Inseguridad Nacional

Argentina: ¡que no saqueen tus valores!

Argentina luchando contra la descomposición social de sus generaciones.
 
P.A David Nesher
Mendoza, 10 de diciembre de 2013.
Cuatro imágenes causando el mismo efecto en mi corazón profético. Primero las fotos, subidas a Facebook, de aquel jovencito que orgulloso por haber saqueado el supermercado de su barrio mostraba airosamente su botín. Ésta fue una de las más llamativas. Una de las que provocaron en mí una santa ira profética. La segunda es aquella del robo a cara descubierta por parte del mismo vecino que el día anterior había intercambiado con el comerciante de la esquina saludos para su familia. La tercera imagen del terror es la de quienes intentaron quemar viviendas de sus vecinos porque sospechaban que fueron sus delatores ante la policía. Pero la peor de todas, la que más eleva los grados de indignación humana, es la aceptación, resignada y general, de que un policía puede, en reclamo de un salario mejor, dejar un barrio desprotegido, una ciudad ‘liberada’ y una provincia entera a la buena de Dios. Y es que en mi interior vibra enojada la justa idea de que no hay necesidad que justifique semejante decisión. Es la misma sensación de indignidad que surge cuando vemos que, en las líneas de la sanidad y salud, se abandona a un paciente, en medio de una operación a corazón abierto, para sumarse a una reivindicación salarial y laboral, por más justa y legítima que parezca. No queda duda alguna, a Argentina la saquearon, no de sus bienes materiales, sino de sus valores integrales. ¡Argentina fue saqueada de tal modo que hoy se ha quedado sin principios! ¡El país carece en sus “escaparates” principales (familia, escuela, gobierno, etc.) de basamentos para una moral íntegra y solidaria!
Hace ya un tiempo atrás, leí y me impactó lo que un cura párroco de una villa de emergencia contó acerca de los principios que albergaban en sus pensamientos los niños y jóvenes de aquel lugar. Tomaré aquello para ilustrar mi denuncia profética. Ese varón relató que cuando se les preguntaba a los chicos de esa villa qué les gustaría ser cuando fueran grandes, muchos respondían que querían ser “piqueteros”. Hoy, estoy convencido, de que es muy probable que alguno que otro conteste, ante la misma pregunta, que le anhela ser “dealer” o “narcotraficante”. Y es que en los últimos años ha sido tan grande la inserción del narcotráfico en distintos poblados pobres de buena parte del país, que el fenómeno está modificando los principios de vida y los hábitos de conducta de todos sus habitantes.
Para ejemplo de esto, mencionaré lo que un informe señala acerca de la existencia de unos 2.500 puntos de venta de droga sólo en la capital de la provincia de Córdoba. Esto equivale a 2.500 familias que viven de la venta de drogas ilegales. De repente, y ante este dato, me di cuenta que sólo con esas 2.500 familias organizadas y lanzadas a la calle se puede generar un caos en tan solo una noche.
Todo nos pasó en el transcurso de una semana, desde que estallaron la rebelión de Córdoba y el apogeo de los saqueos en esa provincia. Día tras día el efecto dominó, fue armando un diseño de un arte repugnante.  Se habla ya de siete muertos y decenas de heridos por los asaltos a los comercios. Una situación de tensión extrema se advierte hoy fácilmente en el rostro de casi todos los funcionarios con responsabilidades ejecutivas a lo largo del país. No queda duda alguna que el gobierno nacional fue un imprudente espectador en las primeras horas del drama cordobés.  Un solo pensamiento surge al observar todo esto: el poder está miope y soberbio.
El rencor social serpentea entre muchos argentinos. Los lazos sociales están rotos y la responsabilidad del ciudadano es hoy, en nuestra nación, una obligación arqueológica. Existen, desde hace mucho tiempo, sectores numerosos de la sociedad que viven en la miseria. Seres humanos que han perdido cualquier esperanza de ascenso social y que han sido programados por el sistema imperante a creer que acceder a un televisor LED sería la única revolución posible en sus vidas. Son incontables vidas humanas que cargan con la frustración de comprobar que aunque muchos trabajen todo el día, al final del año no les termina alcanzando ni para lo mínimo.
Los encargados de pensar políticas y modelos de transformación deberán primero aceptar que en nuestra nación aún hay deudas democráticas. Es verdad que hemos sido testigos de fuertes avances en estos treinta años de democracia, pero, sin embargo, los sectores que no tenían trabajo siguen igual porque continúan repitiéndose aquellas situaciones que le impiden a la gente dignificarse como seres humanos.
Se necesita comprender que la política tiene siempre resultados en la subjetividad, en lo que llevamos como bagaje de ideas, sentimientos y miradas. Desde esto será urgente aceptar que un modelo de rapiña que autoriza los saqueos de recursos naturales y que privilegia a las corporaciones multinacionales, genera siempre una subjetividad de rapiña, saqueo y privilegios. Desde dicha subjetividad todo el mundo cree que puede tomar lo del otro o hacer cualquier cosa para obtener lo que el otro legítimamente ha alcanzado en su esfuerzo previsor.
Para males se suma a todo esto el hecho real de que los medios son parte del problema y no de la solución porque son los hacedores de esa subjetividad. Ellos exacerban el consumo, y la violencia. Ellos hablan todo el tiempo de inseguridad generando así situaciones de miedo. Así, el espíritu de temor liberado desde los medios guía a muchas personas a encerrarse y apartarse de todos aquellos que, a su cosmovisión, son no confiables. Pero, a la misma vez, los medios empujan a otros humanos a no quedarse afuera de la rapiña, y a salvarse de cualquier modo. De esta forma, todo y todos pasan a formar parte de la misma mugre superestructural. La situación de fondo es idéntica y de descomposición en todos y cada uno de los sustratos sociales de la nación.
Ante todo esto observamos día a día impávidos el desarrollo de una etapa de fuerte descomposición de las relaciones sociales argentinas. Miramos atónitos e impotentes la descomposición de la convivencia en cada uno de las entidades fundamentales del país (familia, escuela, gobierno, policía, etc.). Desde el discurso presidencial se nos ha instado una y otra vez a entender que la democracia es el otro, pero eso en la práctica cotidiana no existe. Por el contrario solamente existe el sálvese quien pueda.
¿Y a quién le atribuiremos todo esto? Pues bien, primeramente a la política del gobierno. Porque ella misma fomenta el mismo tipo de vida en supervivencia: el plan social, la bolsa de comida de la provincia, el reparto de droga, o trabajar para la policía. Y muchas veces todo esto ocurre junto. El común denominador es que la vida ha pasado a no tener valor. Cualquiera se vende, se compra, se corrompe. Toda medida política solamente busca el efectismo. El tema central, y dónde el error radica, no es mejorar, ni mucho menos transformar, sino contener. La gestión errónea es solamente contener, armonizar, todo pegado con moco, pero que sí o sí continúe para adelante. Nadie piensa a gran escala. No se valora el considerar nuestras generaciones futuras. Nadie quiere visualizar lo que va a pasar de aquí a veinte años.
En segundo lugar, la responsabilidad cae sobre la voluntaria actitud de cada argentino de tender a la descomposición moral de sus generaciones. Es que lo único que se percibe a dónde quiera que la mirada apunte es una descomposición globalizada de lo humano. Justamente esta es la forma vil de sostener lo que hacen los gobiernos y corporaciones del mundo puestas al servicio de la élite luciferina gobernante.
Todos podemos caer en la descomposición, o elegir vivir y respirar un aire distinto. Un aire digno. Un aire no contaminado por estas cuestiones.  Aquellos que queramos hacer esto, seguiremos peregrinando en la misión de realizar actos llenos del amor perfecto. Lo otro es la pudrición, en el sentido más llano. Lo otro surge cuando se pudren los sentimientos, los sentidos, las virtudes y los principios de lo humano y de la vida. Es en este punto dónde hay que decidir si seguimos con la corriente o nos largamos unánimes a remar en contra de la corriente de descomposición que el Leviatán ha creado en el mundo.
Yo creo  firmemente en aquello que el Eterno me ha revelado. Él me mostró en Su Espíritu que los cambios se avecinan. Y ocurrirán desde ese mar de luces que nacen fuera de la superestructura que conforman hoy el Estado y el mercado. Son las luces que reman contra la corriente. Luces, encendidas en el Mesías, que  revelarán cómo salir de la descomposición y la decadencia que carcome hoy a la Argentina. Un mar de luces que producirán cantidades de situaciones diferentes, de construcción social, de cuidado ambiental y comunitario, de realización productiva, de defensa y ampliación de derechos.
Les dejo pensando en estos lineamientos, y para que el sello de su reflexión se efectivo les comparto este fragmento surgido del ingenio de un uruguayo maravilloso:

“Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia, pudo subir al cielo. A la vuelta, contó. Dijo que había contemplado, desde allá arriba, la vida humana. Y dijo que somos un mar de fueguitos.- El mundo es eso – reveló- un montón de gente, un mar de fueguitos. Cada persona brilla con la luz propia entre todas las demás. No hay dos fuegos iguales. Hay gente de fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco, que llena el aire de chispas; algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman, pero otros arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca se enciende. “

Eduardo Galeano;
El Libro de los abrazos (fragmento)

Córdoba y su carencia de hombres íntegros

Pleno momento del saqueo. Una imagen simbólica. Un varón corriendo en medio de un supermercado, llevando  en sus hombros una media res. De repente, su mirada se paraliza ante otro objeto que tienta su hambre. Se trata de una TV LED. El hombre titubea. Su hambre no. Es la res o la TV. El dilema acaba rápido. Abandona la red, arrojándola al suelo, y sus hombros se cargan del electrodoméstico tan deseado para sus intenciones.

La escena descripta es una de las tantas que, llenas de violencia, se repetían por toda la capital provincial, de la bonita Córdoba. Los integrantes de la fuerza policial seguían autoacuartelados y los vecinos, junto a los comerciantes de la ciudad, se defienden por su cuenta de los saqueadores específicos carentes de un discurso que justificara sus hechos.
El acuartelamiento de la policía (5 mil efectivos de un total de 22 mil ¿…?) generó consecuencias devastadoras. La ciudad se transformó en tierra de nadie y se cuentan por decenas los saqueos en supermercados y comercios, robos a punta de pistola a automovilistas, y asaltos en viviendas particulares. En medio de todo esto el olor evidente de una organización perfectamente trazada entre ciertas autoridades provinciales y aquellas redes que desde lo suburbano trazan, en el día a día, los lineamientos del narco cordobés. Evidencia de una ciudad que hace años viene siendo liberada a causa de las contrataciones entre los jueces,los  policías, las bandas del crimen y otras yerbas políticas.
Todo tipo de comercios fueron víctimas y las escenas que se vivían eran estremecedoras. Una película bizarra de un futuro inimaginable parecía estar siendo filmada a lo largo de esta ciudad. La gente corría en las calles y saqueaba todo tipo de productos. Mujeres embarazadas arrebataban cochecitos y productos para bebés. Se vio hasta camionetas cero kilómetro cargando mercadería. Sin embargo, todo esto, no es producto de una ficción sino trazada por un libreto de Hollywood, sino que son escenas de una triste y detestable realidad. 
Foto:
Un adolescente carente de bebidas alcohólicas saciando su necesidad.

Comerciantes lloraban por las calles, desconsolados al ver el estado de sus comercios: Una voz llena de ira expresaba: “esto no es hambre, me robaron bebidas alcohólicas y electrodomésticos”, era el grito del dueño de un supermercado que no podía entender la anarquía que se vivía en la ciudad. Los malvivientes no hicieron diferencias a la hora de los saqueos.

En el inicio de esta nota hice una y otra vez referencia al hambre. Pues bien, el hambre inspirador del saqueo cordobés se origina en el materialismo práctico que hoy domina el corazón de los argentinos, alimentado por el hedonismo y el consumismo salvaje. No es la manifestación de estómagos vacíos, sino la de almas humanas llenas de vaciedad. 
Estamos en el mes de diciembre pero del año 2013. Algunos medios, mal intencionados, quieren transmitirnos las noticias sacando provecho del doloroso recuerdo de aquel diciembre del 2001, lleno de escenas de saqueos producto de los años de opresión económica neoliberal. Aquellos saqueos tenían como protagonistas a familias enteras arrebatando todo tipo de alimentos a causa del hambre que muchos de ellos vivían. Hoy, los comunicadores de estos medios monopólicos, hablan de “carentes”. Yo tomo la palabra no compartiendo su aplicación. Son carentes sí, pero no de recursos y medios materiales, sino de su dignidad humana. Son carentes, sí, pero no de alimentos, sino de integridad. Son carentes, sí, pero no de empleo, sin más bien de principios y valores. Son amadores del dinero, más que de Dios y su prójimo. En pocas palabras, son carentes de un llamado a ser personas de propósito y destino.
Córdoba, así como la Argentina toda deberá volverse en sí y reflexionar en dónde ha caído. Cada provincia argentina deberá preguntar por el diseño de propósito que tiene escondida en Dios. ¡Argentina deberá volverse hacia el gobierno del Eterno Abba! 

Con amor al Mesías y por mi patria los bendigo.

