imperio romano comenzaron a empeorar.
Uno de los momentos más tensos fue cuando Adriano al viajar por Medio Oriente (129-130 E.C.), identificó que una de las prácticas más comunes que se llevaban a cabo en esa región, que pertenecía casi en su totalidad al imperio romano, era la castración, especialmente de esclavos y sirvientes (eunucos). En Roma esa práctica se consideraba aberrante y se castigaba estrictamente. Expliquemos de paso que la castración también está terminantemente prohibida por la Torah, no sólo la castración humana sino también la castración de animales, algo que sí era (y es) totalmente aceptado en el mundo de la gentilidad.  Adriano, entonces, prohibió la castración humana y la penalizó con la pena de muerte. Hasta acá todo bien. El gran problema fue que, por alguna razón, Adriano extendió el crimen de castración al Berit Milá, es decir el pacto de la circuncisión.
De nada sirvió que los sabios judíos tratarán de explicar la naturaleza de la circuncisión a los romanos, y que ésta nada tenía que ver con la castración. Adriano igual prohibió la circuncisión bajo pena de muerte.
Algunos historiadores especulan que Adriano fue influenciado por los primeros cristianos, que se oponían a la práctica de la circuncisión y creían que ésta había sido remplazada por el bautismo. Abolir la circuncisión era una gran victoria para su causa.
Este decreto, que tuvo lugar alrededor del año 129, afectó aún más los ánimos de los yehudim, quienes estuvieron dispuestos a sacrificarlo todo antes de dejar de cumplir el primer precepto que corresponde a un niño judío. Y también los llevó a la desesperación colectiva. Ya habían perdido esperanza de ver el Bet haMiqdash reconstruido y ahora veían que el futuro de su pueblo corría un inminente peligro de extinción. A tal punto fue este temor que el rabino Yishmael ben Elishá llegó a decir: “Quizás haya llegado el momento de que dejemos de casarnos y de traer hijos al mundo (Babá Batrá 60 b)”.
Pero la anulación del Berit Milá fue sólo el preludio de algo tan malo, o peor, que estaba por pasar…
En ese fatídico viaje de Adriano por medio oriente, Adriano tomó otra terrible determinación que resultaría atroz y fatal para el pueblo judío: Adriano decidió reconstruir Jerusalem, pero la transformaría en una colonia romana. Su plan era “borrar” toda memoria judía de la ciudad, y hasta cambiar su nombre y así los judíos finalmente se olvidarían de “Yerushalayim”. Para colmo, el plan de Adriano incluía la construcción de un templo pagano para el ídolo romano Jupiter, en el mismo lugar donde estuvo el Bet haMiqdash….
Esto provocó un estado de indignación aún mayor en el pueblo, que motivó a los Yehudim a planear una rebelión “suicida” contra el imperio. De esta rebelión hablaremos más adelante, ya que ahora debemos comprender por qué recordamos en Tishá beAb “que la ciudad fue arada”.
En el año 130 Adriano decretó que el nombre de Yerushalayim sería erradicado, y que la nueva ciudad se llamaría de ahora en más: “Aelia Capitolina” (“Aelio”, en honor a Adriano, ya que era uno de sus nombres y “Capitolina”, en honor al ídolo mitológico romano, Jupiter capitolino, al cual los santuarios paganos de la nueva ciudad estarían dedicados…).
Ahora bien: ¿Cómo hacían los romanos para re-inaugurar una ciudad y renombrarla? Como sabemos, hay todo tipo de ceremonias de inauguración: como ser la colocación de la piedra fundamental, el cortado de una cinta, etc.  La ceremonia de inauguración de una ciudad romana consistía en arar la ciudad, más específicamente, demarcar con surcos labrados los bordes de la ciudad. La ceremonia del arado de Yerushalayim, y la inauguración de la ciudad pagana ocurrió el 9 de Av del año 130.
La inauguración de la nueva ciudad fue celebrada por los romanos, como era su costumbre, acuñando una moneda ilustrativa. El texto de mila moneda, que también se ve en la imagen arriba, dice: Col(onia) Ael(ia) Capit(olina). En la moneda se puede ver claramente a Adriano, representando a Roma, arando los surcos de la nueva colonia romana, inaugurándola demarcado sus limites.

 

Cuando la Enemistad produce Destrucción (Kamtza y Bar Kamtza)

La historia que destruyó el Templo Sagrado.

El Talmud (Gittin 56) habla de Shemaia, uno de los mas prestigiosos judíos de Jerusalén que quería organizar una fiesta para todos sus amigos, por lo que elaboró ​​una lista de invitados e instruyó a su sirviente para que enviara las invitaciones. Uno de los varones en la lista de invitados se llamaba ” Kamtza ” , pero el sirviente cometió un error e invitó a ” Bar Kamtza ” en su lugar. Vaya, Bar Kamtza era en realidad un enemigo declarado del anfitrión.

Cuando Bar Kamtza recibió su invitación, estaba muy agradecido de pensar que el anfitrión finalmente había hecho las paces.

Reinaba gran alegría en el espacioso salón de la casa de Shemaia. Se oían jubilosos aplausos y una conversación animada. Un exquisito aroma brotaba del lugar, signos de una suntuosa fiesta que habla sido preparada en honor de sus invitados. Había extensas filas de mesas largas ya servidas con los manjares. Se acomodaron alrededor de las mismas los invitados que apetitosamente se servían.

Todos conversaban acerca de lo mismo: “¿Habría revolución en Jerusalém? ¿Estallará la guerra contra los romanos? ¿O, a cambio, se oirá la voz de la paz?

Entre los invitados se hallaban estudiosos de Torah que estaban embuidos en problemas de Halajá (ley) .

Shemaia, el anfitrión, de pie en la puerta recibía a sus invitados. De vez en cuando pasaba entre las mesas para verificar que todo estuviera en orden. De pronto, quedó asombrado al darse cuenta que, su amigo Kamtza no habla asistido al festin.

_ “No, no ha venido, mi mejor amigo no llegó al banquete“, pensó. “Envié a uno de los sirvientes especialmente para que lo invite. Quién sabe qué es lo que está ocurriendo en Jerusalén“.

Prosiguió controlando la asistencia de sus invitados. Se acercó a uno de los comensales, helado ante lo que sus ojos veían.

_ “¿Puede ser? ¿Acaso, mi peor enemigo, Bar Kamtza, está sentado en mi mesa, disfrutando de los manjares? ¿Acaso ha asistido para enfadarme?

El anfitrión con una mirada llena de resentimiento, ordenó a su sirviente que inmediatamente expulsara a Bar Kamtza del local.

Cuando se le pidió que se fuera, Bar Kamtza dijo:

_ “Entiendo el error. Pero es vergonzoso que deje la fiesta. Con mucho gusto pagaré el costo de mi comida si me permite quedarme“.

El anfitrión no escucharía nada de esto, y reiteró su exigencia de que se elimine a Bar Kamtza.

Bar Kamtza apeló nuevamente:

_ “Incluso estaría dispuesto a pagar la mitad del costo de todo el partido, si solo me permitieran quedarme“.

De nuevo, la solicitud fue denegada. En ese momento, el angustiado Bar Kamtza suplicó:

_ “¡Pagaré por toda la fiesta! ¡Por favor, no me avergüences de esta manera!

El anfitrión, sin embargo, se mantuvo firme y arrojó a Bar Kamtza. Los rabinos presentes habían observado este intercambio, sin embargo ninguno protestó; Bar Kamtza entendió que esto significaba que aprobaban el comportamiento del anfitrión.

El Talmud informa que Bar Kamtza estaba tan dolido y molesto, que se sentía humillado. Por eso, Bar Kamsa juró venganza contra los rabinos presentes que no lo defendieron y le permitieron avergonzarse públicamente.

Ese mismo día, preparó su equipaje y se encaminó hacia Roma, a solicitar una cita con el emperador romano.Delante de enormes escalinatas de mármol pulido, se encontraba un hombre judío, de la ciudad de Jerusalén, que miraba confuso a los soldados ubicados en la entrada.

_ “¡Ey, judio! ¿Qué es lo que quieres? ¿Qué asuntos te traen por aquí?

_ “Sí,…mmm… Quiero hablar con el emperador“, murmuró el judío.

_ “¿De veras? ¿Y qué le dirás?

El hombre arregló sus ropas y dijo:

_”Me llamo Bar Kamtza. He venido desde Jerusalén, y tengo un mensaje secreto para el emperador“.

Los soldados se miraron entre ellos,

_ “Bien”, dijeron, “si” es como dices, ven, te llevaremos ante el emperador”.

Así fue como llegó hasta el emperador.

_ “¿Qué es lo que te trae desde Jerusalén, judío? Me dijeron que tienes un secreto para mi“.

_ “Tengo malas noticias para su majestad. Los judíos están planeando una rebelión. Quieren destronar al rey “.

El emperador no se sintió a gusto. Hasta el momento habla escuchado que la ciudad estaba tranquila, y ahora Bar Karmtza venía con novedades.

_”Me traes graves anuncios, judío. ¿Cómo sé que me dices la verdad?

_ “Vea por usted mismo”, aseguró Bar Kamtza. “Pruebe a enviar un carnero para que lo sacrifiquen en nombre del emperador. Y veremos si es que lo aceptan.

El emperador mandó con Bar Kamtza un carnero tierno y ordenó:

_ “Este carnero llévalo a Jerusalén y diles a los sacerdotes: “Este camero lo envió el emperador para que lo ofrezcan como sacrificio de paz en vuestro Templo, para el bien del Emperador y del Imperio romano“. Y tú verás si lo aceptan o no, y me lo comunicas” .

Bar Kamtza viajó a Jerusalén. En el camino dañó al carnero en el lugar que implica un defecto para los judíos pero no para los gentiles. Al llegar a Jerusalén, los sacerdotes del Templo, lo revisaron y enseguida notaron que tenía un defecto.

Al ver al animal desfigurado, los rabinos del Sanedrín presentes en el Templo tienen que tomar una decisión sobre cómo responder a la delicada situación presentada. Algunos defienden prescindir de la ley y ofrecer el animal de todos modos para evitar la guerra. Este plan es vetado por el rabino Zecharia ben Avkolos, quien teme que las personas comiencen a llevar animales manchados al Templo para ser sacrificados. Luego sugieren matar a Bar Kamsa para demostrar que tiene la culpa, pero el rabino Zecharia ben Avkolos nuevamente se niega, porque esta no es la penalización obligatoria por traer intencionalmente una ofrenda descalificada al Templo.

El rabino Yochanan dice que debido a las acciones del rabino Zecharia ben Avkolos, el templo fue destruido y los judíos fueron exiliados de la tierra.

Lo cierto es que Bar Kamtza no fue asesinado, y el sacrificio no fue ofrecido. Bar Kamtza retornó a Roma, como temían los sacerdotes, con el informe de que los judíos se hablan negado a aceptar su ofrenda. Esta era toda la prueba que el emperador necesitaba para comprobar que los judíos estaban por rebelarse.

El César, indignado, envió un ejército para sitiar a Jerusalén, que finalmente condujo a su caída en el año 70 E.C. El historiador judío Josefo (Guerras II, 17: 2) también atribuye el comienzo de la guerra a la negativa a aceptar la ofrenda del emperador . El registro del Talmud está destinado a ilustrar cómo las tensiones internas entre el pueblo judío exacerbaron la amenaza externa de los conquistadores romanos.

Haciendo la reparación

Podríamos pensar que el Segundo Templo fue destruido por una combinación de razones complejas, una serie de eventos fuera de nuestro control. Sin embargo, no es tan así. Fue simplemente debido al pecado del odio injustificado entre los judíos, que los condujo a fisuras en sus vínculos, que ocasionaron enemistades dogmáticas, por las que llegó la destrucción y el caos. El resentimiento y el rencor entre hermanos fueron en verdad las causales de la derrota ante los enemigos.

Cuando deseamos la redención de nuestra gente, la clave es centrarse en arreglar lo que hemos arruinado. La forma de reparar esta tragedia es opuesta a su causa: todos deben hacer un esfuerzo máximo para amar a cada miembro del pueblo escogido.

Esto es lo que nos falta hoy, y esto es lo que lloramos en Tisha B’Av. Cada vez que entras en una pelea con alguien y no lo resuelves, piensa por mucho tiempo que eres personalmente responsable de retener el cumplimiento final de nuestra redención. Y cada vez que amas a un hermano en la fe de Avraham incondicionalmente, lo acercamos un paso más.

