Rick Perry

La Intolerancia hacia el inmigrante irá día a día en aumento

Republicanos, en contra de
reforma migratoria en Estados Unidos.

Pese a tratarse de un debate entre los ocho aspirantes a la
nominación presidencial republicana, tanto Romney como Perry fueron los
protagonistas de un duelo en el que ambos se presentaron a sí mismos como
campeones del empleo y salvadores de la nación.
WASHINGTON, EU.- El tercer debate entre los aspirantes del
Partido Republicano a desalojar a Barack Obama de la Casa Blanca se convirtió
este jueves en un “mano a mano” entre el ex gobernador de Massachusetts, Mitt
Romney, y el gobernador de Texas, Rick Perry, quien no decepcionó en su primera
intervención en una contienda que parece haber confirmado su liderazgo.

Pese a tratarse de un debate entre los ocho aspirantes a la nominación
presidencial republicana, tanto Romney como Perry fueron los protagonistas de
un duelo en el que ambos se presentaron a sí mismos como campeones del empleo y
salvadores de una nación que, consideraron, sólo podrá salir adelante
recortando impuestos, estimulando al sector privado y recortando la supervisión
del gobierno federal en programas como Medicaid y Medicare.

La creación de empleo y la maltrecha situación de la economía se convirtió en
el tema dominante del debate. El otro tema de interés fue el de la reforma
migratoria que todos rechazaron al unísono mientras “no tengamos una frontera
segura
”, sigan existiendo “
las ciudades santuario” y los empresarios “sigan
contratando a ilegales
”.

“Cuando Ronald Reagan tomó su decisión en 1986 (de legalizar a millones que
estaban en las sombras), dijo que lo hacía en la inteligencia de que era
necesario reforzar la frontera y mantener un programa legal de trabajadores
huéspedes”, dijo Newt Gingricht, quien arrancó una ovación al insistir en que
el inglés tendría que ser el único idioma oficial en Estados Unidos.

Estamos lidiando con narcoterroristas”, dijo a su vez Michelle Bachmann, en
alusión a la amenaza de los cárteles de la droga y al sumarse a la posición de
aspirantes como Perry para demandar un mayor control de la frontera con el
envío de más elementos de la Guardia Nacional. “No podremos tener un debate
intelectual apropiado mientras la frontera no esté segura. Y lo que ha dicho el
presidente Barack Obama de que la frontera es hoy más segura que nunca es una
mentira abyecta”, remató Perry.

El debate, celebrado en la biblioteca “Ronald Reagan” en Simi Valley,
California, se concentró en su mayor parte en el elevado nivel de desempleo que
aqueja al 9.1% de la población.

Lo que los ciudadanos quieren es alguien que ponga a trabajar al país otra
vez, como hice yo en Texas, donde en la última década creamos un millón de
puestos de trabajo, mientras el país perdía dos millones y medio
”, aseguró
Perry
, cuyos intentos por presentarse como el campeón en la creación de fuentes
de empleo se topó inmediatamente con los señalamientos de Romney, quien le
recordó que con un estado como Texas, que tiene petróleo, gas y un gobierno,
Congreso local y Corte Suprema republicanos, asegurar que el mérito de crear
fuentes de empleo es sólo suyo no sólo es un exceso, sino una perogrullada.

Es como si Al Gore dijera que él ha sido el inventor de internet”, remató el
aspirante Romney.

El debate a ocho, que contó con la presencia de Ron Paul, Michelle Bachmann,
John Huntsman, Newt Gingricht, Mitt Romney, Herman Cain, Rick Santorum y Rick
Perry, se convirtió una oda a favor de la libre empresa, el recorte de los
impuestos y la supresión de la ley de salud aprobada bajo el mandato de Barack
Obama.

La promesa de que, una vez que lleguen a la Casa Blanca lo primero que harán
será eliminar la ley de salud conocida como “Obamacare” se convirtió en el
denominador común del debate, que se produjo a sólo unas horas del mensaje que
el presidente Obama dirigirá a la nación desde el pleno del Congreso, a fin de presentar
un plan de rescate que busca reactivar la creación de empleos mediante una
serie de acciones concertadas.

