Caso Wikileaks

“El objetivo final de la NSA es el control total de la población”, lo dijo William Binney, un ex-directivo…


William Binney está alzando la voz contra el estado de vigilancia que la NSA intenta imponernos. Él fue uno de los principales analistas de inteligencia que actuó contra la Unión Soviética durante la Guerra Fría y tuvo cargos de alto nivel dentro de la agencia, pero renunció después del 11 de Septiembre, pues estaba en desacuerdo con las nuevas políticas de vigilancia de Washington.
El 5 de julio, en una conferencia organizada en Londres por el Centre for Investigative Journalism, Binney habló de la extensión de los programas de vigilancia operados por la NSA y ordenados por las administraciones de Bush y Obama. Los números que presentó son abrumadores. Al menos 80% de los cables de fibra óptica a nivel mundial pasan por Estados Unidos, y toda esta información es constantemente grabada y analizada por la NSA.  
Pronto, la NSA tendrá la capacidad de recolectar unos 966 exabytes de información, lo cual equivale al tráfico total de internet en un año. Cada vez generamos más información, y la gran mayoría de estos datos está al alcance de la NSA. Sólo para tener un poco de perspectiva, Eric Schmidt, ex Google, dijo una vez que todo el conocimiento generado por la humanidad, desde el principio de los tiempos hasta 2003, ocuparía solamente unos 5 exabytes.
Binney imagina un futuro en donde la capacidad de vigilancia del gobierno será ubicua y prácticamente ilimitada: “El objetivo último de la NSA es el control total de la población”.
Sin embargo, Binney confía en que las aportaciones de personas como Edward Snowden y Julian Assange ayudarán a contener este estado de vigilancia, llevando esta información al debate público. Por ejemplo, las últimas filtraciones de Snowden publicadas por el Washington Post revelan que han sido grabadas conversaciones de estadounidenses promedio sin conexión alguna con grupos extremistas –como se había argumentado.
Uno de los principales problemas, señala Binney, es que poco a poco se va generando un marco legal cada vez más apropiado para el crecimiento de la vigilancia. En 2010, una corte (Fisa) permitió a la NSA espiar a 193 países, además del Banco Mundial, e incluso hay evidencia de que existió vigilancia contra los aliados que se supone eran intocables: Gran Bretaña, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.
A pesar de su increíble poder, la NSA ha cometido graves errores, y Binney se burla de su incapacidad para anticipar la intervención rusa en Ucrania y el estado islámico que tomó control de Irak.
Pronto aumentará y se ira perfeccionando la vigilancia, pero también las filtraciones y las voces en contra. Lo importante ahora, como señala Binney, es estar atento a los traidores, que son “toda la gente que está cubriendo los crímenes de la NSA”.

Fuente: Pijamasurf.com

Aquí ofrezco el esquema de espionaje global:

WikiLeaks revelará el nombre del país sometido totalmente a la vigilancia de NSA


WikiLeaks ha prometido revelar en las próximas horas el nombre de un país sometido totalmente a la vigilancia de EE.UU.; información que, según algunos, “podría causar muertes“.
El pasado 19 de mayo The Intercept, el sitio de Glenn Greenwald —un periodista que publicó muchas de las revelaciones de Edward Snowden—, publicó un artículo que indicaba que la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. (NSA, por sus siglas en inglés), intercepta, registra y mantiene archivadas durante un mes todas las llamadas desde móviles realizadas en el territorio de las Bahamas. La información publicada por The Intercept fue proporcionada por Snowden.
El sistema de vigilancia, llamado SOMALGET, forma parte del programa MYSTIC, que, según llegó a saber The Intercept, se dedica también a la vigilancia sobre otros países, como México, Kenia y Filipinas. Pero, a diferencia de estos países, donde la NSA recoge los metadatos de las llamadas telefónicas, en las Bahamas SOMALGET intercepta las llamadas en sí. 
Aparte de las Bahamas, existe otro país donde la NSA aplica SOMALGET. Sin embargo, The Intercept no quiso revelar de qué país se trata debido a que el equipo que trabajó en el artículo estaba “muy convencido” de que la revelación podría causar muertes, comentó Greenwald.
Tras la publicación, WikiLeaks condenó a los autores por ocultar el nombre del país. Tras una enérgica discusión en Twitter con los autores del texto, WikiLeaks anunció: “Dentro de 72 horas revelaremos el nombre censurado del país cuya población está siendo grabada en masa“.  

Fuente: Actualidad RT

Bradley Manning: Un soldado con razones

Las razones que llevaron al soldado estadounidense Bradley Manning a filtrar documentos secretos de EE.UU. a WikiLeaks han quedado al descubierto gracias a la publicación de su testimonio por un grupo de defensa de la libertad de expresión.
Pensaba y todavía pienso que estos son algunos de los más importantes documentos de nuestra era”, indicó Manning, puntualizando que es necesario que el público conozca cómo operan las Fuerzas Armadas estadounidenses en el exterior, según figura en una grabación difundida por la Fundación por la Libertad de Prensa (FPF).
Especialmente —cuenta Manning— le impactó el vídeo conocido como ‘Collateral Damage’ (‘Daños colaterales’), que muestra el ataque aéreo contra civiles en Iraq, incluidos periodistas, y que filtró a WikiLeaks, disparando la popularidad de este sitio de filtraciones y poniendo al Pentágono en alerta.
Eran como niños torturando a hormigas con una lupa”, recuerda Manning, que quedó impactado por “el desprecio a la vida” y “el aparente placer por la sangría” que mostraban los militares implicados en ese ataque, donde se disparó también a las personas que acudieron en ayuda de las víctimas.
Manning dice que su deseo era que el mundo conociera que EE.UU.se había obsesionado con matar gente” en sus operaciones en Afganistán e Iraq y opina que mucha de la información que manejaba y filtró no era especialmente “sensible” para la seguridad nacional estadounidense y que, pese a que tenía el sello de clasificada, “podía dejarse sobre la mesa”.
Manning —acusado de entregar cientos de miles de despachos diplomáticos y registros de guerra a WikiLeaks mientras trabajaba de analista de inteligencia en Iraq— lleva ya más de mil días en prisión. A finales de febrero se declaró culpable de 10 de los 22 cargos que presentaron en su contra, por lo que afrontaría 20 años de prisión y no pena de muerte. Manning insiste en que no es culpable de cooperar con el enemigo, el cargo más grave que pesa en su contra.

El dragón contra Ecuador: La CIA intenta hundir a Rafael Correa

Ex diplomático británico asegura que la CIA quiere sacar a Rafael Correa.
Ex-embajador de Reino Unido en Uzbekistán, Craig Murray, informó que la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA por su sigla en inglés) invierte 87 millones de dólares para tratar de hundir al presidente ecuatoriano, Rafael Correa.
En su blog (www.craigmurray.org.uk) señala que el presupuesto estadounidense “usando la mayoría de los fondos del Pentágono, son promovidos para influenciar las elecciones ecuatorianas, que desde los resultados (electorales) en Venezuela, han sido triplicados”.
Esto va a abrir el camino a la campaña de la oposición para sobornar y chantajear a los medios y a funcionarios oficiales. Se esperan escándalos mediáticos y picaduras de corrupción contra el Gobierno de Correa en las próximas semanas”, añadió el exdiplomático británico.
Resaltó que el Departamento de Estado estadounidense fue sorprendido por el triunfo de Hugo Chávez en los recientes comicios presidenciales venezolanos, porque altos diplomáticos se había convencidos que éste iba a perder.
El furor por el regreso de Chávez ha dado lugar a una imposición que el mismo error no se debe hacer en el Ecuador”, citó en el texto.
Craig Murray destacó que no tiene muchos antecedentes sobre la política ecuatoriana, “y realmente no sé que posibilidades tiene Correa de ser reelegido. Tampoco sé si los partidos de oposición son decentes (…) Pero si sé que Estados Unidos desea mucho que Correa pierda”.
Murray agregó que los esfuerzos norteamericanos serán tan evidentes que tendrán un efecto contraproducente en una reacción nacionalista.
De acuerdo con una fuente estadounidense, acotó el ex-funcionario británico, la administración del presidente Barack Obama no utilizará los fondos para incitar a otro intento de golpe de Estado contra Correa, “eso parece haber sido descartado”.
Por otra parte, en referencia al caso del fundador de Wikileaks, Julian Assange, indicó que en supuesto caso de que Rafael Correa sea reemplazado por un presidente pro Estados Unidos, el asilo otorgado por Ecuador al periodista australiano sería congelado.
La policía metropolitana de Londres sería invitada a la embajada ecuatoriana para sacar a Assange, y de allí sería enviado inmediatamente a Suecia donde sería extraditado a los Estados Unidos para enfrentar cargos de espionaje y ayuda al terrorismo”, apuntó Murray.

