españa

El Coronavirus y la Sociedad de la Mentira Global.

Por Pedro Luis Angosto

Durante el año pasado se registraron en España 277.000 casos de cáncer. La mitad de los enfermos morirán en un plazo inferior a cinco años, sufriendo durante el resto de su vida un calvario indecible de idas y venidas al hospital, de quimio y radioterapia, de dolor y sufrimiento y de miedo indescriptible. En una sociedad avanzada y civilizada, las investigaciones para curar o paliar el cáncer, las enfermedades cardíacas y las degenerativas deberían ocupar un lugar preeminente, dedicándoles todos los medios económicos posibles. Del mismo modo, en un mundo civilizado y justo, la Organización Mundial de la Salud, en vez de callar, debería denunciar los precios altísimos de los tratamientos para esas enfermedades que están arruinando a los sistemas estatales de salud, declarar la libertad de todos los países copiar cualquier medicamento que sirva para mejorar la vida de los enfermos y condenar el reparto mafioso y monopolístico de los nuevos tratamientos por parte de los grandes laboratorios. No lo hace, mira para otro lado, y la curación de esas enfermedades que tanto dolor causan a tantísima gente se pospone hasta que la mafia quiera. 

El año pasado murieron en España por accidente laboral casi setecientas personas, resultando heridos de gravedad o enfermos debido al trabajo varios miles de personas. Las causas están claras, precariedad laboral, jornadas interminables, destajo, escasas medidas de seguridad y explotación. Ningún organismo estatal ni mundial alerta sobre el deterioro de las condiciones de trabajo ni esas víctimas, que podrían haberse evitado con muy poca inversión, abren los telediarios ni ocupan más de su tiempo.

En 2019, seis mil españoles murieron de gripe, una enfermedad tan común como el sarampión que  mata todos los años a miles de personas en África sin que la OMS exija a los Estados miembros que aporten las vacunas necesarias -que valen cuatro perras- para evitar ese genocidio silencioso. Al fin y al cabo, la mayoría son negros.

En 2018, más de cuarenta mil personas murieron en España por la contaminación ambiental, siendo directamente atribuibles a esa misma causa el fallecimiento de ochocientas mil personas en la Unión Europea y casi nueve millones en el mundo, aparte de los millones y millones que padecen enfermedades crónicas que disminuyen drásticamente su calidad de vida.

En 2017 más de seis millones de niños murieron de puta hambre en el mundo mientras en los países occidentales se tiran a la basura toneladas y toneladas de alimentos. Ese mismo año, más de dos mil millones de personas trabajaron jornadas superiores a 15 horas por menos de 10 euros al día. Ningún informativo, ningún periódico, ninguna radio lleva días y días insistiendo machaconamente en esa tragedia que martiriza a diario a media humanidad y amenaza con llevarnos a todos a condiciones de vida insufribles.

La suspensión del Congreso Internacional de Móviles de Barcelona -Congreso que probablemente no se vuelva a celebrar tal como lo hemos conocido en años sucesivos- no se debió al coronavirus, sino a la exhibición que las grandes tecnológicas chinas iban a hacer sobre sus avances en el 5G

Hace unas semanas surgió en una región de China un virus que causa neumonía y tiene una indicencia mortal menor al uno por ciento. Los medios de comunicación de todo el mundo, acompañados con las redes sociales de la mentira global, decidieron que ese era el problema más terrible que había azotado al mundo desde los tiempos de la peste bubónica del siglo XIV que diezmó la población de Europa en casi un tercio. No hay telediario, portada de periódico por serio que sea o red social en la que el coronavirus no ocupe un lugar preferente y reiterativo hasta la saciedad, como si no tuviésemos bastante con las enfermedades ya conocidas que matan de verdad a muchísima gente después de largos periodos de sufrimiento y tortura vital. No sé como surgió ese nuevo virus, tampoco si es nuevo, carezco de conocimientos científicos para ello, lo único que sé es lo que cuentan los especialistas, y es que apenas mata ni deja secuelas importantes. Pese a ello, a que lo saben, los informativos siguen creando alarma a nivel mundial. ¿Por qué?

No creo que nada de lo que pasa en el mundo sea por casualidad, ni que los informativos ignoren inocentemente el número de muertos por guerras absurdas que cada año asolan al mundo de los pobres. Vivimos un tiempo de relevos, la potencia hegemónica –Estados Unidos– tiene por primera vez desde el final de la Guerra Fría un serio competidor que se llama China. Ese competidor fue alimentado desde los años ochenta por las potencias occidentales debido a su enorme población, a su pobreza y a los salarios bajísimos de sus trabajadores. Han pasado cuarenta años y lo que entonces pareció una decisión magnífica para acabar con los Estados del Bienestar, abaratar costes e incrementar riquezas de modo exponencial, ha tomado otro cariz y ahora esa potencia pobre produce casi el 18% de todo lo que se fabrica en el mundo y está en disposición de dar el gran salto que la coloque en como primera potencia mundial, algo que será inevitable haga lo que haga Trump y sus amigos porque tienen el capital, la tecnología y la mano de obra necesaria. La suspensión del Congreso Internacional de Móviles de Barcelona -Congreso que probablemente no se vuelva a celebrar tal como lo hemos conocido en años sucesivos- no se debió al coronavirus, sino a la exhibición que las grandes tecnológicas chinas iban a hacer sobre sus avances en el 5G. Se trataba de impedir de cualquier manera que los chinos pudiesen demostrar que hay campos en los que ya están por delante de Estados Unidos y, por supuesto, de Europa. No hay otra explicación ni otra razón. Con la cancelación del congreso de Barcelona y la información apocalíptica sobre las consecuencias de la expansión del coronavirus se daba un paso más en la nueva guerra fría que se ha inventado Donald Trump, dejando claro a China que todo vale en la guerra y que su ascenso al primer puesto les va -nos va- a costar sangre, sudor y lágrimas.

El coronavirus es una enfermedad que no arroja datos alarmantes, primero porque no se expande al ritmo de las grandes epidemias que ha sufrido el mundo, segundo porque tampoco los porcentajes de mortandad son equiparables a los de otras plagas como la “gripe española”. Sin embargo, y dentro de un lenguaje medieval, se está intentando crear pánico a escala global y por eso cada día nos cuentan el nuevo caso que se ha descubierto en Italia, Croacia, Malasia o Torrelodones, uno por uno, haya dado muestras de quebranto o no. Se trata de alimentar el bicho del miedo a escala global con fines estrictamente políticos y económicos, y nunca antes como hoy, en la sociedad de la desinformación, han existido tantos medios para imponer las mentiras como verdades absolutas al servicio de intereses bastardos. El coronavirus no es el fin del mundo ni nada que se le parezca, es una enfermedad normal, como tantas y con poca mortandad, pero la manipulación mediática interesada puede llevarnos a una crisis de consecuencias devastadoras.

Tomado de: Nueva Tribuna

España en su recta final. El FMI extiende su sombra y presiona

fmi-christine-lagarde-rescate-financiero
El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha pedido a España un recorte de los salarios a los trabajadores y trabajadoras.
En su análisis anual de la economía de la eurozona publicado este lunes, la institución internacional ha vuelto a destacar la reforma laboral de 2012 como punto de partida para continuar con las medidas neoliberales y avanzar hacia una mayor precarización laboral, haciendo cada vez más barato el despido de trabajadores por parte de empresarios.
Asimismo, las recomendaciones del FMI destacan la importancia de “garantizar las condiciones para continuar con la moderación salarial y la diferenciación de los incrementos salariales entre empresas y sectores”.
Por otro lado, el FMI recomienda la bajada de impuestos a las empresas y la privatización de servicios públicos.

El Camino del Falso Profeta: Zapatero propone crear una “autoridad religiosa global” para velar por la paz mundial

