Herejías modernas

El Papa Francisco autoriza perdonar a las mujeres que hayan abortado

Según la fe católica, el aborto es un pecado tan grave que quienes lo facilitan o lo realizan incurren en la excomunión automática de esa institución religiosa. Sin embargo, Jorge Bergoglio, el argentino devenido en falso profeta bajo el título de Papa Francisco, ha encontrado la manera de que este pecado sea debilitado y sacado de la conciencia de las masas como tal ya que permitirá a todos los sacerdotes perdonar formalmente a las mujeres que hayan abortado y pidan su absolución durante el próximo Año Santo católico. Muchos aseguran que este es el último de los pasos del pontífice argentino hacia una iglesia más abierta e integradora. Yo, como profeta del Eterno, les aseguro que este varón llegó con esto a sus últimos pasos por este planeta.

La medida se aplicará durante el Año Jubileo, que comenzará desde el próximo 8 de diciembre y se extenderá hasta el 20 de noviembre de 2016. El pontífice señaló en una carta que los sacerdotes se deben preparar para esta gran tarea, ya que el perdón,  solamente podrá ser concedido durante el Jubileo de la Misericordia o Año Santo, es decir entre los días comprendidas en las fechas señaladas.

El Año Santo es una celebración católica en la que se celebra la remisión de los pecados cada año en el que el 25 de julio cae en domingo. En este caso, se trata de un Año Santo Extraordinario, convocado por Francisco y llamado Jubileo de la Misericordia. La apertura del próximo Jubileo tendrá lugar en el 50º aniversario de la clausura del Concilio Vaticano II, ocurrida en 1965. Evidentemente se trata de una celebración que vaticina nuevos cambios dogmáticos en la sede romana de Babilonia. Además, el rito inicial del jubileo es la apertura de la Puerta Santa. Se trata de una puerta que se abre solamente durante el Año Santo, mientas el resto de años permanece sellada. Tienen una Puerta Santa las cuatro basílicas mayores de Roma: San Pedro, San Juan de Letrán, San Pablo Extramuros y Santa María Mayor. Las cuatro serán abierta este próximo 8 de diciembre como un acto mágico que profetizará la abertura de los portales de los cuatro puntos cardinales a fin de que todas las naciones den la bienvenida al Nuevo Orden Mundial que Vaticano propondrá.

La carta fue publicada por el Vaticano este martes. En ella Francisco describió la “dura prueba existencial y moral” que afrontan las mujeres que han interrumpido su embarazo y dijo que había “conocido a muchas mujeres que cargan en su corazón con la herida de esta dolorosa y angustiosa decisión“.

Considerando lo que asegura la doctrina católica, el aborto es un pecado grave que comporta excomunión y un sacerdote sólo lo puede absolver por orden de un obispo o del pontífice. El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, explicó que la decisión del papa «no es una atenuación de la gravedad del pecado (del aborto)», así como «no quiere de ninguna manera minimizar la gravedad de ello». Sin embargo, muchos de aquellos que tenemos el don de discernimiento de espíritus, intuimos que esto último no es verdad, sino todo lo contrario, ya que se pretende minimizar a tal punto la gravedad de esto que permitirá un movimiento demoníaco que acelerará la legalización de esta práctica en innumerables naciones. El dios Moloc de los cananeos será llevado a sus altares tal y como la élite reptiliana lo había trazado.

pope-francis-and-women

Ante esta noticia que demuestra que el espíritu del anticristo está sutilmente propagándose por nuestro planeta desde este falso profeta, necesitamos decir algunas cosas que están claramente reveladas por las Sagradas Escrituras.

Primeramente, es importante proclamar que en ninguna parte de la Biblia se asegura como doctrina el concepto de la confesión de pecados a un sacerdote. Todos los libros neotestamentarios enseñan que no debe haber una división de sacerdotes y laicos en el Nuevo Pacto. En su lugar, las Escrituras del Nuevo Pacto enseñan que todos los creyentes son sacerdotes. El apóstol Pedro (supuesto primer papa del catolicismo romano) describe a los creyentes como “real sacerdocio” y “nación santa” (1 Pedro 2:5-9) . Luego notamos que en los finales del primer siglos las comunidades joaninas (supervisadas por el apóstol Juan) describen a los creyentes como “reyes y sacerdotes” (Apocalipsis 1:6 y 5:10) .

La mayoría de nosotros sabemos que en el Antiguo Pacto, los fieles tenían que aproximarse a Dios a través de los sacerdotes. Éstos eran los mediadores entre el Eterno y el pueblo. Los sacerdotes ofrecían sacrificios a Dios en nombre de la gente. Todo esto era sombra y figura de Aquel que habría de venir. Por eso esto, bajo la Nueva Alianza, ya no es necesario porque por el sacrificio de Jesucristo, podemos aproximarnos al trono de Dios confiadamente (Hebreos 4:16). Con la muerte de Yeshúa, el velo del templo se rasgó por la mitad, destruyendo así el símbolo de la pared divisoria que había entre Dios y la humanidad. Hoy, podemos acercarnos al Eterno directamente por nosotros mismos, sin el uso de un mediador humano. ¿Por qué? Porque Jesucristo es nuestro Sumo Sacerdote (Hebreos 4:14-15; 10:21), y el único mediador entre Dios y nosotros (1 Timoteo 2:15).

