Recursos en Peligro

Los pretextos del Imperio para invadir y dominar África

Autor: Michel Chossudovsky
La intención oculta de EEUU en Uganda, en África Central y en el Cuerno de África es la conquista del petróleo y de los recursos minerales estratégicos

La persecución de Joseph Kony y la protección de los niños ugandeses no son más que una pantalla de humo, un pretexto para una «intervención humanitaria» en la región en donde las «guerras civiles» apoyadas por Estados Unidos (Sudán, Ruanda, República Democrática del Congo, Somalía, Etiopía) han hecho más de ocho millones de muertos a lo largo de los últimos veinte años:

«En una maniobra intentando obtener la hegemonía regional y defasar a China, Estados Unidos busca a instalarse a través de AFRICOM en el bloque increíblemente rico en recursos que es el África central. La República Democrática del Congo (RDC) constituye una de las más grandes regiones del mundo privada de un verdadero gobierno. Contiene vastos yacimientos de diamantes, cobalto, cobre, uranio, magnesio y estaño, además de producir más de mil millones de dólares de oro anualmente. Es posible que Estados Unidos aumente considerablemente su presencia en RDC invocando el pretexto de querer capturar a Joseph Kony». (Nile Bowie, Merchandising and Branding Support for US Military Intervention in Central Africa, Global Research, 14 mars 2012.)

En una reciente decisión, el Pentágono confirmó el envío de fuerzas especiales pertenecientes al Cuerpo de Marines para formar a las tropas ugandesas no solamente en la lucha contra Joseph Army y el Ejército de Resistencia del Señor (Lord’s Resistance Army – LRA), sino también contra Al-Shabaab en Somalía. Se utiliza a Joseph Kony como pretexto para intervenir militarmente en cinco países africanos:

«Hasta ahora, la unidad operacional ha desplegado pequeños equipos en cinco países africanos, algunos de los cuales están siendo amenazados por el grupo terrorista Al-Qaïda en el Magreb islámico», según un comunicado de prensa del Cuerpo de Marines, (Stars and Stripes, 15 mars 2012.)


Oficialmente esta intervención se hace en el marco de «mantenimiento de la paz» que debe cumplir «operaciones de contraterrorismo» apoyadas por Estados Unidos. El objetivo anunciado es el de transformar los soldados ugandeses en «ingenieros del contraterrorismo», es decir en Fuerzas especiales supervisadas por Estados Unidos «que serán inmediatamente enviadas a Somalía en apoyo a los batallones de infantería». (Ibid.)

El envío de los marines estadounidenses está ligado a «la nueva Unidad operacional 12 aérea y terrestre específica del Cuerpo de Marines situada en Sigonella, en Sicilia». La unidad desplegará pequeños equipos de marines a través de todo el continente africano. La iniciativa fue lanzada en 2011 «en el marco de un esfuerzo que tiene como objetivo preparar a los ejércitos africanos para llevar operaciones de contraterrorismo» bajo la dirección de Estados Unidos.

Esta iniciativa significa, además, la implicación directa de tropas y fuerzas especiales ugandesas en la guerra civil en Somalía:

«La génesis de esta misión incluía operaciones en Mogadiscio, en Somalía, en donde los soldados de mantenimiento de la paz de la Unión Africana se han enfrentado a EEI (artefactos explosivos improvisados) y a otros obstáculos complejos exponiéndolos a emboscadas de Al-Shabaab», ha declarado el mayor Charles Baker, portavoz de la misión de la Marina, en un comunicado de prensa publicado por la empajada de Estados Unidos en Kampala.

«Los soldados en formación utilizarán sus conocimientos en Somalía, un país desgarrado por la guerra, y en la persecución del comandante del LRA Joseph Kony, allí donde esté» ha afirmado el teniente-coronel de la Fuerza de defensa del pueblo ugandés», Richard C. Wakayinja en un comunicado. (Stars and Stripes, 15 de marzo de 2012.)

Fuente: La Haine

Coca Cola está bebiéndose toda el agua del mundo

Coca Cola explota reservas acuíferas en el planeta, para su producción.

Según estudio realizado en el año 2004, la compañía de refrescos Coca Cola, utilizó 283 mil millones de litros de agua, cantidad que daría de beber a personas en el mundo por 10 días, o atender a poblaciones en el planeta que no tienen acceso al agua.

Para 2007, Coca Cola utilizó 4.8 millones de litros cúbicos de agua diarios. Esto sin contar que las bebidas cola contienen elevados niveles de azúcar, cafeína y ácidos fosfóricos nocivos para la salud. 