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha propuesto este martes la creación de una “alianza permanente entre las confesiones religiosas“, vinculada a la ONU y a la Alianza de Civilizaciones, para crear una “autoridad religiosa global” con dos principios, el respeto al pluralismo religioso y la paz y la libertad, y la condena de toda violencia.
Eso sí, ha advertido de que, para ser útil, ese diálogo ecuménico no debe ser sólo sobre la fe, sino estar abierto a la sociedad. De hecho, cree que sería “muy deseable” un diálogo de los líderes religiosos de todas las confesiones con organizaciones feministas, porque cree que las religiones “tienen un problema” con los derechos de las mujeres, y que ese asunto tiene “gran influencia en la forma de entender la vida“.
Zapatero se ha expresado así en un coloquio sobre el papel del diálogo interreligioso en la promoción de la paz. A su juicio, los líderes religiosos deberían trabajar conjuntamente en cuatro campos: juventud, medios, migraciones y educación -en ellos trabaja ya la Alianza de Civilizaciones promovida por el propio Zapatero-.
Además, cree que la primera tarea de los líderes religiosos debería ser la paz en Oriente Próximo, que a su juicio es el “tumor primario” de la inestabilidad en la región. Así, ha pedido a los líderes del judaísmo, el islamismo y el cristianismo un llamamiento “ecuménico” y un “compromiso renovado” a favor de la paz en Oriente Próximo, en colaboración con la ONU, “que debe ser la gran institución para la paz”.
Alianza por la paz en Oriente Próximo
Zapatero se ha referido en concreto a los enfrentamientos entre Israel y Hamás y ha reclamado una “alianza liderada por la ONU para el cese inmediato del uso de la fuerza y la violencia en Gaza” y la puesta en marcha de una mesa de paz. Como primer paso, ha pedido exigir a ambas partes que acepten un alto el fuego inmediato y que se vuelva a la iniciativa de paz árabe del año 2000.
La vida de un niño de Israel vale lo mismo que la vida de un niño palestino, lo vale todo“, ha dicho Zapatero, que ha relatado haber escuchado ya muchas “excusas” para no emprender el proceso de paz. Y ha recalcado que la paz no es sólo evitar la guerra, sino que es “la cultura de la palabra como acción” y, además, ha situado la paz en el “fundamento de los derechos humanos“.
A su modo de ver, la clave es que ninguna religión puede plantearse como “excluyente” ni pretender que sus creencias son las únicas verdaderas, sino que la única “verdad es la libertad, el respeto a todas las confesiones“. “No hay herejes, hay personas que piensan de manera diferente o tienen diferentes ideas y en nombre de ninguna fe puede ampararse el odio y el fanatismo“, ha remachado.
Además, ha subrayado que los procesos democráticos no pueden imponerse desde el exterior y que cada país debe seguir su propio camino, y ha puesto como ejemplo el caso de Túnez, o las reformas de Marruecos.
Del mismo modo, ha subrayado que la invasión de Irak no ha llevado la democracia al país. A su juicio, este país necesita un gobierno de unidad, un gran pacto para frenar la guerra sectaria, pero también un entendimiento religioso, que cree que podrían fomentar la Liga Árabe o la Organización de la Conferencia Islámica.
En España, “el terrorismo ha perdido”
Zapatero ha destacado que la paz y las libertades sólo se logran con el diálogo y la política y “la política no admite la violencia“, sino que “la violencia es una negación de la política“. Sólo se ha referido a España para recordar que también hubo “40 años de sufrimiento a causa del fanatismo” y y decir que la España de hoy es un ejemplo de “cómo la paz se impone a la confrontación, el pluralismo se impone a la exclusión” y “el terrorismo ha perdido ante la libertad, el fanatismo ante la razón y las bombas ante la palabra“.
España, ha dicho, es “un buen testimonio de la superioridad de los valores democráticos” y de la “grandeza que supone la lucha por la paz”, una paz, ha añadido, con “memoria de las víctimas y con la generosidad que la paz siempre implica”.
Para Zapatero, los “factores de identidad de las personas y los pueblos son los que motivan los peores y los mejores sentimientos“, y “en nombre del nacionalismo se han llevado a cabo las mejores y peores acciones“, igual que cada civilización -de las que forman parte esencial las religiones- ha supuesto mejoras y también retrocesos en su desarrollo.
Fe en el proyecto europeo
El ex jefe del Ejecutivo ha aprovechado para subrayar también su fe en el proyecto europeo y ha confiado en que no se ceda a la tentación de “revisar la historia”, propia de las crisis. A su juicio, cuando la UE avance más rápidamente en su integración volverá a sentirse fuerte. Zapatero ha calificado de “gran cambio” la elección del presidente de la Comisión Europea por la Eurocámara, pero reconoce que esos cambios “necesitarán desarrollo”.
Además, considera que la UE no debe frenar su ampliación, porque están llamando a la puerta varios países, entre ellos los Balcanes y Turquía, un país cuya entrada sería, a su juicio, “muy importante y positiva” para una “Europa abierta”.

La historia negra que se esconde en la memoria del rey Juan Carlos I de España

Lo que sucedió aquel 29 de marzo de 1956 sacudiría a Juan Carlos por el resto de su vida. En ese entonces, tenía 18 años. Estaba con su familia, los condes de Barcelona Juan y María de Borbón, en Estoril, la localidad portuguesa donde la familia real vivió durante la dictadura de Francisco Franco. Juan Carlos estaba con su hermano menor, Alfonso. Jugaban a gatillar una pistola aparentemente descargada, pero en su interior quedaba una bala. El tiro fue directo hacia el rostro de Alfonso, de 15 años, quien murió en el acto. “Aquel día se me paró la vida”, relató la madre. El episodio es conocido como “la leyenda negra de la monarquía”.
El comunicado oficial de la monarquía dio otra explicación. “Mientras su Alteza el Infante Alfonso limpiaba un revólver aquella noche con su hermano, se disparó un tiro que le alcanzó la frente y lo mató en pocos minutos. El accidente se produjo a las 20:30, después de que el Infante volviera del servicio religioso del Jueves Santo, en el transcurso del cual había recibido la santa comunión”, decía.
Los intentos de los reyes de esconder el homicidio accidental de su hijo en manos de su hermano mayor para protegerlo de la opinión pública y evitar problemas en la sucesión monárquica fueron vanos. Poco después, se daría a conocer la verdad. “Apretó el gatillo sin saber que el arma estaba cargada”, fue una frase repetida una y otra vez por los allegados de la familia real. Se cuenta que la culpa persiguió a Juan Carlos, aunque siempre evitó romper el silencio sobre ese día fatal. Su madre fue quien más sufrió, quien les había dado la pistola para que se entretuvieran un rato durante ese día de lluvia.
“Don Alfonso recibió sepultura en el cementerio de Cascais, al mediodía del sábado 31 de marzo de 1956. Don Juan Carlos asistió a la ceremonia vestido con el uniforme de oficial cadete de Zaragoza. Incapaz de soportar la presencia de su hijo mayor, Don Juan le ordenó que volviera a la Academia Militar. El general Martínez Campos y el comandante Emilio García Conde se habían presentado allí con un avión militar español en el que el Príncipe fue devuelto a Zaragoza”, recoge el historiador inglés Paul Preston, autor de diversas obras de historia contemporánea de España y miembro de la Academia Británica de Historia.

Consideren este documental: 

Las claves para entender la figura (y la abdicación) del Rey de España

Juan Carlos I ha decidido ceder el trono a su hijo Felipe en los peores momentos de popularidad de la monarquía. Pero eso no siempre fue así. A continuación, algunos antecedentes para comprender el rol del monarca en la historia reciente de su país.
– Sucesor de Franco: cuando el 20 de noviembre de 1975, muere Francisco Franco, todo los ojos se volcaron hacia el príncipe Juan Carlos. Seis años antes, el dictador español había dispuesto que su sucesor en la jefatura del Estado, fuera el joven e inexperto Borbón, Cuando dos días después, el Congreso español lo proclama, las voces discordantes no se acallaron. Desde los sectores opositores al régimen, lo veían como un títere del franquismo. Desde los sectores monárquicos, no lo reconocían como digno sucesor. En ese sentido, fue clave el rol de su padre, Juan de Borbón, conde de Barcelona, quien rápidamente decidió renunciar a sus derechos a la Corona para no entorpecer el camino de su hijo y seguir la línea natural de sucesión. Entonces, no eran pocos los que en privado hablaban de “Juan Carlos, el breve”, anticipando, lo que creían, sería un corto y poco prometedor reinado.
– Golpe de 1981: es imposible entender la figura del Rey sin conocer el rol que jugó en la jornada del 23 de febrero de 1981. Ese día, sectores de las fuerzas armadas, nostálgicos del antiguo régimen, irrumpieron en el Congreso español con la idea de concretar un golpe de Estado. Largas horas de tensión hicieron temer el fin de la delicada transición española. Pero a las 1.14 de la mañana del día siguiente, una intervención televisada de Juan Carlos desde el Palacio de la Zarzuela selló la suerte de los sublevados. No sólo dejó en evidencia que la intentona no contaba con su apoyo, sino que se transformó -a ojos de los españoles- en uno de los principaples baluartes de la democracia que comenzaba a fraguar.
– Alza de popularidad: tras el papel jugado por el monarca aquel día de febrero de 1981, la popularidad del Rey y de su familia subió como la espuma. Incluso sectores de la izquierda, tradicionalmente favorables a la restauración de la República, no tardaron en reconocer la muñeca política y favorable al consenso de Juan Carlos. De hombre pusilánime para algunos, se transformó en un estadista que se llevaba incluso mejor con los “ajenos” que con los “propios”. Conocida fue, por ejemplo, su buena sintonía con el socialista y ex presidente del Gobierno, Felipe González. Bueno para las bromas y de talante campechano, su carácter extrovertido se compensaba con la tranquilidad y temple que a su lado representaba Sofía, una princesa griega que rápidamente se ganó el aprecio de los españoles.
– Protección de la prensa: la popularidad de la que gozaba Juan Carlos y su familia -que llevaba a que muchos se declararan “juancarlistas” antes que “monarquistas”- se vio rápidamente plasmada en la prensa. Mientras las familias reales de otros rincones de Europa eran constantemente acosadas por los periodistas que no dudan en escudriñar en sus vidas privadas como en la de cualquier figura pública, en España, las reglas eran muy diferentes. El periodismo ibérico, de las más agresivos en temas del corazón, trataba con guante blanco a los borbones. De hecho, cada vez que algún periódico dedicaba páginas de investigación a asuntos de la familia real -como las circunstancias en torno al accidente vascular de uno de los yernos del Rey a principios de los 2000- surgían las voces que destacaban la osadía del medio.
– El peor de los momentos: sin embargo, aquella popularidad, respaldo y protección hoy pasan por sus horas más oscuras. Con el telón de fondo de la peor crisis económica e institucional por la que puede atravesar España, el Rey Juan Carlos ha sufrido su propio declive. A su mal manejo de imagen -representado por aquellas fotos en una jornada de caza en Botsuana que lo obligaron a pedir disculpas públicas- hay que sumar los gravísimos escándalos financieros que rodean a su familia. Tanto es así que incluso hay quienes han querido ver en la sorpresiva abdicación del rey, una suerte de anuncio de que la Infanta Cristina -segunda hija del monarca- podría ser procesada por el escándalo de corrupción que involucra a su marido, Iñaki Urdangarín. Este caso -calificado como un verdadero “martirio” por la Casa Real- no solo echó por la borda la imagen de probidad y sencillez de familia, sino que puso en entredicho la capacidad de controlar a su entorno por parte del Rey.
– ¿Regreso a la República?: hace 10 años, cuando aún la popularidad de la monarquía gozaba de buena salud, se publicó en España un libro titulado, “¿Reinará Felipe VI?”. Era la víspera del matrimonio del príncipe Felipe con la plebeya Letizia y quedaban así plasmadas las dudas sobre el futuro de la Corona después de Juan Carlos. Nadie dudaba que Felipe era la persona mejor preparada para suceder a su padre, pero tampoco se ponía en tela de juicio que la España del siglo XXI, era muy distinta a la de la Transición que había vivido su padre. Sectores favorables a la restauración de la República aseguraban que la Monarquía ya había cumplido su papel como garante y que hoy se necesitaba un nuevo marco institucional. Cuando nació la primera hija de la pareja de herederos, Leonor, quedó en evidencia que todavía regía la norma que daba prevalencia a los hombres por sobre las mujeres al momento de acceder al trono. Hacer la reforma legal, podía implicar, entonces, abrir la puerta para cambios y debates más profundos que muchos no estaban dispuestos a asumir. Aquella norma aún está vigente.