P.A. David Nesher

El Raty Horror Show: “Desgraciada es la generación cuyos jueces merecen se juzgados” Tato Bores

El título de este documental (y la fama de su director Enrique Piñeyro) anticipan un film de denuncia, en este caso contra la Policía Federal, específicamente en un hecho puntual ocurrido en 2005 que la prensa denominó como “la masacre de Pompeya”. Durante estos lamentables sucesos, Enrique Piñeyro nos demostrará que el único imputado en esa causa, de apellido Carrera, que está en prisión desde ese año hasta la actualidad, no solo es inocente, sino que recibió 8 balazos durante su “detención”, y lejos de morir fue acusado injustamente por robo, fuga y asesinato, tal vez, porque su auto blanco era solamente de similar tamaño que el de unos ladrones en fuga que la policía equivocó en la persecución.

La película toma como punto central la manera en que se fraguó la causa de Fernando Carrera: la manipulación y alteración de la evidencia en el lugar de los hechos; la manipulación por parte de la instrucción policial de los testimonios de los escasos testigos llamados a declarar; la manipulación de todos los medios nacionales por parte de Rubén Maugeri, testigo clave de los hechos y presidente de la Asociación de Amigos de la Comisaría 34.

Con astucia, inteligencia, rigor y un particular humor negro, “El rati horror show” nos sumerge en las peores vertientes de nuestra sociedad argentina. Lo hace hasta tal punto que en un momento lo único que queremos es distanciarnos llenos de indignación. Pero al hacerlo, nos damos cuenta que la montaña de estiércol llegó hasta el techo, que Piñeeyro prendió el ventilador y todos, absolutamente todos, quedamos salpicados.

Los invito a sentarse cómodamente y disfrutar de esta película.

Escrachando a los los grupos que agitan la movilización opositora

La cuenta regresiva que realizan los referentes de la oposición está por llegar a su fin: faltan apenas tres días para el 8 de noviembre, la fecha que se fijó desde diferentes sitios web para salir a protestar contra la gestión del gobierno kirchnerista en diferentes centros urbanos del país.
Lejos de la espontaneidad que se le quiere atribuir a la manifestación desde los medios hegemónicos de comunicación, a través de una intensa investigación que incluye un exhaustivo cruce de información con una amplia cobertura de la actualidad en las redes sociales se pudo revelar el solapado andamiaje sobre el que se estructura la convocatoria del 8N.
Se trata del mismo mecanismo de convocatoria que se utilizó para el cacerolazo del 13 de septiembre pasado y consta de una compleja red de relaciones que cuenta con miembros de partidos políticos como el PRO, la Coalición Cívica, fundaciones ultraliberales, entidades rurales, medios masivos de comunicación, servicios de inteligencia y ex funcionarios de la última dictadura militar.
Según se logró comprobar, la organización de la protesta comenzó con la gestión y difusión que realizaron ocho personas a través de Facebook, Twitter y cadenas de mails. Pero no fueron ocho personas “independientes”.
Son internautas con claros fines políticos, partidarios e ideológicos que tienen, además del know how, vínculos con los sectores más reaccionarios de la Argentina, a través de diversas fundaciones. Un tejido de vínculos que se oculta para poder sostener públicamente la consigna de un reclamo “apolítico”.

 

¿Quiénes son esas ocho personas?:
Luciano Bugallo. Administra la comunidad El Cipayo, una de las primeras en convocar al cacerolazo y el blog Argentina Contra K. Posee una cuenta en Facebook (con más de 17 mil adherentes) y administra en la misma red social el grupo Cacerolazo Argentino. Bugallo fue invitado por diversos medios masivos de comunicación, desde donde difundió los eventos. Allí nunca hizo hincapié en que trabajó para la Fundación Fragua, dirigida por el Director de Escuelas Públicas de PRO, Max Gulmanelli; participó de la escuela de dirigentes del PRO “G-25”; y en el Comité Hípico de la Sociedad Rural Argentina.
Bugallo tampoco ahondó en su rol de coordinador de la Red de Encuentro Ciudadano, una ONG dirigida por Claudio Bargach, integrante de la Coalición Cívica, ni que organiza eventos para la Fundación Libertad y Progreso, coordinando la comunicación con Cecilia Olive.
Aníbal Calafell: Ex capitán de la Armada, fuerza en la que se desempeñó durante la última dictadura militar, es el responsable de financiar publicitariamente el cacerolazo en Internet. Fue concejal por el PRO en Vicente López entre 2005 y 2009 y candidato a intendente de Mauricio Macri en el mismo partido bonaerense. Actualmente ostenta el cargo de vocal en la Sociedad Rural Argentina (SRA) e integra el Directorio de la Fundación Despertar.
Cecilia Olive: Responsable de comunicación en la Fundación Libertad y Progreso y miembro de la Fundación Naumann, fue quien envió las invitaciones al cacerolazo, lo que derivó en la viralización virtual del contenido. Olive también está entre las autoridades del Partido Liberal Libertario, donde ocupa el rol de coordinadora de Marketing.
Jorge Sonnanet: Es un teólogo que conduce el Movimiento de Argentinos Indignados. Está vinculado a la Coalición Cívica y tiene una relación fluida con el ex diputado de aquella fuerza, Héctor “Toti” Flores, titular del movimiento social Movimiento Humanista de Resistencia. Administra desde la Web la comunidad Argentinos Indignados. A Sonnanet se le atribuyen los afiches “Indignate. El 8N tomá la Calle”.
Eliana Toro: Es editora del portal digital Tribuna de Periodistas y administra la comunidad homónima en Facebook. Es la ex pareja de Iván Velázquez, ex agente de inteligencia prófugo de la justicia, acusado de haber hackeado e intervenido las cuentas de mail personales de altos funcionarios del gobierno nacional. Toro sería la coordinadora de las comunidades que impulsan de manera más activa el cacerolazo, lo que le permitió conseguir que las mismas firmasen una solicitada en conjunto.
Yamil Santoro: Es uno de los miembros fundadores del Partido Liberal Libertario y fue quien produjo el video para la convocatoria al cacerolazo anterior, que fue furor en Youtube. En 2010, Santoro participó del intento de creación de un “Tea Party Argentino” y se lo vincula a la diputada de Unión por Todos –y cada vez más cerca del PRO– Patricia Bullrich.
Sergio Koltan: Es el fotógrafo oficial de Unión por Todos y cubre las actividades del Grupo de Acción Política por la Unidad, integrado por los diputados Bullrich, Eduardo Amadeo (Peronismo Federal) y Federico Pinedo (PRO). Es uno de los administradores de los principales grupos de Facebook desde donde se convoca al cacerolazo.
Michael Ibarra: Es integrante del Partido Liberal Libertario y de la organización ultraliberal Fundación Friedrich Naumann para la Libertad. Ibarra administra uno de los principales grupos desde donde se convoca al evento.
LA ESTRUCTURA.

