Cine

Sabbath Prayer: La Bendición Sacerdotal Cantada en Hollywood.

YAHVÉH dijo a Moshe:

“Habla a Aharon y sus hijos y diles que así es como bendecirán a los hijos de Yisra’el, dirá a ellos:

‘Yevarejeja יהוה v’yishmereja

[Que YAHVÉH te bendiga y te guarde.]

Yaer יהוה panav eleija vijunekka.

[Que YAHVÉH haga su rostro resplandecer sobre ti y te muestre su favor.]

Yissa יהוה panav eleija v’yasem l’ja Shalom.

[Que YAHVÉH levante su rostro hacia ti y te dé Shalom.]

“De este modo ellos pondrán Mi Nombre sobre los hijos de Yisra’el; para que Yo los bendiga.”

 

(Números 6: 22 – 27)

 

 

 

Encontré este secuencia de la película “El Violinista en el Tejado” y me sorprendió, llenando mi alma de plenitud profética. En el mismo se ve a una familia de la Casa de Judá recibiendo al Shabat con un cántico que contiene la Bendición Sacerdotal que el Eterno reveló que Aharón y sus hijos darían a Israel para establecer Su Nombre.

 

Esta bendición no es solamente para el pueblo judío sino para todo el pueblo Ysrael. Por lo tanto, si crees que eres parte de su nación sacerdotal, a través del Mesías Yeshúa, abraza esta bendición para tu vida y profetízala sobre tu casa.

 

He aquí las bendiciones de nuestro Abba kadosh para que las profetices cada inicio de Shabat. Recuerda que en la lengua está el poder de bendecir o maldecir.

 

 

Aquí te comparto la letra de la canción, a fin de que te inspires en su poesía y te atrevas a profetizarla sobre tu familia:

 

Que Yahvéh te proteja y te guarde 
Que Él te cuide de la vergüenza 
Que tu nombre sea una luz para Israel
Que seas como Ruth como Esther 
Que seas merecedor de gracia
Fortaléceles oh Yahvéh y protégeles de los malos caminos
Que Yahvéh bendiga y te de larga vida 
Que Yahvéh escuche tu oración del Shabbat
Que Elohe Yahvéh os haga buenas madres y esposas
Que Él os mande maridos que cuiden de vosotras
Que Yahvéh te proteja y te guarde 
Que Él te cuide de la vergüenza 
Bendícelos Oh Yahvéh con felicidad y paz 
Oh, Escucha nuestro canto de Shabbat

 

¿Cuál es la verdad sobre la teoría de los ‘’Minions Nazis’’?

Hace dos semanas atrás, en las redes sociales, comenzó a circular una teoría a partir de una foto que involucra a las criaturas amarillas animadas con experimentos que llevó a cabo Hitler con niños judíos, en la Segunda Guerra Mundial.
Primero, veremos la imagen en cuestión:
minions buzos
Como pueden ver, la imagen muestra a varios jóvenes con un casco bastante similar a la cabeza de los famosos ”Minions”. A partir de esto los internautas comenzaron a especular respecto al origen de la foto hasta llegar a la conclusión de que formaba parte de un experimento humano realizado por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Una revista ecuatoriana fue la que comenzó con el rumor, que rápidamente se viralizó e hizo caer a muchos, que observaron esta foto acompañada con la siguiente leyenda:
¿Sabías que se denominaban “Minions” a los niños judíos que eran usados por los nazis para experimentos científicos?“.

Lo cierto es que algunos conocedores reconocieron la imagen y aseguraron que pertenece al Museo Nacional de la Marina Real del Reino Unido, donde los jóvenes con los cascos son los primeros buzos del submarino Royal Navy.  Estos expertos han afirmado que no se trata de una conspiración nazi o de niños que fueron torturados por dicho sistema.

