Vientos en Azote

Vientos de juicio contra México

Beatriz tocaría costas mexicanas como huracán

Morelia, Michoacán.- En la zona costera del estado ya se han tomado medidas preventivas ante la inminente llagada de la Tormenta Tropical Beatriz, la cual se encuentra a 170 kilómetros antes de tocar con tierra y que amenaza con provocar afectaciones en algunas comunidades ubicadas cerca del mar. Así lo aseguró Carlos Mandujano Vázquez, director de Protección Civil estatal. 
Mandujano Vázquez comentó que la tormenta está entre los límites de Lázaro Cárdenas y Zihuatanejo, Guerrero­ y que podría llegar a la costa en las próximas horas por lo que los cuerpos de Protección Civil Municipales de la región ya se reunieron para tomar medidas precautorias ya que el nivel de alerta es el amarillo que significa un punto medio de precaución.
Por el momento la capitanía de puerto no ha determinado el cierre a las embarcaciones pero ya se han tomado todas las medidas preventivas necesarias para evitar cualquier situación donde en caso de alguna emergencia estaría apoyando nuestro personal de PC estatal a los grupos de PC municipales y también ayudarían las Fuerzas Federales como el Ejército Mexicano”.
Agregó que durante varias horas se han reportado lluvias y cielos nublados en diferentes municipios del estado pero en algunos de ellos como en Uruapan esto ha ayudado al sector agrícola para el riego de sus cosechas: “En zonas agrícolas la lluvia ha resultado benéfica pues ya era tiempo de que llegara lo que impulsa la prosperidad de las cosechas de los campesinos”.
También explicó que en caso de fuertes lluvias algunas comunidades costeras serían afectadas por Beatriz: “Estamos hablando de varias comunidades cercanas al mar como Lázaro Cárdenas, Aquila, Coahuayana entre otras, pero estamos preparados si la situación rebasa la capacidad del municipio parra que nosotros entremos a ayudarlos como corresponde”.

LAS TORMENTAS COMIENZAN A AUMENTAR INIMAGINABLEMENTE

Tormenta tropical Richard sacudirá gran parte de Centroamérica 
La tormenta tropical Richard, que podría convertirse en un huracán el fin de semana, recorrerá el mar Caribe frente a las costas de Nicaragua, Honduras y Guatemala antes de impactar entre Belize y México los próximos días, dijo el viernes el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

El sector fronterizo entre Nicaragua y Honduras se encuentra bajo aviso de posible huracán y un alerta de tormenta tropical está vigente para esa región hasta Limón, en territorio hondureño, dijo el organismo.

Richard se desplazará los próximos días muy cerca o sobre una extensa franja que abarca desde Nicaragua hasta Belize y podría agravar la situación en varios países de centroaméricanos alcanzados este año por una serie de ciclones.

A las 15H00 GMT el centro de Richard se ubicaba a 240 km al este-noroeste de Cabo Gracias a Dios en la frontera entre Nicaragua y Honduras. El fenómeno lleva vientos máximos de 65 km/h y avanzaba hacia el oeste-noroeste a una velocidad de 6 km/h, dijo el NHC.

“Se espera un fortalecimiento adicional y Richard podría convertirse en un huracán durante el fin de semana”, dijo el Centro de Huracanes.

“En la trayectoria prevista, Richard debería aproximarse al noreste de Honduras tarde el sábado”, agregó.

Richard arrojará intensas precipitaciones y amenaza provocar inundaciones y deslaves en Honduras y otros países centroamericanos que sufren una de las peores temporadas de lluvias (mayo a noviembre) del último medio siglo.

El paso de las tormentas tropicales Agatha, Matthew y Paula este año ha dejado unos 400 muertos, miles de damnificados y pérdidas por miles de millones de dólares en Nicaragua, Honduras, Guatemala.

¡Los Vientos al servicio del Reino de los Cielos!

Huracán Igor se intensifica y se forma la tormenta tropical Julia 
Florida, septiembre 13 – El huracán de categoría 4 “Igor” siguió hoy aumentado su intensidad con vientos de 240 kilómetros por hora, mientras que se formó la décima tormenta tropical, “Julia”, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

La tormenta “Julia” se encuentra a 175 kilómetros al sur de las islas de Cabo Verde y el CNH estima que continuará incrementado su intensidad hasta convertirse en un huracán con trayectoria noroeste.