Tal como quedó explicitado, quienes gestionan y promueven el 8N están vinculados a diversas fundaciones, a su vez relacionadas a partidos políticos. Por caso, dos de los promotores del evento, Bugallo y Olive, trabajan en la comunicación de la Fundación Libertad y Progreso.

Se trata de un centro de investigación de corte neoliberal y conservador. Para graficarlo: en su Junta Directiva y su Consejo Académico se encuentran el ministro de Economía de Fernando de la Rúa, Ricardo López Murphy; Manuel Solanet, ex secretario de Hacienda del terrorismo de Estado; y José María Dagnino Pastore, ex ministro de Economía de las últimas dos dictaduras que sufrió el país.
También se destacan entre sus filas Marcos Aguinis, Martín Krause y Aldo Abram, quienes suelen emitir sus juicios y opiniones por los diarios La Nación y Clarín.
Libertad y Progreso está presidida por Agustín Etchebarne, quien también fue asesor de Argentina Ciudadana, la fundación del rabino y legislador macrista Sergio Bergman.
Otra fundación que aparece vinculada con los organizadores del cacerolazo es la Fundación Friedrich Naumann para la Libertad, que cuenta entre sus “logros” haber intentado crear el “Tea Party argentino”, y que fue acusada de apoyar el golpe de estado a Manuel Zelaya en Honduras, en 2009.
En lo que respecta a su sede local, está vinculada al Partido Liberal Libertario, del cual los “organizadores” Yamil Santoro y Michael Ibarra forman parte. Como esta fundación mantiene una alianza con la Fundación Libertad y Progreso, ambas están vinculadas con importantes referentes de la oposición política nacional.
Esto explica que en una actividad realizada por las dos instituciones fueran invitados la diputada Elisa Carrió, el ex candidato presidencial López Murphy, Agustín Etchebarne, la senadora María Eugenia Estenssoro, Solanet, el periodista del diario La Nación Carlos Pagni y Patricia Bullrich.


LA DICTADURA Y LA RURAL.
 
El nexo con entidades que poseen un fuerte poder de lobby no concluye aquí. Por caso, el ex marino Calafell es director de la Fundación Despertar. Se trata de una fundación estrechamente vinculada a las patronales agropecuarias Sociedad Rural y Carbap y a empresas del sector.
Su presidente honorario, claro, es Luciano Miguens, titular de la SR durante el lockout de 2008. A su vez, Miguens es vocal de la Fundación Pensar, usina de ideas del PRO. Cargo que comparte con Gerardo Bongiovanni, presidente de la Fundación Libertad de Rosario, entidad que también impulsa el cacerolazo.
La Fundación para la Formación Ciudadana –de la que Bugallo es un miembro activo– es otra de las entidades vinculadas al PRO: organizó eventos del rabino Bergman y del ministro de Educación Esteban Bullrich. De hecho, al menos tres macristas de la cartera educativa porteña están relacionados con esta entidad.
Ante este escenario no sorprenden las declaraciones que realizó ayer Mauricio Macri, jefe de gobierno porteño y líder del PRO: “El 8N nos representa como argentinos y como hombres libres que queremos vivir mejor, con respeto, con tolerancia y poniendo la energía en construir y no en agredir.”
LOS MEDIOS. 
La red de relaciones comienza a cerrarse con el entramado que une este andamiaje con los medios de comunicación: por caso, el vicepresidente honorario de la Fundación Despertar es José Claudio Escribano, ex subdirector de La Nación y vocal de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA), la asociación que nuclea a las empresarios periodísticos.
Si bien Clarín y La Nación son los medios dominantes –y a través de sus páginas difunde el 8N y entrevistan a los referentes de las distintas fundaciones–, la convocatoria a los cacerolazos se esparce como río de pólvora por los medios digitales.
Actuando de forma mancomunada con los ocho “organizadores”, los sitios Seprin, AN54 y Tribuna de Periodistas actúan como una caja de resonancia del llamado a protestar contra el gobierno.
Por caso, los dos primeros fueron los medios vanguardistas en lo que se refiere a la cobertura de los cacerolazos, en junio pasado. Se trata de dos sitios vinculados a ex agentes de inteligencia y están dirigidos por Héctor Alderete, quien se encuentra procesado por espionaje (en la misma causa que Iván Vázquez, ex pareja de Toro). Por su parte, Tribuna de Periodistas es un medio que está directamente vinculado al 8N a través de Toro.
Desde estos sitios surgen las proclamas antidemocráticas de claro tinte fascista. Por ejemplo, desde aquellos sitios se llegó a pedir que las Fuerzas Armadas den un golpe de Estado el 8 de noviembre, aprovechando las circunstancias que se van a generar con el cacerolazo (ver aparte).
Así las cosas, se evidencia que la movilización del próximo 8N no será espontánea. Un extendido –y amenazante– andamiaje servirá de plataforma para canalizar las protestas de aquellos que realmente saldrán a efectuar sus sinceros reclamos.«
De Vido y su propuesta
El ministro Julio De Vido afirmó anoche que “ya que Macri dice que se siente representado por el 8 de noviembre, sería bueno que se ponga al frente y, desde una tarima en el Obelisco, explique cuál es su plan de gobierno, si es que tiene uno.”
Agitación: Golpe de Estado.
Desde varios sitios se llegó a pedir que las Fuerzas Armadas dieran un golpe de Estado el 8N.
Organización
Como en las anteriores protestas, nada está librado al azar. La organización llegó en este caso a recomendar vestimenta y proponer medidas seguridad como expresarse sólo con carteles y evitar las groserías. Todo para no “darle letra a 6,7,8”.

Fuente: Tiempo.infonews.com

Lorena Martins entregó sus pruebas a Servini de Cubría

Lorena Martins entregó dos agendas manuscritas, una
de Martins y otra de su presunta mano derecha y pareja Estela Percivall,
presuntamente con datos, nombres y fechas de pagos de sobornos para el
funcionamiento de locales nocturnos, publicó la agencia Télam.