Lo que sí no podemos negar es la sospecha y duda que estos personajes producen, ya que muchos conocedores equilibrados logran ver que podría tratarse de una película illuminati de principio a fin.
Por ejemplo, la G en la ropa de uno de ellos, ¿Es de Gru (su nombre) o de los Masones?
También podemos captar, casi al principio de la película, cuando Gru se sienta a ver la TV y allí están pasando un reportaje donde se escucha: “los Illuminati, los grupos de los años 80….”
Puede ser importante aquí aportar que el nombre de estos personajes amarillos realmente proviene del francés mignon, que se puede traducir como mono o cuco, un ser amorfo que habita bajo las camas, o en el fondo de los armarios y que se aparece a los niños traviesos y a aquellos niños que no se acuestan temprano, que no se comen la sopa o que se van a vagar sin permiso en las calles.
Evidentemente el objetivo “inocente” de la película es que los niños a través de estos personajes carismáticos y graciosos escuchen el mensaje subliminal que ellos tienen y se acostumbren a la simbología masónica, la miren como algo normal y a fin de que en un futuro la acepten sin problema como creencias. Y es que los mensajes subliminales afectan de una manera inconsciente, ya que de esta forma, pasan directamente al subconsciente y no se percibir fácilmente.  Estos mensajes pueden llegar a afectar a los niños, cambiando su forma de actuar o de pensar, ya que ellos son el blanco mas fácil debido a que en esta etapa absorben todo con mayor facilidad.

 

¡Cuidado con la estatua de Terminator!

El Paseo de la Fama de Hollywood y el museo Madame Tussauds presenciaron la graciosa trampa que preparó Arnold Schwarzenegger, que asustó a algunos turistas con el viejo truco de la estatua viviente.
El ex gobernador de California se hizo pasar por una estatua de cera de su popular personaje ‘Terminator’. De esta manera, cuando los turistas se acercaban a tomarse fotos con él, se movía y les hablaba, dándoles un buen susto. Afortunadamente, luego se daban cuenta y se reían, y accedían a tomarse fotos con él.
Terminator’ también salió a las calles para lucirse con su icónico disfraz. Se probó unos lentes de sol que no le quedaban precisamente bien, se tomó fotografías con los peatones y hasta visitó su estrella del Salón de la Fama.
Arnold Schwarzenegger hizo esto para promocionar un evento de caridad de un programa educativo, ligado al estreno de su más reciente película, ‘Terminator Genysys’.
Mira el video y diviértete:

El Raty Horror Show: “Desgraciada es la generación cuyos jueces merecen se juzgados” Tato Bores

El título de este documental (y la fama de su director Enrique Piñeyro) anticipan un film de denuncia, en este caso contra la Policía Federal, específicamente en un hecho puntual ocurrido en 2005 que la prensa denominó como “la masacre de Pompeya”. Durante estos lamentables sucesos, Enrique Piñeyro nos demostrará que el único imputado en esa causa, de apellido Carrera, que está en prisión desde ese año hasta la actualidad, no solo es inocente, sino que recibió 8 balazos durante su “detención”, y lejos de morir fue acusado injustamente por robo, fuga y asesinato, tal vez, porque su auto blanco era solamente de similar tamaño que el de unos ladrones en fuga que la policía equivocó en la persecución.

La película toma como punto central la manera en que se fraguó la causa de Fernando Carrera: la manipulación y alteración de la evidencia en el lugar de los hechos; la manipulación por parte de la instrucción policial de los testimonios de los escasos testigos llamados a declarar; la manipulación de todos los medios nacionales por parte de Rubén Maugeri, testigo clave de los hechos y presidente de la Asociación de Amigos de la Comisaría 34.

Con astucia, inteligencia, rigor y un particular humor negro, “El rati horror show” nos sumerge en las peores vertientes de nuestra sociedad argentina. Lo hace hasta tal punto que en un momento lo único que queremos es distanciarnos llenos de indignación. Pero al hacerlo, nos damos cuenta que la montaña de estiércol llegó hasta el techo, que Piñeeyro prendió el ventilador y todos, absolutamente todos, quedamos salpicados.

Los invito a sentarse cómodamente y disfrutar de esta película.