corazón pastoral

Falleció el Pastor David Yonggi Cho fundador de la congregación evangélica más grande del planeta

Hoy martes 14 de setiembre, a las siete y trece minutos, en el hospital de Seúl, a los 85 años de edad, partió con el Señor el reconocido conferencista coreano David Yonggi Cho, según confirmó en Seúl la propia Iglesia Yoido del Evangelio Completo, reconocida como la congregación más grande del mundo, donde había sido declarado pastor emérito.

David Yonggi Cho, estaba bajo un constante tratamiento médico por una hemorragia cerebral sufrida el año pasado.

Yonggi Cho, se casó con Kim Sun Hae en 1965, con quien procreó a tres hijos.

Su funeral será el sábado en el gran salón de la Iglesia del Evangelio Completo de Yoido, en el centro de Seúl después de varios días de luto.

Vida y Ministerio

Yonggi Cho nació en 1936, en el condado rural sureste de Ulju y venía de una familia de creencias budistas. Ellos se trasladaron a la ciudad portuaria de Busan, en el sur, después del estallido de la Guerra de Corea de 1950-53.

Lllegó a creer en Dios después de que le diagnosticaron una tuberculosis fatal cuando tenía 17 años. Él dijo que Dios lo había sanado y desde entonces abrazó el evangelio con mucha fuerza y dedicación.

En 1956, ingresó a una universidad del Evangelio Completo en Seúl para estudiar teología. Después de graduarse en 1958, abrió una carpa en el noroeste de Seúl, la cual luego mudó a un distrito financiero de la capital donde luego se convirtió en la Iglesia del Evangelio Completo de Yoido, con más de 200.000 miembros, los cuales se fueron multiplicando hasta llegar a 700.000.

Estableció el periódico Kookmin Daily en 1988 y creó Good People, una organización internacional no gubernamental de desarrollo para los derechos humanos, el medio ambiente y el bienestar infantil.

Cho renunció como pastor principal de Yoido en 2008, dejando la iglesia con más de 800.000 personas.

Yonggi Cho, quien aseguró que Dios le había cambiado el nombre, por lo que siguió firmando como David, fue uno de los pastores contemporáneos más reconocidos y famosos del mundo. Su visión ha sido de inspiración para miles de pastores.

Escribió una gran cantidad de libros, pero quizá el que primero lo dio a conocer fue “La Cuarta Dimensión”, aunque también escribió:

  • “45 años de esperanza”,
  • “El Apocalipsis”,
  • “Cómo puedo ser sano”,
  • “Cómo tener éxito en la vida”,
  • “Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo”,
  • “El Tercer ojo”,
  • “La Fe en Dios mueve montañas”,
  • “Fe que traerá felicidad”,
  • “Grupos familiares y crecimiento”,
  • “Historias del Crecimiento de mi iglesia” y muchos más.
Alabanza del Coro la Iglesia del Evangelio Completo (la iglesia evangélica más grande del mundo) fundada por Yongi Cho

Moisés y la Parábola de la Oveja Perdida.

Por P.A. David Nesher

Apacentando Moisés las ovejas de Jetro su suegro, sacerdote de Madián, llevó las ovejas a través del desierto, y llegó hasta Horeb, monte de Dios.

Shemot / Éxodo 3:1

La parábola de la oveja perdida es una de las parábolas más famosas de los Evangelios (Lucas 15: 3-7)Ahora bien: ¿Has escuchado alguna vez la versión de Moshé de esta parábola?

Hemos visto que Moshé apacentaba las ovejas de Yitró (Jetro) su suegro, el sacerdote de Madián; y llevó el rebaño al lado occidental del desierto y llegó a Horeb, el monte de Dios (Éxodo 3: 1).

Después de huir de Egipto, Moshé pasó cuarenta años pastoreando ovejas. Las Sagradas Escrituras comparan frecuentemente a Israel con un rebaño. Ella es el rebaño del Eterno. Sus líderes son sus pastores, nombrados por su Pastor supremo, el Señor mismo, tal como los Salmos lo atestiguan:

Condujiste a tu pueblo como un rebaño por mano de Moisés y Aarón” (Salmo 77:20).

“Oh, escucha, Pastor de Israel, tú que guías como a un rebaño a José”
(Salmo 80: 1).

Los líderes más grandes de Israel pastoreaban ovejas. Abraham, Isaac y Jacob siguieron a los rebaños. David pastoreaba los rebaños de su padre. Moshé demostró ser digno de pastorear a Israel al cuidar fielmente de los rebaños de su suegro:

Moshé estaba cuidando el rebaño de Yitró en el desierto cuando un cordero escapó de él. Corrió tras él hasta que llegó a un lugar sombreado … y el cordero se detuvo a beber. Cuando Moshé se acercó, dijo: “No sabía que te escapaste a causa de la sed, debes estar cansado“. Así que colocó al cordero en su hombro y se alejó. Entonces Dios dijo: “Porque tienes misericordia de guiar el rebaño de un mortal, seguramente cuidarás de mi rebaño, Israel” (explicación leída en Shemot Rabá 2: 2).

Las Sagradas Escrituras también se refieren al Mesías como pastor sobre el rebaño de Israel:

“Mi siervo David será rey sobre ellos, y todos tendrán un solo pastor” (Ezequiel 37:24).

Yeshúa se vio a sí mismo, como Moshé, como el Buen Pastor sobre el rebaño de Israel. Él emprendió una misión en busca de la oveja descarriada de Israel: los pecadores y descarriados entre el pueblo judío de su época.

Las parábolas de Juan 10 ilustran aún más el papel mesiánico del pastor sobre Israel. El discípulo Pedro dijo:

“Porque siempre andabais descarriados como ovejas, pero ahora habéis vuelto al Pastor y Guardián de vuestras almas”
(1 Pedro 2:25).