 

(Basado en el Talmud Babli, Guitin Páginas 55 y 56)

 

Te invito a escuchar nuevamente esta historia a través de este video:

7 de Marzo del 321: El Día en que el “Sol oscureció al Shabat”

Desde el análisis objetivo de muchos historiadores modernos, el emperador Constantino marcó con sus decisión políticas el tránsito del mundo antiguo al mundo medieval.

Recordemos que Constantino gobernó el Impero Romano durante treinta años, hasta su muerte en Nicomedia (actual Izmir, Turquía) el 22 de mayo de 337. Fue el Fundador de Constantinopla en lo que era la antigua ciudad griega de Bizancio. Lamentablemente, en la Iglesia ortodoxa hoy se lo venera como santo, y la Iglesia Católica, lo considera como su gran benefactor, ya que permitió la fundación del cristianismo, religión del Estado romano adaptada a las necesidades del Imperio, y bajo la apariencia de una nueva Iglesia institucionalizada, que más tarde terminaría llamándose Católica Apostólica Romana. Esta religión, Constantino la legalizó promulgando un edicto de tolerancia en el año 313. Al mismo se lo conoce como el  Edicto de Milán. De este modo, los desde entonces denominados cristianos, no sólo deberían obediencia a Dios, representado en el obispo de Roma, sino al Emperador. Paradójicamente, con el devenir de los siglos, acabaron siendo los monarcas cristianos quienes tuvieron que rendir obediencia a los papas, herederos de los antiguos césares, y someterse a su voluntad.

Lo cierto de todo es que el emperador Constantino (280-337 E.C.), notó que el poder político de Roma estaba debilitándose, por la división de estas dos grandes espiritualidades: los paganos adoradores del sol, y sus cultos esotérico-místicos; y los “cristianos”, según los denominaban sus detractores y perseguidores, los paganos. La historia confirma que se propuso unir estas dos grandes corrientes ideológicas; volviendo a los “cristianos”, a la religión pagana; y a los paganos cristianizarlos por medio de la ética que practicaban los “cristianos”.

Así fue como lo más fuerte de todas estas artimañas babilónicas desencadenó que el 7 de marzo del año 321 el emperador Constantino I el Grande decretó mediante edicto la llamada “Ley del Dies Solis“, con la que establecía “el día del Sol” como festividad pública (en latin dies festus) en el calendario oficial romano. Esta medida tendría un carácter revolucionario, pues hacía claramente referencia al domingo cristiano, día que convertiría en la jornada más importante de la nueva religión romana. El principal propósito de Constantino era reforzar la autoridad imperial a efectos administrativos, adoptando una política religiosa distinta.  Así fue infiltrándose gradualmente en las tradiciones de la Iglesia, sustituyendo definitivamente al día sábado, hasta entonces el más sagrado por los seguidores de Cristo en todo el mundo.

En las costumbres primitivas, los sábados eran el día sagrado tanto para los judíos, como también de los discípulos de Cristo, pero el edicto de Constantino modificaría esto, estableciendo que el domingo será el último día de la semana y el dedicado especialmente al culto solar del Cristo eterno, copia romana del verdadero Mesías hasta entonces proclamado por los discípulos de Yeshúa. Esta decisión será un enorme guiño de Constantino a los líderes cristianos de Roma, dándoles el gusto de acomodar el calendario anual en torno a las festividades cristianas y abandonando el domingo como un día dedicado al sol (como se celebraba en tiempos paganos).

El cardenal John Henry Newman, en su libro “The Development of Christian Doctrine“, pág. 373, declara:

“Eusebio nos dice de diferentes maneras que Constantino, a fin de recomendar la nueva religión a los paganos, transfirió a ella los ornamentos exteriores a los cuales ellos estaban acostumbrados en la suya… El uso de templos, los dedicados a santos particulares, los ornamentos hechos, en ocasiones con ramas de árboles; el incienso, las lámparas y velas; las ofrendas votivas para el restablecimiento de enfermedades; el agua bendita, los asilos, las fiestas y estaciones; el uso de calendarios, las procesiones, las bendiciones de los campos; las vestiduras sacerdotales, la tonsura, el anillo de casamiento, el volverse hacia el este, más tarde las imágenes, tal vez el canto eclesiástico y el Kyrie Eleison, son de origen pagano y santificados por haber sido adoptados en la iglesia”.

 

Por su parte, la Enciclopedia Británica, novena edición, en el artículo “domingo” dice:

“La más antigua documentación de la observancia del domingo como imposición legal es el edicto de Constantino, en el año 321 DC. (7 de marzo), que decreta que las cortes de justicia, los habitantes de las ciudades y el comercio en general, deben reposar en domingo (venerabili die Solis) exceptuándose apenas los que se empeñaban en trabajos agrícolas”.

Tiempo después, el 3 de noviembre de 383, otro emperador, Teodosio I, establecerá que el día de descanso, el “dies solis” (Día del dios Sol), pasará llamarse “dies dominicus” (Día del Señor), quedando ya oficialmente reconocido como el último día de la semana, tal y como lo conocemos hoy en día. De esta manera surgió la palabra española domingo.

Para que podamos apreciar los lineamientos babilónicos establecidos por la La ley dada por Constantino relativa al día de descanso, los invito a leer y considerar los siguientes estratos de la misma:

“Que todos los jueces, y todos los habitantes de la ciudad, y todos los mercaderes y artesanos descansen el venerable día del sol. Empero que los labradores atiendan con plena libertad al cultivo de los campos; ya que acontece a menudo que ningún otro día es tan adecuado para la siembra del grano o para plantar la viña; de aquí que no se deba dejar pasar el tiempo favorable concedido por el cielo.

[Codex Justinianus, lib. 3, tít. 12, párr. 2 (3).]

“Descansen todos los jueces, la plebe de las ciudades, y los oficios de todas las artes el venerable día del sol. Pero trabajen libre y lícitamente en las faenas agrícolas los establecidos en los campos, pues acontece con frecuencia, que en ningún otro día se echa el grano a los surcos y se plantan vides en los hoyos más convenientemente, a fin de que con ocasión del momento no se pierda el beneficio concedido por la celestial
providencia.” 

Código de Justiniano, [lib. 3, tít. 12, párr. 2 (3) (en la edición, en Latín y castellano, por García
del Corral, del Cuerpo del derecho civil romano, tomo 4, pág. 333, Barcelona, 1892). El original en latín se halla además en J. L. v. Mosheim: Institutionem Historia Ecclesiastica antiquioris et
recensioris, sig. 4, parte 2, cap. 4, sec. 5, y en otras muchas obras.]

El Diccionario Enciclopédico Hisp.- Amer., art. Domingo, dice:

“El emperador Constantino, en el año 321, fue el primero que ordenó una rigurosa observación del domingo, prohibiendo toda clase de negocios jurídicos, ocupaciones y trabajos; únicamente se permitía a los labradores que trabajaran los domingos en faenas agrícolas, si el tiempo era favorable. Una ley posterior del año 425 prohibió la celebración de toda clase de representaciones teatrales, y finalmente en el siglo VIII se aplicaron en todo su rigor al domingo cristiano las prohibiciones del Sábado judaico.”

Por medio de esta anécdota histórica los romanos, tomaron la cabeza de la nueva religión, obligando al mundo entero a adoptar la semana de siete días que había heredado de la tradición mesopotámica (sede de Babel) mucho antes de nuestra era.  Así pues dedicaron cada uno de los días a los astros o planetas de nuestro sistema solar visibles desde la tierra, surgiedon las denominaciones:

  • Dies lunae:día de la luna’, hoy lunes.
  • Dies Martis:día de marte’, hoy martes.
  • Dies Mercurii:día de mercurio’, hoy miércoles.
  • Dies Iovis:día de júpiter’, hoy jueves.
  • Dies Veneris:día de venus’, hoy viernes.
  • Dies Saturni ‘día de saturno’
  • Dies Solis: día del sol

Habrá dos cambios generados por la ley de Constantino: dies Saturni por Sabbatum (del hebreo Shábbath) y dies Solis por dies Dominicus (del latín Dominus ‘señor’). Como rezago de esta historia basta con notar que en otras lenguas el domingo sigue estando dedicado al Sol, por ejemplo, el inglés donde se dice Sunday, y en alemán “Sontag“, es decir, ‘día del Sol’.

 

El Eterno aborreció siempre esta falsa adoración.

Para lograr llegar a una sabia conclusión, comenzaré citando lo que el cardenal Gibbons en su obra “Faith of our Fathers” [“La Fe de Nuestros Padres”], dice:

“Usted puede leer la Biblia desde el Génesis hasta el Apocalipsis, y no encontrará una simple linea autorizando la santificación del domingo. Las Escrituras refuerzan la observancia religiosa del sábado, un día que nunca santificamos”.

(edición 92ª, p.89)

Y es tal cual este clérigo lo dice, en todas las líneas de las Sagradas Escrituras está totalmente ausente la idea del día domingo como día del Señor. Sin embargo, si encontramos testimonio que cada vez que Israel se apartaba del Camino revelado por la Instrucción (Torah) divina, una de las prácticas abominables que buscaba era la espiritualidad del primer día de la semana.

Vemos a Manasés, uno de los reyes de Israel, apartándose de Yahvéh y, seducido por el espíritu babilónico-cananeo, oficializando el culto al Sol (2 Reyes 21:3).

También podemos notar que en los primeros quince versículos del capítulo ocho de Ezequiel se nos muestran una creciente apostasía en el pueblo de Israel (Casa de Judá) que se jactaba de ser el Pueblo del Eterno. Ellos habían caído en la práctica de la adoración  al dios sol.

El profeta Ezequiel vio en el templo de Yahvéh “como veinticinco varones… sus rostros hacia el oriente, y adoraban al sol...” (Ezequiel 8:16).

Yahvéh expresó una dura sentencia sobre aquel culto (Ezequiel 6:4-6).

Los documentos históricos del primer siglo de nuestra Era Común demuestran como los discípulos de las primeras comunidades resistieron la tentación constante de adorar al sol. Es más, durante los dos primeros siglos fueron perseguidos obsesiva y atrozmente por los emperadores romanos, por causa de esta supuesta rebelión al sistema, muriendo unos cuatro millones de redimidos. A pesar de eso, aumentaban en número, y aquellos que se iban convirtiendo del paganismo, recibían con alegría el diseño del Shabat o séptimo día.

Entendiendo que el Eterno es siempre el mismo tal y como lo proclamaba el profeta Malaquías:

“Porque yo Yahvéh no cambio”

(Malaquías 3:6)

También entendemos que el accionar de Yahvéh no se parece en nada al actuar sentimental del ser humano:

“Dios no es hombre para que mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta”

(Números 23:19)

 

“He entendido que todo lo que Dios hace, eso será perpetuo; sobre ello no se añadirá, ni de ello se disminuirá…”

(Eclesiastés 3:14)

Por esto mismo, nuestro amado Mesías manifestó que la intensión primordial de su propósito en la Tierra, era dar plenitud al día que la Torah revelaba, quedando claro para sus discípulos que Él no venía a anular ni cambiar nada:

“No penséis que he venido a abrogar la Torah… sino para cumplir. Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasarán de la Torah…”

(Mateo 5:17-18)

“Pero más fácil es que pasen el cielo y la tierra, que se frustre una tilde de la Torah”

(Lucas 16:17)

 

Y si “Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos” (Hebreos 13:8), tenemos que aceptar que los cambios de calendario que se dieron en el siglo IV de nuestra Era Común (E.C.) fueron la manifestación caprichosa del egotismo de hombres hambrientos del poder materialista que la Gran Ramera siempre ofrece en su copa llena de abominaciones. El domingo no fue colocado por Yahvéh, nuestro Dios, como día de reposo pero sí el sábado (Shabat) que nos recuerda a la creación, a la salvación, a la paz que tenemos en Yeshúa HaMashiaj y es un pre-anuncio semanal del reposo feliz en el Mundo Venidero, el Milenio.

Por eso, para finalizar debemos aceptar que que para guardar el sábado (Shabat) existen en muchas luchas, ya que las cosas del sistema reptiliano imperante marcha en otra dirección. Pero el Eterno promete a los fieles que nunca les faltará el pan (Salmos 37:25), y que tendremos prosperidad:

“¡Quién diera que tuviesen tal corazón, que me temiesen y guardasen todos los días todos mis mandamientos, para que a ellos y a sus hijos les fuese bien para siempre!”