¿Pero qué se puede hacer ante el aborto? ¿Puede Dios perdonar tal pecado?

Para los hijos primogénitos del Eterno, el aborto es un pecado grave que atenta contra el quinto mandamiento de la Torah. Es equivalente al homicidio directo y voluntario. Por eso, los médicos y otras personas involucradas en este crimen son ‘cooperadores’ de un asesinato que conduce a la condenación eterna. Es irónico y hasta paradójico que hasta el mismo catecismo católico asegura que el aborto directo, es un pecado grave porque “el ser humano hasta su concebimiento, debe ser respetado y protegido” en su integridad.

Por lo tanto, para comenzar a responder estas preguntas primeramente citaré este oráculo del Señor:

Yo, yo soy el que borro tus transgresiones por amor a mí mismo, y no recordaré tus pecados“.

(Isaías 43:25)

Según la Biblia, la CONFESIÓN DE LOS PECADOS es a DIOS solamente. Cuando el rey David se arrepintió de su adulterio confesó su pecado directamente a Dios. Sin sacerdote. Sin ritual. Sin sacramento. Sólo un hombre traspasado de dolor confesando su pecado ante su Hacedor.

” Pero te confesé sin reserva mi pecado y mi maldad; decidí confesarte mis pecados, y tú, Señor, los perdonaste”.

( Salmo 32:5).

La confesión directamente al Eterno Dios fue también la experiencia de Nehemías ( Neh. 1:4-11), de Daniel ( Dan. 9:3-19), y Esdras ( Esd. 9:5-10). A pesar de que Esdras mismo era un sacerdote levítico, él dijo al pueblo de Dios que se confesara “ante el Señor y Dios de sus padres” ( Esdras 10: 11).

Los verdaderos hijos de Dios, no vamos a un ser humano, sino al Padre con Jesús, nuestro Sumo Sacerdote, al lado nuestro: “Hijitos míos, les escribo estas cosas para que no cometan pecado. Aunque si alguno comete pecado, tenemos ante el Padre un defensor, que es Jesucristo, y él es justo ” ( 1 Juan 2,1). Acudimos al Eterno Abba confiados en que él nos oirá: “Acerquémonos, pues, con confianza al trono de nuestro Dios amoroso, para que él tenga misericordia de nosotros y en su bondad nos ayude en la hora de la necesidad” (Hebreos 4,16). Nos acercamos confiadamente con la promesa de Dios de que él nos perdonará: “pero si confesamos nuestros pecados, podemos confiar en que Dios, que es justo, nos perdonará nuestros pecados y nos limpiará de toda maldad” (1 Juan 1,9 ).

Independientemente de que se esté consciente o no que el aborto se trata de dar muerte a una vida humana; Dios por su misericordia, sí lo perdona. La buena noticia es que nuestro Abba, el Eterno, te ama y desea perdonarte por tu aborto, hayas sabido o no lo que estabas haciendo. Pero antes de poder apreciar la buena noticia, hay que conocer la mala noticia. La mala noticia es que hay una culpa moral real y todos somos culpables de muchos delitos morales en contra de Dios, de los que el aborto es solo uno. “...por cuanto todos pecaron y no alcanzan la gloria de Dios” (Romanos 3:23).  El aborto es solo una de las tantas formas en que la humanidad demuestra su lejanía de la Torah (Instrucción) de Dios.

Pecar es no estar a la altura de los estándares santos de Dios. Nos separa de una relación con Dios (Isaías 59:2). El pecado nos engaña, haciéndonos creer que lo malo es bueno y lo bueno es malo (Proverbios 14:12). “Porque la paga del pecado es muerte, pero la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro” (Romanos 6:23).

¡La solución, entonces es acercarse a Jesucristo, el Hijo de Dios, como nuestro Dueño y Salvador!

Pablo lo afirma claramente «Porque la paga del pecado es muerte, pero la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús señor nuestro» (Romanos 6: 23). Y tambien Juan en una de sus cartas dice «Si confesamos nuestro pecado, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de nuestra maldad» (1 Juan 1: 9).

Muchas mujeres han experimentado este perdón y este cambio. Sus vidas han sido cambiadas a tal grado que hoy muchas de ellas son grandes agentes de cambios que aconsejan a otras mujeres en pro de la vida. Estos testimonio son poderosos y cautivantes y han salvado muchas vidas tanto de mujeres como de niños. Jesús vino a buscar a los perdidos de este mundo, ocultar nuestras culpas no resuelve nada, solo reconociendo nuestros pecados delante del Hijo de Dios podemos obtener perdón y restauración.

Jesucristo, el Hijo de Dios, nos amó tanto que se convirtió en un miembro de la raza humana para liberarnos de nuestro problema del pecado (Juan 3:16). Se identificó con nosotros en nuestra debilidad, sin ser contaminado por nuestro pecado (Hebreos 2:17-18; 4:15-16). Jesús murió en la cruz como el único digno de pagar el castigo por nuestros pecados que demanda la santidad de Dios (2 Corintios 5:21). Y se levantó de la tumba, venciendo el pecado y conquistando de la muerte (1 Corintios 15:3-4, 54-57).