“Igor” se encuentra en pleno océano Atlántico a 1.620 kilómetros de las Antillas menores en la latitud 17,6 grados norte y la longitud 47,8 grados oeste y se mueve a 20 kilómetros por hora en dirección oeste.

El CNH indicó en un boletín de las 03.00 GMT del lunes que se espera que “Igor” siga una trayectoria noroeste con lo que pasaría a cierta distancia de las Antillas menores, por lo que no amenaza ninguna de las islas del Caribe.

No se ha emitido todavía ninguna advertencia ni alerta de peligro de huracán.

La tormenta “Julia” arrastra vientos de 65 kilómetros por hora y se ha emitido una vigilancia de peligro para el sur de las islas de Cabo Verde.

Desde que comenzó la temporada del Atlántico el pasado 1 de junio se han formado diez tormentas tropicales y cuatro huracanes, incluidos “Julia” e “Igor”.

De esos cuatro huracanes, tres de ellos, incluido “Igor”, han alcanzado la categoría 4 en la escala de intensidad Saffir-Simpson, de un máximo de cinco.

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos (NOAA, por su sigla en inglés) actualizó su pronóstico y prevé la formación de 14 a 20 tormentas y de 8 a 12 huracanes, que pueden afectar a Estados Unidos, el Caribe, Centroamérica y el Golfo de México.

Los meteorólogos pronosticaron que será una temporada “muy activa” porque, de esos huracanes, entre cuatro y seis podrían ser de gran intensidad, con vientos superiores a los 177 kilómetros por hora.  

¡Los juicios divinos para México están siendo pre anunciados!

Las lluvias dejaron en México 7 muertos y 614.000 damnificados

La emergencia provocada por las lluvias en al menos cinco estados de México dejó hasta ayer al menos siete muertos y 614.000 damnificados, según un balance parcial de organismos de socorro que se mantienen en alerta ante la posibilidad de más precipitaciones. 

Las víctimas mortales se elevaron a siete al conocerse ayer que tres trabajadores, de entre 20 y 40 años, que realizaban tareas de limpieza de un drenaje murieron sepultados por un alud de lodo y piedras que cayó desde un cerro en San José Contadero, en el estado de México, de acuerdo a un reporte de la protección civil municipal. 

También se reportó el fallecimiento el sábado de una bebé ahogada en Chiapas, y tres víctimas más entre domingo y lunes: dos en Oaxaca y una en Guerrero. 

Los reportes de Protección Civil declaran en total más de 614.000 damnificados por las lluvias en México. Mientras comenzó la recolección de ayuda para los afectados, la estatal Comisión Nacional del Agua advirtió de la posibilidad de nuevas lluvias y dijo que vigila el estado de las represas en el sur del país. 

El departamento de Protección Civil de Oaxaca informó este martes en un comunicado que las lluvias “han afectado a 289.347 personas en 250 municipios y daños en 72.354 viviendas”. 

Otros 200.000 damnificados fueron detectados en Veracruz, sobre el golfo de México, donde varias ciudades permanecen bajo el agua, y 124.000 en Tabasco, también sobre el Golfo, donde el presidente Felipe Calderón se trasladó este martes para supervisar con autoridades locales la atención de la emergencia. 

Calderón dijo que estas inundaciones son muestra “de las alteraciones severas en la temperatura promedio de la Tierra” que está provocando el cambio climático. 

En Tabasco “ha sido el mayor temporal de lluvias en la historia”, afirmó el mandatario. “Mucho mayor al temporal de lluvias de hace tres años”, cuando la capital estatal, Villahermosa, de 650.000 habitantes, quedó parcialmente sumergida por las aguas, añadió. 

El gobernador de Veracruz, Fidel Herrera, aseguró a periodistas que al menos 79 localidades de ese estado permanecen anegadas.
Fuente:  Agencia AFP

Tras terremoto en Nueva Zelanda un temporal podría provocar más destrucciones

Un temporal podría provocar nuevas destrucciones este domingo en la ciudad neozelandesa de Christchurch, tras el terremoto del sábado y unas 30 réplicas que volvieron a amenazar a habitantes y construcciones ya dañadas.
El violento sismo, el más fuerte registrado en este país en los últimos 80 años, causó enormes daños materiales en la madrugada del sábado en Christchurch, cuyas casas “se bamboleaban como si fueran de gelatina”, según testigos, pero no causó ninguna víctima mortal.