Dejó también un teléfono celular de su padre y distintos
manuscritos, así como uno perteneciente a un empleado de jerarquía del
grupo donde aludiría a un pago hecho al ex titular de la agencia
gubernamental de control de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Oscar
Rios, como aporte a la campaña de Mauricio Macri para ser reelecto en la
jefatura de Gobierno local. También entregó pruebas relativas a un
presunto “arreglo” hecho con la AFIP y donde estaría implicado un
funcionario de ese organismo, precisó.
La semana pasada, Servini de Cubría aceptó asumir la causa porque ya
lleva adelante una investigación por supuestos sobornos pagados por
locales nocturnos, entre ellos algunos cuya propiedad se atribuye a
Martins, como Brut, en Recoleta y FAMA, en Flores, ambos allanados ya en
relación a la causa. Precisamente Martins hija denunció que el día de
esos procedimientos su padre fue avisado y sacó todo de los locales.
Lorena Martins regresó de México, adonde viajó financiada por el
gobierno de ese país, donde radicó denuncias contra su padre, residente
en Cancún, y negó que él la hubiese denunciado formalmente por extorsión
ante la Justicia, tal como sí lo hizo públicamente. La mujer seguirá
por ahora viviendo en el partido bonaerense de San Isidro, donde está
bajo custodia luego de llevar sus denuncias primero a la Unidad Fiscal
contra la trata de personas en diciembre, y luego ante el Ministerio de
Seguridad de la Nación.
Durante la feria judicial de enero la causa había recaído por sorteo
ante el juez federal Norberto Oyarbide, quien según ella es amigo de su
padre, y por eso se negó a ratificar la denuncia en ese juzgado. Luego
el juez que reemplazó a Oyarbide en el receso, Sergio Torres, envió el
expediente a Servini por conexidad con la investigación ya existente en
su juzgado, por lo cual ahora el fiscal del caso es Federico Delgado, quien ya entendía en la causa.

Lorena Martins fue entrevistada inmediatamente después a esto en el canal América. En ésta se presentan pruebas que iluminan una zona luciferina que será derribada este año en Argentina.
Primera Parte

Segunda Parte

En el video a continuación Lorena M. denuncia al Juez O.

La calidad del agua en Argentina

“Casi toda el agua que consume el país, proviene de los mismos cuerpos de agua en los que son evacuados los residuos cloacales e industriales”, nos dice nuestro periodista ciudadano en este artículo donde nos invita a reflexionar sobre el uso y la importancia del agua, un elemento indispensable para la vida. “Si no hay agua, no hay vida”, así de sencillo.

Autor:  Cristian Frers.

El autor de este artículo es Técnico Superior en Gestión Ambiental y Técnico Superior en Comunicación Social – E-mail: cristianfrers@hotmail.com

 

El agua es el líquido sin color e insípido que cubre aproximadamente el 71% de la tierra. El noventa y siete por ciento del agua en la tierra es agua salada y el otro tres por ciento es agua dulce. Está compuesta de hidrógeno y oxígeno.
La mayor parte del agua dulce está congelada en el Polo Norte y Polo Sur. Cerca de la tercera parte del agua dulce está en ríos, en los acuíferos y en las vertientes que forman parte del agua potable.

El agua pura es un recurso renovable, sin embargo puede llegar a estar tan contaminada por las actividades humanas, que en ves de ser útil, se convierte en nociva.

El agua está considerada contaminada cuando sus características naturales están alteradas de tal modo que la hace parcial o totalmente inadecuada para el uso al que estaba destinada.
Este elemento no sólo es parte esencial de los seres humanos, también es imprescindible para los demás seres vivos tanto vegetales como animales. El agua contribuye al bienestar general en todas las actividades humanas. Se utiliza mayormente como elemento indispensable en la dieta de todo ser vivo y ésta es uno de los pocos elementos sin los cuales no podría mantenerse la vida. Por todo esto el agua ofrece grandes beneficios al hombre, pero a la vez puede transmitir enfermedades.
El cólera, el tifus y la hepatitis infecciosa son algunas de las principales enfermedades transmitidas por bacterias que viven en el agua. Otras enfermedades son transmitidas por otros organismos que se reproducen en el medio líquido, por lo general aguas sin movimiento, como las aguas estancadas, y que transportan estas bacterias. Algunos ejemplos de estas enfermedades son el paludismo o la malaria, la enfermedad del sueño y la fiebre amarilla.
 Los principales contaminantes del agua son:
Agentes patógenos: Bacterias, virus, protozoarios, parásitos que entran al agua provenientes de desechos orgánicos.
• Desechos que requieren oxígeno: Los desechos orgánicos pueden ser descompuestos por bacterias que usan oxígeno para biodegradarlos. Si hay
poblaciones grandes de estas bacterias, pueden agotar el oxígeno del agua, matando así las formas de vida acuáticas.
Los nutrientes vegetales: Pueden ocasionar el crecimiento excesivo de plantas acuáticas que después mueren y se descomponen, agotando el oxígeno del agua y de este modo causan la muerte de las especies marinas conocida como zona muerta.
Sedimentos o materia suspendida: Partículas insolubles de suelo que enturbian el agua, y que son la mayor fuente de contaminación.
Sustancias químicas inorgánicas: Acidos, compuestos de metales tóxicos (Mercurio, Plomo), envenenan el agua.
Sustancias químicas orgánicas: Petróleo, plásticos, plaguicidas, detergentes que amenazan la vida.
Sustancias radiactivas: Que pueden causar defectos congénitos y cáncer.
Calor: Ingresos de agua caliente que disminuyen el contenido de oxígeno y hace a los organismos acuáticos muy vulnerables.
Si tomamos el ejemplo de la Argentina, observaremos que casi toda el agua que consume, proviene de los mismos cuerpos de agua en los que son
evacuados los residuos cloacales e industriales. La concentración de diversos elementos de contaminación –materiales pesados, bacterias, nitratos e hidrocarburos- que se producen en diferentes lagos, lagunas y ríos de la Argentina, superan largamente las cifras consideradas peligrosas.
No es casual que los ríos Paraná, Salado del Norte, Salado del Sur, Carcarañá, de la Plata y Colorado se inscriban entre los más contaminados de la Tierra.
La Argentina no posee medidas de control adecuadas para el tratamiento y disposición de aguas servidas, residuos peligrosos sólidos y desechos industriales domiciliarios, que finalmente terminan contaminando cuerpos de agua superficiales y subterráneos. Se cuenta con información que determina que importantes y numerosos cuerpos de agua se encuentran afectados por aguas servidas, con intensos procesos de eutroficación debido a la falta de depuración.
El mayor problema son las áreas urbanas que reciben contaminantes al por mayor desde todas partes. Una de cada cuatro camas de un hospital está ocupada por pacientes que tienen enfermedades contraídas por el agua. La contaminación del agua actúa lentamente y genera enfermedades de todo tipo, no sólo trastornos infecciosos. El agua transporta metales y sustancias tóxicas que van acumulándose en los organismos hasta afectar de diferente manera los diversos tejidos corporales.
La contaminación de las aguas de superficie provenientes de las aguas residuales industriales y de aguas negras sin tratar es una de las causas principales de daños a la propiedad (en combinación con las inundaciones), pérdidas de espacios para recreación y daños ecológicos alrededor de las principales áreas urbanas  de varios lagos interiores.
En varios lugares del interior del país –como Rosario y Córdoba- los cuerpos de agua se han contaminado hasta el punto de afectar los trabajos de las plantas para su tratamiento. Podemos tomar
el caso del Lago San Roque, abastecedor del agua de la Ciudad de Córdoba, un lago empachado por la materia orgánica, algas, virus y bacterias. Es decir, experimenta el problema de la eutrofización.
Hay proyectos para hacer plantas de tratamiento para las principales localidades, pero la descarga sigue creciendo. No hay ningún sistema de tratamiento funcionando.
La cuenca Riachuelo-Matanza en la Provincia de Buenos Aires, con sus 2.240 kilómetros cuadrados y sus tres millones de habitantes, de los cuales sólo el 45% posee cloacas y el 65% tiene agua potable (1.700.000 personas utilizan pozos negros o cámaras sépticas), es uno de los símbolos nacionales de la polución.
Tres mil empresas vuelcan a diario y desde hace años sus residuos tóxicos o no tóxicos, sólidos o líquidos, sin ningún tipo de tratamiento o con tratamiento insuficiente.
Las industrias farmacéuticas, químicas y petroquímicas aportan el 30% de la contaminación, la industria de las bebidas alcohólicas y curtiembres el 3%. A estos volcamientos se agregan los afluentes cloacales. En conjunto, recibe a diario 368.000 metros cúbicos de residuos industriales, nada menos que el doble del caudal mínimo promedio del río; es una peligrosa carga que destruye cada gota de agua transformándola en una explosiva gota de contaminación.
Los lodos del Riachuelo poseen grandes concentraciones de cromo, cobre, mercurio, cinc y plomo. Las mayores concentraciones de cromo y plomo se encontraron en los límites de los municipios de Avellaneda y Lanús en la Provincia de Buenos Aires.
Hidrocarburos como el benceno, naftaleno, antraceno y tolueno, entre otros, abundan en las aguas y aparecen esplendorosos en sedimentos de los ríos y arroyos cercanos a destilerías e industrias petroquímicas como las que se encuentran en los cursos de agua del área Beriso-Ensenada.
En las zonas urbanas y rurales del noroeste de la Provincia de Buenos Aires, el acuífero Puelche –reconocido como uno de los más grandes del mundo- presenta diferentes niveles de contaminación con nitratos y bacterias coliformes. La sección superior arde de basura tóxica. La descarga es meteórica y el agua puede transportar sustancias asociadas con los pozos ciegos, los
basurales y los nitratos residuales.
El partido del conurbano bonarense, densamente poblado, el agua del Puelche presenta concentraciones de nitratos hasta tres veces mayores a los límites permitidos. El canal oeste de los municipios Beriso y Ensenada, Provincia de Buenos Aires, languidece. En ningún caso las plantas depuradoras son suficientes, los tratamientos que debieran efectuar las empresas antes de volcarlos a los cauces son entre deficientes e inexistentes. El conjunto de basuras es letal: metales pesados, compuestos organicos e inorgánicos.
Por otro lado, la empresa “Aguas Argentinas” estimó que fluyen 2.300.000 de m3 de aguas negras sin tratar –por día- en el río de la Plata. A ellas, se suman 1.900.000 de m3 diarias de descargas industriales del Area Metropolitana de Buenos Aires.
En el caso de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la repercusión principal recae en que las normas de calidad del agua ambiental se exceden constantemente de la franja de los 300 metros continuos a la costa del río de la Plata, impidiendo el uso recreativo (por insalubre) de las playas que antaño fueron tan importantes para sus habitantes .