Cuando Cristo murió en la cruz por nosotros, dijo: “Consumado es” (Juan 19:30). La palabra griega traducida como “consumado es” es la misma escrita en certificados de deuda cuando eran canceladas. Significaba “pagado en su totalidad”. Cristo murió para pagar en totalidad nuestra deuda.

La salvación es un regalo: “Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios, no por obras, para que nadie se gloríe” (Efesios 2: 8-9). No se puede trabajar para ganar ni alcanzar este regalo. No depende de nuestros méritos o esfuerzo; depende únicamente del sacrificio de Cristo por nosotros.

El aborto es un pecado contra Dios y contra ti misma. Reconoce tu pecado ante Dios, tu Padre. Él te ha perdonado. Él envió a su Hijo amado a cargar con tu pecado y tu culpa. Jesús pagó el precio por tus pecados al ser el inocente Cordero de Dios, al ser sacrificado para no tomar en cuenta tu pecado.

“Ciertamente él cargó con nuestras enfermedades y soportó nuestros dolores, pero nosotros lo consideramos herido, golpeado por Dios, humillado. Él fue traspasado por nuestras rebeliones, y molido por nuestras iniquidades; sobre él recayó el castigo, precio de nuestra paz, y gracias a sus heridas fuimos sanados. Todos andábamos perdidos, como ovejas, cada uno seguía su propio camino, pero el Señor hizo recaer sobre él la iniquidad de todos nosotros”.

(Isaías 53:4-6)

Enfoca tu atención hacia la cruz de tu Salvador y contempla lo maravilloso que son el amor y la misericordia de Dios hacia TI. Cree en su promesa preciosa de perdón.

Aborto

Oración para sanar el dolor del aborto.

Oh Dios, reconozco mis pecados.

Lloro mucho mi pena.

Sé cuánto Te he ofendido y cuánto mi pecado ha herido también a otros hijos tuyos.

Perdóname.

Te pido fortaleza para seguir.

Te pido que me ayudes a perdonarme.

Oh Señor mío y Dios mío, no permitas que me aparte de Ti, no dejes que el dolor y la desesperación obstaculicen mis pasos hacia Tu camino.

Dame la fuerza que necesito para cambiar.

Ayúdame a confiar en Ti.

Quiero confiar en Tu misericordia, oh Dios.

Quiero confiar todo mi ser a Ti.

Sin Ti no soy nada.

Enséñame a conocerme.

Desde ahora en adelante me comprometo a dar lo mejor de mí, a ofrecerte mis sufrimientos, mi trabajo, mis logros para la protección de toda vida humana.

Te pido por otras mujeres y hombres que al igual que yo están en la oscuridad de este sufrimiento.

Haz que todos los que sufren las consecuencias del aborto provocado se acerquen a Ti y Te pidan perdón para que así salgan renovados en Tu amor y misericordia.

Te lo pido, mi amado Dios, mi única esperanza y fortaleza.

Haz de mí una mejor persona y ayúdame a remediar el daño que he causado.

Quiero hacer desde ahora lo que esté a mi alcance por la defensa de la vida humana.

Guárdame de todo mal y dame discernimiento, sabiduría y AMOR para poder llegar a a Ti“.

Amén

“La obediencia no es adoración a Dios”… ¡palabras de una famosa heresiarca!

“Lo que si les ordené fue lo siguiente:
Obedézcanme. Así yo seré su Dios, y ustedes serán mi pueblo. 
Compórtense de acuerdo a todo lo que yo les ordene, a fin de que les vaya bien ”.
(Jeremías 7:23)
El matrimonio Osteen con una sonrisa que durará muy poco tiempo en sus bocas

Y de repente, este mandato de Yahvéh, que el profeta Jeremías revela en su mensaje, se convierte en una palabra profética fuera de tiempo. ¿Por qué expreso esto así? Porque según las expresiones de la pastora Victoria Osteen (esposa del heresiarca Joel) la obediencia no es adoración a Dios. 
Encontré un video, grabado recientemente, que está circulando en la red y se ha hecho viral entre los cristianos del mundo. En el mismo aparece esta rubia apóstota pidiendo a los miembros de la Iglesia Lakewood (Houston- EE.UU.) a “hacer el bien para sí mismo“, porque la obediencia, la iglesia y la adoración no son para Dios, sino más para auto-felicidad. 
Será muy importante que leas la siguiente traducción de sus dichos ejerciendo el discernimiento de espíritus que el Eterno Dios te ha otorgado y manda que uses (1Juan 4:1):
Yo sólo quiero animar a cada uno de nosotros a darse cuenta que cuando obedecemos a Dios, no lo hacemos por Dios,-quiero decir, esa es una forma de verlo- sino que lo estamos haciendo por nosotros mismos, porque Dios se complace cuando estamos felices”, declara en el segundo 36 del video sin fecha donde aparece con su marido de pie a su lado y asintiendo con la cabeza. “Eso es lo que le da la mayor alegría…”