(Deuteronomio 5:29)

Atrévete a ofrecerle al Eterno tu lealtad y amor (Juan 14:15) dedicando el Shabat (sábado) a Su Nombre. Toma tu decisión ahora. Dile en oración:

“Gracias Señor por haber conocido tu santa Instrucción.

Perdóname si no he guardado tu santo día como tú lo quieres.

Te acepto como mi Salvador y Señor a través de tu Hijo Yeshúa.

Te ruego que me ayudes a obedecerte, por amor, todos los días de mi vida.

Gracias porque me amas.

En el nombre de Yeshúa, tu Hijo.

Amén”

Cuando el Águila de Roma se posó sobre el Templo de Jerusalén

Por P.A. David Nesher

Estuve investigando la historia previa y contemporánea a nuestro Señor Yeshúa y me encontré con este relato de héroes de la fe que mucho no se cuenta en los documentos históricos comunes. Se trata de la vida de cuarenta y dos mártires que priorizaron la santidad de la Torah por sobre todas las cosas. Esos varones de fe perecieron antes los ojos del infame rey idumeo Herodes el Grande, quien reinaba sobre la nación del Eterno, por corrupta relación con Roma.

Para el rey Herodes el Grande el “águila imperial” de Roma era donde residía el poder supremo del orbe. Por ello, había ordenado a levantar en muchos puntos de Jerusalén imágenes de este símbolo con el objeto de despertar la admiración por el poder imperial reinante. No satisfecho con esto mandó a colocar un águila de oro sobre la Gran Puerta de entrada del Templo del Eterno, simbolizando el poder de Roma, por sobre el Dios de Israel.

Para los judíos eran tan humillante verse obligado a pasar bajo el “águila imperial” para entrar en la casa de su Dios, ya que esto encerraba un doble escándalo: por un lado ellos veían un ídolo instalado delante del Lugar Santo; y por otro lado, ellos tenían que ser testigo del culto que le tributaban los soldados romanos, ya que esta águila de oro, verdadera obra maestra del arte, presidias las legiones a través de un estandarte.

En el años 4 a. C., poco antes de la muerte de Herodes el Grande, estalló una revuelta popular en contra de este ídolo en la puerta del Templo. Habitaban por ese entonces en Jerusalén, dos varones, doctores de la ley, probablemente fariseos, que gozaban de una fama muy destacada en todo el pueblo. Sus nombres: Judas, hijo de Sarifeo, y Matías, hijo de Margalo (Flavio Josefo, “Guerra de los Judíos” -Tomo I – pg. 648).

Por ese entonces, la expectativa por la aparición del Mesías era tan grande que había una gran efervescencia de estudios bíblicos, dominados por los grandes maestros Hillel y Shamai. Los mencionados doctores, Judas y Matías, animaron a sus discípulos a que arrancaran y la derribaran, junto con ellos, el águila de la puerta del Templo, aún en el caso de que esta acción entrañara el riesgo de perder la vida. La propuesta logró inspirar con tal entusiasmo a los numerosos seguidores, que no solamente fue arrancada la de la Gran Puerta, sino que se derribaron todos los simulacros de esta ave imperial diseminados por toda la ciudad.

Mientras estos varones aún se encontraban haciendo pedazos el ídolo derribado de la Puerta del Templo, las tropas del rey llegaron y lograron disuadir a un gran números de los “revoltosos” judíos, salvo a cuarenta de los más fieles discípulos de estos insignes doctores de la Torah. Así fue como Herodes el Grande, detuvo a los cuarenta jóvenes, autores del hecho, junto con sus maestros, y los mandó quemar vivos, en el anfiteatro que él había construido en la ciudad de Jericó. El crimen era recordado todavía después de la muerte de Herodes el Grande, y junto a la entrada del Templo se tenía la costumbre de llora a estos cuarenta y dos “mártires”. Por eso, probablemente Yeshúa oyó hablar de ellos en Jerusalén cada vez que subía al Templo a adorar.

Sólo me basta decir que la motivación de estos doctores y sus jóvenes discípulos respondía a una señal propia de la emuná (fe) conocida como “el celo por la casa del SEÑOR” (Salmo 68: 9), que había movido a los Macabeos, y que, según los Evangelios, inflamó el alma de Yeshúa HaMashiaj, cuando expulsó a los mercaderes del Templo.

Anhelo que estas líneas implante en cada uno de ustedes el celo profundo por la Torah y las cosas que pertenecen al Reino de nuestro amado Abba.

Shalom!

(Autor de la ImagenJavier Martínez Tallada)


Bitácoras Relacionadas:

Ceniza que Marca para el Seol… (Miércoles de Ceniza y Cuaresma)

La semana que se fue, ha dejado a los miembros de la cristiandad sumida en una mentalidad compungida bajo la programación religiosa de la culpabilidad. El miércoles último, después de unos días donde cada cristiano dio rienda suelta a la carne y sus deseos por medio del Carnaval, sonó en las dimensiones celeste el llamado inframundano (infernal) de entregarse a la penitencia. El rito supuestamente apostólico marcó la mente de millones de fieles para, una vez más, dejarse guiar a la rueda interminable de culpabilidad que permite a la Gran Ramera sentada sobre muchas aguas.

Antes de continuar con esta denuncia profética, necesito invitarlos a considerar esta explicación, con vestimenta de piedad, que la misma institución romana publicó desde una de sus redes apologéticas:

 

 

 

Después de ver esta explicación católica, y para continuar, debo decir que la temporada de la Cuaresma es un período de cuarenta días de abstinencia que comienza en el denominado “Miércoles de Ceniza”.

Ahora bien, ¿sabe usted cuál es el significado de la “Cuaresma”? Para responder esto, encuentro oportuno comenzar citando a Alexander Hislop, quien en su libro “Las dos babilonias” detalla que la cuaresma es de origen caldeo, afirmando lo siguiente:

El festival, de la cual leemos en la historia de la iglesia, bajo el nombre de “Easter”, en el tercer o cuarto siglo, era un festival muy diferente a lo que se observa hoy en la Iglesia Romana [y Protestante], y en ese tiempo no se le conocía como el nombre de “Easter”. Era llamado Pascha, o Pascua, y…fue observado por muchos que profesaban ser cristianos… Ese festival acordaba originalmente con el tiempo de la Pascua judía, cuando Cristo fue crucificado… Ese festival no era idólatra, ni venia antes de ella la cuaresma

(Las Dos Babilonias, p. 104)

Para ampliar el mito que condujo a esta práctica pagana en todas las religiones, me parece apropiado citar lo que el pastor David L. Brown, Ph.D. de Logos Resource Pages, escribe:

Conforme a la antigua leyenda, Nimrod murió, y vino a ser el dios sol. Su mujer Semiramis fue impregnada por un rayo del sol, y dio a luz a Tammuz (un falso nacimiento virginal). Más tarde Tammuz fue muerto por un jabalí. No obstante, después del clamor de Semiramis por 40 días, Tammuz vuelve a la vida, lo cual es una falsificación de la resurrección. De hecho, este fue el origen del falso sistema religioso que envuelve la adoración a la madre y al hijo. De hecho, durante la cautividad de Babilonia, en Jeremías vemos que esa fue la adoración de Israel, la abocada a Semiramis como “Reina del Cielo” (Jer. 7; 18, 19; 44: 15-30). En el templo de Jerusalén, adoraban a Tammuz, el hijo de Semiramis (Ez. 8: 14, 15) Esa diabólica adoración se extendió a lo largo del mundo

Tamuz fue muerto y su cuerpo cortado en pedazos enviados a distintos lugares. Por ello, y para poder resucitarlo, su madre ordena buscar y recoger las partes de su cuerpo y, una vez encontrados, cocerlos. Pero la parte vital para la procreación (el pene de Tamuz) no era encontrada. Ésta había sido lanzada al río Éufrates en donde, después de sacar a los peces con grande redes, pudieron encontrar el miembro de Tamuz, dentro del vientre de un pez.

Al encontrar el órgano viril de su dios en un pez, esa se convirtió en la razón por la cual los babilónicos en cuaresma (40 días de luto por su dios), comen carne de pescado. Si querías saber el motivo de no comer otro tipo de carne sino solo pescado, ya tienes tu respuesta.

De acuerdo a leyenda, Tamuz tenía cuarenta años cuando fue muerto por un cerdo salvaje. Así que cuarenta días, uno por cada año que vivió en la tierra, fueron designados para “llorar por Tammuz”.

Regresando a lo que Alexander Hislop relata en su obra, notamos lo siguiente:

“Los cuarenta días de abstinencia de la Cuaresma fue directamente copiada de los adoradores de la diosa Babilónica. Tal Cuaresma de cuarenta días, en la primavera del año, todavía se observa por los Yezidis o los adoradores paganos del diablo de Kurdistan, quien lo heredaron de sus maestros antiguos, los babilónicos. Tal Cuaresma de cuarenta días fue celebrada en la primavera por los Mexicanos paganos… Tal Cuaresma de cuarenta días fue observada in Egipto…”

(Las Dos Babilonias, pp. 104, 105).

De hecho, esta práctica de ayunar cuarenta días endechando a una divinidad mesiánica, ya se realizaba en Egipto (Mizraim) mientras los hijos de Israel permanecían en servidumbre. Esta Cuaresma egipcia se observada expresamente en honor al dios Osiris. (Sabaean Researches, por John Landseer, pp. 111, 112).

Estudiosos aseguran que el culto al dios solar se extendió desde Babilonia y se estableció en todo el mundo, permaneciendo hasta la actualidad en todas las religiones de la tierra, bajo diferentes nombres y disfraces. Aquí los invito a realizar una pausa y conocer algunos de los diferentes nombres con que cada cultura ha adorado a Tamuz, dios solar.

Egipto: Osiris o Ra
Grecia: Helios
Israel: Moloch
Siria y Fenicia: Adonis
Roma: Apolos
Persia: Mitra
Chibchas: Xue
Incas: wiracocha
Hindúes: Surya
… y un sinnúmero de religiones más que tienen a este anticristo o falso mesías en su centro de fe.

Al establecer la adoración a Tammuz, todas las civilizaciones del mundo a través de la historia, adoptaron la cruz como su máximo símbolo religioso representativo del dios solar.

El símbolo de la cruz, en su forma original, proviene de Babilonia. De modo que la Cruz en realidad vendría a ser la imagen del Sol. Esto evidencia que originalmente no fue un símbolo cristiano, sino el símbolo místico Tau de los caldeos. La “T” mayúscula o “tau”, conocida como la cruz, representa la inicial del nombre de Tamuz; la cruz tiene la forma de la letra y asimismo las dos últimas letras de la palabra cruz también se derivan del nombre de Tamuz, para que de esta manera no se dejare de mencionar su nombre divino.

Según la mitología asirio-babilónica, cuando el fuerte sol del verano secaba las plantas, este dios bajaba al mundo subterráneo y se celebraba su muerte con ritos especiales y el llanto de las mujeres que menciona el libro de Ezequiel en su capítulo 8 versos 6 al 18. Esta Cuaresma por Tamuz se mantenía 40 días antes de la fiesta, “celebrados con la mezcla de llantos y regocijos.” El profeta Ezequiel denuncia a la antigua Judá por haber caído en la adoración a este falso Mesías: “Y me llevó a la entrada de la puerta de la casa del Eterno, que está al norte; y he aquí mujeres que estaban allí sentadas llorando por Tamuz” (Eze. 8: 4). ¡Evidencia de que la Cuaresma fue y será una gran abominación en los ojos del Eterno!

Estos ritos por la muerte de dicho ídolo, se realizaban el el cuarto mes del año (junio-julio), que todavía lleva el nombre de Tamuz en los calendarios siriaco, árabe y hebreo. Es evidente que la iglesia Católica Apostólica y Romana, lo que hizo fue adaptar la fecha a su calendario y hacerla coincidir con los hechos de la pasión y muerte de Cristo para de esta forma honrar secretamente a este ídolo pagano.

Esto significa que cuando el Mesías Yeshúa nació, esta costumbre babilónica todavía estaba siendo observada; y también durante su ministerio, y en los días de los apóstoles. Sin embargo, el Mesías no la instituyó y jamás la observó. Los apóstoles, siguiendo sus enseñanzas, nunca la practicaron ni proclamaron hacerlo. Las comunidades de los primeros dos siglo tampoco celebraban dicha costumbre babilónica.

