Hungría

Ley contra la indigencia en Hungría: una medida salida del corazón de los siervos del dragón rojo

Movimientos sociales y humanitarios de Hungría calificaron de fascista una ley aprobada el pasado mes de noviembre en el Parlamento y que impone multas o condenas en prisión a aquellas personas sin hogar que se ven obligadas a vivir en las calles.

La nueva norma que ya entró en vigencia castiga con el pago de 600 euros ( 781 dólares) a las personas que vivan en la indigencia, y aquellos que no puedan cancelar ese monto, pagarán condena tras las rejas, informa la prensa local este lunes.

Los diputados de la Alianza de Jóvenes Demócratas (Fidesz) de ultra derecha, justificaron la ley al argumentar que la capital húngara, Budapest, no está en condiciones de asumir la gran cantidad de personas que viven en las calles.

Los parlamentarios  argumentan que la normativa habr{ia sido aprobada por amplia mayoría para presionar la creación de un mayor número de albergues por parte de las gobernaciones locales.

Organizaciones en defensa de los derechos humanos manifestaron su rechazo ante el instrumento al que catalogan como una norma “inaceptable” y similar a las aplicadas durante la Segunda Guerra Mundial.

La ley estipula en un primer paso realizar una advertencia a los indigentes para que abandonen las zonas, de lo contrario, serán multados o encarcelados.

Dirigentes humanitarios anunciaron manifestaciones pacíficas en contra de la ley en los próximos días.

A inicios de este año, el gobierno de derecha del primer ministro, Viktor Orban, aprobó una nueva Constitución que, según los opositores, tiene un carácter fuertemente conservador y nacionalista.