Ocultismo

El día en que los brujos de todo el mundo se reunieron en Colombia

En Bogotá, cuatro décadas atrás, se reunían los hechiceros de todo el planeta para celebrar lo que por entonces se conoció como el primer Congreso Mundial de Brujería. Esta es la razón por la que a partir de este año esta nación comenzará a cosechar los juicios divinos que he anunciado.

Hace 40 años, en la capital colombiana de Bogotá, cuna del Realismo Mágico, se celebró el primer Congreso Mundial de Brujería, al que asistieron hechiceros, curanderos, curiosos y charlatanes de todo el mundo. El 27 de agosto de 1975, durante la inauguración oficial, el organizador Simón González aseguraba que, durante las deliberaciones del congreso, el hombre habría de “encontrar su verdadero poder y saber, científicamente, explotando sus condiciones humanas como no ha ocurrido”. También conocido como “Brother Simón”, o “el brujo Simón”, González fue un político y escritor colombiano, muy aficionado a las ciencias ocultas.

Simón González, el organizador, sacaba pecho en la inauguración del 27 de agosto de 1975. Decía que durante las deliberaciones del Congreso el hombre iba a “encontrar su verdadero poder y saber, científicamente, explotar sus condiciones humanas como no ha ocurrido“. González (“Brother Simón” o “el brujo Simón”) era un político y escritor colombiano, muy aficionado a las ciencias ocultas.

Se estima que más de 2.500 participantes arribaron a la capital colombiana, conformando un colorido aquelarre esotérico, que iba desde homeópatas hasta cultores del vudú. A instancias del primer Congreso Mundial de Brujería se desarrolló un gigantesco mercado de pócimas, pomadas, bolas de cristal, naipes mágicos, talismanes y frascos milagrosos. Además, periodistas de todas partes del mundo viajaron a Bogotá para dar cobertura a semejante evento.
Entre las varias anécdotas recogidas, se destaca la del célebre médico de terapias alternativas Andrew Weil, que debió retirarse con custodia, mientras era abucheado por la multitud. Sucedió que, en plena capital mundial del café, seguramente mal asesorado, el homeópata no tuvo mejor idea que exponer acerca de lo malo que, según él, resulta su ingesta: “es un alucinógeno más poderoso que la marihuana, porque genera vicio”, llegó a decir.
Mientras tanto, la gente se fascinaba con los 32 brujos haitianos que llegaron a Bogotá con pasaporte diplomático para mostrar toda clase de ritos vudú. Poseídos por los espíritus, los brujos se frotaban antorchas encendidas por la cara, sin quemarse, y bailaban al son de los tambores mientras masticaban vidrio y recibían severos latigazos.
Con todo, la gran estrella del congreso, sin lugar a dudas, fue el ilusionista Uri Geller, un israelita que doblaba cucharas tan sólo con su mente. A tal punto causó sensación entre el público, que la gente desesperaba por llevarse una cucharita doblada por la mirada del poderoso mentalista. Ni lerdo ni perezoso, un empresario se apuró a comprar cientos de cucharas de café para improvisar un pequeño taller de herrería en el patio de su casa, en donde puso a todos los chicos del barrio a doblar cucharitas. Unas horas más tarde, canasta en brazo, comenzó la venta: “¡A 50 pesos la cucharita doblada por el maestro!, gritaba a viva voz. Hacia el mediodía del primer día de ventas, todas las cucharitas habían sido vendidas.

También, ese primer Congreso Mundial de Brujería fue un gigantesco mercado donde se vendían pócimas, pomadas, talismanes y naipes mágicos. O bolas de cristal y frascos milagrosos. Periodistas de todo el mundo se acercaron a la capital colombiana para presenciar semejante junta. Si hasta Roberto Gómez Bolaños publicitó este Congreso en sus guiones para El Chavo, con Don Ramón burlándose de su némesis, la Bruja del 71, por su viaje a la capital colombiana. Esto también demuestra que tipo de cobertura tenía este actor mexicano y el por qué su rotundo éxito.

Definición de la Masonería por uno de sus miembros

“El Movimiento Masónico, cuando puede ser divorciado de la política y los fines sociales y de su condición actual paralización de la inercia, se reunirá la necesidad de aquellos que puedan y deban ejercer el poder. Es el custodio de la ley; es el hogar de los Misterios y el asiento de la iniciación. Mantiene en su simbolismo el ritual de la Deidad, y el camino de la salvación es pictóricamente preservado en su trabajo. Los métodos de la Deidad son demostrados en sus Templos, y bajo el ojo que todo lo ve el trabajo puede seguir adelante. Es una organización mucho más oculta de lo que parece, y está destinada a ser la escuela de formación para los próximos ocultistas avanzados.”

Alice Bailey

[nacida en Mánchester, Lancashire, 16 de junio de 1880 – muere en Nueva York, 15 de diciembre de 1949. Fue una practicante del esoterismo y escritora inglesa promotora de las bases teosóficas de las doctrinas de la New Age que se infiltraron en las creencias del cristianismo].

 

Templo Satánico inauguró la estatua de Satanás en Estados Unidos.

