Informes

Estudiar la Biblia ayuda a enfrentar problemas y disminuir estrés.

Las personas que leen y meditan la Biblia regularmente tienen menos estrés, comparado con los que no la leen, reveló un estudio realizado hace poco.

Un equipo de la popular versión de la Biblia, YouVersion, recientemente encuestó a algunos de sus usuarios que usan la aplicación, y los resultados fueron impresionantes.

Al comparar las respuestas de los usuarios de YouVersion con las reacciones de estadounidenses que participaron en el estudio “stress in America”, realizado por la Asociación Americana de Psicología (APA), la conclusión es que las personas que leen regularmente la Biblia tienen menos estrés.

La investigación de la APA indica, por ejemplo, que sólo el 18% de los encuestados en la encuesta bíblica consideran que el terrorismo es un motivo de estrés, comparado con el 58% de la población general. Al mismo tiempo, el 16% de los encuestados dice que el clima político es lo que les causa mayor estrés.

En el estudio de YouVersion, el 30% de los encuestados dicen que leer y estudiar la Biblia antes de una situación estresante les ayuda a lidiar mejor con el problema, y 41% afirma que leer las Escrituras en estas situaciones les ayuda a encontrar alivio.

Y cuando recurren a la Escritura para hacer frente al estrés, 47% primero mira el versículo Bíblico del día. Otros primero recuerdan sus versículos favoritos y lo mencionan de memoria (45%). Reanudan la lectura donde se detuvieron en la Biblia (45), o buscan un plan bíblico de YouVersion (40%) para lidiar con el estrés.

El creador de YouVersion, Bobby Gruenewald, dijo que los resultados no le sorprendieron, porque él cree que “la Biblia resiste la prueba del tiempo” y habla de los desafíos que la gente enfrenta diariamente.

Aflicción y angustia se han apoderado de mí, mas tus mandamientos fueron mi delicia“. 
(Salmos 119:143)

Fuente: Acontecer Cristiano

Breve historia de las Cárceles Secretas de la CIA

El programa de “entregas especiales” de la CIA comenzó en la década de los años 80 bajo el mandato de Ronald Reagan. Aunque también continuaron en el periodo de Clinton, tras los atentados del 11-S, estas “entregas especiales” se incrementaron.

Bajo ese termino eufemístico se esconden prácticas como la detención ilegal, la tortura, los desplazamientos contra la voluntad del arrestado, el ingreso en cárceles secretas, etc. Además, este programa de “entregas especiales” y la existencia de las cárceles secretas de la CIA repartidas por todo el mundo no serían posibles sin el apoyo explícito o velado de numerosos países, entre ellos muchas potencias europeas. Con el profesor de derecho internacional de la UAH, Fernando Lozano, en una nueva entrega de El Mundo X Dcho, en Hoy por Hoy Henares analizan este tipo de operaciones de los servicios secretos estadounidenses en los últimos años.En abril de 2009, la CIA de EEUU anunció el cierre de todas las cárceles secretas en el exterior, en consonancia con una disposición del presidente Barack Obama.

Y cuando parecía que el asunto de las cárceles secretas de la CIA dispersas por todo el mundo, incluso en países europeos, había quedado cerrada definitivamente, ahora el Parlamento Europeo ha decidido retomar el asunto.

el Parlamento Europeo decidió enviar a Lituania enviar a fines de mes una delegación para investigar los nuevos hechos relacionados con las cárceles secretas de la CIA. ¿Y por qué Lituania? Es que aún en enero de 2011 la Fiscalía General de ese país suspendió la investigación sobre las cárceles por prescripción. Es que el palestino Abú Sabaydah, que permaneció encerrado en la cárcel de Guantánamo, manifestó sus intenciones de presentar una demanda ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos contra las autoridades de Lituania, donde, según afirma, fue encerrado en una cárcel secreta de la CIA y torturado. Además exige la continuación de las investigaciones. De momento es difícil decir si las investigaciones se llevarán a cabo. El jefe de la sección de Seguridad Europea del Instituto de Europa, Dmitri Danílov, opina:

“El hecho de que el tema se plantee ahora tiene que ver, a mi juicio, con dos circunstancias muy importantes. Primero, empezaron a filtrarse nuevos datos, ante los cuales es imposible no reaccionar. Segundo, cuando cambian las administraciones, que ahora cambian no sólo en EEUU, sino también en otros países europeos influyentes, los problemas políticos agudos adquieren mayor gravedad.”