Noruega

En Oslo el nombre Mohamed (Mahoma) rompe récords en los varones


Mohamed llevaba ya cuatro años encabezando la lista de los más utilizados para los nuevos bebés varones en Oslo. Ahora el nombre Mohamed, de origen musulmán, es ya el más común entre los varones que viven en Oslo, la capital noruega, según un estudio de Estadísticas de Noruega (SSB), publicado recientemente.
«Es muy emocionante», ha declarado Jorgen Ouren, del SSB. El nombre, incluidas sus variantes, llevaba ya cuatro años encabezando la lista de los más utilizados para los nuevos bebés varones que nacían en la ciudad, y ahora finalmente es el más común entre la totalidad de hombres y niños que residen en la capital noruega, que cuenta con poco más de 630.000 habitantes.
En concreto, hay 4.801 hombres y niños con el nombre de Mohamed, que supera así a nombres con más arraigo en Noruega como Jan (4.667) y Per (4.155), según el SSB. Fuera de la capital el nombre más utilizado para los recién nacidos es Filip y Emma para las niñas.
Unos 150.000 de los 4,5 millones de habitantes de Noruega eran musulmanes, según datos de 2012 recogidos por la web On Islam. La mayoría son de origen paquistaní, somalí, iraquí o marroquí.
En Reino Unido, la Oficina Nacional de Estadística informó también de que en 2013 el nombre más utilizado para recién nacidos en Inglaterra y Gales fue también Mohammed.
En España, según datos del Instituto Nacional de Estadística correspondientes a 2013, Mohamed fue el nombre elegido por 781 padres para sus hijos. Por territorios, destaca el primer lugar que ocupa en Melilla (65 registros) y Ceuta (26 registros, empatado con Adam) y el séptimo puesto en Islas Baleares, con 56 registros.

Noruega en camino a un suicidio demográfico

Las previsiones demográficas de Noruega muestran que los noruegos pueden ser un grupo minoritario en el país a principios de siglo. El crecimiento demográfico de los inmigrantes es rápido y está fuertemente impulsada.
En un artículo de Asle Rein Henriksen para el periódico Aftenposten de Noruega, se predice cuales podrían ser las posibles consecuencias de este crecimiento.
Las estadísticas de Noruega muestran algo bastante alarmante y es que el crecimiento de la población en Oslo únicamente fue debido a la inmigración proveniente de países de fuera de la UE.
Asle Rein Henriksen afirma que las mujeres noruegas tienen un promedio de hijos menor de dos, y esa tasa de natalidad no hace posible el reemplazo poblacional. La página SSB (centro de estadísticas oficiales de Noruega) ha sacado a luz que en el año 2100 el país contará con 13,3 millones de personas, de los que sólo 4,3 millones serían de origen noruego.
En los últimos años, las personas de las naciones europeas han constituido el mayor grupo de inmigrantes de Noruega, pero esta inmigración no hará un gran impacto que proporcione un gran crecimiento de la población del país, ya que la natalidad de los occidentales es muy baja comparada con las personas que pertenecen a países de fuera de la UE, añadiendo que los europeos en su mayoría volverán a sus países de origen. La SSB predice en este aspecto, que los inmigrantes de países no occidentales serán alrededor del 63% de la población del 2100.
Oslo es ahora la ciudad de Noruega con el mayor porcentaje de inmigrantes, con un 28%. De acuerdo con las estimaciones de SSB, ese porcentaje aumentará hasta el 56% en el 2040. La mayor parte de ellos serán inmigrantes no occidentales. Oslo se enfrentará a enormes desafíos y costos asociados con esta expansión, ya sea en términos de desarrollo de infraestructuras, escuelas, viviendas, etc.
Los ingresos de la ciudad que se recogen en forma de impuestos, bajarán de forma muy estrepitosa, ya que los inmigrantes tendrán una alta tasa de desempleo. Incluso en la actualidad, el desempleo en Oslo es el más alto de todo el país, sin embargo, sólo algunas décadas antes de que empezara la inmigración masiva hacia Noruega, la capital tenía el porcentaje más bajo en la tasa de parados.
Henriksen dice que la evolución puede dar lugar a recortes sustanciales en el bienestar de los noruegos, preguntándose si es sostenible a largo plazo que todos los que llegan al país dispongan de acceso ilimitado en la asistencia social noruega. También advierte que la cultura noruega puede ser una cultura minoritaria en el país en menos de 100 años, y que podría haber graves conflictos étnicos entre los diferentes grupos de la sociedad noruega.
Dado que Noruega participa desde 1.984 activamente en el trabajo internacional de la protección de los derechos de los pueblos indígenas, que fue una resolución de la ONU que busca proteger legalmente la tierra, la cultura, la identidad, el idioma y las tradiciones de esos pueblos, Henriksen se pregunta si los noruegos étnicos también son un pueblo indígena al que hay que proteger, afirmando que este asunto debería estar encima de la mesa.
FuenteAlerta digital

Masacre en Noruega: El espejo cristiano de al-Qaida

Asia Times Online
Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens
Imaginad si Anders
Behring Breivik, el pálido, rubio, 100% noruego de ojos azules, ultra
derechista loco por las armas, fundamentalista cristiano, responsable
por el atentado con el coche bomba en Oslo y los meticulosos asesinatos
selectivos en la isla de Utoya que mataron a 93 personas, hubiera sido un inmigrante musulmán. 

