Suiza

UNA CIUDAD EUROPEA QUE INVOCA AL PRÍNCIPE DE LA MUERTE

Zúrich apoya el ‘turismo suicida’

El 80% rechaza una iniciativa que pretendía acabar con la asistencia a la muerte digna, vigente en Suiza desde 1941.
Los votantes en la ciudad suiza de Zúrich rechazaron este domingo las propuestas para prohibir el suicidio asistido y el llamado ‘turismo suicida’, descartando la posibilidad de impedir que los extranjeros viajen a Suiza para recibir ayuda con la que poner fin a sus vidas.
Las primeras proyecciones indicaron que los electores habían rechazado ambas iniciativas en referendos locales por un 80% de los votos, dijo la agencia suiza SDA. Cerca 200 personas anualmente se suicidan con ayuda en Zúrich.
El suicidio asistido está permitido en Suiza desde 1941 si se practica por una persona que no sea médico y no tenga un interés personal en la muerte. La eutanasia, o la “muerte por compasión”, solo es legal en Holanda, Luxemburgo, Bélgica y el estado de Oregón, en Estados Unidos.
Muchos enfermos terminales extranjeros –particularmente de Alemania, Francia y Reino Unido– viajan a Suiza a suicidarse, aprovechando de las leyes suizas que están entre las más liberales del mundo en este tema.
Sin embargo, un aumento del número de extranjeros que busca poner fin a sus vidas, y un estudio que concluyó que cada vez hay más personas que buscan un suicidio asistido en Suiza sin tener enfermedades terminales, han provocado un acalorado debate.
El Gobierno suizo ha dicho que está estudiando cambiar la ley sobre el suicidio asistido para asegurarse que solo se utilice como el último recurso en las enfermedades terminales, y limitar el ‘turismo suicida’.

Intolerancia étnica: Suiza se suma a los “nacionalismos machistas” de ultraderecha

Sexismo contra la inmigración.

El ultranacionalista Partido Popular Suizo (SVP, en sus siglas en alemán) ha rizado el rizo con una campaña contra la imigración que tiene un claro tufo machista.

En la campaña en cuestión, que ha soliviantado a buena parte de la tranquila suiza, se ven dos fotos: en la primera se ve a cuatro mujeres desnudas, cuatro bellezas con las medidas perfectas, a punto de bañarse en el lago Zyrich. Al lado, otra foto muestra a un grupo de mujeres inmigrantes, se supone que bañándose en el mismo lago. En este caso llevan el agua al cuello, pañuelos y son bastante más mayores que sus vecinas suizas. 
Según el texto que acompaña a las fotografías, la primera foto está tomada en 2010. La segunda foto es un viaje al futuro: al año 2030. Así sera Suiza según el SVP, un partido de claro tinte xenófobo y ultraconservador pero que cuenta con 64 escaños en la Asamblea federal suiza y obtuvo un 29% en las pasadas elecciones.