La mayor parte del agua que consume la población proviene de los mismos cuerpos en los que son evacuados los efluentes cloacales e industriales. Dada la falta de tratamiento de los mismos, la población termina consumiendo agua potable de calidad dudosa o a un alto costo de purificación.

La contaminación de las aguas subterráneas debe considerarse como el problema de contaminación más importante de la Argentina, más que nada debido a la exposición a los riesgos de salud de una gran parte de los hogares.-incluyendo una gran proporción de los de bajo recursos- que dependen del agua subterránea para sus necesidades diarias.
No por estar escondidas bajo tierra las aguas subterráneas están liberadas de las descargas, el área más crítica es la Metropolitana de Buenos Aires, por la gran cantidad de gente afectada y por la baja cobertura de infraestructura en las municipalidades más apartadas. La principal fuente de contaminación son los tanques sépticos y, en menor medida, las aguas residuales industriales.
El recurso agua es cada vez más apreciado, tanto para uso doméstico industrial o agrícola. Su escasez, sobre todo en las zonas áridas y semiáridas, la sitúan como prioridad vital para el desarrollo de las poblaciones: Si no hay agua, no hay vida.
Muchos son los programas emprendidos para el uso racional del vital líquido; sin embargo gran parte de ellos adolecen de objetividad, ya sea por su difícil aplicación o por el elevado costo que representan; es más, se ataca el problema desde puntos de vista sofisticados, se piensa que el modelo más complicado es el mejor; pero existen oportunidades valiosas que están a nuestro alcance, que sólo requieren ser visualizadas, un tratamiento técnico simple y conciencia de todos.
Está claro que cuando se habla de la actual crisis y del futuro de este recurso, las aguas están divididas. Mientras tanto, el planeta se agrieta y millones de niños mueren cada año, producto de la escasez y la contaminación. El agua dulce de alta calidad es limitada, de ahí la necesidad de una gestión integral en la que estén representados todos los usuarios del agua. El manejo efectivo debe asegurar el mejor uso de los recursos disponibles, prevenir la contaminación y reducir los conflictos que usualmente genera el acceso al agua dulce. Todo ello requiere el establecimiento de políticas y estrategias claramente definidas, así como la elaboración de reglamentos y mecanismos para controlar la contaminación del agua.

 

Nota Profética:
Nada mejor que un proverbio (paradigma para gobernar sabiamente):


“El justo está atento a la causa de los pobres; el malvado no entiende que eso es sabiduría
(Proverbios 29:7)

El Gauchito Gil: Una versión argentina de Jesús que ha soltado espíritus de violencia, inseguridad y muerte

Una multitud pasó por el santuario ubicado sobre la ruta nacional 123, en la ciudad de Mercedes, a unos 245 kilómetros al sureste de la capital provincial.Como todos los años, los devotos prendieron velas rojas, llevaron ofrendas, rezaron, expresaron plegarias, cantaron y bailaron chamamé rodeando su tumba.

Cerca de 300 mil personas veneraron este domingo al santo popular “Gauchito” Antonio Gil, en el santuario ubicado sobre la ruta nacional 123, en la ciudad de Mercedes, a unos 245 kilómetros al sureste de la capital provincial.

La Policía provincial desplegó un fuerte operativo de seguridad vial junto a la Dirección de Tránsito de Mercedes y de la capital correntina para evitar accidentes y contratiempos en la celebración a la que llegaron más de 100 mil personas durante este domingo.

Ya desde el viernes comenzaron a arribar al lugar para acampar allí decenas de delegaciones de diversos puntos de la provincia, el país y también de países limítrofes como Uruguay, Paraguay y Brasil.