Con todo, los aspirantes republicanos se cuidaron de no amenazar la seguridad
social.

La Seguridad Social se puede arreglar”, aseguró Romney, pero sin entrar en
detalle de una empresa que muchos consideran misión imposible y que se ha
convertido en una pesada carga en el déficit del Estado.

Uno de los candidatos que Estados Unidos deberá evitar en la presidencia

Es Perry favorito para candidatura republicana

Washington, 7 de Septiembre del 2011
El gobernador de Texas, Rick Perry, se colocó a la cabeza de los
aspirantes a la candidatura presidencial por el Partido Republicano,
pero Mitt Romney es el republicano mejor posicionado para ganar al
candidato demócrata, reveló hoy un sondeo.

Una consulta del diario
The Washington Post y la cadena de noticias ABC mostró que el ex
gobernador de Massachusetts, Mitt Romney, es el aspirante republicano
mejor posicionado para derrotar al presidente estadunidense Barack Obama
en las elecciones de 2012.

Si las votaciones se
llevarán a cabo este día, 49 por ciento de los votos serían para Romney
contra 45 para Obama, quien también sería derrotado por Perry, pero con
una votación de 47 contra 46.

La encuesta mostró, sin
embargo, una indefinición entre la base republicana y los electores
independientes con inclinaciones para respaldar a un candidato de este
partido.

Ello debido a que Perry
es visto como el candidato con más posibilidades de derrotar a Obama,
con 30 por ciento de apoyo en este sentido, frente al 20 por ciento a
favor de Romney.

Los números confirmaron
el debilitamiento en el respaldo popular a favor del mandatario, quien
ahora aparece con un nivel de aprobación de 43 por ciento , según una
encuesta difundida el martes.

Más allá de ese
escenario, Perry aparece con una ligera ventaja sobre Romney con 27 por
ciento del respaldo popular entre potenciales electores, seguido en
segundo lugar por el ex gobernador de Massachusetts con 22 por ciento.

La consulta también
mostró una baja en el apoyo para Romney, quien en julio pasado aparecía
como el claro favorito con un respaldo de 26 por ciento, contra un 8.0
por ciento para Perry.

El sondeo mostró a Perry
y Romney como los favoritos, seguidos de la ex gobernadora de Alaska,
Sarah Palin, con 14 por ciento, mientras el resto de los aspirantes
aparecen con un respaldo de un dígito.

La encuesta fue
realizada del 29 de agosto al 1 de septiembre entre mil un adultos
seleccionados al azar, incluyendo 431 republicanos y presenta un margen
de error de 3.5 por ciento.
NOTIMEX

 

Gobernador de Texas, Rick Perry, anunció su candidatura a la presidencia

El gobernador de Texas, Rick Perry, buscará la candidatura
presidencial, aseguró su portavoz Mark Miner, una acción que
trastornaría la competencia en el Partido Republicano por la nominación,
para beneplácito de los conservadores que buscan a un candidato que
apoyar.

El vocero dijo a The Associated Press que Perry anunciará sus
intenciones de ser el candidato republicano este sábado, cuando visite
los estados de Carolina del Sur y Nueva Hampshire, que figuran entre los
primeros en los que se realizarán primarias.

La candidatura de Perry representaría un desafío para los republicanos que ya han anunciado sus aspiraciones presidenciales.

La aparición oficial de Perry en la competencia se dio apenas unas
horas antes de que ocho candidatos, incluido Mitt Romney, el principal
competidor, aparecieran en un debate nacional televisado.

No fue muy sorpresivo. El gobernador que más tiempo ha durado al
frente de Texas en su historia ha coqueteado desde el segundo trimestre
con la posibilidad de lanzarse a la carrera presidencial.

Perry ha pasado varios meses cortejando a los republicanos en los
estados donde se votará primero y cimentando la construcción de su
campaña. Se reunió en privado con posibles contribuyentes para su
campaña desde California hasta Nueva York y dio discursos populares a
los seguidores más fieles del partido, mostrándose como un conservador
fiscalmente responsable.