Ciberguerra: invadieron la red de una de las oficinas más secretas de la Casa Blanca

Funcionarios familiarizados con el incidente dijeron que el ciberataque tuvo lugar este septiembre e involucró a varios ‘hackers‘ desconocidos, quienes habrían usado servidores chinos. 
Una fuente de los servicios secretos del Gobierno de Estados Unidos dijo que este fue “un ataque de ‘phishing’ contra una red no clasificada“. Los informantes precisaron que ataques de este tipo son bastante frecuentes y que se realizan diligencias para mitigar sus consecuencias.     
En este caso el  ataque fue identificado, el sistema asilado y no hay indicaciones de filtración de datos alguna“, dijo el funcionario.   
Un ex alto cargo de la inteligencia estadounidense resaltó que se trata de una de las oficinas del Gobierno más secretas.  “Si está comprometida, eso provocaría graves daños estratégicos a EE.UU.”, dijo.   
La Oficina Militar de la Casa Blanca está a cargo de varios tipos de comunicaciones clasificadas del Gobierno, tales como el mando nuclear estratégico, la seguridad de las comunicaciones y viajes del presidente y las teleconferencias intergubernamentales.  
El Gobierno no brindó detalles sobre el caso.    
Los servicios de seguridad están investigando el ataque y deben determinar si hubo algún perjuicio, según funcionarios citados por The Washington Free Beacon.    
Guerra cibernética 
Un diario oficial de las Fuerzas Armadas chinas escribió en marzo pasado que China busca una “ciberdominación” como parte de sus esfuerzos para aumentar las capacidades militares.   
En tiempos de paz, los elementos de combate cibernético pueden permanecer en un  estado latente; en tiempos de guerra, pueden ser activados para hostigar y atacar la red de comando, gestión, comunicaciones y sistemas de inteligencia de las fuerzas armadas de otros países“, escribió el experto militar chino Liu Wangxin el 6 de marzo pasado.   
El ataque cibernético ocurrió mientras aumenta la tensión entre China y Japón sobre las islas Diaoyu, Senkaku para los japoneses.    
A finales de septiembre, EE. UU., un aliado estratégico de Japón, desplazó dos portaviones hacia la zona, aunque la Armada  estadounidense desmintió que la maniobra tuviera relación con la disputa, explicando que los operativos tienen fines de entrenamiento.  
Fuente:  Actualidad RT

Assange causa nuevamente “histeria colectiva” en los medios de EE.UU. por su debut televisivo

Los principales medios de comunicación estadounidenses están ‘enloquecidos’. Julian Assange alzó su voz durante el estreno de su programa ‘El mundo del mañana‘ en RT, lo que indignó a la prensa de EE. UU., que no tolera que el fundador de WikiLeaks la privara de su rol de llevar transparencia a las masas, por lo que lo trató con hipocresía evidente. Así lo expresa el periodista estadounidense Glenn Greenwald.
Según Greenwald, lo que desató la ‘histeria‘ en los medios de comunicación de EE. UU. fue tanto el hecho de que se trata de Assange, acusado de conspiración contra el Gobierno estadounidense, como en las formas en que lo hizo. El hecho de que el proyecto esté realizado en exclusiva en RT los vuelve aún más locos.
Assange ha provocado más alboroto con una sola entrevista que todos los medios de comunicación estadounidenses juntos, que, por otra parte, hicieron todo lo posible para desencadenar un furioso ataque a su persona“, destaca el periodista.
Greenwald evoca el caso de la guerra contra Irak cuando el periódico The New York Times, basándose en mentiras y ejerciendo de portavoz oficial de la Casa Blanca, “hizo más que cualquier otro para convencer a los estadounidenses de la necesidad de atacar a Irak”, por lo que, según el analista, “la crítica a Assange está llena de ironía e hipocresía”.
Agresivo y provocativo
El periodista destaca que la elección del líder del grupo Hezbolá, Sayed Hasan Nasralá, como  primer invitado ha sido “brillante”.
Nasralá es una de las personas más influyentes en Medio Oriente, por lo que el mero hecho de entrevistarlo ya puede considerarse como noticia. Además, se está ocultando“, apunta Greenwald, haciendo hincapié en que “Assange hizo que Nasralá se abra. Ha sido una entrevista realmente importante“.
Pero lo más curioso, según el analista, es que “en vez de tratarle con una gran deferencia y benevolencia, tal y como haría cualquier presentador de la televisión estadounidense, Assange fue bastante agresivo con sus preguntas, como, por ejemplo, la de la corrupción y las razones por las que su grupo no apoyaba a la oposición en Siria“.
El primer episodio del ciclo de entrevistas ‘El mundo del mañana‘, uno de los proyectos más esperados de 2012, se estrenó en RT el 17 de abril, fecha en la que se cumplieron 500 días de bloqueo financiero a WikiLeaks. En el marco de la serie, que cuenta con 10 capítulos, Assange conversará con “iconoclastas, visionarios y expertos de poder” en busca de analizar el futuro de la comunidad mundial.

Fuente: Actualidad RT

Los invito a ver el primer programa en el siguiente enlace: Proyecto televisivo de Julian Assange

Proyecto televisivo de Julian Assange: EL MUNDO DEL MAÑANA_ Episodio Nº 1

El líder de Hezbolá, Sayеd Hasan Nasralá  en declaraciones nunca oídas…

Terrorista” para millones de personas y “combatiente por la libertad” para otros. En el primer programa del proyecto televisivo ‘El mundo del mañana’, Julian Assange conversa con el líder de grupo extremista libanés Hezbolá, Sayеd Hasan Nasralá, quien se encuentra en una ubicación secreta en el Líbano.
Nasralá, que ha luchado en muchos enfrentamientos armados contra Israel y ahora está involucrado en la lucha internacional en Siria, concedió al fundador de WikiLeaks su primera entrevista en Occidente desde el conflicto entre el estado hebreo y el Líbano de 2006.
Israel, “asesino” y “usurpador”
La razón original por la que se estableció Hezbolá fue “liberar su tierra de la ocupación“. “Israel es un país ilegal, establecido a partir de ocupar las tierras de otro pueblo, de usurparlas, de controlarlas por la fuerza, de cometer matanzas contra los palestinos que fueron expulsados”, proclama Nasralá, instando que por esa razón “la justicia mantiene su carácter unilateral“.
Victoria a ojos de Hezbolá
No obstante, en tiempos de guerra, el líder de Hezbolá afirma que el movimiento no busca ni quiere matar a nadie, ni tratar a nadie de manera injusta. “Deseamos que la justicia sea restaurada y el único remedio es crear un Estado, un país en el territorio de Palestina donde vivan en paz y en democracia los musulmanes, los judíos y los cristianos”.

Israel ataca, Hezbolá responde

Israel declaró en varias ocasiones que Hezbolá lanza misiles contra áreas civiles del Estado hebreo. Justificando el hecho, Nasralá hace hincapié en que “siempre dijimos que si ellos no atacaban nuestras ciudades y pueblos nosotros tampoco atacaríamos las suyas. Hezbolá recurrió a este método tras muchos años de ataques a civiles libaneses con el simple objetivo de evitar que Israel continuara matando a civiles libaneses”.

Siria, en busca del diálogo

Nasralá le confesó a Julian Assange que Hezbolá se puso en contacto con algunos partidos de la oposición siria, pero aquellos rechazaron dialogar. “En Siria lo que pedimos es negociar, es el diálogo o llevar a cabo varias reformas. Porque la alternativa actual a esto es empujar al país a la guerra civil que es precisamente lo que quieren EE. UU. e Israel”, subraya el líder del movimiento.
Por otro lado, afirma que el problema se ubica en que “la oposición no está preparada para el diálogo y no está lista para aceptar ninguna de las reformas, todo lo que quiere es derribar el régimen”.

Miedo estadounidense

Tras haber creado Hezbolá una red mediática internacional,  EE. UU. está bloqueando en su territorio la emisión de su estación de televisión por satélite, Al-Manar. Según Nasralá, lo único que pretende la administración estadounidense es tachar la organización de “terrorista”. “Nos acusa pero ni siquiera tenemos el derecho básico de defendernos y presentar nuestros argumentos a la gente del mundo, no dejan que esta voz les alcance“, afirma.
La cuestión de resistir a la hegemonía estadounidense u oponerse a la ocupación es una cuestión moral e instintiva y también humana. Cuando en un país o incluso en una casa hay dos líderes, eso es algo que conduce a la ruina. Así que, ¿cómo podría el universo existir en una hermosa armonía con más de un dios?”, concluye el líder de Hamás.

Hezbolá, ¿amigo de la corrupción?