Recién en el siglo V de nuestra era encontramos referencias a este rito esotérico del paganismo, como recientemente incrustado en la vida de la fe cristiana. El monje y asceta Johannes Cassianu, que murió en el año 435, con el título de Padre de la Iglesia afirmó lo siguiente:

Sin embargo, debes saber,” (escribió a Johannes Cassianus), “que mientras la iglesia primitiva retenía su perfección sin quebrar las festividades del Señor, la observancia de la Cuaresma no existía” (Primera Conferencia Abbot Theonas, capitulo 30).

Entonces, ¿Cómo se introdujo esta celebración de la Cuaresma dentro de las congregaciones del Mesías?

Primeramente, peregrinemos por los anales del tiempo hasta llegar al cierre del segundo siglo. Esto fue cien años después de la muerte del último de los doce apóstoles. Es en esta lapso cuando la Cuaresma comienza a surgir como una sutil costumbre disfrazada de piedad. He aquí lo que escribe Ireneo al Obispo de Roma tocante a la Cuaresma en ese entonces:

Porque la controversia no es solamente en relación con el día [había una controversia sobre la fecha de la celebración del Domingo de Resurrección], sino también en lo concerniente al asunto del ayuno [el ayuno de la temporada de Cuaresma]. Porque algunos piensan que ellos deberían ayunar un día, otros dos o más, y algunos quieren meter el ayuno pagano de cuarenta días” (Ireneo, Obispo de Lyon, Francia).

Ireneo denuncia que había una serie de controversias en las filas de las congregaciones del Mesías, debido a toxinas paganas que se habían infiltrado ¿Cómo se originó toda esta confusión? ¡Dios no es autor de confusión! ¿Quién, entonces, originó esta confusión acerca de la Cuaresma?

Y esta diversidad en su observancia continúa Ireneo, “no se ha originado en nuestro tiempo, sino mucho antes, desde nuestros ancestros. Es muy probable que ellos no se apegaran estrictamente a la exactitud, y en consecuencia establecieron una costumbre para su posteridad según su fantasía privada [no un mandamiento apostólico o de Cristo]. (Tomado de la Historia de la Iglesia por Eusebio, Libro 5, capítulo 24.)

Como podemos apreciar, a través de estos testimonios históricos, la Cuaresma se introdujo en la Iglesia de Cristo por COSTUMBRE o mediante “FANTASÍA PRIVADA” como lo expresó Ireneo. De esto se infiere que las iglesias que dependen de Roma observan la Cuaresma, no porque las Sagradas Escrituras lo revelen, sino porque los cristianos profesantes adoptaron la costumbre de sus vecinos paganos. “Mientras que la perfección de la iglesia primitiva [la Iglesia inspirada en la Torah] permaneció inviolada,” escribió Casiano, el prelado católico del siglo V, “no hubo observancia de Cuaresma, pero cuando los hombres empezaron a descender del apostólico fervor de la devoción… entonces los sacerdotes en general convinieron en retirarlos de los cuidados seculares mediante una convocación canónica de ayuno…” (Antigüedades de la Iglesia Cristiana, Libro 21, capítulo 1.)

En el año 384 d.C., la Cuaresma adquirió un sentido penitencial para todos los cristianos y desde el siglo XI, la Iglesia de Roma solía poner las cenizas al iniciar los 40 días de penitencia y conversión.

Pero, aún surge otra pregunta: ¿por qué la iglesia en Roma instituyó una fiesta pagana como esta?

Considero que la respuesta la encontramos en la siguiente cita de Alexander Hislop:

Para conciliar a los paganos al cristianismo nominal, Roma, buscando su póliza de costumbre, tomó las medidas de amalgamar los festivales cristianos y paganos, y, por medio de un ajuste complicado pero hábil en el calendario, no fue encontrado como un caso dificultoso, por lo general, unir al paganismo y el cristianismo—ahora mas profundizados en la idolatría—en esto como en muchas otras cosas, a darse las manos.” (Las Dos Babilonias).

Claro esta explicación difiere diametralmente al considerar la justificación que la iglesia de Roma da la podemos leer en el Directorio sobre la piedad popular y la liturgia, 125 que dice así:

“El comienzo de los cuarenta días de penitencia, en el Rito romano, se caracteriza por el austero símbolo de las Cenizas, que distingue la Liturgia del Miércoles de Ceniza. Propio de los antiguos ritos con los que los pecadores convertidos se sometían a la penitencia canónica, el gesto de cubrirse con ceniza tiene el sentido de reconocer la propia fragilidad y mortalidad, que necesita ser redimida por la misericordia de Dios. Lejos de ser un gesto puramente exterior, la Iglesia lo ha conservado como signo de la actitud del corazón penitente que cada bautizado está llamado a asumir en el itinerario cuaresmal. Se debe ayudar a los fieles, que acuden en gran número a recibir la Ceniza, a que capten el significado interior que tiene este gesto, que abre a la conversión y al esfuerzo de la renovación pascual.”

El ayuno de Cuaresma es obligatorio para todo católico, al igual que el Viernes Santo, mayor de 18 años y menores de 60. Fuera de los límites también se puede. Consiste en hacer solo una comida fuerte al día.

La abstinencia de comer carne es obligada desde los 14 años. Todos los viernes de Cuaresma también lo son de abstinencia obligatoria. Los demás viernes del año también, aunque según el país puede sustituirse por otro tipo de sacrificio/mortificación.

La iglesia Romana reemplazó la Pascua con el Domingo de Resurrección (Easter), moviendo la Fiesta pagana de Tamuz al principio de la primavera, “cristianizandola.” La Cuaresma también la movieron junto con esta.

Este cambio en el calendario con respecto al Domingo de Resurrección (Easter) fue atendido con consecuencias trascendentales. Esto trajo a la Iglesia una corrupción total y una exagerada superstición en conexión con la obstinación en la Cuaresma” (Las Dos Babilonias).

Lo cierto es que la religión romana, después de adoptar el festival pagano de primavera de Semiramis, Istar o Easter (Pascua), le fue fácil y natural adoptar también la antigua costumbre del “ayuno” que precede al festival de primavera. Este periodo de cuarenta días antes de la Pascua, se le dio el nombre de Cuaresma.

Notemos que la Cuaresma precede inmediatamente a la celebración del festival babilónico denominado Domingo de Resurrección (supuestamente la de Cristo). Pero, sabemos que el verdadero Cristo no resucitó en un domingo. 

Es notable que en los libros del  Nuevo Pacto (Nuevo Testamento), ni uno solo de sus pasajes, nos manda observar la resurrección de Cristo. Lo que se nos manda observar es la conmemoración de su muerte. “HACED ESTO EN MEMORIA DE MI” ordenó Yeshúa. Por eso, notamos que la inspirada Iglesia del Nuevo Pacto observó ese conmemorativo, pero jamás celebró el Domingo de Resurrección, ni la Cuaresma. El Eterno nunca mandó la celebración de ese Domingo en honor de la resurrección. Todo ello es en honor del falso mesías, Tamuz.

El Domingo de Resurrección y la Cuaresma celebran la resurrección del Cristo falso. Pablo advirtió sobre la propagación de esta costumbre: “Porque si viene alguno predicando a otro Jesús que el que os hemos predicado .. .” (2Cor. 11:4). Y eso es exactamente lo que ha sucedido. La Cuaresma celebra a otro Jesús, al mesías falso de Babilonia.

La celebración de un festival en domingo, para honrar la resurrección, viene directamente del paganismo. Las naciones sin Torah celebraban la resurrección de Tamuz, el falso mesías, inmediatamente después de la Cuaresma. Este festival se propagó entre el mundo que profesaba ser cristiano después de la muerte de los apóstoles. Los cristianos empezaron a descuidar la conmemoración anual de la muerte de Cristo, y la sustituyeron por el Domingo de Resurrección.

Recordemos que en Jerusalén, inmediatamente después de la observancia de la Cuaresma, el profeta Ezequiel ve que la gente celebra un culto matutino de resurrección. “Y me dijo: ¿No ves . . . ? [el ayuno de la Cuaresma]. Vuélvete aún, verás ABOMINACIONES MAYORES QUE ESTAS. ¿Qué ve el profeta? ¡Hombres postrándose hacia el oriente, y adorando al sol! Servicios matutinos de domingo de resurrección, es decir la culminación de los cuarenta días de la Cuaresma por Tamuz (Ezequiel 8:15-16).

Cuidado con los falsos profetas de vestiduras blancas

Por Mike Gendron

Mientras observábamos la cobertura ininterrumpida de la visita del Papa a Estados Unidos el mes pasado, muchas de las escenas parecían ser apocalípticas. Vimos multitudes de personas que acuden a obtener una visión de un hombre mortal que era desconocido hace apenas tres años. La emoción nacional por este falso profeta era abrumadora cuando la gente crédula colgaba de sus palabras. Fue desgarrador ver tal adoración dada a un impostor que mantiene al pueblo cautivo en su sistema religioso falso. Se ignoraron las advertencias de la verdadera cabeza de la iglesia. El Señor Jesús dijo: “Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.” (Mat 07:15). Jesús dijo: “Yo he venido en nombre de mi Padre y no me recibís; si otro viene en su propio nombre, a ése recibiréis.” (Juan 5:43). Es evidente que el Papa no viene en el nombre del Padre, pero él usa con arrogancia el título reservado para el primer y único “Santo Padre” (Juan 17:11). Trágicamente, la mayoría de los católicos no conocen la Palabra de Dios, y su ignorancia los hace presa fácil de la peor clase de engaño.
Francisco no mencionó a Jesucristo una sola vez en toda su discurso ante el Congreso, y el dice ser el Vicario de Cristo y la Cabeza de la Iglesia de Cristo. Sabiendo que el Señor Jesús es el fundamento mismo de la fe cristiana, la omisión del Papa dice mucho de su agenda mundana. En un mensaje al día siguiente en la catedral de San Patricio, el Papa mencionó a Jesús, pero de una manera aparentemente engañosa. Él dijo: “Tenemos que recordar que somos seguidores de Jesús … y su vida, humanamente hablando, terminó en un fracaso, el fracaso de la cruz.”

¿Dónde está la indignación entre los católicos romanos? ¿Cuándo van a despertar de su estupor y huir de este blasfemo? La vida de Cristo fue otra cosa menos un fracaso en la cruz. Su muerte, que satisfizo la justicia divina por los pecados de Su pueblo, estaba de acuerdo con el plan predeterminado de Dios (Hechos 2:23). Cuando el Salvador sin pecado llevó a cabo todo lo necesario para salvar a Su pueblo, lanzó un grito de victoria, “¡Consumado es!” (Juan 19:30). El buen pastor puso su vida por las ovejas (Juan 10:11). Nadie tomó la vida del Señor; Él la puso por Su propia voluntad (Juan 10: 18). ¡Cómo se atreve el Papa a decir que la vida de Jesús terminó en un fracaso! El papa, y el resto de los falsos profetas, son descritos por Jesús como ladrones que vienen a robar, matar y destruir las ovejas (Juan 10:10). El Papa conoce la diferencia entre el éxito y el fracaso. Nadie ha tenido más éxito en dirigir a la gente hacia el camino ancho de la destrucción con su evangelio pervertido.

Por la autoridad de la Palabra de Dios, sabemos que el Papa está bajo la condenación divina por predicar un evangelio contrario al Evangelio de Dios. El apóstol Pablo nos advirtió: “Hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo os anunciara un evangelio contrario al que os hemos anunciado, sea anatema. “(. Gálatas 1: 6-9). La salvación es por gracia, mediante la fe en Cristo solamente, según la sola Escritura, para la gloria de Dios. El evangelio distorsionado del Papa engaña a la gente en creer que la salvación es por el bautismo, los sacramentos, las buenas obras, guardar la ley, y la Misa. Pablo nos advirtió:.. “Porque los tales son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. Y no es de extrañar, pues aun Satanás se disfraza como ángel de luz. Por tanto, no es de sorprender que sus servidores también se disfracen como servidores de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras.” (2 Cor.11:13-15)..

Sabemos que el “padre de la mentira” hace su obra engañosa a través de los líderes religiosos, y el Papa es el falso maestro más influyente en el mundo de hoy. Sigue cerrando el reino de los cielos delante de la gente y no les permitirá entrar a causa de su falso y fatal evangelio ( Mat 23:15). Él debe ser expuesto como un peón del diablo. Algunos pueden pensar que soy falto de amor y duro por decir esto, pero la verdad debe ser dicha por el bien de los que están siendo engañados. El Señor Jesús pronunció muchos “ayes” sobre los falsos maestros que llevan a las personas al infierno (. Mat 23).. Fue trágico ver una falta de discernimiento cuando multitudes alabaron y adoraron al falso profeta más influyente en el mundo.