Sus intenciones se hicieron aún más evidentes en los días pasados,
cuando funcionarios revelaron que visitaría un importante trío de
estados, un itinerario similar al de una campaña, previsto para restarle
atención al debate y al sondeo de opinión de Iowa y, quizás, sembrar
unos obstáculos en un camino liderado por Romney.

A diferencia de los otros que buscan la candidatura presidencial,
Perry tiene credibilidad entre los electores de las primarias
republicanas, quienes suelen ser difíciles de convencer.

Perry, un político a favor del recorte fiscal para negocios que ha
presidido el reciente crecimiento económico texano, también es un devoto
conservador social que tiene profundos lazos con algunos de los líderes
evangélicos de la nación y los cristianos que dominan el estratégico
bloque político de Iowa.

Sin embargo, Perry nunca ha hecho una campaña nacional y no es claro
si su arrogancia texana y los comentarios que ha hecho sobre una
secesión estatal les sentarán bien a los votantes de las primarias
republicanas fuera de Texas.

También es una pregunta abierta si puede recaudar el dinero necesario
para forjar una campaña sólida frente a quienes están en la contienda
desde hace meses.

Asimismo, es posible que enfrente una feroz oposición de grupos
seculares y progresistas que afirman que su retórica religiosa viola la
separación entre iglesia y estado y que resulta prejuiciosa su creencia
de que algunos grupos, como los Boy Scouts de Estados Unidos, pueden
discriminar a homosexuales.

Hacia adentro del Partido Republicano, Perry tiene enemigos entre los
moderados que cuestionan la forma en que entiende la política nacional e
internacional, incluyendo la senadora Kay Bailey Hutchison, quien
compitió con él para el gobierno texano en una agria elección primaria
en 2010.

Perry, quien ha adoptado recientemente la retórica del movimiento
“Tea Party” (grupo de derecha que se opone al incremento fiscal y que
apoya el recorte de gastos público), también encuentra detractores
dentro del movimiento.

Le recriminan no haber tomado una postura más fuerte en cuanto al
gasto estatal y la inmigración ilegal, en parte porque como gobernador,
Perry firmó una ley que convirtió a Texas en el primer estado en ofrecer
becas a inmigrantes sin documentos y calificó la idea de la cerca
fronteriza como “idiota”.

Sin embargo, antes de que empiece a conseguir seguidores y a ganarse a
sus detractores, Perry necesitará incrementar el reconocimiento de su
nombre afuera de Texas y en los círculos conservadores, además de contar
con el financiamiento para llenar las arcas de una campaña
presidencial.

Además, no puede utilizar nada del dinero que ha recaudado para sus
campañas en Texas en una competencia nacional, por lo que tendrá que
empezar de cero.

