Etnias

Los Gitanos… ¿Descendientes de la Tribu Perdida de Shimón?

Cientos de gitanos llegaron a Israel tras la afirmación de un rabino israelí que sostiene que ellos tienen vínculos con el pueblo judío, en base a pasajes de la Torá.

Shmuel Avokia del asentamiento Kojav Yaakov, uno de los organizadores de la conferencia del Primer Forum Judeo-Gitano, sostiene que son descendientes de la tribu perdida de Shimón.

Hace algunos años comencé a estudiar los textos bíblicos de una manera muy profunda”, dice Avokiah, quien ha estado investigando la conexión gitana durante varios años. “He encontrado algunas cosas muy interesantes con respecto a su relación con el pueblo judío. Es un tema muy grande, y empecé a hablar un poco sobre ello en Facebook e Internet, y la respuesta ha sido enorme. He recibido muchas respuestas, y decidí dar un paso más allá y establecer el Foro de judíos y gitanos”, declaró al portal de noticias Ynet.

El Foro se reunió por primera vez en Jerusalén este mes. Cerca de 60 gitanos de Francia vinieron a Israel para una serie de reuniones con Avokia y otros amigos. En la reunión crearon un símbolo que combina la estrella de David y la rueda identificada con la comunidad gitana.

En la reunión, Avokia presentó las conclusiones de su estudio, que afirman que los gitanos son judíos de la tribu de Shimón:

“Los gitanos saben que son de ascendencia hebrea, pero no tienen ninguna prueba. Creo que junto con mi investigación he aprendido cosas sobre la comunidad gitana, sus tradiciones y orígenes, y podemos atar cabos”.

Dirigiéndose a un grupo de la delegación gitana dijo que una frase del Génesis bíblico contiene una referencia semántica a los gitanos:

וַיֹּאמֶר עֵשָׂו אַצִּיגָה נָּא עִמְּךָ מִן הָעָם אֲשֶׁר אִתִּי וַיֹּאמֶר לָמָּה זֶּה אֶמְצָא חֵן בְּעֵינֵי אֲדֹנִי

Entonces Esaú dijo: ´Deja que asigne contigo a algunos del pueblo que está conmigo.´Pero él dijo: ´¿Para qué esto? Halle yo gracia en los ojos de mi señor

(Génesis 33-15, Tanaj traducido por Aryeh Coffman, Editorial Jerusalem, México).

 

Según él, el fragmento del texto que dice “atziga-na” אציגה נא tiene una resonancia semántica con uno de los nombres más comunes de los gitanos, en muchos idiomas (en inglés tzigane, en español zíngaro, en alemán ziganer, en francés tzigane, en ruso tsygane, en húngaro cigány, etc.).

Desde la publicación del artículo, Avokia se ha comunicado con miles de miembros de la comunidad gitana, y cientos de ellos vienen a Israel estos días para reuniones adicionales. “Estoy en contacto con varios representantes de comunidades gitanas de Francia, Finlandia, España, Rusia e incluso los Estados Unidos”, declaró.

Interrogado por Ynet sobre su motivación para buscar un vínculo judío que nunca ha sido probado, respondió: “Vemos una conexión entre las naciones, por ejemplo, los nazis intentaron destruir totalmente sólo a los dos pueblos, al judío y al gitano”.

 

Fuente: Aurora

 

Bitácora Relacionada:

 

La Tribu perdida de Manasés ha sido encontrada y está regresando a Israel

Hablarán de Paz y Seguridad y entonces… ¡EEUU y sus medidas anti-terroristas!

LAS COSTOSAS MEDIDAS ANTITERRORISTAS DE EE. UU. ENDURECEN LA PRESIÓN SOBRE LOS INMIGRANTES

“…cuando estén diciendo: Paz y seguridad, entonces la destrucción vendrá sobre ellos repentinamente, como dolores de parto a una mujer que está encinta, y no escaparán.” 
(1Tesalonisences 5:3)

Las medidas de seguridad en EE. UU. tras el ataque del 11 de septiembre de 2001 son ineficaces a pesar de su alto costo. 
Además, no eliminan la verdadera causa de sus temores sino que llevan al endurecimiento del control sobre los inmigrantes, según los expertos.

En 2010 el costo estimado del sistema nacional de seguridad para la información clasificada de EE. UU. creció un 15% y por primera vez en su historia superó los 10.000 millones de dólares, según un informe de la Oficina de Supervisión de Seguridad de la Información. Los costos estimados incluyen la seguridad personal física y de la información, así como la gestión del sistema.

Sin embargo, los ciudadanos estadounidenses no se sienten más protegidos, según José Gabilondo, profesor de Derecho Económico de la Universidad de Florida, EE. UU. “No nos sentimos más seguros en el día a día, sino que nos sentimos menos seguros. Lo que pasó el 11 de septiembre fue tan significativo porque de alguna manera rompió esa ilusión de seguridad que teníamos”, explica el experto.

El horror vivido tras los atentados del 11-S ha generado “pánico” en la sociedad norteamericana y en las autoridades que ven que “el mundo está cambiando, pero no saben cómo controlar la situación y a quién culpar. Y en este contexto es fácil culpabilizar al otro, a alguien que parece distinto a uno”, continúa Gabilondo. Por eso la “ansiedad” por la seguridad se puede convertir en austeridad contra el inmigrante, lo que crea un ambiente social poco amigable y justifica los cambios de normas legales “en materia de derechos cívicos”, como las leyes anti inmigrantes.