“Por lo tanto, quiero que sepas esta mañana: Solo has lo bueno para ti mismo. Haz el bien, porque Dios quiere que seas feliz,” La señora Osteen continúa con las siguientes palabras “Cuando vienes a la iglesia, cuando lo adoras, no lo estás haciendo por Dios realmente. Lo estás haciendo por ti mismo, porque eso es lo que hace feliz a Dios. Amén?
Como podrás observar, estamos escuchando debajo de estas líneas el viejo susurro reptiliano humanista, que viene sonando en el alma del hombre caído desde el Edén: “no se trata de Dios y Su Voluntad, sino de ti y tus deseos“. Es el humanismo manifestado en plataformas religiosas y conduciendo las conciencias humanas a la aberración de la idolatría, expresada en sus tres grandes lineamientos: individualismo, utilitarismo y hedonismo. De este modo se  consigue que el ser humano desprecie la naturaleza santa de Yahvéh y su demanda de ser adorado en Espíritu y en Verdad, desde una mente religiosa que cree estar en lo correcto simplemente porque hace todo a su manera.
Sin embargo, al retornar a las Sagradas Escrituras, nos encontramos con dichos del salterio como este:

“No a nosotros, oh YHVH, no a nosotros, sino a tu nombre da gloria, por tu misericordia, por tu verdad”. 

(Salmo 115: 1)
Entonces, nuestra mente no puede dejar de reflexionar que el fin de toda adoración es la glorificación misma del nombre del Eterno, contrariamente a lo expresado por la heresiarca Victoria al proponer la exaltación del yo (ego). 
Aunque el Eterno Dios enfatizaba los sacrificios de animales en la Antigua Alianza, realmente valoraba más la obediencia que los sacrificios.
Cuando el rey Saúl desobedeció a Yahwéh en nombre del sacrificio, el profeta Samuel dijo:

“¿Qué le agrada más al Señor: que se le ofrezcan holocaustos y sacrificios, o que se obedezca lo que él dice? El obedecer vale más que el sacrifico, y el prestar atención, más que la grasa de carneros…” 

(1 Samuel 15:22)
La desobediencia del rey Saúl mostró su falta de fe y le costó el reino. Cuando desobedecemos a nuestro Señor, nos cuesta la bendición de Su Reino, la cual es una vida abundante y fructífera en esta Tierra. No siempre vamos a entender los mandamientos del Señor, pero podemos tener fe en Su sabiduría y por nuestra obediencia demostrar que le creemos a Dios cualquier cosa que Él nos mande.
Mientras obedecemos al Eterno en fe, nuestras vidas serán de Su agrado. Dwight L. Moody, el gran evangelista del siglo XIX fue desafiado por esta declaración: “El mundo aún espera ver lo que Dios puede hacer en y a través de aquel que está completamente rendido en obediencia al Señor Jesucristo“, Moody respondió: “Yo quiero ser ese hombre“.
Como resultado de haber dado gloria a nuestro Señor, Dios lo usó como a ningún otro hombre de su tiempo para alcanzar multitudes con el evangelio de Cristo.
Jesús se refiere a sí mismo en Juan 15:4 como la vid y a los cristianos como las ramas. El dice: “Permanezcan en mí, y Yo permaneceré en ustedes. Así como ninguna rama puede dar fruto por sí misma, sino que tiene que permanecer en la vid, así tampoco ustedes pueden dar fruto si no permanecen en mí”.
Alguien debería explicarle a la pastora Victoria que permanecer es obedecer. Alguien debería enseñarle a esta orgullosa mujer que el Mesías mismo enseñó que el discípulo obediente lleva mucho fruto y su obediencia glorifica a Dios, el Padre. Es más, alguien debería leerle lo que 
Jesús dijo: “El que me ama, obedecerá mi palabra, y mi Padre lo amará, y haremos nuestra vivienda en él. El que no me ama, no obedece mis palabras. Pero estas palabras que ustedes oyen no son mías sino del Padre, que me envió”(Juan 14:23-24). En el contexto mesiánico de esta enseñanza, amor es una palabra que requiere acción, y resulta en obediencia y en deseo de agradar al Eterno Dios.
Para terminar solamente diré que la cosmovisión de la señora Osteen se encuentra infinitamente alejada de aquello que expresara el predicador puritano inglés Thomas Watson, cuando ante la pregunta “¿cuál es el fin principal del hombre?” el afirmó “dar la gloria a Dios y gozarse en Él para siempre”.
Y es que el obedecer al Eterno Dios es para nuestro beneficio y está claramente asegurado en  la Torah (Instrucción) de Yahwéh:  

“Mira, yo he puesto delante de ti hoy la vida y el bien, la muerte y el mal; porque yo te mando hoy que ames a Yahwéh tu Dios, que andes en sus caminos, y guardes sus mandamientos, sus estatutos y sus decretos, para que vivas y seas multiplicado, y Yahwéh tu Dios te bendiga en la tierra a la cual entras para tomar posesión de ella”. 

(Deuteronomio 30:15-16)

“Ahora, pues, Israel, ¿qué pide Yahwéh tu Dios de ti, sino que temas a Yahwéh tu Dios, que andes en todos sus caminos, y que lo ames, y sirvas a Yahwéh tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma; que guardes los mandamientos de Yahwéh y sus estatutos, que yo te prescribo hoy, para que tengas prosperidad?”