Según las filtraciones de WikiLeaks que provienen de la embajada de EE. UU. en el Líbano, entre algunos miembros de Hezbolá, que conducen potentes vehículos 4×4 y visten con trajes de seda, existe un gran nivel de corrupción. No obstante, Nasralá niega categóricamente dicha información, tachándola de “la guerra mediática, cuyo objetivo es desacreditar a Hezbolá y distorsionar su imagen”.
Hezbolá representa una organización islamista, fundada en el Líbano en 1982 como respuesta a la intervención israelí. Varios países, entre los cuales se encuentran EE. UU., Australia, Canadá, Israel, Países Bajos, Reino Unido y Egipto, tachan oficialmente a Hezbolá de una “organización terrorista”. Por el contrario, gran parte de los Gobiernos del mundo árabe consideran a la organización un movimiento de resistencia legítimo.
Sayеd Nasralá es el primer invitado de Julian Assange en el marco de su ciclo de entrevistas ‘El mundo del mañana’, uno de los proyectos más esperados de 2012. El primer episodio se estrenó este 17 de abril, fecha en la que se cumplen 500 días de bloqueo financiero a WikiLeaks.
En el marco del proyecto, que cuenta con 10 capítulos, Assange conversará con “iconoclastas, visionarios y expertos de poder” en busca de analizar el futuro de la comunidad mundial.
Poco antes del estreno, Assange reveló que espera que su show cause una verdadera tormenta, con medios de comunicación tachándole de “combatiente enemigo y un traidor que entrevista a los terribles radicales”. “Muchas cosas que hemos intentado contar, no han sido tratadas con exactitud en la prensa tradicional. Hay muchas pequeñas excepciones a esta regla, pero si miramos cadenas internacionales, en realidad hay solo dos de las que vale la pena hablar. Son RT y Al Jazeera“, afirmó Assange, explicando por qué eligió a RT para su fichaje estelar.
Aquí está el reportaje del Primer Programa 

El Embajador de EEUU colaboró en el golpe de Estado de 2009 en Honduras

El ex
embajador de Estados Unidos en Honduras, Hugo Llorens, colaboró en el golpe de
Estado que en junio de 2009 derrocó al presidente legítimo de ese país, Manuel
Zelaya.
Según
documentos secretos filtrados por WikiLeaks, el diplomático se reunió con
dirigentes opositores y empresarios, quienes avalaron la asonada militar.
La cadena Hispan
TV
indicó que, en uno de los textos oficiales revelados, Llorens comunicó a
Washington “las condiciones en las que se encontraba el país latinoamericano
antes del golpe de Estado.
Posteriormente,
el ex diplomático se reunió con el alcalde de Tegucigalpa, Ricardo Álvarez, y
el expresidente hondureño, Ricardo Maduro.
Los
documentos difundidos por WikiLeaks también señalaron que el mismo día del
golpe de Estado, el 28 de junio, Llorens mantuvo encuentros personales y por
video conferencia “con los directores de tres compañías importantes, a saber:
Antonio Travel, Emilio Larach y Emin Barjum”.
En su
informe a la casa Blanca, el ex embajador escribió que “las tres personas
participantes en la reunión consideraron ilegal este golpe de Estado, pero
aceptaron que no había otro remedio que aceptar el gobierno actual y esperar
hasta las elecciones de noviembre”
.
Manuel Zelaya abrazado a Hugo Llorens (hipocrecía babilónica)
Otros
documentos revelados por WikiLeaks en 2010 detallaban que Llorens envió al
Departamento de Estado norteamericano la confirmación que en Honduras había
ocurrido un golpe de Estado.
En ese
informe el ex diplomático sostiene que “la perspectiva de la embajada es que no
hay duda de que los militares, la Corte Suprema y el Congreso Nacional han conspirado
el 28 de junio (2009) en lo que constituyó un golpe de Estado ilegal y
anticonstitucional contra el Poder Ejecutivo”.
Pese a esta
confirmación desde la embajada estadounidense en Estados Unidos, la Casa Blanca
permitió que su base militar de Palmerola, ubicada en territorio hondureño,
sirviera para trasladar al exilio al entonces presidente Zelaya.
Fuente: Libre Red

NOTA PRFOFÉTICA:
Decreto hoy en el nombre de Jesucristo el Señor que llegó el tiempo para que la Soberana Providencia del Eterno comience a manifestar su Absoluto Gobierno de Justicia sobre todas los países de América Central.  

La élite patronal que se ha estado jactando de su poder y dominio sobre los cientos de miles de hondureños que sudan para comer magramente, mientras ellos se llenan de lujo y confort, no podrá avanzar utilizando la mentira como argumento que justifica sus demanes. El Eterno y Altísimo Señor ha escuchado las oraciones de santos intercesores que se han movido en estos tiempos en lo profético colocándose en la brecha frente al Gran Trono.

Los antiguos miedos ya no adormecen al pueblo hondureño como antes. Ya no podrán descansar en ese instrumento para lograr que los bienes de todos queden en las manos de unos pocos. El imaginario colectivo del pueblo de Honduras será despertado a las visiones que el Espíritu Santo traerá por medio de una Revolución de la Fe que despertará a miles para salir de las mansiones babilónicas que los programaban solamente con mentalidad de manada y formarán comunidades ávidas de la Justicia Eterna trayendo equidad en cada casa hondureña.
El Espíritu de la Profecía, le dice a Honduras:  “La piedra que desecharon los arquitectos, ahora, es la piedra angular”. Jesucristo se manifestará de tal manera con su voz de mando que multitudes que hoy pueblan las mansiones religiosas saldrán huyendo de la misma para sentarse a los pies de varones redentores que los guiarán para subir al Monte del Señor.
Los arquitectos de la
democracia de los ricos hondureños serán blancos de la Justicia del Eterno quien ha determinado que estos tiempos ya no son más tiempos
de golpes de Estado, ni de la democracia de los ricos. Ahora, es el
tiempo de los excluidos y empobrecidos, decididos a reinventar su
presente y su futuro que comienza a clarear desde la Luz Infinita y Creadora que se hará en cada uno de ellos carne.
Exhorto a los ministros del Reino de Dios a que busquen con mayor ahínco de lo que Yahvéh quiere traer sobre sus vidas, sus familias y sus ministerios.

El Gran Ojo vigilando a ciudadanos del mundo que cuentan con BlackBerry, IPhone, o un correo Gmail

El
portal WikiLeaks, fundado por Julian Assange, anunció este jueves el
lanzamiento de un nuevo proyecto dedicado a compañías que venden
tecnologías que permiten a los servicios de seguridad estatales vigilar a
sus ciudadanos.
 

En la lista de 160 compañías de 25 países
que, según WikiLeaks, ofrecen productos para el espionaje, figuran
empresas del Reino Unido, Alemania, Francia, China y Estados Unidos,
entre otros países. La corporación francesa Amesys es acusada de haber
vendido al régimen del presidente libio Muammar Gaddafi tecnología para
interceptar las comunicaciones por Internet de los ciudadanos libios.
Según una opinión expresada en la conferencia, el sistema de
interceptación podría haber sido utilizado por Gaddafi para espiar a la
oposición política.

“Wikileaks fue una gran bendición” Según Oliver Stone

El célebre cineasta Oliver Stone ha afirmado en un encuentro con los estudiantes y profesores de la Escuela de Políticas Públicas Lee Kuan Yew de Singapur que “Wikileaks fue una gran bendición para gente que como yo cree que sólo la verdad nos puede ayudar”. 
El director de películas como Wall Street, Comandante y JFK, intercambió con el auditorio sobre temas de la situación política internacional, la libertad de expresión y la guerra.
Aquí la traducción de sus palabras sobre el soldado Bradley Maninng y Wikileaks:
  • “El mandato [del presidente Obama] es de los medios de comunicación, no de la gente. Él se ríe cuando un manifestante se levanta y dice: “¿Qué pasa con Bradley Manning, y la forma en que lo están tratando?”. (se encoge de hombros). ¿Qué pasa con él? “Es curioso”, dice. No es gracioso. Es una situación muy horrible que tenemos en los EE.UU. …
  • “[Manning] está muy cruelmente encarcelado. Contrario a nuestra Constitución. Desde hace varios meses. [Obama] ha sido requerido por ello en repetidas ocasiones en nuestro país. Y nadie ha hecho nada por él. Ni siquiera se le ha sometido a un juicio. Pero esto, por supuesto es cierto, sucede con la gente de Guantánamo y otras muchas personas en todo el mundo dentro de nuestro sistema de detención.
  • “WikiLeaks fue una gran bendición para gente que como yo creen que sólo la verdad nos puede ayudar. Y el escándalo de Wikileaks … la forma en que los medios de comunicación cargaron sobre este Assange … Mancharlo … todas las cosas habituales que hacen … con aquellos de nosotros que han existido desde hace mucho tiempo, recordar el caso de Ellsberg. Lo interesante, por supuesto, es que en el caso de Ellsberg … la información que liberó era top secret… lo que Manning reveló no era secreto. Así que Ellsberg realmente violó de una manera mucho más profunda … mira lo conozco … la gente lo admira … Ellsberg finalmente está del lado correcto, él estaba en el lado correcto de la historia, pero ahora ha sido más reconocido.
  • “Espero que un día Assange y, sobre todo, Bradley Manning sea libre … No pienso que Bradley Manning vaya a salir de esta…
  • Wikileaks ha cambiado el mundo ya. Me refiero a lo que estamos diciendo …. Es tanto lo que Wikileaks ha publicado que ni siquiera hemos absorbido todavía …. Y he escuchado tantas historias … incluso de Venezuela … pero también del Oriente Medio …. Wikileaks tiene algunas sorpresas por delante de nosotros …. No se pueden hacer grandes cambios porque el gobierno ridiculiza esto, pero se hace conciencia: el cambio es posible … Así que vamos a la raíz de Wikileaks:  Si Wikileaks hubiera existido en 2003 George Bush nunca habría podido llevar a cabo su conspiración para ir a la guerra en Iraq”.
Con información de Wikileaks-Movie.com
Traducción de La pupila insomne La pupila insomne

Facebook: “la máquina espía más terrible que jamás se haya inventado.”