Fuente : La Tercera

Una máscara luciferina engañando a millones

El gobernador te Texas, Rick Perry, pidió a los cristianos recurrir a
Dios en busca de respuesta a los problemas del país, en una ceremonia
de oración a la que asistieron unas 30.000 personas.
El gobernador republicano, que considera postularse a la presidencia,
pronunció el sábado un discurso que incluyó plegarias y versículos de
la Biblia. Indicó que un regreso a los ideales cristianos podría ayuda a
solucionar los problemas del país.
“Nuestro corazón está afligido por Estados Unidos. Vemos discordia
dentro. Vemos miedo en el mercado. Vemos ira en los salones del
gobierno”.
Perry oró por el presidente Barack Obama y otros líderes, así como por las fuerzas estadounidenses muertas en Afganistán.
Unas 30.000 personas asistieron a la concentración efectuada en el
estadio Reliant Arena, y miles más siguieron el acontecimiento por
internet y otros medios de control remoto en 1.000 iglesias.
FUENTE: AP
Nota Profética: 
He compartido con Uds. este artículo ya que apenas lo leí, el Espíritu del Señor me reveló que el “dios” que este individuo pretende invocar no es la Fuente de todo lo existente revelado en el Mesías como D-os de Abraham, Isaac y Jacob. Muy por el contrario estamos una vez más frente a un instrumento humano que sirve al “Ojo que todo lo ve” a quien las Escrituras indentifican cómo “el dios de este siglo” (2 Corintios 4:3-4). Al recordar este término me fui al pasaje bíblico citado que dice:
“Pero si
nuestro evangelio esta aún encubierto, entre los que se pierden
esta encubierto, en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento
de los incrédulos para que no resplandezca la luz del evangelio
de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios.” 
¡Mi mente se iluminó! ¡Es la estrategia de siempre! El dios de este siglo trabaja para cegar el entendimiento de los incrédulos. Me doy cuenta que esta reunión, y muchas otras más semejantes a esta que surgirán a los largo de los Estados Unidos, llevan por único objetivo manipular la fe de los que habitan esa nación haciéndolos creer en supuestos elementos humanos mesiánicos que sacarán al país del mal si se los vota el próximo año.
 La apariencia de piedad con la que este varón está logrando cautivar los corazones de los estadounidenses es la que fue anunciada por Pablo como característica de los últimos tiempos. 
El Eterno me permitió visualizar los lineamientos masónicos e Illuminatis que están trazados desde la vida de este hombre para que los Estados Unidos queden fuertemente lazados anti-diseños divinos.
Aduciendo a los valores cristianos, estos personajes al servicio de Leviatán solo persiguen la sangre de millones que los energizan e enriquecen. Mientras tanto millones de seres humanos seguirán perdiendo el Propósito Eterno de Dios para el cual nacieron: tener una vida integra impregnada en la excelencia.
He visto dos varones levantando los brazos de este hombre mientras oraba por el país del norte. Dichos hombres no estaban presentes en este acto. La visión me hizo entender que están detrás de la persona de este varón preparándolo para el cometido que el Gran Club del Dragón les ha trazado: ser el próximo presidente de los Estados Unidos. Esos varones ya cumplieron su misión masónica en los estratos nacionales e internacionales. Ellos son Bill Clinton y George W. Bush, un binomio “apostólico” muy activo en los últimos tiempos.
Logias ocultas están movilizándose detrás del objetivo de alcanzar el poder presidencial sirviéndose de los miembros que tienen infiltrados en las iglesias evangélicas de toda la nación. Una gran mayoría de esos miembros son líderes religiosos muy famosos y de una gran credibilidad en los cristianos estadounidenses. Por medio de los tales el “ojo que todo lo ve” procurará mantener sus fuerza en ese territorio a fin de no trasladar su Trono al territorio asiático en la región de China. Él sabe que cuando esto ocurra sus horas de poder sobre las naciones entrarán en la cuenta regresiva del Kayros del D-ios Verdadero.
El Señor me reveló que más allá de todo este trazado anti-Reino Celestial, sus fuerzas se han alistado en toda la zona de norteamérica (Canadá incluido) con el fin de tomar control de toda la naturales y guiarla al cumplimiento de la Justicia de Dios sobre regiones celestiales llenas de la energía de la sangre de los mártires. Catástrofes nunca imaginadas y en tiempos no esperados aparecerán de repente en los cielos de esta región y movilazarán a los corazones humanos a elevar sus ojos al Cielo y así clamar para ser libres del poder del “Ojo que todo lo ve” (Gran Dragón).
He visto a miles de cristianos evangélicos que no creerán en estas reuniones de oración y por lo tanto no pretarán apoyo a las mismas. Miles de sellados que proclamarán el Reino del Eterno en medio de cada ciudad norteamericana. Esta proclamación tendrá la asistencia que el Espíritu de Dios diera al apóstol Pedro en el Día del Pentecostés. Por esta Gracia especial verán que sus palabras despertarán a miles que correrán arrepentidos a los pies del verdadero Cristo.
Desde este movimiento apostólico el Eterno confrotará poderosamente a las fuerza de tinieblas que hoy tienen atrapadas millones de mentes en zonas de cautividad desde las que se les hace imposible comprender y vivenciar el evangelio de Gloria que Dios ha dado a los hombres den Jesucristo. Por este obrar del Gobierno de Dios la nación de Estados Unidos se levantará por medio de un verdadero avivamiento de oración y milagros.