(Deuteronomio 10:12-13)

200 PALABRAS POR QUÉ NO SOY CATÓLICO ROMANO.


Por NATHAN BUSENIT

Si alguien me preguntara por qué yo no soy católico,
éste sería mi respuesta en 200 palabras o menos:
Creo que la Iglesia Católica Romana ha errado
gravemente en tres áreas fundamentales: en su acercamiento a Dios, la Biblia, y
la Salvación.
1) En su acercamiento a Dios, el catolicismo romano
aprueba la veneración de (es decir, postrándose ante) las imágenes y reliquias,
anima a orar a los santos, y promueve a María a un estado semi-divino. Todos
ellos constituyen diferentes formas de idolatría, que la Escritura condena (cf.
Ex 20:4-5; Lev 26:1, Hechos 10:25-26; Apocalipsis 22:8-9).
2) En su acercamiento a la Biblia, el catolicismo
romano eleva la tradición de la iglesia a un lugar de autoridad igual a (y en
la práctica mayor que) la Escritura. El Señor Jesús condenó el judaísmo del
primer siglo como apóstata porque igualmente elevó las tradiciones de los
hombres por encima de la Palabra de Dios (Marcos 7:6-8).
3) En su enfoque de la salvación, el catolicismo
romano añade varias obras sacramentales al evangelio de la gracia. De manera
similar, el apóstol Pablo condenó los judaizantes porque añaden obras de
justicia propia al Evangelio (cf. Hechos 15:1-11; Rom 11:6 ; Gal 1:6-9 ).
Estas cuestiones fundamentales, además de una serie
de otros problemas doctrinales (por ejemplo, el purgatorio, el papado, el
celibato sacerdotal, las indulgencias, los apócrifos, etc.) me llevan a
rechazar el catolicismo romano.

“Las iglesias que están a favor del matrimonio gay son de Satanás”, dijo John MacArthur

Las Iglesias que toleran el matrimonio entre personas del mismo sexo
pertenecen a Satanás”, ha denunciado el autor y pastor John MacArthur.
El pastor de Grace Community Church en Sun Valley, California, dijo a TheBlaze
en una entrevista reciente que las congregaciones liberales “no tienen lealtad
a la Biblia
”.
Usted va a cada uno de esos seminarios… durante un siglo [ellos] han sido los
negadores de la autoridad bíblica, no tienen ninguna relación con las
Escrituras, ellos son la iglesia apóstata, son la iglesia de Satanás
”, dijo.

MacArthur, famoso por sus opiniones conservadoras, expresó que aquellos que
apoyan la homosexualidad han hecho lecturas bíblicas “deformadas” y “totalmente
irracionales
”.

La condena de Dios hacia la homosexualidad es muy claro y se ha opuesto en
todos los tiempos
”, escribió en un artículo titulado “El plan de Dios para la
agenda gay
.”
Como cristiano, no debo poner en peligro lo que dice la Biblia acerca de la
homosexualidad. No importa lo mucho que desee ser compasivo con los
homosexuales. Tú simpatía y tú exaltación debe ser para Dios. Los homosexuales
son desafiantes y siempre se han revelado contra la voluntad de su Creador.
Desde el principio Dios “los hizo hombre y mujer
” (Mateo 19:4).
No se deje intimidar por los defensores de los homosexuales y su razonamiento
inútil, sus argumentos carecen de fundamento
”, resaltó MacArthur que atrajo una
ola de críticas sobre todo porque agregó que la ira de Dios, tal como se
describe en el libro de Romanos, caerá sobre Estados Unidos como resultado de
su liberalización.
MacArthur instó a los cristianos a defender sus creencias y defender la
religión conservadora. Esta no es la primera vez que MacArthur ha desatado la
polémica. Él llevó a cabo una conferencia el año pasado titulado “Strange Fire”
–Fuego Extraño– donde condenó enérgicamente el movimiento carismático,
argumentando que “ha abierto la puerta al error más teológico que cualquier
otra aberración teológica en este día
.”

Fuente: Fuerza Latina Cristiana

Exorcismo por Skype… ¡Una nueva moda babilónica!

La práctica del exorcismo no es nada nuevo, ha existido durante miles de años en todas y cada una de las religiones de la historia. Pero lo que llama la atención es que en esta época tal práctica ha llegado a realizarse utilizando la tecnología moderna de la red.

En este mundo moderno, ahorrar tiempo es indispensable, así que si estás poseído y tu reunión de negocios es en dos horas, seguro no querrás ir con un engorroso y tardado exorcista. Pensando en ti, el reverendo Bob Larson de Arizona lanzó su nuevo servicio: exorcismo vía Skype.

El reverendo Bob Larson, que aparentemente es un pastor anglicano residente en Scottsdale, EEUU., afirma que ha realizado más de 20 mil exorcismos en las últimas cuatro décadas. Ahora se está dando la oportunidad a la gente poseía la opción de expulsar sus demonios ​​de sus cuerpos a través de Skype, según Huffington Post.
En términos simples, un exorcismo es el proceso de expulsión de un espíritu malo de parte de un individuo que se ha convertido de alguna manera invadido y endemoniado por ese ser, y enviarlo de vuelta al infierno y la liberación de la persona“, dijo Larson.
Algunos escépticos creen que los casos que se presentan de las almas supuestamente poseídos demonios es sólo un espectáculo, pero Larson niega esas acusaciones.
Larson dijo: “No habría ninguna razón para escenificar teatralmente esto por ningún motivo. ¿Por qué alguien haría eso? No tengo ni idea“.
Sin embargo, los exorcismos vía Skype de Larson, están haciendo que otros líderes religiosos se pronuncien.
El reverendo Isaac Kramer, el director de la Asociación Católica Internacional de Exorcistas, una organización que entrena y ordena nuevos exorcistas, dice que los exorcismos no se puede hacer a través de Internet.