La tradición popular le adjudica varios “milagrosal gaucho correntino asesinado por la Policía el 8 de enero de 1878 donde actualmente se encuentra la gruta en la que miles de fieles le rinden homenajes y demostraciones de fe todos los años. 

La gente se acercó hasta la tumba del “Gauchito, ubicada en el margen de la ruta nacional 123, a unos 8 kilómetros de la ciudad de Mercedes, en vehículos, caballos y bicicletas en forma cotidiana, pero la afluencia se torna masiva en los aniversarios.

Como todos los años, los devotos prendieron velas rojas, llevaron ofrendas, rezaron, expresaron plegarias, cantaron y bailaron chamamé rodeando la tumba del “Gauchito” asesinado en 1878.

Según el relato popular correntino, Gil fue perseguido desde 1870 por la Policía tras desertar del Ejército Federal en el que había sido reclutado para luchar contra los unitarios de Buenos Aires.

El “Guachito” se manifestaba en contra de la guerras internas entre los pobladores del territorio nacional, relata la historia en boca de sus fieles.

El primer “milagro” que se le atribuye a este santo popular correntino es el de haber “curado” al hijo del soldado que finalmente lo degolló.

Al volver a tu casa encontrarás a tu hijo muy enfermo, pero si mi sangre llega a Dios, juro que volveré en favores para mi pueblo“, le habría dicho Gil al soldado.

Tras haber asesinado a Antonio Gil, el soldado llegó a su casa y encontró a su esposa llorando con su hijo único muy enfermo, narra la historia popular.

Entonces el soldado desertó del ejército, volvió al lugar donde había matado a Gil, enterró el cuerpo y le imploró perdón y sanación para su hijo: tras varios días el joven enfermo se curó.

Fuente26Noticias
Imágenes de los miles de “víctimas” del gran dragón rojo

 

NOTA PROFÉTICA Y LLAMADO A LA GUERRA ESPIRITUAL:
“…Creo que hay tres clases de males espirituales: 1) las supersticiones, 2) corrientes espirituales que son opuestas a las enseñanzas de Cristo, donde entraría la
brujería y 3) el ocultismo y el esoterismo.”
(Padre Gustavo Jamut en un reportaje sobre las supersticiones en Radio María)
Encontré esta frase de un líder espiritual de la corriente religiosa más poderosa del mundo que ha permitido la existencia de este comercio de la ignorancia. Con ellas me parece muy oportuno arrancar con esta nota profética que persigue en el Espíritu de la Profecía dar testimonio de Jesús (Ap. 19:10).
No
hay duda alguna, a esta altura de los tiempos, que estamos transitando los últimos segundos del reloj profético del Eterno. Por eso, es que vemos a los hombres desesperados correr de aquí para allá buscando respuesta a sus clásicas y milenarias preguntas existenciales. Ante esto, las tinieblas, con un instinto infernal bien activo, presienten que sus días de actividad son ya casi inexistentes. Por ende, apresuran sus dinámicas de artimañas de error, realizando con las mentes de los hombres el negocio que más caro le ha costado al lado de la humanidad que lo practica: la ignorancia.
Demás es conocido el pasaje del profeta Oseas cito en el capítulo 4 verso 6 que suele elevarse ante este tema:
“Mi pueblo es destruido por falta de conocimiento. Por cuanto tú has rechazado el conocimiento, yo también te rechazaré para que no seas mi sacerdote. Como has
olvidado la ley de tu Dios, Yo también Me olvidaré de tus hijos.”
Sin abusar del pasaje y así terminar manoseándolo inconscientemente en una argumentación humana, dejaré que el Espíritu del Eterno que lo inspiró me permita utilizarlo extrayéndolo desde aquel contexto histórico y aplicándolo a esta realidad argentina actual.
En primer lugar es necesario hacer saber que en su ministerio el profeta Oseas denuncia las injusticias y la corrupción reinante (4:1-2); critica la superficialidad y falsedad del culto (6:4-6; 5:6); condena durísimamente la idolatría que tiene dos vertientes: cultual y política. 
La idolatría en su vertiente cultual, en el contexto del profeta, es la adoración a Baal, con sus ritos de fecundidad (4:12b-13; 7:14b; 9:1). La otra vertiente es la política: en esa época muy convulsionada en lo económico y lo social, Israel busca la salvación fuera de Dios, en las alianzas con Egipto y Asiria, las grandes potencias mundiales del momento, que ante Israel aparecen como nuevos dioses capaces de salvar. Israel se va tras ellos olvidando a Yahvé. Para el profeta Oseas es importante trazar los nuevos rumbos de la nación, haciéndoles notar a sus habitantes que con la idolatría contravienen el primer mandamiento de la Torah (Instrucción del Eterno).
Hoy, como profeta del Señor para mi nación primeramente, me es necesario tomar la misma bandera de guerra que el profeta Oseas flameaba en su proclamación: el Amor del Eterno, esperando con paciencia a una nación para que lo busque a Él solamente.
Argentina está viviendo hoy las consecuencias de las “aguas turbias y contaminadas” de aquellas dos vertientes que llevaron a Israel a los tratos de la Justica Divina.
En lo cultual, urge despertar valientes que se coloquen en la brecha a clamar por misericordia divina sobre todo el territorio nacional.
Teniendo en cuenta, como siempre enseño, que toda verdad es paralela (como ocurre en lo espiritual así es en lo natural), la sequía que hoy está afectando amplios territorios nacionales es una concreción material de la sequía espiritual que hoy la Argentina tiene a causa de la idolatría que practica.
Hay muchas tendencias espirituales que van en contra del ser humano aunque digan que favorecen al ser humano. Todas y cada una de ellas pertenecen a las estructuras de iniquidad con la que la serpiente antigua engañara a la humanidad en el Edén. Estas estructuras de pecado, van tomando diferentes matices en las distintas culturas que ellas mismas fundamentan y que se transmiten de generación en generación definiendo regiones y naciones bajo el control de estos principios de error. Con y a partir de ellos, los espíritus humanos van quedando prisioneros de las zonas de cautividad que sus propias almas construyen. Estas prisiones eternas son las que condenan al ser humano a la muerte espiritual, estar separado del Dios Verdadero y de su Propósito Eterno (Romanos 8:29).
Hoy en día, frente a la enfermedad o al sufrimiento, todo ser humano tiene una tendencia a la espiritualidad que sabe debe ser canalizada en la búsqueda de Dios. Lo triste de esta tendencia es que es conducida por paradigmas ajenos a los diseños divinos y entonces los hombres son arrastrados a las prácticas de las abominaciones que el Eterno mismo advierte no deben realizarse (Deuteronomio 18: 10-12).
Así el ser humano en aflicción empieza a hacer ritos supersticiosos y ahí entra el curandero que te da a beber tal líquido, a hacer tal ritual, el brujo que empieza a diagnosticar que tal persona te ha hecho un daño. De este modo, se comienza a sistematizar estas supersticiones y ritos mágicos y el mismo hombre fabrica una nueva estructura de creencias que le brinda la misma cosmovisión que siempre lo tuvo dormido y esclavo en una matriz de tinieblas. Una vez el hombre está tranquilo en la celda de la matrix del dragón dónde siempre estuvo, solamente que esta vez está sin aquella angustia que le causara la circunstancia negativa. Su mente continuará entonces su sueño eterno de condenación gracias al “milagro” sedativo que el dragón (las serpiente antigua) le ha proporcionado desde la “fe”.
Así continuará la vida del hombre, argentino en este caso, en la idolatría. Aquí, entonces vale la pena aportar que la idolatría es una cosmovisión que pretende regir la vida en base a los dictados de un ser humano o un bien material al que se “diviniza”.
Esto es específicamente lo que el Eterno, nuestro Dios, denuncia por oráculo celestial en boca del profeta Jeremías:
“Todo hombre es torpe, falto de conocimiento; todo orfebre se avergüenza de su ídolo;
porque engañosas son sus imágenes fundidas, y no hay aliento en ellas.” 
(Jeremías 10:14)
Todo el proceso ha sido acompañado de organizaciones religiosas que darán una palmadita en la espalda de cada ser humano diciéndoles que si les hace bien y lo llevan a pensar en Dios, nada ni nadie puede condenarlos. En la noticia compartida, de acuerdo a la denuncia profética que hoy Jesucristo hace en su Espíritu desde el oráculo de Oseas (4:6), la responsabilidad de todo este mercadeo de fe, es de la iglesias oficial que la Constitución Nacional misma asegura sostener en su artículo 3ro. Esta organización, disfrazada de apostólica, ha conducido por los siglos a millares de millares a las fauces mismas del dragón que ha ocasionado que hoy  halla tantas contrataciones de tinieblas pululando por las casas, calles, ciudades, rutas y diversos rincones del país, materializándose en distintas manifestaciones de la iniquidad: violencia, corrupción, hurtos, homicidios, violaciones, abusos, inseguridad, desconfianza, etc.
 Ante todo esto escribo esta nota con la intención de convocar intercesores que se atrevan a meterse en lo profético y clamen al Eterno y Verdadero Creador por la
sanidad de nuestra tierra. La misma debe comenzar por un fuerte sacudimiento sobrenatural que aún moviendo las estructuras naturales despierte al pueblo argentino de un sueño que lleva activo en la región desde tiempos inmemoriales.
Jesús, el Cristo y el Señor los llama. No endurezcan sus corazones.
Profeta David Nesher