Ni
siquiera hay que imaginarlo – ya que los concéntricos círculos
occidentales de la industria de la islamofobia inmediatamente
atribuyeron la masacre en Noruega a “al-Qaida”, hasta que los hechos les
bloquearon el camino. 

Esperad un minuto. “¿Asesinatos
selectivos?” Tuvo que cruzar la mente del asesino que si el gobierno de
Barack Obama puede hacerlo – en AfPak, Iraq, Yemen, Somalia, todo en
nombre de la civilización occidental – no hay nada que impida que un
frío escandinavo ejerza los mismos derechos en su propio suelo. 

Los hilos superpuestos de la ideología de al-Qaida pueden ser examinados en detalle en volúmenes como Al-Qaeda in Its Own Words
[Al-Qaida en sus propias palabras], editado por Gilles Kepel y
Jean-Pierre Milelli, y publicado en inglés por Harvard University Press. 

El solitario Breivik también urdió su propio voluminoso manifiesto de odio de 1.500 páginas, titulado 2083: A European Declaration of Independence
[2083: Una declaración europea de independencia], en el que castiga por
igual al liberalismo, multiculturalismo y “marxismo cultural”, que
supuestamente están destruyendo la civilización cristiana europea. 

Tal
como al-Qaida –bajo la guía ideológica de su actual líder Dr Ayman
al-Zawahiri – se embarcó en una yihad defensiva (y ocasionalmente
ofensiva) contra cristianos y judíos, Breivik llama a nada menos que una
yihad cristiana para defender Europa contra otra invasión musulmana. 

El retorno de los cruzados cristianos

 Lo
que revela que Breivik no es un fenómeno aislado es que la ideología
detrás del manifiesto condena abrumadoramente no solo al Islam per se,
la inmigración musulmana en Europa, y el multiculturalismo, sino también
todas las diatribas neonazis, supremacistas radicales contra esos
“males”.
Breivik, el asesino masivo que ama las horrendas canciones de Eurovision y la serie policial estadounidense The Shield
[El escudo], y posee licencias legítimas para una pistola Glock, un
rifle automático y una escopeta es un converso de la nueva, algo más
sofisticada narrativa de la derecha pan-europea – según la cual la
batalla por el alma de Europa será librada por motivos culturales. 

Después de una breve visita a Dinamarca y al sur de Suecia en el otoño de 2010, ya había mencionado esos temas más amplios en Carta de Islamofobistán (Rebelión, 25 de octubre de 2010). 

Breivik
va un paso más lejos al transformar en armas el nuevo pensamiento –
según el cual no se trata de que los musulmanes sean biológicamente
inferiores a Occidente Cristiano; el problema es que los dogmas del
Islam son absolutamente incompatibles con Occidente. 

Todo tiene
que ver con cultura. “Ellos” no comparten “nuestros valores” y nuestro
modo de vida. En su astuta acción de relaciones públicas, esta
explicación culturalista probablemente atraerá incluso a europeos
moderados. 

Breivik y su calaña culpan a la democracia
parlamentaria occidental en su conjunto –incluida la corrección
política– por permitir que los musulmanes en Europa se establezcan como
caballos de Troya. Todo y cada cual es una amenaza – desde al-Qaida a la
burocrática Unión Europea (UE) y las multiculturales Naciones Unidas
(ONU). Breivik y su especie son Huntingtonescos hasta no poder más –
temen un choque de civilizaciones en su propia casa. 

No es
ninguna maravilla que el siguiente paso lógico haya sido la
transformación de Breivik en una versión moderna de los Caballeros
Templarios ensalzada en su extravagante manifiesto – para así dar el
ejemplo. El programa del Caballero: “tomar el control político y militar
de los países europeos occidentales e implementar un programa político
cultural conservador”. 

“Al-Qaida” – o la nebulosa de
franquicias y copiones comúnmente presentados en un lote como “al-Qaida”
– no tiene los recursos para atacar Europa, y en todo caso no es su
prioridad; la prioridad es AfPak, Asia Central e India, como lo detalla
el comandante militar de al-Qaida Ilyas Kashmiri. Pero la prioridad del
terror cristiano fundamentalista es definitivamente Europa. Y los
ataques tendrán lugar a través de misántropos como Breivik así como de
grupos organizados. 