Cerca de 8.000 niños mueren cada día debido a la falta de agua, saneamiento e higiene

En el Día Mundial del Agua, Cruz Roja de Madrid denuncia que más de 780 millones de personas -de las que el 40% vive en el África Subsahariana- no tienen acceso a agua potable y unos 2.500 millones no disponen de letrinas. 
Las enfermedades más recurrentes están también relacionadas con la falta de acceso al agua potable y causan cerca de 3 millones de muertes anualmente.
El problema es especialmente grave en el caso de la infancia, destaca la organización humanitaria. Cerca de 8.000 niños y niñas mueren cada día debido a la falta de agua, saneamiento e higiene, es decir, un menor fallece cada diez segundos por este motivo. 
Resulta lógico pues que el acceso al agua y al saneamiento sea un Derecho Humano (Naciones Unidas, julio 2010) y además una cuestión de dignidad humana y de equidad
Por estos motivos, Cruz Roja Española ha puesto en marcha una nueva edición de la campaña ‘Ahorrando agua… derrochamos solidaridad‘, con el fin de concienciar a la población de la necesidad de preservar el preciado líquido y garantizar que las generaciones futuras puedan tener acceso al agua.

No despilfarrar agua tanto a nivel doméstico como industrial y reducir el alto índice de desperdicios alimentarios, por los recursos hídricos que se emplean en su producción, son algunas de las medidas fundamentales a seguir‘, apunta Sara Casas, responsable de la campaña. 

Perú: los intereses del basilisco por el oro y el agua de esta tierra

“Solamente cuando se haya envenenado el último río,  cortado el último árbol y matado el último pez, el hombre se dará cuenta
que
no puede comerse el dinero” 
Por Wilder A. Sánchez Sánchez

El proyecto minero Conga, ubicado en los distritos de Sorochuco y Huasmin en la provincia de Celendín, pondría en riesgo veinte lagunas que proveen de agua a las provincias de Hualgayoc, Cajamarca y a la propia Celendín, señalo Milton Sánchez Cubas, secretario general de la Plataforma Institucional Celendina. 

Funcionarios de Minera Yanacocha,
titular de la concesión y subsidiaria de Newmont, han indicado que
tienen previsto utilizar las áreas donde se encuentran cinco de las
veinte lagunas
, para lo cual construirán reservorios de agua que según
la empresa duplicará la capacidad hídrica de las lagunas, como medida
compensatoria.
Sánchez ha sido claro al señalar que
este ofrecimiento no ha sido aceptado por los representantes de las
comunidades campesinas afectadas. Por el contrario han decidido defender
la permanencia de las lagunas, así como de los humedales que circundan a
las fuentes lacustres.
Si bien el Estudio de Impacto Ambiental
(EIA) del proyecto Conga (aprobado en octubre de 2010) contiene un plan
de trabajo sobre las lagunas en cuestión, los pobladores manifiestan que
humedales como los de la laguna El Perol ya están siendo afectados, por
lo que la ejecución del proyecto terminará por impactar a las veinte
lagunas existentes.
Luis Campos Aboado, vicepresidente
regional de Responsabilidad Ambiental y Social de Newmont-Sudamérica,
aseguró que los reservorios de agua estarán listos antes de que empiece a
operar la mina. “La inspección a la zona del proyecto Conga que
hicieron pobladores y otros grupos de interés comprobó que nuestras
actividades están en el marco de la ley. Dimos cuenta de los permisos
requeridos para realizarlas
“, agregó.
Por su parte el gobierno regional
de Cajamarca, ante la insistencia de los frentes de defensa de las
provincias de Celendín, Cajamarca, San Marcos, San Pablo y Hualgayoc y
después de inspeccionar las áreas comprendidas por el proyecto minero
Conga, ofreció defender las cabeceras de cuenca frente a la intervención
de actividades mineras.

¿Qué ofrece Yanacocha a la población?
 