¿Quién es Felipe de Borbón y Grecia, el próximo rey de España?

Luego de que
el rey de España, Juan Carlos de Borbón, abdicara este lunes en favor de su
hijo comienzan los preparativos para la coronación de su hijo Felipe.
Felipe de Borbón y Grecia, Príncipe de Asturias y heredero
de la Corona, es el primer hijo varón de los Reyes, Juan Carlos y Sofía y será
a los 46 años nuevo rey de España tras la abdicación de su padre.
Nacido en Madrid el 30 de enero de 1968 y casado con Letizia
Ortiz Rocasolano
desde el 22 de mayo de 2004, tienen dos hijas, las infantas
Leonor, nacida el 31 de octubre de 2005 y Sofía, el 29 de abril de 2007.
Es Príncipe de Asturias, título que recibe el heredero de la
Corona española, desde 1977.
Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid,
realizó un máster en Relaciones Internacionales en la Universidad Georgetown de
Washington (EEUU).
Desde julio de 2009, es teniente coronel de los ejércitos de
Tierra y Aire y capitán de fragata en la Armada.
Sus primeras apariciones oficiales se produjeron en
noviembre de 1975, tras la proclamación como rey de Juan Carlos de Borbón.
Desde que terminó sus estudios universitarios y su formación militar, ha
realizado una intensa actividad pública.
En 1981 presidió su primer acto oficial y pronunció su
primer discurso en la entrega de los Premios Príncipe de Asturias.
En 1986, al alcanzar la mayoría de edad, prestó juramento
ante las Cortes de desempeñar fielmente sus funciones y de guardar y hacer guardar
la Constitución, según el artículo 61 de la Carta Magna.
Ha visitado oficialmente 14 de las 17 comunidades autónomas
de España y, desde 1996, es el representante de España en las tomas de posesión
de los jefes de Estado iberoamericanos.
Ha viajado a numerosos países europeos y americanos, así
como del mundo árabe, Extremo Oriente y Oceanía. El príncipe muestra un
especial interés por todos asuntos relacionados con la UE, Oriente Medio, Norte
de África e Iberoamérica.

Felipe de Borbón asiste con regularidad a las exposiciones
económicas y comerciales organizadas por España en el extranjero; y presta una
especial atención a la difusión de la cultura española, sobre todo, a través
del Instituto Cervantes.
Mantiene regulares encuentros y reuniones con los órganos
constitucionales y con las principales instituciones del Estado para estar al
corriente de sus actividades. También asiste a reuniones de distintos
organismos de la Administración del Estado y de las Comunidades Autónomas
(regiones).
Periódicamente visita instituciones extranjeras para conocer
sus actividades y, entre otros, ha viajado a las sedes de la ONU, la Unión
Europea, la OTAN o la OCDE.
Hay determinados actos institucionales en los que acompaña
al Rey, como la Pascua Militar o la recepción al Cuerpo Diplomático. El 12 de
junio de 2010 acompañó a los Reyes en la conmemoración del 25 aniversario de la
firma del Tratado de Adhesión a la CEE por parte de España.
Durante la convalecencia del Rey, tras ser intervenido de un
nódulo pulmonar el 8 de mayo de 2010, sustituyó al monarca en los actos de su
agenda, como la cena a los jefes de Estado y de gobierno participantes en la
Cumbre UE-América Latina (17 de mayo) y la entrega de la Copa del Rey (19 de
mayo).
Desde el 18 de noviembre de ese año se incorporaron a sus
actividades oficiales las audiencias militares, cometido que hasta entonces
ejercía exclusivamente el Rey.
En 2011 y debido a la los problemas de salud del rey Juan
Carlos, Felipe de Borbón, por primera vez desde que cuenta con agenda oficial,
tuvo más actos que su padre.
Tras el nuevo accidente sufrido por el rey el 14 de abril de
2012, volvió a retomar parte de su agenda, con actividades como la entrega del
Premio Cervantes, el 23 de abril, o la final de la Copa del Rey, el 25 de mayo.
El 17 de noviembre el Príncipe participó en el almuerzo de
trabajo ofrecido por el rey a los jefes de Estado y de Gobierno participantes
en la XXII Cumbre Iberoamericana celebrada en Cádiz, en la jornada de clausura,
lo que consolida su presencia en las cumbres que tienen lugar en España como
ocurrió en Salamanca en 2005.
Es presidente de honor de varias asociaciones y fundaciones,
destacando por su especial vinculación la Fundación Principado de Asturias.
Desde 2009, año de su constitución, es también presidente de honor de la
Fundación Príncipe de Girona.
Tras su matrimonio con la princesa de Asturias el 22 de mayo
de 2004, ambos mantienen una apretada agenda tanto en el interior como en el
exterior de España.
El primer viaje de la pareja al extranjero tuvo lugar el 28
de junio de 2004, con una visita al Papa Juan Pablo II en el Vaticano. Su
primera visita oficial fuera de Europa fue a México entre el 17 y 20 de julio siguiente.

Aficionado al deporte, fue miembro del equipo olímpico de
vela en clase Soling en los Juegos de Barcelona de 1992, en cuya inauguración
desfiló como abanderado del equipo español.

FuenteEl País

Felipe VI será Rey de España… la abdicación y la funciones de un rey español

Como consecuencia de la abdicación del rey Juan Carlos de Borbón y Borbón al trono de España, entendemos que en un muy corto espacio de tiempo – unos pocos días – Felipe de Borbón y Grecia tomará posesión como Jefe de Estado y lo hará con el nombre regio de Felipe VI.

Pero, ¿cómo es el proceso legal que hay que seguir para aceptar la abdicación y coronar al nuevo monarca?

El reglamento del Congreso de los Diputados ofrece vías rápidas para la aprobación de las leyes, incluidas las orgánicas y, la abdicación del primer monarca de la España constitucional debe ordenarse mediante un texto de este tipo, tal y como estipula la propia Constitución española.
Mañana martes se reunirá el Consejo de Ministros en sesión extraordinaria para dar su aprobación al necesario proyecto de ley. Un proyecto que, tanto el Gobierno de Mariano Rajoy como el de José Luis Rodríguez Zapatero, negaron tener en mente pese a que el título II de la Carta Magna permanecía en un buen número de sus aspectos sin desarrollar.
El proyecto de ley que apruebe mañana el Gabinete será remitido de manera inmediata al Congreso de los Diputados que podría, reunido en pleno, dar el visto bueno a su aprobación mediante el procedimiento de lectura única.
Sería posible incluso que en la misma sesión plenaria se procediera a dicha aprobación para lo cual es necesario el voto a favor de la mayoría absoluta de la Cámara, es decir, 176 diputados.
Una vez aprobado en el Congreso, el proyecto de ley orgánica pasa al Senado que lo aprobaría también en una sola sesión y por mayoría absoluta de sus miembros. De esta forma apurando al máximo el procedimiento exprés, la proclamación del Heredero como Rey de España podría quedar resuelta esta misma semana.
Mariano Rajoy ha recalcado en su comparecencia urgente esta misma mañana que todo el proceso se desarrollará “con normalidad” tal y como estipula el artículo 57.5 de la Constitución española.
¿CÓMO ES EL PROCESO DE ABDICACIÓN?

Con la abdicación de Juan Carlos I de España, la nación ibérica comienza un nuevo capítulo de su monarquía constitucional. Pero, ¿qué significa esto y cómo será el proceso político hasta la coronación del nuevo rey?

La abdicación es el supuesto más normal, aunque sea poco frecuente, y se produce por voluntad del Rey, quien mediante este acto transmite anticipadamente los derechos, prerrogativas y funciones propias de la Corona a su legítimo heredero.

No se produce necesariamente por una crisis institucional ni por pérdida de legitimidad política. Basta la voluntad de poner fin al ejercicio de las funciones regias por cualquier motivo. Tampoco afecta al estatuto de la Corona.

Las previsiones constitucionales en relación con este evento son escasas y el hecho de que se produzca por primera vez desde la aprobación de la Constitución impide hacer pronósticos sobre el desarrollo del proceso.

Según el artículo 57.5 de la Constitución Española, “las abdicaciones y renuncias y cualquier duda de hecho o de derecho que ocurra en el orden de sucesión a la Corona se resolverán por una ley orgánica”. Corresponde a las Cortes Generales (Congreso y Senado) decidir en sesión conjunta a tenor de lo establecido en art. 74.1 de la carta magna. La Ley orgánica a la que alude la Constitución es, en este caso, la manera de formalizar el acto constitucional en que la abdicación consiste, pero esta Ley Orgánica no tiene significado normativo, si se puede hablar así.