Ante la gran cantidad de información secreta protegida por el Estado, crece la importancia de fuentes como Internet y WikiLeaks, opina Gabilondo, ya que “actúan como un contrapeso”. De la misma manera son necesarios “los activistas y las voces minoritarias” que dan otra versión de lo que está pasando.

(Ver este video)
Al parecer ni siquiera la muerte del ‘terrorista número uno’, Osama bin Laden, en una operación especial de EE. UU. en Pakistán, puede cambiar rápidamente la situación. La decisión de la Administración de guardar en secreto las imágenes del cuerpo del terrorista abatido (para evitar que se conviertan en una provocación) y la falta de pruebas de su muerte sólo generan más polémicas.
El presidente Barack Obama que se reunió con los marines que participaron en la eliminación de Bin Laden, presunto responsable del 11-S, también reconoce que el terrorismo aún no está vencido. Lo mismo dice Al Qaeda, que tras confirmar la muerte de su líder, amenaza con vengarse de EE. UU. y sus aliados.
 
Mientras tanto, los militares estadounidenses realizaron el pasado 6 de mayo un ataque por medio de un avión no tripulado en Yemen contra el jefe de Al Qaeda en la Península Arábiga, Anwar al Awlaki, aunque el terrorista consiguió escapar.

Chile: Los “otros sepultados” que todavía esperan ser salvados

Los indígenas americanos seguirán sepultados

En este mediático Relato de 33 mineros que estuvieron 69 días sepultados a más de 600 metros de profundidad, que fueron proclamados héroes de la patria, que serán besados por las reinas de la belleza y hechos ricos por la publicidad, y luego aborrecidos por el Gobierno y olvidados para siempre, pocos medios han resaltado lo que es a todas luces evidente: los ministros, técnicos, autoridades y empresarios que van y vienen de Copiapó (y ayer asistían al gran circo del rescate) son todos de pura raza blanca (si es que eso existe), mientras que los rostros de los atrapados en la mina muestran todos claros rasgos indígenas o mestizos.

Igual que en las vecinas Salinas Grandes de Jujuy (al norte de Argentina) se encuentra uno a indígenas atacameños, arrancando la sal a pico y pala a más de 4.000 metros de altura, soportando vientos helados y el cegador brillo blanco del entorno; para sorpresa del que llega desde Buenos Aires y observó en la capital federal una de las poblaciones con menor diversidad étnica de todas las megalópolis del globo.
Es un sarcasmo histórico que fuera un 12 de octubre el día en el que el presidente Piñera y todo su equipo de tecnócratas racialmente puros se pusieran la medalla de extraer de la madre tierra a los que su clase catira sigue explotando como hace 518 años. Igual que los blancos continúan esquilmando sus tierras ancestrales, obligándolos a extraer el cobre, el oro o la plata en condiciones laborales de semiesclavitud. Iniquidad que persiste en toda Hispanoamérica… salvo en Bolivia desde 2005, gracias a Evo.
Ocultos tras el despliegue triunfalista que prepara el Gobierno chileno, los mapuches, aymarás, rapa nui, quechuas, atacameños, picunches y tantos otros pueblos incaicos sometidos por los conquistadores permanecerán desposeídos y sojuzgados. Pase lo que pase en Copiapó hoy y mañana, ellos seguirán sepultados bajo la opresión blanca.
Carlos Enrique Bayo
Redactor-jefe de Mundo en Público, ha sido corresponsal en Moscú (1987-1992) y en Washington (1992-1996), así como máximo responsable de Internacional en cinco periódicos distintos. Ha actuado como enviado especial en los conflictos de Afganistán, Camboya, Oriente Próximo y Armenia-Azerbaiyán.También ha cubierto eventos históricos como la caída del Muro de Berlín y la matanza de Tiananmen, entre muchos otros acontecimientos mundiales.
NOTA PROFÉTICA:

Encontré este artículo y me pareció muy oportuno para el momento que está viviendo Chile ya que los medios de esa nación confabularon a una sus fuerzas en contrataciones secretas con su gobierno. A su vez, este último, pautó, como gerente del Club B., estrategias mediáticas que servirían a todos los agentes del NOM (Nuevo Orden Mundial) para mantener la atención de las masas, que están bajo Babilonia, entretenidas en este acto solidario. Mientras tanto, movimientos económicos diabólicos se convertirían en temblores que provocarían muchos daños en las naciones sin que nadie los percibiera. 
Chile, y todas las naciones estamos hoy muy felices con este maravilloso salvataje. Es justo que la solidaridad humana se manifieste multiplicándose en el mundo entero a favor de la esperanza. Pero, a la vez, son muchas las cosas que el gobierno chileno ha intentado ocultar debajo de la alfombra de Copiapó. 
Las próximas dos semanas los medios chilenos mantendrán adormecidas las conciencias chilenas con el uso y abuso de estos varones (los mineros) presentes en cada estación de radio y TV que los entrevistarán.
Después del 31 de octubre la nación comenzará a despertar en forma brusca por las noticias que revelarán problemas económicos y sociales.