La cabeza falsificada de la iglesia también mostró su verdadera cara cuando él no se refirió ni una sola vez a la Escritura de la Palabra de Dios durante su discurso de una hora de duración ante el Congreso. En lugar de ello, animó a la gente a seguir la “regla de oro”. Al día siguiente, en su mensaje a los obispos de la Iglesia Católica, dijo el Papa, “Nuestra misión como obispos es, ante todo, solidificar la unidad”. En otras palabras, el objetivo primordial de los obispos no es anunciar el Evangelio, sino para unir a todas las personas bajo el poder y la influencia del papado. Los verdaderos cristianos deben luchar contra el programa ecuménico de Roma y callar la ignorancia de los necios (1 Ped. 2:15).

Tengo una gran compasión por las almas católicas preciosas que están donde estuve durante muchos años de mi vida – creyendo que estaba en la única iglesia verdadera, pero destinado a los fuegos eternos del infierno. La naturaleza del engaño es tal que la gente no sabe que son engañados hasta que se enfrentan a la verdad. Es mi oración que los católicos romanos comiencen a permanecer en la Palabra de Dios. Sólo entonces podrán llegar a conocer la verdad que los hará libres del engaño religioso (Juan 8: 31-32). Contamos con un excelente tratado sobre el Evangelio muestra cómo su religión anula, se opone y rechaza el Evangelio

¿Cómo Surgió el Papado?

Por Alberto Solano

A mediados de este año, el papa Francisco visitó Ecuador, Bolivia y Paraguay. Como suele suceder cada vez que la cabeza del Vaticano llega a un país, causó gran alboroto, sin duda dado que la mayor parte de la población profesa la fe católica. Lo mismo fue el caso en Cuba la semana pasada. Actualmente el papa se encuentra en los Estados Unidos, causando la misma respuesta.

 

Su visita y la alegría del pueblo acogedor ha hecho que algunos se pregunten: ¿Cómo surgió la idea de un papa? ¿Acaso la Biblia enseña que deberíamos tener un papa? ¿Cómo deberíamos responder al papado como cristianos?

 

La respuesta simple es: no. El papado de la iglesia católica romana no es la cabeza de la iglesia de Cristo, no tiene autoridad para regir como viceministro de nuestro Señor y por lo tanto como creyentes no tenemos ninguna obligación para acogerle. A continuación respondo a las preguntas previamente mencionadas.

 

¿Cómo surgió el papado?

egún la iglesia católica todo comenzó con Pedro. En Mateo 16:18 leemos: “Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella”. A partir de ese momento la iglesia católica comienza ha trazar lo que llamaría la sucesión apostólica, doctrina la cual establece que cada papa, cardenal o obispo (incluyendo prácticamente toda orden eclesiástica) puede trazar, por medio de sucesión directa, su sede a alguno de los mismos apóstoles. La línea de sucesión apostólica más importante para los católicos es la del hombre que se sienta en la silla del obispo de Roma, pues argumentan que desde los tiempos de Pedro siempre ha habido un sucesor que ha servido como Pontífice de la iglesia desde Roma, y por lo tanto la iglesia católica siempre ha tenido un vicario de Cristo en la tierra.

 

Después del apóstol Pedro vino San Lino luego San Anacleto después San Clemente, y así sucesivamente los obispos o líderes de la iglesia en Roma continuaron ocupando el cargo de obispo en Roma. Sin embargo al correr de los años los obispos comenzaron a acaparar más y más poder sobre las demás iglesias, ya que Roma no sólo fue la ciudad donde murió Pedro (muy probablemente), sino que también era el centro de atención y comercio de todo el imperio Romano, creando así el lugar perfecto para que una iglesia fuera reconocida por encima de las demás. No fue hasta 41 papas después, cuando el papa León I “el Magno” (papado entre 440-461) logró establecerse como el primer pontífice sobre toda la iglesia católica y así asentar las bases para el papado como lo vemos en la actualidad.

 

Aunque la silla del obispo de Roma comenzó a ser considerada como superior a las demás sedes eclesiásticas desde poco antes de la caída de Roma, no fue hasta el Concilio Vaticano I (entre 1869 y 1870) que la iglesia católica concluyó, basado en Mateo 16:17-19, la siguiente cadena de dogmas acerca del papa:

 

1) Cristo dio a Pedro la jurisdicción principal sobre toda la Iglesia;

2) Ya que Pedro tenía jurisdicción total sobre la iglesia, entonces sus enseñanzas llegaron a ser infalibles;

3) Pedro, siendo el pontífice sobre la iglesia, demanda que sus sucesores designados tengan el mismo lugar sobre la Iglesia;

4) El papa, es decir el obispo de Roma y sucesor de Pedro como cabeza de la iglesia, tiene la capacidad de hablar ex cátedra (esto es, hablar bajo su capacidad oficial como papa), siendo sus palabras en ese momento infalibles;

5) Ya que el papa es la cabeza de la iglesia, entonces él es cabeza de todo orden eclesiástico y de toda sede;

6) La iglesia, bajo la dirección del obispo de Roma, se ha mantenido sin error y doctrinalmente pura;

7) Cuando surgen cuestiones de fe, el pontífice romano (el papa) tiene el derecho de tener la última palabra;

8) Para que una iglesia local sea validada como una iglesia auténtica de Cristo, la tal debe adherirse a las enseñanzas del Vaticano…

9) No hay salvación fuera de la Iglesia Católica Romana, pues sólo el pontífice en Roma es la cabeza sobre la verdadera iglesia de Cristo.

 

¿Acaso la Biblia enseña que deberíamos tener un papa?

Para defender la doctrina del papado, el Vaticano recurre a dos fuentes: La tradición y la Biblia. Primeramente, en la tradición, la iglesia católica se basa en los escritos de doctores de la iglesia, entre ellos hombres del primer siglo como Clemente de Roma y Ignacio de Antioquía, los cuales vivieron durante el tiempo del Nuevo Testamento. Entre sus muchas contribuciones a la doctrina de la iglesia, ambos, al igual que Constantino años después, abogaron por una estructura eclesiástica la cual tuviese un obispo sobre las iglesias locales. En sus cartas es visible su deseo por preservar la sana doctrina en medio de un ambiente propicio a los falsos maestros y falsas doctrinas.

Sin embargo debemos recordar que tanto Clemente como Ignacio, no buscaban defender un obispo sobre la iglesia entera, como lo vemos hoy en día con el papa. Al contrario, lo que ellos buscaban defender era la Escritura y las verdades escritas en ella por medio de establecer un obispo sobre ciertas regiones geográficas, dado que pocas personas tenían acceso a copias de los originales. Ya que no todos tenían la Escritura, pensaron necesario subordinar a aquellas iglesias sin copias a hombres preparados los cuales hubiesen tenido interacción con los apóstoles mismos o con algunos de sus seguidores más cercanos. Su intención fue elevar la autoridad de la Escritura, no crear una escritura eclesiástica modelo con una cabeza humana al frente. Por lo tanto, creo que si ellos estuviesen vivos hoy, estrían en contra del papado al igual que nosotros.

En segundo lugar, la Biblia no enseña que la iglesia debería tener un obispo supremo. En una artículo previo titulado Sobre esta roca edificaré mi iglesia, aquí en Predicadores y la Predicación, Dr. Nathan Busenitz presentó un argumento extenso sobre una interpretación correcta de Mateo 16:18. Busenitz determina correctamente que la interpretación de la iglesia católica romana de Mateo 16:18 está equivocada por lo menos por cuatro razones:

  • Gramaticalmente, no representan la distinción léxica entre petros (Pedro) y petra (roca).
  • Contextualmente, ponen a Pedro como el enfoque de Mateo 16, cuando el texto claramente busca resaltar la verdad acerca de Jesús.
  • Teológicamente, el Nuevo Testamento presenta a Cristo como la Roca, y no a Pedro.
  • Históricamente, esta doctrina católica romana no es vista en los padres de los primeros siglos.

En ningún lugar en la Escritura se presenta a Pedro como la cabeza de la iglesia. La única piedra angular que se menciona en la Biblia es Cristo mismo (Efesios 2:20), y por lo tanto la iglesia está cimentada en la roca que es Jesús, no Pedro. Aun las palabras de Jesús a Pedro en Juan 21:17 (“Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas”) no demuestran que Jesús elevó a Pedro a un estatus de cabeza eterna sobre la iglesia, más bien Jesús le pidió que enseñase y fuera líder en la iglesia, pero nunca que enseñase alguna otra cosa que lo que está escrito en la Biblia.

 

¿Cómo deberíamos responder al papado como cristianos?

NUESTRA LEALTAD ES HACIA LA VERDAD DE LA ESCRITURA, NO HACIA LA SILLA DE UN OBISPO

Primeramente, debemos recordar que Jesucristo, no el papa, es la única cabeza de la iglesia. Él prometió edificar su iglesia siendo él mismo la piedra angular (Efesios 2:20). El Nuevo Testamento entero nos demuestra que solamente Jesús es el Señor sobre la iglesia, y jamas eleva a Pedro a tal estatus. El papa no es la cabeza de la iglesia porque Jesús nunca estableció tal oficio, ni tiene ninguna autoridad sobre las iglesias alrededor del mundo, ya que el modelo que vemos en el Nuevo Testamento es de iglesias liberadas por ancianos (1 Timoteo 3; Tito 2), y no por un pontífice en Roma. Incluso si se pudiese trazar una línea de sucesión entre el papa actual y Pedro, la tal no demandaría que el papa tuviese autoridad sobre el cuerpo de Cristo. Como creyentes nuestra lealtad es hacia la verdad de la Escritura, no hacia la silla de un obispo. En el momento en el que uno de estos sucesores se hubiese desviado de la verdad bíblica, nosotros no le hubiésemos seguido, pues Cristo es nuestra cabeza y Rey, no un hombre. Es por eso que como cristianos no tenemos nada que ver con la iglesia católica romana, la cual representa un sistema corrupto y anti-bíblico.

En segundo lugar, debemos tener en mente que el papa no tiene la autoridad para hablar infaliblemente. Tal doctrina no tiene fundamento bíblico. La tradición de la infalibilidad papal tiene sus bases en la tradición católica, la cual ha sido copiada y hecha autoritaria por decretos divinos de ciertos papas, creando así un circulo perfecto para defender una tradición sin un fundamento en la Escritura.

Tercero, recordemos que solamente la Biblia y Cristo tienen autoridad sobre la iglesia. Dos de las banderas principales de la Reforma fueron Sola Scriptura y Solus Christus. La primera luchó por la autoridad de la Biblia sobre cualquier tradición, mientras que la segunda atacaba la creencia herética que presentaba al papa como el representante de Cristo en la tierra. Su lucha sigue resonando hasta el día de hoy. Como creyentes debemos sujetar todo sermón, libro, documento y tradición bajo la autoridad de la Escritura; guardando lo que esté de acuerdo a ella y rechazando lo que vaya en su contra. Por lo tanto, la tradición católica no tiene lugar en la verdadera iglesia cristiana, pues no tiene fundamento bíblico y ni siquiera pueden existir juntas, ya que la una repele y contradice a la otra.

Finalmente, debemos orar por y evangelizar a los católicos. Creo que la mayoría de nosotros hemos salido del catolicismo o bien fueron nuestros padres los que salieron. Al hablar del catolicismo debemos ser duros en reconocer la falsedad del sistema, pero tal dureza doctrinal no debería endurecer nuestros corazones. Los católicos necesitan entender el verdadero evangelio, que la salvación no es por obras sino por fe, y necesitan entender que la autoridad de la Biblia es mayor a la de cualquier tradición.

 

******************

Acerca del Autor: 

Alberto Solano, graduado con una Maestría en Divinidad (M.Div.) en The Master’s Seminary, actualmente estudia una Maestría en Teología (Th.M.) con énfasis en el Nuevo Testamento. Aparte de servir en el ministerio hispano de Grace Community Church, Alberto trabaja en el departamento de admisiones del seminario.