Los pasos resumidos de todo este protocolo político son los siguientes:

– El escrito de abdicación debe ir refrendado por el presidente del Gobierno a los efectos formales de conocimiento.
– El presidente del Congreso, que a estos efectos ejerce como presidente de las Cortes, convoca a las dos juntas de portavoces, reunión a la que asisten el presidente del Senado y el ministro encargado de las relaciones del Gobierno con las Cortes, para acordar el orden del día, que debe tener ese solo punto. En dicha reunión se explicita si algún grupo tiene dudas sobre la validez jurídica del escrito de abdicación.
– Si no las hay, la reunión conjunta de las Cámaras sería muy corta. El presidente del Congreso, que encabeza la reunión, da lectura a un escrito muy breve, que se referirá exclusivamente a la aceptación de la referida validez jurídica. Nada de discutir su conveniencia, ni de convertir la sesión en un debate sobre la monarquía ni sobre su titular.
– Si en las intervenciones no ha habido discrepancias, el presidente, de conformidad con los artículos 82.1 y 83 del Reglamento del Congreso, propone la aprobación por asentimiento.
– Si hay discrepancia, habrá que votar. Como lo conveniente es que la votación sea secreta, basta con que lo pidan dos grupos parlamentarios o la quinta parte de los diputados y senadores presentes. Si nadie la pide, puede decidirlo el presidente.
– El presidente del Congreso dará cuenta del resultado al rey y ordenará la publicación oficial.
– La abdicación surtirá efecto el mismo día de dicha publicación oficial.

¿Cuáles son las funciones del rey de España? 

El Rey es el Jefe del Estado y representa a España de forma permanente. Todas las figuras políticas son transitorias y a veces desconocidas en el exterior, pero todo el mundo conoce al Rey de España a causa de su permanencia, lo que puede ser un factor de promoción para todo lo español. Esta permanencia es un factor decisivo en todo lo que se refiere a la política exterior, convirtiéndose así el Rey en un superministro de Asuntos Exteriores por encima de los partidos.

En segundo lugar, tiene funciones arbitrales y moderadoras, que vienen expuestas en el artículo 62 de la Constitución Española y que debe realizarlas con el refrendo correspondiente del Presidente del Gobierno, de un ministro o del Presidente del Congreso de los Diputados. Consisten en coadyuvar de forma solemne con su firma o presencia en los actos de Estado generalmente decididos por otros.

En cualquier caso, estas funciones arbitrales y moderadoras no ofrecen ningún problema, puesto que están reguladas al detalle, aunque dentro de ellas cabría distinguir la función de reserva que el Rey puede adoptar, como ocurrió el 23 de febrero de 1981 con el fallido golpe de Estado en España.

En tercer lugar, el Rey posee también unas funciones mediadoras que derivan no tanto de su posición de Jefe del Estado, como sobre todo de ser la cabeza de la Nación; es decir, la de poseer una magistratura no política, en tanto que representante de toda la sociedad. En tal sentido, no puede ser un hombre de partido o incluso un mero gobernante, sino que debe ser un referente de la sociedad.

De esta manera, el Rey debe escuchar, aconsejar y recibir a miembros de todos los estamentos para poder así estar informado de lo que sucede en su país. Y ello con la salvedad de que, siendo inviolable, tiene una libertad de expresión limitada, porque no puede decir lo que verdaderamente piensa, sino lo que crea que se debe escuchar.

Fuente consultada: El Mundo

El Rey Juan Carlos renunció al trono de España en favor de su hijo Felipe y de lo establecido por el Club Bilderberg

Justo y “casualmente” después de que el Club Bilderberg terminara las sesiones de su encuentro anual número 61, las noticias se ven conmovidas con las reformas que el gobierno español (representada por la reina Sofía y el ministro español de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo) aceptó instalar en esa nación frente a los 140 asistentes de esta sociedad secreta tan perversa.

Así pues, iniciando los pasos luciferinos de cambios favorables a la élite, el rey Juan Carlos de España sorprendió hoy al mundo con el anuncio de su abdicación a la corona de España. El anciano monarca justificó ante los ciudadanos su decisión de abdicar en su hijo, el príncipe Felipe, asegurando que “una nueva generación reclama con justa causa el papel protagonista” en el país.

El monarca español, de 76 años, dijo en su retirada: “Hoy merece pasar a la primera línea una generación más joven, con nuevas energías, decidida a emprender con determinación las transformaciones y reformas que la coyuntura está demandando“.
Lo hizo en un mensaje a la nación emitido por televisión dos horas y media después de que el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, comunicara en La Moncloa la decisión del monarca de dar un paso atrás en favor de su hijo, de 46 años.

En este mensaje, el monarca aseguró que esta decisión la tomó en enero, al cumplir 76 años, y una vez recuperado ya de su última operación. 
Quiero lo mejor para España, a la que he dedicado mi vida entera“, manifestó el rey, al que se vio emocionado en su despacho del Palacio de La Zarzuela, en el que se grabó el mensaje.
Su hijo, que reinará como Felipe VI, “encarna la estabilidad“, dijo. “Tiene la madurez, la preparación y el sentido de la responsabilidad necesario para asumir la jefatura del Estado y abrir una nueva etapa de esperanza“.

El rey Juan Carlos está aparentando una solidaridad compasiva con el querer de la mayoría de los españoles. Según una encuesta publicada en enero, mientras cumplía sus actuales 76 años, el 62% de los españoles creía que el Rey Juan Carlos de Borbón y Borbón debía renunciar a la
corona. Asimismo, dicha encuesta dio a luz que sólo un 49,9% de españoles apoya la monarquía como forma de gobierno.

Las cargas políticas que lo han obligado a esta abdicación son innumerables. El escándalo del accidente del monarca mientras cazaba en Botsuana, la construcción de un pabellón de caza a cuenta de Patrimonio Nacional y, sobre todo, los casos de corrupción que implican a miembros de la Casa Real han desgastado enormemente la imagen de la monarquía.

Hoy, desde un discurso manipulador nada creíble, el monarca que carga una mochila enorme con sospechas de tapa corrupción en la casa real, presenta su noble voluntad sujeta a un falso deseo de anhelar tiempos nuevos y mejores cosas para la nación española.

Pero estoy convencido que la verdad que se esconde detrás de esto va más allá de lo asegurado por el septuagenario monarca. Estoy convencido que el Club Bilderberg pretende que el príncipe Felipe, al heredar el trono de España, se rodee de los poderes económicos de su controvertida institución, por lo cual Juan Carlos I ha sido presionado a abdicar. Justamente, no es mera casualidad que la reunión de la controvertida organización fue celebrada un día antes de la declaración histórica del Rey: del 28 de mayo al 1 de junio en el hotel Marriott de Copenhague (Dinamarca).

La abdicación es una fórmula excepcional en la Corona española. Se ha efectuado anteriormente, en concreto en seis ocasiones en los últimos siglos. La última vez fue, precisamente, la renuncia en 1941 de Alfonso XIII en favor de su hijo don Juan de Borbón, padre del rey Juan Carlos. El conde de Barcelona nunca llegó a reinar. Y en 1977 presentó oficialmente la renuncia a sus derechos al trono ante su hijo, el rey Juan Carlos, al que las cortes franquistas ya habían nombrado jefe del Estado en 1975.

Aquí el recuerdo del momento preciso en que Juan Carlos juraba como rey frente a los españoles:

España está sumida en la pobreza… ¡este invierno será el tiempo de juicios divinos a la casa real!

La bajada brusca de las temperaturas ha sorprendido estos días a los dos millares de personas que duermen en las calles de Madrid. Para soportar el frío, cientos de ellos se están refugiando en las noches, en el interior de los túneles de la ciudad, principalmente en los distritos de Centro y Moncloa. Los puntos más concurridos son los subterráneos con andenes peatonales en su interior, como el que enlaza la calle Princesa con Alberto Aguilera, el del inicio de la calle Ferraz, el de Bailén o cualquiera de los situados en el entorno de la Plaza Mayor, según constataron fuentes de la Policía Municipal durante sus patrullas nocturnas y voluntarios de ONGs que recorren la ciudad para prestar asistencia a los sin techo. 
A las diez de la noche, el termómetro roza el punto de congelación en el centro de Madrid. La familia de Jamal ya ha terminado su jornada de recogida de chatarra y ahora intentan descansar. Durante el resto del año suelen dormir a la intemperie, en algún parque al aire libre. Pero desde hace unas semanas han encontrado cobijo en el interior del túnel que desemboca en la calle Santa Cruz de Marcenado (distrito Centro). “Cuando hace frío y llueve nos metemos aquí. Al llegar la noche bajamos aquí, es el único sitio donde se puede conseguir calor. Duermo a ratos, por el ruido de los carros, pero aquí me siento más protegido”, cuenta Jamal, entre los colchones que comparte con su hijo, sus hermanas y un anciano. 
“Cada vez hay más, los túneles céntricos están llenos de gente con sus colchones y enseres en la noche”, apuntaron fuentes policiales. Los agentes explicaron que el Ayuntamiento no es partidario de desalojarlos: “No existe ninguna orden para expulsar a estas personas de las infraestructuras”, a no ser que supongan un riesgo para la seguridad. También fuentes de los Bomberos confirman que “los sin techo no suelen dar problemas de seguridad en los túneles, a excepción de algún incendio que se ha producido, como en el caso del puente de Ventas”. “De hecho, no tenemos ningún protocolo de actuación en estos casos, más que avisar al Samur Social, que es el encargado de intervenir para ayudar a los sin techo”, añadieron fuentes de la Policía Municipal. 
Los recuentos oficiales de “sin techos” se quedan cortos
El número de “sin techos” en la ciudad va en aumento en los últimos años como consecuencia de la crisis y la aparición de nuevos pobres procedentes de la clase media. Según registros del Samur Social (perteneciente al Ayuntamiento), en Madrid hay 2.041 personas sin techo, un 17,6% más que en 2011, cuando se hizo el anterior recuento. Sin embargo, las ONG sociales han detectado la presencia de al menos 2.500 personas en situación de calle, según Jesús Sandín, técnico de atención a personas sin techo de la asociación Solidarios.org. “Y en realidad son muchos más, ya que en este recuento no se incluye a personas que viven en chabolas (ranchos)”, añadió. 
También se cobijan en puentes repartidos por toda la ciudad. Prácticamente todas las noches hay grupos amplios de personas durmiendo en los puentes y pasarelas que atraviesan la M-30 (sobre todo, el de Ventas, Ramón y Cajal y el de O’Donnell), en el elevado de Pacífico (Retiro), o en los de López de Hoyos y Corazón de María (ambos en Chamartín) y en el Viaducto (Centro). “Normalmente, ellos duermen en parques y espacios más o menos abiertos. Allí se sienten más seguros que en un lugar cerrado. Pero en estos días de frío buscan refugio en cajeros, en portales, debajo de cornisas, en los escaparates de las tiendas y en los andamios de obras”, explica Ángel Maroto, trabajador social y miembro del Foro Servsocial, Madrid. 
También durante estos días hay más personas de lo habitual bajo los portales de la Plaza Mayor. Ante las bajas temperaturas, el Ayuntamiento de Madrid al fin pondrá en marcha la campaña de frío este lunes 25 de noviembre, durante la cual se amplían las plazas disponibles en albergues municipales. “Se van a habilitar prácticamente las mismas plazas extra que en la campaña del año pasado”, cuando se amplió el dispositivo en 543 camas, según fuentes del área municipal de Familia y Servicios Sociales. Durante el año, la red estable de centros sociales municipales dispone de 1.478 plazas; sumando las que se habilitan en otoño e invierno, la dotación supera ligeramente las 2.000 camas. Según la directora general de Igualdad de Oportunidades, Rocío de la Hoz, estas plazas “se muestran suficientes para atender la demanda”. En cambio, los voluntarios que trabajan todas las noches con los sin techo, creen que esta campaña no es suficiente. “Las plazas se quedan cortas porque el número de personas es mayor que el registrado por el Ayuntamiento y porque ellos necesitan algo más que una cama y algo de comida. Solo les dan una atención de emergencia, pero sería más útil crear programas para ayudarles a salir de esa situación”, explica Sandín. Además, “el frío es solo uno más de los muchos problemas con los que se enfrentan las personas sin techo, y ni siquiera es el más grave. Es peor la soledad, la falta de acceso a la sanidad o la inseguridad de vivir en la calle”, añade Maroto. 
Las ONG que asisten a los sin techo también lamentan la Ordenanza de Convivencia de Madrid, que prevé multas de 750 euros a las personas que ejerzan la mendicidad a las puertas de colegios, hospitales, centros comerciales u oficinas. También se contemplan sanciones de la misma cuantía a quienes vendan pañuelos en los semáforos o duerman sobre bancos. 
En opinión de los trabajadores sociales, “no se puede criminalizar a personas por el hecho de ser pobres”. Esta normativa ya fue aprobada por la Junta de Gobierno municipal, aunque aun no está vigente, porque falta que reciba la aprobación final en el pleno del Ayuntamiento.