A pesar de la magnitud de los destrozos, sólo dos personas sufrieron heridas graves en esta ciudad de unos 340.000 habitantes.

Si bien para el ministro de Defensa Civil, “tuvimos muchísima suerte de que no hubiera muertos”, expertos consideran que el estricto cumplimiento de las normas de prevención en materia de construcciones, tanto al construirse nuevos edificios como al renovarse los más antiguos, permitió evitar que hubiera numerosas víctimas.
Tras el terremoto, los vientos de hasta 130 kilómetros por hora pronosticados para la noche del domingo y las fuertes lluvias previstas para el lunes, podrían “causar nuevos daños en construcciones ya deterioradas”, indicó en la mañana del domingo la seguridad civil.
“La lluvia probablemente provoque inundaciones”, puntualizó.
En las últimas 24 horas, unas 30 réplicas tuvieron lugar en Christchurch y su región, incluso una de magnitud 5,4. Estas réplicas se repetirán durante varias semanas, estimó la seguridad civil, para quien la situación seguirá siendo peligrosa para habitantes y construcciones.
Más de 200 personas pasaron la noche en centros especiales y cientos más durmieron en casas de amigos, mientras que el Ejército de Salvación afirmó haber dado de comer a unas mil personas.
El centro de la ciudad permanecía cerrado el domingo y equipos de inspectores recorrían las calles llenas de escombros para evaluar el estado de los edificios y decidir si debían ser evacuados o no.
Las autoridades declararon el estado de emergencia en la ciudad y advirtieron a los habitantes que no se acerquen a los edificios que sufrieron daños por temor a nuevos derrumbes.
Un toque de queda fue decretado de 19H00 a 7H00 locales en la parte más céntrica de Christchurch y el ejército se desplegó para ayudar a la policía en tareas de socorro y tendientes a evitar posibles saqueos.
El movimiento telúrico, que se sintió en la Isla del Sur y la Isla del Norte, fue el más destructor registrado en Nueva Zelanda desde el sismo de 1931 en la Bahía de Hawke, que mató a 256 personas.
Nueva Zelanda se encuentra en el “Cinturón de fuego”, en el límite de las placas tectónicas de Australia y el Pacífico, y sufre unos 15.000 temblores anuales. Casi todos los días se produce un movimiento telúrico de una magnitud de 4,0 o superior.

¡Los vientos no detendrán su marcha! ¡Dios cabalga sobre ellos en Justicia!

Huracán Earl mantiene su fuerza en avance frente a costa este de EEUU

El huracán Earl se desplazaba el viernes por el Atlántico frente a la costa este central de Estados Unidos tras sacudir una barrera de islas en Carolina del Norte (sureste) con poderosos vientos y olas, dijo el Centro nacional de Huracanes (NHC).

A las 12H00 GMT, los vientos del huracán Earl alcanzaban los 165 km/h y su centro se ubicaba a 205 km al este-noreste de Cabo Hatteras, Carolina del Norte y a 64 km al sur-suroeste de Nantucket, Massachusetts.

Una advertencia de huracán estaba vigente desde Carolina del Norte y el límite con Virginia hacia el norte hasta Nantucket, Massachusetts.

El huracán se traslada hacia el nor-noroeste a una velocidad de 30 km/h.

“Earl es un huracán categoría dos en la escala Saffir Simpson”, que mide la fuerza de los vientos, dijo NHC.

“Se irá debilitando lentamente en las próximas 24/36 horas (…) pero seguirá siendo un huracán grande cuando se aproxime al sureste de Nueva Inglaterra” en la noche del viernes, dijo el organismo.

Detrás de Earl se desplaza la tormental tropical Fiona, con vientos máximos de 85 km/h, y amenaza en su rumbo al archipiélago de Bermudas, señaló el NHC.

“El centro de Fiona pasará muy cerca de Bermuda esta tarde o en las prímeras horas del sábado”, dijo el centro de huracanes.

La temporada de huracanes en el Atlántico norte se desarrolla durante seis meses, entre junio y noviembre, y el punto alto de la estación se ubica entre septiembre y octubre, cuando se forma el mayor número de ciclones.

Fuente: Globovision