Líderes carismáticos fueron entrenados por el Papa Francisco para establecer la única religión en Estados Unidos

La noticia llega desde Roma, y relata como dos conocidos y polémicos teleevangelistas de EE.UU. se reunieron recientemente con el Papa Francisco en un esfuerzo por trabajar para derribar los “muros de división” entre católicos y protestantes.
Los archiconocidos líderes mediaticos del éter norteamericano son Kenneth Copeland y James Robison, dos religiosos del noreste de Texas conocidos por atraer grandes multitudes a sus servicios y eventos. Ellos formaban parte de la dirección del grupo denominado “delegación de líderes cristianos evangélicos“, que tuvo un encuentro con el Pontífice Católico Romano a finales del mes pasado.
Copeland dirige Kenneth Copeland Ministries y la iglesia Eagle Mountain International Church, mientras que Robinson es un “anciano apostólico” en la iglesia Gateway y presentador del programa de TV Vida Hoy.
Varios otros neopentecostales, entre ellos la esposa de Robinson, estuvieron presentes en la reunión, que fue organizada por un obispo episcopal.
Esta reunión fue un milagro“, dijo Robison del Fort Worth Star-Telegram después de regresar de Roma. “Esto es algo que Dios ha hecho. Dios quiere que sus brazos alrededor del mundo. Y Él quiere que los cristianos unan sus brazos alrededor del mundo, trabajando juntos“.
Robison dijo que disfrutó cada momento con el líder de la iglesia católica romana. “El mundo está sufriendo“, agregó Robinson. “Nosotros, como cristianos tenemos mucho amor para compartir sin pelear entre sí“.
Continuamos en tal comunión gloriosa que las palabras nunca podrían describirlo“, escribió. “Estoy luchando por contener las lágrimas mientras escribo, la presencia de Jesús fue tan gloriosa“.
Copeland igualmente compartió sentimientos positivos acerca de la visita. De acuerdo con el blog de Robison, Copeland “amorosamente” habló “unas pocas palabras de aliento” al Papa Francisco, después de oró por él.
Cuando se dio a conocer la noticia de la reunión ecuménica en el Vaticano, muchos cristianos expresaron su decepción, diciendo que no era prudente que los líderes carismáticos se hayan reunido con el Papa Francisco.
¿Qué comunión tiene la luz con las tinieblas?“, preguntó un comentarista. “El Catolicismo Romano nunca ha sido y nunca será cristiano. No se puede unir lo que no es lo mismo, eso se llama yugo desigual!
frase de regreso a Roma ecumenicos

El Papa Francisco y el pastor Kenneth Copeland trazando la Ruta Ecuménica

El Papa Francisco grabó un video para una comunidad pentecostal en los Estados Unidos hablando de la unión de los cristianos diciendo que Dios hará un milagro de unir a católicos y protestantes.

 

Nunca vi un milagro que Dios no comenzó bien y concluirá completa este milagro de la unidad“, dijo en el video publicado por la Agencia Ecclesia, vinculada al Vaticano.
Francisco recordó la historia de José, que fue vendido por sus hermanos y se convirtió en el hombre más poderoso después del Faraón. Comparó esta historia bíblica con la división de los cristianos diciendo que la separación de las iglesias es el resultado de una herencia de pecado.
Sin dejar de hablar acerca de José, el líder de la Iglesia Católica recordó el reencuentro de la familiar con su hermano vendido, que ya era gobernador de Egipto.
Tenían dinero, pero no podían comer el dinero. Fueron a Egipto para comprar comida, pero más que comida encontraron a su hermano. Nosotros también tenemos dinero, el dinero de la cultura, el dinero de nuestra historia, muchas riquezas culturales, riquezas religiosas, y tenemos diferentes tradiciones. Pero tenemos que encontrarnos como hermanos. Tenemos que llorar juntos, como lo hizo José. Estas lágrimas deben unirnos, las lágrimas de amor“.
El video fue grabado para la iglesia Ministerios Kenneth Copeland, liderados por el pastor Kenneth Copeland, quien realizaba un encuentro con participación del obispo anglicano Tony Palmer, un gran amigo del Papa.

Después que los evangélicos pentecostales vieron el video en la iglesia oraron por el Papa y por la unidad de los cristianos.

NOTA PROFÉTICA:

“No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, y seré su Dios,  y ellos serán mi pueblo. Por lo cual, salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, y no toquéis lo inmundo, y Yo os recibiré”
(2 Corintios 6: 14-17)
¡Es maravilloso! ¡El día del Señor está cada día más cercano!
¡A la vez todo esto es asombroso! No en vano Roma es presentada en el libro de Revelación (Apocalipsis) como la Gran Ramera y es que el Vaticano dispone, desde hace siglos, de mentes muy pensantes, que han sabido y saben recrear diversas astucias para engañar y seducir al ingenuo creyente evangélico.
Es necesario siempre tener en cuenta que para el católico verdadero, la Iglesia Católica Apostólica Romana es la única verdadera, y es el mecanismo exclusivo de salvación. Todo bautizado en las aguas de esta institución está obligado a creer esto. Para cualquier romanista comprometido la cosa es bien clara: “… la Iglesia Católica, es el sacramento visible de salvación”, según su propio catecismo lo expresa. Por lo tanto, y teniendo en cuenta la cosmovisión del catolicismo, si el “sacramento de salvación” es la iglesia romana, entonces quedan excluidos de la salvación todos aquellos que no pertenezcan a esa “salvífica” institución, tal y como enseña Roma.
A modo de ejemplo puedo citar lo que en el principal documento del Concilio Vaticano II, la Constitución Dogmática “Lumen Gentium” (sobre la Iglesia) Cap. I,  leemos textualmente:
“14. El sagrado Concilio pone ante todo su atención en los fieles católicos y enseña, fundado en la Escritura y en la Tradición, que esta Iglesia peregrina es necesaria para la Salvación…por lo cual no podrían salvarse quienes, sabiendo que la Iglesia católica fue instituida por Jesucristo como necesaria, rehusaran entrar o no quisieran permanecer en ella.”
Por todo lo anterior, estamos obligados a leer esta noticia discerniendo el espíritu que se esconde detrás. El papa Francisco está diciendo, lo que la propuesta del mensaje ecuménico católico ha dicho desde siempre: “¡Yo soy la Iglesia. Sólo yo tengo la plenitud de los medios de gracia, aunque por cortesía, llamo iglesias a otras comunidades. La unidad ya existe: está en mí. Vuelvan a mí y se habrá logrado el propósito del ecumenismo. En mí habrá campo para que cada denominación mantenga sus tradiciones propias!”
El movimiento ecuménico busca la “unidad de todos los cristianos”. Esto, visto desde lo rápido y fugaz, suena como un objetivo bonito y elevado, pero el problema es que la Iglesia Católica es la fuerza principal detrás de todo el movimiento.

La Biblia nos revela que, al final de los tiempos, existirá en la Tierra un Gobierno Mundial Único, un Imperio Mundial o un ORDEN MUNDIAL, el cual tendrá, como todo gobierno, UN REPRESENTANTE. Además, este Gobierno Global estará sustentado y complementado por una RELIGIÓN MUNDIAL ÚNICA. La cabeza humana de esta Religión Global será un personaje de gran carisma, el cual gozará de la aceptación, beneplácito y ciega obediencia de gran parte de la población del planeta. Sus principales “banderas” serán: El Amor, La Piedad, La Paz Mundial y la Hermandad de los Pueblos (Apocalipsis 13:1-18).Amados escogidos, los exhorto en el Nombre bendito del Eterno Dios a no se dejarse engañar por este sistema de cosas. La Palabra de Dios es muy clara en cuanto a que en los últimos tiempos y días, previos a la venida de nuestro Señor estas cosas iban a suceder. Por lo tanto, en realidad, nada de todo esto nos debería extrañar.

 

Considero que es muy importante que, como escogidos creyentes y practicantes de las Escrituras, tengamos bien claras las diferencias IRRECONCILIABLES que poseemos con la Iglesia Católica de Roma.

 

Por lo tanto, más que nunca antes, ahora es el tiempo de renunciar a la impiedad y a los deseos mundanos, y vivir en este mundo de manera sobria, justa y conforme a la voluntad de nuestro Eterno Dios, aguardando la esperanza bienaventurada, y la manifestación gloriosa de nuestro Señor y Salvador Yeshúa, HaMashiaj (Tito 2: 12, 13).

A continuación les comparto un video en el que verán en detalles el culto ecuménico mencionado en esta bitácora pero podrán, junto al conductor del mismo, analizar a la luz del espíritu profético los detalles luciferinos escondidos en dicho encuentro y las astucias de ramera que el Papa Francisco usa en su mensaje lleno de apariencia de piedad:

 

La copa de la Ramera llena de abominaciones

En los últimos años, han cobrado relevancia los casos de Irlanda, Estados Unidos y
Alemania, en donde las autoridades locales han encontrado culpables a
sacerdotes acusados de pederastia.
Teniendo en cuenta la gravedad de estos delitos, en marzo del
2010, el papa Benedicto XVI emitió un mensaje a católicos de Irlanda, en el que
dijo compartir el sentimiento de traición al enterarse de esos “actos
pecaminosos y criminales”.
Benedicto XVI aclaró que el problema de abuso de menores no era específico de Irlanda ni de la iglesia, sin embargo,
dijo expresar su convicción de que para recuperarse de los crímenes, la iglesia
reconocerá, en primer lugar ante Dios y ante los demás, los graves pecados
cometidos contra niños indefensos.
“Ese reconocimiento, junto con un sincero pesar por el daño
causado a las víctimas y a sus familias, debe desembocar en un esfuerzo
conjunto para garantizar que en el futuro los niños estén protegidos de semejantes
delitos”, dijo el Papa a la gente de Irlanda a través de una Carta Pastoral,
ubicada en el portal web de la Santa Sede del Vaticano.

Aquí algunas cifras publicadas en el estudio “Causas y
Contexto del Abuso Sexual de Menores por sacerdotes Católicos, 1950-2010”
,
realizado por el Comité de Obispos para la Protección de Niños y Jóvenes de la
Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos.
-El 9.7% de los casos de abuso sexual comenzaron en los años
cincuenta.
-El 26.1% en los años sesenta.
-El 35.5% en los años setenta.
-El 22.6% en los años ochenta.
-El 6.2% empezaron entre 1990 y 2002. 
Según los datos disponibles, los sacerdotes ordenados en los
comienzos de los años setenta han sido más acusados de abuso sexual a
comparación de otros períodos.
De un total aproximado de 75 mil 694 sacerdotes,
3 mil 265 han sido acusados de abuso a menores (4.3 %). De ellos: 
-El 56 % ha tenido una sola acusación. 
-El 27 % dos o tres acusaciones. 
-El 14 % cuatro o nueve alegaciones. 
-El 3 % de ellos (149 sacerdotes) han sido los responsables
de casi 3 mil víctimas aproximadamente. 
El reporte supervisado por católicos laicos también señala
las deficiencias en la selección de los candidatos al sacerdocio y en la
educación de los seminarios. La investigación señala que la crisis del abuso
sexual de menores por sacerdotes es un problema localizado particularmente
mayor en un periodo histórico.
La mayoría de casos se presentaron en seminarios
sacerdotales, escuelas y orfanatos, donde niños y adolescentes estaban bajo el
cuidado de religiosos; a lo largo de la historia, el Evangelio era difundido
con mayor potencia en Europa occidental.
Los ideales “de santidad, caridad y sabiduría trascendente,
nacidos de la fe cristiana” se plasmaron en la construcción de iglesias y
monasterios, en la creación de escuelas, bibliotecas, hospitales, internados,
orfanatos, casas cuna, que contribuían a la “identidad espiritual”, informa una
Carta Pastoral del Papa Benedicto XVI.
Según las denuncias documentadas por autoridades civiles de
algunos países, han permitido que se hayan formado redes, asociaciones y
organizaciones que han motivado a antiguas víctimas a denunciar a sus agresores
y cuyo abuso se había presentado desde los años de 1950 a nivel global.

Los primeros casos denunciados de manera pública se presentaron por primera vez en Estados Unidos e Irlanda según el informe John Jay, primer presidente del Tribunal Supremo de Estados Unidos: En 50 años, hubo acusaciones contra 4 mil 392 sacerdotes estadounidenses.

Los primeros crímenes masivos

La Asociación de Sobrevivientes Irlandeses de Abusos a Niños (SOCA), desde el año 2000, han convocado un tribunal especial para investigar exhaustivamente a las órdenes religiosas de algunos países, en algunos casos remitiéndose a décadas atrás en donde se han cometido actos de los más crueles.