Fuente: Aporrea

España: lugar ideal para practicar fraude fiscal

En España se pierden al año 70.000 millones de euros en fraude fiscal, o lo que es lo mismo, en evasión de impuestos. Una cantidad equivalente al 23% del Producto Interior Bruto. Resulta fácil hacer un ejercicio de Economía ficción y fantasear con lo que podría hacerse con todo ese dinero: entre otras cosas, se podrían cumplir los objetivos de déficit y se evitaría recortar en áreas tan sensibles como Sanidad o Educación. Porque cuando algunos salen corriendo al ver la cuenta, pagamos todos. Sin embargo, las cifras del fraude fiscal palidecen al lado de las de la fuga de capitales, la otra vía de agua en el casco del maltrecho galeón español: durante el primer trimestre de 2012, la salida neta de capitales superó los 200.000 millones.

Si aquellos que no quieren pagar sus impuestos decidieran cumplir con sus obligaciones, las arcas públicas dejarían de sangrar. Y es que lo que España deja de ingresar cada año por culpa del fraude fiscal equivale a casi una cuarta parte del PIB. Con tan solo equiparar la tasa de fraude a la media europea (en torno al 13%), la recaudación del Estado aumentaría en unos 38.500 millones de euros, lo que permitiría a España hacer frente al pago de los intereses de la deuda este mismo año.

Sin embargo, el dinero se escapa y parece imposible evitar su fuga. Las medidas coercitivas se han mostrado hasta ahora ineficaces, y las recompensas tampoco funcionan: Aunque la polémica amnistía fiscal aprobada por el Ejecutivo de Mariano Rajoy era recaudar 2.500 millones de euros, hasta julio solo se ingresaron 50,4. El próximo intento será un proyecto de ley aprobado el pasado dos de octubre en el Parlamento

Pero todas las medidas que se están tomando y que se pongan en marcha en el futuro serán inútiles si el dinero literalmente vuela fuera de fronteras: la salida de capitales neta durante los primeros tres meses del presente año superó los 200.000 millones de euros, como consecuencia de la huida de inversiones en cartera, préstamos y depósitos. 

Cataluña: una fábrica de vagos

El 22% de los jóvenes catalanes ni estudia ni trabaja…
Desde 2007, el número de jóvenes catalanes entre 16 y 24 años que ni trabaja ni estudia, los conocidos popularmente como «ni-ni», se ha incrementado en siete puntos porcentuales. Estos datos los expone los revela el Anuario 2011 sobre «El estado de la educación en Cataluña» presentado ayer por la Fundación Jaume Bofill.
De esta manera, el porcentaje de jóvenes «ni-ni» se situó en 2011 en el 21,9 por ciento, una prevalencia muy superior a los niveles existentes en el resto de España (20 por ciento) y la Unión Europea (16 por ciento).
Así, Cataluña se sitúa como el cuarto territorio europeo con más jóvenes que ni trabajan ni estudian, sólo superado por Bulgaria (27,9 por ciento), Italia (25,2 por ciento) y Grecia (24,4 por ciento), y como la séptima comunidad autónoma española con mayor número de «ni-ni». Este fenómeno afecta especialmente a la población masculina, de nacionalidad extranjera y, sobre todo, a los jóvenes con un déficit instructivo. Los motivos de esta preocupante inactividad de la juventud catalana, más allá de los efectos propios de un período de crisis económica, residen, según en el informe, en las carencias que presenta el sistema educativo catalán y que en su mayoría se ven reflejadas en el alto índice de abandono educativo prematuro.
«Polarización del sistema»
Pese a que en 2011 se redujo en un 7 por ciento ese abandono escolar respecto a las cifras de 2008, éste se sitúa aún en el 29 por ciento, cuando lo deseable según el criterio europeo sería del 14 por ciento. Según desvela este informe, una de las claves que explica las carencias del sistema educativo catalán sería su polarización. Esto se traduce en un mal resultado que es el abandono educativo prematuro –prácticamente duplica el europeo– y un buen resultado que es la superación de estudios superiores –un índice que se sitúa por encima de la media europea–.
Por ello, el estudio, señala la importancia de poner en práctica medidas educativas que mejoren la equidad del sistema y que optimicen las oportunidades de los alumnos con mayores dificultades y peores resultados . De esta manera se favorece que permanezcan en el sistema y completen sus estudios secundarios.
En la misma línea, la elevada segregación escolar presente en la educación catalana se manifiesta como un factor que puede afectar los resultados escolares. Y es que en Cataluña, el porcentaje del alumnado extranjero en el sector público es del 19 por ciento, lo que triplica el de las escuelas concertadas (7 por ciento). Según revela el informe, la concentración de alumnado con más necesidades educativas en centros determinados revierte negativamente sobre sus resultados y sobre el conjunto del sistema.
Otro de los principales factores que explica el abandono escolar es la debilidad de las transiciones educativas, como demuestra que el sistema educativo catalán registra una tasa de idoneidad a los 15 años del 70,4 por ciento, sin embargo registra muy malos resultados en lo que se refiere a la permanencia en el sistema a partir de los 16 años. Por ello, el estudio señala como determinantes los recursos de apoyo y acompañamiento en la escolaridad y la inversión en la detección temprana de las dificultades básicas de aprendizaje. Además, hace hincapié en la necesidad de potenciar la formación profesional, que se ha consolidado como el itinerario formativo más seguido con el alumnado con mayores dificultades. En este aspecto, Cataluña está a la cola en Europa.
Líder en gasto familiar en enseñanza
El gasto público en educación –3,95% del PIB en 2009 en Cataluña– está muy por debajo de la media europea (5,18%) y española (4,7%), lo que ha provocado que Cataluña tenga el porcentaje de gastos en los hogares en educación más elevado, en valores relativos de España, así como también de gasto medio por hogar y persona en valores absolutos. En 2009, los hogares catalanes pagaban una media de 148 euros más por hogar en enseñanza y 313 euros más por estudiante que el resto de hogares de España.

Fuente: Alerta digital

La crisis obliga a emigrar: aumentan un 82% los españoles en el extranjero

El número de personas con nacionalidad española que residen en el extranjero alcanza los 1.702.778, lo que supone un incremento del 8,2% (128.655 personas) respecto a los datos registrados hace un año. Así se desprende del Padrón de Españoles en el Extranjero (PERE), actualizado hasta el 1 de enero de 2011, que hizo público este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE). 
Por continentes, el 61,6% de las personas inscritas en el PERE tiene fijada su residencia en América, el 35,4% en Europa y el 3,0% en el resto del mundo. El mayor incremento de inscritos respecto a los datos de hace un año se registra en América, con 102.764 inscritos más. 
En términos relativos los mayores aumentos se producen en América y Asia (10,9% en ambos casos). Por sexo, el 51,1% de las personas con nacionalidad española que residen en el extranjero son mujeres y el 48,9% varones, porcentajes similares a los del ejercicio anterior. 
En cuanto al lugar de nacimiento, el 37,6% nacieron en España, el 56,8% en su actual país de residencia y el 4,8% en otros países. Atendiendo a la edad, el 14,3% de los inscritos tienen menos de 16 años. El 61,9% tiene de 16 a 64 y, el 23,7%, 65 o más años. El INE destaca que el 71,8% de los mayores de 65 años reside en América, mientras que en Europa solo lo hace un 26,3%. 
ARGENTINA Y FRANCIA, EN CABEZA 
Manolo Galvez:”Argentina es un paraiso democratico” 
Según los datos del Padrón, los países extranjeros en los que residen más personas de nacionalidad española son Argentina (345.866), Francia (189.909), Venezuela (173.456) y Alemania (108.469). No obstante, el INE destaca el incremento de la población española residente en Cuba, del 43,3% respecto a los datos a 1 de enero de 2010. 
En el fichero central del Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero se inscriben las personas de nacionalidad española (sea o no esta su única nacionalidad) que residen habitualmente fuera de España, con los datos remitidos por las oficinas y secciones de matrícula consulares procedentes de los registros de matricula de los españoles residentes en el extranjero. 
Fuente: La razon.es