Los progresistas occidentales deben estar
en alerta roja. Habrá que destrozar tabús – especialmente al identificar
las retorcidas, pero casi siempre burdas estrategias, empleadas por el
fundamentalismo cristiano de ultraderecha y los sionistas para fomentar
la islamofobia en Occidente. Por ejemplo, tanto los islamófobos como los
sionistas de la línea dura consideran que la subyugación de Palestina
por los israelíes, es la defensa de Israel en un choque de
civilizaciones. El discípulo modelo, Breivik, aclama a islamófobos
estadounidenses tristemente célebres como Pam Geller y Daniel Pipes de
la misma manera como aborrece el apoyo noruego a un Estado palestino
independiente y soberano. 

Breivik escribió: “Es muy hipócrita
tratar a musulmanes, nazis y marxistas de un modo diferente los unos de
los otros. Son todos partidarios de ideologías de odio. No todos los
musulmanes, nazis y marxistas son conservadores: la mayoría son
moderados. ¿Pero importa? No importa: el fascismo es un
seductor que ofrece igualdad de posibilidades. Habrá sangre – mucha más
sangre, mientras Europa enfrenta su propio corazón de las tinieblas
“.
Cuidado con el retorno –en masa– del pálido cruzado cristiano de ojos
azules. 

Pepe Escobar es autor de “ Globalistan: How the Globalized World is Dissolving into Liquid War ” (Nimble Books, 2007) y “ Red Zone Blues: a snapshot of Baghdad during the surge ”. Su último libro es “ Obama does Globalistan ” (Nimble Books, 2009). Puede contactarse con él en: pepeasia@yahoo.com .
 
(Copyright 2011 Asia Times Online (Holdings) Ltd. All rights reserved.)

El autor de la brutal de la masacre en Noruega copió manifiesto del ‘Unabomber’

Al parecer Anders Behring Breivik copió su manifiesto ideológico de un
texto de Ted Kaczynski, el famoso terrorista estadounidense que
participó en el programa de control mental MK-ULTRA de la CIA.
El autor de la brutal masacre y
bombardeo en Noruega, Anders Behring Breivik, copió de Theodore
Kaczynski, el “Unabomber”, gran parte del manifiesto
que circula en Internet en el que describe la ideología que
aparentemente lo llevó a matar a 85 jóvenes en la isla de Utøya y a 7
más con una bomba en un edificio gubernamental en Oslo.

En su manifiesto de 1,500 páginas y de cerca de 9 años de preparación, 2083 A European Declaration of Independence, Breivik,
miembro también de una logia masónica, describe su acto planeado como
“cruel, pero necesario” y llama a la violencia contra los musulmanes y
marxistas.

El sitio Documet.no, en el que Breivik publicó sus textos, hizo notar que el noruego copió partes del manifesto del “Unabomber”
para el suyo propio, reemplazando los términos “izquierda” e
“izquierdista” por “multiculturalismo” y “comunismo cultural”. Pero
Breivik es cuidadoso al citar sus fuentes: jamás menciona a Kaczynski.

Kaczynski, un terrorista estadounidense
sentenciado a cadena perpetua por enviar bombas por vía postal a
universidades y aerolíneas, participó en los experimentos del programa de control mental  de la CIA MK-ULTRA en la Universidad ee Harvard, en los cuales  se administró LSD (esto ha sido dado a conocer oficialmente con anterioridad).

¿Es Anders Behring Breivik parte de un
programa de control mental, una especie de, digamos, asesino programado?
No podemos afirmarlo con certeza, pero como hemos documentado aquí,
existen sospechas razonables de que Breivik pudo haber sido manipulado y
hasta “creado” para realizar este abyecto ataque en la isla  de Utøya,
donde un día antes se había realizado una reunión pro Palestina.
Aunque claramente existen psicópatas capaces de realizar un acto de
esta magnitud, también es altamente posible que los medios y los
gobiernos manipulan la información para seguir una agenda velada. No es
la primera vez que esto pasa y la realidad es que quien practique la
antigua duda socrática hoy en día no puede más que verse forzado a
investigar por su propia cuenta —más allá de la propaganda habitual del mainstream media.

En tanto que el asesino estará declarando ante la corte en los siguientes días, algunos medios
ya reportan que la antigua calma que reinaba en Noruega, donde los
políticos podían transportarse sin escoltas de seguridad, ha sido
perturbada y de ahora en adelante tendrán que ejercer medidas más
estrictas de vigilancia.

Fuente: [Red Ice Creations]

El terror en Noruega “parece la obra de un loco”, según la policía

Noruega, uno de los países más prósperos y tranquilos del mundo, enfrentó en un solo día dos atentados más graves de su historia, considerados como la peor tragedia nacional desde la II Guerra Mundial. Anders Behring Breivik hizo estallar en Oslo un coche bomba que mató a 7 personas y en pocas horas asesinó a tiros a otras 84 en una isla cercana, Utoya. Actualmente la Policía investiga la información sobre el segundo participante en el atentado.

El presunto agresor, detenido en la misma isla tras la matanza, fue identificado por medios noruegos como un islamófobo afín a los ambientes ultraderechistas, con “opiniones hostiles al islam”, que solía colgar mensajes en internet declarándose nacionalista y enemigo de la sociedad multicultural.