El Templo Satánico finalmente ha inaugurado este fin de semana en Detroit, EE.UU., una estatua de Baphomet, asociado conúnmente con el macho cabrío de los aquelarres, Satanás y otros demonios.  El fin de este monumento es que en los Estados Unidos, el Gobierno no le de privilegios ni espacio a ninguna religión, especialmente a la cristiana. El grupo mantenía en secreto el lugar y detalles de la ceremonia hasta el último momento tras recibir amenazas de que quemarían o harían explotar el recinto, informó el portal The Raw Story.
Lo más triste de todo esto es que cientos de personas salieron a celebrar la inauguración de la estatua de Satanás el pasado sábado por la noche. Los manifestantes se dieron cita en el centro de la ciudad, en el lugar inicialmente destinado para la escultura de Bafomet.
James Sugrue y su amigo acudieron desde Rochester, Nueva York, adornados con  cuernos en sus cabezas. “Vengan vestidos como un animal, o usen cuernos y colas“, decía la invitación, que el Templo Satánico les había enviado a ellos y a los cientos de asistentes invitados.
Foto de la estatua de baphomet compartida en el Twitter de uno de los asistentes a la fiesta de inauguración
Cada invitado pagó al menos u$ 25 por una entrada para este evento exclusivo, privado. La seguridad fue estricta: no se permitieron cámaras ni medios de comunicación, los invitados no pudieron tomar fotos ni video.

La estatua de bronce de 9 pies, que costó alrededor de u$ 100.000, representa a un Satanás con cabeza de cabra, y dos niños a cada costado. Recordemos que la estatua de Baphomet fue creada a petición de Lucien Greaves, portavoz y fundador del Templo Satánico. Originalmente se esperaba inaugurar la estatua en una bar de la ciudad de Detroit, Michigan, pero ante las protestas de clientes del negocio, se cambio de locación. Algunos grupos masónicos también utilizan esta figura, cuyo nombre habría originado, la unión de dos palabras griegas, “Baphe” y “Metis”, que significa “el bautismo de la sabiduría”.

La razón principal según Lucien de exponer una estatua de Satanas en la arena pública se debe a una sentencia de la Corte Suprema de Oklahoma, que dictaminó en junio que un monumento de los Diez Mandamientos erigido con  financiación privada en el Capitolio de Oklahoma violaba la constitución estatal y debe ser eliminado.

El Fiscal General de Oklahoma, Scott Pruitt, ha pedido a la Corte Suprema de Oklahoma revisar su decisión, con lo cual  el monumento de Los Diez Mandamientos continúa aún en su lugar en el Capitolio.

Greaves, dijo que si se permite que el monumento de los Diez Mandamientos en el Capitolio de Oklahoma, el renovará la solicitud para que el monumento a Baphomet también sea instalado en el Capitolio.

Aún así, cerca de 250 cristianos se reunieron para manifestar su descontento, orando  por la ciudad.

Algunos ministros usaron micrófonos para reprender la acción demoníaca sobre la ciudad. “La última cosa que queremos en Detroit es una fiesta de bienvenida al mal”, afirmó Dave Bullock, un pastor bautista local, citado por Reuters.

La obispa Corletta Vaughn de la Catedral del Espíritu Santo, dijo: “No vamos a entregar nuestra ciudad a los satanistas. Es un espíritu violento que se está moviendo en la ciudad y se ha infiltrado aquí. Vamos a expulsarlos de aquí”.

No queremos eso aquí. Es una falta de respeto”, dijo la evangelista Bonita Shelby, esposa del pastor Don Shelby del Ministerio Internacional Zarza Ardiente, que gritaba con micrófono:” En el nombre de Jesús. Marchamos en el Espíritu por Detroit”.

 

Templo Satánico autor de la fiesta demoníacaDespués de más de un año anunciando que pondrían la estatua en un lugar público, la organización Templo Satánico, canceló el programa después que grupos religiosos locales protestaron.Sin embargo, por evitar más protestas el evento fue realizado como una fiesta privada. Los boletos costaron 25 dólares por persona.

Los que querían tomarse una foto sentados en la estatua, tenían que desembolsar más de 75 dólares.

A pesar de que utilizan el nombre de satánicos, la organización dice ser atea y que está promoviendo la estatua con el fin de aumentar el debate sobre la libertad religiosa. Un grupo de cristianos se las arregló para infiltrarse y ahora ha revelado imágenes impactantes.

En un entorno que se parecía a una iglesia, estuvo tocando un grupo de heavy metal. En la parte superior del escenario, había una cruz invertida. Una bandera fue colocada en el suelo con las palabras “esto es mi cuerpo, esta es mi sangre”.

Las fotos también muestran a un hombre vestido con ropas que recuerdan a los sacerdotes, adornada con cruces invertidas. El hombre tenía la cara pintada imitando una calavera en presentación como el grupo Ghost BC.

En el centro del escenario, la estatua estaba cubierta con una sábana. Los líderes del Templo Satánico leyeron discursos cortos en una estructura que parecía un púlpito. Tres personas desnudas con sólo la cabeza cubierta participaron en un ritual que se asemeja a un bautismo, sólo que en lugar de agua se les vertió vino sobre sus cabezas.
Después, dos hombres vestidos con ropas de sadomasoquismo y sosteniendo velas fueron llamados, ellos pusieron una tela cerca de la estatua y allí comenzaron a besarse.

Los presentes fueron convidados a admirar la imagen. Varias parejas heterosexuales y homosexuales se tomaron fotos sentados en el regazo de la estatua. Algunos iniciaron a tener relaciones sexuales en público. También muchas personas tenían los rostros y los cuerpos pintados con cuernos y otros estaban semidesnudos con una pintura roja que parecía sangre.

Aunque su fundador Lucien Greaves, ha participado en varias reuniones para promover el ateísmo en los EE.UU., está claro que para ellos Satanás es real. La línea oficial es que Satanás es sólo una cifra que representa de los que quieren oponerse a los cristianos.

Para entender el mensaje diabólico que se esconde en esta estatua sugiero leer: Los códigos ocultos de la estatua de Baphomet de Detroit