El “efecto Francisco”: el movimiento contorneante de la cola del dragón para arrastrar a millones a lago de fuego.

El declive que venía sufriendo la Iglesia Católica Romana (Gran Babilonia, según la expresión bíblica) logró ser vencido por un interesante merchandising que ideo y elaboró una dinámica espiritual que hoy podemos llamar “efecto Francisco”.
En todas las naciones de Europa y América las estadísticas destacan el crecimiento de fieles asistentes a las misas y actividades propias de esa organización. Basta mencionar que aquí en Argentina, el país natal del papa Francisco, el número de personas que se definen como religiosas católicas ha aumentado en un 15%. 
Según anunció la Prefectura del Vaticano a finales de septiembre, el papa Francisco, que fue elegido el pasado 13 de marzo y que es conocido por su afán reformador, su sencillez y su cercanía con la gente, ya había cuadruplicado el número de fieles en audiencias. Así, si en las 14 primeras audiencias de Benedicto XVI (2005-2013) se contabilizaron 150.000 fieles, en las del papa Francisco la cifra se elevó a 800.000 personas. Evidentemente, el “efecto Francisco” funciona, en la forma, en el fondo y especialmente en las cifras.
Me encontré con una nota realizada a un reconocido líder teosófico de los Illuminatis llamado Bill Lambert. En las misma, me resonaron, fuertes y alarmantes, las siguientes palabras referidas al papa católico actual:

En el momento apropiado de la historia, el Papa visitará el sector judío/cristiano/musulmán de Jerusalén, cuando el señor Maitreya haga su aparición, para anunciar que todas las religiones deberían fundirse en una...” (por favor, les solicito que vuelvan a leer esto antes de continuar con la lectura de esta bitácora)

Esas expresiones me permitieron entender por qué en estos tiempos la humanidad está siendo avasallada con la constante publicidad de los actos o gestos de caridad papales. Discerní claramente la ingeniería de programación mental que se está llevando a cabo. Es necesario preparar a la generación actual para que permita la aparición de la religión única y unificada que dará velozmente establecimiento al Nuevo Orden Mundial, tan anunciado desde diferentes ámbitos humanos. Los proyectos ya están firmemente elaborados y en espera para que el hombre cuyo corazón “ruge como dragón” (Apocalipsis 13:11) conduzca, desde su apariencia de piedad, a todos los seres humanos a una re-configuración de todo dogma religioso. Entiendo, desde todas estas consideraciones, que el actual papa católico reúne en sí todas las condiciones que la élite luciferina necesita para los últimos días de sus artimañas.
Siguiendo los gestos del Papa Francisco como pasos de una hoja de ruta establecida para la manifestación del hombre de pecado, descubrimos que el objetivo primordial que ruge en su interior es alcanzar a las personas de otras religiones, y a también a aquellos seres humanos que no tienen ninguna religión. La solicitud actual del Vaticano es pues ofrecer la esperanza de redención divina para que los seres humanos puedan ir al Cielo de alguna otra manera que no sea solo Jesucristo. En un discurso impactante que está reverberando en todo el mundo, el Papa Francisco declaró que: “Todas las religiones son verdaderas, porque son verdad en los corazones de todos aquellos que creen en ellos. ¿Qué otro tipo de verdad está ahí? En el pasado, la iglesia ha sido muy dura con los que consideró inmorales o pecaminosos. Hoy en día, ya no hay juicio. Como un padre amoroso, nunca condenemos a nuestros hijos. ¡Nuestra iglesia es lo suficientemente grande como para heterosexuales y homosexuales, para los pro-vida y los pro-elección! Para los conservadores y los liberales, incluso los comunistas son bienvenidos y se nos han unido. Todos amamos y adoramos al mismo Dios.”
Franciso junto a sus “secuaces ecuménicos” argentinos
Hemos escuchado asombradamente a Francisco decir a todos los ateos y agnósticos del mundo entero que ellos pueden ser redimidos de sus pecados con tan solo hacer buenas obras. De repente, y en forma oficial, la Iglesia Católica Romana asegura que nadie necesita creer en el Jesús de la Biblia, y pedirle a Él que lo redima, porque ahora el Papa, su “representante” en la Tierra, ha dicho que hay otra vía, para “hacer el bien” y con ello asegurarse la salvación. Recuerdo la frase, y al hacerlo, la misma ruge con sonidos de león que anda buscando a quien devorar por medio del engaño y la ignorancia escritural: “El Señor nos ha redimido a todos… no solo a los católicos… de otras religiones… también los ateos“.  Durante la homilía en que expresó estas nuevas propuestas, el Papa enfatizó la importancia de hacer el bien como principio unificador de la humanidad, y creadora de una “cultura de encuentro” que sirva de apoyo para la paz. Priorizó las buenas obras humanas por sobre la fe que lleva a vida eterna. Pablo, hablando de la salvación para el hombre, asegura en el Espíritu Santo lo siguiente: 

“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios.”