El responsable es acusado de “terrorismo y actividad terrorística”. Según la legislación noruega, si es declarado culpable, el acusado recibirá la condena máxima de 21 años de prisión.

La Policía considera que el sospechoso no está vinculado con ninguna organización terrorista internacional. “Parece la obra de un loco”, declaró un representante de la Policía. Cabe mencionar que unos días antes de cometer los atentados, Breivik escribió un solo mensaje en la red social Twitter que decía: “Una persona con una creencia es tan fuerte como 100.000 que solo tienen intereses”.

La policía avanzó ya el viernes que no se atribuían los ataques al terrorismo internacional, sino a una variante local de movimientos contra el sistema, e investiga si el sospechoso actuó en solitario en su matanza en la isla, a unos 40 kilómetros de la capital, tras haber colocado el coche bomba en el centro de Oslo.

Según afirma Marius Helander, uno de los supervivientes, la matamza de la isla de Utoya fue perpetrada por 2 personas armadas. “Estoy seguro de que el tiroteo se realizó al mismo tiempo desde dos puntos distintos de la isla”, ha confesado el joven.

Jens Stoltenberg no quiere especular sobre los motivos del atentado

La Policía noruega detuvo a un hombre con un cuchillo cerca del hotel donde se hospedaba el primer ministro, Jens Stoltenberg. Todavía no se han revelado detalles sobre la identidad del arrestado ni sus posibles intenciones.

Mientras tanto, el primer ministro noruego, Jens Stoltenberg, se negó el sábado a especular sobre los posibles motivos de  los   atentados en Oslo y Utoya.

Comparados con otros países, no diría que tenemos un gran problema con los extremistas de derechas en Noruega. Tenemos algunos grupos, que hemos vigilado anteriormente, y nuestra Policía es consciente de que hay grupos de extrema derecha“, sostuvo Stoltenberg.

Mientras tanto, el ministro de Justicia, Knut Storberget, informó de que no se ha elevado el nivel de alerta nacional como consecuencia del atentado de Oslo y el tiroteo de la isla de Utoya. Sin embargo, Noruega decidió restablecer temporalmente el control fronterizo con los países de Schengen.

Condena unánime al doble atentado en Noruega

“Es importante mantenernos unidos en estos momentos”, declaró el rey Harald el sábado, para expresar sus condolencias a todos los afectados y a los familiares de las víctimas de la “tragedia inconmensurable”.

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, y el primer ministro ruso, Vladímir Putin, enviaron a su vez sus más profundas condolencias al rey Harald y al primer ministro noruego, Jens Stoltenberg, y manifestaron la certeza de que “los organizadores de los crímenes absurdos” serán hallados y castigados.

El primer ministro británico, David Cameron, también manifestó su indignación por el doble atentado y declaró que el Reino Unido ha ofrecido su cooperación, incluso de los servicios de inteligencia, para impedir que la tragedia en el país escandinavo pueda repetirse.

El presidente de EE. UU., Barack Obama, expresó, por su parte, sus condolencias al pueblo noruego, señalando que “esto es un recordatorio de que la comunidad internacional entera tiene la misión de prevenir que ocurra este tipo de actos terroristas”.

Al igual que otros países de la región latinoamericana, la Argentina envió un mensaje de solidaridad al primer ministro noruego en el que expresó su consternación por los atentados. “La Argentina, como lo viene sosteniendo de manera categórica, expresa su mayor rechazo a todo tipo de manifestación de terrorismo”, señala el telegrama.

Los ataques terroristas fueron condenados por varios países, entre ellos España, Italia, Ecuador, Brasil, Panamá y Paraguay, así como por la ONU y la Unión Europea.

Articulo completo enActualidad Rusia Today

El miedo a lo diferente contagia a los noruegos

Los partidos ultras rentabilizan el temor a la inmigración y al crimen.