Russia Today entrevistó a Julian Assange, uno de los fundadores de Wikileaks para obtener su punto de vista con relación a los sucesos en Egipto y Libia, especialmente en relación a la importancia de las redes sociales en las revoluciones iniciadas en los dos países. Assange fue especialmente crítico con Facebook de quienes dijo:

Aquí tenemos la base de datos más completa de las personas, sus relaciones, nombres, direcciones, lugares, comunicaciones con otros y sus parientes. Todo dentro de Estados Unidos, todo al alcance de la inteligencia estadounidense.

También cree que las redes sociales ofrecen backdoors a las autoridades estadounidenses para acceder a los datos sin necesidad de obtener permiso judicial:

No se trata de servir una citación, ellos tienen una interface desarrollada para que la inteligencia estadounidense pueda usar. Ahora, ¿Facebook es administrada por la inteligencia de Estados Unidos? No, no va por ahí. Es simplemente que ellos tienen el poder de ejercer presión legal y política a estas redes sociales. Es tan costoso el entregar records individuales, por lo que automatizaron el proceso.

Lamentablemente Assange no aporta ninguna prueba para defender sus teorías sobre la relación de las agencias de inteligencia estadounidenses y algunas redes sociales, acusaciones que se han hecho en el pasado por otras personas y que suelen iniciar toda clase de conspiratorias con relación al “control” que supuestamente tiene el gobierno de Estados Unidos con nuestra privacidad, nuestros datos y nuestra información.

Caso Wikileaks: ¿Un caso de “revolución informática” o un trazo más del NOW?

El Sr. Assange director de Wikileaks recibió dinero de funcionarios del régimen de Israel

Defraudados del desvío que sufrió la misión original de Wikileaks, ex colaboradores de este portal han decidido advertir de los reales propósitos del fundador de esta web, Julián Assange, quien ha tenido que esquivar más problemas jurídicos; en cuanto al procedimiento en sus publicaciones, que padecimientos y persecución política.
El problema principal reside, según el ex colaborador de Wikileaks Daniel Domscheit Berg, en que Assange, llega a acuerdos comerciales con los medios comerciales de comunicación que han publicado los documentos sobre la cuestionada política exterior de los Estados Unidos, y sus redes de espionaje en todo el mundo.
Domscheit Berg, publicará próximamente un libro titulado: “Dentro de Wikileaks”, en el que señala su autor que la actitud de Julián Assange es propia de un “rey”, quien además impone sus deseos y criterios por sobre la de otros miembros de su equipo. De esta forma, destaca el ex miembro de Wikileaks, la política de Assange, pasa por “llegar a acuerdos” con los medios comerciales, para crear golpes periodísticos que buscan el sensacionalismo.
La pregunta clave, y que induce a sospechas bien fundadas, es: ¿porqué en los documentos publicados por Wikileaks, no se encuentra alguno referente al régimen de Israel? El que calla, otorga; pero también participa.
El principio de incertidumbre y la duda razonable, sobre los vínculos de Julián Assange con las autoridades del régimen de Tel Aviv, entregan las primeras pistas para despejar las interrogantes del caso.
De acuerdo con los portales informativos, La República de España y La Verdad, de Siria, Assange recibió una cuantiosa suma de dinero, entregada por funcionarios del régimen de Israel, para que Assange no revelara ningún tipo de documento sobre tal entidad.
Destacan los medios de comunicación español y sirio, que en tal pacto fue consumado en la ciudad suiza de Ginebra, a principios de 2010, con el objetivo de censurar datos y comunicaciones relativos a los ataques del régimen de Israel contra la población civil de El Líbano y palestina de Gaza, en 2006 y 2008, respectivamente.
Las fuentes del diario sirio La Verdad, confirman que las copias de los documentos secretos provenientes de las embajadas de Estados Unidos en Tel Aviv y Beirut, fueron destruidas por el propio Assange, quien, supuestamente, en el caso de conservarlos aún, es el único que posee las contraseñas para abrirlos. De hecho, comentó Assange ante los medios de comunicación, que “si algo le ocurriera”, entregaría las claves para que sus colaboradores hagan públicos otros documentos, sin precisar sobre cuáles archivos comentaba.
Para sellar el acuerdo entre Assange y el régimen de Israel, se grabó un video, donde se zanjó la prohibición para que esos documentos se difundieran.
También, el diario libanés Al Akhbar reveló que el régimen de Tel Aviv “ofreció una gran cantidad de dinero”, para obtener de forma previa los documentos relacionados con su ataque en 2006 contra Gaza, y particularmente, las actas de una reunión que se efectuó en la embajada estadounidense en Beirut el 24 de julio de ese año. Este encuentro, es considerado como “un consejo de guerra”, en el que los representantes del régimen de Israel decidían sobre las vidas de los libaneses, y fue clave para ellos para atacar al Hizbullah y sus aliados.
El mayor beneficio para el régimen de Tel Aviv reside en que, dentro de los miles de documentos que vieron la luz en medios de comunicación, webs, blogs y redes sociales, ninguno hace mención de los movimientos de ese régimen. No obstante, y de una u otra forma, los demás países fueron etiquetados.
Una de los políticos que más se congratuló, y sintió satisfacción, fue el primer ministro del régimen de Israel, Benjamín Netanyahu. Hace sentido su frase, a este respecto, ya que declaró que las revelaciones “eran buenas” para ellos.
Todo indica que el espionaje del régimen de Israel funciona a partir de compras y ventas; subastas y mejores posturas, mas no precisamente de inteligencia para actuar con prospectiva.
Indicios para esta afirmación pueden ser encontrados en las declaraciones de Netanyahu, quien en una conferencia de prensa corroboró haber “tomado la iniciativa”, con el fin de evitarse malos ratos.
Gracias a su flamante adquisición, dijo que no había ningún documento sobre su régimen “que haya sido revelado por Wikileaks”. Incluso, hasta elogió a Julián Assange, como “un héroe de la transparencia y la apertura”, en una entrevista para la revista norteamericana Time.

INTOLERANCIA Y CENSURA: páginas cómo ésta corren peligro

EE.UU. censurará todo contenido en Internet que considere peligroso a partir del 2011
El Gobierno de los Estados Unidos desarrollará a partir de 2011 el llamado “Comando Cybercom”, un proyecto del Departamento de Defensa para censurar en Internet cualquier tipo de contenido que considere peligroso para la seguridad de Estado.

La información, contenida en un despacho de la agencia de noticias Argenpress, revela que el proyecto está incluido en el recién aprobado presupuesto de defensa del país del norte, para el próximo año, que se eleva a la cifra de 708.000 millones de dólares.


El Comando Cybercom es una nueva herramienta del Gobierno estadounidense para controlar, también, la información que circula en Internet.

Desde el 2001 está vigente la Ley Patriótica de Estados Unidos (USA Patriot Act, por su nombre en inglés), que autoriza a todos los organismos de seguridad a intervenir las comunicaciones de cualquier índole. Esta Ley fue reformada en el 2005 y promulgada el año siguiente, con nuevos añadidos restrictivos de las libertades públicas, y concitó la protesta de senadores, tanto republicanos como demócratas.


La norma ha sido duramente criticada por diversos organismos y organizaciones de derechos humanos, debido a la restricción de libertades y garantías constitucionales que ha supuesto para los ciudadanos, tanto estadounidenses como extranjeros.

Pero ese mismo año 2006 se constituyó el Comando del Ciberespacio de la Fuerza Aérea, que ha cumplido severas acciones de control y censura de la información en Internet, y ahora se le suma el citado proyecto Comando Cybercom, que será manejado directamente por el Departamento de Defensa, para, como ya se dijo, censurar todo contenido en Internet que considere peligroso para la seguridad de Estados Unidos.
El presupuesto militar de Estados Unidos para el próximo año es 3,4% más alto que el del presente año y contempla mantener la invasión en Afganistán e Irak, como lo ha dicho el propio secretario de Defensa, Robert Gates: “Las decisiones tomadas y el nuevo presupuesto reflejan el compromiso de Estados Unidos de mantener las guerras que estamos librando”.