La razón fundamental de tanto caos nacional…

Educación: Argentina es el país peor calificado de América Latina

La calidad educativa es todavía un desafío pendiente en la Argentina; un desafío de todos. El último informe PISA (que mide el desempeño en lectura, ciencia y matemática) elaborado por la OCDE, indica que los países de América latina han obtenido resultados muy por debajo del promedio general. En particular, la Argentina se sitúa en el puesto 58 entre 65 países evaluados, lo que, además, implica un deterioro en comparación con sus vecinos regionales.

El puntaje final del país cayó de 418 a 398 durante los últimos diez años. Esto significa que la Argentina no sólo está por debajo del promedio general (496 puntos), sino también peor que todos los países latinoamericanos que forman parte de la prueba, con la excepción de Panamá y Perú (que ocuparon los puestos 62 y 63 respectivamente). En contraste, Chile es el país mejor calificado de la región (44), seguido de Uruguay (47), México (48), Colombia (52), y Brasil (53).
Pero mientras el desempeño educativo es bajo, el gasto promedio en educación en América latina se ha incrementado sensiblemente durante las últimas décadas, e incluso ha alcanzado un nivel similar al de los países de la OCDE. Por ejemplo, en 2009, la Argentina invirtió aproximadamente un 6,45% de su PBI en educación, mientras que los miembros de la OCDE invirtieron en promedio un 6,3 por ciento.
Entonces, ¿por qué los resultados están empeorando en los últimos años? Porque hasta ahora los esfuerzos por mejorar la educación argentina a través de incrementos en fondos destinados a la educación dejaron de lado la importancia de la calidad educativa, y resultaron en desigualdades tanto en la calidad como el acceso a la educación. Por ejemplo, en las provincias con los peores indicadores sociales y económicos se invierte menos dinero por estudiante cada año que en las provincias que gozan de un mayor nivel de desarrollo.
De manera similar, existe todavía desigualdad en el acceso a la educación: sólo el 47% de los niños pertenecientes al quintil de menores recursos asiste al nivel inicial de educación (para los niños desde los 45 días hasta los 5 años), mientras que este porcentaje aumenta al 79% en el quintil de mayores ingresos. Además, sólo el 30% de los jóvenes entre 18 y 23 años del quintil de menores ingresos sigue en el sistema educativo, mientras que el 70% de los jóvenes de esas edades del quintil más alto permanece en el sistema.
Esta disparidad entre inversión y resultados, aunque ha sido minimizada en ciertas ocasiones por las autoridades educativas, habla del deterioro de la educación en nuestro país y de la necesidad de encarar un proceso de reformas profundo y basado en un consenso de distintos sectores. Actualmente, la variable socioeconómica en la Argentina define un altísimo porcentaje del éxito que tendrá el alumno en el sistema. El sistema educativo debería equiparar oportunidades, y eso es central en cualquier concepto de calidad.
Pero continuar por los mismos ejes transitados hasta el momento no será suficiente para mejorar el sistema educativo. Admitidos los logros alcanzados en términos de inclusión educativa, el debate hoy debe volverse hacia el mejoramiento de la calidad de la enseñanza como sostenemos en nuestro reciente libro Ahora? calidad. Apuntes para el debate sobre política educativa en Argentina . Más de lo mismo no nos ayudará a adaptarnos a un mundo cada vez más competitivo, donde nuestros estudiantes buscan empleo juntos con otros en China, India y el resto de América latina. El capital humano tampoco tiene fronteras; empresas, gobiernos y organizaciones sociales buscan sus mejores empleados mirando el mundo como base, sin límites geográficos.
Varias décadas atrás, países como Singapur tenían peores escuelas que la Argentina y un PBI significativamente menor. Sin embargo, hoy son mucho más ricos que los países latinoamericanos y ocupan los primeros lugares en calidad educativa. Estos países lograron transformarse implementando las reformas educativas necesarias y teniendo el coraje de mantenerlas como política de Estado. En la Argentina, también podemos hacerlo; podemos volver a la calidad educativa que hizo famoso a nuestro país. Por eso, es hora de pensar en la calidad.
Fuente: Esteban Bullrich y Gabriel Sanchez Zinny – LA NACION