La advertencia de la Policía en su informe anual sobre amenazas para
la seguridad de los noruegos, publicado en marzo, en nada pudo anticipar
la tragedia. El análisis aseguraba que “los ultraderechistas han
registrado una ligera actividad sólo desde hace unos años, pero se
espera que la tendencia que describe un aumento en 2010 se mantenga en 2011”. Al mismo tiempo, atribuía a una falta de cohesión interna este riesgo relativamente pequeño. 
En
realidad, el informe probablemente describa bien el riesgo de ataques
coordinados de grupos neonazis y organizaciones estructuradas, que sí
abundan en países vecinos, como Suecia. 
¿Hay un caldo de cultivo
que ayude a explicar crímenes como el del viernes? Noruega es el país en
el que los clientes de la mayoría de bares deja su abrigo en el
perchero de la puerta sin temor a que nadie se lo lleve. Sin embargo, la
sensación de seguridad ha disminuido en los últimos años. Pese a los
estrictos controles, la inmigración ha experimentado un crecimiento
sostenido, engordando el tamaño de sus principales ciudades,
especialmente la capital, que cuenta ya con casi un millón y medio de
habitantes. Noruega uno de los principales exportadores mundiales de
petróleo y el único que ha traducido sus beneficios en un gran sistema
de bienestar social. Ocupa una extensión similar a tres cuartas partes
del territorio español, pero en él viven algo menos de cinco millones de
personas. 
En el ecosistema político, donde la violencia está ausente, varios partidos han tratado de rentabilizar el temor a los inmigrantes y la criminalidad,
exigiendo reglas más duras, especialmente desde el inicio de la crisis
económica. Es el caso del Partido del Progreso, una de las dos
formaciones conservadores mayoritarias, que en las dos últimas
elecciones generales ha conseguido desplazar a los democristianos como
segunda fuerza del país, situándose sólo por detrás de los laboristas
del primer ministro. Con una nueva líder, Siv Jensen, el partido puede
ser considerado como el único con tintes populistas y basa su campaña en
el refuerzo de la Policía, las leyes de inmigración y la lucha contra
la criminalidad que proviene de fuera. Su éxito llevó a los laboristas,
que gobiernan en una coalición de centroizquierda, a endurecer su
discurso justo antes de las últimas elecciones, en 2009.  
Una larga tradición de apertura y acogida simbolizada por el asilo de
víctimas de conflictos internacionales parece haberse invertido al
tiempo que los noruegos comienzan a asegurarse de que su abrigo está a
la vista en los restaurantes. Con esta tendencia, paralela al
descontento popular que sufren directamente en los partidos de
izquierda, este mismo año se produjo un hecho insólito. Madina Salamova,
más conocida como Marie Amelie, fue expulsada del país tras pasar 10 de
sus 25 años en Noruega como una inmigrante ilegal. Marie Amelie fue
detenida tras un acto público al que acudió precedida de su éxito como “Noruega del año”. El galardón fue concedido por una conocida revista, que vio en ella un símbolo de un país moderno tras leer su libro, Ilegalmente noruega,
convertido en best-seller el año pasado. Las formaciones conservadoras,
lideradas por el Partido del Progreso, exigieron al Gobierno que no
buscara ningún atajo legal para no deportar a la joven, que fue
expulsada a Osetia del Norte (Rusia) en enero. Regresó en abril con un
permiso de trabajo legal, pero el Gobierno que lidera el primer ministro
ya había sido acorralado por dudar ante la inmigración.
Numerosos
expertos conceden, pese a todo, un peso bajo a estos debates en la
proliferación de movimientos e ideas ultraderechistas. Para Kari Helene
Partapuoli, directora del Centro Noruego contra el racismo, una
organización no gubernamental, la masacre de este viernes sigue teniendo
difícil explicación incluso desde el punto de vista de la revancha
contra un Gobierno visto como laxo en política migratoria. La extrema
derecha “sí etiqueta a los socialdemócratas como débiles e ingenuos,
pero este tipo de odio no es un lugar común” en sus mensajes, según
ella. La relación entre los cambios de Noruega en los últimos años y la
brutalidad de la tragedia parece ser todavía un nexo demasiado frágil.

 

Espías inútiles

Por Paul Bignell y
Maggie Pagano *
Una de las escritoras de novelas policiales más famosas de Noruega, Anne
Holt, cargó ayer contra los servicios de inteligencia del país nórdico.
No creo ser la única que se pregunta cómo pudo pasarle inadvertido este individuo (Anders Breivik, foto) a los servicios de
inteligenci
a”, lanzó la escritora. “Publicó muchísimos posts en un sitio
de extrema derecha. Este tipo debería haber sido aprehendido de una
forma u otra por los servicios. Me daría vergüenza si fuera el
responsable de los servicios, por el hecho de haber puesto el foco en
las amenazas islamistas
”, fustigó Holt.
La escritora, de 52 años, fue periodista y ex ministra de Justicia
del gobierno, antes de meterse de lleno en las novelas policiales. Holt
sostiene que se le prestó demasiada atención a la amenaza islámica
exterior y se subestimó el extremismo doméstico.
Puedo entender que alrededor del mundo la gente crea que si esto
ocurrió en Noruega puede pasar en cualquier lado. Pero, por otro lado,
los ataques terroristas en suelo noruego son mucho más fáciles que
sucedan. Ya que el país es un objetivo más accesible que cualquier otro
país. Hay un bajo nivel de seguridad. Nuestra policía no va armada. Aún
tenemos este grado de inocencia. Hasta ayer, nos podíamos topar con
nuestro primer ministro en un shopping o con parlamentarios en un cine”,
dice la escritora. “Nos enorgullecemos de ese bajo nivel de seguridad.
Eso es una cualidad genuina de nuestra sociedad y queremos que siga de
ese modo. Es increíble, aun para una novelista policial, que una sola
persona pueda haber hecho todo esto.
” Otro escritor famoso de Noruega,
Jo Nesbo, quien vendió más de un millón de novelas en su país, dijo que
era demasiado temprano para sacar conclusiones acerca del estado de la
sociedad noruega, basado en la acción de una sola persona.
Periodistas testigos de la explosión que destruyó la sede
gubernamental en Oslo el viernes hablaron sobre lo ocurrido ayer.
Estábamos sentados en el café a unas cuadras del lugar, y sentimos como
que el edificio se nos venía encima
”, dijo la periodista Ignunn
Andersen.
Una fotógrafa freelance de Oslo estaba a 3 kilómetros de distancia.
El edificio tembló y se oyó una gran explosión, pensamos que fue un
trueno y, momentos después, comenzamos a recibir mensajes informándonos
sobre lo sucedido
”, dijo la reportera. Un ex primer ministro, Gro
Brundtland, se encontraba en el mitin de la isla, hablándole a la
juventud presente. Stoltenberg debía ir hoy. Todo fue cerrado,
aeropuertos, estaciones de tren y todos los autos son detenidos y
revisados por la policía.
¿Quién hubiera dicho que la pequeña y segura Oslo vería tanto terror y tan de repente?

