Huracán Agatha

Guatemala: Agatha y el volcán Pacaya causaron el agujero

El agujero de 30 metros de profundidad que se tragó una casa de tres pisos en la capital guatemalteca pudo haber sido consecuencia de una “carga excesiva” de agua en el suelo, causada por las lluvias de la tormenta Agatha y la arena de una erupción volcánica , dijeron las autoridades. 

El colapso del terreno, ocurrido el fin de semana en medio de la tormenta que dejó 156muertos en el país, abrió un agujero de 21 metros de diámetro y 31 metros de profundidaden medio de la ciudad, pero no hubo víctimas porque la casa estaba deshabitada en ese momento. 

“Es posible que exista alguna conexión entre la excesiva recarga hidráulica del sistema de drenajes y el ingreso de arena volcánica” de la erupción del volcán Pacaya el jueves pasado, señaló la estatal Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) en un comunicado.

Conred indicó que “la información disponible hasta el momento, no permite establecer la condición del sitio previo a la recarga de agua proveniente de la tormenta”, debido a que aún hay mucha agua acumulada en el área.

La Conred, que investiga las causas del fenómeno, impuso una zona de restricción de 100 metros en el lugar y autorizó el ingreso a los sólos habitantes de casas vecinas que necesitan sacar bienes personales.

“Esta investigación se realiza por medio de un radar de penetración terrestre. Se espera reconocer las condiciones del subsuelo, con énfasis en determinar la estabilidad del terreno y de esa manera confirmar la extensión de la zona preventiva”, agregó el ente. 

Los geólogos también buscan determinar las condiciones en que se encuentra un colector de aguas servidas para establecer si es posible o no reconstruir en la zona. 

‘Agatha’ sume a Guatemala en una “tragedia económica”

La tormenta tropical Agatha ha cambiado el rostro de Guatemala en apenas dos días. Miles de infraviviendas destruidas, destrozos en las infraestructuras del país y, sobre todo, los muertos. De las 179 víctimas mortales que las lluvias y los vientos huracanados han dejado en Centroamérica, 152 eran guatemaltecos.
El presidente Álvaro Colom calificó ayer la situación en Guatemala como una “tragedia humana, social y económica”, y llamó a la solidaridad nacional para iniciar la etapa de reconstrucción.
Antes habrá que reconstruir la moral del país. Los guatemaltecos ni siquiera se habían repuesto del susto que causó el pasado jueves la violenta erupción del volcán Pacaya, situado a 50 kilómetros al sur de la capital, cuando Agatha se abatió sobre su territorio.
La tormenta también ha dejado muertos en otros países. En Honduras, 17, y en ElSalvador, una decena y dos desaparecidos, según datos provisionales.

La comunidad internacional ya ha empezado a aprobar las primeras ayudas para los damnificados por la tormenta. En Bruselas, la Comisión Europea decidió ayer destinar tres millones de euros paraayuda de emergencia a “las víctimas más vulnerables” de esta catástrofe. Este dinero debería servir para socorrer a unas 100.000 personas necesitadas con alimentos, agua potable,refugios y asistencia sanitaria, informó la Comisión en uncomunicado.

Sólo en Guatemala, los damnificados se elevan ya a 42.286, según datos de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres de Guatemala (Conred). En total, 124.835 personas han tenido que ser evacuadas y 64.383 están refugiadas en albergues. Más de 20.000 viviendas han resultado dañadas por el fenómeno natural.

CRÁTER SIMBÓLICO

Huracán “Agatha” provoca enorme cráter en Guatemala

El paso del huracán “Agatha” por Guatemala no sólo ha dejado una estela de cien muertos, sino que, además, un enorme cráter en medio de Ciudad de Guatemala.
El fenómeno se produjo en San Antonio, un popular barrio al norte de la capital guatemalteca, debido a la saturación del sistema de drenajes. El saldo fue dos personas fallecidas, una desaparecida y 720 evacuados.
El agujero tiene 40 metros de diámetro y 150 de profundidad y cobró la vida de los hermanos Irma Yolanda (18 años) y David Soyos (16) y dejó desaparecido a Domingo (54), el padre de ambos.
Fuente: lanacion.cl


Pauta Profética:

Hasta hoy Guatemala fue víctima de vientos políticos, económicos y particularmente religiosos que estuvieron haciendo estragos en la vida de los hijos escogidos de Dios. Dichos vientos provocaron que las bocas del abismo se estuvieran tragando a miles. Hoy el Señor se está parando sobre Guatemala y le grita a sus escogidos (los que portan los utensilios santos) que salgan de toda Torre de Babel que activó los cielos sólo para la fama de unos pocos y no para elevar en promoción a los habitantes de esa nación.

Muchos “santuarios” religiosos sólo crearon fama a nombres humanos y no al Eterno que los creo. Esos lugares se convirtieron en antros del hedonismo que dejaron a Cristo golpeando afuera. Hoy Él mismo está llamando a fin de encontrar iglesias que quieran retornar al diseño verdadero y lo quieran dejar entrar a cenar un banquete suculento que Él mismo les ha preparado.