¿Qué ofrece Yanacocha a la
población para compensar la destrucción de estas lagunas?: construir
cuatro reservorios o represas con las que, supuestamente, los
campesinos tendrán más agua que la que ahora tienen en las
lagunas que desaparecerán.
Indudablemente, el impacto más grave será la
desaparición de los acuíferos; no solamente de las lagunas
mencionadas, sino de todas las fuentes de aguas superficiales y
subterráneas en toda el área de operaciones y áreas adyacentes. Sucederá
esto, pues la región Jalca, debido a su vegetación
típica como los pajonales, bofedales y matorrales y a su
subsuelo orgánico rico en turba, es como una inmensa esponja que
almacena el agua de las lluvias y que la va filtrando lentamente al
subsuelo, alimentando las aguas subterráneas y originando muchos
manantiales ubicados más abajo y en las regiones Quechua y Yunga. 
Para
extraer la gran cantidad de rocas que contienen el oro,
el Proyecto Conga primero tiene que retirar la vegetación y el
suelo orgánico que almacenan el agua; por lo tanto, la esponja hídrica o
colchón acuífero desaparecerá, además de las hermosas
lagunas. Después, cuando caigan lluvias torrenciales, el agua
caerá directamente sobre rocas descubiertas y la tierra removida y, al
no existir plantas que frenen su avance, discurrirá
rápidamente hacia los ríos, quebradas y demás zonas bajas como
agua con barro o, incluso, como avalanchas o huaicos, arrastrando
sedimentos y posiblemente también aguas ácidas provenientes de
la mina que contaminarán las aguas superficiales y subterráneas.

Y cuando llegue la temporada de sequía, los ríos y quebradas que tienen
sus orígenes en la zona que quiere explotar Minas
Conga se secarán o quebrarán con muy pocas aguas y las partes
bajas, incluyendo nuestras ciudades y pueblos ubicados en la región
Quechua y en los valles o temples, sufrirán escasez de agua
para riego y hasta para consumo humano (que ya se sufre en
Celendín en épocas de verano -anotación de Chungo y batán), pues varios
manantiales o puquios pueden desaparecer o disminuir
considerablemente sus caudales. 

En cuanto a regadío, por
ejemplo, el Ing. Ludgerio Abanto, quien realizó estudios preliminares el
2003 en la zona que quiere explotar Proyecto Conga, considera
que se afectarán 6 canales principales de riego, los cuales
totalizan una capacidad de 151 litros por segundo, recorren 43 Km. de
longitud, irrigan 555 Ha. de tierra y benefician a 529
usuarios
, sin contar a los usuarios del área de influencia
indirecta que suman 3789 en la subcuenca del río Chonta. 

 Además, hay que
tener en cuenta que las lagunas y humedades existentes en
la zona no son cuerpos de agua aislados sino sistemas hídricos
complejos, pues están relacionados con extensas microcuencas o áreas de
captación, con corrientes de agua subterránea que
también alimentan a las lagunas, y todos estos humedales son
cabeceras de varias cuencas o proveedores de agua de los ríos Sendamal,
Jadibamba, Campanario, Llaucano, Grande y otros, que
tienen largos recorridos y forman muchos valles en los que
asientan ciudades y pueblos. Como es sabido, los ríos Sendamal y
Jadibamba recorren extensas zonas de los distritos de Sorochuco y
Huasmín, y se unen para formar el río La Llanga que pasa por
Llanguat y desemboca en el Marañón; el río Campanario sirve de límite a
los distritos de La Encañada, Cajamarca y Hualgayoc y es
un afluente del río Llaucano, el cual recorre las provincias de
Hualgayoc y Chota; el río Grande es uno de los tres ríos que forman el
río Chonta, que pasa por Otuzco y Baños del Inca.

Así
pues, construir reservorios en reemplazo de las lagunas de
ninguna manera compensará lo que la naturaleza ha creado en millones de
años y, de hecho, alterará drásticamente el ciclo natural
del agua. 