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.
Fuente: Página 12

La Intolerancia religiosa agitando naciones nuevamente

Noruega: el fundamentalista masón que quería iniciar una nueva Cruzada

Mientras que millones de noruegos guardan luto por sus cerca de cien compatriotas que murieron el viernes, continúan surgiendo detalles sobre el presunto autor de los dos ataques, muchos de ellos a través de un manifiesto publicado en internet.
De acuerdo a la policía, Anders Behring Breivik, de 32 años, ha admitido responsabilidad en el ataque con bomba cerca de la sede del gobierno en Oslo, la capital, que mató a siete personas, y en el tiroteo indiscriminado contra jóvenes en la vecina isla de Utoya, que dejó a por lo menos otros 85 muertos.
La policía dijo que Breivik confesó que actuó solo. Sin embargo, según informes, las autoridades hicieron una redada en la capital, este domingo, vinculada con los ataques y varias personas fueron detenidas.

También este domingo se lleva a cabo una vigilia para recordar a las víctimas en la Catedral de Oslo y las banderas en todo el país ondean a media asta.

Las autoridades siguen buscando, con minisubmarinos, a varias personas desaparecidas y que posiblemente se ahogaron en el lago que rodea a la isla de Utoya mientras trataban de huir del atacante.

La víspera, el abogado de Breivik dijo que éste describió a la masacre como “atroz pero necesaria” y que está dispuesto a explicar sus motivos en una audiencia judicial el lunes.

“Caballeros templarios 2083”

En estos momentos, el interés policial se centra en dos elementos.
El primero es un clip de vídeo antimusulmán de 12 minutos de duración, llamado “Caballeros templarios 2083”, que apareció brevemente en YouTube, en el cual se incluyen fotos de Breivik con un arma automática.
El segundo es un confuso manifiesto y diario de internet, de más de 1.500 páginas, escrito en inglés bajo el pseudónimo de Andrew Berwick y publicado poco antes de los ataques.
El autor del manifiesto dice que es “100% de ascendencia nórdica”, “cristiano protestante” y “de la parte oeste de Oslo”.
También ofrece información detallada sobre sus familiares e incluso menciona que su madrina y el esposo de ésta eran refugiados chilenos y que ambas familias tenían una relación muy cercana durante su infancia y adolescencia.
El documento critica lo que llama “la islamización en curso de Europa” y contiene una referencia directa al campamento juvenil del gobernante Partido Laborista que fue atacado en la isla. Este partido durante mucho tiempo ha estado a favor de la inmigración.
clic Testimonios: “Uno de los peores días de Noruega”

“Dominación musulmana”

De acuerdo con la policía, Breivik estaba vinculado a un partido de tendencia derechista.
No estamos seguros de si estaba solo o contó con ayuda“, dijo un oficial de la policía, Roger Andresen, en una conferencia de prensa televisada.
 “Lo que sabemos es que es de derecha y que es un fundamentalista cristiano“, añadió.

El autor del manifiesto asegura que Europa occidental será mayoritariamente musulmana antes de 2080 si no se toman medidas e insta a los cristianos y judíos a oponerse al multiculturalismo.

El manifiesto equipara al liberalismo y el multiculturalismo con el “marxismo cultural” que, en opinión de su redactor, está destruyendo la civilización cristiana de Europa.

Según él, “el problema [de la islamización de Europa] sólo puede ser resuelto si se elimina completamente a quienes siguen el Islam. Con ese fin, todos los musulmanes deben ‘someterse’ y convertirse al cristianismo. Si se niegan a hacerlo voluntariamente antes del 1 de enero de 2020, serán sacados por la fuerza del suelo europeo y deportados de regreso al mundo islámico”.

Según el documento, representantes de varios países europeos participaron en una reunión secreta en Londres, Reino Unido, en 2002, para restablecer a los Caballeros Templarios, una orden militar que luchó contra los musulmanes en las Cruzadas de la Edad Media.