(Efesios 2:8)

 “Para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor….” 

(Efesios 3:17)
Dos frases del papa Francisco, usadas como sus clichés, son las falacias que le permiten tomar base para catapultar una inmensa cantidad de herejías: “Dios está en todos” y, “no hay límite a la misericordia de Dios“. Con ellas, los medios de comunicación (cómplices importantes de este ardid de lesa humanidad), pretenden explicar la apertura papal a los rechazados, los homosexuales, los divorciados etc.
Desde todo este montaje el papa actual logra asegurar que el catolicismo es ahora una “religión moderna y razonable, que ha sufrido cambios evolutivos. Ha llegado la hora de abandonar toda intolerancia. Debemos reconocer que la verdad religiosa evoluciona y cambia. La verdad no es absoluta o grabada en piedra. Incluso los ateos reconocen lo divino. A través de actos de amor y caridad el ateo reconoce a Dios como bueno, y redime su alma, convirtiéndose en un participante activo en la redención de la humanidad“. Esta declaración papal provocó en los tradicionalistas a un ataque de confusión e histeria … Pero Francisco confiado en los detalles de su misión agregó: 

“Dios está cambiando y evolucionando como somos, porque Dios vive en nosotros y en nuestros corazones. Cuando difundimos el amor y la bondad en el mundo, tocamos nuestra propia divinidad y la reconocemos. La Biblia es un hermoso libro sagrado, pero como todas las grandes y antiguas obras, algunos pasajes son anticuados. Algunos incluso lo llaman para la intolerancia o el juicio. Ha llegado el momento de ver a estos versos como interpolaciones posteriores, en contra del mensaje de amor y de verdad, que irradia de otra manera a través de las Escrituras. De acuerdo con nuestro nuevo entendimiento, vamos a empezar a ordenar mujeres como cardenales, obispos y sacerdotes. En el futuro, es mi esperanza que tendremos un día un Papa mujer. ¡No dejar que ninguna puerta se cierre a la mujer que esté abierta a los hombres! “

Considerando la nueva hermenéutica papal, mediante la cual se está llevando cada una de las palabras del Evangelio del Reino de Dios a la zona del árbol del conocimiento del bien y del mal, pretendiendo así causar una revolución y reforma de la fe, tal cómo lo propuso la serpiente que en esa árbol reside, quiero invitarlos a considerar la sabiduría escritural al expresar: “Toda palabra de Dios es limpia; El es escudo a los que en él esperan. No añadas a sus palabras, para que no te reprenda, Y seas hallado mentiroso.” (Pro 30:5-6). Para aquellos que hemos vivenciado la fe de Su Gracia, para los que hemos palpado la revelación de Su santa Torah (Instrucción) y hemos desde allí transformados nuestras vidas, es indudable el poder claro y transparente que tienen las enseñanzas del Eterno. A tal punto, que todo lo que se le añade y/o tuerce en el proceso de enseñanza de la misma se convierte en mentira enmascarada, y la misma se origina del falso hermeneuta de las Escrituras: Satanás el diablo. Éste ha utilizado esta táctica cómo uno de los caminos más comunes por los que hombres, mujeres y niños inocentes han sido extraviados espiritualmente.
En sus últimas revelaciones, el Papa Francisco dijo:

A través de la humildad, la introspección y la contemplación orante hemos adquirido una nueva comprensión de ciertos dogmas. La iglesia ya no cree en un infierno literal, donde la gente sufre. Esta doctrina es incompatible con el amor infinito de Dios. Dios no es un juez, sino un amigo y un amante de la humanidad. Dios busca no para condenar sino para abrazar. Al igual que la fábula de Adán y Eva, vemos el infierno como un recurso literario. El infierno no es más que una metáfora del alma aislada, que al igual que todas las almas en última instancia, están unidos en amor con Dios.

Por todo esto discernimos que el hombre cuyo corazón “ruge como dragón” es un hombre completamente ciego, que está guiando a otros ciegos, innumerables por cierto. ¿Qué nos advirtió Jesús refiriéndose a esto?

“Dejadlos; son ciegos guías de ciegos; y si el ciego guiare al ciego, ambos caerán en el hoyo.” 

Mateo 15:14
El “hoyo” del que se habla aquí es una figura de la condenación eterna, el “lago de fuego” que el papa está negando. Por lo tanto, Jesús, el Mesías, está advirtiendo que tanto el líder ciego como el seguidor ciego ambos van al juicio condenatorio del Eterno (que por lo tanto sí es Juez).
La Gran Ramera se sienta sobre muchas aguas (Ap. 17:1)
Encontramos otro verso en el que Jesús nos advierte sobre el añadir o quitarle a Su Palabra y a Sus profecías.
“Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro. Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro.” 
Apocalipsis 22:18-19
Los Fariseos y los Saduceos que vivían en los días de Jesús eran los líderes del sistema religioso, la cual ellos llamaban la “Tradición de los Ancianos. Un sistema que Jesús atacó con todo su Ser, y los condenó a gran escala. En esta Tradición de los Ancianos,  los sacerdotes y los escribas habían creado una “Escritura” simultánea y paralela a la Palabra de Dios. Jesús condenó todo este sistema de iniquidad porque cambiaba, pervertía el verdadero significado de la Palabra de Dios, dada a Moisés y a los profetas. Escuchen con atención y discernimiento a Jesús condenando esta tradición de los Ancianos.