La dura opinión de EEUU sobre Piñera

La embajada de Estados Unidos en Chile redactó un duro informe sobre el presidente chileno, Sebastián Piñera, acusándolo de actuar en sus negocios al borde de la ley, reveló hoy Wikileaks a través del diario español El País.
Tenaz y competitivo, Piñera maneja sus negocios y la política hasta los límites de la ley y la ética. Algunas de sus acciones, como prestar dinero a empresas ficticias (en el pasado), parecen cruzar claramente la línea de la incorrección legal”, reseñó un texto filtrado. 
El documento, emitido el 9 de octubre de 2009 por la diplomática Carol Urban, ejemplificó que Piñera fue multado por abuso de información privilegiada por comprar tres millones de acciones de la aerolínea LAN, de la cual fue socio mayoritario hasta este año.  
El informe, difundido hoy por los medios chilenos, también rememoró actuaciones de Piñera cuando comenzó a construir su fortuna de unos US$2,000 millones, al mando del Banco de Talca entre 1979 y 1980.  
Como muchos otros bancos de la época -y no muy diferente de la reciente crisis financiera de Estados Unidos- el Banco de Talca concedió muchos créditos arriesgados, que inicialmente generaban apreciables beneficios, pero finalmente llevaron a la bancarrota”, señala el documento.  
Piñera y otros directivos del Talca fueron más allá de las típicas actuaciones inapropiadas de la época y (…)también crearon docenas de falsas compañías, les concedieron créditos y usaron esos fondos para comprar más acciones del banco”, añade el texto.
En otro informe, los documentos filtrados revelan un diálogo entre Piñera y el embajador de Estados Unidos en Chile en marzo de 2008, Paul Simons, y su consejero político Juan Alsace. En él, según el informe posterior de Alsace, Piñera defendió que la centroizquierda chilena mantuviera la política económica impulsada por el dictador Augusto Pinochet.
En un despacho del 9 de octubre de 2009 se lo describía así: “Hombre de negocios competitivo y político que tiende a tomar riesgos, Piñera ha estado vinculado en el pasado a un número de cuestionables acciones sobre sus negocios, pero los votantes parecen relativamente desinteresados por estas acusaciones“.
El informe, redactado por la número dos de la embajada, Carol Urban, cita la acusación que salió a relucir el 23 de septiembre de 2009 durante un debate electoral con el candidato presidencial de la Concertación, Eduardo Frei, quien sacó a colación un informe de transparencia Internacional en el que se indicaba que, en julio de 2006, cuando el actual presidente de Chile estaba al mando de la compañía aérea LAN, compró tres millones de acciones varias horas después de recibir un informe financiero de la compañía que no había sido publicado.

Las autoridades bursátiles de Chile investigaron el caso y acusaron a Piñera de “abuso de información privilegiada”. Piñera pagó una multa de 700.000 dólares, abandonó la presidencia de LAN, pero negó haber actuado de forma inapropiada. En las semanas siguientes, Piñera acusó a Transparente, la filial de la ONG en Chile, de actuar movida por prejuicios políticos. El debate sobre sus acciones se convirtió en un debate sobre Transparente, hasta el punto de que un miembro de esta organización tuvo que dimitir.
Lo que llamó la atención de la embajada fue la forma en que Piñera consiguió volver las lanzas contra Transparencia. Eso fue posible, según los diplomáticos, gracias a tres factores: un admirable equipo de campaña deseoso de pasar al ataque, la mediocre estrategia comunicativa de su oponente y la ayuda de la “prensa de Santiago, generalmente conservadora”.
El informe concluye: “Tenaz y competitivo, Piñera maneja tanto sus negocios como su política hasta los límites de la ley y la ética. Algunas de sus acciones, como prestar dinero a empresas ficticias, parecen cruzar claramente la línea de la incorrección legal. Otras veces, sin embargo, parece más una víctima de las circunstancias, de la negligencia o de la inmensa vastedad de su fortuna“.

Otra “revelación” de las conspiraciones del Club del Dragón

WikiLeaks revela que EE.UU. presionó a Etiopía para que invadiera Somalía
Los funcionarios estadounidenses mintieron al afirmar que habían tratado de refrenar a Etiopía para que no invadiera la vecina Somalía a finales de 2006. Documentos dados a conocer recientemente demuestran que “el gobierno de Bush presionó a Etiopía para que invadiera Somalia a fin de aplastar a la Unión de Cortes Islámicas”, que había establecido una relativa paz en gran parte del país. EE.UU. también trató de reunir una “coalición de los dispuestos” para derrocar el gobierno de Robert Mugabe en Zimbabue.

A mediados de 2007, los 50.000 soldados etíopes que invadieron Somalia a finales de 2006 se vieron ante un cenagal al encontrar una resistencia mucho más enérgica de la esperada porque somalíes de todas las opiniones dejaron temporalmente de lado sus diferencias para unirse contra el invasor extranjero.
Cuando la incursión militar se vio ante crecientes dificultades, la entonces Subsecretaria de Estado de EE.UU. para África, Jendayi Frazer, que fue profesora en la Escuela Korbel de Estudios Internacionales de la Universidad de Denver en los años noventa, insistió en que, antes de la invasión, EE.UU. pidió precaución y advirtió a Etiopía de que no utilizara la fuerza militar contra Somalia. Frazer era una estrecha colaboradora de la ex Secretaria de Estado Condoleezza Rice, la cual tiene también una fuerte conexión con la Universidad de Denver. Frazer ciertamente trató de distanciar a EE.UU. de la responsabilidad por la invasión etíope en una serie de entrevistas que dio a los medios en esos días.
Sin embargo uno de los cables publicados por WikiLeaks sugiere otra realidad en la cual Frazer tiene que ver con la presión sobre el presidente de Etiopía Meles Zenawi para que invadiera a su vecino. El contenido del cable se discute ampliamente en los medios africanos. Saca a la luz un acuerdo secreto cerrado entre EE.UU. y Etiopía para la invasión de Somalía.
Si es exacto –y no hay motivos para creer lo contrario– el cable sugiere que Etiopía no tenía intención de invadir Somalia en 2006 pero que Estados Unidos la alentó/apremió para que lo hiciera presionándola en secreto. Atollado entonces en las guerras de Iraq y Afganistán, el gobierno de Bush empujó a Etiopía para que invadiera Somalia a fin de aplastar a la Unión de Cortes Islámicas, que aumentaba su influencia en Somalía.
Cuando sucedió la invasión hubo pocas dudas de que la incursión militar etíope se había “fabricado en Washington”. Como tantos otros cables de WikiLeaks, éste sólo puso un punto sobre la “i” en lo que ya era del dominio público, aunque suministra información específica sobre la profunda participación de Jendayi Frazer en el asunto.
Según el cable, Frazer, en su calidad de principal representante del Departamento de Estado de EE.UU. en África, jugó un papel clave, encabezando junto con el Pentágono lo que equivalía a una guerra por encargo dirigida por EE.UU. Mientras presionaba a los etíopes para que atacaran, Frazer creaba el fundamento del ataque en los medios estadounidenses y para su encubrimiento, al afirmar que aunque EE.UU. no apoyaba la acción militar de Etiopía, ésta podía comprender “la amenaza somalí” y por qué Etiopía podía considerar necesario ir a la guerra.
Frazer propagó rumores sobre una posible toma del poder yihadista en Somalia que amenazaría la seguridad etíope. Su actuación ante los medios fue poco más que una cortina de humo. Los militares estadounidenses habían estado preparando a Etiopía para la invasión, suministrando ayuda militar y entrenamiento a los soldados etíopes. Entonces, el 4 de diciembre de 2006, el comandante de CENTCOM, general John Abizaid estuvo en Addis Abeba para lo que se describió como una “visita de cortesía”. En realidad sirvió para finalizar los planes para la invasión.
Cuando tuvo lugar la invasión somalí, Zenawi tuvo problemas. Se vio ante crecientes críticas por la ola de represión que desencadenó contra los críticos etíopes de su régimen, ola que incluyó arrestos masivos, masacres de cientos de manifestantes y el encarcelamiento de prácticamente todos los dirigentes de la oposición. Al llegar la primavera de 2006 se presentó una ley ante el Congreso de EE.UU. para que se cortara la ayuda a Zenawi a menos que mejorara su situación con respecto a los derechos humanos. (A propósito, su historial relativo a los derechos humanos no ha mejorado desde entonces. Debido a la visión de EE.UU. y la OTAN del papel estratégico de Etiopía en la “guerra contra el terrorismo” y la rebatiña por los recursos minerales y energéticos de África, el apoyo occidental a Zenawi sólo ha aumentado en los últimos años).
En 2006, por su dependencia del apoyo de EE.UU. para mantenerse en el poder ante una decreciente base política en su país –una situación en la que se encuentran muchos aliados de EE.UU. en el Tercer Mundo– y a sabiendas de que cometía un error, Zenawi aparentemente cedió a la presión de Frazer. Tampoco era la primera vez que Frazer había tratado de instigar una guerra por encargo de EE.UU. en África. Anteriormente, como embajadora de EE.UU. en Sudáfrica, había tratado de reunir una “coalición de los dispuestos” para derrocar el régimen de Mugabe en Zimbabue, iniciativa que no fue bien recibida por el gobierno post-apartheid de Sudáfrica y no llevó a ninguna parte.
La guerra de 2006 en Somalia tampoco dio buenos resultados a EE.UU. o Etiopía. Hace poco, un portavoz del Departamento de Estado, Donald Yamamoto, admitió que toda la idea fue “un gran error”, admitiendo de refilón la responsabilidad de EE.UU. en la invasión. Causó 20.000 muertes y, según algunos informes, dejó sin viviendas a unos 2 millones de somalíes. La fuerza de invasión etíope de 50.000 soldados, que había esperado un paseo fácil, se encontró frente a una violenta resistencia somalí que la paralizó y pronto se retiró con la cola entre las piernas. El resultado político de la invasión era previsible: la Unión de Cortes Musulmanas, generalmente más moderada, fue pronto reemplazada en Somalia por grupos islámicos más radicales y militantes, con un programa más abiertamente anti estadounidense.
Al deteriorarse la situación, en un intento de encubrir el papel de EE.UU. y el suyo propio, Frazer se volvió contra Zenawi, tratando de distanciarse del fiasco utilizando un truco diplomático antiguo y manido: la mentira categórica. Al avinagrarse la invasión, cambió su historia y argumentó en los medios que tanto ella como el Departamento de Estado habían tratado de retener a los etíopes, desalentándolos con respecto a la invasión en lugar de impulsarlos al ataque. El cable de WikiLeaks cuenta una historia bastante diferente. En 2009, las fuerzas etíopes se retiraron, dejando a Somalia en un lío peor y con menos estabilidad que antes de que sus soldados invadieran tres años antes. ¿Será la historia de siempre?
Rob Prince es editor de Colorado Progressive Jewish News 
© Copyright Rob Prince, blackagendareport.com, 2010