El autor, que también menciona uno de los juegos de guerra en internet que Breivik había incluido entre sus favoritos en su perfil en la red social Facebook, dice que pasó varios años preparando su “operación”.

“Para mí, el rito más común es hacer una larga caminata escuchando mi música favorita en mi Ipod. Me encanta la música electrónica vocal, es muy poderosa. Esto lo hago mientras considero nuevos ángulos que pueda haber olvidado y simulo mentalmente cada detalle de la operación”, escribe.
Fuente: BBC Mundo

Imágenes de la búsqueda de jóvenes víctimas de esta locura religiosa

La masacre de Oslo obra de la ultraderecha anti musulmana

Noruega ha vivido este viernes su día más negro. Dos horas después de que una gran explosión sacudiese el distrito gubernamental de Oslo -destrozando las oficinas del primer ministro noruego, Jens Stoltenberg, y otros edificios gubernamentales-, ha sufrido un segundo ataque. Un hombre -que ya ha sido detenido- ha abierto fuego en un campamento del gobernante Partido Laborista a las afueras de Oslo, donde el primer ministro debía dar una conferencia este sábado. La Policía ha confirmado que ambos sucesos -que han dejado numerosos heridos y al menos 87 muertos– están relacionados.
El número de víctimas mortales que han dejado estos “ataques sangrientos y cobardes” todavía es confuso y la propia Policía ha dicho que puede elevarse, -según ha dicho en rueda de prensa el propio Stoltenberg, quien ha calificado lo ocurrido de “tragedia nacional”. En el corazón de la capital, se han confirmado por ahora siete muertos. Fuentes hospitalarias hablan ya de más de un centenar de heridos y el Banco Noruego de Sangre se ha apresurado a pedir a la población que haga donaciones sanguíneas. Ningún miembro del gobierno resultó herido.
El Por su parte, la policia ha informado de que, al menos 84 personas han muerto en la idílica isla de Utoya, en un campamento de las juventudes socialdemócratas, como resultado del tiroteo, por lo que el ataque ha tomado “dimensiones catastróficas”, según sus palabras.
De acuerdo con la Policía, en Oslo se han producido “una o varias explosiones potentes en el distrito gubernamental. Hasta ahora, la Policía no puede decir nada sobre el alcance de los daños”. “Puede haber sido un coche bomba”, dijo un alto mando policial, Thor Langli. Ante el complejo de edificios gubernamentales atacados había un vehículo completamente destrozado.
Dos horas después de esta explosión (registrada a las 15:26), un hombre armado ha atacado un campamento del gobernante Partido Laborista en la isla de Utoya (a 40 km de Oslo), donde unos 560 adolescentes se reunían con políticos. 
Al parecer, el asaltante llegó al recinto y se identificó como policía, alegando que había llegado como refuerzo tras las explosiones en la capital y, poco después, empezó a disparar indiscriminadamente. Medios noruegos informan de que, tras irrumpir el agresor y abrir fuego se desató el pánico y decenas de jóvenes concentrados, algunos de elos heridos, trataron de huir nadando. Según relataban testigos presenciales, algunos de ellos lograron ponerse a salvo en botes que navegaban por el fiordo.
La Policía asegura que el agresor -un noruego de 32 años llamado Anders Behring Breivik, que ya ha sido detenido- está vinculado con el ataque de Oslo y, de hecho, fue visto en el lugar de la explosión antes de que ésta se produjese. El ministro de Justicia, Knut Storberget, ha dicho que, en estos momentos de la investigación, no saben si actuó solo o contó con algún cómplice.
Medios noruegos identifican a Anders Behring Breivik como afín a los ambientes ultraderechistas y, según el diario “VG”, había colgado mensajes en internet declarándose nacionalista y enemigo de la sociedad multicultural.

Incertidumbre en Utoya

Es demasiado pronto para decir quién está detrás. Encontraremos a los culpables y les pediremos cuentas“, dijo en esa misma comparecencia el primer ministro. “No van a destruir nuestra democracia. Somos una nación orgullosa. Nadie nos disparará para callarnos (…) Nuestra respuesta es más democracia. Debemos esto a las víctimas“, prosiguió.

“Varios de nuestros jóvenes han muerto y otros han desaparecido”, lamentó el ministro Storberget, sin aventurarse a dar una cifra de víctimas en el campamento de Utoya. El balance de la tragedia en la isla sigue subiendo.
Si las primeras informaciones hablaban de cuatro víctimas, la Policía ha confirmado ya la muerte de 80 personas, aunque numerosos testigos hablan ya de una veintena: “Hay muchos muertos en la orilla…“. La policía sigue buscando personas en el agua.

Algunas fuentes han dicho que el primer ministro se encontraba en la isla cuando comenzaron los disparos. La policía no ha querido revelar su ubicación durante la tarde pero ha indicado que estaba “a salvo”. En la isla también estaba prevista la presencia de la ex mandataria Gro Harlem Brundtland.
Hay una situación crítica en Utoya“, dijo poco después del ataque Stoltenberg. Horas después del tiroteo, la policía noruega ha hallado explosivos sin detonar en la isla.