Según SOCA ha habido instituciones enjuiciadas y condenadas en cortes criminales y civiles, juzgadas por haber violentado e impuesto una doctrina a las sociedades, con una forma de “tortura de las más despiadadas en la historia humana” contando con el apoyo hasta de personajes políticos de su interés.
SOCA ha logrado documentar una serie de historias y relatos de daños emocionales, sexuales, intimidaciones, físicos y mentales cometidos por parte de sacerdotes y monjas, sufridos por menores en organizaciones e instituciones religiosas:
-En los años de 1870 en el país de Canadá, el gobierno canadiense y las Iglesias Cristianas entre ellas la Anglicana, Católica, Metodista y Presbiteriana, arrebataban a los niños nativos de sus padres para ser internados en escuelas residenciales. Las Iglesias se dedicaban a la destrucción de culturas americanas mediante las misiones, escuelas de reservas indígenas y el proselitismo en todas sus formas.
El objetivo del gobierno y de las Iglesias según la “Convención sobre el Genocidio en Canadá”, era “civilizar” a los nativos, y transformarlos en “europeos de piel oscura”.
Las Iglesias llevaron el trabajo de adoctrinamiento para el gobierno federal con el propósito de “asimilar” a los niños a la sociedad canadiense mediante la eliminación del contacto con sus familias, la prohibición de hablar sus lenguas natales y castigos crueles por practicar su espiritualidad y cultura.
Aunque muchos padres sabían de los crímenes cometidos en las escuelas cristianas, no se podían rehusar a entregar a sus hijos debido a que el no hacerlo implicaba duras penas criminales.
Habían diferencias entre como operaban las diferentes sectas cristianas, pero en todos los casos la prohibición de hablar la lengua nativa, la condena de la cultura nativa como “salvaje” y su espiritualidad como paganismo era algo constante en todos los centros de reclusión.
-Entre los años de 1940 en Canadá cerca de cien mil niños huérfanos eran utilizados para experimentos humanos en instituciones mentales, hoy se conocen como “Los Niños Huérfanos de Duplessis”. La historia comenzó con el mandato de Maurice Duplessis, Primer Ministro de Quebec, entre los años 1940 y 1950.
Los “Hijos de Duplessis” fueron huérfanos que entregados a orfelinatos bajo el cuidado de la iglesia católica por ser considerados “niños del pecado” nacidos fuera del matrimonio. A estos niños completamente sanos les eran diagnosticados como personas mentalmente incompetentes, clasificados como pacientes psicóticos.
En cooperación con la iglesia Católica, y el primer Ministro recababan fondos federales en beneficio de miles de niños, la mayoría de ellos habían quedado huérfanos a través del abandono por una madre soltera.
Algunos de estos niños sufrieron lobotomías, electrochoques, habituales camisas de fuerza y abusos sexuales a manos de los psiquiatras, sacerdotes, monjas y administradores de los centros.
-En Australia cerca de 500 mil pequeños conocidos como los “niños olvidados” fueron víctimas de malos tratos, abuso sexual y descuidos en los orfanatos públicos entre 1930 y 1970.
Tras la Segunda Guerra Mundial, los niños británicos eran trasladados a Australia bajo supervisión estatal, en algunos casos sin autorización de sus padres, otros provenían de contextos sociales desfavorables y en varios casos les hacían creer que sus progenitores habían muerto.
-En el siglo XIX en Irlanda más de 30 mil mujeres rechazadas por sus propias familias por ser víctimas de violación, y tenido hijos sin estar casadas eran consideradas un “peligro moral”, y por tal eran abandonadas a la misericordia de la Iglesia católica, en donde eran explotadas laboralmente, y trastornadas psicológicamente en las “Lavanderías de las Magdalenas”.
Las familias sufrían fuertes presiones para que recluyeran en instituciones a los hijos que hubieran manchado su buen nombre y a menudo los confiaban al cura del lugar. La Iglesia, por su parte, les animaba a que las sometieran a un encarcelamiento ilegal en las lavanderías de la Magdalena.
A las chicas, las despojaba de sus ropas y objetos personales, les cortaban el cabello y les cambiaban sus nombres de bautismo por nombres de santas católicas. Se les imponía un severo régimen de trabajo, de oración y de descanso, y las privaba de todo contacto con el mundo exterior: ni libros ni periódicos, ninguna relación con sus propias familias.
-En Irlanda más de cien mil niños fueron abusados sexualmente, explotados y asesinados en unas 250 escuelas industriales manejadas por la Iglesia católica, entre 1930 y los años 80. Evidenciaron que la Iglesia católica de ese país encubrió los hechos y que el gobierno no verificó lo que ocurría en escuelas, orfanatos, albergues y reformatorios, torturas y abusos cometidos por sacerdotes y religiosas de esa nación.
Según los informes, la Iglesia de Irlanda recibía dinero del gobierno para educarlos pero allí las menores eran víctimas de tocamientos, violaciones, hostigamiento y obligados a efectuar prácticas de sexo oral y a masturbar a religiosos, además de ser sometidos a golpizas rituales y jornadas de hambre.
-Niños robados por monjas en Casa cunas para venderlos en adopciones ilegales. En los años de 1960 en España aproximadamente 20 mil recién nacidos fueron vendidos por monjas, pertenecientes a la congregación de las Hijas de la Caridad.
En los años 60 el sanatorio San Ramón era una clínica privada, ubicada en Paseo de la Habana en Madrid, colaboraba con la Asociación Española para la Protección de la Adopción, cuyas oficinas se encontraban en el mismo edificio del Tribunal Tutelar de Menores de Madrid, constituida bajo el patrocinio del Consejo Superior de Protección de Menores y Cáritas Española.
En la misma clínica se hacía el papeleo con aquellas mujeres embarazadas que no podían hacerse cargo de su hijo y pudieran darlo en adopción. En otros casos familias que esperaban a sus bebés “con gran ilusión”, les informaba que habían fallecido por problemas de cardiopatías, malformaciones, entre otra. La clínica siempre insistía en hacerse cargo de las anotaciones registrales como del entierro.
Las monjas encargadas de los hospicios y médicos integraban las tramas de robo, venta y adopciones irregulares de niños. Según entrevistas de víctimas de la clínica por el Diario el País, los niños eran dados en adopción a padres de otros países EE UU, México, Guatemala, Venezuela que no podían tener hijos.
En el 2009 empezó a constituirse la plataforma de afectados de la clínica San Ramón, par a buscar sus orígenes, tras las irregularidades de su adopción.
-Aproximadamente 150 mil niños fueron robados durante la dictadura “Franquista” para forzar el catolicismo en una sociedad izquierdista en los años 1950 -1980 en España.
Según la Asociación para la Memoria Histórica siguen investigando los casos de los niños robados desde principios de la guerra civil y el franquismo en España. Calculan que fueron más de 150 mil niños desaparecidos en esa época, pero la cifra sigue en aumento.
Cuando una mujer iba a dar a luz, en extrañas circunstancias les informaban de una supuesta defunción del bebé, que no era acreditada físicamente, pero con ello consumaban la desaparición del recién nacido que después con una falsa identidad era tramitada y registrada en otro lugar.
Actualmente en España han creado la Plataforma de Niños Robados durante el franquismo para intervenir en cada caso con la justicia internacional e investigar los casos de desapariciones de menores durante la dictadura en España.
-En el 2010 la “Comisión Deetman” establecida por dos organizaciones católicas entre ellas la Conferencia de Obispos y la Conferencia Religiosa Holandesa, pusieron en marcha la investigación de abusos sexuales y castraciones forzadas que sufrieron entre 10 y 20 mil menores en la década de 1950 en centros psiquiátricos católicos. Según por su “comportamiento homosexual” o castigo por haber denunciado abusos cometidos por el ámbito eclesiástico.
-Representantes de la Iglesia Católica de Bélgica dieron a conocer en una rueda de prensa que en la década de 1960, 475 niños fueron víctimas de abuso sexual por parte del clero de ese lugar, incluían víctimas de hasta 2 años de edad, el delito cesaba cuando las víctimas llegaban a los 15 o 16 años.
Los abusos cometidos se llevaron a cabo en instituciones, escuelas, y sobre todo los internados católicos. Según los datos, aproximadamente 13 víctimas se suicidaron. La comisión dio a conocer que el período de limitación era un problema en el caso de abuso sexual porque las víctimas a menudo confiesan las violaciones cuando son adultos, años después del delito.
-Entre los años 1950 y 2002 en Estados Unidos, se han presentado aproximadamente 10 mil 667 niños abusados por 4 mil 392 sacerdotes.
-En E.U el arzobispo de Milwakee, Rembert G. Weakland, denunció los abusos cometidos del Padre Joseph Murphy quien trabajó durante 27 años en una escuela de niños sordos años en los que abusó sexualmente de los niños entre 1950 y 1974.
En el más grave de los casos de los años 50´algunas madres morían en el proceso de dar a luz por no poder resistir el dolor, pues eran consideradas penitentes que debían sufrir por su pecado, ser madre soltera era considerado una vergüenza. Los partos eran realizados por las monjas sin suturas, sin calmantes y sin antibióticos.
La tortura continuaba haciéndoles firmar a las madres un documento para que los niños fueran dados en adopción. Hasta la fecha se desconoce del paradero de algunos niños y de cuántos fueron arrebatados de sus madres.
Resumen de abusos cometidos por religiosos
-Abuso sexual, físico, psicológico y esclavitud.
-Tráfico de niños, adopciones ilegales y forzadas.
-Negocio corrupto. Grandes ganancias por cada niño recluido en instituciones, escuelas y orfanatos.
-Experimentos con niños: lobotomías y electrochoques.
-Destrucción de culturas: Canadá, Australia, Chile y Argentina
-Niños robados en casas cuna, hospitales, dando por muerto a los recién nacidos en los partos.
Algunos casos más actuales
Según algunas investigaciones y estudios dados a conocer por la Universidad de Salamanca, el Ministerio de Asuntos Sociales de España, algunas Iglesias, Ministerios Públicos del lugar, estudios de la “Junta Nacional de Revisión” en E.U, Arquidiócesis de los Ángeles; dan a conocer de algunos casos de sacerdotes enjuiciados y otros investigados por el crimen de pederastia cometidos en varios lugares, en algunos casos, le dan continuidad a lo sucedido en los años 50´.
Argentina: La Iglesia de Argentina entre 2004 y 2009 hizo público al menos cuatro sacerdotes condenados por abuso de menores.
-El sacerdote Luis Sierra, condenado en 2004 a ocho años de prisión por abusar de tres monaguillos que asistían como alumnos a un colegio religioso de nombre “Claypole” donde él enseñaba.
-El sacerdote Mario Napoleón Sasso, condenado a 17 años de prisión en el 2007 porque consideró que había abusado sexualmente de un grupo de niñas de entre 11 y 14 años.
-El monseñor Edgardo Storni, ex arzobispo de la provincia de Santa Fe, condenado a ocho años de prisión a finales del 2009 por abusar sexualmente a un seminarista en 1992.
Chile:
-El sacerdote José Andrés Aguirre Ovalle, mejor conocido como el “Cura Tato”, fue condenado a 12 años de cárcel en el 2003 por autor de violación, abusos deshonestos reiterados y estupro contra nueve jóvenes entre 1998 y 2002.
-En enero del 2010 el sacerdote Ricardo Alberto Muñoz Quintero, fue acusado por el Ministerio Público del lugar por explotar sexualmente y de manera reiterada a 5 adolescentes, además de abusar sexualmente de una de sus dos hijas, también está acusado de producir material pornográfico infantil, obtenido de los mismos ilícitos.
Colombia:
-En el 2010 fue capturado un clérigo que recibió una condena de 18 años y 4 meses por violar a dos niños de siete y nueve años en el Tolima. El clérigo había huido de la justicia por casi tres años.36 37 En julio de ese mismo año capturaron un sacerdote llamado William de Jesús Mazo Pérez, quien violó al menos tres menores de edad al oriente de Cali.
España:
Una investigación realizada en 1995 por el catedrático de la Universidad de Salamanca Félix López Sánchez y publicada por el Ministerio de Asuntos Sociales de España, dio a
En un estudio publicado en 1995 sobre el comportamiento sexual del clero en España, dio a conocer estadísticas en las que constan pruebas del historial sexual de casi 400 sacerdotes actualmente en activo, se documentó que entre los sacerdotes en activo, un 7% comete abusos sexuales graves con menores.
Estados Unidos:
-Según un estudio de la “Junta Nacional de Revisión” en E.U. un total de 4 mil 392 sacerdotes fueron acusados del abuso sexual de 10 mil 667 menores entre 1950 y 2002.
De ese total, aproximadamente 6 mil 700 casos presentaron suficientes pruebas, otros 3 mil 300 no fueron investigados porque los sacerdotes ya habían fallecido y otros mil no presentaron pruebas fiables para justificar una investigación, según un comunicado divulgado por la diócesis de Yakima, en el estado de Washington.
-De más de 5 mil sacerdotes que sirvieron en la Arquidiócesis de Los Ángeles entre 1930 y 2003, 113 fueron acusados de abuso, según el Informe Oficial del Pueblo de Dios de la Arquidiócesis de Los Ángeles, publicado en febrero de 2004.
Del total de sacerdotes acusados 43 ya murieron, 54 ya no son sacerdotes y 16 permanecen en el ministerio. En 12 casos no se encontraron pruebas suficientes para declarar abuso y sólo cuatro han sido suspendidos y enfrentan juicios.
México:
-En este país cobra importancia particular el caso de Marcial Maciel, fundador de la Legión de Cristo. Maciel, fallecido en 2008, entre acusaciones de abuso sexual contra varios seminaristas y niños y la exigencia por parte de las víctimas de que pidiera perdón.
En 1997 nueve ex legionarios denunciaron abusos sexuales por parte de Maciel. Las acusaciones en contra de Maciel fueron negadas durante años por parte de la Legión de Cristo, que finalmente hoy día ya han sido reconocidos los crímenes del fundador.
– En 2010, la Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual por Sacerdotes (SNAP), dio a conocer una lista de 65 sacerdotes acusados en Estados Unidos de abuso sexual. Dichos sacerdotes se encuentran en varias diócesis de México, algunos de ellos en activo.
-El sacerdote Nicolás Aguilar, procesado en Tehuacán (Puebla) por abuso sexual contra por lo menos sesenta niños.
Irlanda:
-En octubre de 2005 una investigación del Gobierno irlandés en una Diócesis del condado de Wexford revela más de cien casos de abuso sexual a menores por parte de miembros de la Iglesia Católica. El informe contaba con más de 271 páginas de extensión en las que se hacían alegaciones contra 21 sacerdotes que habían estado trabajando desde 1966 y 2002.
-El 20 de mayo de 2009 la Comisión Investigadora de Abusos de los Niños en Irlanda dio a conocer que reúne, tras casi 10 años de investigación, más de 2 mil testimonios que relatan abusos físicos y sexuales por parte de responsables de internados controlados por órdenes religiosas católicas. Que abarca más de 35 mil niños en un período de 86 años de 1914 a 2000.
-El sacerdote irlandés Brendan Smyth, acusado de cometer delitos de abuso a menores de edad en su país.
Pagos por indemnización de Iglesias y gobiernos en diferentes países
Según una recopilación del Ministerio Creciendo en Gracia, y de algunas de Arquidiócesis de lugares como: Arizona, Washington, Iowa y Oregón, quienes han tenido que declararse en bancarrota por las indemnizaciones a víctimas de religiosos.
-$99 mil dólares. Compensación por Lesiones Criminales en Escocia. Pagos oficiales a 18 ex-residentes de orfanatos dirigidos por la Congregación de las Hermanas Pobres de Nazarét durante los años 1960-1980. Estos niños fueron víctimas de múltiples abusos físicos, sexuales y morales, como el de comer su propio vómito.
-En el 2008 el gobierno canadiense pagó 2 mil millones de dólares, la Iglesia Católica de Canadá participó con 79 millones. Pago a víctimas del sacerdote Charles Sylvestre quien según su propia confesión pública dijo haber violado a más de 47 adolescentes.
-En Irlanda las religiosas “Hermanas de la Misericordia” pagaron una compensación de $240 millones de dólares, por indemnización a niños que sufrieron abusos sexuales, físicos y emocionales en internados y otras instituciones católicas dirigidas por esta orden.
-En Irlanda la orden religiosa de los “Hermanos Cristianos”, paga $240 millones de dólares, por compensación a sus numerosas víctimas de abusos en reformatorios e instituciones irlandesas.
-En gobierno Irlandes negoció para obtener inmunidad en denuncias por abusos a cambio de $127 millones de Euros en metálico y en bienes inmuebles.
-En Irlanda, un alto Tribunal obliga al Estado a pagar indemnizaciones a 3 víctimas del orfanato “San José” en Dublin.
-Diócesis de Convington, Kentucky pagó compensación a más de 70 víctimas de abuso sexual por sacerdotes y por más de 50 años de encubrimiento de estos abusos por parte de la misma Diócesis en E.U.
-Diócesis de Delaware, en E.U. busca apoyo de compañías de seguros y otras parroquias para pagar 75 mil dólares a cada una de las 151 víctimas de abuso sexual por un total de $11.3 billones de dólares.
-Arquidiócesis de Los Ángeles paga $660 millones de dólares a 508 víctimas de abusos sexuales por sacerdotes.
– Diócesis de Oakland aceptó pagar $56 millones de dólares a 56 víctimas de acoso sexual por parte de párrocos católicos.
– Diócesis de Pensylvannia paga $3 millones de dólares por compensación a víctima de abuso sexual cuando era niño por parte de sacerdote católico.
Ante lo sucedido en todos los países del mundo la organización Católicas por el Derecho a Decidir manifiestan que la disculpa pública y el reconocimiento de los actos cometidos contra menores de edad son declaraciones “débiles e insuficientes” ante el deber que tiene la institución católica de “reparar las injusticias del pasado” y establecer las medidas y acciones concretas necesarias para superar esta problemática.
Asimismo, María Consuelo Mejía de Católicas por el Derecho a Decidir expresó “su decepción y preocupación por la falta de interés real del alto clero católico para enfrentar las consecuencias éticas, sociales y penales de los delitos atroces cometidos contra menores, al amparo de la institución religiosa, al no proponer medidas eficaces para combatir esta situación”.