Caso Wikileaks: Las rarezas de una causa judicial

La extraña conducta del acusado y las denunciantes

La fiscalía sueca tendrá problemas para demostrar que se cometieron delitos

 

Julian Assange lamentará durante mucho tiempo haber aceptado la invitación de una mujer para dar una conferencia en Suecia el miércoles 11 de agosto. A. (la inicial de su nombre de pila) estaba encargada de organizar un seminario sobre libertad de expresión en nombre de Hermandad, una corriente cristiana de los socialdemócratas suecos.
Otra mujer más joven leyó la convocatoria y decidió asistir a la cita del sábado día 14. S. había visto por televisión una entrevista de Assange y había quedado fascinada con su mensaje. Llamó a los organizadores y se ofreció a colaborar en lo que fuera necesario.
Nueve días después, las dos mujeres entraron en una comisaría de Estocolmo para denunciar haber sufrido abusos sexuales de esa persona a la que tanto admiraban. ¿Qué había pasado durante poco más de una semana? ¿Por qué después de sufrir el presunto ataque ambas mujeres no acudieron a denunciarlo y estaban dispuestas a mantener el contacto con el agresor?
La conducta de la fiscalía sueca ha sido duramente criticada por Wikileaks desde entonces. La de las dos mujeres es también extraña y plantea dudas sobre si hay pruebas suficientes para defender en un tribunal la acusación de violación y abusos sexuales.
A. alojó en su casa a Assange durante los días que pasó en la capital sueca. Se conocieron el día antes de la conferencia. “Hablamos un rato y decidimos que se podía quedar a pasar la noche”, dijo a la policía en su declaración.

Sobre el condón


Esa misma noche mantuvieron relaciones sexuales, consentidas, según Assange. Hubo una discusión sobre el uso del preservativo, que se rompió. Ella creía que Assange lo había roto a propósito.
Al día siguiente, asistió a la charla del fundador de Wikileaks, pero eso no es lo más sorprendente. Por la noche, organizó en su propia casa una fiesta en la que estaba su presunto agresor. La gente que colabora con Wikileaks afirma que ella envió un mensaje a su Twitter, que luego fue borrado: “Sentada fuera, un frío terrible, con la gente más enrollada del mundo. Estupendo”.
A. aún no parecía enfadada con Julian Assange. Para eso, había que esperar a la intervención de la segunda mujer. S. había asistido en primera línea a la conferencia de Assange y entablado contacto con él. Los que asistieron vieron que tenía muchas ganas de conocerlo. Comieron juntos y con otras personas, y quedaron en verse.
Lo hicieron el lunes siguiente. Aparentemente, Assange no desperdiciaba la ocasión de dormir con mujeres atraídas por él. Aunque Assange dedicó más atención al ordenador que a S. “la pasión y atracción parecía haber desaparecido”, dijo ella después, por la noche tuvieron relaciones sexuales. Él usó preservativo, pero no a la mañana siguiente cuando lo hicieron otra vez. Ella dice que Assange la sorprendió mientras dormía.
Fue el momento de la segunda presunta agresión. ¿Qué hizo S.? Se fue con Assange a desayunar fuera de la casa. Al despedirse, S. preguntó si volvería a llamarla. Assange dijo que sí, pero no lo hizo.
S. se puso en contacto con A. habían hablado durante la conferencia y, como explicó después a la policía, temía el contagio de una enfermedad sexual. A., lógicamente furiosa al saber que Assange se había acostado con otra mujer, la convenció para que fueran juntas a comisaría el viernes 20.
“En ambos casos, el sexo fue consentido al principio, pero luego terminó convirtiéndose en abuso”, dijo A. a un periodista. Lo hizo porque ellas o la policía habían filtrado la denuncia sólo un día después al periódico sensacionalista Expressen.
La identidad de A. y S. no ha aparecido en la prensa sueca, como es normal en un caso de violación. No así en múltiples artículos en webs y blogs suecos.

“Venganza legal”

Gracias a ellos, se encontró en el blog de A. un artículo de enero titulado Siete pasos para la venganza legal, una serie de consejos para mujeres que han sido engañadas en sus relaciones con los hombres.
Si bien el primero dice “es mejor perdonar que vengarse” y el tercero advierte de que debe haber proporcionalidad en la respuesta, el último es más directo: “Recuerda cuáles son tus objetivos mientras estás en ello (la venganza) y asegúrate de que la víctima sufre tanto como sufriste tú”.
La singular lista no desautoriza el testimonio de A. ante la policía, pero plantea dudas. Como también la identidad del abogado de las mujeres, Claes Borgström. Es portavoz del Partido Socialdemócrata en asuntos de igualdad, de los que también se ocupó entre 2000 y 2007 en un cargo en la Administración.
Los voluntarios de Wikileaks en Suecia denuncian que Borgström, con buenos contactos en la fiscalía sueca por su militancia política, intenta endurecer las leyes del país ampliando el concepto de violación, y que está utilizando el caso de Assange con este propósito.
La fiscal Maria Kjellstrand decidió al poco de recibir la denuncia que no había indicios de delito. Borgström llevó el caso a otra fiscal y en septiembre el caso se reabrió sin más pruebas que las iniciales. Assange prestó declaración en una ocasión. Tres meses y medio después de los hechos, la Fiscalía aún no ha procesado formalmente a Assange.
Fuente: Publico.es

La Ciberguerra en su expansión

Los internautas se movilizan en favor de Wikileaks

MasterCard y otras empresas sufren ataques masivos por haber boicoteado a la organización


Tiene nombre de película de espías: operación Pay-back. Grupos de ciberactivistas partidarios de Wikileaks están respondiendo al boicot de la organización por parte de las grandes empresas norteamericanas con ataques de denegación de servicio sobre sus páginas web.