España continúa en su descenso: los parados se multiplican por cuatro

El número de desempleados mayores de 55 años en España alcanzó los 495.700 al cierre del segundo trimestre, lo que multiplica por casi cuatro la existente en el tercer trimestre de 2007, cuando estalló la crisis. Además es la más elevada de toda la serie histórica comparable.
Así lo refleja un informe de la agencia trabajo temporal (Agett) de grandes empresas, a partir de los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre.
En total, la cifra de desocupados con más de 55 años creció en 364.000 personas, desde las 131.700 del tercer trimestre de 2007 a casi medio millón a finales de junio de este año.
Al mismo tiempo, desde el tercer trimestre de 2007, los mayores de 55 años que buscan activamente empleo aumentó en más de medio millón, por lo que Agett concluye que dos de cada tres personas activas con más de 55 años que salieron del mercado laboral, quedaron desempleadas.
Lo cierto es que la tasa de actividad de este colectivo alcanza ya el 22,5%, la más alta desde 1987, impulsada, sobre todo, por las mujeres, que suponen el 75% de los activos que se generaron en esta franja de edad durante los años de la crisis, según despacho de Europa Press.
El mayor número de desocupados y activos en este grupo de edad, provocó que esa tasa de desempleo se triplique durante la crisis, al pasar desde el 5,5% en el tercer trimestre de 2007 al 16,8% a cierre de junio.
El 57,3% de los desempleados mayores de 55 años son varones y el 42,7% restante, mujeres, y casi siete de cada diez desocupados de esta franja de edad, llevan más de un año buscando empleo sin éxito, por lo que Agett sostiene que pueden considerarse desempleados de larga duración.
En el último año (segundo trimestre de 2012 sobre el mismo trimestre de 2011), los desocupados mayores de 55 años se incrementaron un 30,6% en España. Sin embargo, algunas comunidades superaron ese guarismo, entre ellas La Rioja (+240%), Extremadura (+60%) y Castilla-La Mancha (+45,8%), señaló en su informe, Agett.

350 matrimonios son destruidos por el divorcio cada día en España

Según datos del Instituto de Política Familiar (IPF) de España, cada 4,1 minutos un matrimonio se termina en ese país, lo cual supone 350 rupturas diarias y 31.571 en total en el primer trimestre de 2011.
No obstante, las cifras son ligeramente inferiores en relación a las registradas en el mismo período de 2012. Este año ha habido 29.338 divorcios, 2.192 separaciones y 41 anulaciones en el primer trimestre, en total 1.338 rupturas menos que en el mismo tramo del pasado año.
La región con más rupturas (6.149) ha sido Andalucía, seguida por Cataluña (5.851), Madrid (4.005) y Valencia (3.676), mientras que La Rioja, Navarra y Cantabria tienen el menor número absoluto de separaciones.
La ley del divorcio exprés ha traído, además del aumento en la ruptura familiar, el aumento de la conflictividad en las rupturas (ya supera el 40 por ciento), así como que en su inmensa mayoría se transformen en divorcios (93 por ciento), según lo señalado en el informe de IPF.
Eduardo Hertfelder, presidente del instituto, opina que “los datos sobre rupturas matrimoniales del primer trimestre presentan y confirman un panorama desolador para los matrimonios. Trimestre tras trimestre, las rupturas en España siguen aumentando sin que las administraciones hagan nada para evitarlo o, al menos, amortiguarlo”.
Hertfelder apuntó a la crisis económica y al menor número de matrimonios que se vienen registrando en los últimos años (216.000 matrimonios anuales en el 2004 contra 196.000 en 2008) como las principales causas de esta ralentización en el incremento de las rupturas matrimoniales.

Los españoles fatigados y con más sueño por causa de la crisis

Más del 25 por ciento de los conductores cree que la crisis económica le genera mayor agresividad y tensión al volante, que puede derivar en fatiga y dificultar la circulación, según el estudio ‘Fatiga y conducción 2012’, presentado este viernes por el Real Automóvil Club de España (RACE), la Asociación Nacional de Fabricantes de Bebidas Refrescantes Analcohólicas (ANFABRA) y la Dirección General de Tráfico (DGT) dentro de la campaña ‘Un refresco, tu mejor combustible’.
Este informe, que tiene como objetivo concienciar a conductores y pasajeros de que realicen un viaje tranquilo y descansado en estas vacaciones, incide en que el 30 por ciento de los conductores se ha visto implicado en alguna situación de riesgo por fatiga o somnoloncia al volante. En este sentido, apunta a los episodios de sueño –sufridos por un 72 por ciento de conductores–, pérdidas de concentración –57 por ciento– y picor de ojos –40 por ciento–, como “síntomas que ayudan a darse cuenta de la exposición al peligro”.
De esta forma lo ha puesto de manifiesto el coordinador de Seguridad Vial de RACE, Antonio Lucas, quien también ha recordado que en 2011 se produjeron 98 accidentes por fatiga y/o somnolencia, con el resultado de 112 víctimas mortales. El director de este mismo departamento, Tomás Santa Cecilia, ha calificado de “decepcionante” el hecho de que “año tras año la gente pierda la vida en la carretera por las mismas causas”.
Por su parte, la directora de la DGT, Maria Seguí, ha afirmado que la somnolencia y la fatiga “son síntomas que preocupan” y advierte de que, “aunque no hay sanción, hay que incidir en los consejos preventivos”. De esta forma, añade que “el viaje no es un mero trámite” y, por lo tanto, insta a “invertir todo el tiempo necesario para disfrutarlo evitando riesgos”.
TRÁFICO ESTUDIA REDUCIR LA TASA DE ALCOHOLEMIA A CERO
Asimismo, Seguí ha confirmado que la DGT “está estudiando” la posibilidad de reducir la tasa de alcoholemia a cero, frente a los límites permitidos en la actualidad y que se sitúan en 0,5 gramos por litro en sangre o bien 0,25 mg/l en aire espirado.
Según el estudio, los españoles recorrerán una media de 2.000 kilómetros en verano, y cerca de un 20 por ciento superará los 4.000. Además, siete de cada diez realizarán desplazamientos frecuentes en el lugar de vacaciones.
Por ello, el RACE y la DGT han lanzado una serie de recomendaciones, que se distribuirán a través de 500.000 folletos en cerca de 600 estaciones de servicio, así como en Internet y mediante los ‘smartphones’, y entre las que destacan la importancia de parar cada 200 kilómetros o dos horas, realizar estiramientos y beber un refresco, que “mantiene los niveles de hidratación recomendados y aporta la glucosa necesaria para mantener la atención”.
El coordinador de Seguridad Vial de RACE ha insistido en que las circunstancias adversas provocan una disminución de la atención al volante, aumentan los errores en la percepción de distancias y velocidades y aumenta en un 86 por ciento el tiempo de reacción ante un obstáculo. Así, de los 1.100 conductores encuestados, un 72 por ciento declara haber sufrido episodios de sueño, un 57 por ciento reconoce haber notado pérdidas de concentración y hasta un 40 por ciento ha notado un picor de ojos y visión borrosa.
Las carreteras de doble sentido son las que provocan más cansancio, en opinión de casi la mitad de los conductores. Sin embargo, dos de cada tres conductores reconoce haber vivido situaciones de riesgo por fatiga o somnolencia en vías de alta capacidad.
Por otra parte, al analizar las pautas de prevención, la mitad de los conductores –52 por ciento– declara parar a descansar cada dos horas, dentro de lo recomendado. Sin embargo, un 48 por ciento no cumple con los tiempos de descanso y, de ellos, el 10 por ciento tarda más de 4 horas en parar o no hace ninguna parada durante un desplazamiento de largo recorrido.
Finalmente, el estudio hace hincapié en que el 36 por ciento de los conductores españoles ha iniciado su viaje tras una jornada laboral, algo que desaconsejan los responsables del informa, al entender que provoca “un aumento del riesgo de tener un siniestro”.

Sadismo económico

Le Monde diplomatique

¿Sadismo? Sí, sadismo. ¿Cómo llamar de otro modo esa complacencia en causar dolor y humillación a personas? En estos años de crisis, hemos visto cómo –en Grecia, en Irlanda, en Portugal, en España y en otros países de la Unión Europea (UE)– la inclemente aplicación del ceremonial de castigo exigido por Alemania (congelación de las pensiones; retraso de la edad de jubilación; reducción del gasto público; recortes en los servicios del Estado de bienestar; merma de los fondos para la prevención de la pobreza y de la exclusión social; reforma laboral, etc.) ha provocado un vertiginoso aumento del desempleo y de los desahucios. La mendicidad se ha disparado. Así como el número de suicidios.

A pesar de que el sufrimiento social alcanza niveles insoportables, Angela Merkel y sus seguidores (entre ellos Mariano Rajoy) continúan afirmando que sufrir es bueno y que ello no debe verse como un momento de suplicio sino de auténtico júbilo. Según ellos, cada nuevo día de castigo nos purifica y regenera y nos va acercando a la hora final del tormento. Semejante filosofía del dolor no se inspira en el Marqués de Sade sino en las teorías de Joseph Schumpeter, uno de los padres del neoliberalismo, quien pensaba que todo sufrimiento social cumple de algún modo un objetivo económico necesario y que sería una equivocación mitigar ese sufrimiento aunque sólo fuese ligeramente.