El Mesías se ha colocado en el centro mismo de la capital guatemalteca y sacará a luz todo lo que estaba oculto en las profundidades del abismo a través del liderazgo político de esa nación.  El gobierno actual tenía enterrados pactos masónicos e Iluminatis por medio de los cuales se estaba llevando el oro producido por el sudor de cada guatemalteco a “sacos” extranjeros elitistas. Este evento natural es un instrumento del juicio sobrenatural que obligará a dirigir todos los recursos de la nación a las manos de los que menos tienen. 

¡Los verdaderos apóstoles y profetas de Guatemala comienzan a levantarse desde ahora! Cubramos sus vidas con intercesión ya que sus nombres no se encuentran iluminados por neón (luces artificiales de espectáculos humanos) sino por la Luz Infinita y Creadora que los ha escondido hasta hoy entre las ovejas y detrás de ellas serán llamados para restaurar el tabernáculo caído de David.

¡Bendecimos Guatemala y la declaramos libre de todo exilio babilónico!

P.A. David NesHer

Ataca ‘Ágatha’ a Centroamérica

Por: AP/GUATEMALA, GUATEMALA.-

… Y EN MÉXICO CONTINÚA LA VIGILANCIA DE LAS COSTAS
Guatemala, Honduras y El Salvador enfrentaban una dura crisis ayer debido a los estragos causados por la tormenta tropical “Ágatha”, que habría dejado hasta el cierre de la edición al menos 99 muertos en total en los tres países. 



Las tres naciones declararon estados de excepción, los cuales les permitirán movilizar recursos más rápidamente en las tareas de rescate y reconstrucción tras los estragos provocados por las torrenciales lluvias que comenzaron el viernes por la noche.


“En total tenemos 82 fallecidos (en Guatemala) por las lluvias más una persona que murió a causa de la erupción el jueves”, dijo el vocero de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), David de León.

De León indicó que hay 53 desaparecidos y 111 mil 964 evacuados debido a la tormenta.
El jueves un volcán cercano a la capital hizo erupción y descargó una nube de ceniza sobre Ciudad de Guatemala.

En tanto, el presidente salvadoreño Mauricio Funes, dijo que en su país ya hay nueve muertos por las lluvias, mientras que su colega hondureño Porfirio Lobo informó que los fallecidos en Honduras suman ocho y nueve los desaparecidos. Lobo declaró ayer una emergencia nacional.

Cifras oficiales preliminares en ese país señalaron que 2 mil 256 personas fueron evacuadas, 2 mil quedaron damnificadas, 2 mil 295 están en albergues habilitados en centros escolares y hay 505 casas dañadas. Se reportan 52 carreteras afectadas y 21 tramos totalmente destruidos.

Según la Comisión Permanente de Contingencias, la mayoría de los daños en Honduras se registra en la zona Sur.
“Ágatha”, la primera tormenta de la temporada de huracanes de 2010, se degradó a depresión tropical al llegar a zonas montañosas la madrugada de ayer, pero las lluvias continuarán, según informes de las autoridades.
El número de muertes podría ser mucho mayor de lo oficialmente reportado, ya que decenas de personas se han comunicado a emisoras locales y publicado mensajes en redes sociales de Internet para reportar más aludes en los que habría más muertos.
En San Antonio Palopó, una localidad ubicada a 65 kilómetros al Oeste de la capital guatemalteca en el turístico lago de Atitlán, hay al menos 13 personas fallecidas, informó el alcalde de esa población, Andrés Cúmez, a radio Emisoras Unidas.
Esa misma emisora reportó nueve muertos más en dos aludes en Chichicastenango, al Noroeste de Ciudad de Guatemala. Indicó que un alud cayó sobre unas 30 casas y que hay siete desaparecidos
El deteriorado estado de las carreteras le imposibilita a los cuerpos de socorro.

A pesar de que la lluvia cesó en el Noroeste de Guatemala, la cantidad de agua que baja de las montañas hizo que se desbordara el río Motagua e inundara al menos 19 comunidades fronterizas con Honduras.

Los daños por las lluvias en Guatemala se sumaron a las más de 800 casas dañadas y 2 mil personas evacuadas por la erupción el jueves del volcán de Pacaya, que dejó caer arena sobre la capital guatemalteca y piedras sobre las aldeas en sus faldas.
 EL UNIVERSAL
La tormenta tropical “Ágatha” se disipó ayer en territorio guatemalteco aunque mantiene categoría de “peligrosa”. En Chiapas dejó daños en viviendas y en algunas carreteras, además obligó el desalojo de 291 personas que ya retornaron a sus casas en los municipios fronterizos de Suchiate, Mazatán y Motozintla, luego que las autoridades estatales levantaron la alerta amarilla.
Sin embargo, Protección Civil informó que se vigilan las regiones de la Costa, Soconusco y Sierra, donde el Servicio Meteorológico Nacional pronosticó para las próximas horas lluvias intensas y oleaje elevado en la costa.