La última multinacional víctima de los ataques es MasterCard, cuya web no funcionó a lo largo del día de hoy. La primera reacción de la empresa “Sólo estamos experimentado un fuerte aumento de tráfico en la web corporativa” quedó pronto desmentida por la realidad. Las transacciones de pago con tarjeta de crédito se vieron afectadas en distintos momentos del día. Asimismo, Visa tambén ha sido víctima de ataques.
Según la BBC, una empresa de pagos vía internet admitió que a sus clientes les estaba siendo imposible realizar pagos con tarjetas MasterCard. El origen del problema es que no funcionaba el sistema MasterCard’s Secure Code que permite autentificar la gestión.
MasterCard anunció el lunes que no permitiría el uso de sus tarjetas para donar dinero a Wikileaks. Lo mismo había hecho antes PayPal y al día siguiente Visa. Las empresas afirmaron que no podían colaborar con “actividades ilegales”. Ningún tribunal de EEUU ha condenado a Wikileaks o a su editor, Julian Assange, por sus actividades a lo largo de cuatro años de existencia.
Todo se debe a las presiones del Gobierno norteamericano, como quedó claro tras la intervención del vicepresidente de PayPal en una conferencia: “El Departamento de Estado nos comunicó que se trataba de actividades ilegales. Fueron simples y directos”, dijo Osama Bedier. “Nosotrosaceptamos las leyes en todo el mundo y nos aseguramos de proteger nuestra marca”.
Preocupado por lo que había dicho, Bedier dijo luego que sólo habían leído en la prensa la carta que el Gobierno norteamericano había enviado a Wikileaks.
La “protección de la marca” les ha puesto en el punto de mira de un grupo de hackers que responde al nombre de Anónimo y que surgió en 2003 en torno a un foro de internet llamado 4Chan, del que eran asiduos hackers y aficionados a los videojuegos.
Un portavoz de Anónimo, de 22 años, ha explicado a The Guardian que no tienen una estructura de mando ni forman un grupo establecido. La mayoría son jóvenes que comparten una serie deideales libertarios: “Estamos en contra de las grandes empresas y de los gobiernos que intentan controlar internet. Anónimo apoya a Wikileaks no porque esté de acuerdo o en desacuerdo con los informes que se están difundiendo, sino porque rechazamos cualquier forma de censura en internet”.
La web de Wikileaks y los servidores en que se aloja han sufrido todo tipo de ataques de denegación de servicio desde que comenzaron a hacerse públicos los documentos del Departamento de Estado. Sus formas de financiación a través de donaciones también se han visto perjudicadas por el miedo de las empresas financieras a verse relacionadas con Wikileaks.
La operación Payback se ha dirigido contra MasterCard, y también contra la web de la fiscalía sueca que pretende obtener la extradición de Assange, y Post Finance, el banco postal suizo que canceló la cuenta de Wikileaks. Los activistas creen que ese acoso justifica cualquier medida de respuesta. No son tan poderosos como el Gobierno de EEUU, pero han dejado claro que se oirá hablar mucho de ellos en los próximos meses.

Visa y MasterCard estaban en deuda con Washington

‘Lobby’ en Rusia
Wikileaks respondió al boicot de Visa y MasterCard con la filtración de un documento que describe cómo EEUU hizo labor de ‘lobby’ en favor de ambas compañías en sus contactos con el Gobierno ruso. La embajada informó en febrero de 2010 de que convenía tomar medidas ante una nueva ley rusa que dañaba directamente los intereses de las empresas.
Sistema centralizado
Moscú estaba estudiando aprobar una ley por la que el sistema de pago con tarjetas de crédito quedara centralizado y dependiera de los bancos rusos propiedad del Estado. 
Pérdida de ingresos
El documento diplomático dice que los ingresos por estas transacciones en Rusia ascienden a 4.000 millones de dólares anuales y que “la inmensa mayoría de los ingresos de Visa en Rusia depende de tarjetas que se emiten y se utilizan allí”. Si todos los ingresos fueran a parar a un organismo controlado por el Gobierno, “Visa no obtendría ningún beneficio de todas esas transacciones”.
Sospechas rusas
La embajada sospecha que se trata de una medida impuesta por los servicios de inteligencia rusos, que creen que Visa y MasterCard comparten sus datos con los servicios de inteligencia norteamericanos. 

Buscando justificativos para continuar en control

¿Espionaje o terrorismo? EE UU busca un motivo para extraditar a Julian Assange
  • EE UU tendría que demostrar que el fundador de Wikileaks obligó a recopilar datos concretos a la persona que realizó la filtración.
  • El abogado de Assange señala “poderes oscuros” que persiguen a su cliente.
EE UU quiere extraditar a toda costa al fundador de Wikileaks, aunque de momento continúa en busca de una acusación para procesarlo. La única base legal sobre la que podría sostenerse la Justicia estadounidense sería la Ley de Espionaje, que ya ha sido utilizada en otras ocasiones por Estados Unidos para juzgar a oficiales que filtraron informaciones, aunque no a aquéllos que recibieron la información, según publica The New York Times.
El rotativo norteamericano asegura que EE UU tendría que demostrar que Assange indujo a recopilar datos concretos a la persona que realizó la filtración a Wikileaks. De prosperar la acusación, Assange se convertiría en el primer periodista juzgado en EE UU por espionaje. Algunos políticos estadounidenses han llegado a pedir su ejecución. Por si la acusación no fuera fructífera, el Departamento de Justicia ya estudia otras vías, como la planteada este martes por el senador republicano Mitch McConnell, que ha apuntado una posible acusación por terrorismo.
Por su parte, el abogado de Assange, Mark Stephens, ha vuelto a señalar este miércoles, en una entrevista al Evening Standard, que hay “poderes oscuros” que persiguen a su cliente y existe una conspiración para encarcelarle. “Ayer vimos las sonrisitas de los políticos estadounidenses. La trampa se ha activado. Hay poderes oscuros en acción. Después de lo que hemos visto hasta ahora, podemos concluir que esto es parte de un plan mayor”, afirma el abogado en declaraciones al vespertino londinense.

En sus declaraciones, Stephens acusa además a la Fiscalía sueca, que reclama en extradición al australiano por presuntos delitos de agresión sexual en ese país, de haber orquestado “un juicio público”. Según el letrado, Assange, de nacionalidad australiana, se ofreció para entrevistarse en Londres con los investigadores, pero éstos ni siquiera le han facilitado detalles de las acusaciones que pesan sobre él.

Un juez británico ordenó el martes que el australiano, a quien Suecia quiere interrogar sobre cuatro presuntos delitos de agresión sexual cometidos contra dos mujeres el pasado agosto, permanezca en prisión preventiva hasta que se celebre el 14 de diciembre su próxima vista de extradición. Stephens confirmó que planean volver a pedir a ese tribunal que conceda a Assange la libertad bajo fianza, que le fue denegada el martes en base al argumento de la fiscal británica Gemma Lindfield, en representación de las autoridades suecas, de que existía riesgo de incumplimiento.

La Guerra Ciberguerra y su consecuencias

Australia culpa a EEUU de las filtraciones de WikiLeaks

BRISBANE, Australia/LONDRES (Reuters) – Australia responsabilizó el miércoles a Estados Unidos de la divulgación por parte de WikiLeaks de cables diplomáticos estadounidenses y dijo que su fundador, el australiano de 39 años Julian Assange, no debía ser acusado.

Assange pasó la noche en una cárcel británica después de que un juez en Londres rechazara su puesta en libertad bajo fianza. El fundador de la web de revelación de secretos se entregó el martes a la policía británica después de que Suecia emitiera una Orden Europea de Arresto en su contra por presuntos delitos sexuales.

Assange ha pasado algún tiempo en Suecia y fue acusado este año de abusos sexuales por dos mujeres suecas que eran voluntarias de WikiLeaks. El abogado del caso aseguró que las denuncias de sus defendidas no forman parte de un complot de motivaciones políticas contra el fundador de la web.

“No tiene nada que ver con WikiLeaks o la CIA”, dijo Claes Borgstrom.

Assange ha provocado la furia Washington con las publicaciones de 250.000 documentos secretos estadounidenses.

El ministro de Asuntos Exteriores de Australia, Kevin Rudd, dijo que la gente que originalmente filtró los documentos, y no Assange, era la legalmente responsable y las filtraciones generaban interrogantes sobre la “idoneidad” de la seguridad estadounidense.

“El Sr. Assange no es en sí mismo responsable por la divulgación no autorizada de 250.000 documentos de la red de comunicaciones diplomáticas estadounidense”, dijo Rudd a Reuters en una entrevista.

“Los estadounidenses son responsables de ello”, señaló Rudd.

SIGUEN LAS REVELACIONES

WikiLeaks prometió que seguirá haciendo públicos detalles de los cables secretos estadounidenses que ha obtenido. Hasta ahora se ha publicado sólo una fracción de la información.

Los últimos despachos, publicados por el diario británico The Guardian, recogen que el líder libio Muamar Gadafi amenazó con suspender el comercio con Reino Unido y advirtió de “enormes repercusiones” si el libio preso por el atentado contra un avión en Lockerbie moría en una cárcel escocesa. El hombre fue puesto en libertad en agosto de 2009.

WikiLeaks también publicó el miércoles cables que señalaban que Arabia Saudí propuso desplegar un “Ejército árabe” en Líbano, con intervención aérea y naval estadounidense, para detener a la milicia chií Hezbolá después de que se hiciera con el control de partes de Beirut en 2008.