Ataque al distrito gubernamental

La Policía dice que tiene “buenas razones” para creer que este tiroteo está conectado con la explosión (o explosiones) en el centro de Oslo, donde se han confirmado siete víctimas mortales y 15 heridos, aunque el responsable del hospital principal de la ciudad estima que la cifra de heridos puede alcanzar el centenar.

La “situación es grave”, ha dicho el primer ministro Stoltenberg, que ha anunciado una reunión de crisis de su Gobierno. La explosión ha hecho desaparecer por completo la primera y la segunda planta del edificio donde está su sede, de 15 plantas. El vidrio ha volado como misiles en la zona, mientras una nube de humo se elevaba sobre la ciudad. También la sede del periódico VG está completamente destrozada. El lugar arde como el infierno. Las mesas de un café cercano están llenas de sangre.

Según ha declarado el ministro de Presidencia noruego, Hans Kristian Amandsen, a la BBC había gente atrapada en los edificios. “Veo reventadas las ventanas del edificio del VG y las de la sede del Gobierno. Hay gente sangrando tumbada en la calle“, explicaba un reportero de la radio NRK.

Miedo a nuevos ataques

En el distrito gubernamental había muchísima gente en ‘shock’ y con ataques de pánico. En la zona se ha organizado un amplio despliegue de bomberos y policía porque aún había focos con fuego debido a la explosión y mucho humo en la zona.

Hay cristales por todas partes, es el caos total. Las ventanas de todos los inmuebles circundantes han estallado“, dijo un periodista de la cadena, que dice que ha sido como “un terremoto“.
Poco después de la explosión, la Policía ha acordonado cinco manzanas desde el lugar de la explosión, mientras se evacuaban las dependencias gubernamentales de la zona por miedo a nuevas explosiones.
Durante la tarde, se han registrando las inmediaciones del lugar en busca de otros posibles artefactos. Tras el tiroteo, el Ejército ha tomado posiciones en el centro de Oslo y la Policía ha pedido a la población que abandonase el centro de la capital. “La situación está bajo control, pero ha sido un día terrible“, ha declarado a la CNN el alcalde de Oslo, Fabian Stang.
La Policía ha lanzado un llamamiento a la población, pidiendo que eviten las grandes congregaciones de gente y a no acudir al centro de Oslo. El ministro de Justicia ha instado a la población a que se permanezca en sus casas, alejada de grandes concentraciones de gente y no use ni teléfonos móviles ni conexiones de red.
Este es el primer atentado terrorista en la historia del país escandinavo, conocido por actuaciones en favor de la paz, quien no sufría un ataque tan grave desde la Segunda Guerra Mundial.
Inicialmente se apuntó a que se trataba de un atentado islamista, después de que el grupo terrorista Ansar al-Jihad al-Alami -Colaboradores de la Yihad Global- emitiese un comunicado reivindicando la responsabilidad del ataque. Después, el grupo se retractó.
David Lea, analista de Risks Control, explicó a Reuters que “es muy difícil saber lo que ha sucedido y sin duda no hay grupos terroristas nacionales de Noruega, aunque ha habido algunas detenciones vinculadas a Al Qaeda de vez en cuando“. En cualquier caso, insistió, es muy pronto para sacar conclusiones.

La cultura de las Tinieblas encontró puertas abiertas en el norte europeo…

Diplomáticos noruegos recibirán clases de Black Metal para difundir su cultura 

 La música Black Metal está asociada normalmente con el satanismo y otras temáticas macabras, sonará proximamente en todas las embajadas después de que Noruega anunciará que sus futuros diplomáticos aprenderán el estilo para difundirlo por el mundo.

Un grupo de veinte futuros diplomáticos Noruegos recibieron un curso de black metal en la academia.”El objetivo es mostrar la cultura Noruega en toda sus diversidad“.
En el campo musical va desde el compositor Edvard Grieg hasta el black metal” explicó el jefe de la academia de diplomáticos Steinar Lindberg, que espera poder repetir la experiencia.
“En Italia, Japón y Francia los jovenes están aprendiendo noruego para descifrar las letras de las canciones. Black Metal es un producto a exportar y es importante que los futuros diplomáticos esten interesados en el” añadio LIndberg.
El Black Metal es un estilo surgido del Heavy Metal más clásico en Escandinavia principlamente en Noruega a finales de los 80 y principios de los 90.Entre sus ideales están la exaltación de la cultura vikinga y las antiguas religiones politeistas. Sin embargo el estilo y sus seguidores han tenido diversas polémicas por estar asociados con actos violentos y con la quema de iglesias.

Estas son las bandas del Dragón que comenzarán a recorrer Europa y el mundo expandiendo la cultura de tinieblas que el Dragón necesita en la mente de las nuevas generaciones.