“Respondiendo él, les dijo: ¿Por qué también vosotros quebrantáis el mandamiento de Dios por vuestra tradición? … Así habéis invalidado el mandamiento de Dios por vuestra tradición.” 

Mateo 15:3-6

“Le preguntaron, pues, los fariseos y los escribas: ¿Por qué tus discípulos no andan conforme a la tradición de los ancianos, sino que comen pan con manos inmundas? Respondiendo él, les dijo: Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, como está escrito: Este pueblo de labios me honra, Mas su corazón está lejos de mí.   Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas mandamientos de hombres.” 

Marcos 7:5-7
Ahora, dispongamos nuestro entendimiento espiritual para que continúe escuchando a los apóstoles hablando acerca de la Tradición de los Judíos. Primeramente hablarán las líneas paulinas (de Pablo):

“Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo.” 

Colosenses 2:8
Aquí, vemos al apóstol Pablo afirmando que las “Tradiciones de los Hombres” engañan al oyente, y lo conduce conforme a los rudimentos del mundo y no según Cristo.
El apóstol Pedro (quien dicen los católicos dejó su sucesión en el papa romano) le advierte de la misma manera a sus oyentes:

“Sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres” 

1 Pedro 1:18
Note aquí que Pedro le llama a las Tradiciones de los Padres, “vana manera de vivir”.

Con esto, y con muchísimo testimonio más de las propias Sagradas Escrituras, podemos asegurar que el Papa Francisco está lanzando una gran cantidad de veneno espiritual en las mentes y los corazones de las personas que escuchan sus mentiras. Las mismas líneas proféticas de la Biblia aseguran que un día, el Papa Francisco recibirá su profetizado Juicio divino.

“Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre.” 

Apocalipsis 19:20
Cada una de las herejías doctrinales que el hombre que un día profetizado Falso Profeta del libro de Apocalipsis está enseñando nos sirve, al discernir los tiempos, como otra señal de los últimos días, advirtiéndole a la humanidad que el final de la Matrix (el sistema de cosas actual) se acerca.
Ante todo lo expuesto me atrevo a preguntar: ¿está Ud. listo espiritualmente? ¿Lo está su familia? ¿Está Ud. protegiendo adecuadamente a sus seres queridos? Esta es la razón de mi servicio por este medio, permitirle a usted primero entender el peligro que enfrenta, y luego ayudarle a desarrollar estrategias para advertir y  proteger a sus seres queridos. Una vez usted esté completamente adiestrado, podrá usar su conocimiento como un medio para abrir la puerta de la Salvación mesiánica a una persona que no es salva y que está siendo blanco de estas artimañas del error. 
¡Sé que como resultado de estas líneas veré a muchos seres humanos venir a Jesucristo aceptándolo como su Señor!

Papa Francisco: un militante a favor del catolicismo como única expresión de fe (religión) en el mundo


Jorge Bergoglio, el jesuita de origen argentino que se convirtió en cabeza visible de la religión babilónica romana ha criticado firme y lleno de convicciones dogmáticas a quienes creen en Dios, pero que no creen en la institución que él preside.
Poniendo atención a sus palabras podemos discernir entre líneas sus ideas intransigentes referidas al rol que cumple el catolicismo en el mundo y la historia. El Papa Francisco dice taxativamente: “La Iglesia somos todos y si dices que crees en Dios y no en la Iglesia estás diciendo que no crees en ti mismo”.
Bergoglio aseguró en su catequesis durante la audiencia general celebrada en la Plaza de San Pedro que no tiene sentido afirmar,  ”creo en Dios, pero no en la Iglesia.”
Insistió firmemente que “la Iglesia no son sólo los curas. La Iglesia somos todos y si dices que crees en Dios y no en la Iglesia estás diciendo que no crees en ti mismo”. Al decirlo más de 50.000 personas que se convocaron en la plaza de San Pedro, fieles a la comunión con Roma y sus doctrinas, estallaron en ovación  a escucharle.
La Iglesia no es algo diferente a nosotros mismos, sino que hay que considerarla como la totalidad de los creyentes. Yo, tú, todos nosotros formamos parte de la Iglesia”, agregó.
Jorge Bergoglio dedicó su homilía a la visión particular que posee  este culto respecto del concepto de  ”Iglesia”, y se refirió a ella como “madre”. Dijo que era “como una mujer que da a luz, que acompaña a sus hijos, que comparte con ellos las alegrías y los dolores, los fracasos y los éxitos, las caídas y las victorias; y sabe corregir, perdonar y comprender”…
Desde la  perspectiva la institución romana, dijo a los católicos “que con el bautismo se nace como hijos de Dios” y por ello los fieles tienen que amar a la Iglesia, como se ama a una madre”…