En eso estamos. Con una Angela Merkel en el rol de “Wanda, la dominadora”, alentada por un coro de ­fanáticas instituciones financieras (Bundesbank, Banco Central Europeo, ­Fondo Monetario Internacional, Organización Mundial del Comercio, etc.) y por los eurócratas adictos de siempre (Durao Barroso, Van Rompuy, Ollie Rehn, Joaquín Almunia, etc.). Todos apuestan por un masoquismo popular que llevaría a los ciudadanos no sólo a la pasividad sino a reclamar más expiación y mayor martirio “ad maiorem gloria Europa”. Hasta sueñan con eso que los medios policiales denominan “sumisión química”, unos fármacos capaces de eliminar total o parcialmente la conciencia de las víctimas, convertidas sin quererlo en juguetes del agresor. Pero deberían ir con cuidado, porque la “masa” ruge.

En España, donde el Gobierno de Mariano Rajoy está aplicando políticas salvajes de austeridad al límite precisamente del “sadismo” (1), las expresiones de descontento social se multiplican. Y eso en un contexto de enorme desconcierto, en el que, de repente, los ciudadanos constatan que a las crisis económica y financiera se suma una grave crisis de gobernación. Simultáneamente, varios pilares fundamentales del edificio del Estado se resquebrajan: la Corona (con el tétrico asunto de la caza del elefante en Bostwana), el Poder judicial (con el cochambroso caso Dívar), la Iglesia (que no paga el Impuesto sobre Bienes Inmuebles, IBI), el sistema bancario (del que nos afirmaban que era el “más sólido” de Europa y constatamos que se desmorona), el Banco de España (incapaz de alertar sobre Bankia y otras quiebras espectaculares), las Comunidades Autónomas (sumidas algunas de ellas en abismales escándalos de corrupción), los grandes medios de comunicación (excesivamente dependientes de la publicidad y que ocultaron las calamidades por venir)…

Sin hablar del propio Gobierno cuyo Presidente, en un momento en el que España (con Grecia) se ha convertido en el eje de los problemas del mundo, parece avanzar sin brújula. Y quien, frente a preguntas fundamentales, o da la callada por respuesta o contesta con expresiones surrealistas (“Vamos a hacer las cosas como Dios manda”), o sencillamente sostiene contraverdades (2). Mariano Rajoy y su equipo económico tienen una gran responsabilidad en el desastre actual. Han dirigido la crisis bancaria con evidente torpeza; han dejado descomponerse el caso de Bankia; han transformado una clara situación de quiebra en un pulso con Bruselas, el Banco Central Europeo y el FMI; han practicado el negacionismo más necio, pretendiendo hacer pasar un rescate de consecuencias gravísimas para la economía española como un crédito barato y sin condiciones (“Es un apoyo financiero que no tiene nada que ver con un rescate”, declaró Luis de Guindos; “Lo que hay es una línea de crédito que no afecta al déficit público”, afirmó Rajoy).

Todo esto da la penosa impresión de un país que naufraga. Y cuyos ciudadanos descubren de pronto que tras las apariencias del “éxito económico español”, pregonado durante lustros por los gobernantes del PSOE y del PP, se escondía un modelo (el de la “burbuja inmobiliaria”) carcomido por la incompetencia y la codicia.

En cierta medida, comprendemos ahora –muy a expensas nuestras– uno de los grandes enigmas de la historia de España: ¿cómo fue posible que, a pesar de las montañas de oro y plata traídas de América por el Imperio colonizador y explotador, el país se viese convertido, a partir del siglo XVII, en una suerte de “corte de los milagros” llena de mendigos, desamparados y pordioseros? ¿Qué se hizo de tamaña riqueza? La respuesta a estas preguntas la tenemos hoy ante los ojos: incompetencia y miopía de los gobernantes, codicia infinita de los banqueros.

Y el castigo actual no ha terminado. Después de que la agencia Moody’s, el pasado junio, rebajara la nota de la deuda española en tres escalones, desde A3 hasta Baa3 (uno por encima del “bono basura”), la prima de riesgo llegó hasta límites insostenibles. La solvencia española está en la pendiente que conduce a un rescate. Y tanto el rescate de la banca como el rescate de la deuda pública tendrán un ­coste social terrorífico. En su informe anual sobre España, el Fondo Monetario Internacional, por ejemplo, ya está reclamando que el Gobierno suba el IVA y que apruebe lo antes posible una nueva disminución del sueldo de los funcionarios para reducir el déficit. Además, en un documento de trabajo, los expertos del Fondo recomiendan a España que rebaje aún más el despido, reclaman el contrato único y que se evite la actualización automática de los sueldos (3).

La Comisión Europea recomienda igualmente la subida del IVA, y la adopción de nuevas medidas “austeritarias”: el retraso de la edad de jubilación, el control del gasto en las Comunidades, el endurecimiento de las prestaciones por desempleo, la eliminación de la desgravación por vivienda y la reducción del volumen de la Administración Pública. Todo antes de 2013. Ya que no se puede devaluar el euro, se trata de devaluar a todo un país, rebajando su nivel de vida de un 20 a un 25%…

Por su parte, la canciller alemana exige que España continúe con las profundas reformas económicas y fiscales. A pesar de la canina fidelidad que le manifiesta Rajoy, Merkel se opone con uñas y dientes a cualquier medida del Gobierno que suponga para España ceder en el camino de la austeridad y de las reformas estructurales.
Berlín quiere aprovechar el “shock” creado por la crisis, y la posición dominante de Alemania para conseguir un viejo objetivo: la integración política de Europa a las condiciones germanas. “Nuestra tarea hoy –declaró Merkel en un discurso ante el Parlamento alemán– es compensar lo que no se hizo [cuando el euro fue creado] y acabar con el círculo vicioso de la deuda eterna y de no cumplir las normas. Sé que es arduo, que es doloroso. Es una tarea hercúlea, pero es inevitable”. Algunos comentaristas hablan ya del IV Reich…

Porque, si se produce el “salto federal” y se avanza hacia una unión política, eso significa que cada Estado miembro de la UE tendrá que renunciar a considerables partes de su soberanía ­nacional. Y que una instancia central podrá interferir directamente en los presupuestos y los impuestos de cada Estado para imponer el cumplimiento de los acuerdos. ¿Cuántos países están dispuestos a abandonar tanta soberanía nacional? Si ceder parte de la soberanía es inevitable en un proyecto de integración político como la Unión Europea, existe sin embargo una diferencia entre federalismo y neocolonialismo… (4).
En los Estados sometidos a rescates –España, entre otros– estas importantes pérdidas de soberanía ya son efectivas (5). Desmintiendo a Rajoy, el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, afirmó que la troika (BCE, Comisión Europea y FMI) controlará la reestructuración de la banca en España (6). Esa troika gobernará la política fiscal y macroeconómica para ­seguir imponiendo reformas y recortes y para asegurar la prioridad del cobro de la deuda que los bancos españoles tienen con la banca europea, y principalmente alemana (7). España dispone pues, desde junio pasado, de menos libertad, menos soberanía de su sistema financiero y menos soberanía fiscal.

Todo ello sin ninguna garantía de salir de la crisis. Al contrario. Como lo recuerdan los economistas Niall Ferguson y Nouriel Rubini: “La estrategia actual de recapitalizar los bancos a base de que los Estados pidan prestado a los mercados nacionales de bonos –o al Instrumento Europeo de Estabilidad Financiera (IEEF) o a su sucesor, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE)– ha resultado desastrosa en Irlanda y Grecia: ha provocado una explosión de deuda pública y ha hecho que el Estado sea todavía más insolvente, al tiempo que los bancos se convierten en un riesgo mayor en la medida en que más parte de la deuda pública está en sus manos” (8).

Pero entonces, si no funcionan ¿por qué se mantienen esas sádicas políticas de “austeridad hasta la muerte”? Porque el capitalismo se ha puesto de nuevo en marcha y se ha lanzado a la ofensiva con un objetivo claro: acabar con los programas sociales del Estado de bienestar implementados después del final de la Segunda Guerra Mundial y de los que Europa es el último santuario.

Pero, como decíamos más arriba, debería ir con cuidado. Porque las “masas” están rugiendo…


NOTAS:


1) Léase Conn Hallinan, “Spanish Austerity Savage to the Point of Sadism”, Foreign Policy in Focus , Washington DC, 15 de junio de 2012. http://www.fpif.org/ blog/the_pain_in_spain_falls_mainly_on_the_plain_folk
(2) Léase Ignacio Escolar, “Las siete grandes mentiras sobre el rescate español”, Escolar.net, 11 de junio de 2012. http://www.escolar.net/MT/archives/2012/06/las-siete-grandes-mentiras-sobre-el-rescate-espanol.html
(3) El País , Madrid, 15 de junio de 2012.
(4) Léase Niall Ferguson, Nouriel Roubini, El País , Madrid, 10 de junio de 2012. Léase también, Ignacio Ramonet, “Nuevos protectorados”, Le Monde diplomatique en español , marzo de 2012.
(5) Una prueba de la mentalidad de neocolonizados es el esperpéntico proyecto Eurovegas que se disputan las Comunidades de Madrid y de Cataluña, basado en la especulación urbanística y financiera, y asociado al “aumento del blanqueo de capitales, la prostitución, las ludopatías y las mafias”. Consúltese la plataforma Aturem Eurovegas: http://aturemeurovegas.wordpress.com
(6) El País , Madrid, 14 de junio de 2012.
(7) Vicenç Navarro, Juan Torres, “El rescate traerá más recortes y no sirve para salir de la crisis”, Rebelión , 15 de junio de 2012. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=151370
(8) Ver la nota 4. 