Arzobispo denuncia al Papa por corrupción en el Vaticano

El arzobispo Carlo María Viganó, actual embajador de la Santa Sede en Estados Unidos (EE.UU.) y ex-secretario general del Governatorato de la Ciudad del Vaticano, denunció este miércoles al Papa Benedicto XVI por “corrupción y mala gestión” en la administración de la institución religiosa.
La denuncia fue publicada en la prensa italiana, cuyos diarios Corriere della Sera y Libero Quotidiano difundieron extractos de una carta escrita por Viganó en la que expresó que se lamentaba por “las corruptelas y privilegios” que había visto tras asumir el cargo de secretario general del Governatorato en julio de 2009.
Jamás habría pensado encontrarme ante una situación tan desastrosa“, que pese a ser “inimaginable era conocida por toda la Curia”, expresó el pontífice en su misiva.

Puntualmente, el Arzobispo denunció que en el Vaticano “trabajan siempre las mismas empresas”, con pagos que duplican los del mercado y agregó que además “no existe transparencia alguna en la gestión de las contratas de construcción y de ingeniería”

También denunció, entre otras, que la Fábrica de San Pedro, que se encarga del mantenimiento de los edificios vaticanos, presentó “una cuenta astronómica”, de 550 mil euros (715 mil dólares), por la construcción del tradicional portal de Belén que se colocó en la plaza de San Pedro en 2009. 
Además, dijo que los banqueros que integran el llamado “Comité de finanzas y gestión” se preocupan más de sus intereses “que de los nuestros” y que en diciembre de 2009 en una operación financiera “quemaron (perdieron) 2,5 millones de dólares”
Con estas evidencias, Viganó terminó diciendo que durante su gestión logró que el Vaticano pasara de ocho millones y medio de perdidas en 2009 a un beneficio de 34,4 millones en 2010.

No obstante, el Arzobispo indicó que con su política de rigor se ganó muchos enemigos y que por ello fue sacado del Governatorato y enviado como Nuncio (embajador) a EE.UU., cargo interpretado como un castigo para el prelado.

Mi traslado (a Estados Unidos) servirá para desanimar a aquellos que creyeron que sería posible limpiar numerosos casos de corrupción y de malversación en la gestión de diferentes direcciones” del Vaticano, indicó.

Según el diario Corriere della Sera, Viga se sentía amenazado por maniobras hostiles en el seno del Vaticano, por lo que decidió dirigirse directamente a Benedicto XVI, un Papa supuestamente considerado “preocupado” por la transparencia en las finanzas. 
La prensa italiana estima que estas denuncias (que aunque fueron publicadas este miércoles datan de más de 10 meses atrás) fueron las que le costaron a Viganó no ser promovido a cardenal, como le correspondía.

Roma preocupada por el matrimonio…

El Vaticano se mostró preocupado por la “banalización” del matrimonio.

La Iglesia Católica sostiene que a menudo los jóvenes se casan sin
prepararse, sin un proyecto duradero y sin aceptar que el matrimonio es
para siempre. La cúpula eclesiástica prepara un documento condenando la
convivencia prematrimonial.

 El Vaticano manifestó este viernes su preocupación por “la
banalización
” del matrimonio católico, sobre todo entre aquellos que se
casan sin conocer el alcance del compromiso adquirido, razón por la cual
la unión podría ser anulada por la Iglesia.

 “Ahora que la visión del matrimonio católico no es compartida por la
sociedad civil y en la mentalidad corriente, no se puede presumir que
ese matrimonio sea válido para la Iglesia católica
“, aseguró el cardenal
Ennio Antonelli, presidente del Consejo Pontificio para la Familia.
Desde hace 30 años la familia está en crisis, hay una montaña de
separaciones, divorcios, abortos, sufrimiento entre las personas”
,
comentó.
Para el purpurado, a menudo los jóvenes se casan sin prepararse, sin
un proyecto duradero y sin aceptar que el matrimonio es para siempre,
hasta que la muerte los separe.
El secretario del Consejo Pontificio, padre Jean Laffitte, sostiene
por su parte que “falta conciencia sobre la santidad del matrimonio
cristiano
“.
El Vaticano prepara un documento de preparación al matrimonio, en el
que condena la convivencia prematrimonial e invita a las familias a
recuperar la tradición de prepararse al matrimonio por etapas.
Para el cardenal Antonelli, es necesario educar a los jóvenes y
adolescentes que viven en contacto “con situaciones difíciles e uniones
irregularidades
“.
El tema será abordado durante el encuentro mundial de la familia que
se celebrará en Milán (norte de Italia) del 30 de mayo al 3 de junio
del 2012, y al que participará Benedicto XVI.

FUENTE: Noticias Argentinas

“EL ECUMENISMO NO CONSISTE EN NEGOCIAR NUESTRAS CREENCIAS”, lo dijo Benedicto XVI evidenciando que la Gran P… quiere a todas sus hijas volviendo a su casa

Ha sido uno de los encuentros de diálogo
ecuménico más simbólicos de su pontificado. El Papa ha visitado el
exconvento en el que entre 1505 y 1511 vivió Martín Lutero, el fundador
de la Reforma protestante.
 Nada más llegar
Benedicto XVI se ha reunido con los principales líderes de la Iglesia
luterana. Les ha dicho que la prioridad del ecumenismo es que la
secularización no provoque que se pierda lo que tienen en común.
Después, ha rezado por la
unidad de los cristianos en una ceremonia en la que la presidenta del
sínodo luterano alemán le ha saludado como “nuestro hermano Benedicto”.
 El Papa ha dicho que
todas las personas necesitan a Dios, y que lo mejor que pueden hacer los
cristianos es “mostrar juntos que Jesús es el Dios vivo”.
Benedicto XVI



En un encuentro ecuménico, no debemos lamentar sólo las
divisiones y las separaciones, sino agradecer a Dios todos los elementos
de unidad que ha conservado para nosotros
”.



Benedicto XVI ha recordado que antes del viaje algunos pidieron que como
regalo por esta visita hiciera concesiones que acerquen a luteranos y
católicos. Según el Papa se trata de un “malentendido político de la fe y
del ecumenismo, que no consiste en valorar ventajas y desventajas para
poder alcanzar un compromiso ventajoso para todos
”.
 Benedicto XVI

La fe de los cristianos no se basa en una valoración de
nuestras ventajas y desventajas. Una fe autoconstruida no tiene valor.
La fe no es una cosa que negociamos o acordamos entre nosotros. Es el
fundamento sobre el cual vivimos. La unidad no crece mediante la
valoración de ventajas y desventajas, sino profundizando cada vez más en
la fe mediante el pensamiento y la vida
”.

 Entre los 300
participantes estaba el presidente alemán Christian Wulff y la canciller
Angela Merkel. Además, cantó un coro formado por niños católicos y
protestantes.
 Esta tarde el Papa
viajará a la ex Alemania del Este, donde visitará un santuario católico
símbolo de la resistencia contra el comunismo.