Assange se ha convertido en la cara visible de WikiLeaks y es respaldado por figuras como el periodista australiano John Pilger y el director de cine británico Ken Loach como un defensor de la libertad de expresión.

El abogado Borgstrom declaró en una rueda de prensa que los testimonios ofrecidos por las dos mujeres suecas eran creíbles y que había posibilidades de que Suecia finalmente presentara cargos en su contra.

“Más del 50/50”, dijo cuando le preguntaron específicamente cuál era la probabilidad.

La fuente original de la filtración no se conoce, aunque un soldado estadounidense que trabajaba como analista de inteligencia en Irak, Bradley Manning, ha sido acusado por autoridades militares de descargar sin autorización más de 150.000 cables del Departamento de Estado.

Las autoridades estadounidenses no han querido decir si esos cables son los mismos que ahora está revelando WikiLeaks.

Assange defendió el miércoles su página en Internet en un artículo de opinión publicado en un diario australiano, diciendo que era crucial para propagar la democracia y se comparó a sí mismo con el barón de los medios Rupert Murdoch en su búsqueda de publicar la verdad.

Supuestos ataques de hackers partidarios de Assange y contrarios a la censura inhabilitaron las páginas de Internet de la fiscalía sueca y del estudio de Borgstrom.

Julian Assange: El terror del Imperio

Con información que le envían colaboradores anónimos puso en jaque a los sistemas de inteligencia de Estados Unidos. Infancia, formación y vida en clandestinidad.

Si Julian Assange se atreviera a caminar distraídamente por alguna calle solitaria, de seguro la mira telescópica de un fusil se posaría sobre su frente. La vida del fundador y editor en jefe de WikiLeaks tiene un precio y son muchos quienes exigen que se lo ejecute. Son cada vez más, en especial desde el pasado domingo por la noche, cuando la organización de Assange comenzó a publicar los cables confidenciales que se enviaban desde las embajadas estadounidenses de todo el mundo hacia el Departamento de Estado. Los textos, que revelan los secretos y las maneras de actuar de los poderosos a escala global, constituyen el golpe más grande recibido por los servicios de inteligencia norteamericanos. Un golpe que hace tambalear los hilos de la diplomacia mundial y cuyas consecuencias todavía son impredecibles. Por esa razón, el gobierno de Barack Obama designó un equipo de 120 oficiales del Pentágono para enfrentar a WikiLeaks por todos los medios. Otros funcionarios y políticos se pronunciaron por el procesamiento de la organización bajo cargos de terrorismo. 

El director del grupo vive en la clandestinidad, nadie conoce su paradero, se traslada de ciudad en ciudad permanentemente y no usa tarjetas de crédito jamás. Todas sus comunicaciones electrónicas y llamadas se encriptan, a la vez que cambia constantemente su número de celular. “Tiene las manos manchadas en sangre, merece no menos que la pena capital”, se pronunció, furioso, Mike Huckabee, el principal líder del Partido Republicano estadounidense. Se refería a Julian Assange. El ingeniero que diseñó la bomba que acaba de estallar.
Assange nació en Australia en 1971. Como sus padres pertenecían a una compañía de teatro itinerante, tuvo una infancia atravesada por las mudanzas: estudió en 37 escuelas diferentes. Cuando tenía ocho años, sus padres se separaron. Christine, su madre, comenzó una relación con un músico con el que tuvo otro hijo. Su padrastro pertenecía a La Familia, una secta australiana liderada por Anne Hamilton-Byrne, quien exigía que le entregaran a los niños, a los que teñía de rubio e iniciaba en el uso de LSD. “Durante una parte de mi adolescencia tuve que lidiar con este hombre”, contó Assange. En cierto momento, Christine y los dos niños debieron huir durante tres meses, cambiando de domicilio de manera constante. 
Cuando Julián cumplió trece años, su madre le regaló la primera computadora. El chico se destacaba por su inteligencia y curiosidad, cualidades que lo impulsaron a convertirse en un hacker virtuoso. Formó parte de un grupo llamado “Subversivos internacionales”. Su nombre de guerra era Mendax y participó de invasiones computarizadas a los sistemas de varias instituciones para demostrar sus fallas de seguridad. En 1991, la policía de Australia lo detuvo, pero se declaró culpable por 24 cargos de delitos informáticos, pagó una multa y recuperó la libertad por buena conducta.

El domingo por la noche comenzaron a publicarse los análisis diplomáticos filtrados del aparato de inteligencia militar estadounidense por un analista de sistemas de 22 años (ver aparte). WikiLeaks entregó 251.287 cables emitidos por las embajadas a los diarios El País, de España; The Guardian, de Inglaterra; The New York Times, de Estados Unidos; Der Spiegel, de Alemania, y Le Monde, de Francia. Cada medio va publicando los cables paulatinamente y revela, de este modo, las formas en que el personal diplomático caracteriza la política y a los protagonistas de cada nación en informes dirigidos al Departamento de Estado estadounidense, cuya cabeza es Hillary Clinton. Se puede leer cómo el gobierno de Obama ordenó a sus diplomáticos espiar en la ONU, de qué manera actuó en conjunto con el gobierno español para cajonear causas judiciales en su contra o los dislates en el campo de concentración de Guantánamo, entre muchas otras informaciones relevantes (ver aparte). Los cables fueron emitidos desde el 28 de diciembre de 1966 (enviado desde la embajada en Buenos Aires y referente a las islas Malvinas) al 28 de febrero de 2010. Fueron consignados desde 274 distintas embajadas, consulados y misiones diplomáticas. 15 mil están clasificados como secretos (que pone en riesgo la vida de los involucrados), 102 mil como confidenciales y 134 mil como no clasificados. De ese cúmulo de textos, hasta el momento sólo se han publicado alrededor de 600, suficientes para crear el mayor escándalo protagonizado por los servicios de inteligencia de las últimas décadas.

Assange se convirtió temprano en un activista de la libertad de información y, también, en padre. A los 18 años tuvo a Daniel, su único hijo. En esa época vivía como programador y promovía el software libre. Diseñó Strobe, un escáner de puertos gratuito. También participó en la creación de Rubberhose Deniable Encryption, un programa que sirve para encriptar de modo ultraseguro información sensible. Comenzó a publicar artículos en periódicos y revistas y a los 25 años coescribió el libro Underground, una investigación que narra las acciones del movimiento hacker, la postal invertida de una sociedad que quisiera verse retratada solamente en su tranquilidad burguesa. Nunca dejó de estudiar. Se anotó en Física y Matemática en la Universidad de Melbourne y llegó a participar en las Olimpíadas de Física de 2005. Cuando Daniel, su hijo, comenzó a estudiar Genética a los 15 años, compartieron claustros y pasillos académicos. En 2006 abandonó la universidad y toda otra actividad para concentrarse únicamente en su más ambicioso proyecto: WikiLeaks.

Gotera. Filtración. Libre. Esos conceptos se reúnen en el nombre de la organización, de la que se desconoce los nombres de los 20 voluntarios de tiempo completo y alrededor de 800 colaboradores externos en todo el mundo. El equipo, dirigido con firmeza por Assange, funciona a través de una página que recibe archivos que le envían informantes anónimos o que obtienen mediante filtraciones en sistemas de seguridad. De ese modo accedió a documentos del ejército estadounidense, datos de bancos en operaciones fraudulentas, manuales secretos (y loquísimos) de la Cienciología y videos de guerra, entre más de un millón de textos en su poder. El 5 de abril WikiLeaks difundió un video en el que se ve cómo soldados estadounidenses tiran a matar a un grupo de civiles de manera indiscriminada en un suburbio de Bagdad. En la acción, perecieron dos reporteros gráficos de Reuters. La organización de Assange bautizó como “Daños colaterales” a la filmación que recorrió el mundo y puso en serios aprietos al Departamento de Defensa norteamericano. En julio de este año publicaron 92 mil documentos que se denominaron como “Diarios de la guerra de Afganistán”, en los que se revelan masacres contra civiles, conexiones entre la inteligencia paquistaní y los talibanes y también operaciones en las que cayeron soldados estadounidenses bajo la acción de fuego amigo. Los “Diarios de la guerra de Irak”, que se dieron a conocer en octubre, estaban formados por casi 400 mil archivos, donde se confirma, entre muchas otras revelaciones, la tortura como método sistemático del ejército de Barack Obama. El Pentágono acusó a WikiLeaks por dar a conocer información que ponía en peligro a agentes encubiertos y en riesgo a operaciones militares, aunque la organización señaló que no publicó miles de documentos que podían poner en riesgo vidas. Debido a esas filtraciones, Assange reemplazó a Bin Laden como la prioridad en la escala de detenciones requeridas por los norteamericanos. Se convirtió en su enemigo número uno.

Fuente: Revista Veintitrés