¡Cierra ya tu cuenta Bankia!… una propuesta humorística para España

He aquí otro video que con humor irónico apunta a despertar las conciencias aún bajo sopor de millones de españoles. En él se ve a  un grupo de indignados hartos ya de todo y en una sucursal de Bankia. Allí se quedaron escondidos hasta que alguien (una clienta en este caso) entró a cerrar su cuenta, y entonces hicieron la fiesta que vemos en este vídeo. Menudo fiestón. El fiestón fue llamado: #cierraBankia, nombre que quedó como un hastag para twittearlo. 
Bankia es una de las mayores financieras de armamento que existen en el Estado Español. Esta realizando unas tácticas abusivas de suelo y techo con la gente que tiene contratadas hipotecas y para colmo quiere inducir a la ciudadanía a ser cómplices de sus fechorías.
A pesar de eso no es peor que otros bancos. Así que ¿Por qué Bankia? Bien, porque es UN banco. La parte consciente de la ciudadanía unida no es capaz de tumbar todo el sistema bancario debido a que el resto esta dormida ¿Pero será capaz de tumbar UN banco? ¿Y si lo hace? Podrá tumbar luego otro banco? Este es el desafío para aquellos que aman España y anhelan los tiempos nuevos para ese país acordes a una sola monarquía: la del Reinado del Eterno.

Los motivos que han llevado a estos “ciudadanos despiertos” a plantear dicha acción son los siguientes:

1) Bankia comenzará a cobrar comisiones y gastos de servicios anteriormente gratuitos: 2 euros al mes (24 €/año) por el mantenimiento de la cuenta, si tu saldo no llega a 2.000 euros al mes. Más 17 anuales por el uso de la tarjeta, si tu saldo no llega a 4.000 euros al mes. Esta medida afecta sobre todo a la población más humilde y necesitada como: Jubilados (600 €/mes), parados (420 €/mes) y estudiantes, que son los que no llegaran a estos 2.000 €/mes de saldo medio.
2) Bankia dejó de ser una caja de ahorros (entidad pública) para pasar a ser un banco (entidad privada) al cotizar en Bolsa, entrando en ella capital privado especulador. Es decir, se privatizará un entidad pública (que costó establecerla con el dinero de todos), la cual no tendrá la obligación de invertir parte de sus beneficios en ayuda social.
3) Además, Bankia es una entidad basada en cajas de ahorros (Bancaja y Caja Madrid) salvadas con dinero público (el de de todos), y que ahora lo prestarán de modo privado y cobrando unos intereses usureros. Se debe recordar que hace dos años, una gran parte de las cajas de ahorros españolas (las mismas que prestan cantidades monstruosas a los equipos de fútbol y a la especulación inmobiliaria) fueron obligadas a fundirse en unas pocas, después de haber sido socorridas por el Gobierno y dinero público (es decir, el nuestro) al entrar en bancarrota. La manera de solventar esa juntada de varias entidades en bancarrota en una sola, previa nacionalización, fue generar una entidad matriz o ”banco malo” donde depositar todos esos “activos tóxicos” y después, crear otra, dependiente de la anterior, con la “cara lavada”. El resultado de todo este proceder diabólico fue Bankia, tras colocar a Rodrigo Rato al frente, con un sueldo de dos millones de euros.
¡Por fin algo divertido entre tanto recorte, tanto despido y tanta estafa reptiliana!

España: Un tren llamado Bankia al borde del abismo

Me he encontrado con este video español con una perspectiva muy irónica frente a las “estafas mafiosas” que el propio Estado están llevando a cabo contra los millones de habitantes de esta nación que tiene un diseño de tiempo nuevo para Europa.
El primer cortometraje ironiza con un presidente Rajoy a cargo de un tren (llamado Bankia) que está a punto de descarrilar. El amor al dinero es lo que aquí vale y no importan los medios usados para obtenerlos de aquellos que son sus pasajeros y que por lógica ya han pagado por vía legal su derecho de estar arriba de ese “tren”.
El amor al dios Mamón (Beelzebú o dinero) conduce a una obstinación del poder regidor que ataca directamente a dos de los servicios más importantes que un Estado debe asegurar a sus ciudadanos: la educación y la salud.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (interpretado magistralmente por Queco Novell) y el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas aparecen en un tren llamado Bankia en el que están constantemente echando dinero, inyectando fondos para que el tren no se acabe parando (y/o descarrilándose) poniendo el símil del caso de la crisis de Bankia. Este es un gag del programa Polònia emitido en TV3 el jueves 31 de mayo de mayo de 2012

Los “ladrones de guantes blanco” de España… ¡Buenos gerentes de la élite!

“Un estado que no se rigiera según la Justicia, 
sería una banda de ladrones”
 San Agustín de Hipona
Son responsables directos, con la connivencia de las camarillas políticas regionales, de las mayores quiebras de la historia del sistema financiero español. 
Financiaron proyectos urbanísticos especulativos, obras públicas ruinosas como aeropuertos vacíos, alimentaron tramas de corrupción y hasta llegaron a falsear las cuentas. Y no solo han tenido que rendir cuentas sino que han recibido indemnizaciones millonarias a su salida, tras años de cobrar sueldos estratosféricos.

Pese a que su gestión desastrosa le va a costar al contribuyente como mínimo 50.000 millones de euros en forma de ayudas públicas, como intuye la sabiduría popular, ninguno de ellos ha ido a prisión ni ha devuelto un euro de sus emolumentos.

José Luis Pego

José Luis Pego
Le resultó muy rentable ser director general durante nueve meses “un embarazo” de Novacaixagalicia, que luego necesitó 3.600 millones en ayudas públicas. 
Se fue con 18,5 millones, de los cuales 7,7 millones son por la jubilación anticipada, 3,9 millones por la indemnización y 6,9 millones por el plan de pensiones
El liderazgo de los jubilados dorados se lo disputa José Luís Méndez, el ex director general de Caixa Galicia, que recibió oficialmente un retiro de 16,5 millones pero que ha podido recibir mucho más.
Ricard Pagès

Expresidente de Caixa Penedès. Antes de marcharse se diseñó un pensionazo de 11 millones de euros y otros de 9 millones en total para tres de sus colaboradores. Está siendo investigado judicialmente. 
El Banco Mare Nostrum, donde se integró la caja, ha recibido 916 millones del FROB.
María Dolores Amorós
La ex directora general de Caja del Mediterráneo (CAM) es la más mediática. Los apenas diez meses que dirigió la caja alicantina le sirvieron para autofijarse un sueldo de 600.000 euros y una pensión vitalicia (tiene 49 años) de 370.000 euros anuales
Investigada por la Audiencia Nacional y por la Fiscalía Anticorrupción por falsear presuntamente las cuentas llegó a reclamar 10 millones por su despido improcedente cuando la caja fue intervenida por el Banco de España
La CAM ha recibido 5.800 millones del Estado
Su antecesor en el cargo y también investigado, Roberto López Abad, se llevó 5,8 millones.
Josep María Loza

Josep María Loza, ex director general de Caixa Catalunya, Dejó la caja en 2008 y, según fuentes de la entidad, ahora integrada en Catalunya Banc, recibió una indemnización de 5 millones y otros 5 por fondo de pensiones
Le sucedió Adolf Todó, actual presidente de Catalunya Banc, el banco que ha recibido 2.968 millones en ayudas públicas. Todó percibió 1,5 millones en 2011. y, según consta en la memoria de ese año, tiene derecho a una “prestación postocupación” de 3,55 millones
Miguel Blesa

Ex-presidente de Caja Madrid
Se llevó una indemnización de 2,8 millones de euros, pecata minuta si se compara con los 25 millones que quería repartirse junto a otros nueve directivos por un plan de bonus. 
Rodrigo Rato al llegar a la presidencia de la caja, integrada en Bankia, suspendió este plan. Por su parte, Rato no ha aclarado sí ha renunciado a su indemnización de 1,2 millones tras dimitir en Bankia, donde tuvo un sueldo en 2011 de 2,4 millones. Bankia va a necesitar 23.465 millones de dinero público, tras perder 2.979 millones en 2011. Banco Financiero y de Ahorros, matriz de Bankia, también deberá pagar una indemnización de 6,16 millones a Matías Amat, antiguo directivo de Caja Madrid.
Aurelio Izquierdo

Director general de Banco de Valencia, filial de Bancaja
Se integró en la dirección de Bankia pero cuando Rato se lo quitó de encima el año pasado no perdió el derecho a una indemnización de cerca de 14 millones en pensiones y compromisos de prejubilación que había pactado en Bancaja. 
La caja valenciana y el banco filial han sido un verdadero filón para los directivos que contribuyeron a su hundimiento, antes de integrarla en Bankia. Así, Domingo Parra, ex consejero delegado de Banco de Valencia. pactó una indemnización de 7,1 millones que él asegura que no ha cobrado. Era la mano derecha de José Luis Olivas, presidente de Bancaja, que se vio obligado a renunciar a su indemnización cuando salió de Bankia pero no al plan de pensiones, además de recibir 1,7 millones en 2011.
Juan Pedro Hernández Moltó
Expresidente de Caja Castilla-La Mancha
Su inclusión en la lista se debe más a su carácter de pionero que a su enriquecimiento personal. Presume de haber ganado solo 130.000 euros al año al frente de la caja y de haberse ido al paro sin indemnización alguna cuando el Banco de España intervino la entidad el 29 de marzo de 2009. 
Militante y alto cargo del PSOE, puso su firma a la financiación de operaciones desastrosas amparadas por los Gobiernos regionales de José Bono y José María Barreda, como el aeropuerto de Ciudad Real, que desembocaron en el primer rescate de una entidad en España, con 9.000 millones de euros de dinero público. 
Unos años antes, como diputado daba lecciones de honradez al entonces gobernador del Banco de España, Mariano Rubio. “Míreme de frente”, le llegó a decir.
Nota:
Los miembros del consejo de administración de la nacionalizada BFA, matriz de Bankia, y un grupo de ocho directivos cobraron una retribución de 21,783 millones de euros en 2011, un año con pérdidas atribuibles de 3.318 millones de euros, según se desprende del informe anual publicado por el grupo hace pocos días.

Fuente: Reuters
Fuente: El País 30-5-2012

Autor: Fuente: Reuters y El País- Fecha: 2012-06-07