La desaparición de las lagunas y otros acuíferos o
fuentes de aguas superficiales y subterráneas donde operará Minas Conga
perjudicará también la principal maravilla natural de
Celendín: las hermosas cataratas del Chorro Cornelio que forma
el río Jadibamba en la banda de Jerez (Huasmín), pues en las épocas de
lluvia es probable que en vez del agua cristalina caiga
una avalancha de agua sucia, y en los meses de sequía quizás
desaparezcan las cataratas si se secan los manantiales y demás acuíferos
que alimentan al río Jadibamba.
La destrucción de las
lagunas, quintales, quishuares, pajonales, bofedales, matorrales
y del suelo en esa zona de la Jalca, y su reemplazo por enormes
cráteres, PDs, pozas de cianuración, plantas de tratamiento,
depósitos de desmonte, carreteras y edificios, no sólo implicará
un tremendo impacto negativo sobre los recursos hídricos, sino también
causará la pérdida de un valioso ecosistema y recurso
paisajístico que podría ser aprovechado para promover la
recreación y el ecoturismo, cuyos ingresos podrían ir en beneficio de
las poblaciones campesinas aledañas a las lagunas y de los
distritos en donde éstas se encuentran. Y si también se
perjudican las cataratas del Chorro Cornelio, los daños serán mayores. 
También puede estar en peligro otra maravilla natural: el Bosque
de Piedras de Huangashanga (distrito de Huasmín), mucho más
grande y variado que el de Cumbe Mayo en Cajamarca (considerado una de
las 7 maravillas del Perú), porque Minas Conga podría
utilizar las enormes rocas del bosque de piedras de Huangashanga
con el fin de extraer cal y llevarla a sus plantas de tratamiento de
aguas ácidas para contrarrestar la acidez de éstas. Esto
sería un atentado a otro valioso recurso que podría servir para
el desarrollo ecoturístico, además de dañar el hábitat de varias
especies de fauna que viven en el enorme laberinto que forma
el bosque de piedras (por ejemplo las vizcachas).

 

De todos estos
daños o impactos negativos que podrían producirse –y otros que por
razones de espacio no mencionamos -no sólo será responsable
la ambición y voracidad de Minera Yanacocha, sino los gobiernos
de Fujimori, Toledo y Alan García, porque han permitido y permiten que
las empresas transnacionales exploten nuestros recursos
en donde se les dé la gana, y obtengan enormes ganancias a costa
de la Madre Tierra y de la salud de las poblaciones.Minas Conga es un proyecto mucho más grande que el propio Yanacocha, pues comprende
por lo menos unas 25,000 hectáreas.
El Estudio de Impacto Ambiental contiene una serie de falsedades.
 
No es cierto, por ejemplo, que en
el área donde se desarrollará dicho proyecto y en las áreas aledañas
exista actividad minera. Por el contrario, en los
caseríos de Quengorío Alto, Quengorío Bajo, San Nicolás, El
Porvenir, Agua Blanca, Chugumayo, Piedra Redonda, Namococha, Totoracocha
y otros, actualmente se desarrolla ganadería extensiva y
actividades agropecuarias en general
, como ha hecho ver la
Plataforma Interinstitucional Celendina en una de sus observaciones.
El Proyecto Minas Conga quiere extraer
entre 480 mil y 780 mil onzas anuales de oro y 90 mil toneladas de
cobre
, para lo cual abrirá enormes tajos o cráteres,
como  lo ha hecho en las zonas cercanas a la ciudad de
Cajamarca, lo cual causará graves impactos sobre el paisaje, el suelo,
el agua, las plantas, los animales y otros componentes del
medio ambiente.

Para sacar el oro disperso entre las rocas del
subsuelo, Conga destruirá las lagunas existentes en esa zona de la
jalca, entre ellas las más grandes como Chailluagón, El
Perol, Alforjacocha, Lucmacocha, Mishacocha
y la laguna Azul o
Cortada
, la mayoría de las cuales pertenecen a la provincia de Celendín.

Fiebre de los metales

Durante los últimos 20 años –según el Ministerio de Energía y Minas,
Minem– la cantidad de áreas entregadas en el Perú para la explotación
minera se incrementó en más de 20 veces. El mayor crecimiento se
registró durante la gestión anterior: entre el 2005 y el 2010 se pasó de
9’840.415 hectáreas a 22’ 740.696 (130% más).

El técnico de la ANA aclara: “No está mal promover la inversión, pero
se tiene que identificar las fuentes de agua estratégicas para el
consumo y protegerlas, de lo contrario la disponibilidad futura estará
en peligro
”.

Según el Minem, desde el 2001 hasta hoy su sector ha aprobado 268
estudios de impacto ambiental ubicados sobre los 3.500 m.s.n.m.
Presten mucha atención a estos dos videos. En ellos encontrarán un informe muy completo acerca de las artimañas del dragón contra tantos peruanos.

El 85% del agua en el Perú se destina a la agricultura, el 7% al consumo
de la población, el 6% es de uso industrial y el 2% a las mineras. En
la cuenca central de Cajamarca, sin embargo, según un reporte del Ministerio de Agricultura del
año pasado, la cantidad de agua utilizada por toda la minería (22
millones de m3) representó casi la mitad de lo que consumió la población
de ese sector (47 millones de m3).

La posición de Oyanta Humala ante esta corporación antes de ser presidente.

La desconfianza del pueblo hoy hacia Humala con su nueva posición