Según el Servicio Meteorológico habrá lluvias torrenciales en Chiapas; intensas en Tabasco; fuertes en Quintana Roo; moderadas en Campeche, Nuevo León, Tamaulipas y Veracruz; y ligeras en Chihuahua, Coahuila, Hidalgo, Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí, Tlaxcala y Yucatán.

La coordinadora de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, Laura Gurza, recorrió el municipio de Suchiate, donde se desbordó el río que limita con Guatemala causando inundaciones en la colonia 26 de Julio. Otros ríos de la zona, como el Cahuacán, Coatán, Huixtla y Vado Ancho normalizaron su cauce debido a que dejó de llover desde la mañana de ayer.

El sábado, las autoridades reportaron numerosas inundaciones y encharcamientos en municipios de Chiapas fronterizos con Guatemala, debido a la crecida de los ríos por las intensas lluvias que acompañaron a la tormenta tropical, pero al disminuir las precipitaciones las aguas tomaron su cauce normal.

El director del Instituto de Protección Civil, Luis Manuel García Moreno, informó que personal del estado reparaba algunos derrumbes que bloquearon los caminos de Motozintla, Tapachula, Cacahoatán y Unión Juárez.
 VIGILAN ESCURRIMIENTOS En Quintana Roo, Protección Civil del estado informó que se monitorean los ríos de la región ante posibles escurrimientos de la sierra guatemalteca de El Petén, donde “Ágatha” aún afectaba con fuertes lluvias y vientos.

La tormenta azotó por 2 días los territorios de El Salvador y Guatemala, con lluvias intensas y vientos de hasta 130 kilómetros por hora, causando muertos y desaparecidos por la crecida de los ríos, inundaciones y derrumbes.

“Ágatha” fue el primer fenómeno meteorológico programado para la zona del Pacífico. Oficialmente la temporada de huracanes en el Atlántico inicia el 1 de junio, para concluir el 30 de noviembre, y las autoridades esperan que sea tranquila, aun cuando para este año se prevén 15 sistemas tropicales, de los cuales siete serían tormentas tropicales y ocho huracanes.

Por su parte, el presidente Felipe Calderón expresó la solidaridad del pueblo mexicano al presidente de Guatemala, Álvaro Cólom, por la pérdida de vidas y manifestó la voluntad de colaborar para hacer frente a esta situación, por lo que instruyó a diferentes dependencias del Gobierno Federal a brindar apoyo y auxilio a Guatemala.

Parte 1
Parte 2

¡CONTINÚAN LOS ESPÍRITUS DE LOS VIENTOS EN GUERRA CON LOS DE LAS AGUAS!

El Salvador confirma más 10.000 evacuados e impacto de Agatha en todo el país
Un total de 10.335 personas tuvieron que ser evacuadas en El Salvador debido a las lluvias asociadas al ciclón tropical “Agatha”, que tienen un 95 por ciento de las carreteras nacionales afectadas, mientras Protección Civil mantiene la cifra de víctimas en nueve muertos y dos desaparecidos.

“Se mantiene el dato de tres personas lesionadas, dos desaparecidas y nueve personas fallecidas, y evacuadas son 10.335 personas”, declaró el director de Protección Civil, Jorge Meléndez, en el último balance de la situación.

“La situación de impacto es bastante generalizado y eso nos lleva a determinar la necesidad del uso de los recursos del Gobierno de manera expedita”, aseguró Meléndez, quien señaló que se mantiene la emergencia nacional y la alerta roja decretada por el presidente Mauricio Funes para atender rápidamente las emergencias.

Afirmó que se reportan 97 viviendas afectadas y 11 destruidas, y que han sido habilitados 198 albergues.

Señaló que a orillas del río Lempa, que recorre el país entre el centro y el oriente, las descargas de una represa y las lluvias causaron inundaciones que afectaron a unas mil familias, “un poco más de 6.000 personas”, dijo.

También se cuentan otras 41 inundaciones en todo el país.

Por su parte, el ministro de Obras Públicas, Gersón Martínez, informó de que “el 95 por ciento de las carreteras presenta interrupciones parciales. El sistema de carreteras en El Salvador en las zonas montañosas o que tienen laderas es de riesgo”, dijo.

Detalló que hay cinco interrupciones totales en rutas de mayor circulación, entre ellas, una de las que conduce a Guatemala a través del Puente Arce, que comunica a ambos países en el departamento occidental de Ahuachapán y “está cuarteado”.

Un funcionario de la Aduana en el lugar confirmó a Efe que está suspendido el paso de vehículos y que los están desviando por una ruta alterna. Por ese punto, indicó, circulan “cientos” de automóviles de carga a diario.

En total, hay 330 puntos afectados en la red viaria del país y se llevan a cabo trabajos en 244, donde cuadrillas de trabajadores despejan las zonas cubiertas por deslizamientos de piedra y lodo, añadió Martínez.

Con la emergencia nacional, las autoridades han previsto la movilización de funcionarios e integrantes del sector privado para atender emergencias, la suspensión de las clases y la disponibilidad de unos 2,3 millones de dólares.